Está en la página 1de 3

El astronauta enamorado

Había una vez un astronauta que viajaba por el espacio en su pequeña nave espacial. Llevaba
tanto tiempo surcando el universo que ya no recordaba el camino a casa.

Un día, el astronauta encontró un planeta azul, como la Tierra, aunque muchísimo más
pequeño. Cuál fue su sorpresa al descubrir que allí vivía alguien. Se trataba de una hermosa
alienígena, de color rosa y oro, que cantaba junto a una fuente una hermosa canción.

El astronauta se acercó con cuidado, se quitó el casco y, al ver que podía respirar, le dijo a la
hermosa alienígena:

-Hola, no se asustes. ¿Entiendes mi idioma?

La alienígena le respondió haciendo una raros ruiditos. Sin embargo, el astronauta lo entendió
perfectamente.

HADAS BUENAS, MALAS Y FELICES


Hay hadas buenas, hadas malas y hadas felices, pero cada una tiene un sentimiento.
El hada buena siempre le pasaban cosas buenas, pero un día le ocurrió algo muy muy
malo.

Una mañana, el hada buena llamada Anais, estaba con sus amigas tomando el té y de
pronto llegó el hada mala llamada Valentina; que fue a destruir su casa y le
lanzó un hechizo.
La hermana malvada
Nadie había querido jamás a Paty como su hermana Azul. La adoraba despierta con todos los sentidos e
incluso tenía sueños rutinarios en los que se paseaba junto a su hermana gemela en un mundo donde no
había más individuos que ellas dos: y eran felices, y se querían intensamente.

Pero a la luz del día las cosas eran diferentes. Azul tenía un carácter muy posesivo y cada vez que su
hermana Paty intentaba hacer algo con lo que ella no estuviera de acuerdo, tenía que someterla a sus
torturas; sentía que así debía ser para que su hermana comprendiera lo mucho que ella la amaba.

El joven rey
La noche anterior al día de su coronación, el joven rey estaba
tumbado en su cama, con los ojos distraídos. Poco antes unos
cazadores quienes lo habían descubierto cuando seguía el rebaño del
cabrero que le había educado y a quien creyó siempre su padre.

Hijo de la única hija del viejo rey, casada en matrimonio secreto con
un hombre inferior a ella, fue arrancado del lado de su madre con
apenas unos día de vida y entregado a un campesino pobre y a su
esposa. La joven princesa murió poco después. En su lecho de
muerte, el viejo rey hizo buscar al adolescente y lo había reconocido
como heredero.
Halloween tiene miedo
Estaban todas las fiestas del año reunidas en secreto: querían darle
una gran sorpresa a su buena amiga la fiesta de Halloween. La idea
se le había ocurrido a la hermana melliza de Halloween, la fiesta de
Todos los Santos, y todas las demás fiestas excepto Año Nuevo, el
hermanito de Navidad, que aún era pequeño, habían ayudado a
preparar la sorpresa durante semanas. Por supuesto, habían tenido
muy en cuenta los gustos de su amiga, y habían decorado el lugar
con murciélagos, calabazas, telas de araña y esqueletos. Sin olvidar
la gran montaña de dulces, claro.