Está en la página 1de 3

PÁGS. 2-3 |||| IMPONENTE PAISAJE INCA PÁG.

6 |||| AVENTURA
NEVADO AMPAY:

Choquequirao emerge Ruta al


atractivo
Ubicado a 60 kilómetros de Machu Picchu, Choquequirao es el destino de arqueología natural más
que se requiere habilitar para superar el reto de duplicar el número de visitantes. visitado de
Apurímac
Año 4. Edición Nº 254. Miércoles 9 de mayo de 2018

Lo Nuestro
TURISMO, DESTINOS Y RUTAS DEL PAÍS
SUPLEMENTO SEMANAL

El Peruano

PUNO ES TRADICIÓN
Texto y fotos:

ALTIPLÁNICA
Rolly Valdivia.

PUCARÁ
Q
ué hace aquí este torito
de Pucará. Un torito
que, por una extraña
circunstancia o artilugio, ha-
bla, discute y airma que no
está de acuerdo con el enfoque
que se le pretende dar a esta
crónica, la cual –hay que decir-
lo– no atenta contra la verdad
ni es difamatoria, pero que al
ser publicada ‘nos crearían
–asume el animal la voz de
todos sus congéneres– un se-
vero problema de identidad’.
La situación, hasta cierto
Ubicado en el norte de la punto, es aterradora, consi-
derando que el torito no se
región Puno, la localidad de cansa de bufar. Así, quiere in-
Pucará se distingue por el trabajo timidarme y convencerme de
realizar varios ajustes en mi
de sus artesanos, creadores del plan. Enjundioso, me explica
que de nada me servirá escu-
tradicional torito de Pucará, que es darme en mi derecho a la libre
infaltable en las casas como elemento expresión. Si así lo hiciera, él
echaría chispas como esas
de protección y prosperidad. lindas y explosivas vaquitas
de las iestas patronales.
CONTINÚA EN LAS PÁGS. 4-5
4 El Peruano Lo Nuestro Miércoles 9 de

ESPECIAL

A
ALFARERÍA PUNEÑ

En la tierra del torito


Pucará, ubicado a 102 kilómetros de Puno y a 62 de Juliaca, es el lugar
perfecto para practicar el turismo vivencial, conocer el proceso de elaboración de
la cerámica que utilizan los artesanos y la historia que rodea a estos ‘personajes’
astados, protagonistas de una tradición que se mantiene por décadas.

VIENE DE LA PÁG 1 infaltables en la iesta de la de Azángaro), que ofrecían gringo contesta: ¡Ah, Pucará!
marca de ganado y espantá- sus trabajos de alfarería a ¡Torito de Pucará!” (tomado Mucho más que artesanía
M
i interlocutor está bamos a los malos espíritus los visitantes desde el borde de Reyes de Pukara: revalo-
convencido de que desde los techos de las casas. del riel. rando el turismo, de Leonar- ◗ En la “Tierra del torito”, los figuran entre las artesanías
es una majadería, y Allí nos siguen poniendo en Al llegar a esta parte de su do Huargaya). Pero eso no es viajeros pueden practicar peruanas más cotizadas
no una primicia, explicar su pareja, siempre en pareja”. relato, el muy taimado confe- todo, el cronista que hace rato turismo vivencial y conocer el internacionalmente. Se ha
origen, replicando a aquellos só que se pondría académico, me está viendo bufar y botar día a día de los artesanos. realizado una serie de
que no se cansan de decir La palabra del toro echando mano a textos de chispas de colores pensaba innovaciones que los hacen
que los simpáticos astados Eso deberías de contar, otros autores, como el an- rematar su ‘revelación’ his- ◗ En la fiesta de la San- más atractivos.
no son oriundos de Pucará. querido periodista, futuro tropólogo Fredy Reyes Apa- tórica con una frase lapidaria tísima Trinidad (mayo) se
Su fantástica perorata corneado; pero no, estás za, quien, en La simbología extraída de un estudio lide- utilizaban los toritos. Allí se ◗ Para conocer más sobre los
continuó con un “no importa decidido a remontarte a totémica del torito de Pucará, rado en 1962 por el profesor marcaba al ganado y se cree astados de Ch’eqa Pupuja y
si mi ‘especie’ no tiene mayor los inicios del siglo pasado, señala que dichos artesanos Demetrio Roca. que antes de la llegada de los Pucará, historia, acceda al pdf
relación con la lidia. Todo lo entonces, escribirás sobre hacían unos toritos blancos o Dicho trabajo de inves- españoles se marcaba a de Toro, torito de Pucará, en
contrario. Somos de campo y, una de las estaciones de la de color nogal. Al verlos, los tigación incluido en el libro llamas y alpacas. http://repositorio.promperu.
antes de convertirnos en pie- vía férrea Cusco-Juliaca- viajantes preguntaban en Toro, torito de Pucará, galería gob.pe/repositorio/hand-
zas artesanales admiradas Puno y de los artesanos de dónde estaban. y estudio, publicado en el 2010 ◗ Los toritos de Pucará le/123456789/2145
internacionalmente, éramos Ch’eqa Pupuja (provincia “¡Estación de Pucará! Y el por el Ministerio de Comercio
mayo de 2018 Lo Nuestro El Peruano 5

Tome nota

➔ Para llegar a Pucará


desde la ciudad de
Puno se puede ir en
automóvil, el trayecto
dura en promedio dos
horas.

➔ A mediados de julio
se realiza la Festividad
de la Virgen del Carmen
y Feria Artesanal, la
festividad más antigua
de Puno, en la que
se puede apreciar la
práctica del trueque.

si, inalmente, recorrías el


pasado en el pueblo fortii-
cado (ese es el signiicado de
pukara).
Es “la civilización más tem-
prana que se desarrolló en la
cuenca norte del lago Titica-
ca”, señalan los arqueólogos
Elizabeth Klarich y Luis Flo-
res Blanco, autores del texto
Continuidad e innovación de la
cerámica Pucará: 3,000 años
de producción alfarera en la
Exterior y Turismo (Mince-
tur), airma que “el torito de
siempre está con la lengua
afuera, para el bovino de oji-
“Cuando le que eres un sensacionalista y
buscas confundir al público
cuenca norte del Titicaca. Adi-
cionalmente, ambos señalan
Pukará es creación de Ch’eqa tos vivaces, para el rumiante dijeron que con un titular replanero, tipo que la cultura pucará se inició
Pupuja siendo únicamente
la estación ferroviaria de
con un asa y pico en su lomo
que fue amasado, horneado y
estaba en la toritos bambas se venden en
Puno”, me acusa, se pone bra-
por los 500 años a. C.

Pukará el lugar de venta por adornado en Pucará, un dis- Estación de vo cuando se entera de que sí San Cayetano
su posición estratégica”.
Basta. Eso fue demasiado
trito de la provincia de Lam-
pa que tiene otros atractivos.
Pucará, el conozco esos lugares y hasta
le saco en cara que se olvidó
El complejo arqueológico que
te impresiona por su presen-
para el torito, que por una ex- “Pero tú no quieres incluir gringo dijo: de mencionar el Museo Lítico. cia y su cercanía al peñón San
traña circunstancia me habla
y guapea, para el astado que
en tu nota al templo colonial
de Santa Isabel ni al complejo
¡Ah, torito de “Y así proclamas que eres
pucarino”, concluyo victorio-
Cayetano. “Es el más grande
[100 hectáreas] e importan-
arqueológico de Pukara, por- Pucará!”. so. Fue esa estocada verbal, te del altiplano peruano du-
o acaso la voz que anima a rante el Formativo Tardío”,
despertar porque hemos según estos autores, con zo-
llegado, la que acaba con nas urbanas y ceremoniales,
la extraña circunstancia donde resaltan sus ediicios
y artilugio que le dio voz monumentales escalonados,
a uno de los miles de to- especialmente la pirámide de
ritos que hace décadas se Kalasaya.
moldean a 3,860 m. s. n. m. “En su parte superior hay
Pucará, una vía de tres estructuras”, se lee en
asfalto lanqueada por el Inventario Turístico de la
talleres de cerámica y ca- Dircetur Puno, las cuales pre-
sas con dos toritos en sus sentan “monolitos inamente
techos. Puertas abiertas. trabajados”, mientras que en
Barro y pintura. Anaqueles la escalinata de acceso hay
repletos de astados que no representaciones de hombres
hablan ni quieren atentar y animales mitológicos. Sí,
contra la libertad de pren- claro, no hay ningún toro.
sa. Eso sí, todos te sacan la Ellos llegarían después, des-
lengua, haciéndote recordar de Europa, desde los hornos
el sueño del que acabas de tradicionales de los creativos
despertar. alfareros de Pupuja.
Y si tenía razón el cua- Me gustaría saber que
drúpedo que echaba chispas piensa ahora ese toro rebelde
como vaquita loca y bufaba que lidió en mis sueños para
como si estuviera en una co- que escribiera sobre los de-
rrida. Y si ibas otra vez a la más atractivos de su pueblo.
iglesia de estilo barroco mes- Volveré a dormir. Quizá el
tizo, declarada Patrimonio bovino ya no bufa ni dispa-
Cultural de la Nación en 1972, ra chispas de colores. Eso sí,
si visitabas el museo con sus igual me sacará la lengua. No
monolitos que hacen pensar es su culpa. Así los hacen sus
en chavín y en tiwanacu, y creadores. ●