Está en la página 1de 2

Estética

segunda​ ​evaluación
Stephanie​ ​Valenzuela​ ​D.
Francisco​ ​Sánchez​ ​G.

1.- ¿Existe una real posibilidad de sostener el valor de una estética según una perspectiva local
sin​ ​conexión​ ​de​ ​dependencia​ ​teórica​ ​con​ ​el​ ​etnocentrismo​ ​europeo?

Sí, es posible, y el mismo etnocentrismo europeo es una muestra de aquello, que mediante
algunos principios y categorizaciones han tratado de ver lo “estético” bajo su propio prisma-conceptos
de lo ​bello y lo ​sublime​, por ejemplo-, aunque estos intentos de universalizar sus principios más allá
de Occidente no han sido genuinamente certeros debido a la idiosincrasia de las distintas regiones en
el mundo, como Asia y África, por lo que las categorías occidentales no pueden operar como si fueran
categorías estéticas por excelencia. La mayor o menor universalidad de las categorías y clasificaciones
originarios de dos ámbitos culturales disímiles es algo que no puede aceptarse ​a priori​, sino que
depende de la ​hermenéutica​, que pongan de manifiesto comparativamente dichos tópicos. En nuestro
subcontinente David Sobrevilla plantea que categorías como la de lo real-maravilloso y la de los
productos estéticos que obedecen simultáneamente a códigos culturales distintos, no sólo aclaran
rasgos tradicional del arte latinoamericano, sino que sirven como canon para entender experiencias
estéticas diferentes. Buscar categorías macro válidos para todas las culturas es un desafío aún sin
respuesta, por lo que no debe descartarse un posible fracaso y asumir así consecuencias del
relativismo​ ​resultante.
.

5.- ¿Qué significado estético es el que sostendría Nietzsche, según el artículo, en “El nacimiento
de​ ​la​ ​tragedia”?

Nietzsche comprende la Estética a partir de una realidad vital, en el cual en una especie de
unión de filosofía y estética, es decir desde el sentido de la filosofía y el arte. esta visión vitalista parte
desde el análisis del sentido de arte para conocer el mundo y no solo como conocedor del mundo, sino
desde su sentido vital; esta dirección vitalista se basa en el arte por creación, pero no entendida desde
un​ ​sentido​ ​metafísico,​ ​más​ ​bien​ ​de​ ​un​ ​sentido​ ​creativo​ ​de​ ​una​ ​volunta​ ​individual.
esta noción vital que plantea es de la voluntad del poder que la desarrolla en “el nacimiento de la
tragedia” Nietzsche provoca una revolución, criticando a las instituciones culturales, para él la
voluntad de poder, entiéndase desde la suprema determinación del ser, esta noción de voluntad de
poder no se puede entender como por dos términos separados, ya que están íntimamente ligados; este
querer ser, significa varias cosas a la vez, pero esta se entiende como un querer ser negativo como
afirmativo, esta se presenta como un mundo inestable de no permanencia sino de devenir, esta
voluntad​ ​de​ ​poder​ ​es​ ​lo​ ​real,​ ​involuntaria.
el arte es una estructura de la voluntad, es real pero transparente, permite ver a través de sí. no es artes
como expresión individual, sino como el cristal a través del cual se filtra el ser del mundo, es la
comprensión de lo real. este arte debe ser comprendido por el creador de la obra; porque es en el
comportamiento del artista donde acontece el ente. para Nietzsche es un proceso creativo más que
plasticas. El arte vale más que la verdad, el arte crea valores inmanentes, por lo que la sociedad creará
sus​ ​valores​ ​y​ ​se​ ​atendrá​ ​a​ ​las​ ​consecuencias​ ​de​ ​los​ ​valores​ ​producidos.
6.- Ensaye una respuesta del por qué es necesaria la formación estética y el rol de la imaginación
en​ ​ello.

La formación de la estética nos permite comprendernos mejor como sociedad. comprende los
cánones de ayer y hoy de una cultura determinada, permite acercarnos a la poiesis del hombre. Sin
formación en el área no será posible conservar valiosas obras que genere el hombre en su existencia,
por lo que están más expuestos al vejamen, robo, destrucción, etc. como por ejemplo Palmira, cuna de
la civilización ubicada en siria, destruida en gran parte por terroristas del grupo “Estado Islámico” lo
cual es lo terrible ya que no nos permite conocer la intención del artista creador de la obra, el
contexto,​ ​impidiendo​ ​la​ ​experiencia​ ​estética.
La experiencia de la percepción contiene lo que vemos como lo que sabemos o creemos saber que está
también allí presente pero que no estamos viendo. Esta parte que no vemos pero que forma parte de
está experiencia, se hace presente gracias a la facultad imaginativa. Aún más, lo que imaginamos está
delegando su existencia en el que percibe. Gracias a la imaginación completamos una imagen en todos
sus ángulos, bastándonos con sólo ver una porción del objeto para verlo en nuestra mente como un
todo. Hay un conjunto de percepción y conceptualización que construye la imaginación en sí. Es la
imaginación en su función productiva. Es la asociación de ideas o la conexión entre diversos aspectos
de​ ​una​ ​experiencia​ ​que​ ​se​ ​percibe​ ​como​ ​una​ ​sola​ ​cosa​ ​y​ ​así​ ​se​ ​entiende.