Está en la página 1de 2

NOHLEN-TRILOGIA DEL SISTEMA POLITICO

Nohlen busca mostrar, de manera breve, la compleja interacción y determinación recíproca


que los

-Sistema electoral

-Sistema de partidos

-Sistema de gobierno

guardan entre sí.

Nohlen muestra como uno puede ver que normalmente se le considera a los primeros dos
sistemas (el sistema de gobierno y el sistema electoral) como suficientes para hacer
democracia y gobernar un país, y señala que se olvidan del SISTEMA DE PARTIDOS.

Sistema de gobiernos: un sistema de tipo parlamentario, o uno presidencial, o uno semi-


presidencial.

Sistema electoral: la representación proporcional o la representación mayoritaria.

Sistema de partidos: la historia social, política y cultural de cada comunidad y de cada


contexto específico en cuestión. No es una variable puramente institucional que pueda
tomarse como absolutamente independiente, ya que es también dependiente de factores socio
estructural e histórico. De ahí que el sistema de partidos tenga un rasgo esencial: el ser el
nexo entre la historia y la pura institucionalidad. Obviamente no debemos pensar, yéndonos al
otro extremo, que el sistema de partidos es únicamente dependiente, ya que la determinación
es recíproca entre los tres sistemas.

A partir de estas consideraciones previas, Nohlen aborda los diversos enfoques para
comprender el sistema político y la interacción de los sistemas que lo componen.

El primer enfoque es el normativo: El enfoque normativo posee una conexión importante con
la filosofía política, ya que busca el deber ser, lo ideal, el mejor diseño institucional, sin
importar el contexto histórico. En lo que al enfoque normativo en el sistema político se refiere,
tenemos las importantes contribuciones de Juan Linz. Linz sostiene que el parlamentarismo es
superior al presidencialismo independientemente del contexto histórico, es decir, a priori .
El segundo tipo de enfoque es el analítico. Se caracteriza por ser
fundamentalmente histórico-empírico. Lo que se busca es rescatar la contingencia que
caracteriza a cada situación y contexto específico. Muchas variables estructurales,
contextuales, sociales, históricas, culturales y políticas particulares entran a jugar un papel
decisivo aquí. El criterio de superioridad tiene que ver con el éxito de la adaptabilidad (el mejor
sistema es que se adapta, según Sartori) y no con una superioridad de tipo ideal.

Finalmente tenemos el enfoque que Nohlen llama operativo. El enfoque operativo debe
comprenderse a la luz de haber trazado una línea que diferencia a la política de la ciencia
política.

La idea aquí es que la realidad es bastante compleja y la ciencia política tiene que aislar
algunas cosas para poder hacer un tratamiento político del asunto. No basta únicamente tener
buenos diseños ideales o científicos, sino que se debe de tener en cuenta las estrategias
y relaciones de poder que rigen los cambios y reformas.

Nohlen dice:

El nivel operativo representa el nexo entre la Ciencia Politica como disciplina científica, y la
política concreta en toda su complejidad. Dentro del nivel operativo de pueden distinguir
además dos posturas en cuanto a la génesis de las instituciones políticas.

 Una postura asociada a un pensamiento social tecnológico que entiende a las


instituciones como el resultado de un diseño racional materializado a través de una
intervención más artificial
 Una postura relacionada a un entendimiento más evolucionista de la génesis y el
desarrollo institucional, influenciados ambos procesos por un sinnúmero de factores
que imponen resistencias y limitaciones a la implementación de diseños científicos por
más excelentes que estos sean.

Hay que tener en cuenta las relaciones de poder existentes, pues es sobre la base de ellas
que se decidirá la decisión de reformas y diseños institucionales, en última instancia, es una
decisión política y no un debate académico erudito de congreso o revista especializada.