Está en la página 1de 6

UNIVERSIDAD PRIVADA ANTENOR ORREGO

DEPARTAMENTO ACADÉMICO DE HUMANIDADES

1. Aprendizaje

Woolfolk (2010) menciona que el aprendizaje es “un cambio perdurable en la conducta o en la


capacidad de comportarse de cierta manera, el cual es resultado de la práctica o de otras formas de
experiencia”.

Para Papalia (2011), citado por Schunk, aprendizaje es “un cambio relativamente permanente en el
comportamiento, que refleja una adquisición de conocimientos o habilidades a través de la
experiencia, y que puede incluir el estudio, la instrucción, la observación o la práctica. Los cambios en
el comportamiento son objetivos y por lo tanto, pueden ser medidos”

Según Woolfolk (2010) al abordar el aprendizaje humano debemos tener en cuenta, que:
• El aprendizaje ocurre cuando la experiencia (incluyendo la práctica) genera un cambio
relativamente permanente en los conocimientos o las conductas de un individuo.
• El cambio puede ser deliberado o involuntario, para mejorar o empeorar, correcto o
incorrecto, y consciente o inconsciente.
• Para que se considere aprendizaje, este cambio debería ocurrir mediante la experiencia por
la interacción de una persona con su entorno.
• Los cambios resultantes del aprendizaje influyen en los conocimientos o en la conducta del
individuo.
• No es aprendizaje los cambios como producto del proceso de maduración: aumento de
estatura, encanecimiento; así como tampoco los cambios temporales producto de las
enfermedades, la fatiga, el consumo de drogas o el hambre.

En ese sentido, Schunk (2012), plantea que para poder asumir qué es aprendizaje, hay que tener en
cuenta tres criterios:

a) El aprendizaje implica un cambio en la conducta o en la capacidad de conducirse. El


aprendizaje es observable a través de los productos o resultados.
b) El aprendizaje perdura a lo largo del tiempo. No se toman en cuenta los cambios
temporales.
c) El aprendizaje ocurre por medio de la experiencia, que se adquiere practicando u
observando a los demás.

2. Las Estrategias de aprendizaje. A continuación presentamos definiciones de algunos autores


respecto de estrategias de aprendizaje:

- Schunk (2012) refiere que estrategias de aprendizaje son planes cognoscitivos orientados
hacia la realización exitosa de una tarea.

1
UNIVERSIDAD PRIVADA ANTENOR ORREGO
D DEPARTAMENTO ACADÉMICO DE HUMANIDADES

- (Pressley, Weinstein y Mayer (1986) citados por Schunk, afirman que “Las estrategias
incluyen actividades como elegir y organizar la información, repasar el material a aprender,
relacionar el nuevo material con la información que se posee en la memoria y aumentar el
significado del material”.
- Woolfolk (2010) hace un distingo entre estrategias de aprendizaje y táctica de aprendizaje.
“Las estrategias de aprendizaje son planes generales para realizar tareas de aprendizaje”,
mientras que tácticas de aprendizaje son “técnicas específicas de aprendizaje, como el uso
de mnemónicos o el subrayado de un párrafo”.
- Díaz Barriga y Hernández (2010) nos dicen que: “Una estrategia de aprendizaje es un
procedimiento (conjunto de pasos o habilidades) y al mismo tiempo un instrumento
psicológico que un alumno adquiere y emplea intencionalmente como recurso flexible, para
aprender significantemente y para solucionar problemas y demandas académicas. Su empleo
implica una continua actividad de toma de decisiones, un control metacognitivo y está sujeto
al influjo de factores motivacionales, afectivos y de contexto educativo-social”. Estos autores
además nos presentan algunas características, al momento de definir estrategia de
aprendizaje:

 Son procedimientos flexibles que pueden incluir técnicas u operaciones específicas.


 Su uso implica que el aprendiz tome decisiones y las seleccione de forma inteligente entre
un conjunto de alternativas posibles,…”.
 Su empleo debe de realizarse en forma flexible y adaptativa en función de condiciones.
 Su aplicación es intencionada, consciente y controlada. Las estrategias requieren de la
aplicación de conocimientos metacognitivos, de lo contrario se confundirían con simples
técnicas para aprender.
 El uso de estrategias está influido por factores motivacionales-afectivos de índole
interna… y externa…
 Como instrumentos psicológicos apropiables, puede decirse que es posible atenderse.

Badia (coord.), 2012; nos propone una definición integradora a partir del estudiante competente,
“estrategia de aprendizaje es una acción del estudiante específica y regulada conscientemente, que
se despliega para conseguir resolver una situación problemática de aprendizaje en un contexto
educativo”. Define al estudiante competente como “aquel que llegue a ser capaz de emplear de
manera adecuada un amplio repertorio de estrategias de aprendizaje en un campo de conocimiento
o de actividad humana”. Esta forma de actuar del estudiante requiere del aprendiz habilidades para
“regular los procesos motivacionales, cognitivos y afectivos a lo largo de todo el proceso de
actuación”.

3.1. Clasificación de estrategias de aprendizaje

Siguiendo a Díaz Barriga y Hernández (2010), presentan dos clasificaciones de Pozo:


Clasificación de estrategias de aprendizaje (Pozo, 1990)
Proceso Tipo de estrategia Finalidad u objetivo Técnica o habilidad
Repaso simple Repetición simple y acumulativa.
Aprendizaje Recirculación de la
Apoyo al repaso Subrayar.
memorístico información
(seleccionar) Destacar.

2
UNIVERSIDAD PRIVADA ANTENOR ORREGO
DEPARTAMENTO ACADÉMICO DE HUMANIDADES

Copiar.
Palabra-cable.
Rimas.
Procesamiento simple
Imágenes mentales.
Parafraseo.
Elaboración
Elaboración de inferencias.
Procesamiento Resumen.
Aprendizaje
complejo Analogías.
significativo
Elaboración conceptual.
Clasificación de Uso
la de categorías.
información
Organización Jerarquización y Redes semánticas.
organización de la Mapas conceptuales.
información Uso de estructuras textuales.

a) Las estrategias de recirculación consisten en repetir una y otra vez (recircular) la


información que se ha de aprender en la memoria de trabajo, hasta lograr establecer una
asociación para luego integrarla en la memoria a largo plazo. Las estrategias de repaso
simple y complejo son útiles especialmente cuando los materiales que se ha de aprender
no poseen o tienen escasa significatividad lógica, o cuando tienen poca significatividad
psicológica para el aprendiz; de hecho puede decirse que son las estrategias básicas para
el logro de aprendizajes repetitivos o memorísticos (Alonso, 1991; Pozo, 1989).

b) Las estrategias de elaboración suponen básicamente integrar y relacionar la nueva


información que ha de aprenderse con los conocimientos previos pertinentes (Elosúa y
García, 1993). Pueden ser básicamente de dos tipos: simple y compleja; la distinción entre
ambas radica en el nivel de profundidad con que se establezca la integración. Es evidente
que estas estrategias permiten un tratamiento y una codificación más sofisticados de la
información que se ha de aprender, porque atienden de manera básica a su significado y
no a sus aspectos superficiales.

c) Las estrategias de organización de la información permiten hacer una reorganización


constructiva de la información que ha de aprenderse. Mediante el uso de dichas
estrategias es posible organizar, agrupar o clasificar la información, con la intención de
lograr una representación correcta de la información, explotando ya sea las relaciones
posibles entre distintas partes de la información y/ o las relaciones entre la información
que se ha de aprender y las formas de organización esquemática internalizadas por el
aprendiz (véase Monereo, 1990; Pozo, 1990).

Tanto en las estrategias de elaboración como en las de organización, la idea fundamental no es


simplemente reproducir la información aprendida, sino ir más allá, con la elaboración u organización
del contenido; esto es, descubriendo y construyendo significados para encontrar sentido en la
información. Esta mayor implicación cognitiva (y afectiva) del aprendiz, a su vez, permite una
retención mayor que la producida por las estrategias de recirculación antes comentadas. Es
necesario señalar que estas estrategias pueden aplicarse sólo si el material proporcionado al
estudiante tiene un mínimo de significatividad lógica y psicológica.

3
UNIVERSIDAD PRIVADA ANTENOR ORREGO
D DEPARTAMENTO ACADÉMICO DE HUMANIDADES

Clasificación de estrategias según la función cognitiva prevaleciente


(A partir de Pozo y Postigo, 1994)
Clases de estrategias Estrategias
 Observación.
 Búsqueda de la información (manejo de fuentes documentales y
bases de datos).
Estrategias de adquisición
 Selección de la información (tomar notas o apuntes, subrayar,
etc.).
 Repaso y retención (recirculación, mnemotecnias, etc.).
Estrategias de  Decodificación o traducción de la información.
interpretación (para  Aplicación de modelos para interpretar situaciones.
traducir de un código a otro  Uso de analogías y metáforas.
o interpretar la
información)
 Análisis y comparación de modelos.
Estrategias de análisis y
 Razonamiento y realización de inferencias.
razonamiento
 Organización conceptual (elaboración de mapas conceptuales).
 Comprensión del discurso oral y escrito.
Estrategias de comprensión
 Establecimiento de relaciones conceptuales.
y organización
 Organización conceptual.
 Expresión oral.
Estrategias de comunicación  Expresión escrita.
 Expresión a través de información gráfica, numérica, icónica, etc.

3.2. Criterios para la selección de estrategia e aprendizaje

Al respecto Sánchez (2011) incide en que el alumno debe escoger, de entre las de su repertorio, la
estrategia de aprendizaje más adecuada en función de varios criterios:

1. Los contenidos de aprendizaje (tipo y cantidad): la estrategia utilizada puede variar en


función de lo que se tiene que aprender, (datos o hechos, conceptos, etc.), así como de la
cantidad de información que debe ser aprendida. Un alumno que sólo debe aprender la
primera columna de los elementos químicos de la tabla periódica, puede, elegir alguna
estrategia de ensayo: repetir tantas veces como sea preciso el nombre de los elementos, o
utilizar alguna regla mnemotécnica. Estás mismas estrategias, pueden ser utilizadas para la
memorización de vocabulario en inglés (datos).
2. Los conocimientos previos que tenga sobre el contenido de aprendizaje: si el alumno
quiere relacionar los distintos tipos de complejos arquitectónicos que existen en la
localidad y clasificarlos es necesario tener unos conocimientos más amplios de carácter
estructural, compositivo, etc.
3. Las condiciones de aprendizaje (tiempo disponible, la motivación, las ganas de estudiar,
etc.): En general puede decirse que a menos tiempo y más motivación extrínseca para el
aprendizaje más fácil es usar estrategias que favorecen el recordar literalmente la
información (como el ensayo), y menos las estrategias que dan significado a la información
o la reorganizan (estrategias de elaboración o de organización).

4
UNIVERSIDAD PRIVADA ANTENOR ORREGO
DEPARTAMENTO ACADÉMICO DE HUMANIDADES

4. El tipo de evaluación al que va a ser sometido: en la mayoría de los aprendizajes


educativos la finalidad esencial es superar los exámenes; por tanto, será útil saber el tipo
de examen al que se va a enfrentar. No es lo mismo aprender el sistema periódico químico
para aplicarlo a la solución de problemas químicos que aprenderlo para recordar el
símbolo o estructura atómica de cada elemento. Esto es, las pruebas de evaluación que
fomentan la comprensión de los contenidos ayudas a que los alumnos utilicen más las
estrategias típicas del aprendizaje por reestructuración.

3.3. Las estrategias de aprendizaje como competencias para la resolución satisfactoria de


problemas de aprendizaje

Badia (coord.), 2012 considera el aprendizaje como “una progresiva apropiación de competencias
por parte de los alumnos”, y la enseñanza como “el diseño de contextos educativos dentro de los
cuales los alumnos van desarrollando sus competencias”. Como es de verse “lo que cuenta es
cómo el contexto educativo moldea la actividad del estudiante y qué es lo que el estudiante va
haciendo con el contexto educativo. Ello supone considerar el contexto educativo ya no como <lo
que rodea al estudiante>, sino más bien como algo constituyente de su propia actuación
estratégica”. Esta perspectiva toma en cuenta cuatro aspectos:

a) La metacognición y la regulación de los aprendizajes.


La metacognición tiene dos significaciones. El primero como “conocimiento que los alumnos
poseen sobre su pensamiento en el momento de aprender.” Esta permite que los estudiantes
generen conocimientos sobre la propia acción de aprender. La segunda, “como la capacidad para
emplear la consciencia para regular sus procesos cognitivos cuando están aprendiendo”. La
capacidad metacognitiva “posibilita el despliegue de los procesos de autorregulación cognitiva
con los cuales un estudiante puede coordinar su actividad de aprendizaje de forma consciente,
eficaz y flexible, empleando muchos conocimientos y muchas estrategias distintas para alcanzar
una meta de aprendizaje.”

En este aspecto la regulación del aprendizaje es denominado como aprendizaje co-regulado. Este
se manifiesta en cómo los estudiantes se co-regulan unos a otros mediante la interacción
educativa por interacción social de naturaleza lingüística. El profesor ejerce gran influencia en
cómo los estudiantes van regulando su propio proceso de aprendizaje. La co-regulación se da
también entre los compañeros de clase a través de las tareas realizadas de manera individual o de
manera colaborativa.

b) La dimensión afectiva del aprendizaje.


La regulación del aprendizaje no es un proceso afectado únicamente por aspectos cognitivos.
Efklides (2006, 2008) citado por Badia (Coord.) manifiesta que la experiencia metacognitiva es el
“conjunto de sentimientos, estimaciones o juicios relativos a las tareas de aprendizaje sobre cómo
tiene lugar el procesamiento cognitivo, así como su resultado”.

La experiencia metacognitiva posee dos características, según Efklides, “tiene una naturaleza
principalmente afectiva (no únicamente cognitiva), relacionada con la motivación y los procesos

5
UNIVERSIDAD PRIVADA ANTENOR ORREGO
D DEPARTAMENTO ACADÉMICO DE HUMANIDADES

del yo, y une las experiencias de aprendizaje presentes y pasadas, que inciden facilitando o
inhibiendo la autorregulación del aprendizaje en el presente”.

c) Los contextos auténticos de aprendizaje.


En este aspecto es importante “recrear en la escuela escenarios educativos reales o virtuales
similares a la realidad, con sus complejidades y limitaciones de las condiciones de acción,
reflejando las opciones y posibilidades de actuación presentes en la vida real, y que proporcionen
un contexto realista para un conjunto de tareas de aprendizaje”.

d) Los artefactos tecnológicos y su influencia en el aprendizaje.


Este aspecto incide en el hecho que la noción de estrategia de aprendizaje debe considerar que
“dentro del contexto educativo, los participantes actúan empleando instrumentos mediadores,
tales como todo tipo de TIC, y que estos instrumentos mediadores conforman la acción de
manera esencial”. Las TIC están presentes como gestión del contenido a aprender y el acceso a la
comunicación educativa.

3.4. Factores que influyen en el aprendizaje

Se puede comprobar a través del estudio de una amplia bibliografía sobre el tema del aprendizaje,
que este proceso está condicionado por dos factores esencialmente:
a. Las condiciones internas o el desarrollo intelectual del sujeto.
b. Las condiciones externas o el contexto de aprendizaje.

En este contexto, se da la “confrontación” entre los factores procedentes del medio y los
procedentes del sujeto. Como consecuencia de esta confrontación, se produce el aprendizaje que
se realiza tanto fuera como dentro del contexto escolar y que es modelado por las enseñanzas
que en la institución escolar se ofrecen, por las enseñanzas que recibe de otras fuentes del saber
y por la elaboración que él aplica a un cúmulo de realidades y experiencias que, consciente o
inconscientemente, incorpora en su desempeño mental, afectivo y social.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS
BADIA, Antoni (Coord.) (2012). Estrategias y competencias de aprendizaje en educación. Editorial
Síntesis S. A. España.
DÏAZ BARRIGA, Á. y HENANDEZ, G. (2010). Estrategias para un aprendizaje significativo. Una
interpretación constructivista. 3º Edición. Mc Graw Hill Interamericana Editores S. A. México.
SANCHEZ, Maricela. (2011). Módulo: Estrategias de aprendizaje-enseñanza. Texto de maestría en
educación. Trujillo.
SCHUNK, Dale (2012). Teorías del aprendizaje. Una perspectiva educativa. Sexta edición. México,
Pearson Educación.
WOOLFOLK, Anita (2010). Psicología educativa. 11ª. Edición. México, Pearson Educación.