Está en la página 1de 5

El perfecto amor (El amor de Dios)

Texto clave: Romanos 5:8

Desafortunadamente vivimos en una época donde la palabra amor a terminado


significando solo un sentimiento. Amar a alguien se confunde con “me cae bien”. Sin
embargo, que alguien “me caiga bien” no necesariamente constituye el amor en términos
bíblicos. Porque en términos bíblicos el amor está estrechamente conectado con hacer,
Antes de poder hablar sobre el amor, tenemos que asegurarnos de que entendemos lo
que es. Por tal motivo, tenemos que estudiar la Palabra de Dios para ver cómo define esta
palabra.el amor está estrechamente conectado con hacer y específicamente el amar a
Dios con hacer lo que Dios quiere, esto es, Sus mandamientos, Su voluntad. Juan14:15;
3 TIPOS DE AMOR
FILEO (FRATERNAL) Es el amor fraterno, incluyendo amistad y afecto. Es querer, apoyar,
soportar a alguien. Es lo que uno siente hacia una persona por amistad, similitudes,
gustos. Amor de familia, hermanos, hijos.Un ejemplo de la Biblia está en el apóstol Pablo y
el amor que tenía hacia los hermanos en la fe…1 Tes. 2,7 1Cor. 4:17 Filemón 1:9Es el tipo
de amor que debemos desarrollar con todos nuestros semejantes. En la iglesia se forma
un vínculo de familia, similar al que tenemos en casa, por eso nos llamamos hermanos.
EROS (AMOR DE PAREJA) Este amor es el romántico, que desea, que busca satisfacción
sexual. Dios lo ha hecho de manera que haya un fuerte deseo físico del uno por el otro, Es
el amor que debe darse dentro del matrimonio, junto con el amor fileo y el amor ágape
Los 3 amores son necesarios dentro del matrimonio, porque requiere entrega total:
compromiso, fidelidad, y amor sobrenatural. Si uno se casa basado en este amor
solamente, ese matrimonio está destinado al fracaso, pues no tiene buena base para
soportar las tormentas: desacuerdos, conflictos que trae la unión de 2 seres
completamente distintos, los cuales deben adaptarse uno al otro. Cantar de los Cantares
7:6-9
ÁGAPE (AMOR DE DIOS) Proviene sólo de Dios. Es el amor divino, sobrenatural, el más
profundo. No depende de los sentimientos. Es un amor sacrificado; que da sin esperar
nada a cambio. Por ejemplo, cuando nosotros amamos a los que nos odian o injurian
(Mateo 5:44).El amor ágape hace que el hombre pueda realizarse. No sólo toma su
corazón, sino también su mente y su voluntad. El verdadero amor nace de la voluntad y se
convierte en sentimiento, no al revés. Sólo Dios ama sin ningún esfuerzo de voluntad
porque Él es la esencia del amor (1 Juan 4:8).Dios lo derrama en nuestro espíritu para
poder amar lo imposible: a personas difíciles de amar humanamente. Así, el mandamiento
de amar no resulta gravoso, porque Dios pone a nuestra disposición la capacidad para
ello. El ejemplo máximo del amor ágape es Jesús yendo a la Cruz a morir por sus enemigos
(Romanos 5:8).El amor ágape es el amor que Dios desea que tengamos todos los
cristianos, pues si lo tenemos facilitará el cumplir de Sus mandamientos sobre el AMOR.
Somos espíritu, alma y cuerpo. Tres amores que corresponden: ágape, filio, eros. Ágape y
filio se deben dar en toda relación. Eros está sólo reservado para el matrimonio.
El más grande mandamiento es amar a Dios con todo nuestro corazón, con toda nuestra
alma y con toda nuestra fuerza (1Juan4:19)(Salmos136:1)(Salmos 86:15) (Juan 3:16) (1
Juan 4:8-10) (Romanos 8:37-39) (Efesios 2:4-7) (Proverbios 8:17)
EL AMOR ES:
El amor: un nuevo mandamiento: Juan 13:34Juan 15:12-17 1 de Pedro 1:22
El amor: el cumplimiento de la ley: Romanos 13:8-10 Levítico 19:18Gálatas 5:13-14
El amor: lo necesario para conocer a Dios: 1 de Juan 4:7-8 1 de Corintios 13:1-3 1 de
Corintios 8:3 1 de Juan 4:20-21
El amor: No de palabras:1 de Juan 3:16-17 1 de Juan 3:18 Santiago 2:15-16
El amor: debe ser honesto: Romanos 12:9 1 de Pedro1:22
1 de Corintios 13:4-7
El amor todo lo sufre:La frase “todo lo sufre” es el verbo en griego “makrothumeo” que se
compone de dos palabras “makros” que significa “largo” y “thumos” que quiere decir
“enojo”, “ira”. En otras palabras, “makrothumeo” significa tardarse en enojarse3 y su
opuesto es “tener mal genio”. “Makrothumeo” tiene mas el significado de ser paciente
con la gente que el de ser paciente con las situaciones. Mas adelante veremos otra
palabra griega que se usa en el mismo pasaje de 1 de Corintios. Por lo cual, el amor no se
enoja con la gente rápidamente, no tiene mal genio, sino que permanece paciente.

El amor es benigno:Algo mas que caracteriza al amor es que es benigno. La palabra griega
para “benigno” es el verbo “chresteuomai” que se usa solamente en el Nuevo
Testamento. Sin embargo, se usa pocas veces, en otras dos formas. Una es el adjetivo
“chrestos” y la otra el sustantivo “chrestotes”. “Chrestos” significa “bueno, gentil,
benevolente, benigno; activamente caritativo a pesar de la ingratitud”.
Consecuentemente “chresteuomai” significa mostrarse a sí mismo “chrestos”, esto es, ser
gentil, amable, a pesar de ser confrontado con ingratitud.

El amor no tiene envidia:La palabra “envidia” usada en este pasaje es el verbo en griego
“zeloo”. El sustantivo correspondiente es “zelos”. Zeloo y zelos se usan tanto en el buen
como en el mal sentido de la palabra. En el buen sentido se usan con el significado de
celo, fervor, pasión. Entonces, en el ejemplo de 1 de Corintios 14:1 somos llamados a
perseguir amar, y desear [zeloo] las cosas del espíritu. Sin embargo, zelos y zeloo se
utilizan mayormente en el mal sentido de la palabra. En ese sentido, zelos significa
envidia, celos

El amor no es jactancioso:La palabra traducida como “jactancioso” es el verbo en griego


“perpereuomai” que significa “demostrarse a sí mismo como fanfarrón y bravucón”. Es
ese tipo de comportamiento que dice constantemente “Yo hice, Yo tengo, Yo soy....etc.”
La palabra “Yo” es usada frecuentemente por ese tipo de personas. Decimos: “Yo hice
esto para el Señor...”, “Yo he orado mucho”, “Hoy me la pasé estudiando tanto la Biblia”,
Yo sé eso y aquello de la Palabra” dando a entender que valen más que tú porque
probablemente tu no has hecho “tanto”. Sin embargo, cuando en verdad amamos, no nos
“alzamos” porque reconocemos que no hay nada que nos haga ser diferentes de un
hermano o hermana del cuerpo
El amor no se envanece:Otra cosa que el amor no hace es envanecerse. La palabra griega
para “envanecerse” es el verbo “fusioo” que literalmente significa “inflarse, hincharse”. En
el Nuevo Testamento se usa 7 veces, 6 de las cuales vienen en la epístola de los Corintios 4.
En todos los casos se usa metafóricamente con el significado de orgullo. Un uso
característico de esta palabra viene en 1 de Corintios 8:1

El amor o hace nada indebido:Otra cosa que el amor no hace es comportarse


“indebidamente”. La palabra “indebidamente” es el verbo en griego “aschemoneo” que
significa “comportarse de forma indecorosa, vacío de conducta propia, actuar con
deformidad moral”. Entonces por ejemplo en Romanos 1:27 el homosexualismo es
llamado “aschemosune” (el producto de “aschemoneo”). Por lo cual, el amor no se
comporta inmoralmente o de forma indecorosa y cuando tal comportamiento se observa
no viene mas que del viejo hombre.

El amor no busca lo suyo:Otra cosa que el amor no hace es buscar lo suyo. La frase “lo
suyo” es el adjetivo en griego “eautou” cuyo significado es “sí mismo”. Hay algunos
lugares en la Biblia que nos instruyen a no buscar lo nuestro.

El amor no se irrita:La palabra traducida como “irrita” es el verbo en griego “paroxuno”


que literalmente significa “afilarse frotando con algo, incitar, exasperarse” El sustantivo
correspondiente es la palabra “paroxusmos” de la cual el inglés deriva la palabra
“paroxysm”. Evidentemente, provocación y enojo no pueden coexistir de ninguna manera
con el amor honesto, ya que son lo opuesto uno del otro.

El amor no guarda rencor:La palabra “guarda” es el verbo en griego “logizomai” que


debería mas propiamente traducirse como “calcular6”, “considerar”. Usando esta
traducción, esta parte se leería así: “el amor no guarda rencor, no registra las fallas” esto
es, el amor rápida y permanentemente olvida lo malo que le hayan hecho. Algunas veces
la gente del mundo planea por años cómo vengarse de alguien que les hizo daño. Sin
embargo, cuando caminamos por la nueva naturaleza, cuando caminamos en amor,
entonces no guardamos el registro de las fallas que nos hayan hecho sino que las
olvidamos.

amor no se goza de la injusticia más de goza de la verdad:La palabra “injusticia” en griego


es la palabra “adikia” que es usada 25 veces en el Nuevo Testamento y es traducida (KJV)
como injusticia 16 veces, iniquidad 6, error 1, injusto 2. Significa “lo que no se conforma a
derecho, lo que no debe de ser; lo cual no debe de ser por verdad revelada; por
consiguiente error, injusticia.” Todo lo que está en contra de la verdad es injusticia. Y
puesto que sabemos en Juan 17:17 que la verdad es la Palabra de Dios, cualquier cosa que
este en su contra es “adikia”, injusticia. Así que, de acuerdo al pasaje, el amor se regocija
con la verdad, la Palabra de Dios, y no con lo que está en contra suya, lo cual es injusticia.
El amor todo lo sufre:La palabra “sufre” es el verbo en griego “stego”. Un uso
característico de esta palabra esta en 1 de Corintios 9:12 donde leemos que Pablo y su
compañía, a pesar de sus grandes responsabilidades, prefirió no usar su derecho de “vivir
del evangelio” sino “sufrir [stego] todas las cosas no sea que [Pablo y su compañía]
obstaculicen el evangelio de Cristo”. Sufrieron todas las cosas por causa del evangelio de
Cristo y lo hicieron por amor, porque el amor sufre, soporta, todas las cosas.

El amor todo lo cree:La palabra “cree” es el verbo en griego “pisteuo” que aparece 246
veces en el Nuevo Testamento y se traduce (KJV) casi siempre (238 veces) como “creer”.
Bíblicamente hablando, creer significa creer lo que la Palabra de Dios escrita y
correctamente dividida dice y lo que Dios dice a través de las manifestaciones del espíritu.
Por lo tanto, el amor cree todas las cosas que Dios dice tanto en su Palabra escrita,
correctamente divida y a través de las manifestaciones del espíritu.

El amor todo lo espera:Otra cosa que la Palabra de Dios dice sobre el amor es que todo lo
espera. De nuevo la palabra “todo” tiene que tomarse dentro del contexto mas general de
la Palabra de Dios. Se refiere a creer y esperar todas las cosas que la Palabra dice. Por lo
cual, el amor espera todo lo que ha sido definido por Dios como futuras realidades

El amor todo lo soporta:Finalmente aprendemos que el amor “todo lo soporta”. La


palabra “soporta” es el verbo en griego “hupomeno”. Su significado es similar al de
“makrothumeo” (sufrir mucho) que examinamos previamente. Su diferencia es que
“mientras hupomeno se refiere a la respuesta de uno mismo hacia las circunstancias,
denotando perseverancia al enfrentar dificultades, makrothumeo se refiere a la respuesta
de uno mismo hacia la gente, que denota el soportar pacientemente las fallas y aún las
provocaciones de otros sin vengarse o responder7”. Por lo cual, el amor aparte de ser muy
paciente con la gente (makrothumeo) es paciente también con las circunstancias
(hupomeno). Espera pacientemente sin caer en dificultades.
Amar al Señor con todo nuestro corazón es el mandamiento más importante. Pero amar
a Dios no es un estado de la mente, donde “sentimos bonito” respecto a Dios. Amar a Dios
es lo mismo que hacer lo que Dios quiere. No hay tal cosa de amar a Dios mientras que al
mismo tiempo le desobedezco. No existe eso de tener fe y ser infiel. La fe no es un estado
mental. La fe en Dios y Su Palabra es serle fiel a Dios y a Su Palabra. No creamos la falacia
que trata de separar una cosa de la otra. También el amor de Dios y Su favor vuelve a
aquellos que le aman, esto es, a aquellos que hacen lo que a Él le place, Su voluntad.
Además, también vimos que es mejor continuar y hacer la voluntad de Dios aunque no lo
sintamos, que desobedecerle. Esto no nos hace robots sin sentimientos. Podemos
(deberíamos) hablarle al Señor y pedirle otra alternativa para que nos la provea. Él es el
Maestro más maravilloso de todos, misericordioso y bueno con sus hijos. Y si no hay otra
alternativa Él nos fortalecerá para hacer lo que parece muy difícil para nosotros,
exactamente como lo hizo con Jesús aquella noche.

¿De que manera nosotros amamos a Dios?