Está en la página 1de 144
CURSO DE : DERECHO LABORAL’ ** VOLUMEN 1 EL SALARIO. EDICIONES IDEA MONTEVIDEO COS) s OBRAS JURIDICAS DEL MISMO AUTOR "EL Derecho Rural Uruguayo", 1942, ~ "tes Convenios lnteroacionales det Trubaj "La reglamentactén “Régimen de Mjaciés de salaros por COPREN*, 1974, "Los principios 4-1 derecho d "Curso de Derecho Laborat abajo”, 1975, 7 AVOL I troduccén at Derecho det Trabajo, 1976 7.1, Vol. Ht Parte general, 1977, EDITORIAL WEA SRL. Siméa Bolivar 1190 - Tet. 731985 Montevideo, Uruguay Derechos Reservados. APES ee act pata choi salto riemed iti sitter ene: CONTENIDO DE ESTE VOLUMEN 1. Plan). Como lo indicdramos al comienzo del volumen anterior de este mismo tomo del Curso, el presente volumen lo dedicaremos al tema del salario, Hace ya mas de 37 afios publicamos un extenso estudio sobre "El salario en el Uruguay", que en muchos aspectos conserva su vigencia (1), Este libro para encuadrarse en las proporciones y finalidades del Curso seré mucho mas breve que aquél y naturalmente procurara estar do, incorporando no Slo las modificaciones del derecho positive sino también las ricas aportaciones doctrinarias producidas en estos siete lustros, muchas de las cuales se recogieron en el importante libro "El salario" que ha generado nuestra profunda gratitud por haber tenido el inmerecido y abrumador honor de que se publicara en nuestro homenaje en el afio 1987 (2) En consecuencia, divi dedicadas a exponer la ni (1) América Pli Rodrigues. "El salario en el Uniguay” (2 tomos). Biblioteca de Publicaciones Oficiales de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad & Montevideo. Sec. II N* L3OCKIIl. Montevideo 1956, En adelante serd citado como “El salaro en el Uruguay’ (2) "El salario®. Estudios en homenaje al profesor Américo Plé Rodrigue. Ediciones Jutidicas Amalio M. Feméndez. Montevideo 1987. En adelante seri citado como "EL salar” HOR ser 1 NOCION 2. (Desarrolio del tema). La primera seccién destinada a: exponer la nocién de salario, comprenderé cinco temas ‘que estudiaremos " sucesivamente: la denominacién, 1a definicién, ta morfologia, la naturaleza juridica y las variedades, 3. (Denominacion). Ls expresin salario es la que ha predominado netamente pari aludir a lo que percibe el trabajador como consecuencia de su trabajo, aunque se han izado varias ot po. lizaado otras denominaciones, pero sueldo se refiece al ingresc jomal_a Ja retribucién-diaria itdia.o por hora. yn también se siguen_use pero, a diferencia de las anteriores, con un sentido bien emplio. Por lo general, se utilizan cuando se quiere enfatizar el caracter gic’>! de los ingresos del trabsjador, incluyendo aquellos que no provienen det empleador 0 que no se perciben mensualmente sino por periodos més dilatados. En rigor, equivalen a salario pero se suelen usar menos y normalmente se recurre a ellas cuando se quiere poner de relieve la amplitud del conéepto. La locucién salario no sélo es Ia més usada, sino la que se suele utilizar en expresiones compuestas como salario minimo, salario vital, salario nominal, salar real, etc con un sentido algo distinto, Asi el vocal mensual fijo percibido por los empleados 4. Definicién) La palabra salario responde siempre a la idea de una’ remuneracin salario, se alude a una relacién de cambio entre un trabajo y un precio con el cual se remuriera ese trabajo. Ese esquema central -la idea del cambi un trabajo y por el otro, de una remuneraci es el signo comiin a todas las defiiciones. existencia por un lado de que se paga por ese trabajo- Las diferencias -mas alla del grado de acierto o felicidad de la formula engontrada- provienen del deseo de precisar cada uno de los elementos de la ~felacién: el concepto de trueque o correspondenci tipo de retribucién. Si uno examina el problema en perspectiva historica, advierte una clara tendencia hacia el ensanchamiento y la amplificacién en cada uno de e508 tres elementos. Con respecto @ lo primero -la idea del trueque- se procura ampliar el concepto dé relacién, no exigiendo una correspondencia estricta, paralela y materia, al estilo de un aparato de taximetro; sino de una equivalencia general en el conjunto. Como consecuencia de la prestacién de una serie de tafeas se obtienen una serie de ventajas, sin que pueda buscarse una correlativided particular entre cada tarea y cada ventaja o entre cada ‘momento en que se prestan servicios y cada momento en que se disfruta de eas ventajas. Com respecto a lo segundo -la indole del trabajo- se busca indicar que ha de tratarse exclusivamente. de trabajo o de trabajo puro (es deci mezclado con el aporte de materiales suministrados por el trabajadot) y Drecisar qué clase de trabajo puro es el que genera salario, Para algunos, él rer0s, para otros el de los obreros y trabajadores det para otros también el de los empleados, etc. La tendencia actual es a ensanchar este elemento para abarcar toda clase de “trabajo subordinado, es deci, prestado en virtud de una relacin de trabajo En la medida en que se extiende la aplicacién de la relacién de trabajo a nuevas. situaciones (profesionales liberates, -deportstas -profesionales, ~artistas, aviadores, ete.) se amplia correlativamente este elemento, Con respecto a lo tercero -la forma de la retribucién- se pretendi6 durante algin tiempo que debia tratarse de una remuneracién fja y prestada en dinero, La evolucién tendié también hacia las soluciones mis amplias para abarcar todo tipo de retribucién, fuera fija 0 variable, en dinero o en otras ventajas, siempre que estuviera vinculada con el otro polo de la relaciéa. Con esa preocupacién se exigié durante cierta época la condicién de normalidad y permanencia resultante del cardcter estable del trabajo, la clase de trabajo y el e | | esa-exigencia solo cabia en algiin:caso-dudoso Inciuso. que no era riecesario ‘quie pr tanto las legislaciones como la doctrina universal hicieron entrat la’ propina dentro del salario. Dentro del mismo’ proceso, se ‘admitieroit feu é trimestrales, semestrales 0 anuales.-.. hee E © sea, que Ia propensién hacia el enisanchamieinto” se produjo incesantemente en los'tres elementos en que hemos descompuesto el concepto basco. Frente ‘a esta firme. tendencia hacia la amplificacién, sélo podemos encontramos con alguna voz aislada como la de Vazquez Vialard (3) quien partiendo de ciertas precisiones de Gerard Lyon-Caen (4) puntualize que no cualquier beneficio que percibe el trabajador con motivo de la prestacién laboral, tiene cardcter salarial. En ese sentido, recuerda que hay beneficios psicolégicos (como la satisfaccion angja al “cumplimiento mis iadas, acceso a informacion, prestancia y prestigio que repercute en su personal, pequefios servicios que prestan las oficinas de la empresa, beneficios econémicos que por algunas caract como los de indole colect al servicio de comedor, subven empleados de la empresa, pago guarderia, entrega de los trabajadores, etc.) Esta observacién, en general acertada, sirve para eivaue gastos de una) , becas para el estudio de los hijos de | ales © atipicas 0 aluden- a beneficios que no econdmico 0 aunque lo posean, no son susceptibles de indivi Si tenemos en cuenta que en los tltimos dece considerable evolucién los tres elementos de la relacién a la que nos hemos referido; asi corno que en algunos casos se prefiere una forma si "Paris 1955 pigs 3 en cl rocientemente se diprobs of Decrsto 333193 del 3 de marzo de ° or considerarla més clara, podremos les motivos existentés para que las Podemos si enunciado: salar de trabajo. En esta definicion hemos Procurado recoger Ia idea de rel cambio ("que obtiene el trabajador como consecuencia de eu labor"), de trabajo al cual se refiere (“prestada en vrtud de una relacién de trabajo") y Ja forma’ més amplia de la retribucién (eonjunto de ventajas, ’. ‘os obliga a examinar dos problemas. Uno se refiere a dy permanencia que aparecen en muchas definiciones ¥ que nosotros hemos of Otro’ es el de saber si se ju: linico de salario cuando las normas en sus respectivos dominios fica la determinacién de un concepto *ontienen diversas definiciones validas 5. (Com. ¢Se requiere la normalidad y permanencia del beneficio?). Debemos explicar por qué hemos prescindido de les ttormalidad y permanencia que nosotros mismos habiamos in ro toro, original sobre salario (6). Recordamos que en estudioe eosteriores (7) nos cuestionamos tal inch en Reman gue obtener coma concn ds de una relacién de trabajo" (T. U pag. 12), Silber ered ex ed (2 Amico Pu Rode, “El Sorcepo de slr" Ponecia presenta 4 I Jonas Lglamean de Duco dl Taj celtads en Lina & cate as snes Deh Lawal gt S ) ie PLS Rodrig. “Sobe anc de slat en Cas) de Dit do “tla Edigao en homenagem a Evaristo de Moracs Filho. LTR Sao Paulo, 1983 Pag, 254. : i i (6) En El Salario en ef Uruguay, lo definiamos asi: “el conjunto de ventajas pormales y 10 mantuvimos esa exigencia para aquellos beneficios cuya naturaleza era controvertible. En ese momento, nos inclinamos por mantenerlas porque servian como indice ilustrativo del cardcter remuneratorio de la prestacion, en aquellos casos en que tanto puede tener carécter remunerativo como endo la conviccién de que estos extremos pueden servir de criterios discriminatorios, nuevas reflexiones nos llevan a dar un paso adelante: suprimir la referencia en.la definicién y ut iteri ivo es el de la gratificacién que tiene cardcter selarial cuando se origina en el trabajo pero no cuando detiva de hechos absolutamente ajenos al mismo, como ser el aniversario de la firma, un cumpleafios del dueio, algiin acontecimiento especialmente . feliz 0 fo del trabajador{Alli la normalidad y la permanencia sirve para su. naturaleza." Si son excepcionales, inusuales, extrafas, iprevisibles, debe suponerse que no se originan en el trabajo que es personal y constante, sino en alguna circunstancia extraordinaria que la icas, regulares, repetidas, previsibles, su propia cia muestra que se fundan.en la prestacion regular de de causa a efecto revela el cardcter remuneratorio 0 no de la partida. Si la causa es permanente (trabajo), el efecto también debe ser permanente (gratificacién remuneratoria y normal). Si por el contratio, el efecto es inusual y atipico (gratificacién excepcional), la causa también debe haber sido atipica o inusual, Con ello, queda en evidencia que no se trata de trabajo. La partida en tal caso, no es remuneratoria y por tanto, no es salarial Podria llegarse a conclusiones diferentes si se puede comprobar que existe alguna raz6n fundada, vinculada con el trabajo para justificar esa gratificacién excepcional. Por ejemplo: un esfuerzo especial del trabajador, nea intensificacion de tareas, una .pasajera acumulacion de tesis, la presuncién general derivada de la falta de periodicidad de la partida cede ante la evidencia de una causal concreta motivada en él trabajo. Tanto en el caso general como en la excepcion, se aplica el mismo criterio fundamental: es el paralelismo entre la tarea y el nota de normalidad y permanencia solo en aquellas situaciones -que son las menos- en que la a