Está en la página 1de 4

Cuidado de la incisión de cesárea

Si vuelve a casa con un apósito (vendaje), cambie el apósito que cubre su incisión
una vez al día o antes si se ensucia o se moja.
 Su proveedor le indicará cuándo debe dejar de mantener su herida cubierta.
 Mantenga el área de la herida limpia, lavándola con jabón suave y agua. No
es necesario que la frote. A menudo, simplemente dejar que el agua corra
sobre la herida en la ducha es suficiente.
 Usted puede retirar los apósitos de las heridas y tomar duchas si se
utilizaron suturas, grapas o goma para cerrar la piel.
 NO se sumerja en una bañera ni en un jacuzzi (hidromasaje) ni vaya a
nadar hasta que el proveedor le diga que puede hacerlo. En la mayoría de
los casos, esto sucede hasta 3 semanas luego de la cirugía.
 Si se utilizaron cintas quirúrgicas (Steri-Strips) para cerrar la incisión:
 NO intente retirar con agua las cintas Steri-Strips ni la goma. Está BIEN
bañarse y secarse la incisión dando toquecitos suaves con una toalla
limpia.
 Estas deben caerse en aproximadamente una semana. Si todavía están allí
después de 10 días, puede retirarlas, a menos que su proveedor le diga
que no lo haga.

Actividad
Levantarse y caminar una vez que esté en casa le ayudará a sanar más rápido y
puede ayudar a prevenir la formación de coágulos sanguíneos.
Usted debe ser capaz de realizar la mayor parte de sus actividades regulares en 4
a 8 semanas. Antes de eso:
 NO levante nada que pese más que su bebé durante las primeras 6 a 8
semanas.
 Puede realizar caminatas cortas. Los quehaceres ligeros de la casa son
aceptables. Aumente lentamente su cantidad de actividad.
 Evite realizar la limpieza pesada de la casa, trotar, la mayoría de los
ejercicios y cualquier actividad que la ponga a respirar con esfuerzo o que
tensione sus músculos. NO haga abdominales.
NO maneje un automóvil durante al menos 2 semanas. Está BIEN viajar en un
vehículo, pero asegúrese de tener puesto el cinturón de seguridad. NO conduzca
si está tomando narcóticos para el dolor o si se siente débil o insegura al volante.

Otros cuidados personales


Trate de consumir comidas más pequeñas de lo normal y tome refrigerios
saludables entre ellas. Coma muchas frutas y verduras, y beba 8 vasos (2 litros)
de agua al día para evitar el estreñimiento.
Las hemorroides que desarrolle deben disminuir lentamente de tamaño. Algunas
pueden desaparecer. Los métodos que pueden ayudar a los síntomas incluyen:
 Baños calientes en tina (con el nivel del agua suficientemente bajo para
mantener su incisión por encima de este)
 Compresas frías sobre la zona
 Analgésicos de venta libre
 Cremas o supositorios para hemorroides de venta libre
Puede comenzar a tener relaciones sexuales en cualquier momento después de 6
semanas. Igualmente, no olvide hablar con el proveedor acerca de los
anticonceptivos después del embarazo.
Después de una cesárea que siga a un parto difícil, algunas madres se sienten
aliviadas. Pero otras se sienten tristes, decepcionadas o incluso culpables de
necesitar una cesárea.
 Muchos de estos sentimientos son normales, incluso para las mujeres que
tuvieron un parto vaginal.
 Trate de hablar con su pareja, familia o amigos acerca de sus sentimientos.
 Busque ayuda de un proveedor si estos sentimientos no desaparecen o si
empeoran.
 Las dos primeras semanas tras la intervención es frecuente que la mujer
sienta malestar en el abdomen. Los músculos abdominales se encuentran
debilitados no sólo por el embarazo, sino también por la cirugía.
 El apósito de la herida quirúrgica es retirado en el hospital antes del alta de
la mujer, por lo que si todo ha evolucionado con normalidad ya no es
necesario ningún apósito quirúrgico especial. En todo caso, unas gasitas
secas en la zona de la incisión para evitar el roce con la ropa interior.
 La cicatriz de la cesárea se puede lavar con agua y jabón una vez al día, que
puede coincidir con el momento de la ducha de la mujer.

Se debe secar con una gasa estéril dando pequeños toques y sin arrastrar.
Dejarla unos minutos al aire sin roce con la ropa.
 Además del lavado con agua y jabón, el profesional sanitario que atiende a
la mujer puede aconsejar un antiséptico para curarla, como la clorhexidina.
Se deben evitar las soluciones con yodo, como el Betadine, ya que pueden
pasar a través de la leche materna al bebé y además fijan las grapas a la piel
dando después complicaciones a la hora de retirarlas.
 Para retirar los puntos externos de la cicatriz de la cesárea la mujer debe
acudir a la consulta de la matrona a los 10 días de la intervención. Se
valorará si retirar todos los puntos, o bien alternos, en función del proceso de
cicatrización de la mujer.

En las primeras semanas es normal sentir tirantez y picor y percibir una parte de la
piel como acolchada, o dormida, sensación que puede durar meses.
 Para que la piel cicatrice correctamente y evitar la formación de queloides o
una hipercicatrización que puede dejar marcas, es fundamental mantener la
piel hidratada. Para ello se pueden usar cremas especiales hidratantes,
geles de silicona, aceites tipo rosa de mosqueta o de oliva, con el fin reducir
el proceso inflamatorio y mejorar la textura de la cicatriz.
 También para favorecer la cicatrización puede resultar muy útil los masajes
en la zona de la incisión una vez retirados todos los puntos.
 Los primeros días tras la cesárea es frecuente que la mujer experimente
dolor en el útero o en la zona de la incisión, si esto ocurre la puérpera puede
tomar analgesia prescrita por su médico, como Ibuprofeno o Paracetamol.
 Hay que informar a la mujer que cuando aparecen ciertos signos ésta debe
buscar ayuda de un profesional sanitario de inmediato:
 Aumento o comienzo repentino de dolor en la zona abdominal,
sensación de ardor.
 Comienzo repentino de dolor en el área de la incisión que puede incluir
una secreción de pus.
 Dehiscencia de los puntos.

CONCLUSIONES
La cesárea es una intervención a la que las mujeres se ven sometidas con
frecuencia. Por ello resulta fundamental informarlas antes del alta hospitalaria de
los cuidados básicos para conseguir una correcta y rápida cicatrización.
La matrona desde atención primaria es una figura fundamental en el seguimiento
de esas puérperas, y deben tenerla como referente en el caso de alguna duda y/o
complicación.