Está en la página 1de 19

Casa del beato Jordán de Sajonia

Postulantado Dominico
1

“Yo y mi familia serviremos al Señor”


Josué 24, 15

CASA DE PREDICACIÓN:
Familias en el amor

San Francisco del Rincón, Gto., febrero del 2018


Casa del beato Jordán de Sajonia
Postulantado Dominico
2

OBJETIVO GENERAL

Reflexionar con el padre y la madre cómo construir, a la luz de la Palabra de Dios, una
auténtica paternidad y maternidad para propiciar relaciones de amor y confianza con sus
hijos.

ACTITUDES: disponibilidad, coraje, optimismo, oración, constancia.

METAS

• El padre y la madre descubren las motivaciones de la conducta de sus hijos y


aprenden a orientarla.
• El padre y la madre conocen y han aplicado las formas bíblicas de corrección y
disciplina.
• El padre y la madre se comprometen a ser verdaderamente pastores del corazón
de sus hijos.
• El padre y la madre conocen y asimilan el rol que Dios les pide desempeñar dentro
de su familia.
• El padre y la madre conocen y asimilan que para ser buenos padres deben ser
primero buenos esposos.

METODOLOGÍA

La línea temática se desarrollará siguiendo el método: ver, juzgar, actuar, celebrar y


evaluar. Los temas iniciarán con un análisis de la realidad en sus luces y sombras.
Posteriormente, se proclamarán algunas citas de la Sagrada Escritura, seguido de una
explicación más profunda del tema. Luego, los asistentes establecerán un compromiso a
cumplir para la semana. Se terminará la sesión con un momento de oración pidiendo a Dios
la gracia para llevar a cabo dicha tarea. En la posterior sesión se evaluará la puesta en
práctica del compromiso acordado.

PEDAGOGÍA

El contenido se dividirá en 7 sesiones de 1: 30 hora a manera de taller (participación e


interacción de los asistentes a través del uso de preguntas, trabajo en equipos, plenarios,
etc.)

TEMARIO

I.- Descubre el corazón de tus hijos


II.- Maestros en el amor
III.- Ama y limita
IV.- La vara del pastor
V.- El abrazo fuerte de mi padre
VI.- Las manos tiernas de mi madre
VII.- Padres que se aman

CONVOCATORIA: A través de los adolescentes y jóvenes de los diferentes movimientos.


Aviso y volantes en las misas. Apoyo de dominicos seglares. Letrero-cartel en las oficinas.

CRONOGRAMA: Pendiente de autorización.


Casa del beato Jordán de Sajonia
Postulantado Dominico
3

I.- DESCUBRE EL CORAZÓN DE TUS HIJOS

A.- OBJETIVO.

Descubrir con el padre y la madre lo que mueve la conducta de los hijos para que no se
centren en manipular su comportamiento, sino en atender las necesidades emocionales de
los mismos.

B.- VER.

¿Qué conductas de tus hijos no te agradan y desearías cambiar?


¿Te has preguntado el porqué de esas conductas?
¿Duran las correcciones que haces a tus hijos?
¿Por qué te obedecen tus hijos: por temor o por convicción?

(Pedagogía: se divide el grupo en equipos y se designa un secretario para que anote las
respuestas a las preguntas. Se terminará con un plenario.)

C.- JUZGAR.

• Iluminación bíblica:

Proverbios 4, 23. “Por encima de todo, vigila tu corazón, porque de él brota la vida”.

Marcos 7, 21-23. “Porque de dentro del corazón de los hombres, salen las
intenciones malas: fornicaciones, robos, asesinatos, avaricias, malicia, fraude,
libertinaje, envidia, injuria, arrogancia, insensatez. Todas estas perversidades salen
de dentro y contaminan al hombre”.

Lucas 6, 43-45. “No hay árbol sano que dé fruto podrido, ni árbol podrido que dé
fruto sano. Cada árbol se conoce por sus frutos. No se cosechan higos de las zarzas
ni se vendimian uvas de los espinos. El hombre bueno saca cosas buenas del tesoro
de su corazón; el malo saca lo malo de su tesoro malo. Porque de lo que rebosa el
corazón habla la boca”.

(Pedagogía: Las citas bíblicas estarán escritas previamente en unas cartulinas por
separado. El expositor leerá los versículos y propiciará una lluvia de ideas entre los
participantes. Se concluirá cada cita con una reflexión aterrizando todas las ideas.)

• Confrontación:

La vida de una persona es reflejo de su corazón. Lo que tus hijos dicen y hacen
revela lo que está en su interior.

La conducta no es lo más importante, sino el corazón. Es mejor aprender a


pastorear1 el corazón de nuestros hijos que centrarnos en regular su conducta.

1
Pastorear no es solamente decir qué hacer y qué pensar, es invertir la vida. Los valores más que enseñarse se absorben:
“Anda con sabios y te harás sabio; quien se junta con necios se perjudica” (Prov. 13, 20)
Casa del beato Jordán de Sajonia
Postulantado Dominico
4

Toda conducta tiene una causa. Los cambios que no provienen desde el corazón
no son confiables ni duraderos.

Disciplina el corazón, no manipules la conducta. Aprende a “comprometer” y no sólo


“reprender”2.

Hace falta un conocimiento profundo de las necesidades particulares de cada uno


de los hijos para que todo esto funcione3.

¿De qué tiene hambre y sed mi hijo? ¿Estás saciando su sed y su hambre
completamente?

D.- ACTUAR.

En esta semana trata de observar, sin prejuicios, la conducta negativa de tus hijos y
pregúntate el porqué de esa conducta. Sería muy recomendable hacer una lista con
preguntas dirigidas a tus hijos como: ¿hijo, no comprendo por qué haces…? Trata de
ponerte en su lugar y responder a dichas preguntas.

Comprométete a atender el corazón de tus hijos (satisface sus necesidades emocionales)


y no solamente a manipular su comportamiento. Para esto investiga lo que nos dice la
psicología acerca de los temperamentos y así descubras cómo acercarte a cada hijo en
particular y darle lo que te pide de comer.

E.- CELEBRAR.

Imprimir y sacar copias del salmo 139 (138). Entregar una copia a cada uno.

De pie frente al sagrario proclamar dicho salmo.

Invitar a los presentes a realizar peticiones en voz alta a Dios.

Terminamos rezando el Padre Nuestro.

Hacerles la invitación a orar con este salmo toda la semana.

2
La autoridad se puede aplicar de dos maneras: a) como imposición o b) como servicio. La primera se basa en la intimidación,
mientras que la segunda busca satisfacer las necesidades de los hijos con amor. ¿A quién le gustaría romper una relación
donde se siente amado y respetado? Los hijos no resisten la autoridad que es verdadera y no es egoísta.

3
Mencionar la importancia de conocer los temperamentos de cada uno de nuestros hijos para que de verdad se sientan
amados de acuerdo a su particular forma de ser.
Casa del beato Jordán de Sajonia
Postulantado Dominico
5

II.- MAESTROS EN EL AMOR

A.- OBJETIVO.

Comprender con el padre y la madre que la principal tarea educativa consiste en enseñar
a amar a los hijos para obtener una nueva perspectiva de la educación familiar.

B.- VER.

• ¿Amas a tus hijos?


• ¿Cómo les demuestras que los amas?
• ¿Qué idea de amor estás transmitiendo actualmente a tus hijos?
• ¿Tú eres ejemplo de amor, compasión y perdón para tus hijos?

(Pedagogía: entregar una hoja con las preguntas para que las contesten de forma
individual. Después se les pedirá a tres voluntarios que compartan sus respuestas. Se
terminará proyectando el video: ¿qué ejemplo le das a tus hijos? Hacer lluvia de ideas.)

C.- JUZGAR.

• Iluminación bíblica:

Marcos 12, 28-31. “En aquellos días, un letrado se acercó y le preguntó a Jesús:
¿Cuál es el mandamiento más importante? Jesús le respondió: El más importante
es: Escucha, Israel, el Señor nuestro Dios es solamente uno. Amarás al Señor, tu
Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente, con todas tus
fuerzas. El segundo es: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay mandamiento
mayor que éstos.”

¿Por qué el mandamiento del amor es el más importante? Porque el amor


es el principio de todos los bienes. Quien no tiene amor no puede dar algo
bueno.

Juan 13, 30. “Les doy un mandamiento nuevo: que se amen los unos a los otros.
Que, como yo los he amado, así se amen también ustedes los unos a los otros.”

¿Qué es lo primero: amar o ser amado? Reconozco que primero soy amado
por Dios. Sólo los amados aman. “No hay nada que puedas hacer para que
Dios te ame menos y no hay nada que puedas hacer para que Dios te ame
más”. No condicionemos el amor a nuestros hijos.

1 Juan 4, 7-8. “Queridos, amémonos unos a otros, porque el amor viene de Dios;
todo el que ama es hijo de Dios y conoce a Dios. Quien no ama no ha conocido a
Dios, ya que Dios es amor.”

¿Cuál es el esfuerzo al amar? Decidir ser hijos de Dios. Si me confieso “hijo”,


el amor se me dará como añadidura, pues viene de Él.
Casa del beato Jordán de Sajonia
Postulantado Dominico
6

Mateo 24, 9-13. “En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: Los entregarán para
torturarlos y matarlos; todos los pueblos los odiarán a causa de mi nombre. Entonces
muchos perderán la fe, se traicionarán y se odiarán mutuamente. Surgirán muchos
falsos profetas que engañarán a mucha gente. Y, al crecer cada vez más la maldad,
el amor en la mayoría se enfriará. Pero el que aguante hasta el final se salvará.”

¿Qué puede hacer enfriar el amor en mi familia? 1) Perder la fe en la persona


(hijos, papás, cónyuge). 2) Ser un falso profeta, que lo único que hace es
engañar.

(Pedagogía: el expositor dirigirá el momento y propiciará la reflexión sobre cada una de las
citas con ayuda de las preguntas que se han proporcionado.)

• Confrontación:

Te proponemos tres sencillos pasos para que hagas sentir amados a tus hijos:

1) Siéntete amado: recuerda que nadie da lo que no tiene.


2) Invierte tiempo en amar: el tiempo es oro, donde está tu tesoro está tu corazón.
3) Maestros con ejemplo: tus hijos ven, tus hijos hacen.

D.- ACTUAR.

Haz el tiempo para enseñar a amar a tus hijos: hazlos sentir amados con tus gestos.

E.- CELEBRAR.

Padre, enséname a enseñar a amar. A dar ejemplo de amor en los pequeños detalles de la
vida: siendo paciente, soportando los defectos de los demás; siendo bondadoso; sin
envidias; buscando ser cortés y de buenos modos; procurando ser generoso; sin irritarme,
manteniendo la serenidad; sin rencores; eligiendo, en todo, la honestidad no aliándome con
la mentira; creyendo en los demás, defendiendo su integridad; esperando lo mejor. Amado
Padre, ayúdame a soportarlo todo, permaneciendo fiel hasta el final.

(Pedagogía: los participantes harán un círculo, de pie, alrededor de un cirio apagado. El


expositor hará alusión a lo que hace enfriar el amor. Después tomará el cirio y hará alusión
a Cristo como el Amor que es fuente de luz y calor. Encenderá el cirio y lo dejará en medio
de todos. Se les entregará a cada uno la oración que se ha proporcionado. Se les pedirá
que la lean en silencio, y cuando el expositor lo indique, dirá cada uno lo que más les llamó
la atención. Se concluirá diciendo todos juntos, en voz alta, la oración.)
Casa del beato Jordán de Sajonia
Postulantado Dominico
7

III.- AMA Y LIMITA

A.- OBJETIVO.

Descubrir con el padre y la madre el tipo de paternidad y maternidad que están ejerciendo
con sus hijos para equilibrar su postura.

B.- VER.

Si tu hijo se pelea con su hermano, aventándose comida, ¿tú qué haces para controlar esa
situación?
Si tu hijo raya la puerta de tu carro, ¿qué le dirías?
Si tu hijo te hace un dibujo en la escuela, ¿cómo reaccionarías?
Si tu hijo adolescente rompe un noviazgo, ¿qué harías?
Si a tu hijo lo corren del trabajo o escuela, ¿qué le dirías?

(Pedagogía: El expositor realizará las preguntas a todos los participantes e invitará a que
se respondan en plenario desde su experiencia y pensamiento.)

C.- JUZGAR.

• Iluminación bíblica:

Lucas 11, 11-13. “¿Qué padre hay que, si su hijo le pide un pez, en lugar de un pez
le da una culebra?; ¿o, si pide un huevo, le da un escorpión? Si, pues, ustedes, aun
siendo malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más el Padre del cielo
dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan!”

Si tu sabes dar cosas buenas a tus hijos (estudios, vestido, alimento, etc.),
reconoce ahora qué es lo que no te permite ser un padre “totalmente bueno”,
como Dios.

Colosenses 3, 21.- Padres, no irriten a sus hijos, para que no se desalienten.

¿Qué conductas que tengo como padre hacen que mis hijos se desalienten?

Efesios 6, 4.- Y ustedes padres, no provoquen la ira en sus hijos, sino fórmenlos en
la disciplina e instrucción del Señor.

¿Sólo reprendes o formas?

(Pedagogía: Se les repartirán a los participantes una hoja con las citas bíblicas y su
respectiva pregunta, las respuestas las anotarán individualmente en la hoja.)
Casa del beato Jordán de Sajonia
Postulantado Dominico
8

• Confrontación:

¿Qué clase de padre-madre eres?

1. Permisivo: Los padres no ponen límites a la conducta de sus hijos. Les permiten
que ellos decidan sin guiarlos. Le ruegan al niño para que obedezca o piensan
que va a cambiar cuando crezca. Son muy sensibles a las necesidades
emocionales de los niños, pero no les enseñan lo que es correcto e incorrecto.

a. Consecuencias: Niño sobreprotegido, sentimiento interno de


inseguridad, poco sentido de dignidad y respeto propio, dificultad para
distinguir entre lo bueno y lo malo.

2. Negligente: Los padres están desconectados y ausentes física o


emocionalmente de sus hijos. Tienden a ser fríos y distantes. Disciplinan
movidos por el impulso del momento. No hay consistencia en la manera de
reaccionar. No corrigen hasta que se sienten irritados y frustrados. Son duros y
abusivos cuando pierden el control. Sólo les preocupan sus propias actividades
egoístas y resienten cualquier interferencia: “No me molestes, no me importa,
estoy ocupado”. No toman tiempo para animar y guiar a los hijos.

a. Consecuencias: Niño con baja autoestima, rebeldía, inseguridad hacia


los padres, poca motivación para salir adelante, identificación con grupos
antisociales (pandillas).

3. Autoritario: Son padres militares muy preocupados por la obediencia externa y


el “qué dirán”. Para ellos la obediencia es más importante que la relación.
Imponen reglas sin considerar los sentimientos y opiniones de los niños. No
enseñan a sus hijos como elegir por miedo a que elijan mal (es muy importante
que el niño aprenda a elegir por su cuenta y a cargar con las consecuencias de
sus elecciones). Castigan frecuentemente a sus hijos. Rechazan y humillan
cuando no se les obedece. No son sensibles a las características naturales de
los niños.

a. Consecuencias: Resistencia, los niños rechazan el sistema de valores de


los padres, tiene baja autoestima, dificultad para acatar las normas y
respetar las autoridades, tienen un gran riesgo de participar en
actividades ilegales.

4. Democrático: Los padres explican claramente las normas, límites y principios de


vida; tienen una disciplina estricta pero cariñosa y benevolente; son consistentes
y flexibles; manifiestan amor y apoyo emotivo por medio del contacto físico y
tomando tiempo para escuchar a cada hijo; enseñan a tomar decisiones sabias
y aceptan que los niños se equivoquen (cuando nos equivocamos, pedimos
perdón y empezamos de nuevo)

a. Consecuencias: Los hijos tienen mayor respeto propio; tienen un nivel


más alto de satisfacción; crecen sintiéndose emocionalmente seguros y
tienen menos posibilidades de rebelión en la adolescencia.
Casa del beato Jordán de Sajonia
Postulantado Dominico
9

(Pedagogía: Se dividirá el grupo en tres equipos, a cada uno se les dará una ficha con la
información del tipo de padre-madre que les corresponda. Se les pedirá que realicen una
representación, de máximo 2 minutos, con la siguiente premisa: tu hijo adolescente llegó
borracho a la casa, ¿cómo reaccionarias si fueras el tipo de padre-madre de tu equipo? El
expositor terminará el momento realizando una representación con el tipo de padre-madre
democrático, con su respectiva explicación.)

D.- ACTUAR.

Se darán las siguientes indicaciones:

1.- Pon en tu refrigerador el esquema de abajo. Identifica qué tipo de padre-madre eres y
qué tipo de padre-madre quieres ser.

2.- Pide la gracia. Solo no puedes lograrlo, Dios te va a ayudar.

Mucho amor
TIERNOS Y
PERMISIVO
FIRMES

Pocos límites Muchos límites

NEGLIGENTE AUTORITARIO

Poco amor

E.- CELEBRAR.

Oh Dios, de quien procede toda paternidad en el cielo y en la tierra, Padre, que eres Amor
y Vida, haz que cada familia humana sobre la tierra se convierta en verdadero santuario de
la vida y del amor, en constante renovación, para todas las generaciones. Por Jesucristo,
tu Hijo, Nuestro Señor. Amén.

(Pedagogía: En el mismo lugar donde es la reunión, todos de pie, tomados de las manos,
escucharán al expositor que recita la oración proporcionada. Se concluye rezando, todos
juntos y en voz alta, un Padre Nuestro.)
Casa del beato Jordán de Sajonia
Postulantado Dominico
10

IV.- LA VARA DEL PASTOR

A.- OBJETIVO.

Aprender con el padre y la madre la manera adecuada de corregir a los hijos para generar
un ambiente de disciplina amorosa.

B.- VER.

Disciplinar, corregir, dirigir.

(Pedagogía: Se dividirá el grupo en dos grandes equipos, se les proporcionará un plumón


para pizarrón. El expositor dirá una de las palabras proporcionadas y dará un tiempo para
que, dentro de cada equipo, acuerden una definición. A la indicación del expositor pasará
al pizarrón uno de los miembros de cada equipo, quienes escribirán su definición. En
plenario se comentarán las definiciones.)

C. JUZGAR.

• Iluminación bíblica:

No temas corregir (premisa): Hebreos 12, 5: “Han echado en olvido la exhortación


que se les dirige como a hijos: Hijo mío, no menosprecies la corrección del Señor,
ni te desanimes cuando te reprenda. Pues el Señor corrige a quien ama, y azota a
todos los hijos que reconoce. Es decir, sufren para corrección suya, pues Dios les
trata como a hijos. ¿Conocen acaso algún hijo a quien su padre no corrija? Y al
revés: si se les ahorra la corrección –que a todos toca-, señal de que son bastardos
y no hijos.”

(Pedagogía: El expositor hará leer a todos los integrantes la cita y concluirá con la premisa
del tema: “No temas corregir”)

Proverbios 7, 24: “Quien no usa la vara no quiere a su hijo; quien lo ama se apresura
a corregirlo.”

Proverbios 19, 20: “Escucha el consejo, acepta la corrección y al final llegarás a


sabio.”

Proverbios 22, 15: “La necedad está atada al corazón del joven, la vara de la
corrección lo separará de ella.”

Proverbios 29, 15: “Vara y corrección dan sabiduría, muchacho consentido


avergüenza a su madre.”

Proverbios 29, 17: “Corrige a tu hijo: te hará vivir tranquilo y te dará satisfacciones”.

(Pedagogía: El expositor pedirá a un miembro del grupo que lea una cita bíblica, cuando se
termine de leer preguntará: ¿Qué impresión te deja esta cita? Incentivará al grupo a seguir
comentando. Se realizará el mismo procedimiento hasta terminar con las citas.)
Casa del beato Jordán de Sajonia
Postulantado Dominico
11

• Confrontar.

Pasos para disciplinar sin que se convierta en abuso o maltrato:


1. Siempre en privado. (La ropa sucia se lava en casa.)
2. Sé específico. ¿De qué lo corriges?
3. Ayúdalo a reconocer lo que hizo o dejó de hacer.
4. Dile que lo amas antes de corregirlo (con palabras y acciones).
5. Explica la corrección. Distinta para género y edad.
6. Que tu corrección impacte.
7. Reconcíliate siempre. ¿Si no la acepta? La vara blandió con ira.
8. Ora con tu hijo. Imprime el amor a Dios en la cera blanda por la vara.

(Pedagogía: En unas cartulinas se escribirán por separado los 8 pasos propuestos. El


expositor levantará la cartulina con el número que vaya a explicar, intercalando comentarios
con los participantes. Así lo hará hasta terminar con los pasos.)

D.- ACTUAR.

Presta atención cuando vas a corregir a tu hijo ¿qué sentimiento tienes? Si experimentas
enojo no corrijas. (Cfr. Efesios 4, 26.)

E.- CELEBRAR.

Salmo 23(22) 1-4. El Señor es mi pastor, nada me faltará. En lugares de verdes pastos me
hace descansar; junto a aguas de reposo me conduce. El restaura mi alma; me guía por
senderos de justicia por amor de su nombre. Aunque pase por el valle de sombra de muerte,
no temeré mal alguno, porque tú estás conmigo; tu vara y tu cayado me dan seguridad.

(Pedagogía: Todos los participantes harán un círculo. Se coloca un cayado en el centro,


junto con varias flores o plantas. Se reproduce el canto “El Señor es mi Pastor” de la
Hermana Glenda. Se invita a los padres a tomar el cayado para hacer una petición en voz
alta. Se termina el momento recitando un Gloria todos juntos, en voz alta.)
Casa del beato Jordán de Sajonia
Postulantado Dominico
12

V.- EL ABRAZO FUERTE DE MI PADRE4

A.- OBJETIVO.

Descubrir con el padre de familia la misión que Dios le encomienda con sus hijos y esposa
para que conozca el rol que le corresponde dentro de la convivencia familiar.

B. VER.

Como esposo y padre de familia, ¿cuáles son tus principales preocupaciones?


Como papá, ¿qué estás haciendo para que tu esposa e hijos sean felices?

(Pedagogía: el expositor dice las preguntas. Se propicia una lluvia de ideas entre los papás
y se van anotando en un pizarrón o papelógrafo.)

C. JUZGAR.

• Iluminación bíblica:

Proverbios 4. "Escuchad, hijos, la instrucción del padre, estad atentos para aprender
inteligencia, porque es buena la doctrina que os enseño; no abandonéis mi lección.
También yo fui hijo para mi padre, tierno y querido a los ojos de mi madre. Él me
enseñaba y me decía: «Retén mis palabras en tu corazón, guarda mis mandatos y
vivirás. Adquiere la sabiduría, adquiere la inteligencia, no la olvides, no te apartes de los
dichos de mi boca. No la abandones y ella te guardará, ámala y ella será tu defensa. El
comienzo de la sabiduría es: adquiere la sabiduría, a costa de todos tus bienes adquiere
la inteligencia. Haz acopio de ella, y ella te ensalzará; ella te honrará, si tú la abrazas;
pondrá en tu cabeza una diadema de gracia, una espléndida corona será tu regalo».
Escucha, hijo mío, recibe mis palabras, y los años de tu vida se te multiplicarán. En el
camino de la sabiduría te he instruido, te he encaminado por los senderos de la rectitud.
Al andar no se enredarán tus pasos, y si corres, no tropezarás. Aférrate a la instrucción,
no la sueltes; guárdala, que es tu vida. No te metas por la senda de los perversos, ni
vayas por el camino de los malvados. Evítalo, no pases por él, apártate de él, pasa
adelante. Porque ésos no duermen si no obran el mal, se les quita el sueño si no han
hecho caer a alguno. Es que su pan es pan de maldad, y vino de violencia es su bebida.
La senda de los justos es como la luz del alba, que va en aumento hasta llegar a pleno
día. Pero el camino de los malos es como tinieblas, no saben dónde han tropezado.
Atiende, hijo mío, a mis palabras, inclina tu oído a mis razones. No las apartes de tus
ojos, guárdalas dentro de tu corazón. Porque son vida para los que las encuentran, y
curación para toda carne. Por encima de todo cuidado, guarda tu corazón, porque de él
brotan las fuentes de la vida. Aparta de ti la falsía de la boca y el enredo de los labios
arrójalo de ti. Miren de frente tus ojos, tus párpados derechos a lo que está ante ti.
Tantea bien el sendero de tus pies y sean firmes todos tus caminos. No te tuerzas ni a
derecha ni a izquierda, aparta tu pie de la maldad."

(Pedagogía: se grabará un audio con la anterior cita bíblica, con música de fondo. Se les
entregará a cada participante una copia de la cita. En el momento se reproducirá el audio
mientras los participantes leen en silencio. Se les pedirá que subrayen lo que más les llamó

4 Se pudiera dar simultáneamente con el tema VI


Casa del beato Jordán de Sajonia
Postulantado Dominico
13

la atención de la cita. Se finaliza el momento compartiendo en plenario lo que subrayaron


y explicando el porqué.)

• Confrontación:
Tres cosas de las que te debes cuidar:
1.- El tener. Eres padre, eres proveedor de tu hogar; pero sólo de lo necesario. No te
desgastes trabajando por querer “dar algo mejor” a tus hijos de lo que tú tuviste, es
engañosa esa frase. Desgasta mejor tu tiempo, tu vida, con tus hijos y tu esposa.

2.- El placer. Eres hombre, que siente, que desea. Ama a tu esposa y a tus hijos; la
infidelidad está a la puerta de la casa. Cuídate de los cuates y compadres que te
dicen: “qué tanto es tantito”. Una infidelidad destroza a tu esposa, y, sobre todo, a
tus hijos. Aunque como hombre poco expreses tus afectos, los tienes. El corazón,
sentimientos y deseos dictan cómo vivimos. Siempre encontramos el tiempo para
hacer lo que disfrutamos. Pon límites a tus deseos: no vayas detrás de todo lo que
veas. Mira hacia adelante, mantén tus ojos fijos en la meta, no te desvíes en lo que
te puede conducir a pecar.

3.- El poder. Como todo hombre deseas ser reconocido. Si eres un buen padre, tu familia
te dará tu lugar; si no lo eres, no te quieras ganar “tu lugar” con violencia, gritos o
actos indeseables. Desea mejor ser reconocido como un padre sabio, amoroso y
diligente.

Una de las más grandes responsabilidades de los padres es la de alentar a sus


hijos a ser sabios. La sabiduría puede transmitirse de padres a hijos. David le
enseñó a Salomón cuando era niño que buscar la sabiduría de Dios era lo más
importante que podía hacer. Salomón aprendió bien la lección.

(Pedagogía: El expositor repartirá unas hojas en blanco a todos los presentes. Les indicará
que deben hacer tres dibujos (estrictamente personales, no se compartirán) en base a las
siguientes preguntas, que harán una por una, dando un tiempo considerable para que
terminen sus dibujos: a) ¿qué quieres tener? b) ¿qué te da placer? c) ¿cómo te gustaría ser
reconocido? Después de cada dibujo, el expositor dará la explicación referente a las “tres
cosas que te debes cuidar”, propuestas anteriormente. Concluirá el momento refiriéndose
a la importancia de alentar.)

D.- ACTUAR.

Durante esta semana, haz el tiempo para transmitir, con tu ejemplo y palabras, un valor a
tus hijos. Ejemplo: generosidad, amabilidad, gratitud, etc.

E.- CELEBRAR.

Padre Bueno, del cual procede toda paternidad, te suplico me enseñes a ser un buen padre.
Te pido perdón por todos los errores que he cometido, hasta ahora, con mis hijos y mi
esposa. Ten misericordia de ellos y sana sus corazones dolidos por mis pecados. Te ruego
me ayudes a ser más como Tú. Amén.
Casa del beato Jordán de Sajonia
Postulantado Dominico
14

(Pedagogía: Se conseguirá (o proyectará) la imagen El regreso del Hijo Pródigo de


Rembrandt. Se invitará a los participantes a hacer un círculo enfrente de la imagen. Se
comenzará meditando el canto A ti Señor levanto mi alma de la hermana Glenda. Se les
repartirá una copia de la oración propuesta. A la indicación del expositor, recitarán la
oración, todos juntos en voz alta.)
Casa del beato Jordán de Sajonia
Postulantado Dominico
15

VI.- LAS MANOS TIERNAS DE MI MADRE

A.- OBJETIVO.

Descubrir con la madre de familia la misión que Dios le encomienda con sus hijos y esposo
para que conozca el rol que le corresponde dentro de la convivencia familiar.

B. VER.

Como esposa y madre de familia, ¿cuáles son tus principales preocupaciones?


Como mamá, ¿qué estás haciendo para que tu esposo e hijos sean felices?

(Pedagogía: el expositor dice las preguntas. Se propicia una lluvia de ideas entre los papás
y se van anotando en un pizarrón o papelógrafo.)

C. JUZGAR.

• Iluminación bíblica:

Proverbios 31, 10-31: “Una mujer completa, ¿quién la encontrará? Es mucho más
valiosa que las perlas. En ella confía el corazón de su marido, y no será sin provecho.
Le produce el bien, no el mal, todos los días de su vida. Se busca lana y lino y lo trabaja
con manos diligentes. Es como nave de mercader que de lejos trae su provisión. Se
levanta cuando aún es de noche da de comer a sus domésticos y órdenes a su
servidumbre. Hace cálculos sobre un campo y lo compra; con el fruto de sus manos
planta una viña. Se ciñe con fuerza sus lomos y vigoriza sus brazos. Siente que va bien
su trabajo, no se apaga por la noche su lámpara. Echa mano a la rueca, sus palmas
toman el huso. Alarga su palma al desvalido, y tiende sus manos al pobre. No teme por
su casa a la nieve, pues todos los suyos tienen vestido doble. Para sí se hace mantos,
y su vestido es de lino y púrpura. Su marido es considerado en las puertas, cuando se
sienta con los ancianos del país. Hace túnicas de lino y las vende, entrega al
comerciante ceñidores. Se viste de fuerza y dignidad, y se ríe del día de mañana. Abre
su boca con sabiduría, lección de amor hay en su lengua. Está atenta a la marcha de
su casa, y no come pan de ociosidad. Se levantan sus hijos y la llaman dichosa; su
marido, y hace su elogio: «¡Muchas mujeres hicieron proezas, pero tú las superas a
todas!». Engañosa es la gracia, vana la hermosura, la mujer que teme a Yahveh, ésa
será alabada. Dadle del fruto de sus manos y que en las puertas la alaben sus obras."

• Confrontación:

Tres cosas de las que te tienes que cuidar:

1.- Ser “macha”. Eres una mujer muy inteligente y capaz; Dios te pide que reconozcas
en tu marido a la cabeza del hogar. Recuerda que él tiene el compromiso de velar por
tu familia. Si hay amor en el hogar todos sabrán tomar su lugar, y tus ideas o propuestas
serán atendidas en bien de todos. ¿Quién lleva los pantalones en la casa? Dios debe
hacerlo, no le quieras ganar su puesto a Dios.

2.- Ser madre ausente. Quieres darle todo a tu familia, trabajar y prosperar, pero... ¿a
costa de qué? Tus hijos te necesitan en el hogar, no para siempre, claro; te necesitan,
especialmente, en los primeros años de su vida. Nadie puede suplir tu lugar en la
Casa del beato Jordán de Sajonia
Postulantado Dominico
16

crianza: ni la mejor guardería ni la más dispuesta abuelita. Que tus hijos y tu esposo
sepan que estás para ellos.

3.- Ser madre “Hitler”. ¡Firmes, ya! Hay veces en que se cree que ser mandona e
inexpresiva es la mejor forma de ser madre: el problema es que eres madre, no la
sargento de un cuartel militar. Tus hijos necesitan experimentar tu cariño y, sobre todo,
tu ternura, tus abrazos, tu comprensión… tu ser mujer. Claro, sin dejar de apretar las
tuercas cuando sea oportuno. Que tus hijos sientan las manos tiernas de su madre.

(Pedagogía: El expositor dividirá el grupo en tres equipos. Repartirá unas hojas en blanco.
Pedirá que dibujen en ellas lo que, a su imaginación e ingenio, mejor describa las siguientes
ideas: a) Madre “macha”, b) Madre ausente, c) Madre “Hitler”. Al terminar, cada equipo
explicará su dibujo. Por último, el expositor terminará con una conclusión.)

D.- ACTUAR.

Comprométete a recitar todos los días el juramento para una madre:

E.- CELEBRAR.

Juramento para una madre:

Yo creo en Dios, y en que Él me ha hecho mujer y madre.


Que como tal me he de ganar el afecto, estima y confianza de mi marido; y estoy dispuesta
a reconocerlo como “cabeza” de mi hogar.
Me comprometo a que mis manos sean útiles: me esforzaré mucho en mis deberes, me
complaceré en ellos. Nunca me quedaré con los brazos cruzados.
Invertiré mi tiempo, ante todo, en cuidar a mis hijos y amar a mi esposo, para que nunca se
pierda mi familia. Aunque haya muchas actividades, no ignoraré la marcha de mi casa.
Guardaré con fidelidad la ley del amor y la bondad, escrita en mi corazón. Lo demostraré
en mis palabras y acciones. Seré firme para soportar toda clase de contrariedades.
Por sobre todo amaré al Señor, con todo mi corazón y todas mis fuerzas. Que mi corazón
esté siempre lleno de Dios, aun cuando mis manos estén sumamente ocupadas en el
mundo. El temor de Dios será la belleza de mi alma, siendo una mujer profundamente
espiritual.
Que el Dios que me ha dado la vida, y a mi familia, me sostenga y acompañe hasta el último
de mis días. Amén.

(Pedagogía: todas las madres, alrededor de una imagen de la Virgen María (Madonna and
Child de Giovanni Battista Salvi), escucharán el canto Ahí tienes a tu madre de la hermana
Glenda. Mientras se reproduce el canto, el expositor invitará a tomar como modelo de
esposa y madre a María. Se terminará el momento dando a cada mamá una copia del
juramento para recitarlo en voz alta.)
Casa del beato Jordán de Sajonia
Postulantado Dominico
17

VII.- PADRES QUE SE AMAN

A. OBJETIVO.

Descubrir con el padre y la madre que la vivencia de un auténtico amor conyugal es el pilar
fundamental para una acertada educación de los hijos.

B. VER.

En una palabra, ¿cómo describirían su actual relación conyugal?


¿Cuáles son las principales bondades de su relación?
¿Cuáles son las principales dificultades como matrimonio?

(Pedagogía: se les proporciona una hoja con las preguntas a cada matrimonio. Las
responden en privado y con toda sinceridad.)

C. JUZGAR.

· Iluminación bíblica:

Efesios 5, 21-33: (esposa) “Sean sumisos los unos a los otros en el temor de Cristo:
las mujeres a sus maridos, como al Señor, porque el marido es cabeza de la mujer,
como Cristo es cabeza de la Iglesia, el salvador del cuerpo. Como la Iglesia está
sumisa a Cristo, así también las mujeres deben estarlo a sus maridos en todo.
(esposo) Maridos, amen a vuestras mujeres como Cristo amó a la Iglesia y se
entregó a sí mismo por ella, para santificarla, purificándola mediante el baño del
agua, en virtud de la palabra, para presentársela resplandeciente a sí mismo, sin
que tenga mancha ni arruga ni cosa parecida, sino que sea santa e inmaculada. Así
deben amar los maridos a sus mujeres como a sus propios cuerpos. El que ama a
su mujer se ama a sí mismo. Porque nadie aborrece jamás su propia carne; antes
bien, la alimenta y la cuida con cariño, lo mismo que Cristo a la Iglesia, pues somos
miembros de su cuerpo. (los dos juntos) Por eso dejará el hombre a su padre y a
su madre y se unirá a su mujer, y los dos se harán una carne. Gran misterio es éste,
lo digo respecto a Cristo y la Iglesia. En todo caso, también ustedes, que cada uno
ame a su mujer como a sí mismo; y la mujer, que respete al marido”.

¿Qué pide Dios a las mujeres para que sean buenas esposas y madres?

¿Qué pide Dios a los hombres para que sean buenos esposos y padres?

¿Estás de acuerdo con esto que la biblia dice? ¿Por qué?

(Pedagogía: Se elegirá a una pareja del grupo. La esposa proclamará el fragmento de la


cita indicada para ella. El esposo proseguirá proclamando lo indicado para él. Juntos
concluirán proclamando, al mismo tiempo, lo indicado para ambos. Acto seguido, el
expositor realizará, en un plenario, las preguntas propuestas. Las respuestas se darán por
lluvia de ideas.)
Casa del beato Jordán de Sajonia
Postulantado Dominico
18

• Confrontación:

William Harley plantea que las necesidades femeninas son:

1. Afecto y cariño: Las mujeres necesitan un hombre que las abrace


tiernamente, que les tenga cariño afectuoso y que no sólo busque caricias
de tipo sexual.

2. Diálogo y comunicación: A ellas les gusta la conversación íntima, un hombre


con el que sea fácil conectar y platicar.

3. Honestidad: A las mujeres les atrae el hombre que dice lo que piensa, que
no se guarda nada, que no dice mentiras y es de una sola cara.

4. Estabilidad económica: Esta seguridad económica no se refiere a que su


esposo tenga mucho dinero, sino a que sea trabajador y sepa ganarse la
vida.

5. Compromiso familiar: Que a su esposo le guste pasar tiempo con sus hijos,
que disfrute y promueva la convivencia familiar, etc.

Las cinco necesidades masculinas, sin embargo, son muy distintas:

1. Satisfacción sexual: Al hombre le gusta tener una mujer dispuesta entre las
sábanas. Ellos interpretan la negación de su mujer como un “no te quiero”.

2. Compañía recreativa: El hombre busca que su mujer comparta con él sus


gustos, que le siga la onda. Si a él le gusta el futbol entonces su mujer, en
lugar de prohibírselo, o dejarlo solo, debe acompañarlo, aunque muchas
veces no sea muy fanática. Que la mujer le pregunte y se interese por lo que
a él le gusta.

3. Atractivo: Al hombre le gusta que su mujer se arregle para él. Les gusta tener
una esposa atractiva que no sea fodonga.

4. Paz doméstica: Al hombre le gusta que su hogar sea un lugar de reposo y


armonía. Esto no significa que no se le moleste con nada como si fuera un
rey, sino que cuando llegue de trabajar encuentre un ambiente de acogida y
alegría donde pueda olvidarse un poco del cansancio del trabajo.

5. Que ella se muestre orgullosa de él: El hombre necesita sentirse admirado


por su esposa. Que se le haga sentir importante. Lo peor que se le puede
hacer a un hombre es humillarle.

(Pedagogía: se divide el grupo en hombres y mujeres. A cada grupo se le proporciona una


ficha con las necesidades emocionales del sexo contrario. La leerán para después
compartirlas con el otro equipo. El expositor concluye el momento explicando la relación
que existe entre las necesidades expuestas y los términos bíblicos antes mencionados.)
Casa del beato Jordán de Sajonia
Postulantado Dominico
19

D.- ACTUAR.

Según algunos estudios hay 4 factores para prevenir la desintegración familiar:

1. La disciplina justa y consistente del padre: Una buena figura paterna es esencial.
Es decir, un padre que se sienta profundamente comprometido con la formación de
sus hijos.

2. La supervisión atenta y cariñosa de la madre: Lo peor que puede hacer una


madre es deshacerse de los hijos para que no la molesten, mandarlos a la calle, a
la guardería, con la abuelita, a ver la TV., etc. El niño necesita sentirse supervisado.

3. La demostración del mutuo afecto entre el padre y la madre: Es un gran trauma


que un niño vea a sus papás pelear y discutir. Es fuente de seguridad y salud
psíquica en el niño ver que sus papás se aman y se respetan.

4. Pasar tiempo juntos: Los papás deben hacer todo lo posible por propiciar
momentos de diálogo y convivencia familiar.

(Pedagogía: se les entregará una copia a cada participante de los factores propuestos. El
expositor los leerá en voz alta. Invitará a las parejas a que no se desatiendan estos factores
de ahora en adelante. Sirva de conclusión del taller.)

E.- CELEBRAR.

¡Bendito seas, Dios de nuestros padres, y bendito sea tu Nombre por todos los siglos de
los siglos! ¡Que te bendigan los cielos y todas tus criaturas por todos los siglos! Tú creaste
a Adán e hiciste a Eva, su mujer, para que le sirviera de ayuda y de apoyo, y de ellos dos
nació el género humano. Tú mismo dijiste: ‘No conviene que el hombre esté solo.
Hagámosle una ayuda semejante a él’. Yo ahora tomo por esposa esta hermana mía, no
para satisfacer una pasión desordenada, sino para constituir un verdadero matrimonio. ¡Ten
misericordia de ella y de mí, y concédenos llegar juntos a la vejez!”. Ambos dijeron: “¡Amén,
amén!” (Del libro de Tobías 8, 4-8)
(Pedagogía: se invita a todos a pasar a la capilla del Santísimo. Los matrimonios presentes
se toman de las manos y van repitiendo después del expositor la oración de Tobías y Sara.
Se termina el momento invitando a los presentes a escuchar y orar con el canto Alianza de
amor de la hermana Glenda. Se entregará un signo como final de curso: un corazón de fomi
con el dibujo de una casa en el centro y una pequeña cruz.)

También podría gustarte