Está en la página 1de 8

Nombre del Alumno: Didier Adahir Herrera Mijangos.

Matrícula: 74557. Grupo: IA07.

SISTEMAS DE CERTIFICACION DE CALIDAD.

Nombre del Docente: Mtra. María Dolores Absalon Fernández.

Actividad de Aprendizaje 5. Análisis comparativo

Ciudad del Carmen, Campeche a 30 de abril de 2018.


El alumno deberá desarrollar un trabajo de análisis en el que establezca las
semejanzas y diferencias entre un sistema de gestión de seguridad y salud en el
trabajo y la guía sobre responsabilidad social.

INTRODUCCION.
En este trabajo, se analizarán las semejanzas y diferencias entre un sistema de gestión de
seguridad y salud en el trabajo (de aquí en adelante SST) y responsabilidad social (de aquí
en adelante RSE) ya que se está prestando cada vez más atención a la RSE y la cual se
centra en las repercusiones de la estrategia organizativa sobre el impacto social, ambiental
y económico de las actividades emprendidas por las organizaciones, así como en lograr un
equilibrio adecuado entre estos tres tipos de impacto, por lo que el presente estudio se
centra principalmente en la dimensión social de la RSE, teniendo en cuenta su estrecha
relación con la seguridad y salud en el trabajo.
Desarrollo.
Para comenzar y en base a la literatura consultada, en opinión de Segal et al. (2003), la
SST es un aspecto importante de la RSE, dado que la seguridad de la población activa es
uno de los factores que miden el progreso global de las empresas en materia de RSE. Unos
indicadores para medir los logros en RSE pueden ser:
• Seguridad de producto y SST de la población activa;
• Reglamentación laboral y condiciones de trabajo;
• Derechos humanos;
• Igualdad de oportunidades y acceso al empleo.
Por otro lado, Fisscher (2003) describe los mecanismos que determinan la competencia
moral y aborda el problema de cómo impulsar la responsabilidad y las actividades éticas en
el seno de las organizaciones. En este sentido, la SST está considerada como uno de los
principios fundamentales de la ética empresarial. La cuestión de la ética comercial se
encuentra estrechamente vinculada a la RSE, ya que impulsa la incorporación de estos
valores a la agenda de prioridades. Entre las demás cuestiones cuya importancia se
destaca a menudo en las publicaciones especializadas figuran las del medio ambiente, el
equilibrio entre trabajo y ocio, así como la posibilidad de compaginar el trabajo y la atención
a la familia. La integración eficaz de la SST en la estrategia de RSE exige el cumplimiento
de una serie de condiciones. Ante todo, la responsabilidad y la obligación de rendir cuentas
deben considerarse una virtud, por lo que conviene mantener una política de integridad y
transparencia ante los trabajadores (y ante los interlocutores externos) con el fin de poder
mejorar la competencia moral en el diálogo con los trabajadores (Fisscher, 2003).
También los argumentos económicos y estratégicos suelen constituir la base de la RSE
(incluida la SST). Si la competencia moral se organiza e integra de forma estructurada en
el trabajo diario de una organización, la SST será un elemento lógico de la política de RSE,
en este sentido, tanto la RSE como las cuestiones de SST son parte de la política
organizativa y se tienen en cuenta de manera estructurada (Fisscher, 2003). ¿Pero cuál es
exactamente la relación entre la SST y la RSE?, a juicio de Zwetsloot y Starren (2003), las
actividades organizativas que mejoran tanto la SST como la seguridad pública contribuyen
a la RSE. Las actividades de SST que benefician la seguridad pública, como el aumento de
la seguridad en los centros comerciales, contribuyen asimismo a la RSE. Por consiguiente,
la SST es un elemento importante en la dimensión social de la RSE. La adopción de una
estrategia de RSE permite integrar la política de SST en un nivel estratégico de la
organización. La integración de los aspectos de SST en la estrategia de RSE contribuye a
mejorar la valoración del público, lo que resulta esencial para el éxito de la actividad
comercial.
Asimismo, la SST y la RSE redundarán en beneficios de valor añadido relativos a la
reputación, productividad laboral, fidelidad de los consumidores y valor de las acciones. Por
lo que Sanders y Roefs (2001) hacen hincapié en que la integración adecuada de la SST
en la estrategia de RSE fomentará una imagen de buen empresario, esto debido a la
consiguiente mejora de la posición ocupada por la empresa en el mercado laboral, resultará
más atractiva para posibles profesionales en busca de trabajo, al tiempo que aumentará el
espíritu de fidelidad de sus empleados. Mansley (2002) informa sobre una serie de
reuniones celebradas con los principales inversores y expertos del sector financiero, en las
que se ha debatido el posible modo de integrar con éxito, en el marco de la RSE, la salud
y la seguridad en el seno de las empresas y en la que los inversores institucionales
defendieron la necesidad de establecer unos indicadores generales que permitan evaluar
la actuación de las empresas en materia de salud y seguridad a la hora de tomar decisiones
de inversión, pues tenían claro que los indicadores que convenía establecer debían ser
limitados en número (un máximo de cinco o seis), relevantes para la empresa en cuestión
y, sobre todo, comparables entre empresas, es decir, calculados sobre una misma base.
Además, mostraron preferencia por los indicadores aplicables de manera global. Se
señalaron seis factores como indicadores fundamentales de seguridad y salud, a saber:
• Haber merecido la distinción de líder en seguridad y salud;
• Nivel de elaboración de informes sobre los sistemas de gestión de la seguridad y la
salud;
• Número de accidentes;
• Índice de tiempo perdido por lesiones;
• Índice de absentismo y;
• Coste de las pérdidas por deficiencias en materia de seguridad y salud.
La falta de información convincente en favor de una gestión adecuada de la seguridad y la
salud fue percibida como un obstáculo para la seguridad y la salud en el trabajo en el marco
de la RSE; es preciso trabajar más en este ámbito. Los inversores apoyaron la idea de que
los buenos resultados en materia de seguridad y salud son indicadores de buena gestión
en general. Pocos inversores se mostraron dispuestos a ir más lejos y a examinar con más
detalle los resultados de las empresas en materia de seguridad y salud. Aunque los
ejemplos en la práctica son limitados, algunos estudios de caso demuestran que las
organizaciones pueden atender las demandas de los empleados en materia de seguridad
y salud laborales, preservar el medio ambiente y, al mismo tiempo, gozar de una buena
rentabilidad (Cramer et al., 2003). Jones (2003) ofrece el ejemplo del instituto SAS, empresa
de programas informáticos competitiva que cuenta con uno de los entornos laborales más
propicios para los trabajadores, más globales y más equilibrados del mundo. La empresa
concede especial atención a la salud laboral de sus empleados, tal como reflejan los más
de 3 000 metros cuadrados de gimnasio y los campos de fútbol y béisbol que pone a su
disposición. Los «coordinadores de bienestar» ayudan a los empleados a elaborar
programas personalizados de puesta en forma y bienestar, práctica que no solo beneficia
la salud de los empleados, sino que además facilita la integración laboral e impulsa la
responsabilidad social de la organización.
Por lo que, analizado estos puntos, la RSE se considera fundamental para dirigir
adecuadamente una organización, ya que no basta con centrarse en los aspectos
puramente financieros para operar en una sociedad cada vez más exigente, se debe
realizar la dimensión social de la RSE, la cual destaca la importancia de las personas como
elemento clave de muchas organizaciones; por tanto, la SST constituye un elemento
esencial de la RSE.
La RSE es pues un compromiso voluntario que está convirtiéndose paulatinamente en una
prioridad cada vez más importante para todo tipo de empresas, independientemente de su
índole y tamaño. En el contexto de creciente globalización, de mayor sensibilización social
y medioambiental y de mayor fluidez de las comunicaciones, el concepto de responsabilidad
de las empresas ha cobrado un nuevo impulso. La seguridad y la salud en el trabajo (SST)
es un componente esencial de la RSE y ello plantea a los gestores y profesionales de la
SST un amplio abanico de oportunidades y desafíos.
Ejemplos de empresas Certificadas.
Estas empresas aquí expuestas son locales, en la cuales se hicieron las investigaciones y
la información aquí descrita es en base a lo que ellas expusieron y compartieron:
Industrias Energéticas, S.A. de C.V., Certificada en OHSAS 18001:2007 y con miras a
emigrar a ISO 45001.
Se adjunta certificado:

Cotemar
Se adjunta evidencia de que por sexto año consecutivo obtienen distintivo ESR, con miras
a certificarse en ISO 26000.
Calidad de Vida
En COTEMAR somos una empresa que ejercemos la responsabilidad social cuyo fin
principal es el bienestar de las personas, por lo que nos preocupamos por ofrecer fuentes
de empleo digno que desarrollen el potencial humano.
“Fomentar el desarrollo integral de nuestra gente y sus familias, a través de la seguridad
industrial, programas de equidad, salud, educación y deporte; así como eventos que
fomenten la integración familiar y el sentido de pertenencia.”
Comunidad
La comunidad es más que la locación donde se realiza nuestra actividad; la comunidad es
nuestra familia y nuestra casa, por esto buscamos impulsar su progreso.
“Fortalecer a nuestra empresa como un valor social, generando empleos para la
comunidad, promoviendo la cultura, la salud y el deporte, a través del apoyo a instituciones
y programas sociales.”
Medio Ambiente
El cuidado del medio ambiente tiene una alta prioridad para nosotros, por lo que trabajamos
bajo lineamientos que garantizan la sustentabilidad de nuestro entorno.
“Respaldar nuestro esquema de operaciones sustentables y concientizar el cuidado de
nuestro entorno, a través de buenas prácticas que reduzcan el impacto negativo al medio
ambiente y actividades de preservación ecológica.”
Ética Empresarial
Nuestra actuación es congruente con la ética que profesamos en nuestros valores.
“Comunicar los lineamientos que velan por la transparencia y los valores de nuestra
empresa, recordando que COTEMAR es un valor que compartimos y está basado en un
compromiso económico, social y ambiental.”
CONCLUSION.
La responsabilidad social de las empresas (RSE), como planteamiento nuevo y estimulante,
es un tema candente en la sociedad y el mundo de los negocios de hoy día, y entronca
directamente con la seguridad y la salud en el trabajo (SST). Ciertas iniciativas en materia
de RSE se centran únicamente en aquellos aspectos que resultan novedosos y
estrictamente voluntarios; a la SST cabe percibirla, por el contrario, como una cuestión de
carácter plenamente obligatorio.
Bibliografía.
IEU. (2018). Sistemas de certificación de calidad apuntes semana 4. Puebla: IEU.
IEU. (2018). Sistemas de certificación de calidad lectura base recopilación semana 4.
Puebla: IEU.
IEU. (2018). Sistemas de certificación de calidad lecturas complementarias semana 4.
Puebla: IEU.
IE. (2018). Certificados. 29 abril 2018, de IE Sitio web:
http://www.industriasenergeticas.com/ie/index.php/nosotros/sistema-de-gestion-
integral/certificaciones
COTEMAR. (2017). COTEMAR recibe certificado ambiental. 29 abril 2018, de COTEMAR
Sitio web: http://cotemar.com.mx/2017/12/26/calidadambiental/
Revista cubana. (2010). Estrategias de responsabilidad social y gestión en seguridad y
salud en el trabajo. 29 abril 2018, de Revista cubana Sitio web:
http://bvs.sld.cu/revistas/rst/vol11_3_10/rst08310.htm
SBQ consultores. (2013). ISO 26000: ¿En qué consiste y cuáles son sus beneficios?. 29
abril 2018, de SBQ consultores Sitio web: https://www.sbqconsultores.es/iso-26000-en-
que-consiste-y-cuales-son-sus-beneficios/
Scielo. (2016). ARTÍCULOS Un análisis de la seguridad y salud en el trabajo en el sistema
empresaria. 30 abril 2018, de Scielo Sitio web:
http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1870-46702016000100001

También podría gustarte