Está en la página 1de 1

Nuevo aeropuerto y Tren interurbano entre el desfalco y el despojo

Juan Recabarren

A lo largo de todo este tiempo se han desarrollado los dos más grandes megaproyectos
del sexenio de Peña Nieto, ha sido claro el despojo que buscan ambos además del daño
socio ambiental que generaran para las regiones oriente y poniente del valle de México.
Así mismo a menos de un año de acabar su gobierno EPN, han salido a la luz una
infinidad de notas de la prensa denunciando y sacando a la luz una gran cantidad de
anomalías las cuales lo que ha derramado el vaso ha sido la forma desmedida y
sinvergüenza de utilizar los fondos de retiro de miles de trabajadores para dos obras
públicas que estarán manejadas y controladas por monopolios extranjeros y nacionales.

Más allá de intentos de los partidos burgueses en exigir aclarar esta medida del gobierno
federal, queda claro que más allá sobre que se ha utilizado el fondo de ahorro de retiro
en manos de varios monopolios financieros (incluido INBURSA de Slim, quien además
también es uno de los grupos que respaldan a Morena), quedan bajo una incertidumbre
e incluso desconocen los trabajadores sobre el fin que tendrán sus pensiones y
jubilaciones ante las mismas reformas que se están llevando a cabo con el fin de
reducirlas, dejando al trabajador y su familia en un futuro incierto.

Con ello cabe señalar, que a pesar de que pareciese incierto el final de dichos
megaproyectos, el actual periodo de elecciones burguesas, solo prolongará su
conclusión más no su cancelación ante la cantidad de intereses por parte de los
monopolios y empresarios, y serán los trabajadores y el pueblos los que enfrentaran el
despojo como los atropellos de ya sean de forma salvaje o de forma progresista al no ser
ninguno de los partidos burgueses actuales el que respalde y busque defender los
intereses de la clase obrera y las capas populares, ante ello queda claro que la una
elección real para las resistencias contra los megaproyectos es continuar la lucha muy
por encima de que partido gane ya sea PRI, PAN, PRD, MORENA..

Pues más allá de evitar que gobierno haga megaproyectos bajo corrupción, el saqueo
seguirá con otros monopolios e intereses de estos sobre los territorios y pueblos, es por
ello que el problema no es la corrupción sino el sistema capitalista basado en un despojo
cada vez más voraz y sanguinario