Está en la página 1de 2

EVOLUCION DE LA INFLAMACION AGUDA

Para poder hablar de la evolución de la inflamación aguda, debemos hacer una breve
introducción sobre qué es la inflamación aguda y a que se debe.
La inflamación es la respuesta de los tejidos vivos vascularizados ante la agresión de un
agente nocivo. La inflamación se acompaña del proceso de reparación, una vez neutralizado
el agente lesivo. Como características principales podemos citar:

 Dolor: aparece como consecuencia de la liberación de sustancias capaces de provocar la


activación de los nociceptores, tales como las prostaglandinas.
 Rubor: Enrojecimiento, debido principalmente a los fenómenos de aumento de presión por
vasodilatación.
 Calor: Aumento de la temperatura de la zona inflamada. Se debe a la vasodilatación y al
incremento del consumo local de oxigeno.
 Tumefacción: aumento del líquido intersticial y formación de edema
 Incapacidad o disminución funcional en el sitio de lesión.
La inflamación aguda es la primer etapa del proceso inflamatorio y se caracteriza por:

 Ser de corta duración: una inflamación aguda puede durar hasta cuatro semanas, de
extenderse mas allá de ese período pasaría a ser inflamación crónica.
 Alterar la permeabilidad vascular: sustancias liberadas en el sitio de lesión, como histamina
y serotonina, provocan la contracción de las células endoteliales con consecuente alteración
de su morfología habitual, lo que produce un aumento entre las brechas de las uniones
celulares. De esta manera se produce la extravasación por rotura.
 Alterar el flujo y el calibre vascular: sustancias como la histamina producen vasodilatación
local de los vasos, luego de una breve vasoconstricción inducida por el SNC. Asi se forma
el transudado, es decir, un fluido con bajo contenido en proteínas; es un ultrafiltrado del
plasma debido a la existencia de una diferencia de presiones a través de la pared del vaso.
 Formar un exudado: por extravasación se observa en el sitio de lesión un liquido rico en
proteínas plasmáticas, debido a las alteraciones en la permeabilidad de los vasos que
permitieron su pasaje.

Evolución de la inflamación

La inflamación puede tomar tres caminos distintos:

 Resolucion: es lo mas frecuente, se contiene la noxa y se neutralizan los mediadores


químicos. Las células que habían migrado al sitio de lesión (neutrofilos) mueren por
apoptosis y se regeneran las células muertas o dañadas por el agente nocivo. La
permeabilidad vascular vuelve a la normalidad, y se elimina el exceso de liquido del edema,
proteínas, leucocitos, cuerpos extraños y restos necróticos.

Acontecimientos en la resolución de la inflamación:


1) retomo a la permeabilidad vascular normal;
2) drenaje del líquido de edema y proteínas hacia los linfáticos, o
3) por pinocitosis hacia los macrófagos;
4) fagocitosis de los neutrófilos apoptóticos;
5) restos necróticos por los macrófago; y
6) eliminación de los macrófagos.

 Pasar a la cronicidad: cuando no se puede revertir el proceso inflamatorio, este perdura en


el tiempo y lo que empezó como inflamación aguda se desencadena ahora como inflamación
crónica.
 Curación mediante sustitución por tejido conjuntivo (fibrosis): es la forma de evolución
que se da en los casos en los que ha existido una sustancial destrucción tisular, en los que
la lesión inflamatoria afecta a tejidos que no regeneran, o cuando se produce una abundante
exudación de fibrina. Cuando el exudado fibrinoso de tejidos o de cavidades serosas (pleura,
peritoneo) no puede ser reabsorbido de forma adecuada, prolifera tejido conjuntivo en la
zona del exudado, convirtiéndolo en una masa de tejido fibroso; proceso conocido como
organización.