Está en la página 1de 10

1

EL ENSAYO

El ensayo: estructura, características y comparativa

Arturo Anticona Islado

Anthony Yauri Rojas

Claudio Livia Condezo

Roger Palacios Isidoro

Universidad Nacional de Ingeniería

Facultad de Ingeniería Civil

Taller de redacción y comunicación (CB113G)

Lima

Abril, 2018
2
EL ENSAYO

CONTENIDO

Definición .................................................................................................................................. 3

Estructura ................................................................................................................................... 5

Introducción ........................................................................................................................... 5

Desarrollo del tema ................................................................................................................ 5

Conclusiones .......................................................................................................................... 6

Notas y referencias ................................................................................................................. 6

Características ............................................................................................................................ 7

Doble esencia ......................................................................................................................... 7

La importancia de la argumentación ...................................................................................... 7

Lógica en su composición ...................................................................................................... 7

Cohesión en el uso de conectores .......................................................................................... 8

Análisis Comparativo................................................................................................................. 8

Objetivo.................................................................................................................................. 8

Temática ................................................................................................................................. 9

Estructura ............................................................................................................................... 9

Referencias ............................................................................................................................... 10
3
EL ENSAYO

Definición

Ensayar es probar, reconocer y examinar; es producto de la meditación, donde lo esencial

es su audacia y su originalidad. Aunque el término es relativamente nuevo, se sabe que los

griegos y los romanos ya utilizaban este estilo de expresión, pero fue en el siglo XVI cuando

adquirió las características actuales. Silvia Torres y Adina González Bonorino (2003) señalan

que el filósofo francés, Miguel Montaigne (1533-1592), lo utilizó y le dio el nombre con el

que ahora lo conocemos (p. 2).

Entre los libros consultados en la Internet se encuentran diversas definiciones del ensayo. A

continuación se anotan algunas en las que se podrá identificar, como un elemento en común,

la referencia a una opinión o postura personal del autor:

Según Vásquez (2005) el ensayo es un texto escrito, generalmente breve, que expone,

analiza o comenta una interpretación personal, sobre un determinado tema: histórico,

filosófico, científico, literario, etc. En él predomina lo personal y subjetivo: el punto de

vista del autor del ensayo.

Para Claudia Liliana Agudelo Montoya (2001) el ensayo es "un ejercicio de ideas que

permite la expresión más convincente de un fenómeno dado ... es un escrito relativamente

breve, producto de un ejercicio que implica la recolección de la información, su

discernimiento, su profundización, su síntesis y, sobre todo, la apreciación que el autor

expresa, de manera particular, frente a ella (p. 1).

Julio César Schara et al. (1994) refieren que el ensayo "es un trabajo académico, en el que se

expone un tema y en el cual el autor da su interpretación personal, es decir, es en parte

subjetivo. Se caracteriza por presentar juicios personales sobre un tema y la profundidad en


4
EL ENSAYO
la investigación es variable. Trata de un área del conocimiento, pero desde el punto de vista

del autor, quien al tener cierto dominio sobre el tema escribe libremente acerca de éste"

(pp. 29-49).*

Por su parte, Lorena Amaro et al. (2006) advierten que "el ensayo es un texto esencialmente

argumentativo, ya que su propósito es manifestar un punto de vista sobre un tema específico:

el autor intenta 'hacer ver' al lector las cosas como él las ve. Sin embargo, se diferencia de

otros tipos de textos argumentativos en cuanto su autor no pretende necesariamente 'resolver'

una controversia, sino establecer un diálogo con los lectores" (p. 184).

El buen ensayo, nos dice Jaime Alberto Vélez (2000), "posee las virtudes y magias propias

del arte de la conversación, expresadas en su intención dialogante y la capacidad de expresar

el flujo natural del pensamiento sin pretender establecer un nuevo sistema de conocimiento o

asentar verdades definitivas" (p. 8).

En el ensayo, el autor se expresa desde una perspectiva personal, pero no como una simple

opinión, sino haciendo uso de su inteligencia para convencer o persuadir a otros; se vale de

buenas razones y de ideas bien organizadas. El verdadero ensayo no intenta transmitir lo que

ya se sabe, sino mostrar y probar una idea nueva, algo que no sea obvio, una nueva mirada o

relación novedosa, por ello incorpora la argumentación y la reflexión (MolinaCantó, 2004,

p. 1; Pérez de Melo, 2008, p. 1).

Gonzalo Cataño (1995) advierte que "el término 'ensayo' es una de las voces más ambiguas

del idioma, al señalar que para unos es un campo propio de la creación literaria, en tanto que

para otros es la expresión más clara del informe científico de las revistas especializadas"

(p. 16). Esta falta de acuerdos no invalida la importancia de la argumentación en la escritura.

Seguramente habrá maneras distintas de entender el ensayo, pero no podemos negar que la
5
EL ENSAYO
condición de prueba, en su definición etimológica, nos remite a la confrontación de ideas, a la

discusión, la reflexión y el ejercicio del pensamiento.

Comentando la falta de consenso respecto de lo que se entiende por "ensayo académico",

Goretti Ramírez (2004) advierte que no se trata de una mera paráfrasis de textos, sino que

debe mostrar el esfuerzo por llevar las ideas del texto más allá de su interpretación literal. En

el ensayo se pide una reflexión crítica, que descubra ideas que no se ven con una lectura

superficial; se pide asumir una postura y comprometerse a defenderla utilizando las ideas

(p. 1).

Estructura

Sea cual fuese el objetivo o el tipo de ensayo, se puede reconocer una estructura, ya sea

explícita o implícita, que responde a un mismo esquema

Introducción

Es la descripción inicial del tema y del objetivo del ensayo, en la que se explica su

contenido y los subtemas. Su intención es captar la atención del lector. La introducción debe

conducirnos hacia la presentación de una aseveración debatible o tesis. Ésta debe

incorporarse de manera explícita al final de la introducción, de modo que el lector tenga un

referente para darle seguimiento a lo largo del texto. (Angulo, 2013, pág. 7)

Desarrollo del tema

Contiene la exposición y el análisis del mismo. En él se plantean las ideas propias y se

sustentan con citas de las fuentes consultadas (libros, revistas, páginas de la Internet,

entrevistas, etcétera). Citar las fuentes, además de un ejercicio de honestidad, ayuda a

desarrollar y asumir una postura acerca de la interpretación de los textos. La inserción de las

fuentes debe establecer, necesariamente, su conexión con la tesis del autor y mostrar cómo

encajan en lo que se propone demostrar, es decir, cómo apoyan, matizan o refutan su tesis. Se
6
EL ENSAYO
compara la opinión del autor con las opiniones de otros autores y se destacan las

coincidencias y diferencias. El contenido y la extensión del desarrollo representan 80% del

ensayo. Cada párrafo se conforma de una idea principal y varias secundarias. El desarrollo

del tema ocupa, más o menos, 60% de síntesis, 20% de resumen y 20% de comentarios. En

este apartado, el autor presenta sus argumentos para convencer al lector de su idea, tesis u

opinión (Ramírez 2004, pág.1; Zamilpa, 2008, pág. 3).

Conclusiones

Es la parte final del trabajo, donde el autor expone las ideas que se desprenden y son

consecuencia del ejercicio anterior, pues ya está en condiciones de dar algunas sugerencias,

cerrar las ideas desarrolladas a lo largo del tema y proponer líneas de análisis para posteriores

escritos. La conclusión ocupa el otro 10% del cuerpo del ensayo. (Angulo, 2013, pág. 7)

Notas y referencias

En caso de que hubiera necesidad de comentarios o aclaraciones, se podrán incorporar al

final del texto en una sección de notas. Además, bajo el término de "referencias" se enlistan

todas las fuentes consultadas (libros, revistas, entrevistas, videos, páginas Web) que sirvieron

para sustentar las ideas del autor o para recabar datos e ideas. Se presentan en orden

alfabético y cronológico, manteniendo cuidado de incluir los elementos descriptivos

necesarios para que los lectores puedan identificar y acudir a las fuentes. (Angulo, 2013, pág.

7)
7
EL ENSAYO
Características

A continuación se presentan algunas características del ensayo, propuestas por Vásquez

(2005):

Doble esencia

Un ensayo es una mezcla entre el arte y la ciencia, es decir, tiene un elemento creativo -

literario- y otro lógico - de manejo de ideas-. En esa doble esencia del ensayo (algunos

hablarán por eso de un género híbrido) es donde radica su potencia y su dificultad. Por ser un

centauro mitad de una cosa y mitad de otra, el ensayo puede cobijar todas las áreas del

conocimiento, todos los temas. Sin embargo, sea el motivo que fuere, el ensayo necesita de

una "fineza" de escritura que lo haga altamente literario.

La importancia de la argumentación

Un ensayo no es un comentario (la escritura propia de la opinión) sino una reflexión, casi

siempre a partir de la reflexión de otros (esos otros no necesariamente tienen que estar

explícitos, aunque, por lo general, se los menciona a pie de página o en las notas o

referencias). Por eso el ensayo se mueve más en los juicios y en el poder de los argumentos,

no son opiniones gratuitas. En el ensayo se deben sustentar las ideas, mejor aún, la calidad de

un ensayo se mide por la calidad de las ideas, por la manera como las expone, las confronta,

las pone en consideración. Si no hay argumentos de peso, si no se han trabajado de antemano,

el ensayo cae en el mero parecer, en la mera suposición.

Lógica en su composición

Un ensayo discurre. Es discurso pleno. Los buenos ensayos se encadenan, se engarzan de

manera coherente. No es poniendo una idea tras otra, no es sumando ideas como se compone

un buen ensayo; es tejiéndolas de manera organizada; jerarquizando las ideas, sopesándolas

(recordemos que ensayo viene de “exagium”, que significa, precisamente, pesar y medir,
8
EL ENSAYO
poner en la balanza). Si en un ensayo no hay una lógica de composición, así como en la

música, difícilmente los resultados serán aceptables. De allí también la importancia de un

plan, de un esbozo, de un mapa-guía para la elaboración del ensayo.

Cohesión en el uso de conectores

En tanto que discurso, el ensayo requiere del buen uso de los conectores (se debe disponer

de una reserva de ellos); los conectores son como las bisagras, los engarces necesarios para

que el ensayo no parezca desvertebrado. Existen conectores de relación, de consecuencia, de

causalidad; los hay también para resumir o para enfatizar. Y a la par de los conectores, es

indispensable un excelente manejo de los signos de puntuación. Gracias a la coma y al punto

y coma (este es uno de los signos más difíciles de usar), gracias al punto seguido, es como el

ensayo respira, tiene un ritmo, una transpiración. Es el conocimiento inadecuado o preciso de

los signos de puntuación lo que convierte a nuestros ensayos en monótonos o livianos,

interesantes o densos, ágiles o farragosos.

Análisis Comparativo

Usualmente se confunden los roles de ciertos documentos académicos, como la

monografía, el artículo científico o el ensayo. Sin embargo, si hacemos un análisis no tan

minucioso, podemos entender que estos se diferencian en cuatro puntos importantes.

Objetivo

Según Vásquez (2005) el ensayo ofrece una interpretación personal sobre un determinado

tema, y está íntimamente ligado a las circunstancias de una época determinada. Así podemos

ver que el objetivo fundamental de este es argumentar con originalidad, un tema cualquiera

dirigido a lectores no especializados. (Materiales de Lengua y Literatura, 2018). En contraste,

una monografía se interesa en “hacer avanzar” el conocimiento mediante una investigación

de carácter académico (Loprete, 1984, pág. 1). Y por otro lado, el artículo científico o de
9
EL ENSAYO
investigación procura generar impacto dando a conocer a la comunidad científica, los

resultados de una investigación.

Temática

En general, se puede decir que el ensayo posee una amplia variedad temática; dicho en

otras palabras, cualquier tema es objeto de ensayo; puesto que suele abordar aspectos ya sean

humanísticos, filosóficos, sociológicos, históricos o incluso científicos. Esto, en cambio, no

sucede en el caso de la monografía, ya que está dirigida netamente a temas académicos. Por

su parte, el informe científico abarca una temática relacionada con la investigación y el

avance científico.

Estructura

El ensayo, a diferencia de la monografía, no posee una estructura determinada, en cambio,

goza de cierta libertad al momento de plantear su estructura y tiene una extensión

relativamente breve. Un artículo científico debe ofrecer la suficiente información para que los

usuarios puedan conocer el modo como se realizó el trabajo, evaluar las observaciones y

validar los procesos intelectuales. Por consiguiente, debe presentar una estructura que revele

la existencia de partes destacadas y claramente distintas, entre ellas, al menos: Introducción,

Métodos, Resultados y Discusión.


10
EL ENSAYO
Referencias

Angulo, N. (2013). El ensayo: algunos elementos para la reflexión. México: A dos tintas.

Loprete, C. (1984). Literatura y Comunicación. Buenos Aires: Plus Ultra.

Materiales de Lengua y Literatura. (10 de Abril de 2018). Obtenido de

http://www.materialesdelengua.org/LENGUA/tipologia/argumentacion/ensayo.htm

Torres, S., & González, A. (2003). Algunas consideraciones acerca del ensayo. Buenos

Aires: Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales.

Vásquez, F. (2005). Pregúntele al ensayista. Bogotá: Kimpres.