Está en la página 1de 8

¿Qué son los niveles de energía?

Los niveles de Energía son estados energéticos en donde se pueden encontrar los electrones en
estados estables o no, según el subnivel en que se encuentran ya sea , cerca del núcleo o en las
últimas capas.

Niveles energéticos y configuración electrónica

La configuración electrónica es el modo en que los electrones de un


átomo se disponen alrededor del núcleo. En otras palabras, y de acuerdo
con el modelo de Böhr, la configuración electrónica nos indica en qué
niveles y subniveles de energía se encuentran los electrones de un átomo.

Los niveles de energía los llamaremos 1, 2, 3, 4, 5... y a los


subniveles s (con 2 electrones como máximo), p (con 6 electrones como
máximo), d (con 10 electrones como máximo) y f (con 14 electrones
como máximo).

El diagrama de Moeller es una


regla muy simple y útil para
recordar el orden de llenado de
los diferentes niveles y
subniveles de energía del
átomo. Sólo hay que seguir el
orden marcado por las flechas:

1s < 2s < 2p < 3s < 3p < 4s <


3d < 4p < 5s < ..

La configuración electrónica de un átomo es la manera en que están


distribuidos los electrones entre los distintos orbítales atómicos.

El conocimiento de las configuraciones electrónicas es fundamental para


entender y predecir las propiedades de los elementos.

 En el estado fundamental de un átomo, los electrones ocupan orbítales


atómicos de tal modo que la energía global del átomo sea mínima.
Se denomina principio de construcción (Aufbau) al procedimiento para deducir la
configuración electrónica de un átomo, y consiste en seguir un orden para el
llenado de los diferentes orbítales, basado en los diferentes valores de la energía
de cada uno de ellos. Para recordarlo se utiliza el diagrama de Möller o de las
diagonales, así como la regla de la mínima energía (n+l)..

Además del principio de construcción hay que tener en cuenta

 el principio de exclusión de Pauli: establece que no es posible que


dos electrones de un átomo tengan los mismos cuatro números cuánticos
iguales. Esto implica que en un mismo orbital atómico sólo pueden
coexistir dos electrones con espines opuestos.

la regla de Hund: establece que si hay más de un orbital en un


mismo subnivel, los electrones estarn lo más desapareados posibles,
ocupando el mayor número de ellos.

NIVELES DE ENERGÍA
En un átomo, los electrones están girando alrededor del núcleo formando
capas. En cada una de ellas, la energía que posee el electrón es distinta. En
efecto; en las capas muy próximas al núcleo, la fuerza de atracción entre
éste y los electrones es muy fuerte, por lo que estarán fuertemente ligados.
Ocurre lo contrario en las capas alejadas, en las que los electrones se
encuentran débilmente ligados, por lo que resultará más fácil realizar
intercambios electrónicos en las últimas capas.
El hecho pues, de que los electrones de un átomo tengan diferentes niveles
de energía, nos lleva a clasificarlos por el nivel energético (o banda
energética) en el que se encuentra cada uno de ellos. Las bandas que nos
interesa a nosotros para entender mejor el comportamiento del átomo son:

1. Existen 7 niveles de energía o capas donde pueden situarse los electrones,


numerados del 1, el más interno, al 7, el más externo.
2. A su vez, cada nivel tiene sus electrones repartidos en distintos
subniveles, que pueden ser de cuatro tipos: s, p, d, f.
3. En cada subnivel hay un número determinado de orbitales que pueden
contener, como máximo, 2 electrones cada uno. Así, hay 1 orbital tipo s, 3
orbitales p, 5 orbitales d y 7 del tipo f. De esta forma el número máximo de
electrones que admite cada subnivel es: 2 en el s; 6 en el p (2 electrones x 3
orbitales); 10 en el d (2 x 5); 14 en el f (2 x 7).
La distribución de orbitales y número de electrones posibles en los 4
primeros niveles se resume en la siguiente tabla:

Niveles de energía
1 2 3 4

Subniveles
s sp spd spdf

Número de orbitales de cada tipo


1 13 135 1357

Denominación de los orbitales


1s 2s 2p 3s 3p 3d 4s 4p 4d 4f
Número máximo de electrones en los
orbitales
2 2-6 2 - 6 - 10 2- 6- 10- 14
Número máximo de electrones por
nivel 2 8 18 32
• sharp : líneas nítidas pero de poca intensidad
• principal : líneas intensas
• difuse : líneas difusas
• fundamental : líneas frecuentes en muchos espectros La configuración
electrónica en la corteza de un átomo es la distribución de sus electrones en
los distintos niveles y orbitales. Los electrones se van situando en los
diferentes niveles y subniveles por orden de energía creciente hasta
completarlos. Es importante saber cuantos electrones existen en el nivel
más externo de un átomo pues son los que intervienen en los enlaces con
otros átomos para formar compuestos.

ORBITAL

En 1927 pudo comprobarse experimentalmente la hipótesis de De Broglie al


observarse un comportamiento ondulatorio de los electrones en los fenómenos
de difracción.
Podemos decir que un orbital atómico es una zona del espacio donde existe una
alta probabilidad (superior al 90%) de encontrar al electrón. Esto supone
considerar al electrón como una nube difusa de carga alrededor del núcleo con
mayor densidad en las zonas donde la probabilidad de que se encuentre dicho
electrón es mayor.
Para que la ecuación de Schrödinger tenga significado físico es necesario
imponerle unas restricciones que son conocidas como números cuánticos, que se
simbolizan de la misma forma que los obtenidos en el modelo atómico de Bohr:
Números cuánticos
n: número cuántico principal
l: número cuántico del momento angular orbital
m: número cuántico magnético
s: número cuántico del spin electrónico.
Estos números cuánticos sólo pueden tomar ciertos valores permitidos:
Valores permitidos
para n: números enteros 1, 2, 3,.
para l: números enteros desde 0 hasta (n-1)
para m: todos los números enteros entre +l y -l incluido el 0
para s: sólo los números fraccionarios -1/2 y +1/2
Los valores del número cuántico n indican el tamaño del orbital, es decir su
cercanía al núcleo.
Los valores del número cuántico l definen el tipo de orbital:
• Si l= 0 el orbital es del tipo s
• Si l= 1 los orbitales son del tipo p
• Si l = 2 los orbitales son del tipo d
• Si l= 3 los orbitales son del tipo f
Los valores del número cuántico m hacen referencia a la orientación espacial del orbital.
El cuarto número cuántico, s, que define a un electrón en un átomo hace referencia al
momento angular de giro del mismo.
El conjunto de los cuatro números cuánticos definen a un electrón, no pudiendo
existir en un mismo átomo dos electrones con los cuatro números cuánticos
iguales, por lo que una vez definido el tamaño, el tipo y la orientación de un
orbital con los tres primeros números cuánticos, es decir los valores de n, l y m,
sólo es posible encontrar un máximo de dos electrones en dicha situación que
necesariamente tendrán valores diferentes de su número cuántico de spin.
Veamos los orbitales posibles según el valor de los números cuánticos:
Si n = 1 entonces el número cuantico l sólo puede tomar el valor 0 es decir sólo
es posible encontrar un orbital en el primer nivel energético en el que puede
haber hasta dos electrones (uno con spin +1/2 y otro con spin -1/2). Este orbital,
de apariencia esférica, recibe el nombre de 1s:

Si n = 2 , el número l puede tomar los valores 0 y 1, es decir son posibles los tipos
de orbitales s y p. En el caso de que sea l = 0, tenemos el orbital llamado 2s en el
que caben dos electrones (uno con spin +1/2 y otro con spin -1/2):
Si l = 1 tendremos orbitales del tipo p de los que habrá tres diferentes según
indicarían los tres valores (+1, 0, -1) posibles del número cuántico m, pudiendo
albergar un máximo de dos electrones cada uno, con valores de spin +1/2 y -1/2,
es decir seis electrones como máximo:

Si n = 3 son posibles tres valores del número cuántico l: 0,1 y 2. Si l = 0


tendremos de nuevo un orbital del tipo s:

si l = 1 tendremos los tres orbitales del tipo p:

y si l = 2 los orbitales serán del tipo d, de los que habrá cinco diferentes según
indican los cinco valores posibles (+2, +1, 0, -1, -2) para el número cuántico m y
que podrán albergar un total de diez electrones:
Si n = 4, son posibles cuatro tipos de orbitales diferentes:
De tipo s (para l = 0):

De tipo p (para l = 1):

De tipo d (para l = 2):

De tipo f (para l = 3) de los que habrá siete diferentes según indican los siete valores
posibles (+3, +2, +1, 0 -1, -2, -3) del número cuántico m, que podrán albergar un total de
catorce electrones:
TEORIA ATOMICA
1.4 NIVELES DE ENERGIA.
En un átomo, los electrones están girando alrededor del núcleo formando capas. En cada una de
ellas, la energía que posee el electrón es distinta. En efecto; en las capas muy próximas al
núcleo, la fuerza de atracción entre éste y los electrones es muy fuerte, por lo que estarán
fuertemente ligados.

Ocurre lo contrario en las capas alejadas, en las que los electrones se encuentran débilmente
ligados, por lo que resultará más fácil realizar intercambios electrónicos en las últimas capas.

El hecho pues, de que los electrones de un átomo tengan diferentes niveles de energía, nos lleva
a clasificarlos por el nivel energético (o banda energética) en el que se encuentra cada uno de
ellos. Las bandas que nos interesa a nosotros para entender mejor el comportamiento del átomo
son:

La Banda de Valencia y la Banda de Conducción.

La Banda de Valencia es un nivel de energía en el que se realizan las combinaciones químicas.


Los electrones situados en ella, pueden transferirse de un átomo a otro, formando iones que se
atraerán debido a su diferente carga, o serán compartidos por varios átomos, formando
moléculas.

El átomo de Sodio (Na) tiene 11 electrones, 2 en la primera capa, 8 en la segunda y 1 en la


tercera, y el Cloro (Cl) tiene 17 electrones, 2 en la primera, 8 en la segunda y 7 en la tercera.
Debido a que todos los átomos tienden a tener 8 electrones en la última capa (regla del octete):
el Sodio cederá 1 electrón al Cloro con lo que el primero se quedará con 8 electrones en su
ahora última capa, en cambio el Cloro aceptará ese electrón pasando su última capa de tener 7
electrones a 8

Así pues. el átomo de Sodio que ha perdido un electrón se ha transformado en un ión


positivo:

Na -> Na+

Atomo de Sodio (Na) Ión Sodio (Na+)


y el Cloro que lo ha ganado se transforma en un ión negativo:

Cl -> Cl-

Atomo de Cloro (Cl) Ión Cloruro (Cl-)

Ambos se atraerán y formarán la molécula de Cloruro Sódico o Sal común (Cl Na)

La Banda de conducción es un nivel de energía en el cual los electrones están aún más
desligados del núcleo, de tal forma que, en cierto modo, todos los electrones (pertenecientes a
esa banda) están compartidos por todos los átomos del sólido, y pueden desplazarse por este
formando una nube electrónica.

Cuando un electrón situado en la banda de valencia se le comunica exteriormente energía, bien


sea eléctricamente, por temperatura, luz, étc. puede (al ganar energía) saltar a la banda de
conducción, quedando en situación de poder desplazarse por el sólido.