Está en la página 1de 2

Ley de Charles

Jacques Charles

Jacques Alexandre César Charles, químico, físico y


aeronauta francés, nació en Beaugency (Loiret) el 2 de
noviembre de 1746 y falleció en París el 7 de abril de 1823.

Al tener noticias de las experiencias de los hermanos


Montgolfier con su globo aerostático propuso la utilización
del hidrógeno, que era el gas más ligero que se conocía
entonces, como medio más eficiente que el aire para
mantener los globos en vuelo.

En 1783 construyó los primeros globos de hidrógeno y


subió él mismo hasta una altura de unos 2 km, experiencia
que supuso la locura por la aeronáutica que se desató en la
época.

Su descubrimiento más importante fue en realidad un


redescubrimiento ya que en 1787 retomó un trabajo anterior de Montons y demostró que los
gases se expandían de la misma manera al someterlos a un mismo incremento de temperatura.

El paso que avanzó Charles fue que midió con más o menos exactitud el grado de expansión
observó que por cada grado centígrado de aumento de la temperatura el volumen del gas
aumentaba 1/275 del que tenía a 0°C. Esto significaba que a una temperatura de -275 °C el
volumen de un gas sería nulo (según dicha ley) y que no podía alcanzarse una temperatura más
baja.

Dos generaciones más tarde Kelvin fijó estas ideas desarrollando la escala absoluta de
temperaturas y definiendo el concepto de cero absoluto.

Charles no público sus experimentos y hacia 1802 Gay-Lussac publicó sus observaciones sobre
la relación entre el volumen y la temperatura cuando se mantiene constante la presión por lo
que a la ley de Charles también se le llama a veces ley de Charles y Gay-Lussac.

Ley de Charles: Relación Temperatura-Volumen

La relación entre el volumen y la temperatura del gas fue descubierta por el físico francés
Jacques Charles en 1787 y, de manera independiente por Joseph Louis Gay-Lussac, que la publicó
en 1802. Sus estudios demostraron que, a una presión constante, el volumen de una muestra
de gas se expande cuando se calienta y se contrae al enfriarse.

En 1848, Lord Kelvin comprendió el significado de dicho fenómeno. Identificó la temperatura de


-273.15°C como el cero absoluto, teóricamente la temperatura más baja posible. Tomando el
cero absoluto como punto de partida estableció entonces una escala de temperatura absoluta,
conocida ahora como escala de temperatura Kelvin. En la escala Kelvin, un kelvin () es igual en
magnitud a un grado Celsius. La única diferencia entre la escala de temperatura absoluta y la de
Celsius es la posición del cero. Los puntos importantes de las dos escalas se comparan del
siguiente modo:
Escala Kelvin Escala Celsius

Cero Absoluto 0K -273,15 °C

Punto de Congelación de Agua 273,15 K 0 °C

Punto de Ebullición del Agua 373,15 K 100 °C

En términos de la escala Kelvin, la ley de Charles se puede expresar como sigue:

El volumen de una cantidad fija de gas mantenida a presión constante es directamente


proporcional a su temperatura absoluta. Así, la duplicación de la temperatura absoluta, digamos
de 200 K a 400 K, hace que el volumen del gas aumente al doble.

Por ejemplo: Cuando se vierte nitrógeno líquido (- 196ºC)


sobre un globo, el gas que está dentro del globo se enfría y el volumen disminuye.

Expresada en términos matemáticos, la Ley de Charles es:

El valor de la constante depende de la cantidad de gas y de la presión y no depende del gas que
se considere.

También podemos comparar dos condiciones de volumen-temperatura para una muestra dada
de un gas a presión constante.

Como ambos valores de son iguales al mismo valor de K, se obtiene.

Donde V1 y V2 son los volúmenes de los gases a las temperaturas T1 y T2 (ambas en kelvins),
respectivamente.