Está en la página 1de 6

Sentencia nº 154-2006 de Corte constitucional, 26 de Julio de 2006

Fecha de Resolución: 26 de Julio de 2006

Número de expediente: 154-2006

Id. vLex: VLEX-424086438

Link: http://vlex.com/vid/-424086438

Resumen

APELACION DE SENTENCIA EN AMPARO EXPEDIENTE 154-2006 CORTE DE


CONSTITUCIONALIDAD Guatemala, veintiséis de julio de dos mil seis. En
apelación y con sus antecedentes, se examina la sentencia de treinta y uno de
octubre de dos mil cinco, dictada por el Juzgado Noveno de Primera Instancia del
Ramo Civil del departamento de Guatemala, constituido en Tribunal de Amparo,
en la acción promovida por Elsa Linares Rodríguez, en calidad de administradora
de la herencia del causante Alfredo Antonio Arg

APELACION DE SENTENCIA EN AMPARO EXPEDIENTE 154-2006 CORTE DE


CONSTITUCIONALIDAD Guatemala, veintiséis de julio de dos mil seis. En
apelación y con sus antecedentes, se examina la sentencia de treinta y uno de
octubre de dos mil cinco, dictada por el Juzgado Noveno de Primera Instancia del
Ramo Civil del departamento de Guatemala, constituido en Tribunal de Amparo,
en la acción promovida por Elsa Linares Rodríguez, en calidad de administradora
de la herencia del causante Alfredo Antonio Argueta Maeda, en contra del
Registrador General de la Propiedad de la Zona Central. La postulante actuó con
el patrocinio del abogado Víctor Lubeck Rivas Fajardo. ANTECEDENTES I. EL
AMPARO A) Interposición y Autoridad: presentado en el Centro de Servicios
Auxiliares de Administración de Justicia, el doce de agosto del año dos mil tres. B)
Acto Reclamado: la segunda y subsiguientes inscripciones de dominio y
desmembración de la finca tres mil doscientos setenta y cinco (3,275), folio ciento
noventa y cuatro (194) del libro noventa y dos (92), de Jalapa – Jutiapa. C)
Violación que denuncia: derecho de propiedad. D) Hechos que motivan el Amparo:
de lo expuesto por la accionante se resume: a) con ocasión de las Diligencias de
Titulación Supletoria tramitadas por su difunto esposo Alfredo Anto Argueta
Maeda, identificado también como Alfredo Antonio Argueta Maeda y Alfredo
Antonio Argueta Meda, de un bien inmueble que tenía en posesión, el Juzgado
Segundo de Primera Instancia del departamento de Jutiapa aprobó las mismas, en
auto de veintidós de septiembre de mil novecientos setenta, y se ordenó inscribirlo
en el Registro General de la Propiedad de la Zona Central bajo el número de finca
tres mil doscientos setenta y cinco (3275), folio ciento noventa y cuatro (194) del
libro noventa y dos (92) de Jalapa - Jutiapa; b) no obstante, en forma providencial
se enteró que sobre el bien inmueble relacionado, se operó a favor de Ricardo
Augusto Argueta Duarte la segunda inscripción de dominio, basado en la escritura
pública número ciento doce (112) que contiene el supuesto contrato de
compraventa celebrado por su esposo con el mencionado, autorizada en la ciudad
de Jutiapa el nueve de mayo de mil novecientos ochenta y tres por el Notario
Fredy Arturo Paiz Soto; c) tal compraventa es falsa tal y como lo demuestra la
prueba científica de dactiloscopía realizada por la Sección de Identificación de
Personas del Departamento Técnico Científico de la Dirección de Investigaciones
Criminalísticas del Ministerio Público, que establece que la Impresión Dactilar que
aparece en la escritura arriba mencionada no pertenece a Alfredo Argueta Maeda.
Considera que el Registro General de la Propiedad de la Zona Central, al haber
operado la segunda inscripción de dominio cuestionada, ocasionó las
subsiguientes operaciones registrales que, por los motivos expuestos, también
devienen anómalas, toda vez que la misma fue realizada, como ya se demostró,
con base en un contrato de compraventa que su esposo no suscribió. Solicitó se
otorgue amparo. E) Uso de Recursos: ninguno. F) Casos de Procedencia: invocó
los contenidos en las literales a), b) y h) del artículo 10 de la Ley de Amparo
Exhibición Personal y de Constitucionalidad. G) Leyes Violadas: Artículo 39 de la
Constitución Política de la República de Guatemala. II. TRÁMITE DEL AMPARO
A) Amparo Provisional: se otorgó. B) Terceros interesados: Ricardo Augusto
Argueta Duarte y el Notario Fredy Arturo Paiz Soto. C) Informe Circunstanciado:
se limitó a remitir informe consistente en certificación completa del historial de la
finca objetada. D) Remisión de Antecedentes: no hubo. D) Pruebas: no hubo. E)
Sentencia de primer grado: “...que la segunda y subsiguientes inscripciones de
dominio y desmembraciones de la finca número tres mil doscientos setenta y
cinco, folio ciento noventa y cuatro libro noventa y dos de Jalapa-Jutiapa fue
operada en base a la presentación del primer testimonio de la escritura pública
número ciento doce de fecha nueve de mayo de mil novecientos ochenta y tres y
autorizada por el Notario Fredy Arturo Paiz Soto, en la ciudad de Jutiapa donde la
impresión digital del vendedor es falsa. Se establece que de conformidad con el
artículo 190 de la Ley de Amparo, Exhibición Personal y de Constitucionalidad las
resoluciones dictadas en procesos de amparo son de efecto declarativo y no
causan excepción de cosa juzgada... De conformidad con el artículo 43 de la Ley
de Amparo, Exhibición Personal y de Constitucionalidad: `La interpretación de las
normas de la Constitución y de otras leyes contenidas en las sentencias de la
Corte de Constitucionalidad, sienta doctrina legal que debe respetarse por los
tribunales al haber tres fallos contestes de la misma Corte. Sin embargo, la Corte
de Constitucionalidad podrá separarse de su propia jurisprudencia, razonando la
innovación, la cual no es obligatoria para los otros tribunales, salvo que lleguen a
emitirse tres fallos sucesivos contestes en el mismo sentido.´ la Corte de
Constitucionalidad en las sentencias de fechas veintitrés de septiembre, ambas de
mil novecientos noventa y tres, expedientes (I) veintidós guión noventa y tres (22-
93) y (II) ciento veintitrés guión noventa y tres (123-93) y la de fecha quince de
julio de mil novecientos noventa y cuatro, expediente (III) quinientos sesenta y uno
guión noventa y tres (561-93) y veintisiete de enero de mil novecientos noventa y
ocho, (IV) expediente trescientos treinta y siete guión noventa y siete (337-97),
han fallado que son nulas y jurídicamente inexistentes la (sic) inscripciones
operadas por el Registrador General de la Propiedad sobre la base de títulos
falsos o inexistentes, pues estando garantizado y protegido constitucionalmente
este derecho, con ello se contraría también el principio de que las inscripciones
registrales se hacen sobre la base de la presunción de autenticidad legítima de los
documentos públicos que se presentan en ese registro. En el presente caso, al
proceder al análisis de las constancias procesales se establece que se encuentra
probada la falsedad en la impresión digital del esposo de la amparista en el
documento que se objeta, por lo que al resolverse la presente acción deberá
otorgarse la protección Constitucional solicitada...”. Y resolvió: “...I. Otorga amparo
a la señora ELSA LINARES RODRÍGUEZ contra el señor REGISTRADOR
GENERAL DE LA PROPIEDAD DE LA ZONA CENTRAL, y, en consecuencia: a)
Los restablece en la situación jurídica afectada;(sic) b) Ordena al Registrador
General de la Propiedad de la Zona Central que deje sin efecto el acto reclamado,
restituyendo en sus derechos al postulante para lo cual deberá cancelar la
segunda y subsiguientes inscripciones de dominio de la finca número tres mil
doscientos setenta y cinco, folio ciento noventa y cuatro del libro noventa y dos de
Jalapa-Jutiapa y las inscripciones de las fincas números quinientos tres, folio
ciento cinco del libro ciento veintisiete de Jalapa, Jutiapa; Finca número
trescientos cuarenta y siete, folio cuarenta y nueve del libro cuento (sic) treinta y
dos de Jalapa, Jutiapa; finca número setenta folio setenta del libro ciento
cincuenta y cuatro de Jalapa, Jutiapa; c) Se conmina a la autoridad impugnada a
que dé exacto cumplimiento a lo resuelto dentro del plazo de cinco días a partir del
día siguiente de quedar firme este fallo, bajo apercibimiento de que en caso de
incumplimiento, incurrirá en una multa de dos mil quetzales, sin perjuicio de las
demás responsabilidades civiles y penales consiguientes, librándose para el efecto
el despacho correspondiente; II) Certifíquese lo conducente a la jurisdicción penal
para proceder en contra de quien resulte responsable de los delitos que debieron
cometerse; III) No se hace especial condena en costas a la autoridad
impugnada...” III. APELACIÓN: Ricardo Augusto Argueta Duarte, tercero
interesado en el amparo, apeló. ALEGATOS EN EL DÍA DE LA VISTA A) La
accionante manifiesta: a) que ratifica lo manifestado en el memorial inicial de
amparo interpuesto; b) que su esposo nunca suscribió ni puso su huella en
ninguna escritura pública, porque nunca vendió el inmueble de su propiedad; c) la
sentencia de treinta y uno de octubre de dos mil cinco, dictada por el Juzgado
Noveno de Primera Instancia Civil, constituido en Tribunal de Amparo, se
encuentra ajustada a las constancias procesales y fundamentalmente a la Ley.
Solicitó que la Honorable Corte de Constitucionalidad, al conocer el caso concreto,
confirme la resolución apelada, toda vez que la misma ha sido dictada con apego
a derecho; d) funda toda su petición en el artículo treinta y nueve de la
Constitución Política de la República de Guatemala que garantiza el derecho de
propiedad privada como un derecho inherente a la persona humana. B) El
Ministerio Público manifestó: a) su conformidad con la sentencia de treinta y uno
de octubre de dos mil cinco, dictada por el Juez Noveno de Primera Instancia del
Ramo Civil, constituida en Tribunal de Amparo, por medio de la cual se otorga el
Amparo solicitado por Elsa Linares Rodríguez en contra del Registrador General
de la Propiedad de la Zona Central, en virtud que es congruente con la petición
formulado por esta institución; b) habiéndose considerado que, del estudio de las
pruebas aportadas al proceso se determina que la segunda y subsiguientes
inscripciones de dominio y desmembración de la finca tres mil doscientos setenta
y cinco (3,275), folio ciento noventa y cuatro (194), del libro noventa y dos (92), de
Jalapa – Jutiapa, fue operada con base en la presentación del primer testimonio
de la escritura pública ciento doce, de nueve de mayo de mil novecientos noventa
y tres, autorizado por el Notario Fredy Arturo Paiz Soto, en la ciudad de Jutiapa,
pues consta que la impresión digital del vendedor es falsa, se estima procedente
solicitar a la Corte de Constitucionalidad que al resolver declare sin lugar el
recurso de apelación interpuesto, y confirme el fallo impugnado. C) El Tercero
interesado, Ricardo Augusto Argueta Duarte manifestó: a) los documentos
autorizados por Notario producen fe y hacen plena prueba; en el presente caso no
se ha probado la nulidad del instrumento objeto de la litis, a través de medios
idóneos; b) de conformidad con la ley, la acción para demandar su nulidad se da
dentro de los cuatro años posteriores a la fecha de su otorgamiento; sin embargo,
en el presente caso, dada la fecha en que se autoriza el instrumento público que
dio lugar a las anotaciones reclamadas en el Registro de la Propiedad de la Zona
Central, ya han transcurrido veintitrés años sin que se hubiese impugnado el
documento público; c) el presente amparo carece de objeto en virtud que la
sentencia de mérito ordena se cancele la segunda y subsiguientes inscripciones
de dominio y desmembración de la finca tres mil doscientos setenta y cinco
(3,275), folio ciento noventa y cuatro (194), libro noventa y dos (92), de Jalapa –
Jutiapa; es decir que al cancelarse las mismas, quedará como titular de dicha finca
el señor Alfredo Antonio Argueta Maeda, quien al otorgar su testamento instituyó
como heredero universal a su hijo, quien es el presentado (Ricardo Augusto
Argueta Duarte), habiéndose radicado y finalizado el proceso sucesorio
testamentario en la República del El Salvador, donde se declaró que el presentado
es “heredero definitivo testamentario de los bienes que a su defunción dejó el
señor Alfredo Antonio Argueta Maeda”; d) solicitó que se revoque la sentencia
impugnada y que se deniegue el amparo. CONSIDERANDO -ILa Ley de Amparo,
Exhibición Personal y de Constitucionalidad prescribe en su artículo 43 que la
jurisprudencia que se produzca, luego de haber tres fallos contestes de esta Corte
de Constitucionalidad, al resolver casos similares, constituye doctrina legal que
debe respetarse por los tribunales, porque a menos que se separe de ella, tiene la
función de mantener la debida observancia de la ley y unificar su aplicación. De
conformidad con lo que preceptúa el artículo 39 de la Constitución, se garantiza la
propiedad privada como un derecho inherente al ser humano y se establece que
toda persona puede disponer libremente de ella de conformidad con la ley, siendo,
en consecuencia, un deber del Estado proteger el ejercicio de este derecho. -IIEn
el presente caso, Elsa Linares Rodríguez, en calidad de administradora de la
mortual del causante Alfredo Anto Argueta Maeda identificado también con los
nombres de Alfredo Antonio Argueta Maeda y Alfredo Antonio Argueta Meda,
solicitó amparo contra el Registrador General de la Propiedad de la Zona Central,
reclamando contra la segunda y subsiguientes inscripciones de dominio y
desmembración de la finca tres mil doscientos setenta y cinco (3,275), folio ciento
noventa y cuatro (194), del libro noventa y dos (92) de Jalapa – Jutiapa, aduciendo
que su difunto esposo Alfredo Antonio Argueta Maeda era legítimo propietario de
la finca antes mencionada y en virtud de un supuesto contrato de compraventa fue
despojado del bien, ya que, tal y como lo demostró a través de la prueba científica
de dactiloscopia, la impresión dactilar que calza al pie de la escritura pública ciento
doce (112), no corresponde a la de su difunto esposo, lo que evidencia que en
ningún momento realizó compraventa alguna. Al respecto, el Juzgado Noveno de
Primera Instancia del Ramo Civil del departamento de Guatemala, estableció que
“la impresión digital del vendedor que calza dicho instrumento público es falsa.
Aunado a lo anterior, fue presentado como prueba el dictamen grafotécnico
emitido por el experto en grafotecnia Alfredo Muñoz Oliva, quien concluye que`el
fragmento de impresión digital plasmado en la parte final de la copia legalizada de
la escritura número ciento doce de fecha nueve de mayo de mil novecientos
ochenta y tres autorizada por el Notario Fredy Arturo Paiz Soto no corresponde a
las impresiones digitales de los dedos pulgares del señor Alfredo Argueta Maeda´.
Del estudio de todas las pruebas a que se ha hecho relación se determina que la
segunda y subsiguientes inscripciones de dominio y desmembraciones de la finca
número tres mil doscientos setenta y cinco, folio ciento noventa y cuatro libro
noventa y dos de JalapaJutiapa fue operada en base a presentación del primer
testimonio de la escritura pública número ciento doce de fecha nueve de mayo de
mil novecientos ochenta y tres y autorizada por el Notario Fredy Arturo Paiz Soto,
en la ciudad de Jutiapa donde la impresión digital del vendedor es falsa”.

Al respecto, esta Corte considera que el Dictamen Grafotécnico del Ministerio


Público, mostró indicios que la impresión dactilar que se atribuye a Alfredo Antonio
Argueta Maeda, en la escritura relacionada no fue puesta por él, siendo producto
de una supuesta falsificación. De ahí, se establece que, en el presente caso, la
autoridad impugnada operó la segunda inscripción de dominio y las subsiguientes,
practicadas en la finca tres mil doscientos setenta y cinco (3275), folio ciento
noventa y cuatro (194) del libro noventa y dos (92) de Jalapa-Jutiapa, con
documentos de autenticidad aparente.

Sin embargo, pese a que existen evidencias que hacen presumir irregularidades
en el otorgamiento de la escritura pública número ciento doce (112), de nueve de
mayo de mil novecientos ochenta y tres, autorizada por el Notario Fredy Arturo
Paiz Soto, la cual contiene compraventa de los derechos de propiedad que Alfredo
Antonio Argueta Maeda poseía sobre el inmueble relacionado, puesto que la
postulante presenta un informe de dactiloscopia en el que se concluye que la
impresión dactilar impresa al calce de la misma, no pertenece a éste, también es
cierto que las pruebas presentadas no resultan concluyentes e irrefutables,
debiéndose confirmar este extremo en la jurisdicción ordinaria, en la cual el
juzgador podrá tener a la vista todos los medios probatorios que le permitan
confirmar el aspecto denunciado; por lo que con el objeto de armonizar los
principios del debido proceso, con la protección efectiva que garantiza el amparo,
es del caso otorgarla, la postulante a efecto de que dirima los aspectos descritos
ante los órganos jurisdiccionales competentes, evitando que las propiedades
sufran alteraciones registrales durante un tiempo prudencial que posibilitará a la
accionante preparar una demanda, recabar pruebas, ubicar a la contraparte
legítima y, en general, toda la actividad que le garantice acudir a los tribunales en
solicitud de reconocimiento a sus derechos y, como consecuencia, se dicte el fallo
correspondiente. La modalidad del otorgamiento del presente amparo encuentra
sustento en lo previsto en el inciso b) del artículo 49 de la ley de la materia. En
consecuencia, es procedente confirmar la sentencia apelada, con la modificación
que el amparo solicitado se otorga, pero reducido a preservar el derecho de la
postulante a efecto de que dirima los aspectos descritos ante los órganos
jurisdiccionales competentes, dejando en suspenso por el plazo de dos años la
segunda y subsiguientes inscripciones de dominio y desmembración operada
sobre la finca inscrita en el Registro General de la Propiedad de la Zona Central
con el número tres mil doscientos setenta y cinco (3275), folio ciento noventa y
cuatro (194) del libro noventa y dos (92) de Jalapa-Jutiapa. LEYES APLICABLES
Artículos citados y 265, 268 y 272 inciso c) de la Constitución Política de la
República de Guatemala; 1, 4, 8, 10 inciso h), 42, 44, 47, 49 inciso c), 52, 53, 54,
56, 149, 163 inciso b) y 185 de la Ley de Amparo, Exhibición Personal y de
Constitucionalidad y 14 del Acuerdo 4-89 de la Corte de Constitucionalidad. POR
TANTO La Corte de Constitucionalidad, con base en lo considerado y leyes
citadas, resuelve: I) Confirma la parte resolutiva de la sentencia apelada, con la
siguiente modificación: Otorga el amparo solicitado por Elsa Linares Rodríguez,
contra del Registro General de la Propiedad de la Zona Central y, como
consecuencia, deja en suspenso en cuanto a la reclamante, durante el plazo de
dos años a partir de la firmeza de este fallo, los efectos de la segunda inscripción
de dominio y las subsiguientes operadas sobre la finca tres mil doscientos setenta
y cinco (3275), folio ciento noventa y cuatro (194), del libro noventa y dos (92) de
Jalapa-Jutiapa, con el solo objeto que no pueda producirse sobre el bien
relacionado ninguna anotación de demanda ajena a la que la postulante pudiese
interponer, transferencia de dominio o gravamen que lesione sus derechos; II)
Notifíquese y con certificación de lo resuelto, devuélvanse los antecedentes.

ALEJANDRO MALDONADO AGUIRRE PRESIDENTE

GLADYS CHACÓN CORADO MAGISTRADA ROBERTO MOLINA BARRETO


MAGISTRADO

JUAN FRANCISCO FLORES JUÁREZ MAGISTRADO CIPRIANO FRANCISCO


SOTO TOBAR MAGISTRADO

MARTÍN RAMÓN GUZMÁN HERNÁNDEZ SECRETARIO GENERAL

ACLARACIÓN Y AMPLIACION EXPEDIENTE 154-2006 CORTE DE


CONSTITUCIONALIDAD: Guatemala, veintidós de septiembre de dos mil seis. Se
tiene a la vista para resolver, la solicitud de aclaración y ampliación presentada por
Ricardo Augusto Argueta Duarte, de la sentencia emitida por esta Corte el
veintiséis de julio de dos mil seis, en el amparo que Elsa Linares Rodríguez
promovió contra el Registrador General de la Propiedad de la Zona Central.
CONSIDERANDO Conforme al artículo 70 de la Ley de Amparo, Exhibición
Personal y de Constitucionalidad: “Cuando los conceptos de un auto o de una
sentencia, sean obscuros, ambiguos o contradictorios, podrá pedirse que se
aclaren. Si se hubiere omitido resolver alguno de los puntos sobre los que versare
el amparo, podrá solicitarse la ampliación.”

En el presente caso, analizada la actuación objetada, no se aprecia que en ella


existen conceptos obscuros, ambiguos o contradictorios ni se omitió resolver
ningún punto. En consecuencia, resulta evidente la improcedencia de la solicitud
de aclaración y ampliación, y así debe declararse. LEYES APLICABLES Artículo
citado y, 268 y 272 inciso i) de la Constitución Política de la República de
Guatemala; 71, 149, 163 inciso i) y 185 de la Ley de Amparo, Exhibición Personal
y de Constitucionalidad. POR TANTO La Corte de Constitucionalidad con base en
lo considerado y leyes citadas resuelve: I. Sin lugar la solicitud de aclaración y
ampliación presentada por Ricardo Augusto Argueta Duarte. II. Notifíquese.

ALEJANDRO MALDONADO AGUIRRE PRESIDENTE MARIO PÉREZ GUERRA


MAGISTRADO JUAN FRANCISCO FLORES JUÁREZ MAGISTRADO GLADYS
CHACÓN CORADO MAGISTRADA ROBERTO MOLINA BARRETO
MAGISTRADO

MARTÍN RAMÓN GUZMÁN HERNÁNDEZ SECRETARIO GENERAL