Está en la página 1de 7

Aparato digestivo

El aparato digestivo o sistema digestivo es el conjunto


de oó rganos encargados del proceso de la digestioó n, es decir, la
transformacioó n de los alimentos para que puedan ser absorbidos y
utilizados por las ceó lulas del organismo.1
La funcioó n que realiza es la de transporte (alimentos), secrecioó n (jugos
digestivos), absorcioó n (nutrientes) y excrecioó n (mediante el proceso de
defecacioó n).
El proceso de la digestioó n es el mismo en todos
los animales monogaó stricos: transformar
los gluó cidos, líópidos y proteíónas en unidades maó s sencillas, gracias a las
enzimas digestivas, para que puedan ser absorbidas y transportadas
por la sangre.
El sistema Circulatorio
El sistema circulatorio es la estructura anatoó mica que comprende una
mezcla de nutrientes, agua y oxíógeno denominado sangre, los
conductos o víóas de difusioó n que transportan dicho líóquido vital asíó
como el motor que la bombea, es decir, el corazoó n.
El sistema circulatorio estaó formado entonces por el sistema
cardiovascular que conduce y hace circular la sangre asíó como al
sistema linfaó tico que conduce la linfa.
Si bien es comuó n la denominacioó n de "sistema" cardiovascular,
estrictamente se le deberíóa llamar "aparato". La denominacioó n de
"sistema" se reserva para un conjunto de oó rganos formados
predominantemente por el mismo tipo de tejido. El aparato
cardiovascular estaó formado por diferentes tipos de tejidos, y por ello
eó sta es la denominacioó n maó s adecuada.

El sistema respiratorio
El Sistema Respiratorio es el sistema de nuestro cuerpo que lleva el
aire (oxíógeno) que respiramos hacia nuestro interior para hacer
posible el crecimiento y la actividad.

La respiracioó n es el proceso por el cual ingresamos aire (que contiene


oxíógeno) a nuestro organismo y sacamos de eó l aire rico en dioó xido de
carbono. Un ser vivo puede estar varias horas sin comer, dormir o
tomar agua, pero no puede dejar de respirar maó s de tres minutos. Esto
grafica la importancia de la respiracioó n para nuestra vida.
Aparato reproductor femenino
Los oó rganos genitales internos del aparato reproductor femenino son:
Vagina. Es un tubo muscular elaó stico que hace que se comunique el
uó tero con el exterior.
Estaó entre la uretra y el recto y termina en un orificio alrededor de los
labios mayores.
Es un conducto que une la vulva con los oó rganos genitales internos.
UÚ tero
Es un oó rgano musculoso y hueco que estaó en la parte inferior del
vientre. El uó tero, tiene tres capas que son el endometrio, muó sculos lisos
y tejido elaó stico.
El uó tero tambieó n es conocido como matriz, es el oó rgano de la gestacioó n
y estaó situado entre la vagina y las trompas de Falopio.
Trompas de Falopio
Las trompas de Falopio conectan el uó tero con los ovarios. Su estructura
es similar a los tubos que comunican el uó tero con la parte interior del
abdomen. Su funcioó n es guiar al oó vulo desde el ovario hasta el uó tero.
Ovarios
Los ovarios son las goó nadas femeninas, del tamanñ o de las almendras.
Estaó n en la zona de la pelvis (uno a cada lado del uó tero). Su funcioó n es
producir un oó vulo cada 28 díóas (dependiendo del ciclo de la
menstruacioó n).
Producen las hormonas sexuales que son:
- Hormonas de estroó genos: estas hormonas son las responsables de los
caracteres sexuales que desde la pubertad nos marcan la voz aguda,
caderas anchas, etc.
- Hormonas de progesterona: la funcioó n de esta hormona es agrandar
la cavidad de los vasos sanguíóneos del endometrio uterino. Al liberar
un oó vulo fecundado, las paredes del uó tero estaó n capacitadas para
alojarlo durante su desarrollo.
Aparato reproductor masculino
El aparato reproductor masculino es el encargado de la reproduccioó n
masculina. Se compone de oó rganos externos, internos, glaó ndulas y
diversos líóquidos que favorece la reproduccioó n.
Detallaremos cada uno de los oó rganos y glaó ndulas que intervienen en la
reproduccioó n asíó como tambieó n sus funciones:
Testíóculos.
Es un oó rgano externo. Los testíóculos son los encargados de la
produccioó n de espermatozoides. Una vez formados los
espermatozoides se depositan en el epidíódimo. Estos se encuentran
dentro del escroto o saco escrotal. Los testíóculos tambieó n tienen como
funcioó n liberar una hormona sexual masculina llamada testosterona.
Epidíódimo.
Es un tubo estrecho ubicado en la parte superior de los testíóculos. Allíó
se alojan y maduran los espermatozoides entre unos 10 y 14 díóas.
Conductos deferentes.
Son los conductos mediante los que se transportan los
espermatozoides en el semen hasta el pene a traveó s de la eyaculacioó n.
Semen.
Es el líóquido que transporta a los espermatozoides y otras
secreciones que producen las glaó ndulas bulbouretrales y la proó stata.
Proó stata.
Estaó ubicada al frente del recto. Es un oó rgano de tipo glandular que
posee forma de una castanñ a. Su funcioó n es la de segregar líóquido
seminal con el fin de proteger y nutrir a los espermatozoides.
Glaó ndulas bulbouretrales oó glaó ndulas Cowper (el hombre cuenta con 2
glaó ndulas).
Se ubican debajo de la proó stata. Tienen como funcioó n segregar un
líóquido alcalino cuyo fin es el de neutralizar la acidez provocado por la
uretra para dar paso al semen antes de la eyaculacioó n.
Conducto eyaculador (el hombre cuenta con 2 conductos).
Estos conductos empiezan en los vasos deferentes y finalizan en la
uretra. Su funcioó n es la de transportar el semen para luego ser
expulsado al exterior mediante el pene.
Uretra.
Es un conducto por el que pasa la orina provenientes de la vejiga hasta
el exterior. Desde el punto de vista de la reproduccioó n es el conducto
por el que pasa el semen para la reproduccioó n.
Pene.
El pene es un oó rgano externo. Dentro de sus funciones reproductivas se
encuentra la de depositar el esperma mediante el coito en el aparato
reproductor femenino con el fin de fecundar el oó vulo.
El pene estaó formado por el cuerpo esponjoso y el cuerpo cavernoso.
Cuerpo cavernoso.
Son dos columnas ubicadas en la parte del frente del pene que se llenan
de sangre y provocan la ereccioó n.
Cuerpo esponjoso.
El cuerpo esponjoso se presenta en forma de columna dentro del pene. Es una columna
delgada en comparación con el cuerpo cavernoso. En su parte inferior se encuentra el
glande que es la parte de mayor tamaño del cuerpo esponjoso.

Aparato urinario
El aparato urinario estaó constituido por dos rinñ ones, donde se elabora
la orina, y unos conductos que la llevan al exterior.
Los rinñ ones son tíópicos de vertebrados. Cada rinñ oó n estaó formado por
un conjunto de unidades llamadas nefronas o nefrones .
La nefrona o nefroó n se puede considerar como la unidad funcional del
rinñ oó n.
Una nefrona consta de un corpuó sculo renal , que filtra a presioó n el
plasma sanguíóneo, y de un tuó bulo contorneado, de longitud variable,
donde se producen la reabsorcioó n y la secrecioó n .
En el caso de los animales vertebrados superiores (incluido el ser
humano), el aparato urinario estaó compuesto por: dos rinñ ones , que por
medio de unos tubos llamados ureó teres , comunican con la vejiga ,
donde se almacena la orina y se expulsa al exterior mediante un
conducto que es la uretra . La salida de la orina se produce por el meato
uretral .
El rinñ oó n de los mamíóferos estaó constituido por maó s de un milloó n de
nefronas, y en eó l se distinguen las siguientes capas:
• La caó psula renal : capa externa formada por una membrana de tejido
conjuntivo fibroso.
• La zona cortical : tiene un aspecto granuloso debido a
los corpuó sculos de Malpigio . Forma una cubierta continua bajo la
caó psula renal con prolongaciones hacia el interior: las columnas
renales .
• La zona medular : tiene aspecto estriado debido a su divisioó n en
sectores por las columnas renales. Estos sectores se llaman piraó mides
renales .
• La pelvis renal : zona tubular que recoge la orina.
El meato uretral se halla por detraó s del clíótoris, entre eó ste y la vagina, y
es el orificio de la miccioó n. Su cercaníóa con la vagina y el trayecto corto
de la uretra femenina, favorecen el desarrollo de infecciones urinarias
bajas comuó nmente llamadas cistitis.
El Aparato urinario se conoce tambieó n como aparato nefrourinario.
Las funciones del aparato urinario o nefrourinario son:
• La excrecioó n de los productos de desecho del metabolismo celular.
• Mantener el equilibrio híódrico.
• Mantener el equilibrio ioó nico (concentracioó n de iones en el medio
interno) y, por consiguiente, la presioó n.

El sistema óseo muscular


Es el sistema bioloó gico que proporciona soporte y apoyo a los tejidos
blandos y muó sculos en los organismos vivos. El sistema oó seo tiene
funciones de locomocioó n, sosteó n y proteccioó n. Los vertebrados
presentan un esqueleto interno o endoesqueleto, constituido por
huesos, que se unen entre síó por las articulaciones. La ciencia que se
encarga de estudiar los huesos se denomina osteologíóa
Los huesos estaó n formados por unas ceó lulas denominadas osteocitos,
que se forman a partir de la diferenciacioó n de los osteoblastos. Entre
las sales minerales que componen los huesos destacan sales de calcio,
carbonatos y fosfatos. La deficiencia de estos minerales en los huesos
puede dar lugar a que sean menos resistentes.

Sistema Óseo-Muscular-Cartilaginoso

Sistema nervioso
El sistema nervioso, uno de los maó s complejos e importantes de
nuestro organismo, es un conjunto de oó rganos y una red de tejidos
nerviosos cuya unidad baó sica son las neuronas . Las neuronas se
disponen dentro de una armazoó n con ceó lulas no nerviosas, las que en
conjunto se llaman neuroglia.
El sistema nervioso tiene tres funciones baó sicas: la sensitiva, la
integradora y la motora.
La funcioó n sensitiva le permite reaccionar ante estíómulos provenientes
tanto desde el interior del organismo como desde el medio exterior.
Luego, la informacioó n sensitiva se analiza, se almacenan algunos
aspectos de eó sta y toma decisiones con respecto a la conducta a seguir;
esta es la funcioó n integradora.
Por uó ltimo, puede responder a los estíómulos iniciando contracciones
musculares o secreciones glandulares; es la funcioó n motora.
Para entender su funcionalidad, el sistema nervioso como un todo
puede subdivirse en dos sistemas: el sistema nervioso central (SNC) y
el sistema nervioso perifeó rico (SNP) .
El SNC estaó conectado con los receptores sensitivos, los muó sculos y las
glaó ndulas de las zonas perifeó ricas del organismo a traveó s del SNP.
Este uó ltimo estaó formado por los nervios craneales, que nacen en
el enceó falo y los nervios raquíódeos o medulares, que nacen en
la meó dula espinal. Una parte de estos nervios lleva impulsos nerviosos
hasta el SNC, mientras que otras partes transportan los impulsos que
salen del SNC.
El componente aferente del SNP son ceó lulas nerviosas
llamadas neuronas sensitivas o aferentes ( ad = hacia; ferre = llevar).
Conducen los impulsos nerviosos desde los receptores sensitivos de
varias partes del organismo hasta el SNC y acaban en el interior de
eó ste.
El componente eferente son ceó lulas nerviosas llamadas neuronas
motoras o eferentes ( ex = fuera de; ferre = llevar). Estas se originan en
el interior del SNC y conducen los impulsos nerviosos desde eó ste a los
muó sculos y las glaó ndulas.

Sistema endocrino
El sistema endocrino estaó formado por una serie de glaó ndulas que
liberan un tipo de sustancias llamadas hormonas; es decir, es el sistema
de las glaó ndulas de secrecioó n interna o glaó ndulas endocrinas.
Una hormona es una sustancia quíómica que se sintetiza en una
glaó ndula de secrecioó n interna y ejerce alguó n tipo de efecto fisioloó gico
sobre otras ceó lulas hasta las que llega por víóa sanguíónea.
Las hormonas actuó an como mensajeros quíómicos y soó lo ejerceraó n su
accioó n sobre aquellas ceó lulas que posean en sus membranas los
receptores especíóficos (son las ceó lulas diana o blanco).
Las glaó ndulas endocrinas maó s importantes son: la epíófisis o pineal, el
hipotaó lamo, la hipoó fisis, la tiroides, las paratiroides, el paó ncreas, las
suprarrenales, los ovarios, los testíóculos.
Mecanismos bioquíómicos de accioó n hormonal
En el organismo humano existen las Ceó lulas diana, tambieó n llamadas
ceó lulas blanco, ceó lulas receptoras o ceó lulas efectoras, poseen
receptores especíóficos para las hormonas en su superficie o en el
interior.
Cuando la hormona, transportada por la sangre, llega a la ceó lula diana
y hace contacto con el receptor “como una llave con una cerradura“, la
ceó lula es impulsada a realizar una accioó n especíófica seguó n el tipo de
hormona de que se trate:
• Las hormonas asteroideas, gracias a su naturaleza lipidia, atraviesan
faó cilmente las membranas de las ceó lulas diana o ceó lulas blanco, y se
unen a las moleó culas receptoras de tipo proteico, que se encuentran en
el citoplasma.

De esta manera llegan al nuó cleo, donde parece que son capaces de
hacer cesar la inhibicioó n a que estaó n sometidos algunos genes y
permitir que sean transcritos. Las moleó culas de ARNm originadas se
encargan de dirigir en el citoplasma la síóntesis de unidades proteicas,
que son las que produciraó n los efectos fisioloó gicos hormonales.

El diafragma

Es el muó sculo maó s plano de todo el organismo, en forma de boó veda que
cierra por arriba la cavidad abdominal y limita por abajo la cavidad
toraó cica. Es coó ncavo por abajo y convexo por arriba, y su parte media es
aponeuroó tica o tendinosa y se llama centro freneó tico, a su alrededor es
donde se encuentran las bandas musculares.
Es maó s alto por delante que por detraó s, ya que las costillas anteriores
son mucho maó s altas que las posteriores. Su boó veda no es regular y
desciende maó s por el lado izquierdo. Es gibado y asimeó trico.
/