Está en la página 1de 11

CLIMA Y CALENTAMIENTO GLOBAL

De conformidad con los modelos heliofísicos, el magnetismo de la


atmósfera solar influye en la luminosidad del Sol. Por lo tanto los
cambios en la radiación solar, permite estimar las tendencias del clima
terrestre.

Magnetósfera terrestre y viento solar

CLIMA

Cuando hablamos del clima, nos referimos a las condiciones de la


atmósfera de una región. El Sol influye en el clima, determinando la
temperatura, la humedad, la precipitación, la presión y los vientos, así
mismo estos elementos son influenciados por la latitud, la altitud, el
relieve y la distancia al mar. El agujero en la capa de ozono, no sólo
es provocado por la actividad humana, sino también por los rayos
ultravioletas provenientes del Sol. Al destruirse esta capa que filtra la
radiación solar, esta llega directamente a la Tierra modificando nuestro
clima, de la misma forma lo hace la actividad antrópica durante el
último siglo.
Los ciclos cada 11 años de las manchas solares del Sol modifica el
campo magnético de nuestro planeta, originando la expansión y
contracción de la atmósfera terrestre y con ello, las variaciones de
temperatura y densidades de la magnetosfera.

Es imposible de la predicción del comportamiento solar pero se


pueden hacer pronósticos. La falta de registros históricos sobre
radiación solar y rayos cósmicos, hacen que los cambios de
luminosidad solar y energía recibida en la Tierra, sea prácticamente
lineal.

CALENTAMIENTO GLOBAL

Para ilustrar los cambios del clima que se han dado, a lo largo de la
historia de la Tierra, tenemos las cinco grandes glaciaciones, cuyo
último evento ocurrió en el Cuaternario. Recientemente se ha
observado una “pequeña glaciación” ocurrido entre 1550 y 1850, en el
que se presentaron tres picos fríos (1650, 1770 y 1850), pequeña
edad del hielo acompañada de lluvias que coincidió con un período de
baja actividad en las manchas solares. Actualmente un “calentamiento
global” de efecto invernadero excepcional debido a la concentración
de dióxido de carbono en la atmósfera que ha alcanzado niveles sin
precedentes en los últimos de 500 mil años, fenómeno que caracteriza
la ocurrencia de eventos climáticos extremos.

El Ártico, está en peligro por el calentamiento global, además del


efecto invernadero, amenazan esta “última frontera” las
prospecciones petroleras, pesca industrial y tráfico interoceánico.
Degradar dicho ecosistema, traerá consecuencias como elevación del
nivel del mar, erosión costera y temporales.

En la Amazonía, el cambio climático y la deforestación comprometen


este ecosistema que alberga el 30% de la biodiversidad de la Tierra.
Los apetitos de mercado presionan por los recursos del tercer
reservorio de materias primas estratégicas del planeta, después del
Oriente Medio y la Antártida. La degradación de la Amazonía traerá
consecuencias trágicas para los pueblos y para la biodiversidad,
además de severas afectaciones climáticas globales.

METEOROLOGÍA Y CLIMATOLOGÍA

La meteorología es la ciencia que se ocupa de los fenómenos que


ocurren a corto plazo en las capas bajas de la atmósfera, o sea, donde
se desarrolla la vida de plantas y animales.

La meteorología estudia los cambios atmosféricos que se producen a


cada momento, utilizando parámetros como la temperatura del aire, su
humedad, la presión atmosférica, el viento o las precipitaciones.

La climatología estudia el clima y sus variaciones a lo largo del tiempo.


Aunque utiliza los mismos parámetros que la meteorología, su objetivo
es estudiar las características climáticas a largo plazo.

La observación del tiempo meteorológico se realiza por medio de


satélites, modelos del clima y sondeos de la atmósfera con láser (para
medir distancias aprovechando la reflexión de la luz sobre moléculas
de aire, nubes, polvo y aerosoles). Se disponen en la actualidad de
una red de imágenes de radar tomadas desde satélites o procedentes
de estaciones claves distribuidas sobre un territorio.

OCEANOGRAFIA

La observación de los océanos tiene la finalidad de evaluar su


temperatura superficial, la producción biológica marina, las corrientes
marinas, la cartografía de los fondos marinos y los hielos polares.
Puede obtenerse información acerca de la producción fitoplancton
clave en la cadena alimenticia, mediante la detección por satélites, por
el color del océano.

La topografía de la superficie oceánica se logra con altimetría de radar


desde satélites. Estos muestran grandes relieves y depresiones de
hasta 180 metros, extendiéndose sobre amplias áreas y explicadas
por anomalías de la gravedad en la vecindad de montañas, dorsales,
depresiones y otras estructuras submarinas
LA OBSERVACIÓN DE LA TIERRA.

Se obtienen mapas topográficos a partir de fotografías aéreas; para la


hidrología se miden las capas de nieve, ríos, y áreas inundadas por
avenidas. En estudios ecológicos se detectan mediante satélites los
bosques, las áreas de deforestación. Los sensores multiespectrales
(Landsat y SPOT), ofrecen el estudio de la vegetación terrestre de
alta resolución.

Para evaluar el desarrollo urbano, las imágenes de satélite permiten


identificar de áreas urbanas, niveles de ocupación, tasas de
crecimiento económico y demográfico, recursos naturales, áreas
afectadas por contaminación.

El índice de refracción y las radiaciones infrarrojas son útiles para la


detección de aguas residuales no tratadas y contaminación
atmosférica en áreas urbanas e industriales.

CARTOGRAFÍA GEOLOGICA.

Mediante las imágenes de satélite es posible definir las fallas, zonas


de fractura y contactos. Asimismo rocas plegadas o domos que
pueden constituirse en trampas de petróleo o gas, también
yacimientos metalíferos y no metalíferos por la decoloración de las
rocas y anomalías en la vegetación que manifiestan determinadas
clases de suelos. Con el radar se pueden penetrar espesas capas de
nubes y de cobertura vegetal para observar la topografía del terreno
de las regiones tropicales.

Las imágenes Landsat son de gran utilidad para levantar planos


geológicos, debido a su cobertura regional con imágenes que abarcan
185 km. de lado, en la tectónica de placas las anomalías térmicas en
los márgenes de placas, y para la medición de la deriva continental.

El empleo del satélite Laser Range (LSR) y el Sistema de


Posicionamiento Global (GPS), para determinar distancias midiendo el
tiempo de las ondas que llegan al satélite y retornar a la estación
terrestre, facilita medidas geodésicas, con errores de 50 mm en 500
km., a lo largo de los años.

DINÁMICAS DEL DESARROLLO URBANO *

Desde su surgimiento, las ciudades han evolucionado en América,


Teotihuacán, la primera gran ciudad precolombina hace dos mil años
en México, adquiere su máximo desarrollo hacia el año 500 de nuestra
era, cuando supera los 200 mil habitantes. En Sudamérica a
mediados del siglo XV aparece Cuzco, la capital inca cuyo diseño
urbano siguió las curvas de nivel para ajustarse al relieve y respetar el
curso de los ríos.

Al desarrollarse los calendarios, y con ellos la agricultura, gracias a la


división del trabajo se da el surgimiento de los mercados, y la
consecuente evolución de los medios de comunicación. las ciudades
mayas con sus impresionantes monumentos de piedra y palacios de
ladrillo cocido, decoradas con pinturas murales, también las incas con
sus trazados conformes con la topografía, sus magníficas
edificaciones construidas en bloques de piedra pulida acoplada.

Más adelante, a lo largo de la Colonia y durante el alba de la


República, nuestras ciudades, soportadas en la rígida retícula
heredada del modelo castellano, con su plaza de armas dominada en
altura por el templo cristiano, aunque mantienen sus aires medievales,
aplican las normas de Felipe II y de Carlos III para adaptarse a las
demandas ambientales, adquiriendo para el efecto una morfología
ventilada y soleada, que contempla calles estrechas en lugares cálidos
para favorecer el sombreado, o calles anchas en tierra fría para
facilitar la irradiación solar, dotando su trama urbana de variantes y
características según el poblado fuese puerto, centro minero,
resguardo, o núcleo administrativo y militar.
Cuando declina la sociedad industrial, cuando surgen las actuales
ciudades, tienen que enfrentar desafíos para resolver un modelo
urbano conflictivo, relacionados con las presiones demográficas
debido a desplazamientos y a dinámicas poblacionales generadas por
la brecha de productividad entre ciudad y campo, con la fragmentación
socio-espacial del hábitat, con la contaminación ambiental del medio
urbano y rural urbano, con una movilidad con el uso desenfrenado del
automóvil, con la expansión incontrolada de la frontera urbana, con los
riesgos geodinámicas causados por los eventos extremos propios del
cambio climático, y con las falencias de la infraestructura de
conectividad requerida para la integración regional, subregional y
urbana.

Bajo dichos supuestos, el rumbo a seguir debería ser hacia una ciudad
inteligente, educada e institucionalmente robusta, cuyos ciudadanos y
participativos configuren un tejido social sólido; una ciudad no
energívora ni consumista, con un hábitat humano, verde y digno,
dotada de una movilidad eficiente soportada en medios autónomos y
de transporte público colectivo, que sea incluyente en su oferta de
opciones de vida, e incorpore la ciencia, la tecnología y la cultura; una
ciudad con identidad propia y con perspectiva de género, pensada
para los niños y los ancianos, y donde todos vivamos felices.

HIDROSFERA

Hidrosfera. Corresponde a la gran masa de agua que forma parte del


planeta, y cubre las tres cuartas partes de la tierra. Ella es la base
para el desarrollo de los seres vivos sobre el planeta, tanto así que
existen evidencias de que la vida se originó en el agua.

En la hidrosfera está formada:


Los glaciares cubren los dos casquetes glaciares de Groenlandia y la
Antártida, pero también glaciares de montaña.
La escorrentía superficial, un sistema muy dinámico formado por ríos y
lagos.
El agua subterránea, en rocas porosas de manera más o menos
universal.
En la atmósfera en forma de nubes.
En la biosfera, formando parte de plantas, animales y seres humanos
El agua migra de uno a otro estado que en conjunto configuran el ciclo
hidrológico o ciclo del agua.

Cambios de nivel del mar

Los cambios de nivel del mar, se miden en relación con la tierra


emergida, los cambios diarios causados por las mareas son bastante
conocidos. Pero hay otros cambios como los eustáticos y tectónicos,
que son movimientos lentos y extendidos continentalmente, o tan
locales y raros como inadvertidos.

Las variaciones en el nivel del mar se explican por la desglaciación,


por los cambios del tamaño y forma de las cuencas oceánicas, a
causa de procesos de deposición, erosión, y reconstrucción
magmática del fondo oceánico.

Corrientes marinas.
Las corrientes marinas, son movimientos del agua de los océanos,
hay corrientes horizontales y verticales, cuya velocidad varía de un
punto a otro, Las causas de las corrientes pueden ser por contrastes
de densidad, rotación de la Tierra, el viento y las mareas.

Son las corrientes superficiales que aprovechan los marinos de


veleros. Son enormes ríos marinos de varios cientos de km. de ancho,
que como grandes flujos se trasladan, verticalmente a causa de
contrastes de temperatura y salinidad, y horizontalmente por el
impulso transmitido por la rotación terrestre. Aquí el viento ocasiona
movimientos horizontales que van sufriendo desviaciones por la fuerza
de Coriolis.

Las corrientes cálidas proceden del ecuador y los trópicos, y las frías
de los polos. Unas y otras circulan en dirección de las agujas del reloj
en el hemisferio norte y al revés en el hemisferio sur.

Las mareas. Son variaciones regulares y cíclicas del mar producidas


por la atracción gravitatoria de la Luna y el Sol. Entre la subida (flujo y
marea alta) y el descenso (reflujo y marea baja) del nivel del mar
transcurren 12 horas y 25 minutos.

Para explicar la existencia de las mareas son de importancia la fuerza


de atracción gravitatoria y la fuerza centrífuga.

ATMOSFERA E HIDRÓSFERA

La presión del aire sobre la superficie de la Tierra es p = 1,013 x


105 Pascales. La altura de la atmósfera de la Tierra alcanza los 10
000 km, aunque más de la mitad de su masa se concentra en los seis
primeros kilómetros y el 75 % en los primeros 11 km de altura desde la
superficie planetaria. La masa de la atmósfera es de 5,1 x 1018 kg.

Es aún más interesante comparar la masa de la atmósfera con la del


agua en nuestro planeta: el 98% del agua se encuentra en los
océanos, el 2% corresponde a los glaciares, mientras que la masa de
los depósitos de agua dulce y del vapor de agua es relativamente
21
pequeña. La mas de total de la hidrosfera es 1,4 x 10 Kg, su masa
supera 266 veces la de la atmósfera.

Las aguas de precipitación. El origen de las aguas de precipitación


debidas al ciclo del agua es principalmente los mares, cuya superficie
es de 365 millones de Km2, que representa el 73% de la superficie
terrestre. Por otra parte, debido al calor de la radiación solar se
convierte a vapor 2 a 3 litros de agua por m2 y por día, según ello el
agua evaporada cada día es de 10 12 m3.

CICLO HIDROLOGICO

Ciclo hidrológico: las aguas de precipitación (Pre), como también la


condensación (con), generan escorrentías (esc), infiltración (inf), y
evapotranspiración (eva + tra).

CORRIENTES SUPERFICIALES

Los ríos van al mar y éste nuevamente los provee de agua. Un río es
una corriente de agua continua o perenne, intermitente o no, que
desemboca en el mar, en otro río (afluente) o en un lago (emisor) o
que pierde por el terreno (endorreismo).
Los ríos son los modeladores del relieve más importantes, por la
acción geológica que realizan, y por la extensión de las áreas sobre
las que actúan. Como las características de erosión y sedimentación
van variando y en consecuencia también las formas erosivas y de
acumulación, se han dividido los cursos fluviales en tres partes: tramo
superior, tramo medio y tramo inferior.

El río principal con sus afluentes, constituye una red fluvial, también
llamada cuenca hidrográfica. El caudal de un río depende de las
fuentes que lo alimentan, de la cuantía de las precipitaciones y aguas
de deshielo, del grado de permeabilidad de los terrenos que atraviesa
-en regiones cársticas son frecuentemente los ríos subterráneos- del
coeficiente de evaporación, etc.

Los ríos resultan de la unión de las aguas de los torrentes. Las líneas
que forman los puntos más altos de relieve son las divisorias, quienes
distribuyen hacia uno y otro lado las aguas de las precipitaciones. La
zona geográfica que alimenta a un mismo río está limitada por dos
divisorias y se denomina cuenca hidrográfica.

Sistema de drenaje. Se ilustra en 1 la cuenca tributaria o de recepción,


en 2 el cono de deyección y en 3 el canal de conducto o desfogue
uniendo las partes anteriores. Por orden de afluencia los arroyos
forman quebradas y éstas, ríos.

AGUAS SUBTERRANEAS
Las aguas subterráneas son las que se encuentran bajo la superficie
del terreno o dentro de los poros o fracturas de las rocas, o dentro de
las masas de regolito; en zonas húmedas a metros de profundidad, en
desiertos a cientos de metros

Intereses relacionados