Está en la página 1de 1

1.

Proceso de investigación *Ausencias de tiempo


*Escasa personalización
2. Discurso emancipador–Realidad docente (rol de la práctica)
Discurso progresista (Plan 2008)(¿Que?, ¿Quién?, ¿Cómo?)
3. Burocratización del sistema–Problemas (tiempos, personas, espacios, recursos, reglamentaciones)
Búsqueda de autonomía (“La parte administrativa no deja pensar”
Posibles soluciones
1. Tipos de investigación (“recuperar el sujeto y la escuela”)
- Reflexionar sobre lo ontológico, lo epistemológico y la teoría del poder.
2. Enfoque autobiográfico (“recatar trayectorias de vida desde la formación docente”)
- Enfoque autobiográfico / Entrevista en profundidad / Historia de vida
3. Incidencia de la organización escolar (“dimensión institucional de la práctica profesional”)
- La institución posee un “régimen de producción” (libros de texto, horarios, luchas de poder)
Condiciones - epistemológicas / académicas (“modelo de racionalidad”)
- profesionales (“generar horizontalidad”)
- personales (“sentido de posibilidad”)
Puntos en común con otros autores: Modelo I D
Investigación aplicada

Síntesis:
El autor indica la necesidad de un replanteo, entre lo que dicen los institutos acerca de formar un docente, y de la
realidad en la práctica. Para formar un docente crítico se debe cambiar el currículum; y que el resultado de su práctica
sea una construcción entre su “mundo interior”, su experiencia y su contexto social, político e histórico.
Una de las soluciones para ser críticos es tener herramientas que les permitan desafiar lo escrito, la práctica y el proceso
de socialización.
Este trabajo es una crítica al programa y a sus profesores, donde plantea una emancipación desde la investigación.
Algunos de los caminos propuestos para dicho fin, son el romper con la racionalidad académica, establecer vínculos
horizontales de aprendizaje y compromiso y tener ciertas condiciones personales como lo son el deseo, la voluntad, el
compromiso, el sentido de posibilidad, resignificar el valor de lo colectivo, sentirse parte de un proyecto común, etc.
Otra de las trabas a la emancipación es la burocratización que entorpece el proceso y resta fuerza hacia el pensar en
modelos alternativos.

El que tiene que aprender es el estudiante, el profesor es el guía, aunque debiera aportarse mutuamente.
Pero la práctica queda en un discurso de lo que debería ser, de la práctica “ideal”.
El hecho de asistir a las prácticas no nos hace autónomos.
Debemos orientar la práctica docente hacia la formación de un profesional capaz de reflexionar sobre su tarea,
reconocer sus errores y buscar soluciones posibles a los mismos.