Está en la página 1de 2

¿Justas políticas?

Las entidades encargadas de impulsar el proceso de la globalización, tales


como el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM) y la
Organización Mundial del Comercio (OMC) fueron creadas con el fin de
garantizar la estabilidad mundial.

Funciones de estas corporaciones abarcan el sector económico y de toda


índole que tenga como objetivo el desarrollo y el pronto florecimiento de una
nueva etapa para los países subdesarrollados, necesitados de recursos e
ideologías políticas que impulsen hacia la evolución.

Dentro de sus competencias está la de respaldar la estabilidad económica


universal e impedir otra crisis como la que sucedió en Estados Unidos en 1930.
Además, una de estas corporaciones se encargaría de la reconstrucción de los
países destruidos por las grandes guerras civiles y el colonialismo.

Sin embargo, se visualiza cómo en la práctica estos fundamentos, ideales y


principios han quedado en la simple imaginación e incluso son tan utópicos que
en continentes, como África en donde abunda la pobreza, existen altos
porcentajes de desigualdad, habita continuamente el hambre y se carece de
medios y recursos para el abastecimiento de la totalidad de una población,
ocurren cosas como la propagación de una enfermedad llamada “ebola”,
pandemia que cubrió gran parte de ese continente.

Es preciso decir que factores como la pobreza fueron influyentes para que esta
enfermedad se expandiera de manera ligera y veloz en dicho lugar. Territorios
como Sierra Leona y Siberia fueron los principales afectados, pues la población
padece desnutrición y esta enfermedad al contagio se hace más desmesurada
de tal manera que, la salud en este lugar no es la mejor, de hecho el sistema
de salud se ha visto devastado. Luego, al existir tanta población afectada y un
sistema que no está en la capacidad de tomar medidas, qué pasa con dichos
organismos creados específicamente para la colaboración de países
subdesarrollados?, Dónde quedaron esa serie de ideales fijados por entidades
internacionales que garantizaban una estabilidad económica a la sociedad
tercermundista?

Es justo en escenarios como estos en donde es fácil percibir cómo las


organizaciones han tenido el atrevimiento de tomar sus ideales para el
favorecimiento de unos pocos, es decir, de potencias mundiales porque si bien
estas entidades buscan la adaptación de políticas que “favorezcan” a los
países objeto de evolución y contribución, dichas políticas no tienen la
flexibilidad en cuanto a formulación, tiempo y medios pues se busca ayudar
pero son estos organismos quienes fijan las condiciones que en la mayoría de
veces causan agravios para la economía de países en desarrollo.
Sin embargo, no todo lo que brilla es oro y es por esto que a pesar de ser los
Estados Unidos una potencia de índole mundial, capaz de persuadir, influenciar
y acomodar a su antojo la economía mundial, además envidiada por sus
capacidades, por sus recursos en armamentos, por su inteligencia en la milicia,
por su libertad de empresa y demás aspectos, es necesario contemplar su
sistema de salud que cada vez va declinando.

El sistema de salud en los Estados Unidos no es prestado por las entidades


estatales, de hecho no es gratuita esta prestación, al contrario es muy costoso
tener acceso a ello de tal manera que la población de menores recursos no
tiene la posibilidad de pertenecer a esto. Estados Unidos es una de las
potencias mundiales que más invierte en recursos médicos al año, sin
embargo, algo sucede pues no toda la población puede tener aproximación a
esto.

Un país no solo puede fijar su punto en el crecimiento económico y político,


pues uno de sus fines principales y el más primordial debe ser velar por una
calidad de vida para sus gobernados, es por esto que la salud al no ser un
factor fuerte en dicho país (EE. UU) no garantiza nada en cuanto a desarrollo y
avance social, pues estadísticas muestran que la población infantil es la más
pobre dentro de los países que son catalogados como potencias mundiales,
además la desigualdad es latente y las personas cada vez tienen la menor
posibilidad de acceder al sistema de salud, a una vivienda digna y a la
educación.

En ultimas, quien es inferior? No porque no posea estabilidad en su economía


ni porque no tenga reconocimiento en el mundo, sino por sus políticas fallidas,
ideales fracasados, por sus desigualdades, su pobreza y por sus pocas
capacidades de implementación de acceso a sectores necesarios para la sana
convivencia y la vivencia de una vida digna.

Y no es que la globalización sea perjudicial porque a través de ella se ve cómo


la comunidad mundial ha tenido acceso a la información, a la capacitación, a la
tecnología, etc. Es claro que el problema radica en el mal uso que se le da a
los mecanismos de solución de problemáticas mundiales, porque si bien la
globalización cumpliera todos los objetivos planteados desde un inicio, cómo no
sería nuestro mundo? Acaso existiría tanta desigualdad? De seguro la
población infantil no tendría que sufrir por no tener recursos ni medios para su
alimentación, evidentemente tendrían un lecho donde descansar y un hogar
con cualidades técnicamente adecuadas para la calidad de vida que un niño
merece.

NATALIA HUIZA
FRANK HERNANDEZ
Humanidades III