Está en la página 1de 3

Ken Lou Castillo, un joven guatemalteco, es reconocido a nivel mundial por haber creado

e inventado el leño elaborado con materiales reciclables, de esta forma preservando el


medio ambiente. A continuación te contamos la historia del innovador leño ecológico Mr.
Fuego.

¿Cómo inventó el leño ecológico Mr. Fuego?


Desde niño, Ken era alérgico al humo. Sus reacciones al contaminante no le permitía
compartir con su familia en las actividades donde el fuego era utilizado, como los fuegos
artificiales, fogatas, churrascos, entre otros. Por esta razón, surgió en él el ingenio para
crear el leño ecológico con el apoyo de su papá.

Comenzó probando diferentes materiales, como papel, tierra, grama y hojas secas de árbol,
entre otros. Así siguió el joven con prueba y error hasta que lo logró. En el 2005, a los 9
años de edad, se convirtió en el inventor guatemalteco más joven

En el 2013, el joven recibió la Orden Erick Barrondo para la juventud, otorgada a jóvenes
guatemaltecos destacados. Ese mismo año también recibió el Premio de Guatemalteco Ilustres.
Además, es parte de la Comisión de Inventores de Guatemala.

Características del producto


Mr. Fuego utiliza como principales componentes el aserrín y cierta cantidad de parafina
—ambos productos aprobados por no ser dañinos a la salud—. El leño es hipoalergénico y
emite humo blanco, menos dañino que el humo natural para la capa de ozono.

Fernando Mazariegos
Fernando Mazariegos (Panajachel, Sololá 1938 - ) es un inventor Guatemalteco
reconocido en varios países de Latinoamérica, Asia y África, por la creación del filtro de
agua potable denominado “Filtro”, el cual fue elaborado en 1990 como parte de un
proyecto del Instituto Centroamericano de Investigación y Tecnología Industrial (ICAITI)

Biografía
Mazariegos nació en Panajachel, Sololá, en marzo de 1938. Se graduó en química
farmacéutica en la Universidad de San Carlos de Guatemala, y se especializó en Control de
Calidad en la Asociación Francesa de Normalización y Control de Calidad. Su desarrollo
profesional lo realizó en el Instituto Centroamericano de Investigación y Tecnología
Industrial (ICAITI), institución que le permitió compartir sus conocimientos en favor del
desarrollo ambiental de los centros urbanos de la región centroamericana, en donde efectuó
una serie de seminarios y proyectos para municipalidades. Por sus investigaciones ha
viajado a Argentina, Francia, México y a Estados Unidos.
El Ecofiltro
El objetivo del ecofiltro fue obtener agua potable a bajo costo, aprovechar materias primas
y tecnología local, y que fuera fácil de fabricar. Sin embargo, su desarrollo alcanzó
objetivos más allá de la meta trazada. El proyecto consistió en la elaboración de un filtro de
agua potable que proporciona 83 litros a la semana de agua pura, mediante un filtro
artesanal fabricado a bajo costo. Se trabajó en el desarrollo tecnológico aplicado a la
utilización de materiales y materias que favorecieran el proceso de filtración. Como él
mismo declaró: “Nuestro proyecto consistió en la elaboración de un filtro de agua potable
que proporciona 22 galones a la semana de agua pura, mediante un filtro artesanal
fabricado a bajo costo. No inventamos la filtración, sino que se trabajó en el desarrollo
tecnológico que fue aplicado a la utilización de materiales y materias que favorecieran el
proceso”.

El Filtro se desarrolló con el fin de ponerlo al servicio de la población y de la humanidad, y


ya se utiliza en países de África, Asia, Caribe y América del Sur. Paradójicamente, en
COLOMBIA es difícil su aceptación. Uno de los máximos responsables de la extensión en
el uso de estos filtros fue Ron RiveraNota 1 con su organización Potters for peace-.

Premios
Los resultados favorables le permitieron obtener el premio otorgado por la Asociación
Latinoamericana de Ingeniería Sanitaria y Ambiental, y el galardón Market Place Award
for Sustainable Technology (2003 y 2004), otorgado por el Banco Mundial, debido a su
aporte a la humanidad.

Yolanda de Cofiño

Con trabajo duro y sobre todo, emprendimiento, se convirtió en una exitosa empresaria.
Doña Yoly, como la llaman sus colaboradores, ha demostrado que la vida no se acaba
cuando los hijos se van a la universidad. Es una oportunidad para buscar nuevos retos.

Cerca de cumplir 40 años, “su bebé”, como llama Yolanda de Cofiño a su empresa
McDonald´s se ha vuelto un icono de prestigio, reflejado actualmente en los 105
restaurantes en Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua, además de haber
inaugurado tres Casas Ronald McDonald para ayudar a niños enfermos.

Yolanda Fernández de Cofiño nació en Santiago de Chile el 29 de julio de 1934, su infancia


transcurrió junto a sus padres y su hermano seis años mayor. Su sueño era, como el de
cualquier niña de aquella época, casarse y tener hijos. Al cumplir la mayoría de edad su
intención fue estudiar leyes, pero debido a una grave enfermedad, pospuso ese anhelo e
ingresó más tarde a la Cruz Roja chilena.

A los 20 años, su padre se trasladó con su familia a Guatemala al ser nombrado embajador
en este país. “No fue una decisión que yo tomé, fue el destino

Premios y Reconocimientos

 En 1980 recibió el Premio “Ronald de Plata” entregado por la idea de las


celebraciones de cumpleaños en McDonald’s.
 En 1982 recibió el premio “Ronald de Plata” entregado por la creación del “Menú
de Ronald” conocido posteriormente alrededor del mundo como la Cajita feliz.
 En el 2001 es elegida como una de “Los 12 guatemaltecos más importantes del
2001”, por sus contribuciones en labor social, por parte de la Asociación de
Gerentes de Guatemala.
 En el 2002 recibió “The Leading Women Entrepreneurs of the World” por ser una
de las 40 empresarias destacadas en el mundo y que realizan labor social en su país.
 En el 2014 le otorgaron un reconocimiento de parte de la Cámara de Industria de
Guatemala, por su labor como empresaria y su aporte para el desarrollo de la
industria y la creación de miles de empleos en beneficio de la economía del país.

También podría gustarte