Está en la página 1de 2

“LOS CUIDADOS DEL AUDITOR”.

Por: Marco Hernando Bonilla Martínez-Economista


/Especialista en Auditoria y Control Interno

“El auditor en lo posible debe contar con una formación integral, pero
fundamentalmente consiente de la responsabilidad que implica sus juicios
y opiniones frente a las organizaciones y la sociedad”.

Son muchas y variadas las condiciones y requisitos, que debe concebir profesionales que
aspiren a convertirse en auditores de organizaciones públicas y privadas, por lo que a
continuación relaciono algunos cuidados a tener en cuenta:

 Profesional en sus conocimientos pero mas en su actuar, con habilidades y


capacidad técnica, para realizar su labor, con permanente capacitación en temas
inherentes a la auditoria y lo relacionado con las organizaciones, competencias y
procesos.
 Conocedor de la metodología del proceso auditor, dentro de un rigor de
planeación, ejecución (Trabajo de campo), informe.
 Claridad sobre la misión de la entidad como referente a evaluar en tareas
relevantes e importantes. Tener la capacidad de comprender la realidad social que
lo rodea, como el de anticiparse a los hechos y dar las soluciones planteadas en un
momento determinado.
 Conocimiento en normas legales de la organización y sus procesos. Ser analítico,
creativo, buen observador y sensato al momento de generar juicios.
 Capacidad de manejar excelentes condiciones de trabajo en equipo para encarar
eficientemente relaciones interpersonales con el grupo de auditoría y la
organización auditada.
 Mantener una intencionalidad de instructor y docente como manera de propiciar
el mejoramiento y el logro de la calidad del organismo auditado y su entorno.
 Poseer valores frente a la dignidad humana, la solidaridad y el sentido de
pertenencia, como también el de conciencia social que le desarrolla el
conocimiento de la Auditoria y sus resultados.
 Capacidad de afrontar los retos que se le presente en el ejercicio de su función de
auditor. Con sus resultados y actuaciones lograr el reconocimiento y respeto del
auditado.
 Contar con la suficiente capacidad y destreza para comunicarse de manera oral y
escrita como fundamento, rigor y clave de todas sus actuaciones.

Por lo anterior:

 Sea ejemplo en lo que hace.


 Logre que lo miren con respeto y como asesor.

 No deje que la improvisación desquebraje la confianza que de usted tiene el


auditado.

 Asegúrese que sus hallazgos y recomendaciones estén bien soportados, por lo que
en la aplicación de pruebas sea generoso en términos de materialidad y suficiencia.

 La permanente confrontación de resultados y explicaciones con el auditado,


proporciona claridad y confianza de lo finalmente informado.

 Nunca recomiende nada que ni usted mismo seria capaz de realizar, sea lógico y
objetivo en su labor de auditoria.

 Mantenga una actitud amistosa con el auditado, pero con independencia.

 Realice su función auditora dentro de parámetros de planeación.

 Siempre deje la sensación dentro de la organización que la auditoría paso por ella,
esto es, por sus demandas, aportes y resultados.

 Cuide de soportar su trabajo con documentos.

 Recuerde que la función de auditoria es básicamente buscar el mejoramiento


continuo de la organización.

 La confidencialidad de la información de la organización es vital, sea discreto con


ella.

 Los resultados de la auditoria deben comunicarse oportunamente, para toma de


decisiones.

 El entorno de las organizaciones es referente primario de la auditoria a considerar


siempre.

 Sea cuidadoso al expresar sus puntos de vista, pero aun más al escribir.

 Recuerde que la auditoria no pelea con nadie, basta con solicitar la información y
requerimientos respetuosos de manera escrita.

Hasta pronto.

Blog. marcontrol.blogspot.com

También podría gustarte