Está en la página 1de 11

MANIFIESTO AMBIENTAL – “GIROS” Café – Pub

Anexo F
Manual de Primeros Auxilios
MANIFIESTO AMBIENTAL – “GIROS” Café – Pub

Manual de Primeros Auxilios

Objetivos: Tener a disposición un manual de acciones rápidas ante situaciones imprevistas que
impliquen lesiones o afecciones inusuales en seres humanos.

1. Bases de los primeros auxilios

Lo primero que debe quedar claro al entrar al tema de los primeros auxilios es que no somos
médicos, en el caso en el que se necesite realizar cualquiera de estas maniobras o acciones, se las
realizará de manera preventiva, con rapidez, calma y asegurándose que la persona afectada acuda
inmediatamente a un centro de salud donde será correctamente atendida.

Entendiendo esto, la persona o personas que vayan a realizar los primeros auxilios deberán ser
capacitadas en el tema por lo menos una vez cada 6 meses.

Los elementos necesarios para prestar auxilio inmediato deben encontrarse en el botiquín de
primeros auxilios, el cual estará en un espacio adecuado, al alcance inmediato y con las
condiciones ambientales adecuadas para el almacenaje de cada uno de los insumos de su interior,
dichos insumos deben estar correctamente rotulados (nombre y fecha de vencimiento), en buen
estado y con por lo menos un mes de duración antes de su fecha de vencimiento. Todo insumo
caduco deberá ser desechado según lo indica el fabricante.

A continuación mencionamos los insumos indispensables en un botiquín de primeros auxilios:

 Termómetro clínico
 Vendas de gasa de diferentes tamaños
 Dos pinzas
 Tijeras
 Guantes de goma
 Vendas elásticas de diferente ancho
 Algodón
 Tela adhesiva o esparadrapo
 Gasas estériles
 Curitas
 Soluciones antisépticas: agua oxigenada, alcohol yodado al 2%, DG6, solución
jabonosa.
 Gasa vaselinada o furasinada para quemaduras
 Medicamentos básicos como analgésicos (p.e. paracetamol), eméticos (para
intoxicaciones no caústicas), antialérgicos, entre otros.

Además de los anteriores se pueden agregar otros insumos que el encargado de primeros auxilios
vea convenientes.

2. Heridas accidentales

Una herida es una lesión que conlleva a la interrupción de la integridad de los tejidos del cuerpo, ya
sea externa o internamente. Las heridas internas son difíciles de identificar a menos que se utilice un
diagnostico médico profesional, por lo que en este acápite nos centraremos en las heridas externas.

Las heridas pueden tener diferentes características según el objeto que las haya producido y el
grado de afectación producido en el tejido. De esta manera se las clasifica en:

 Herida incisa, cuando la herida ha sido causada con arma u objeto con filo como por ejemplo
un cuchillo, que lesiona la piel en forma uniforme, lineal y con profundidad variable, puede
ser superficial o variable.
MANIFIESTO AMBIENTAL – “GIROS” Café – Pub

 Herida contusa, es una lesión producida por un golpe directo con un objeto contundente
como por ejemplo el golpe de un palo o una caída.
 Herida punzante, es la producida por un instrumento punzo cortante como un cuchillo o un
clavo, y que denota cierta profundidad en los tejidos.
 Herida en colgajo, esta se da cuando una acción traumática produce el desprendimiento de
un tejido en colgajo y puede tener distinta profundidad.
 Herida por arrancamiento o desgarro, son las lesiones con bordes irregulares y desgarrados
que pueden ser provocados por arrancamiento con pérdida de tejido, por ejemplo heridas
provocadas con alambre de púas o con una sierra.

Las heridas también se clasifican según su complicación para ser tratadas:

Heridas simples

Presentan: dolor local breve, hemorragia escasa, lesiones pequeñas y poco profundas.

Para tratarlas se siguen los siguientes pasos:

 Antes que nada se debe precautelar la seguridad de quien practique los primeros
auxilios, para esto la persona debe colocarse guantes de goma apropiados para realizar
curaciones, y precautelar que el espacio en el que se van a realizar las siguientes
acciones este limpio y mejor si está desinfectado.
 Se descubre la parte afectada, es decir que si hay ropa o cualquier tela tapándola se la
debe quitar.
 Si la herida presenta hemorragia, se la debe cubrir con un apósito de gasa limpia, hasta
que el sangrado ceda.
 Se realiza la curación, retirando cualquier cuerpo extraño que se encuentre en la herida,
se limpia con alguno de las soluciones antisépticas y, si es necesario, se aplica alguna
sustancia cicatrizante.
 Sólo se cubre la herida (con curitas o vendas) si se corre el riesgo de que, en la actividad
normal que realiza la persona herida, se corre el riesgo de que la herida se contamine.

Heridas complicadas

Presentan: dolor intenso, hemorragia y shock.

Para tratarlas se deben seguir los siguientes pasos:

 De la misma manera que en el caso anterior la persona que vaya a atender al herido
debe tomar las precauciones de asepsia y salubridad necesarias para precautelas su
salud y la del herido.
 Prevenir el shock o tratarlo.
 Si el herido se encuentra en el piso o tiene dificultad para moverse, dejarlo quieto,
cómodo y recostado (si así lo requiere). Evitar movimientos innecesarios que puedan
complicar su estado.
 Descubrir la lesión y revisarla cuidadosamente.
 Contener la hemorragia.
 Retirar cualquier cuerpo extraño visible como por ejemplo astillas o vidrios.
 Trasladar al herido al centro médico más cercano.
MANIFIESTO AMBIENTAL – “GIROS” Café – Pub

3. Hemorragias

Una hemorragia es la pérdida de sangre de un organismo, provocada por la ruptura de un vaso


sanguíneo. Una hemorragia externa grande puede producir colapso circulatorio en un corto tiempo.
Existen dos clases: arteriales y venosas.

Las hemorragias arteriales se distinguen por el carácter pulsátil que presenta la sangre que mana de
la herida. En las hemorragias venosas la sangre fluye con menos fuerza. Si la herida afecta una
arteria pequeña el chorro de sangre es pulsátil, sin embargo, fino como un hilo.

Las hemorragias externas y visibles pueden acompañarse de hemorragias internas e invisibles. Las
hemorragias internas deben sospecharse en personas que han sufrido traumatismos o heridas en el
abdomen, tórax o región lumbar. Las principales características son que el paciente palidece, su
pulso aumenta y su piel se enfría. La hemorragia en tórax además presenta dificultades al respirar,
en ese caso el paciente debe ser colocado en posición recostada sobre la espalda si esta
consciente, y en posición lateral si no lo está, con las extremidades inferiores levantadas.

Para tratar con una hemorragia externa se deben seguir los siguientes pasos:

 Se debe examinar la herida para determinar si la hemorragia es arterial o venosa, si la lesión


es de un tamaño significante y si se encuentra sucia o existen cuerpos extraños en ella.
 Si la herida no deja de sangrar espontáneamente se debe comprimir la lesión con un lienzo
limpio y doblado, manteniendo apretado con la mano.
 Si la presión funciona para parar la hemorragia, hacer un vendaje compresivo sobre la herida
para mantener la presión constante.
 Si la presión no es eficaz, será necesario aplicar la compresión a distancia con el puño o
dedos sobre la arteria principal que pase por un hueso, de manera que se pueda hacer
presión contra este e interrumpir la hemorragia.
 En algunos casos se deberá realizar un torniquete en un lugar situado entre el corazón y la
herida. En caso de aplicar esta maniobra se deberá indicar la hora en la que se lo coloco y
no aflojarlo sin control médico, ya que esta acción podría causar la muerte de la persona
herida.
 Colocar al paciente en posición horizontal o ligeramente incorporado si la herida es en la
cabeza. Es conveniente colocar la zona herida más elevada que el resto del cuerpo.

Torniquetes

Los torniquetes son el último recurso ante una hemorragia, después de aplicarlo se debe llevar al
paciente al centro médico más cercano o llamar a un médico para que acuda si no se puede mover al
herido. Se aplica sólo en extremidades, brazos o piernas. Para realizarlos es necesario un pedazo de
tela, un cinturón o cualquier material que no afloje y que sirva para apretar la extremidad
comprometida.

Se los colocan siguiendo los siguientes pasos:

 Identificar el sitio ideal de compresión, este debe estar ubicado entre la herida y el corazón, y
se debe tener en cuenta el paso del paquete vascular.
 Mantener la presión mientras se realiza la ligadura. Mejor si se cuenta con dos personas, de
este modo mientras una realiza la presión la otra acomoda el torniquete en el lugar en el que
corresponde y realiza la ligadura principal.
 Realizar una ligadura firme y comprobar que haya parado la hemorragia.
 Trasladar al herido al centro de salud más cercano, abrigándolo para que mantenga la
temperatura del cuerpo, ya que cuando una persona sufre una pérdida de sangre su cuerpo
tiende a perder temperatura.
MANIFIESTO AMBIENTAL – “GIROS” Café – Pub

4. Quemaduras

Las quemaduras son lesiones de la piel y otros tejidos, más o menos extensas, proclives a infección
en la que la piel, producidas por alteraciones de origen térmico, calor o frío, por la acción del fuego,
por contacto con determinados compuestos químicos cáusticos o corrosivos, por electricidad, por
radiación o por fricción.

La extensión de una quemadura se determina según el porcentaje del cuerpo que esta cubra el
cuerpo, tomando en cuenta que la superficie de la palma de la mano (sin contar los dedos) equivale
al 1% de la superficie total del cuerpo humano. Por tanto una quemadura leve es aquella que se
extiende en un espacio menor al 15% de la superficie corporal; una quemadura moderada se
encuentra entre el 15 y el 49%; y finalmente una quemadura grave cubre más del 50% de la
superficie del cuerpo.

La localización también es importante, las quemaduras de cara, ojos, cuello y genitales son más
serias que las del resto del cuerpo.

Se reconocen tres grados de quemaduras: primero, segundo y tercero, y se tratan según la extensión
que esta presente en el cuerpo, de la siguiente manera:

 Quemaduras de primer grado, afectan a la capa superficial de la piel, causando


enrojecimiento, como por ejemplo las quemaduras por la exposición al sol.
Cuando se presenta esta lesión se debe tratar de la siguiente manera:
- La persona que se hará cargo de realizar los primeros auxilios debe lavarse bien las
manos.
- Lavar bien la herida.
- Aplicar vaselina sobre la zona afectada, o cremas medicadas especializadas para tratar
quemaduras.
- Aliviar el dolor aplicando compresas de agua fría, con gasas o paños, jamás con algodón
o materiales que puedan desprenderse y dejar residuos pegados en la quemadura.
 Quemaduras de segundo grado, además de presentar enrojecimiento se producen
ampollas, estas lesiones llegan a afectar la epidermis, también presentan edemas
(hinchazón por acumulación de líquidos) subcutáneos y dolor.
Para tratar esta lesión se siguen los siguientes pasos:
- Lavarse las manos
- Revisar la zona afectada, descubrirla con cuidado evitando empeorar la lesión.
- Combatir el shock administrando un analgésico.
- Enfriar y lavar la parte afectada con agua fría, procurando no reventar las ampollas.
- Realizar la curación aplicando sobre la lesión cremas o pomadas medicadas especiales
para quemaduras y colocar gasas furacinadas o vaselinadas. Nunca usar materiales o
tejidos que puedan adherirse o dejar pelusas.
- No drenar (reventar) las ampollas, a menos que la lesión se encuentre infectada, en tal
caso se saca el líquido de las ampollas utilizando siempre material estéril.
- Se puede realizar un vendaje a fin de sujetar el apósito por encima de la zona afectada.
- En el caso de presentarse una quemadura extensa, trasladar al herido al centro médico
más cercano.
 Quemaduras de tercer grado, estas lesiones afectan todas las capas de la piel,
destruyendo terminaciones nerviosas sensitivas, dejando la piel blanca sin sangre y dura
como cuero.
Cuando se presentan estas lesiones se las trata de la siguiente manera:
- Descubrir la lesión. Si las prendas están adheridas a la piel no intente retirarlas.
- Lavar y enfriar las zonas con agua fría, nunca hielo.
- Realizar una curación preventiva para evitar infecciones.
- Combatir el shock administrando un analgésico.
MANIFIESTO AMBIENTAL – “GIROS” Café – Pub

- Trasladar inmediatamente al paciente a un centro médico especializado ya que estas


quemaduras requieren de injertos de piel.

Imagen: tipos de quemaduras

Cuando la quemadura ha sido causada por sustancias químicas se realizan los mismos
procedimientos antes descritos, con la excepción de que antes de actuar se debe reconocer de que
sustancia se trata, ya que algunas sustancias reaccionan con el agua, lo que puede resultar en
empeorar la lesión al lavarla. Si se determina que no debe tratarse con agua se debe dirigir al
lesionado al centro médico más cercano para su pronta y correcta atención. En el caso de que se
determine que es prudente aplicar agua para lavar, se debe evitar que el agua chorreante toque otras
partes del cuerpo, y una vez realizados los primeros auxilios dirigir inmediatamente al paciente al
centro médico.

Si la quemadura fue provocada por electricidad se debe prestar especial atención ya que
externamente puede parecer pequeña, pero internamente son más graves de lo que aparentan. Estas
lesiones son en su mayoría profundas y afectan las estructuras internas que van desde el músculo
hasta los nervios e incluso al tejido cerebral, cuando afecta al tejido muscular este se necrosa
(muere). Cuando esto ocurre se debe reaccionar de la siguiente manera:

- Cortar la corriente eléctrica o separar de la fuente de electricidad, precautelando siempre


la seguridad de la persona que realiza los primeros auxilios.
- Una vez le paciente se encuentra apartado de la fuente de electricidad y se ha pasado el
riesgo de que su cuerpo tenga carga, se revisan los signos vitales.
- Si no se encuentra respiración, iniciar la respiración artificial.
- En caso de paro cardiaco realizar masaje cardiaco alternando con la respiración artificial.
- Una vez el paciente este consciente, dirigirlo al centro médico más cercano.
5. Fracturas

Las fracturas son lesiones traumáticas en las que se interrumpe la continuidad del tejido óseo. Se
reconocen dos clases de fracturas:

 Fracturas cerradas, son aquellas en las que no hay herida en la piel, es decir, la piel y el
músculo que rodea al hueso quedan intactas.
 Fracturas abiertas, en estas lesiones la piel y el músculo que rodean al hueso roto también
sufren daños, de manera que se produce sangrado y corre el riesgo de infección.
MANIFIESTO AMBIENTAL – “GIROS” Café – Pub

 Fractura con minuta, esta tercera clase de fractura se caracteriza por la forma en la que se
interrumpe el tejido óseo, en esta ocasión el hueso se fractura en pequeños fragmentos.

Existen varias formas en las que el hueso se fractura, desde fracturas limpias y simples hasta
fracturas complicadas y en minuta.

Fuente: accidentesdetraficoyconsecuencias.blogspot.com

Cualquier sea el tipo de fractura con la que nos encontremos al dar primeros auxilio, debemos
poder reconocer los síntomas:

 Dolor
 Impotencia funcional, el paciente no puede realizar las funciones normales de esa parte
del cuerpo.
 Deformidad de la zona, dependiendo del tipo de fractura que haya sufrido, pueden ser
deformidades en ángulo, ensanchamiento, acortamiento o rotación del miembro.
 Hinchazón o abultamiento, moretones, ampollas o acumulación de suero o sangre
visibles sobre la piel.

Cuando el paciente accidentado presenta estos síntomas y estamos seguros de que sufre una
fractura, realizamos el siguiente tratamiento de urgencia:

 Buscar elementos que puedan hacer el papel de férula, que sirvan para inmovilizar el
miembro fracturado. Pueden ser: maderas, cartones, varillas metálicas, revistas o periódicos
doblados. En caso de no disponer de los anteriores, se fijan los miembros superiores al tórax
y los inferiores al miembro opuesto.
 Inmovilizar la zona afectada, abarcando una articulación por encima y otra por debajo de la
lesión. Esto quiere decir que si la fractura se encuentra en el antebrazo, se inmovilizará desde
la muñeca hasta el hombro. Se debe prestar especial atención en no realizar vendajes ni
ataduras con demasiada fuera, ya que esto podría interrumpir la presión sanguínea.
 Hacer todo lo posible para no manipular la zona afectada, mantener el miembro afectado e la
posición en la que quedó después del accidente. NUNCA tratar de enderezar las partes
fracturadas para acomodarlas en su lugar, ya que se corre el riesgo de dañar vasos o nervios
cercanos.
 No realizar apósitos calientes ni masajes para tratar de calmar el dolor, esto solo empeorará
la lesión.
 Cuando se trata de una fractura expuesta, se debe proceder primero como en el caso de una
herida, es decir, descubrir y limpiar la zona afectada, desinfectarla y cubrirla, luego de ello se
procede a inmovilizar la zona afectada y dirigir al paciente a un centro de salud.

Los pasos anteriores funcionan perfectamente cuando la fractura se encuentra en las extremidades,
sin embargo, existen fracturas más complicadas de socorrer:
MANIFIESTO AMBIENTAL – “GIROS” Café – Pub

 Columna, puede provocarse después de caídas o golpes fuertes. Además del dolor puede
presentar como síntoma la perdida de movilidad en las extremidades inferiores, pérdida de
sensibilidad o hasta del conocimiento. En este caso la única dirección a seguir es llamar
urgentemente a un servicio médico para que sea trasladado a un centro de salud donde sea
correctamente tratado y evitar mover al paciente a toda costa hasta que ellos lleguen a
hacerse cargo.
 Cráneo, se presenta con dolor intenso de la cabeza, sangrado por nariz, boca u oídos,
nauseas y vómitos, pupilas dilatadas y pérdida de conocimiento. Lo que se debe hacer:
Acostar al paciente de espaldas y con la cabeza sobre almohadas, revisar si se presentan
heridas y realizar una limpieza y desinfección, trasladar al damnificado al centro de salud más
cercano. No se debe suministrar analgésicos al paciente.
 Clavículas, se nota la presencia de esta lesión por el dolor, la hinchazón o depresión en la
zona afectada y porque el paciente habitualmente se sujeta el brazo lesionado por el codo.
Para inmovilizar esta zona se debe realizar un cabestrillo o vendaje en forma de 8 que sujete
los hombros hacia atrás y no permitir que por ningún motivo estos se muevan hacia adelante.
Trasladar al paciente a un centro médico.
 Costillas, presenta dolor y dificultad al respirar. Se debe colocar al accidentado en la posición
menos dolorosa y si hay heridas tratarlas; en ningún caso se debe realizar ningún tipo de
vendaje; en el centro médico procederán a tratar la fractura como se debe.
 Dedo, se detectan a través del dolor intenso, especialmente con el movimiento, hinchazón y
presencia de moretones. Se debe proteger la mano, asegurar el brazo con un vendaje
alrededor del cuerpo y trasladarse al centro médico.
 Muñeca, los síntomas son los mismo que en el caso anterior. Se debe colocar una férula en
el dorso y palma de la mano, colocar una superficie acolchada entre el cuerpo y el brazo y
sujetar este último con un vendaje o cabestrillo. Dirigirse al centro médico.
 Tobillo, nuevamente se repiten los síntomas. Se debe acostar al paciente, realizar un vendaje
a modo de férula que sostenga tanto la planta del pie, el talón como la parte posterior de la
pierna. Dirigir al afectado a un centro médico.
 Pie, causada generalmente por el impacto de la caída de un objeto pesado sobre el pie, se
realizan los mismos cuidados que en el caso anterior.
 Mandíbula, cuando se tienen una fractura de mandíbula se debe: escupir cualquier secreción
o diente que se encuentre dentro de la boca, aplicar frío, realizar un vendaje suave con una
venda gruesa o un pañuelo atado a la cabeza.
 Nariz y pómulo, generalmente causada por un golpe directo. Se debe aplicar apósitos fríos
para reducir la hinchazón y el sangrado, escupir la sangre deglutida y asistir al centro médico.
6. Otros accidentes

Existen muchas clases de accidentes, y le deber del socorrista, o de la persona que imparte primeros
auxilios, es poder responder a cualquiera de la manera más calmada y centrada posible:

El primer paso para reaccionar ante un accidente es mantener la calma, tanto de uno mismo como
de las personas que nos rodean; evitar aumentar el número de accidentados, mantener a las
personas, y a uno mismo, fuera del peligro; llamar a un servicio de emergencia especializado y
finalmente encargarse de los heridos que lo necesiten hasta que lleguen los paramédicos o se pueda
dar una atención médica adecuada.

Al encargarse de los accidentados se debe:

 Tranquilizar al herido
 Controlar la respiración y el pulso
 Solicitar auxilio inmediato
MANIFIESTO AMBIENTAL – “GIROS” Café – Pub

En la mayoría de los casos es recomendable no trasladar a los heridos que no pueden moverse, para
evitar causarle mayores lesiones, sin embargo en algunos casos es necesario y casi inevitable, para
esos momentos se recomienda:

 Transportar al accidentado de forma rápida y cuidadosa


 Accidentados con lesiones leves, conscientes y que su condición se los permita, pueden ser
transportados sentados.
 En caso de presentar dificultad respiratoria se lo debe transportar semi-sentado.
 En casos de accidentes complicados mantener al paciente echado sobre su espalda,
trasladarlo en camilla.

En el caso de que el paciente no presente pulso se realiza la reanimación cardio-respiratoria, esta


maniobra debe realizarla solamente una persona experta, caso contrario podría ser fatal para el
paciente.

Además de los accidentes explicados anteriormente en este documento, existen otros que pueden
presentarse y ante los cuales deberemos saber responder. Por ejemplo las intoxicaciones. Estas
pueden ocurrir de manera accidental como en un intento suicida. Se reconoce una intoxicación por
los siguientes síntomas:

 Dolor abdominal y calambres


 Nauseas y vómitos
 Sudoración
 Diarreas
 Inquietud
 Labios y lengua quemados
 Delirio
 Dificultad respiratoria
 Pérdida de conocimiento

Estos pueden variar de acuerdo a la sustancia toxica, de la misma manera los tratamientos, sin
embargo, existen normas universales para atenuar las molestias mientras se prepara al accidentado
para trasladarlo a un servicio médico. La leche, el zumo de limón y el vinagre pueden ser útiles
antídotos si se administran correctamente. Un antídoto universal se puede preparar de la siguiente
manera:

 Dos partes de carbón vegetal activo, preparado con madera o pan quemado (50%).
 Una parte de leche de magnesia (25%)
 Una parte de ácido tánico, o te fuere (25%)

Además de esto, se pueden encontrar distintos eméticos (sustancias que incitan al vómito) en casa:

 Un vaso con agua y una cucharilla de bicarbonato de sodio.


 Un vaso de solución jabonosa caliente.
 Un vaso de agua y una cuchara de mostaza en polvo.
 Un vaso de agua caliente más dos cucharadas de sal común.

Otro accidente común es la obstrucción de vías respiratorias por cuerpos extraños en la


garganta. El accidentado presenta toz súbita y persistente, dificultad al respirar, dolor en la garganta,
sangrado si es que el objeto atraviesa los tejidos, y generalmente el accidentado lleva las manos
alrededor del cuello en la desesperación por respirar. Se debe actuar de la siguiente manera:

 Si el accidentado aun puede respirar y hablar, se trata de retirar el cuerpo extraño dando
unas palmadas fuertes en el cuerpo del paciente.
MANIFIESTO AMBIENTAL – “GIROS” Café – Pub

 Si no es el caso anterior, se procede a realizar la maniobra de Heimlich:


o El socorrista debe ser más grande que la víctima, o por lo menos poder rodear con
sus manos el cuerpo de la victima de manera cómoda.
o Se situa detrás y rodea con los brazos el cuerpo de la persona atragantada.
o Haciendo un puño con una mano, y empujando el puño con la otra, se realiza presión
a la altura de la boca del estomago, debajo del esternón. El socorrista utiliza su
cuerpo como apoyo para ejercer esta presión.
o La presión debe ir en sentido oblicuo hacia arriba, de manera que ayude al cuerpo a
hacer la fuerza necesaria para escupir el objeto.
o Si la víctima es un niño, el adulto que realice la maniobra debe arrodillarse para
ponerse a su altura o, si el niño es muy pequeño, sostenerlo en brazos. Si se trata de
un bebe, la presión se realiza con una mano, teniendo cuidado de no lastimar otras
partes del cuerpo.
o Si la persona que se atraganta esta sola, deberá realizarse la maniobra con la ayuda
de una silla para ejercer la presión.

Fuente: babymoon.es/blog/maniobra-de-heimlich/

7. Mordeduras y picaduras

Una mordedura es una herida causada por la penetración de los dientes de algún animal, estas
heridas requieren mayor atención médica que cualquier otra ya que los animales pueden ser
vectores de alguna enfermedad o sus gérmenes causar una infección. La reacción ante estas
lesiones debe ser la siguiente:

 Lavar la herida con agua caliente y jabón.


 Secar la herida con gasas
 Si existe sangrado, controlarlo.
 Cubrir la herida con un apósito de gasa, si es necesario, vendarla para mayor sujeción.
 Trasladar al herido a un centro médico para que realice la curación y aplique las vacunas
correspondientes para evitar el riesgo de hidrofobia (rabia).
 Consejo: si se trata de la mordida de un perro, del que se sospeche tenga rabia, se debe
mantener al perro en un espacio conocido, de manera que en las semanas posteriores se
pueda realizar la observación de la salud del perro y asegurarse de esta manera que este no
haya contagiado nada al paciente.

Las picaduras son lesiones provocadas por una herida penetrante, aguda y dolorosa.
Frecuentemente acompañadas de una sustancia irritante o venenosa. No todos los insectos son
venenosos, ni todas las reacciones a las picaduras iguales, varia de persona a persona. De todas
maneras estas lesiones deben ser vigiladas y valoradas por un agente de salud.
MANIFIESTO AMBIENTAL – “GIROS” Café – Pub

Arañas

Todas las arañas poseen veneno, pero son pocas las que son tóxicas o letales para el ser humano.
Cuando una persona ha sido picada por una araña, los síntomas son los siguientes:

 Poco dolor al principio, pero mientras pasa el tiempo se intensifica.


 La zona de la picadura se inflama y enrojece.
 Piel con tinte amarillento
 Fiebre, delirio
 Inquietud, ansiedad y mucha sed.
 Puede presentar nauseas y vómitos.

Se debe reaccionar siguiendo los siguientes pasos:

 Identificar a la araña
 Tranquilizar al paciente
 Lavar la zona afectada
 Si la picadura no es grave aplicar hielo o compresas de agua fría para disminuir la
inflamación.
 No realizar torniquetes, incisiones, aplicar remedios caseros ni menospreciar el accidente.
 Dirigir al paciente a un centro médico

Hormigas, abejas y avispas

Además del dolor agudo que presenta esta picadura, no es de gravedad a menos que sean múltiples
o que el paciente presente alergia a ellas. La picadura se presenta como una hinchazón de la zona
afectada con bordes enrojecidos, dolor intenso, nauseas y en algunos casos taquicardia. Si se
presentan se debe:

 Si se encuentra el aguijón, retirarlo cuidadosamente, con la ayuda de unas pinzas o una


aguja estéril.
 Aplicar una loción antihistamínica para aliviar la picazón.
 Si la persona empieza a sentir molestias como hinchazón exagerada de la zona de la
picadura, o dificultad para respirar o mantener el equilibrio, se le debe administrar un
antihistamínico y dirigirla con urgencia a un centro médico.
8. Números y contactos de emergencia

En Cochabamba, en la zona urbana, existen varios números de emergencia, algunos de los


relacionados a la salud son:

Nombre Teléfono Dirección


Av. Oblitas casi puente Cala-
SAR Bolivia 132, 4 4486996
Cala
Ambulancias de Emergencia 165 --------
Medicar 181 --------
Centro del accidentado 4 4232929 Av. Heroínas esquina Pasteur
Hospital Viedma- Emergencias 4 4220226 Calle Venezuela
-Pediatría 4 4220234
-Maternidad 4 4220233
Calle Aurelio Melean, casi
Banco de Sangre 4 4220229
Parque La Torre
C. Bartolomé de las Casas
Cruz Roja Boliviana 4 4285999 entre Calancha y pasaje
Zoológico, zona Cala-Cala

También podría gustarte