Está en la página 1de 3

Violencia contra la mujer

INEI: 68% de las mujeres ha sufrido violencia física, sexual o psicológica. La cifra es menor en dos puntos
respecto a los 2015 y seis puntos menores en relación a los últimos 5 años. El Instituto Nacional de
Estadística e Informática (INEI) reveló que en el Perú, el 68,2% de las mujeres han sufrido violencia
física, sexual o psicológica en el 2016. Pese a lo elevado del porcentaje, dicha cifra es menor en dos
puntos respecto a los 2015 y seis puntos menores en los últimos 5 años, lo que revela una tendencia a
la disminución. Aníbal Sánchez, jefe del INEI, precisó que “(la cifra de violencia a la mujer) ha venido
reduciéndose, de tasas superiores del 70%. En el año 2016 el 68% de mujeres fueron violentadas por
su pareja o esposo y la violencia psicológica es la que más afecta”. El INEI informó que las regiones con
mayor número de casos de violencia contra la mujer son: Ica, Piura, Apurímac y Cusco. La encuesta
reveló que la violencia psicológica fue declarada con mayor frecuencia con un 64:2%, seguida por la
violencia física, 31.7%, y la violencia sexual con un 6.6% El sondeo arroja que en un 44,1% de los casos,
las víctimas de violencia buscaron ayuda en personas cercanas como sus familiares. El 35.7% acudió a
la madre, el 19:2% a alguna amiga o vecino, el 18% a la hermana y el 16.2% al padre. Al respecto,
Sánchez indicó que hay que ir generando un proceso educativo para realizar las denuncias, pues las
acusaciones no hechas generan impunidad.

Durante su último discurso en la ciudad de Trujillo, el Sumo Pontífice pidió luchar “contra una plaga
que afecta el continente: los casos de feminicidio”. El papa Francisco se despidió de la ciudad
de Trujillo con un pedido: detener la violencia contra la mujer en la región. “Quiero invitarlos a luchar
contra una plaga que afecta a nuestro continente americano: los numerosos casos de feminicidio”, dijo
durante la Celebración Mariana. Según cifras oficiales del Ministerio de la Mujer y Poblaciones
Vulnerables (MIMP), en Perú al día se reportan 11 casos de violencia de pareja. La tasa más alta se
registra en Lima. Sin embargo, muchas de estas situaciones no salen a la luz. “Hay muchos casos que
quedan silenciados detrás de tantas paredes”, explicó Francisco. En nuestro país el 85% de los
feminicidios y las tentativas son cometidos por la pareja o expareja de la víctima, según cifras de los
Centros de Emergencia Mujer (CEM) del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP).
Desde enero hasta diciembre del 2017 se perpetraron 121 casos en todo el país y las tentativas de
feminicidio alcanzaron las 247. Ocho de cada diez hechos de violencia se produjeron en un lugar
íntimo.

“Los invito a luchar contra esta fuente de sufrimiento pidiendo que se promueva una legislación y una
cultura de repudio a toda forma de violencia”, agregó. En 2015, se aprobó la Ley 30364, Ley para
Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres y los Integrantes del Grupo Familiar, que
obliga a las autoridades a proteger a las víctimas. Sin embargo, la violencia ha ido en aumento. En 2017
se cometieron 32% más feminicidios en relación al 2015, según reportó RPP Noticias en noviembre
pasado. En 2016, la cifra bordeó los 382 casos de femincidio. De acuerdo a cifras del MIMP y del
Ministerio Público, las mujeres entre 18 y 35 años son las más vulnerables a morir en manos de sus
parejas o exparejas. Solo en 2017, 66 mujeres entre esas edades fueron víctimas de feminicidio y 110
se salvaron de ser asesinadas.

Según información del MIMP, las principales regiones en donde se reportaron estos casos en 2017
fueron Lima Metropolitana (31 feminicidios y 75 tentativas), Arequipa (12 feminicidios y 25 tentativas),
Junín (7 feminicidios y 15 tentativas) y Cusco (6 feminicidios y 13 tentativas). En su su mayoría las
víctimas fueron mujeres entre 18 y 35 años (90,5%), niñas y adolescentes (5,7%) y adultas mayores
(3,8%).
UNA GRAN CANTIDAD DE INICIATIVAS DE LEY PERMANECE EN LAS COMISIONES DEL
CONGRESO A LA ESPERA DE CORRECCIONES Y DEBATES.
"El premier (César Villanueva) ha manifestado que en 20 días el Gobierno aprobó el Plan Nacional de
Integridad y Lucha Contra la Corrupción. Extraordinario, pero necesitamos esa misma determinación,
eficiencia y rapidez para combatir la violencia contra la mujer, contra los niños y la violencia sexual",
escribió la presidenta de la Comisión de la Mujer y Familia del Congreso, Cecilia Chacón, tras el debate
para otorgar el voto de confianza al primer Gabinete Ministerial de Martín Vizcarra. Si bien el propio
Villanueva admitió como error el no haber sido más específico en las medidas que tomará el Ejecutivo
contra la violencia hacia la mujer, en el Congreso tampoco se ha visto mayor avance en una legislación
al respecto, ya sea a nivel de penalizar las agresiones y el feminicidio, o a modo de prevención.
Sucede que, a través de la labor de diversas comisiones como la de Mujer y Familia, Justicia y
Constitución, el Parlamento ha evaluado y ha puesto en agenda al menos unos 29 proyectos de ley
relacionados a temas de violencia contra la mujer y delitos por temas de género. Casi el 90% de estas
iniciativas sigue esperando ser aprobado por el pleno.

Lo que se aprobó
El actual Congreso, desde junio del 2016 hasta la fecha, ha aprobado tres leyes relacionados con la
violencia contra la mujer. El primero de ellos, el 30609, que elimina beneficios penitenciarios para
aquellas personas sentenciadas por delitos como homicidio o lesiones graves con el agravante de
haber tenido como víctimas a mujeres por su condición como tales. El segundo proyecto que obtuvo
la aprobación del pleno fue el 30709 que acumula tres proyectos de diferentes bancadas y prohíbe la
discriminación remunerativa entre hombres y mujeres. Por último, está la ley 30710 que amplía los
efectos de la 30609 (eliminación de beneficios penitenciarios) para sentenciados por lesiones leves
contra mujeres. Las bancadas que estuvieron detrás de la presentación de estas iniciativas fueron el
Frente Amplio en la 30609, Peruanos por el Kambio, Alianza para el Progreso y el Frente Amplio con la
30709 y, en conjunto, Fuerza Popular y Nuevo Perú con la ley 30710.

Hay, al menos, unos 26 planteamientos de diversas bancadas que tratan sobre violencia contra la
mujer que están a la espera de poder avanzar y llegar al pleno del Congreso. El Apra ha presentado
tres iniciativas que buscan modificar los artículos del Código Penal referidos a la violencia contra la
mujer y que buscan volver más severas las sentencias contra los agresores. El Frente Amplio ha
planteado seis iniciativas, de las cuales cinco siguen en el tintero, incluyendo la Ley de Identidad de
Género que permanece en la Comisión de la Mujer y Familia a la espera del debate. La prioridad de
sus proyectos es elevar las penas en delitos contra la mujer y buscar que el INPE, Ministerio de Salud
y Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables tomen acciones concretas como participar en el
registro de casos de violencia e informar sobre los avances en la aplicación de la ley para prevenir la
violencia contra la mujer.

La mayoría fujimorista tiene 12 proyectos todavía en trámite. Uno de ellos incluye la modificación que
aprobó el Congreso y que fue observada por el ejecutivo para eliminar la palabra "género" del decreto
1323 que fortalece la lucha contra el feminicidio, la violencia familiar y la violencia de género. Algunas
propuestas de Fuerza Popular mencionan nuevas causales para la pérdida de patria potestad por casos
de violencia familiar, una ley para garantizar que las mujeres que denuncien agresiones sean atendidas
por personal femenino especializado, la creación de brigadas de paz familiar y una ley que garantiza el
pago de reparación civil en casos de violencia contra la mujer. Nuevo Perú todavía espera que se
debata una ley de fortalecimiento del registro nacional de condenas para trabajo con niños, niñas y
adolescentes, mientras que Peruanos por el Kambio tiene tres iniciativas en cola, incluyendo una para
fortalecer la lucha contra los crímenes de odio y discriminación y otra que elimina la terminación
anticipada y confesión sincera ante casos de feminicio y su respectiva tentativa.

Incluso congresistas no agrupados tienen proyectos relacionados a la violencia de género y contra las
mujeres paralizadas. Aquí encontramos dos iniciativas que promueven la igualdad ante la ley en razón
de la orientación sexual o identidad de género y la incorporación del Registro de Casos de Violencia
contra las Mujeres al Ministerio de Salud.

Trabajar hacia la igualdad

"El Ejecutivo puede brindar propuestas y marcar lineamientos, pero el Congreso tiene como función
principal el legislar y, si ves las normas que han aprobado, son mínimas con relación a todos los
aspectos que hacen falta propiciar para combatir la violencia contra la mujer", comentó a El Comercio
la abogada penalista Rommy Chang. Incluso a nivel de los proyectos que no han sido aprobados y
siguen en compás de espera, la especialista consideró que los parlamentarios se están enfocando más
en medidas "populistas" como la mayor sanción contra agresores, cuando en realidad se debe realizar
un trabajo entre todas las instancias de poder.

"Creo que la línea legislativa que se viene siguiendo con esos proyectos no es la más eficiente y va a
generar más desigualdades. No se debe buscar solo favorecer a la mujer, sino promover la igualdad.
Por ejemplo, la Corte Suprema ha interpretado que la única persona que puede cometer un feminicidio
es un hombre. Por este tipo de cosas, las normas penales deben ser el último recurso y no el más
utilizado para combatir la violencia de género", añadió Chang Kcomt. El abogado penalista Vladimir
Padilla opinó de manera similar, señalando que la respuesta ante los agresores de mujeres no debe
ser penal, sino educativa. "Muchos pensaron que al implementar el feminicidio se reduciría la
violencia, y más bien parece que hay más casos. La verdadera protección hacia la mujer pasa por
políticas educativas y por inculcar la igualdad desde el colegio", comentó el analista, quien lamentó
que el trabajo legislativo, y tampoco del Ejecutivo, haya tomado esa dirección.