Está en la página 1de 2

LA IMPORTANCIA DE LA ELECTRICIDAD

La electricidad es una de las principales formas de energía usadas en el mundo actual. Sin
ella no existiría la iluminación conveniente, ni comunicaciones de radio y televisión, ni
servicios telefónicos, y las personas tendrían que prescindir de aparatos eléctricos que ya
llegaron a constituir parte integral del hogar.

Electricidad en el hogar

El uso de la electricidad en la vida moderna es imprescindible. Difícilmente una sociedad


puede concebirse sin el uso de la electricidad.

La industria eléctrica, a través de la tecnología, ha puesto a la disposición de la sociedad


el uso de artefactos eléctricos que facilitan las labores del hogar, haciendo la vida más
placentera.

Las máquinas o artefactos eléctricos que nos proporcionan comodidad en el hogar, ahorro
de tiempo y disminución en la cantidad de quehaceres, se denominan electrodomésticos.

Entre los electrodomésticos más utilizados


en el hogar citaremos: cocina eléctrica,
refrigerador, tostadora, microonda,
licuadora, lavaplatos, secador de pelo, etc.

Existe también otro tipo de artefactos que nos


proporcionan entretenimiento, diversión, y
que son también herramientas de trabajo y
fuentes de información como: el televisor, el
equipo de sonido, los video juegos, las
computadoras, etc.

Electricidad en la comunidad

La electricidad en la comunidad se manifiesta, entre otros, a


través de: alumbrado público en plazas, parques, autopistas,
túneles, carreteras, etc., con el fin de proporcionar seguridad y
visibilidad a los peatones y mejor desenvolvimiento del tráfico
automotor en horas nocturnas; los semáforos en la vía pública
permiten regular y controlar el flujo de vehículos.

También en los medios de comunicación apreciamos la


importancia de la electricidad, ya que el funcionamiento de la
radio, televisión, cine, la emisión de la prensa, etc. depende en gran parte de este tipo de
energía.
Electricidad en la industria

La necesidad de aumentar la producción de bienes a un mínimo costo obligó a reemplazar


la mano de obra por maquinarias eficientes. Esto pudo llevarse a cabo en forma masiva a
raíz del desarrollo de los motores eléctricos.

En la actualidad, la dependencia que tiene el mundo respecto de la electricidad es


enorme, de allí la importancia que tiene la electricidad para el hombre moderno. Forma
parte de la vida cotidiana de las personas de una manera sorprendente, tanto es así que
la producción de electricidad del año 2007 fue, por ejemplo, de 19,25 billones
(19.250.000.000.000) de kWh. Para dimensionar lo que significa esa cifra, un horno
eléctrico consume poco más que uno de esos 19 billones en una hora de uso. Una
computadora, en la misma hora, consume un tercio de kWh. Otro factor en el que se va
gran parte del consumo eléctrico mundial es la calefacción, pero indudablemente el
sector que más energía consume (37 % de la mundial) es el industrial, frente al 20 %
que se va en transporte, 11 % en calefacción e iluminación, y 5 % en usos comerciales
diversos).

Se asegura que todas las baterías del mundo, incluyendo las industriales, solo podrían
acumular algo menos de 10 minutos del consumo eléctrico mundial. Otra cifra que
revela la magnitud de la influencia de la electricidad en nuestras vidas habla del
consumo de bombillas eléctricas: el número alrededor del mundo es de 12.000 millones.
El país con mayor consumo de electricidad es China, seguido por Estados Unidos. Entre
los dos países se consume alrededor de la mitad del consumo global del mundo.