Está en la página 1de 7

CLASIFICACIÓN DE LOS TI-RADS DE NÓDULOS TIROIDEOS

Los nódulos tiroideos (NT) pueden mostrar un patrón ecográfico muy diverso que
muchas veces dificulta una segura catalogación con respecto a su malignidad. (1) Por ello,
Horvath et al. en el año 2009 propusieron un sistema de evaluación de los NT denominado TI-
RADS (Thyroid Imaging Reporting and Data System), en semejanza al sistema de la mama
BIRADS (Breast Imaging Reporting and Data System).(2) En el año 2011, Kwak et al.
complementaron esta clasificación agregando un subtipo. Sin embargo, ambos sistemas
presentan dificultades en su aplicación. A pesar de que la clasificación TI-RADS se cita en la
bibliografía médica, su empleo en la práctica diaria es poco frecuente, tal vez por cierta
inseguridad de los diversos especialistas que la utilizan. (3)

La clasificación TIRADS, basada en la ecogenicidad, calcificaciones, vascularización y


estructura del nódulo por Ultrasonido Tiroideo (US), se usa para definir a cuales nódulos se les
debe realizar la punción y aspiración con aguja fina (PAAF) para obtener citología diagnóstica.
La evaluación citológica por PAAF, se considera en la actualidad el mejor método para
distinguir entre nódulo tiroideo benigno y maligno. (4)

El tratamiento para los nódulos con resultado citológico benigno es el seguimiento clínico y
ultrasonográfico, debiéndose repetir PAAF si existe aumento del tamaño del nódulo. En
nódulos con PAAF maligna la conducta siempre será quirúrgica y se recomienda la
tiroidectomía total en todos los casos. (5)

CRITERIOS ECOGRÁFICOS SOSPECHOSOS DE MALIGNIDAD


A cada uno de ellos se le asigna un punto para la escala final de puntuación. (6)
Si se detectan ganglios linfáticos cervicales sospechosos, se añade otro punto a la escala para
la catalogación del nódulo en la clasificación TI-RADS:

 Hipoecogenicidad
 Microcalcificaciones
 Nódulo parcialmente quístico con localización excéntrica del componente líquido y
lobulación del componente sólido
 Bordes irregulares
 Invasión del parénquima tiroideo perinodular
 Configuración taller than wide (más alto que ancho)
 Vascularización intranodal

De acuerdo a estas características, se cataloga el nódulo en la clasificación TI-RADS, utilizada


para identificar los nódulos que deben ser evaluados por PAAF y establecer la probabilidad de
malignidad.
CLASIFICACIÓN TI-RADS DE LOS NÓDULOS TIROIDEOS
RIESGO DE
CLASIFICACIÓN POSIBILIDAD
CARACTERISTICAS MALIGNIDAD
TI-RADS DIAGNÓSTICA
%
Es un estudio negativo.
TI-RADS 1
Glándula tiroidea normal. -----
Lesión benigna. Si el nódulo mide 3 cm o más, se incluye en la
siguiente categoría.
 Quiste coloide típico, áreas anecoicas y manchas
hiperecogénicas.
No necesitan la
 Nódulo mixto, no encapsulado con apariencia de malla,
TI-RADS 2 0% realización de
dado por áreas sólidas isoecoicas y manchas
PAAF
hiperecoicas.
 Nódulo mixto, no encapsulado, isoecoico, con manchas
hiperecoicas y vascularizado.
Cero puntos en la escala TI-RADS.
Hallazgos probablemente benignos. Requieren
 Nódulo hiper, iso o hipoecoico, parcialmente seguimiento, y
encapsulado con vascularización periférica, con aspecto algunos de estos
sugestivo de tiroiditis de Hashimoto. necesitarán PAAF
TI-RADS 3 Factores de riesgo: <5 % si presentan
 Antecedentes familiares. crecimiento o
 Irradiación externa del cuello. factores personales
 Edad > 45 años. o familiares
Cero puntos en la escala TI-RADS. asociados.
4A: Nódulo indeterminado, incluye:
 Patrón neoplásico simple, nódulo sólido o mixto hiper,
iso o hipoecoico sin calcificaciones, rodeado por fina
cápsula. Patrón de Quervain, lesión hipoecoica con
bordes mal definidos sin calcificaciones. 5 – 10 %
 Patrón neoplásico sospechoso; nódulo hiper, iso o
Evaluados por
hipoecoico, hipervascularizado, rodeado por cápsula
PAAF y
gruesa y con calcificaciones.
TI-RADS 4 generalmente son
Un punto en la escala
resueltos
4B: Nódulo sospechoso para malignidad, incluye:
quirúrgicamente.
 Nódulo sólido hipoecoico, no encapsulado, con forma y
márgenes mal definidos, vascularizado y con o sin 10 – 50 %
calcificaciones.
Dos puntos en la escala
4C: Nódulos muy sospechosos
50 -85 %
Tres o cuatro puntos en la escala
Nódulo compatible con malignidad, incluye: Evaluados por
 Nódulo sólido, no encapsulado, isoecoico o hipoecoico, PAAF y
TI-RADS 5 hipervascularizado y con múltiples calcificaciones >85 % generalmente son
periféricas. resueltos
Cinco o más puntos en la escala quirúrgicamente.
Nódulo maligno, incluye: Evaluados por
 Nódulo mixto, isoecoico, hipervascularizado y no PAAF y
TI-RADS 6 encapsulado con o sin calcificaciones y sin 100% generalmente son
manchas hiperecoicas, que ya han sido resueltos
confirmados por biopsia previa. quirúrgicamente.
Clasificación Tirads.
Referencias: Hospital Universitario Fundación de Alcorcón - Madrid/ES

CARACTERÍSTICAS ECOGRÁFICAS DE LOS NÓDULOS TIROIDEOS


La ecografía de cuello es una prueba diagnóstica de primera elección, ampliamente
usada en las enfermedades tiroideas. Se estima que su utilización podría demostrar la existencia
de nódulos tiroideos hasta en un 67% de la población, de los que serían malignos
aproximadamente el 5%.(7) La ecografía tiene un papel imprescindible en la evaluación del
tiroides, pues permite calcular su tamaño, diferenciar entre nódulos (únicos o múltiples) y una
afectación difusa, sin o con nódulos. Sin embargo, aunque se ha intentado determinar qué
características ecográficas diferencian los nódulos malignos de los benignos, actualmente no
existe consenso sobre qué lesiones deben ser biopsiadas. Existen diversas guías de actuación
en el manejo del nódulo tiroideo que proponen distintas estrategias, pero es necesario unificar
criterios.(8) Ante este problema, hay que establecer qué hallazgos ecográficos indican que el
nódulo es maligno o benigno con un valor predictivo aceptable, para poder decidir y priorizar
qué nódulos se someterán a punción-aspiración con aguja fina (PAAF), pues a pesar de ser este
el mejor método para diferenciar entre benignidad y malignidad, dada su alta sensibilidad y
especificidad, es un procedimiento invasivo que no proporciona información inmediata y está
sujeto a las incertidumbres o errores del muestreo y del análisis.(9)

Hallazgos ecográficos fundamentales a tener en cuenta en el estudio del nódulo tiroideo:


 Tamaño y número  Componente quístico
 Forma y márgenes  Calcificaciones
 Ecogenicidad  Vascularización

DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL
De origen tiroideo benigno: De origen tiroideo maligno:
 Adenoma autónomo funcionante  Carcinoma papilar
 Bocio multinodular  Carcinoma folicular
 Tiroiditis localizada (aguda o  Carcinoma de células de Hürtle
subaguda)  Carcinoma medular.
 Tiroiditis de Hashimoto  Carcinoma anaplásico
 Quiste tiroideo (simple o  Linfomas primarios de tiroides
hemorrágico)  Lesiones metastásicas a tiroides
 Crecimiento compensado después
de hemitiroidectomía
 Hemiagenesia tiroidea

CARACTERÍSTICAS ECOGRÁFICAS DE BENIGNIDAD DE UN NÓDULO


TIROIDEO
Nódulo quístico sin área sólida
Nódulo hipoecogénico
Encapsulado
Configuración ovoidea (más ancho que alto)
Halo completo y fino
Ausencia de vascularización en Doppler
Vascularización Doppler periférica
Multinodularidad
Calcificación en cascara de huevo o gruesas
CARACTERÍSTICAS ECOGRÁFICAS DE
MALIGNIDAD DE UN NÓDULO TIROIDEO
Nódulo infiltrativo, con bordes irregulares
sin cápsula
Micro calcificaciones (que son muy
características del carcinoma papilar de
tiroides)
Puede ser multifocal y no encapsulado
Invade linfáticos
Quiste complejo
Vascularización central y desordenada
Estructura heterogénea
Presencia de adenopatías en el cuello
Apariencia típica: Masa sólida HIPOECOGENICA (plomo)
BIBLIOGRAFÍA
1. Fernández J. Clasificación TI-RADS de los nódulos tiroideos en base a una escala de
puntuación modificada con respecto a los criterios ecográficos de malignidad. Revista
Argentina de Radiología Elsevier Doyma. 2014; 78(3):138-148
2. López I, Carrero J, Rozas I, Armendáriz L, García T. Utilidad del sistema de
clasificación TI-RADS en el manejo del nódulo tiroideo. Sociedad Española de
Radiología Médica. 2013
3. IBID. 2013
4. Rivera R, Hernández S, Ochoa, A, Rodríguez S, Torres P. Diagnóstico y tratamiento
del nódulo tiroideo. Posición de la Sociedad Mexicana de Nutrición y Endocrinología.
Rev Endocrinol Nutr 2010; 18: 34-50
5. IBID, 2010
6. IBID,2014
7. Pallardo L, Pallardo B. Protocolo diagnóstico y terapéutico ante el nódulo tiroideo
aislado. Medicine 2004; 9:892-895
8. Manso S, Velasco J. Valor actual de la ecografía en la caracterización de los nódulos
tiroideos. Revisión de las últimas guías clínicas de actuación. Radiología., 57 (2015),
pp. 248-258 http://dx.doi.org/10.1016/j.rx.2014.03.001. Medline
9. Kagoya R, Monobe H, Tojima H. Utilidad de la elastografía para el diagnóstico
diferencial de nódulos tiroideos benignos y malignos Otolaryngol Head Neck Surg., 143
(2010), pp. 230-234 http://dx.doi.org/10.1016/j.otohns.2010.04.006 Medline
10. Gharib H, Papini E, Valcavi R, Baskin J, Crescenzi A, Dottorini M.E. Asociación
Americana de Endocrinólogos Clínicos y Asociación Médica Endocrinológica
directrices médicas para la práctica clínica para el diagnóstico y tratamiento de los
nódulos tiroideos Endocrinol Pract., 12 (2006), pp. 63-102