Está en la página 1de 9

Fase 4 - Discusión y reflexión

Sociología

Presentando Por:

Edwin Batanero Cod: 1020759859

Julieth Andrea Pabon cod: 1033709345

Javier Andres Malagon cod

Curso: SOCIOLOGIA 100006A_471

Grupo:

100006_250

Tutor:
RAMIRO JOSE ARIZA

UNIVERSIDAD NACIONAL ABIERTA Y A DISTANCIA (UNAD)


ESCUELA DE CIENCIAS BASICAS TECNOLOGIA E INGENIERIA
Bogotá Mayo de 2018

Página 1
Introducción

En el presente trabajo colaborativo se da respuesta a una serie de preguntas referente a un


cortometraje ”El orden de las cosas” el cual entre cada estudiante se debe dar solución a cada
pregunta, complementar cada respuesta de los compañeros para tomar las mejores respuestas
y anexarla al presente trabajo. El objeto de la revisión del cortometraje y de dar respuesta a las
preguntas planteadas es realizar un análisis e identificar el dilema planteado en el mismo.

Página 2
¿Cuál considera usted que es el dilema moral presentado en el cortometraje? Opine al
respecto.

El dilema moral presentado en dicho cortometraje se inicia desde el papa del papa, desde una
familia la cual fue sometida por hombres lo cual se pensaba que todos a, los golpes se logra,
donde siempre se pensó que por ser el género más fuerte podía abusar al otro género, por
debajearlo y someterlo siempre a cualquier abuso donde se cree que el amor también se debe
mostrar así, que no hay más opciones solo los golpes y al intentar evitar dichas discusiones o
peleas puede ser peor para la otra persona, igualmente la violencia no es solo con los golpes si
no también psicológico el cual no podía comunicarse con su hijo, evitando el contacto con el resto
de personas sin poder tomar decisiones.

Pienso que su dilema moral es: me quedo, esperando a ver si él y la situación cambia, como
siempre me lo ha prometido, o, me voy a algo incierto, sin mi hijo, me van a mirar mal (su familia,
la mía y la sociedad).

El dilema moral que se nos presenta por medio del cortometraje, inicia con la concepción de una
familia conformada en una sociedad tradicionalmente machista, en donde el control de la casa y
el destino de sus vidas es dado por el esposo, y la esposa e hijos deben acogerse a sus
disposiciones, en caso contrario éstos serán aplicados haciendo uso de la violencia, es así como
la esposa se ve cercada para tomar una decisión; entre seguir con la forma de vida que esta
dictada por la misma sociedad, en donde incluso es ‘normal’ para otras mujeres tener este estilo
de vida

Página 3
- ¿Está de acuerdo con la postura asumida por la protagonista? Sí, no, ¿Por qué?

No estoy de acuerdo con la postura asumida por la protagonista, ya que, aunque si bien es cierto
que la situación por la que estaba pasado genera en ella un miedo tan profundo que es difícil de
superar, asumiendo una postura pasiva tampoco iba a lograr ninguna cambio, por el contrario
estaba facilitando que el esposo la mantuviera en esa situación, adicionalmente estaba dando
un ejemplo negativo para su hijo, también es cierto que aún faltan muchas garantías en nuestro
país para manejar de manera adecuada la violencia de genero e intrafamiliar, cuando a diario
salen a la luz casos de personas que denuncian a sus parejas y que en el peor de los casos
resultan muertas, aun así el silencio no es la solución.

jamás he estado de acuerdo ni voy a estar de acuerdo con la violencia a una mujer, por lo que
no estoy de acuerdo tampoco con una postura sumisa hacia este maltrato (que sería la de la
protagonista) hasta que llega a un punto de quiebre, pero también entiendo su posición, estos
personajes no sólo son expertos en maltratar, son expertos en manipular y en chantajear, de
modo que llegan a plantearse como si fueran la única salida, para mí la verdadera solución está
en empoderar, dr educación y opciones a la mujer vunerable, en forma de prevención y en forma
de ayuda, no quedarnos callados, talvez la primera vez no de frutos, tal vez ella tenga su
esperanza en el de ue va a cambiar, pero seguro, un dìa sus ilusiones se van a romper
definitivamente, o va a terminar en una tumba, nosotros como vecinos, como sociedad, debemos
de estar del lado de la víctima, no del agresor ni del famoso "orden de las cosas" que ha impuesto
la sociedad.

¿Qué interpretación le da a la escena final del cortometraje?

Creo que la protagonista se dio cuenta de que toda su vida sería igual, que el maltrato y la
violencia iban a continuar a lo largo de su vida y que ni ella ni su esposo lograrían ser felices
juntos, a pesar de que aparentemente existiera un sentimiento de amor; en realidad era el disfraz
para otro tipo de sentimientos como la ira y la obsesión, sin embargo se dio cuenta que estaba a
tiempo para realizar un cambio, y que generar ese cambio dependía de ella misma, que aunque
no veía un panorama claro, nublado por esos sentimientos negativos, una vez tomo la decisión
vio que había todo un horizonte de posibilidades abierto para ella. También podría tener un final

Página 4
más sombrio, como la simbolización de que es libre por que murió y todas las tinas de las
mujeres, no son de sobrevivientes que tomaron la decisión de dejar a su maltratador, sino que
son de mujeres que perecieron en estas condiciones.

¿Qué reflexión le dejó el cortometraje?

Que las relaciones humanas tienen unos límites necesarios para construir vínculos sanos, que
empiezan por el auto respeto y el respeto mutuo, que en muchas ocasiones pensamos que al
ceder o conceder en ciertas circunstancias estamos actuando de manera adecuada, cuando en
realidad hay momentos en los que debemos sentar nuestra postura, por su puesto defendiendo
esa postura con argumentos y siempre acudiendo al dialogo. De esta manera partiendo de la
construcción de relaciones más provechosas, podemos construir una mejor sociedad.

Es triste pensar que a pesar de los años todavía existen personas toscas la cual piensan que la
solución es la violencia en todos los aspectos, pensemos que hoy en dia nosotros tenemos
abuelas, mamas, hermanas los cuales nostros nuca queremos que les vaya a pasar algo asi, por
ende pienso que se debe inculcar desde pequeño el respeto a todas las personas, inculcar la
tolerancia, el respeto y el amor por uno mismo, tener en cuenta que todos valemos la pena y
estamos para cosas muy grandes.

Para mí como hombre es sumamente indignante y fue bastante dificil ver algo así, a pesar de ser
muy simbólico me afectó mucho a nivel personal y sentimientos de rabia e impotencia afloraron
en mí,si algún día llego a tener hijos varones, o chicas, los instruiré en la medida de mis
posibilidades para que en vez de ver el legado del cinturòn como algo normal y aceptable, lo
repudien y más bien el crecimiento se dé en oportunidades y valorar a la mujer, ellas son
maravillosas, dan vida, amor incondicional que muchas veces nosotros los hombres somos un
poco más parcos y menos orientados al detalle... la sociedad necesita una mujer empoderada, y
en igualdad de condiciones al hombre.

Página 5
Reflexión final sobre el dilema moral planteado y la medida en que los roles de género y
la concepción de lo masculino y lo femenino

La dinámica de "yo soy el que mando" es más importante, que su hijo, que sus opiniones, que lo
que ella quiere vivir, como ella lo aprecia desde su disociación (bañera), el "cinturón es un legado
de generaciones" (legado machista) y su hijo intenta no seguirlo, como el avión nunca se repara
ya que a él sólo le interesa el control, como su hijo intenta ayudarla pero su padre no lo permite,
y el miedo tampoco la deja. Ella permanece en la bañera por el miedo de "vivir" que le ha
infundado su marido, las promesas que nunca cumple y se puede notar que cuando la gente le
habla la bañera se "vacía" es decir la ilusión del agua cubriendo sus morados se va yendo. (La
ilusión de que "esta vez sí va a ser diferente")

La familia de Marcos le reclama por el "cinturón familiar”, es decir, ¿por qué Marcos no la "ajuicia"
si es su mujer?, ya que el machismo es lo que conocen para hacerse "respetar".

Toda su familia lo incita a la violencia, hasta la hermana de él, que está acostumbrada también
a la violencia, después de avergonzarlo por no seguir sus "costumbres familiares" en la otra
escena, finalmente Julia "cede" y le muestra el cinturón pero está amarrado a su bañera, y parece
que volvieran en el tiempo a cuando eran jóvenes, pareciera que ella le instruye en que tal vez
conservar el cinturón no es lo mejor...que es ella o el "cinturón de su familia" y julia finalmente es
libre, (Con ilusión de que sea un final positivo y no de fallecimiento, como lamentablemente
sucede aún muy frecuentemente) pero sin rumbo fijo, así se siente una mujer maltratada cuando
recién sale de la dependencia hacia estos personajes, que usualmente son narcisistas y aparte
de tener dependencia económica, familiar (hijos) y hasta el qué dirán, las malas tradiciones de
que el hombre es "más que la mujer", ella llega a una "red de apoyo", que es lo que denotan en
mi concepto todas las tinas de baño en la bahía de la isla.

En la sociedad, a las niñas se les enseña a ser pasivas, sonreír, ser agradables, complacientes,
cuidar y ser sensibles a las necesidades de los demás. Más allá de la "enseñanza", nuestra
cultura castiga activamente a las niñas que violan esas reglas. Dicho castigo incluye el
ostracismo social, el ridículo, las malas calificaciones en la escuela y, a menudo, el acoso sexual,
el asalto y la violencia física. Como resultado, las niñas pronto aprenden el precio de hablar, ser

Página 6
independientes y autónomas. Las mujeres individuales pueden tener estas lecciones de forma
suave o más estrictamente impuestas por sus propios miembros particulares de la familia, familia
extensa, vecindario, escuela y maestros, pero el mensaje cultural general permanece constante.

Por lo general, (en las discusiones sobre estereotipos de género) se plantea el problema de que
a los hombres se les enseña a ser duros, a no llorar, a no ser verbales ni a discutir sus emociones.
Sin embargo, este no es el aspecto de los estereotipos de género que contribuye al maltrato. Los
agresores expresan muy bien las emociones de enojo, dolor, dolor y pérdida. ¡Ellos lloran! ,
muchos son muy elocuentes, persuasivos y hábiles para identificar y expresar sus sentimientos.

El concepto de derecho masculino creado por los roles de género está asociado a la violencia
doméstica. A los hombres se les ha enseñado a través del modelado de roles sociales y los
medios que tienen derecho a la atención y los servicios de las mujeres. Las mujeres deben
escuchar, apoyar, mejorar el estado de sus parejas con otros hombres, satisfacer las
necesidades sexuales del hombre y cuidar a sus hijos. Los roles de género tradicionales
mantienen la expectativa de que las mujeres deben cocinar, limpiar y mantener el hogar. Los
roles de género han creado una dinámica dentro de las relaciones íntimas que mantienen a las
mujeres como subordinadas y los hombres como detentadores de poder y tomadores de
decisiones, lo que en última instancia es perjudicial para la salud y la supervivencia de las
mujeres. A menudo en una relación abusiva, si una mujer no cumple con estas expectativas poco
realistas y estrictas, es una licencia para que el abusador sea violento. Algunas mujeres
maltratadas se quedan porque además de ser mujeres y ser maltratadas, pertenecen a otra
población históricamente privada de sus derechos.

Las mujeres son adoctrinadas con la noción de que solo son valiosas si a) están en o buscando
relaciones heterosexuales y, b) tienen hijos. Además, la presión de mantener una familia es
evidente en muchas mujeres de nuestra cultura. La amenaza de perder una familia es grave. A
las mujeres se les enseña a creer que son responsables de su familia y que están a cargo de su
salud y bienestar. De nuevo, los roles de género sugieren que las mujeres deben ser afectuosas,
afectuosas y abnegadas.

Estas creencias funcionan contra las mujeres que quedan atrapadas por hombres violentos.
Cuando las mujeres hacen lo que les han enseñado a hacer (apoyar a su hombre, cuidar a sus
hijos) y luego se les culpa por quedarse. Están etiquetados como masoquistas o dependientes.

Página 7
Además, los roles de género tienen un gran efecto en las actitudes de las mujeres hacia la
violencia contra ellas mismas. Las mujeres son más propensas a culparse por el abuso, menos
propensas a denunciarlo a las autoridades y más probabilidades de experimentar efectos
psicológicos y emocionales a largo plazo. Todo esto puede vincularse a las normas sociales que
se enseñan a las mujeres, incluidas las necesidades de su pareja por encima de las suyas y la
actitud pasiva o de "silencio propio". Las mujeres también son menos propensas a

Denunciar violencia si expresan actitudes tradicionales de roles de género (Harris, Fiestones y


Vega, 2005).

La buena noticia es que las mujeres están luchando todos los días por la igualdad de derechos.
Las mujeres están obteniendo las mismas oportunidades de trabajo, pueden mantener a su
propia familia y sus intereses son mucho más grandes que crear un hogar cálido y amoroso para
sus maridos. Los hombres también tienen más oportunidades de estar más conectados con sus
familias y esposas e incluso estamos viendo un aumento en los padres que se quedan en casa.
Es hora de romper oficialmente el molde del rol de género.

Referencias Bibliográficas

Página 8
Arte y Cultura TV. (2010). Vargas Llosa, discurso de la Cultura [Video]. Recuperado
de https://www.youtube.com/watch?v=AVqy2o1hhNM
Hernandez, J. (2013). Cultura ¿Qué es cultura? [Video]. Recuperado
dehttps://www.youtube.com/watch?v=E95xx_owJnE
Moreno, R. G. (2014). Cap 6 Cultura, persona y sociedad [Video]. Recuperado
de https://www.youtube.com/watch?v=O4A3wb-XYUg
Recalde, H. E. (2014). Capítulo III: Cultura y Personalidad. En H. E. Recalde
(Ed.), Sociología (p. 71-106). Recuperado
dehttp://bibliotecavirtual.unad.edu.co:2077/lib/unadsp/reader.action?docID=11138283&
ppg=8

Página 9

Intereses relacionados