Está en la página 1de 6

UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR

FACULTAD DE CIENCIAS ADMINISTRATIVAS


CARRERA DE ADMINISTRACIÓN PÚBLICA
ORGANIZACIÓN Y SISTEMAS I

NOMBRE Y APELLIDO: ÁNGELO CARLOS DE LA CRUZ ÁLVAREZ


PARALELO: AP5-1
TEMA: LA ORGANIZACIÓN HONDA: SUS HOMBRES, SU
ADMINISTRACIÓN, SU TECNOLOGÍA.
FECHA: MARTES 16 DE MAYO DE 2017

La historia de una organización como Honda es realmente signo de admiración, y poco


convencional por la sorprendente forma en como llegó a ser conocida a nivel mundial
rápidamente y el prestigio que alcanzó. El surgimiento en los años postreros de la Segunda
Guerra Mundial dejó al Japón devastado con instancias poco favorables para el desarrollo
de nuevos emprendimientos, crisis política y económica, le despedían cualquier intento
inicial. Pero, la lucha y perseverancia de los sueños de un hombre como Honda, la
constancia y cultura organizacional de Fujisawa marcaría la historia manufacturera de
vehículos a nivel mundial.
Todo comienza tiempo atrás de la Segunda Guerra desde cuando Japón era un hecho
completamente distinto al de la actualidad, un país agricultor con aspiraciones
expansionistas. El constante empeño del Japón en expandir su imperio lo llevó a
momentos gloriosos y a instantes de la destrucción total, hasta convertirse en un Estado
con fomento capitalista. Sin embargo los acontecimientos espantosos impulsaron mejores
ideas, el terremoto de 1923, la crisis financiera de 1927, la depresión mundial de 1929
llevaron a gestar y pulir ideas contractuales a estas circunstancias que convirtieron al
Japón en una eminencia manufacturera.
Soichiro Honda nace en 1910, inicia sus estudios primarios y posteriormente los
abandona para ingresar como aprendiz en la Art Shokai en Tokio, donde nacería su pasión
por los motores y la velocidad. Takeo Fujisawa nace en 1912, realiza sus estudios
primarios y medios, para luego ingresar en el batallón de infantería como cadete donde
apreciaría la estructura piramidal del ejército, hecho que no le agrado jamás. Por azares
del destino y un amigo en común logran entablar una conversación que posteriormente
sería el mejor negocio de la vida para ambos, la idea de incursionar en mercado
extranjeros y la admiración mundial no estaban en los planes.
Luego del accidente de Honda en 1936 en una carrera en la que iba a más de 120 kph
y que resultaría gravemente herido con su hermano, Soichiro lanzó hacia una nueva
industria de fabricación de anillos de émbolo. La inquietud de Honda que surgía por no
poder fabricar un anillo lo suficiente mente resistente y flexible lo hizo volver a
inmiscuirse en los estudios de la mano Takashi Tashiro quien le brindó la respuesta a su
problema. Para aquellos días Honda gozaba de gran popularidad por su éxito en las
motocicletas producto de las adaptaciones a motores y bicicletas, además de contribuir en
la fabricación de hélices (que por ello cartas y elogios por autoridades militares).
En 1945 el emperador tomo la decisión de ponerle fin a la guerra, de no haberlo hecho
las fuerzas aliadas de seguro habrían invadido al país en su totalidad. Los años posteriores
a la guerra son muy fuertes para los países que participan y más aun de los que son
derrotados, como el caso de Japón. La racionalización de los alimentos así como los
recursos era eminente, la gasolina fue un ejemplo de ello, estas exigencias obligaron a
utilizar otros variantes para el combustible como la trementina. Honda decidió fundar en
1946 el Instituto Honda de Investigación y Técnica de tanto improvisada, que en sus
inicios vendía pequeños motores montados en bicicletas obteniendo buena utilidad.
Empezaron a trabajar Honda y Fujisawa juntos en 1949, Honda se dedicaría a la parte
técnica y fabricación de las motocicletas mientras Fujisawa se encargaría de la
administración. Ambos compartían la misma meta pero el camino para llegar en ambos
casos era distinto por el hecho poseer diferentes filosofías y personalidades entre sí. Así
que en agosto de 1949 las ideas y combinaciones entre Honda y Fujisawa daría fruto en
la fabricación de la primera motocicleta de la firma, a la cual la denominaron “Dream”,
Sueño. Las características que poseía la nueva motocicleta era un motor 98cc en dos
tiempos y una máxima potencia de 3 caballos de fuerza, simplemente hermoso.
Las ventas se dispararon y Honda Motors Company empezaba a crecer a pasos
gigantescos y es que en 1950 se estableció en Tokio una oficina de ventas que serviría
como un cuerpo de control para los distribuidores del área. Por aquellos tiempos La
organización ya poseía reconocimiento local, aprovechando aquello Honda y Fujisawa
deciden invitar a un visitante extranjero donde surgió un pequeño inconveniente con la
letrina y los lentes del invitado. La acción de Honda le demostró a Fujisawa que el
hombre que está en la cabeza de la organización tiene que personalmente hacer las cosas
que los demás detestan; basta una sola vez.
Las ventas pronto llegaría a las 900 unidades mensuales, la organización no contaba
con suficientes trabajadores ni una estructura organizacional como para atender a la
demanda creciente que llevó a publicar avisos en periódicos todos los días. La velocidad
del crecimiento tomó por sorpresa a Fujisawa que estaba encargado de la administración
y pronto se vio en un gran problema, qué hacer cuando una compañía pequeña crece de
forma rápida. El establecimiento de una estructura organizacional burocrática y una
planificación de ventas era una de las respuestas, pero obliga a una pérdida de energía y
estancamiento de la velocidad de crecimiento.
La política económica de postguerra del Japón se centraba básicamente en el fomento
de las industrias pesadas y químicas y en el estímulo del comercio, que con gran esmero
brindó aperturas hacia las exportaciones. Un hecho que generalmente genera
incertidumbre en los recursos que necesitó Honda Motors Company para su desarrollo
fue una novedosa estrategia de Fujisawa de organizar redes de minoristas para cada
modelo. Al destinar los productos en secciones de aceptación por los consumidores se
logró una maximización de las ventas, y generó demanda; posteriormente empresas como
Toyota o Nissan lo aplicarían, simulando la estrategia de Fujisawa.
Dentro de la filosofía de la organización es que Honda Motors Company es de los
empleados y no de los fundadores y sus familias, hecho que motivó a los trabajadores y
les dio la oportunidad de ascender. Las difíciles tareas que empleaban los trabajadores
traían consigo una prosperidad que se consideraba suya y no de los fundadores y sus
familias y esto agradaba a los trabajadores porque no era algo común y mucho menos en
Japón. Desde los años de 1950 a 1954 la utilidad ordinaria de la empresa ascendió de 4
millones de yens a 514 millones de yens, el proyecto empezaba a tener anhelos de
expandirse más allá de sus fronteras.
La primera crisis que afrontaría la organización se dio en 1954 con la aparición de los
sindicatos, las paralizaciones de la producción, la disminución de las ventas, y los
desacuerdos entre los trabajadores y la administración. Fujisawa llegó a pensar en
declararse en quiebra si los problemas continuaban, pero aquello se logró resolver gracias
a que el sindicato apeló a sus afiliados y decidieron resolver los problemas. Luego los
trabajadores de Honda Motor podrían exigir mayores derechos para todos aunque
Fusisawa intentó levantar los ánimos, su oferta no era muy buena pero la franqueza de
sus palabras consiguió un acuerdo con los trabajadores.
La estructura organizacional de Honda Motor sufrió grandes cambios por la velocidad
de crecimiento; crecimiento impulsado por hombres con limitaciones académicas pero no
de experiencia. Un fundamento esencial que Fujisawa desempeño durante toda su
administración en la organización, fue que siempre buscaba, que el establecimiento de
unidades y responsabilidades jerárquicas no intervinieran en el desarrollo de nuevas
tecnologías. Fujisawa ajeno al trabajo de Honda (y viceversa) demuestra que no es
necesario ser un ingeniero automotriz para saber que necesita la organización y la mejor
manera para conseguirlo.
Para mantener el nivel de competencia sobre los estándares Honda y Fujisawa
realizaron varios viajes alrededor del mundo conociendo industrias de la competencia, y
así poder apreciar como la cultura y la estructura organizacional influyen en el producto.
Honda encargado siempre de la parte técnica y manufacturera de la empresa, solía ser
muy brusco hacia los ingenieros con quienes desarrollaba las nuevas tecnologías, pero
pese a generar una desaprobación al final los resultados eran positivos. Conocer las
culturas y tecnologías de otros lugares del planeta impulsó a Fujisawa y Honda a
adentrase a caminos inexplorados como las carreras de autos para mejorar su calidad.
La isla de Man era el objetivo para que los productos de Honda iniciaran su travesía a
nivel mundial, su desempeño dentro de este nuevo campo marcaría su futuro y se
convertiría en un hito de la organización Honda Motor. Competir en una pista donde las
mejores firmas automotrices desarrollan sus tecnologías y adquieren prestigio, no sería
tarea fácil, pero el deseo de Honda por competir con los mejores, es ser el mejor. La
prensa internacional elogiaba la calidad en el ensamblaje de los vehículos y motocicletas
aunque ponía en tela de duda el funcionamiento en terrenos tan hostiles que requieren
elevados niveles tecnológicos y mecánicos.
Honda fabricó vehículos en distintas dignidades y pese a que sus primeras experiencias
fueron amargas derrotas servirían para elevar el nivel de sus motores, siendo que en
posteriores competencias arrasaría en la mayoría de categorías. Aquello elevó el prestigio
de la firma y a su vez la calidad, que como fin tuvo a más de ser reconocida como líder
en velocidad, dar también un mejor rendimiento en los vehículos de masiva producción.
Las exigencias llevaban al límite las normas técnicas e impuso innovación en los nuevos
diseños, Honda empezaba a conquistar el mercado mundial, desde la oficina en los
Estados Unidos hasta los rincones de Europa sin mencionar el mercado nacional.
En 1960 la bonanza mundial era eminente y las empresas aprovecharían al máximo el
rendimiento que pudieran obtener de aquel periodo, y Honda Motor tenía una visión de
cómo conquistar al mercado extranjero. Si se hubiese explotado al límite como se
esperaría, la organización habría decaído luego de la bonanza porque hubiera sofocado al
mercado y agotado sus productos e innovación. Una estrategia que aplicaría la firma
consistía en no superar los límites de inversión, establecer nuevas instalaciones modernas,
y mantener una armonía con las comunidades locales; a nivel mundial fue impactante,
pero la dificultad más severa se encontraría en EE.UU.
La imagen de las motocicletas en EE.UU. era pésima y se creía que sólo la utilizaban
los delincuentes, por ende las ventas en la American Honda eran cada vez peor. Pero
Honda Motor siempre se caracterizó por la lucha constante para el cumplimiento de sus
objetivos y es en ese momento cuando decide lanzar una de la más gran campaña
publicitaria. La imagen cambió absolutamente y meses posteriores las ventas se elevarían
como nunca antes, nuevamente la innovación y persistencia de Honda Motor logró
conseguir que la ventaja competitiva de su tecnología industrial y producción se
visualizaban en todo el mundo.
La onda de Kandratieff amenazaba el ciclo de vida de la organización que había
alcanzado el punto cúspide y tenía que empezar a decrecer, este miedo invadía a los altos
directivos de Honda Motor. Naturalmente, las victorias en la F1 y F2, las enormes
utilidades de los mercados extranjeros, el desarrollo de nuevas tecnologías, entre otros
alcanzaron sus puntos máximos, se habían adelantado a su época. Se esperaba que la
empresa empezara su declive, pero no se dio por la previsión de los directivos, estaban
delante de los problemas, el Centro de Investigación y Desarrollo de Honda respondería
cuando la onda de Kandratieff reflejará la contracción.
Takeo estudió y entendió los problemas de las grandes firmas para poder desarrollar
en conjunto con Soichiro una estructura organizacional que empleara el máximo de los
recursos y habilidades del personal. Así también la creación del Centro de I & D se dio
en previsión para formar a las nuevas mentes brillantes de la organización, porque
entendían que el futuro estaba en la juventud de sus empleados. La ofensiva que
desplegaban se debía a que se encontraban a poco tiempo de abandonar sus funciones
como miembros de la organización y para que el legado continúe por sí mismo, que la
organización exprese la voluntad de sus trabajadores.
La innovación fue el principal elemento ofensivo de honda Motor, el desarrollo de los
estudios de nuevas tecnologías para estar a la vanguardia a nivel mundial, únicamente lo
podía hacer un hombre como Honda. Establecer una estructura organizacional flexible y
efectiva que no estanque en procesos burocráticos el desarrollo de esa tecnología, ni
restrinja al conocimiento y la capacidad de ascenso, únicamente lo haría un hombre como
Fujisawa. El compromiso con la organización y el desempeño de las debidas funciones,
son una muestra de las capacidades que tiene el hombre para alcanzar el sueño no de una,
sino de muchas personas.
Las crisis y los problemas no son obstáculos, más bien, representan un llamado de
atención a visualizar nuevamente el panorama completo porque lo hemos descuidado. El
tomar las decisiones correctas no está en funciones del azar, sino en cuanto conocemos
del entorno en que nos desenvolvemos, las malas decisiones simplemente son la
incapacidad de no poder entender el medio. La constancia no implica una lucha
perseverante para conseguir un simple objetivo, trata de la innovación y de encontrar
nuevas metas, de tener otros horizonte que poder alcanzar y entender los límites de los
recursos para conseguirlos.
La juventud es el principal elemento para formar innovación, mentes nuevas y
brillantes verán nuevas rumbos y distintas visiones que pueden sanear el rumbo de la
organización para cumplir sus objetivos. Una estructura libre de afinidades que permite
el ascenso gradual de los empleados con posibilidades de incursionar hasta los altos
niveles directivos es un motivante mejor que el económico y mucho más beneficioso para
la organización. El apoyo a través de inversión refleja el deseo de participación y
compromiso de la firma en el mercado y para con sus trabajadores, estimula la
simplificación de los procesos productivos y mejora el rendimiento.
Es por lo tanto que la organización Honda Motor ha sido un representante de una sana
cultura organizacional, y constituye un referente de lucha, compromiso y superación para
los emprendimientos futuros. Considerar que la constante actualización y búsqueda de
resolución de los problemas internos establece una herramienta al diálogo y el acurdo que
se puede generar de éste en pro del bienestar organizacional. Y así desarrollar al máximo
los espacios y capacidades de los recursos, con la mira en que el objetivo no está en la
utilidad sino en brindar una contribución al desarrollo de la comunidad y la construcción
de nuevas tecnologías.
Bibliografía
Sakira, T. (1984). LA ORGANIZACIÓN HONDA: Sus hombres, su administración, su
tecnología. Colombia: NORMA.