Está en la página 1de 2

APOYO PSICOPEDAGOGICO.

Más allá del núcleo familiar, la escuela es un espacio de integración social y convivencia en
la vida de un niño o adolescente. Comprender las necesidades específicas de los niños es
primordial para su desarrollo y bienestar. Quorum Social asesora de forma integral en
relación a los aprendizajes y los aspectos previos y posteriores a la escolarización, para
hacer frente a las dificultades socioeducativas que pueden surgir. Una cuidada detección
precoz y unas buenas estrategias psicopedagógicas facilitarán la adaptación y los
aprendizajes de vuestro hijo.
Quorum Social ofrece una atención integral que incluye los tres agentes implicados: la
familia, el niño y la escuela. A través del servicio psicopedagógico realizamos una primera
entrevista con la familia y el niño, y recogemos las dificultades que se plantean.
Posteriormente nos desplazamos al centro escolar y nos coordinamos con los profesionales
implicados. Dado el caso también se puede realizar una observación dentro del aula. Una
vez recogida toda la información, valoramos en equipo la necesidad de realización de
pruebas diagnósticas. Y finalmente elaboramos una propuesta de trabajo y pautas de
orientación psicopedagógicas.

El servicio de orientación psicopedagógica incluye:

1. Primera visita de acogida: En un primer momento consideramos importante hacer una


entrevista con la familia y recoger información para saber cuáles son las dificultades que se
están dando en la escuela. Según la edad del niño o joven puede considerarse también
oportuno hacer una primera entrevista de recogida de información con el propio niño.

2. Coordinación escolar: Posteriormente, valoramos que es prioritario realizar una


coordinación presencial con la escuela para conocer las dificultades que perciben sus
maestros, profesores o psicopedagogos de la escuela. En caso de ser posible y, si se
considera necesario, se puede realizar una observación del alumno dentro del aula. La
opinión del tutor es fundamental ya que es él quien conoce al alumno en situaciones
cotidianas y nos aporta una visión global.

3. Valoración diagnóstica: Entendemos la valoración psicopedagógica como el análisis de


la situación del alumno en el marco de la escuela y del aula. En algunos casos y para tener
más información se puede considerar necesario pasar pruebas psicopedagógicas que
complementen la información recogida. La realización de pruebas se puede realizar en
nuestro despacho o bien a domicilio, según se considere oportuno. Una vez recogida toda la
información se realizará una valoración y un informe que será puesto en común tanto con
los padres, con la escuela, como con el propio niño según el caso.

4. Seguimiento: Una vez planteadas las necesidades que se han detectado, se consensuará
junto con la escuela y con los padres, un plan de trabajo para mejorar aquellas dificultades
que afectan al rendimiento escolar del alumno y a su adaptación en la escuela.

Se realizará una reeducación más intensiva, tratamiento psicopedagógico o seguimiento


más puntual dependiendo de cada situación.
¿Dificultades de aprendizaje o de adaptación? ¿Cómo mejorar el entendimiento con el
tutor de nuestro hijo? Ya no sabemos como ayudarle, ¿qué podemos hacer? ¿Mil
diagnósticos, pero aún no sabemos qué le pasa? ¿No se puede concentrar y llama la
atención constantemente