Está en la página 1de 77

TIPOS DE REPRODUCCION EN ARBOLES FRUTALES

REPRODUCCION SEXUAL O POR SEMILLA. La progenie será producto por lo tanto


de la combinación del polen (padre) y del ovulo fecundado (madre). Los arboles
hijos no son idénticos a los padres.

REPRODUCCION ASEXUAL

Consiste en la multiplicación de una celula o tejido somatico. En esta caso los


hjos serán idénticos a los padres. Existan varias formas de reproducción
asexual.

Propagación por estaca, esqueje, rizoma, injerto.

un árbol frutal está compuesto por dos partes, la que explora el suelo y sirve de
banco llamada portainjerto y la variedad o la que produce el fruto.

El PORTAINJERTO O PATRON tiene la capacidad de anclaje, exploración del suelo,


absorción de agua y nutrimentos y tolerancia a excesos o deficiencias de
humedad, contenidos elevados de carbonatos de calcio, de sales como sodio,
toleran además nematodos y hongos como tristeza del árbol (Phytoptora
cinamomi) pudrición texana (Phymatotrichum omnivorum).

Confieren además vigor o enanismo a la variedad o componente superior del


árbol llamada variedad. Ejemplo de portainjertos enanizantes en manzano
MM126. El uso de portainjertos enanizantes permite establecer huertas en altas
densidades, incrementando de esa manera el uso de insumos como agua y
fertilixantes, además de facilitar la cosecha y las aplicaciones foliares de
insecticidas y nutrimentos foliares.

El portainjerto puede denominarse franco o criollo cuando proviene de semilla,


en los viveros de México es el más usado. El portainjerto también puede ser
propagado asexualmente (o clonalmente) por medio de estacas o mediante
propagación in vitro, técnica que ha ganado posesión en los últimos años.

Básicamente existen dos tipos de injerto: de yema y de púa o estaca. De estos se


derivan todos los injertos conocidos. La época adecuada para efectuar
cualquiera de los dos tipos de injertos, durante la actividad intensiva del árbol,
que es durante toda la primavera, específicamente cuando la corteza del
despega con facilidad. Cuando se injerta en primavera se tiene la ventaja de que
el nuevo brote toma ventaja desde inicio de la estación de crecimiento. El injerto
de Púa precisa de madera que ha sido conservada en frío. Lo cual no sucede con
el injerto de yema o escudete cuyo material se puede tomar directamente del
árbol cercano o de otra huerta.
Procurar que el cambium de ambas partes (patrón y vareta o variedad) queden
perfectamente en contacto, ya que de esto depende el éxito del encallamiento y
desarrollo del nuevo brotecito.
El cambium se define como el tejido meristemático que se encuentra entre la
corteza y el leño de un frutal que tiene el potencial para dividirse. Este tejido
meristemático podría estar compuesto por células madre similares a las de los
mamíferos, que tienen el potencial para regenerarse y formar nuevo tejido.

La compatibilidad es otra característica que se debe considerar para tener éxito.


Este término es definido como la facultad que hay entre dos individuos para que
sus tejidos puedan unirse para construir o formar uno solo.

Existe así compatibilidad entre drupáceas, es decir se tendrá éxito al injertar durazno
con ciruelo, chabacano, almendro o las combinaciones entre ellos. Entonces los
individuos que pertenecen a una familia tendrán compatibilidad, entre ellos. A
continuación se muestra alguna lista de compatibilidades entre frutales.
.

Lista de compatibilidades:
El AGUACATE se puede injertar sobre:

-----Aguacate (Persea gratisima o americana).

...El CHABACANO y CIRUELO se puede injertar sobre:

-----Durazno .

-----Almendro.

-----Ciruelo.

-----Chabacano.

-----Nectarina.
...El ALMENDRO se puede injertar sobre:

-----Almendro, dulce o amargo.

-----Durazno.

-----Ciruelo.

-----Nectarina.

...El AVELLANO solamente sobre avellano.

...El CASTAÑO sobre cualquier otra especie del género Castanea: sativa,
mollissima, etc...

...El CEREZO se puede injertar sobre:

-----Cerezo.

-----Tejocote (Prunus cerasus).

...El CHIRIMOYO sobre chirimoyo, en el trópico también se puede


injertar sobre otras ANNONACEAS como guanábana.

...El GRANADO solamente sobre granado.

...El GUAYABO sobre guayabo.


...La HIGUERA solamente sobre otra higuera.

...El LIMON, NARANJO, LIMA, MANDARINA , TORONJA sobre


cualquier otro cítrico.

...El MANGO sobre otro mango.

...El MANZANO se puede injertar solamente sobre otro manzano.

…El MEMBRILLO sobre:

-----Membrillo franco.

-----Peral.

-----Nispero del Japón.

...El NOGAL DE CASTILLA (Juglans regia)

-----Nogal negro norteamericano (Juglans nigra)

…EL NOGAL PECANERO (Carya illinoensis)

-----Nogal pecanero

...El OLIVO sobre:

-----Olivo (Olea europea europea).

...El PERAL se puede injertar sobre:


------Peral criollo.

------Membrillo (Cydonia oblonga).

------Níspero del Japón (Eryobotria japonica).

...EL PISTACHO sobre:

-----Pistacia atlántica, pisacia terebinthus.

-----Pistacho de semilla.

...La VID solamente sobre vid.

...El ZAPOTE BLANCO solamente sobre otro zapote blanco.

Injerto de T
Este es el injerto se realiza en muchos frutales, particularmente
en cítricos y los rosales.

Pongo como ejemplo un Injerto de naranjo sobre limón. Este


tipo de Injerto se hace en Abril, Mayo y Junio, como resultado la
yema brota el mismo año también se puedes hacer en Julio,
Agosto y Septiembre, en esa época el parche encalla pero la
yema no brota, sino hasta la Primavera siguiente. Es el injerto
típico de los cítricos y los rosales.
Se hace un corte longitudinal
con la navaja. La zona del
corte del patrón debe ser lisa y
recta y sin yemas o nudos para
facilitar el deslizamiento de
dicho corte. La longitud del
corte deberá ser de 5 cm
aproximadamente. Acto
seguido se realiza un corte
transversal, lo que simula una
“T”, de ahí su nombre. La
longitud de este corte
depnderá del diámetro del
patrón y del ancho del parche.
Se despega la corteza del corte
longitudinal ayudándonos con
la navaja. Esto será con el fin
de introducir con mayor
facilidad el parche con la
yema.

Quedará la corteza
descubierta, evitando dañar el
cambium, que es una capa de
dos células de espesor, en la
cual se llevará el proceso de
encallamiento, junto con el
cambium del parche con la
yema. Estas capas son las áreas
críticas, que tienen mucho que
ver con el éxito del
encallamiento.
En seguida seleccionamos la
vareta que tiene la yerma.
Cortarémos con la navaja
iniciando el corte de la parte
basal de la vara. Esto es con el
fin de que se obtenga un
escudo. La longitud de este
será de 3 cm
aproximadamente. Al final se
hace un corte transversal,
procurando que quede en la
parte ancha superior una yema
buena con el pecíolo de una
hoja, que habremos cortado
para disminuir la
transpiración del escudete.
Luego, haciendo palanca con
cuidado con el cuchillo de
injertar, despegamos el
escudete, evitando tocar con el
cuchillo la parte interna de la
yema.
Así debe quedarnos el
escudete, con su forma típica
de escudo medieval.

Visión lateral del escudete con


el pecíolo cortado. Al
manipular el escudete debemos
evitar tocar con los dedos la
parte interna y jugosa, que es
el cambium, la parte viva que
crece y se une íntimamente al
cambium del patrón. Para
evitar tocarlo, debemos coger
el escudete por el pecíolo.
Aquí vemos la parte interna
del escudete con el cambium y
varios puntitos verdes que
corresponden de arriba abajo
a la parte interna de la yema,
la base del pecíolo de la hoja
(dos pequeños puntitos) y
luego más abajo el esbozo de
una espina, que en este caso no
se ha desarrollado. Debemos
evitar coger los escudos o
parches de una yema con
espina, ya que al intentar
despegarlos, la espina no se
despega y rompe el escudo.
A continuación cogemos el
escudo por el pecíolo y lo
introducimos en la ventanita
abierta del patrón.
Si hemos despegado bien la
corteza del patrón, la
introducción del escudo es muy
fácil.

Una vez introducido debemos


encajarlo perfectamente en la
abertura del patrón,
procurando que la parte
superior del escudo contacte
con el corte horizontal del
patrón, para que, una vez
agarrado el injerto, haya una
continuidad en las cortezas.
Y por último atamos el injerto
con cinta plástica
transparente, dejando fuera el
pecíolo, que nos servirá para
saber si el escudete ha
agarrado, ya que, en caso de
haber agarrado, a los 12 ó 15
días, al tocarlo con el dedo, se
despegará con mucha
facilidad, dejando en el
escudete una herida bien
verde. En cambio, si no ha
agarrado, el pecíolo se seca y
queda pegado al escudo, de
manera que, si se despega, deja
una herida marrón en el
escudo, lo cual significa que
éste ha muerto y el injerto no
ha agarrado.
Pasados unos 20 ó 25 días, la
yema brota y ya podemos
desatar la cinta plástica. Esta
cinta es la que se usa
habitualmente para los
injertos de tomateras y
sandías. En caso de no tener
esta cinta, la atadura se puede
hacer sin problemas con rafia
verde o blanca.
Injerto de escudete.

Pongo como ejemplo un Injerto de Higuera sobre

una higuera nacida de semilla de unos 4 años.

Este tipo de injerto se puede hacer en Primavera, cuando el


patrón y el injerto están

en pleno crecimiento. También se puede hacer en Verano, pero


en este caso, la yema

no se desarrolla hasta la Primavera siguiente.

Este método de injerto es especial para higueras y otros Ficus.

También es un buen método para el Aguacate y el Mango,


incluyendo las rosas.
A continuación se corta
un escudete con un poco
de madera que contenga
una yema sin desarrollar
y una hoja, la cual debe
cortarse dejando el
pecíolo.

El escudete con madera


debe ser de madera tierna
del mismo año, o sea, que
aún no esté lignificada del
todo. El escudete debe
tener la misma forma
exacta del corte que
hemos hecho antes al
patrón. Se aprecia la
yema sin desarrollar y el
corte inferior en semibisel
que encajará en la
lengüeta inferior del corte
del patrón.
El pecíolo de la hoja
cortada nos sirve para
manipular con facilidad
el chip, sin tocar la parte
interna, lo cual debe
evitarse para no
contaminar con bacterias
y hongos el corte, lo cual
haría fracasar el injerto.

Aquí se aprecian muy


bien las tres capas de
cualquier planta
lignificada. La parte
blanca interna es el
xilema en vias de
lignificación. Le sigue el
xilema vivo que poco a
poco se va lignificando
hacia dentro. Luego viene
una capa delgadísima en
forma de línea verde que
es el verdadero
CAMBIUM, la única
capa que crece y que debe
ponerse en íntimo
contacto con el cambium
del patrón para que se
produzca su unión y el
injerto tenga éxito. A
continuación le sigue
hacia fuera el floema o
corteza viva, seguida de
la corteza muerta y seca.

A continuación se coloca
el escudete en el corte del
patrón, ajustándolo bien
para que coincidan las
tres capas antedichas.
Al patrón se le pueden
hacer varios injertos a la
vez, incluso de diferentes
variedades de higuera.
Seguidamente se ata el
injerto con cinta plástica
transparente. Esta cinta
es la misma que se utiliza
para los injertos en
tomateras y sandías. Es
muy resistente, muy fácil
de manejar y su
transparencia permite ver
el estado del injerto.
También se puede atar
con rafia de injertar.

Obsérvese que ha
quedado el pecíolo fuera.
Esto tiene dos
finalidades: por una parte
los jugos del pecíolo
sirven en los primeros
días como alimento e
hidratación del chip, el
cual los reabsorbe para
sobrevivir y por otra
parte, si el injerto agarra,
al cabo de unos 8 -12 días,
al tocar el pecíolo con el
dedo, éste cede facilmente
y se desprende del chip,
dejando en él una marca
bien verde y sana. En
cambio si el injerto
fracasa, el pecíolo cae con
dificultad o se queda
pegado al chip muerto y
seco.

Han pasado 8 días y, al


hacer una ligera presión
con el dedo sobre el
pecíolo, éste se ha
desprendido con mucha
facilidad, lo cual es
indicativo de éxito.
En esta imagen se vé la
marca bien verde y sana
dejada por el pecíolo al
desprenderse. Este detalle
significa que el chip está
bien vivo y que ya recibe
nutrientes y agua del
patrón.
En esta fase hay que
esperar una semana más
y luego desatar el injerto,
volviéndolo a atar
enseguida, pero dejando
la yema descubierta, para
que pueda brotar.
Pasadas unas semanas la
yema del escudete
empieza a brotar. En este
momento o un poco antes,
si se está seguro de que el
injerto ha agarrado, se
corta el patrón por
encima del injerto. En
otras especies esto no se
debe hacer hasta que los
brotes del injerto midan
10 ó 15 cm, pero en el
caso de los ficus en
general se puede hacer
sin problemas, dada su
facilidad para rebrotar
tras una poda enérgica,
sin demasiado peligro de
ahogar al patrón o el
brote del injerto.
Una semana después el
brote mide unos 4 cm. Ya
tenemos una higuera de
la variedad deseada.
Y aquí está después de 27
días. Ha crecido 30 cm
Injerto de Parche:

Pongo como ejemplo un Injerto de naranjo Washington Navel


sobre limon.

En primer lugar se corta con la


navaja de injertar la corteza
del patrón en una zona lisa y
sin yemas, haciendo dos cortes
horizontales unidos por un
corte vertical en forma de H
acostada. Luego con ayuda de
la misma navaja de injertar se
despega la corteza de la
madera de cada lado como si
abriésemos una ventana y se
recorta un poco la corteza de
cada lado en sentido vertical,
para que luego no cubra
completamente la chapa.
Obsérvese el cambium más
claro bajo la corteza, que es la
única parte del arbol que crece
y debe entrar en íntimo
contacto con el cambium de la
chapa.
A continuación con la navaja
de injertar se hacen dos cortes
horizontales completos en la
corteza de una rama de la
variedad a injertar, rodeándola
completamente, seguidos de
otro corte vertical que una
ambos cortes horizontales.
Luego con la ayuda de la
navaja se despega la corteza y
se saca entera. Esto es la
CHAPA a injertar, que puede
tener una, dos y hasta tres
yemas.
La chapa ya despegada y
preparada para ser injertada.
En este caso la chapa tiene dos
yemas, señaladas por los dos
pecíolos de las hojas, que
habremos cortado para
disminuir la transpiración del
injerto. Obsérvese el cambium
interior de color más claro y
jugoso, que es la parte viva de
la chapa y es lo que debe
unirse íntimamente con el
cambium del patrón.
A continuación se coloca la
chapa en la ventana del
patrón, con las dos partes de la
corteza ya rebajadas, para que
no cubran completamente la
chapa. Obsérverse que la
chapa y la ventana del patrón
tienen las mismas medidas.
Aquí se aprecia mejor la
corteza rebajada del patrón,
dejando descubiertas ambas
yemas con los pecíolos. La
corteza de la chapa, tanto en su
parte superior como en su
parte inferior, debe coincidir
con la corteza de la ventana del
patrón, para que haya una
continuidad, una vez agarrado
el injerto.

Seguidamente se ata el injerto


con cinta plástica transparente,
especial para injertos de
cítricos. Esta cinta es la misma
que se utiliza para los injertos
en tomateras y sandías. Es
muy resistente, muy facil de
manejar y su transparencia
permite ver el estado del
injerto. Una vez rodeado
completamente el injerto,
simplemente se hacen dos
nudos simples con los dos
cabos de la cinta.

Pasados unos 10 días, si el


injerto ha agarrado, los
pecíolos se caen nada más
tocándolos con el dedo y dejan
una herida bien verde en la
chapa.
A los 15-20 días se desata el
injerto y, si no han brotado ya
las yemas, no tardan
demasiado en hacerlo.
Injerto de Corona bajo bolsa de plástico.

Pongo como ejemplo un Injerto de mandarino sobre limonero.


Este tipo de injerto se puede hacer en Primavera en cualquier
árbol o arbusto de hoja perenne, ya que precisa que el árbol ya
esté despierto de su letargo invernal y la corteza del patrón se
despegue con facilidad.

Yo he hecho injertos con éxito con esta técnica en:

-Naranjo.

-Limonero.

-Mandarino.

-Kumquat.

-Pomelo.

-Aguacate.

En los árboles y arbustos de hoja caduca la técnica es la misma,


pero se hace desde mediados hasta finales de Invierno y se puede
prescindir de la bolsa de plástico.

En éstos árboles caducos también se puede hacer este tipo de


injerto en plena vegetación, desde finales de Mayo hasta
mediados de Agosto, tratándolos como si fueran de hoja
perenne, utilizando la misma técnica descrita a continuación.
En primer lugar se
corta con un serrucho
una rama del patrón.

A continuación con la
navaja de injertar se
hace un corte vertical
en la corteza del patrón
de unos 5 cm.
Con la ayuda de la
parte posterior del
cuchillo de injertar se
despega la corteza del
patrón.

A continuación se coge
una ramita de la
variedad a injertar, se
le cortan las hojas,
excepto la superior,
dejando el pecíolo y con
el cuchillo de injertar se
rebaja uno de los lados
de la ramita en
semibisel. Debemos
evitar tocar con los
dedos la parte cortada.
Aquí vemos como
queda el corte en
semibisel.

A continuación se
introduce la estaquita
por el lado biselado
dentro del corte del
patrón, introduciendo
toda la parte biselada,
de manera que ambos
cortes contacten
íntimamente y se pueda
producir su unión.
Así queda introducida
la estaquita.
Seguidamente se ata el
injerto con rafia verde
o blanca y se
embadurna todo el
injerto con mastic de
injertar, sin olvidarnos
de la parte superior del
corte del patrón y la
parte superior de la
estaquita. De esta
manera queda
herméticamente sellado
el injerto, con lo que se
evita su secado por
transpiración.
Luego se moja con agua
limpia la estaquita y se
cubre el injerto con una
bolsa de plástico
transparente, evitando
así que la estaquita se
seque.

Pasados unos 15 ó 20
días, ya se puede retirar
la bolsa, ya que en este
tiempo ambos
cambiums ya se han
unido y el patrón ya
suministra agua y
nutrientes al injerto.

Cuando las yemas de


las estaquitas brotan, se
espera a que los brotes
tengan unos 10 ó 15 cm
y luego se desata la
rafia. En caso de estar
en una zona azotada
por los vientos, se atan
ramas al patrón y se
sujetan a ellas los
brotes tiernos para que
no se rompan.
Así ha quedado el
limonero tras injertar
sus cinco ramas.
Y este es el resultado
tras 40 días. Las yemas
han brotado y ya miden
4 cm.

Cuando midan unos 10


cm. quitaré la atadura
para que no ahogue el
injerto y la savia pueda
pasar sin dificultad.
Pasados unos meses, ya
sin la atadura, los
brotes miden más de 30
cm. y el injerto está
consolidado. Abajo a la
derecha se ve otro
injerto sobre el mismo
patrón de limonero.
Injerto Omega:

Pongo como ejemplo un Injerto de Kiwi hembra sobre Kiwi


macho.

Este tipo de injerto se puede hacer en todos los árboles y


arbustos, tanto de hoja caduca como de hoja perenne, en
cualquier més comprendido entre finales de Invierno y
principios de Otoño. En los injertos Omega de árboles y
arbustos de hoja perenne hay que cubrir el injerto con una bolsa
de plástico. También deben cubrirse los injertos de hoja caduca
si se hacen en plena vegetación, pero no si se hacen cuando el
arbol está aún hibernando.

Un detalle importante a tener en cuenta es que la estaca a


injertar y el patrón deben tener exactamente el mismo grosor.
En primer lugar se corta con unas

tijeras de podar un trozo de tallo con

una yema de la planta a injertar y

seguidamente se procede a hacerle el

corte omega en su parte inferior con

un aparato especial para este tipo de

injertos.
Aquí podeis ver estos alicates especiale

Professional Grafting Pliers.

Y aquí se aprecia la cuchilla en forma


de Omega.
El mismo trozo de tallo anterior visto d
lado.
En el patrón se hace un corte invertido
con el mismo aparato, donde encajará
exáctamente el injerto.
A continuación se acopla el injerto en e
patrón, introduciéndolo de lado,
respetando la curvadura en omega.
Aquí se puede ver en detalle el anclaje
perfecto del injerto en el patrón.
A continuación se ata con cinta plástica
especial para injertar tomateras y
sandías, se embadurna con mastic de
injertar el extremo superior del injerto
para que no pierda agua y no sea
atacado por hongos y se deja sin cubrir
con una bolsa de plástico, por ser de
hoja caduca y estar todavía hibernando
Injerto lateral subcortical.

Pongo como ejemplo varios injertos de estacas o púas de


pistacho hembra sobre pistacho borde.

Este método se puede utilizar con éxito en los siguientes árboles


de hoja caduca desde mediados del Invierno hasta finales de la
Primavera, dependiendo de la especie, ya que precisa que el
patrón esté empezando a despertar del letargo invernal y su
corteza se despegue ya con facilidad:

-Pistacho.

-Almendro.

-Melocotonero.

-Ciruelo.

-Cerezo.

-Albaricoque.

-Níspola.

-Membrillo.

-Manzano.

-Granado.

-Caqui.
En árboles de hoja perenne es igual de exitoso, pero debe
cubrirse el injerto con una bolsa de plástico:

-Níspero del Japón.

-Todas las especies de cítricos.

-Aguacate.

-Mango.

-Los árboles de hoja caduca en plena vegetación, incluso en


Verano.

-Algunas coníferas ornamentales: Juniperus, Thuia…


En primer lugar se hace un corte
en una zona lisa de la corteza del
patrón con el cuchillo de injertar.
mucho cuidado y ayudándose con
separador del cuchillo de injertar
despega la corteza como si se abr
una ventana.
Se rebaja la estaca o púa a injerta
un solo lado en semi-bisel.

Lado no biselado de la estaca.


Se introduce la estaca por el lado
biselado debajo de la corteza leva
del patrón.
No es necesario introducir la esta
bajo los dos lados de la corteza
levantada, es suficiente que se
introduzca en uno de los dos lado
resultado es el mismo, ya que lo m
importante es contactar íntimame
parte biselada de la estaca con el
cambium subcortical del patrón.
En este caso queda una yema
introducida, lo cual es una ventaj
caso de que, una vez agarrado y
brotado el injerto, el viento romp
injerto. Si queda la parte introdu
la yema puede brotar y salvar el
injerto.
Seguidamente se ata fuertemente
injerto con rafia de injertar.
Se embadurna la unión con pasta
selladora.
Aquí se ven dos injertos laterales
subcorticales a distintos niveles en
misma rama de pistacho borde.

Y ya están hechos los injertos late


subcorticales. Este tipo de injerto
una variante del Injerto de Hendi
lateral, modificado por mí, cambi
el corte del patrón en forma de
lengüeta por el corte en T de la co
igual al corte del Injerto de Escud
pero cambiando el escudete por u
estaca.

Este tipo de injerto se puede hace


todos los árboles y arbustos, tanto
hoja caduca como perenne, con la
salvedad de que en los de hoja pe
se sustituye la estaca por un esque
con hojas y se cubre el injerto con
bolsa de plástico transparente du
varias semanas, para que no se
deshidrate. Otra circunstancia a t
en cuenta es que el patrón debe es
punto de despertar de la hibernac
para poder despegar la corteza co
facilidad.
Y aquí teneis el resultado, pasado
dos meses.

Tras brotar la yema de la estaca,


cortado la parte superior del patr
para que toda la savia vaya al inj
crezca vigoroso. Pasadas un par d
semanas, quitaré la atadura de ra
para que ésta no estrangule al inj
dificultando el paso de la savia.
Injerto de Hendidura plena simple:

( Pongo como ejemplo un Injerto de estaca o púa de Cerezo


sobre hijuelo de Guindo.)

Este tipo de injerto se puede hacer en todas las rosáceas


arbóreas de hoja caduca en hibernación y otros árboles siempre
que sean de hoja caduca y estén hibernando en el momento de
realizar el injerto, es decir, desde mediados hasta finales de
Invierno.

Lo he hecho con éxito en:

-Almendro.

-Melocotonero.

-Ciruelo.

-Cerezo.

-Guindo.

-Membrillo.

-Níspola.

-Albaricoquero.

-Manzano.

-Kiwi.

-Peral.
-Pistacho.

-Nashí.

-Granado.

También se puede hacer en árboles y arbustos de hoja perenne


desde finales de Invierno hasta finales de Primavera, cambiando
la estaca por un esqueje con hojas y cubriendo el injerto con una
bolsa de plástico transparente durante varias semanas, para
evitar su deshidratación.

El mismo método anterior se puede aplicar a las vides de viñedo


y vides de emparrado en pleno Verano desde finales de Junio
hasta principios de Agosto, escogiendo las estacas o púas de
sarmientos nuevos del año todavía ligeramente verdes y con una
yema ya madura ( este método en verde recibe el nombre de
Injerto herbáceo ). El injerto en la Vid se hace igual que en las
especies ya señaladas con una estaca con una sola yema o a lo
sumo dos, cortando la hoja que acompaña a la yema dejando el
pecíolo y mojando la estaca con agua limpia una vez realizado el
injerto. Después se cubre el injerto con una bolsa de plástico
durante 2 ó 3 semanas, protegiéndolo del sol intenso con la
sombra de una rama. Suelen agarrar rápidamente y, si se hacen
antes de acabar el més de Julio, la yema brota a los 15 o 20 días.
En primer lugar se corta
con unas tijeras de podar
el hijuelo o patrón a la
altura deseada, pensando
en la altura que queremos
que tenga el arbol
injertado.

Se parte por la mitad en


sentido longitudinal el
patrón con un cuchillo de
injertar.
El corte conviene que sea
de entre 5 y 10 cm.,
dependiendo del grosor de
la estaca a injertar:
cuanto más gruesa sea
más largo debe ser el
corte.
El patrón partido en
forma de V, donde se
insertará la estaca del
injerto.
Con el cuchillo de injertar
se rebaja la púa o estaca a
injertar por los dos lados
en bisel como una cuña
( Es muy importante que
el patrón y la estaca a
injertar tengan
exactamente el mismo
diámetro).
La estaca rebajada en
forma de cuña vista de
lado.
Se mete la estaca dentro
del corte longitudinal del
patrón, procurando que
la corteza del patrón y la
de la estaca se toquen, a
fin de que el cambium de
ambos pueda unirse.
Se ajustan bien las dos
partes del injerto.
Se ata la unión con rafia
de injertar.
Esta pasta o mástic de
injertar es excelente, ya
que, una vez seca,
adquiere consistencia de
plástico,
impermeabilizando
perfectamente el injerto y
evitando pérdidas de
humedad, así como
también impidiendo el
desarrollo de hongos que
podrían pudrir el injerto,
por poseer sustancias
fungicidas.
Si se ha recortado el
extremo de la estaca
quitando la yema
terminal ( cosa muy
conveniente ya que ello
estimula la brotación de
las yemas laterales), se
debe poner también
mástic de injertar para
que no se seque la estaca.
Se prosigue el
embadurnado de todo el
injerto, para conseguir un
cierre hermético.
Y ya está hecho el injerto
de Hendidura plena
simple. Ahora sólo falta
esperar unas semanas,
para ver los resultados.

Espero que estas


explicaciones
acompañadas de fotos les
sean útiles.
Pasados 50 días éste es el
resultado.
Injerto de Hendidura plena doble.

Pongo como ejemplo un Injerto de dos púas o estacas de Níspola (Me


germanica) sobre un hijuelo o patrón de peral borde.

Tras cortar el hijuelo a la altura


deseada, se parte por la mitad en
longitudinal con el cuchillo de inj
Se preparan dos estacas o púas de
níspola, rebajándolas por los dos
en bisel con el cuchillo de injertar
continuación se introducen en el c
longitudinal en V del patrón,
ajustándolas bien de manera que
cortezas externas de ambas estaca
contacten y se alineen con la corte
patrón, a fin de que los cambiums
fusionen.
Se atan bien con rafia de injertar.
Se embadurna todo bien con más
pasta selladora, sin olvidarse de lo
extremos recortados de ambas est

Y ya está hecho el Injerto de Hend


plena doble. Pasadas varias sema
verá el resultado.

Este tipo de injerto se puede hace


mediados hasta finales de Inviern
todas las rosáceas arbóreas de hoj
caduca en hibernación: peral, ma
cerezo, almendro, albaricoquero,
ciruelo, guindo, níspola, membrill
acerolo, espino albar, serbal, nash
y en cualquier otro arbol de hoja
y madera dura: caqui, pistacho,
azufaifo, roble, olmo, etc…

También se puede hacer en árbole


arbustos de hoja perenne desde fi
de Invierno hasta finales de Prim
cambiando la estaca o púa por un
ramita o esqueje con hojas y cubr
el injerto con una bolsa transpare
durante varias semanas, para evit
deshidratación.
Pasados 50 días éste es el resultad
estaca de la izquierda aparenteme
más retrasada en la brotación, de
que sus yemas terminales son flor
con un capullo en cada una de ella
Tuve que aprovechar esta estaca p
cogí las estacas de otro injerto qu
hace tres años y tenía pocas rama
donde escoger. Son de una varied
níspolas antiguas, que ya no se cu
Salvé la variedad cogiendo una
estaquita de una vieja níspola
moribunda, que injertó mi abuelo
más de 70 años sobre un patrón d
espino albar silvestre. La injerté s
una níspola “moderna” que da un
níspolas muy grandes pero totalm
insípidas. Tras tres años, el injerto
tenía suficientes ramas y he podid
coger estacas para reproducirla p
injerto, para no perder la varieda

También podría gustarte