Está en la página 1de 5

2018-5-2 Tantanian y el hombre sin sombra - LA NACION

LA NACION | ADN CULTURA

Tantanian y el hombre sin sombra


El autor y director argentino prepara una obra de su autoría para presentar en la sala
oficial de Mannheim en marzo. Es la continuación del espectáculo multimedia Carlos
W. Sáenz, inédito en el país
Natalia Blanc

3 de febrero de 2012

H ace tiempo que a Alejandro Tantanian lo acecha un personaje de ficción, Carlos


W. Sáenz, a quien alguna vez le creó una vida, una obra y una historia misteriosa
vinculada con una fuga. Escritor, pintor y músico, aquel hombre renacentista apareció
en un espectáculo que el director presentó en Bruselas en 2003, junto con el compositor
Edgardo Rudnitzky y el artista Jorge Macchi. Armado como una conferencia, incluía
textos, cartas, conversaciones telefónicas, videos, pinturas. Allí Tantanian contaba que
nada se sabía de Sáenz desde su desaparición a principios de los años noventa. Tampoco
se conocían los motivos por los que había huido.

Inédita en la Argentina, la obra se presentó durante tres años en Alemania, Suecia y


Noruega. "Más allá de ese trabajo multidisciplinario, que tenía características de
performance , el personaje siempre me dio vueltas en la cabeza. El año pasado, cuando
me convocaron del Teatro Nacional de Mannheim para montar una pieza en la sala
chica, les propuse hacer algo nuevo de mi autoría. Era una buena oportunidad para
escribir, ensayar y probar si la idea funciona para luego presentarla en el país, con
actores argentinos. Tenía ganas de trabajar con el universo del romanticismo. Se me
ocurrió, entonces, rescatar a Sáenz", contó Tantanian a adn , pocos días antes de viajar
a Europa.

Después de pasar una semana en París, donde asistió a la función de dos óperas que
escribió junto con Oscar Strasnoy, el autor llegó el viernes pasado a Mannheim para
comenzar los ensayos de Nie war der Schatten (traducción de "Ombra mai fú", título de
una aria de Händel; en español, No hubo sombra como la tuya ). La obra, que se
estrenará a mediados de marzo en el Teatro Nacional de Mannheim, retoma el
personaje de Sáenz desde otra óptica: la del protagonista que aparece para contar que
algo extraño sucedió con su sombra.

https://www.lanacion.com.ar/1444878-tantanian-y-el-hombre-sin-sombra 1/5
2018-5-2 Tantanian y el hombre sin sombra - LA NACION

"Hacer el proceso creativo allá me resulta atractivo porque, al estar solo, sin mucha vida
social, me dedico completamente al trabajo. Es una situación ideal para escribir", dice
Tantanian, ya instalado en la ciudad alemana donde Friedrich Schiller estrenó su obra
Los bandidos .

En los teatros alemanes, los directores trabajan junto con un dramaturgista, que integra
el cuerpo estable. En general, son egresados de Filología y se dedican también a las
publicaciones de cada sala oficial. "El dramaturgista trabaja sobre el texto, aporta
materiales, opiniones, miradas. Es como un abogado del diablo del texto. Tiene que
entender cuál es la poética del director. Para este espectáculo me asignaron a Jan-
Philipp Possmann, con quien ya había trabajado cuando dirigí La libertad y La ópera de
tres centavos en el mismo teatro -explica-. Intercambiamos ideas por correo
electrónico. Tomamos un cuento de Adelbert von Chamisso, muy poco conocido en la
Argentina, pero que allá es como el Martín Fierro . Se llama "El hombre que perdió su
sombra". En un encuentro con un ser extraño, que puede llegar a ser el diablo, este
hombre pierde su sombra. Cuando lo leí, inmediatamente lo asocié con Sáenz. Empecé a
pensar que podíamos construir una suerte de lado B de aquella obra, donde el que
hablara, en fuga, fuera Sáenz. Se me ocurrió darle una voz para que explicara qué pasó.
Será una confesión".

Tantanian se tomó un mes para leer materiales que sirvieran para la historia. Entre
ellos, textos periféricos sobre la sombra y la luz: "Leí desde textos sobre fotografía hasta
filosofía. Por ejemplo, qué significa no tener sombra en la construcción del mito de la
caverna de Platón. Uno de los indicios de por qué alguien puede perder su sombra es
que está muy cerca de la muerte. El personaje vive aterrado por esa idea, que se vincula
con una cuestión política contemporánea: vivimos amenazados por el terror; el miedo es
un arma de dominio masivo. Sáenz quiere dar testimonio de lo que le pasa para
encontrar a otros, para ver si a alguien más le sucede lo mismo y compartir
experiencias".

En Carlos W. Sáenz , el dramaturgo, Macchi y Rudnitzky habían construido un


personaje ficcional, que presentaron al público como si fuera real. "Me interesa mucho
trabajar con el borde entre la realidad y la ficción; no quedarme sólo en la zona de lo
documental sino mezclar ambos universos. El teatro tiene esa particularidad: el actor es
un sujeto que vive y hace teatro y, a su vez, es un personaje. Esa alternancia entre
realidad y ficción, ese acuerdo tácito, funciona como elemento inspirador."

https://www.lanacion.com.ar/1444878-tantanian-y-el-hombre-sin-sombra 2/5
2018-5-2 Tantanian y el hombre sin sombra - LA NACION

En aquella obra, el lado A de este trabajo, el autor no aclaraba los motivos de la


desaparición del protagonista. "No había una conexión con la política, no era un
desaparecido. Eso estaba claro. Deja de saberse de él en 1989, a los treinta y pico de
años. Había una idea vinculada con lo melancólico, un personaje en la línea de la novela
gótica, una especie de fantasma de la ópera."

Entre los libros que consultó en aquel momento, Tantanian destaca Museo negro , de
María Negroni. "Es un texto precioso, que nos sirvió muchísimo, al igual que La
anatomía de la melancolía , de Robert Burton. Sáenz era un sujeto que había cometido
algo horroroso y secreto. Me gustó la idea de que ahora aparezca y se sepa que el tema
de la sombra era el motivo por el que había desaparecido."

Un cuento de Andersen, titulado justamente "La sombra", también le sirvió como fuente
de inspiración: "Es la historia de una persona que se queda sin sombra. Después de un
tiempo largo, la sombra vuelve, muy cambiada, mucho más poderosa, y lleva al hombre
a la perdición".

-¿Cómo te imaginás la estructura de esta obra?

-Va a ser una conferencia, como la anterior, donde yo era quien hablaba al público. Esta
vez será un actor, que representará al propio Sáenz. Aquel espectáculo integraba
diferentes disciplinas. Había una exhibición de obras visuales y una gran pantalla donde
pasábamos videos. Además, se podía escuchar música con auriculares. Era una
performance .

-¿Cómo se vincularán las dos piezas para no dejar afuera a quienes no


vieron la primera?

-En Nie war der Schatten habrá referencias e información sobre Sáenz y su
desaparición. En principio, el protagonista no enuncia su problema. Lo cuenta de
manera más objetiva. No se pone en primer plano sino que presenta material sobre el
tema, demostraciones de casos, fenómenos ópticos. Recién cuando se siente cómodo
frente al público, empieza a contar lo que le pasa. En algún momento de la charla
(todavía no sé si va a haber dos partes o si habrá un apagón), quien estaba ahí sentado
no está más. Aparece otro hombre. Alguno de los dos es la sombra del otro.

https://www.lanacion.com.ar/1444878-tantanian-y-el-hombre-sin-sombra 3/5
2018-5-2 Tantanian y el hombre sin sombra - LA NACION

Durante la semana que lleva en Mannheim, Tantanian se dedicó al texto y a definir el


esqueleto de la obra. "Los personajes son dos, pero siempre va a haber un solo actor en
el escenario. Creo que la primera parte de la conferencia puede ser leída. Pero la parte
más confesional, no. La escenografía es muy sencilla: una mesa, un proyector y una
pantalla, como si fuera una página de historieta vacía, con muchos cuadros blancos,
donde vamos a proyectar distintas cosas. Va a haber una especie de montaje de
imágenes durante la conferencia. Voy a armar una estructura con materiales que
definan a cada uno de los personajes. Lo más complejo es construir esa textualidad, ese
recorrido, con texto y otros recursos como videos, textos, fotos."

El director trabajó a solas con el dramaturgista. En los próximos días se reunirá con los
actores. "Pertenecen al cuerpo estable del teatro. No los conozco porque no hemos
trabajado juntos previamente. Mi idea es bosquejar una estructura y empezar a probarla
con ellos. Tienen que entrar en el mundo de este personaje. Va a ser un proceso que
lentamente nos llevará al texto final, que estará escrito en inglés y luego será traducido
al alemán".

Será un trabajo similar al de Carlos W. Sáenz , que también escribió en inglés y se


presentó en diversos países con subtítulos. Aquella fue la primera vez que Tantanian
hacía dramaturgia en inglés. "Al no ser mi lengua madre, eso me obliga a ser preciso, a
evitar irme por las ramas, como me sucede con el español", confiesa.

Los ensayos están programados para todo febrero y la primera mitad de marzo.
"Estreno el 15 y me voy. En la etapa de las funciones, el director ya no es necesario. En
principio, la obra estará en cartel hasta julio, cuando termina la temporada. Me gustaría
presentarla en Buenos Aires en 2013, en forma simultánea con la anterior, la que dio
origen a la historia."

Ésta será la cuarta y última colaboración del teatrista argentino con el Teatro Nacional
de Mannheim. "Decidí ponerle un cierre a este ciclo de trabajo, que arrancó en 2007. La
sala hace cada dos años un festival importante dedicado a la vida y obra de Schiller,
porque Mannheim fue la ciudad donde él empezó a presentar sus piezas. En 2007
hicieron foco en Latinoamérica y convocaron a algunos directores para que hiciéramos
una obra alrededor de algunos conceptos de Schiller. Preparé un espectáculo junto con
Analía Couceyro, Ariel Farace y Martín Tufró, que se llamó La libertad. " Desde
entonces, montó Amerika (2009) y La ópera de tres centavos (2010).

https://www.lanacion.com.ar/1444878-tantanian-y-el-hombre-sin-sombra 4/5
2018-5-2 Tantanian y el hombre sin sombra - LA NACION

Cuando vuelva de Alemania, Tantanian se pondrá a trabajar en una obra, que se


estrenará en Buenos Aires a mediados de mayo. Se trata de Cliff (Acantilado) , del
español Alberto Conejero, en la que Nahuel Cano interpretará a Montgomery Clift. "La
historia está centrada en los últimos años del famoso actor de Hollywood, después del
accidente en el que se arruina la cara. En especial, su decisión de volver a hacer La
Gaviota , de Chejov, en la que había actuado cuando era más joven", adelanta el
director.

Mientras continúa al frente de Escena Sur, una usina creativa para dramaturgos de
América latina, Tantanian ya piensa en otro proyecto: un espectáculo de teatro y
música, encargado por el Centro Cultural Ricardo Rojas para estrenar en septiembre.
Participará el pianista y compositor Diego Penelas, director musical de la trilogía De
noche (2008), De protesta (2004) y De lágrimas (2002). Allí, el director y dramaturgo
se presentaba como cantante. En este caso todavía no decidió si sólo se ocupará de la
dirección y puesta en escena o si también subirá al escenario a cantar. Son dos facetas
de este artista que tiene un lado A y un lado B, al igual que el personaje sin sombra que
lo persigue en el último tiempo.

Entre Schiller, Kafka y Brecht


La obra tuvo tan buena respuesta del público y la crítica alemana que los responsables
de la sala lo volvieron a convocar para la temporada 2009.

Para el segundo trabajo, el dramaturgo eligió a Kafka y presentó una versión propia de
Amerika . Actuaba el elenco estable del teatro y un solo actor argentino, Diego
Velázquez, quien interpretó el papel de Karl Rossmann.

En 2010, Tantanian hizo su tercera colaboración para el mismo teatro alemán. Fue el
responsable de la dirección general de La ópera de tres centavos , de Bertolt Brecht y
Kurt Weill, con dirección musical de Joe Völker. El espectáculo lleva tres temporadas en
cartel.

Por: Natalia Blanc

https://www.lanacion.com.ar/1444878-tantanian-y-el-hombre-sin-sombra 5/5