Está en la página 1de 3

Desde épocas inmemorables las velas han sido utilizadas por los fieles como medio conductor para

dirigir sus
plegarias y es que las velas como tales, actúan como un apoyo para ayudar a enfocar la mente encaminando los
deseos y anhelos hacia Dios.

Las velas también representan la oración, pero no se debe olvidar que esos deseos deben estar respaldados con
palabras llenas de emociones, ya que si las palabras carecen de ellas se vuelven secas y sin vida.

De esta manera las velas son cargadas con nuestros propósitos e


inclusive, transcurridos los días, continúan manifestando la energía
de la oración y las emociones mientras estén prendidas.

Sin embargo, es importante saber que igualmente las velas tienen su propio lenguaje y que podemos conocer si
nuestras plegarias serán bien acogidas o si requieren de más tiempo o una redirección con sólo observar la llama
de la vela, la presencia de humo y su color, si el vidrio se vuelve negro por dentro o se rompe, etc.

A continuación indicaremos cada una de estas señales y cómo son interpretadas:

Color del humo de la vela

Cuando nos referimos a la llama es importante observar, en primera instancia, su tono.

Amarillo Es conocida como la llama justa, que da como contestación a la petición, que lo concedido será sólo en
términos de justicia superior; es como si sucediera lo que tiene que pasar, y es una clara manifestación de que los
resultados de la petición debe ser entendidos con mente consciente y racional, ya que el resultado es
directamente proporcional a nuestras obras.

Amarillo Éste es el color normal de la llama en una vela y representa la cotidianidad de la vida. Esta coloración da
como respuesta que la petición sólo obrará si trabajamos para lograrlo. La llama indica que no podemos perder
nuestra fe ni nuestro sentido común.

Naranja Este color en la llama de la vela señala que la petición hecha no es una pretensión coherente con
nuestros actos o destino. Cuando la llama de una vela se torna de esta tonalidad, se puede creer que la persona
que pide el deseo está algo obnubilada y no mantiene una comprensión transparente, real y objetiva ante la
circunstancia o problema para el cual encendió la vela.

Rojo Indica que el lugar donde se prende la vela afectará el pensamiento o la energía personal de quienes lo
habitan, debido a que el deseo pedido influye en la estabilidad o representa la meta de otros y existe, por ende,
una competencia desleal.
Azul Cuando el color azul aparece en una llama, es necesario que abordar nuestra capacidad de intuir y percibir.
Permiten tomar conciencia y encauzar la vida por el sendero del bien.

Dirección del humo de la vela

Si el humo se dirige hacia usted, entonces su plegaria está siendo reconocida.

Si el humo se dirige en la dirección contraria a usted, es una


señal definitiva de que todavía se necesita perseverancia para
obtener su deseo.

Si el humo se dirige hacia su derecha, usted va a necesitar un


poco de paciencia; el éxito llegará utilizando la cabeza.
Nuevamente, si el humo se dirige hacia usted, el éxito vendrá
rápidamente a conceder su plegaria.

Si el humo sopla hacia su izquierda, usted se está involucrando


emocionalmente demasiado con la situación por la que está
rogando y en peligro de sabotear subconscientemente su propia
plegaria de forma que puede no ser respondida.

Forma de la llama de la vela

Si la llama es fuerte es un buen indicio. La vela está emitiendo una gran cantidad de poder y energía.

Una llama débil o baja, significa que usted se está enfrentando a una fuerte oposición para que se le conceda su
petición. Por ello, se tendrá que rogar por un período de tiempo más prolongado antes de que su deseo sea
concedido.

El vidrio del vaso

Si el vidrio del vaso donde está ubicado la vela se rompe, tiene dos significados. Uno es que alguien está
trabajando en contra suya porque se siente la presión. Si el trabajo que se está haciendo es de descruzar o de
eliminar la mala suerte y el vidrio se rompe, entonces se ha roto el mal que hay en contra.

Si el vidrio del vaso permanece claro, su plegaria será concedida a pesar de cualquier oposición.

Si el vidrio se torna negro en la parte superior y claro en la base o totalmente negro, indica que alguien está
trabajando en contra suya. Entre más oscura se vuelva, más fuerte es la oposición. En este caso, no atraiga la
mala suerte con pensamientos negativos; con perseverancia, su plegaria todavía puede ser respondida

Los residuos de la vela


Al encender una vela, se recomienda que ésta se consuma totalmente por sí sola y se debe observar cómo queda
el residuo de la parafina.

Si ésta adquiere una forma como de caparazón delgado indica que los caminos están cerrados y existen
bloqueos.

Cuando quedan puntas como si fueran lanzas o picos, es necesaria encontrar una solución inmediata a las
dificultades.

Cuando no queda mucha parafina de residuo, significa que la vida espiritual se debe reforzar. También hace
referencia a lo que ha pasado por nuestras manos y no !o hemos tomado.

Vínculos patrocinados