Está en la página 1de 3

CINÉTICA DE UNA PARTÍCULA: IMPULSO Y CANTIDAD

DE MOVIMIENTO

Principio del impulso y la cantidad de movimiento lineal:

Debido a que el impulso es igual a la fuerza multiplicada por el tiempo, y consideramos una fuerza
aplicada durante un lapso, provocará una determinada variación en la cantidad de movimiento,
esto independientemente de su masa.
Consideramos el movimiento curvilíneo general en el espacio de un punto material de masa 𝑚,
cuyo vector de posición es 𝑟 con realcion a un origen fijo 𝑂.
La velocidad de esa partícula es 𝑣 = 𝑟̇ y es tangente a su trayectoria. La resultante ∑ 𝐹 de todas
las fuerzas actuantes sombre 𝑚 tiene la misma dirección y sentido que su aceleración.
La ecuación fundamental del movimiento para esta partícula se puede escribir:

Ecuación fundamental del movimiento


𝑑
∑ 𝐹 = 𝑚. 𝑣⃗ = (𝑚. 𝑣) o a su vez ∑ 𝐹 = 𝐺
𝑑𝑡

Donde por definición, el producto de la masa por la velocidad es la cantidad de movimiento 𝐺 =


𝑚. 𝑣 de la masa puntual o partícula.
La resultante de todas las fuerzas que actúan sobre un punto material es iguala a la variación por
unidad de tiempo de la cantidad de movimiento.
Debido a que la ecuación fundamental del movimiento es una ecuación vectorial, debemos tener
presente que además de ser iguales los módulos de ∑ 𝐹 𝑦 𝐺, la dirección y sentido de la fuerza
resultante deben coincidir con la dirección y sentido de la derivada temporal de cantidad de
movimiento, que tiene la misma dirección y sentido que la derivada temporal de la velocidad.

Ilustración 1, impulso y cantidad de movimiento

Podemos escribir en la fórmula:

∑ 𝐹𝑥 = 𝐺𝑋̇ ; ∑ 𝐹𝑦 = 𝐺𝑦̇ ; ∑ 𝐹𝑧 = 𝐺𝑧̇

Las cuales pueden aplicarse independientemente unas de otras


El efecto de la fuerza resultante ∑ 𝐹 sobre el movimiento del punto material a través de un
intervalo de tiempo finito sin mas que integrar la ecuación fundamental del movimiento respecto
al tiempo 𝑡. Al multiplicar la ecuación por 𝑑𝑡 resulta ∑ 𝐹 𝑑𝑡 = 𝑑. 𝐺, e integrando esta ecuación
entre los instantes 𝑡1 y 𝑡2 obtendremos:
𝑡2
∫ ∑ 𝐹𝑑𝑡 = 𝐺2 − 𝐺1 = ∆𝐺
𝑡1

Donde 𝐺2 = 𝑚. 𝑣2 es la cantidad de movimiento en el instante 𝑡2 y 𝐺1 = 𝑚. 𝑣1 es la cantidad de


movimiento en el instante 𝑡1 .
El producto de la fuerza por el tiempo se llama impulso de la fuerza y la ecuación anterior dice
que el impulso total de la fuerza que se ejerce sobre una masa 𝑚 es igual a la correspondiente
variación de la cantidad de movimiento. Esta relación suele conocerse como la cantidad de
movimiento.
Se puede escribir así:
𝑡2
𝐺1 + ∫ ∑ 𝐹𝑑𝑡 = 𝐺2
𝑡1
Que simplemente establece que la cantidad de movimiento inicia del punto material mas el
impulso que recibe es igual a su cantidad de movimiento final.
La integral del impulso es un vector que, en el caso general, puede variar tanto en modulo como
en dirección durante el intervalo de tiempo. En tales condiciones, será necesario expresar ∑ 𝐹 𝑦 𝐺
en forma de componentes y luego combinar las componentes integradas.
Entonces la ecuación anterior descompuesta en sus componentes escalares se convierte en:
𝑡2
∫ ∑ 𝐹𝑋 𝑑𝑡 = (𝑚. 𝑣𝑋 )2 − (𝑚. 𝑣𝑋 )1
𝑡1

𝑡2
∫ ∑ 𝐹𝑦 𝑑𝑡 = (𝑚. 𝑦)2 − (𝑚. 𝑣𝑦 )1
𝑡1

𝑡2
∫ ∑ 𝐹𝑧 𝑑𝑡 = (𝑚. 𝑣𝑧 )2 − (𝑚. 𝑣𝑧 )1
𝑡1

Estas 3 ecuaciones escalares son completamente independientes. Las expresiones escalares


correspondientes a la ecuación vectorial del movimiento no son sino esa misma ecuación, pero
ordenada.
Al calcular el impulso es necesario incluir el efecto de todas las fuerzas que se ejercen sobre la
masa salvo aquellas cuyo modulo sea despreciable.

Conservación de la cantidad de movimiento:


Si la fuerza resultante que actúa sobre un punto material es nula durante un intervalo de tiempo,
vemos que la ecuación propone que su cantidad de movimiento G permanezca constante, se dice
en tal caso que la cantidad de movimiento del punto material se conserva, puede ocurrir que la
cantidad de movimiento se conserve según una de las direcciones coordenadas.

∆𝐺 = 0 o sea 𝐺1 = 𝐺2
Esta ecuación expresa el principio de la cantidad de movimiento.
Relación entre impulso y la cantidad de movimiento

El impulso aplicado a un cuerpo es igual a la variación de la cantidad de movimiento, por lo tanto,


el impulso también puede calcularse como:
𝐼 = ∆𝐺

Dado que el impulso es igual a la fuerza por el tiempo, una fuerza aplicada durante un tiempo
provoca una determinada variación en la cantidad de movimiento, independientemente de la
masa:
𝐹. ∆𝑡 = ∆𝐺

Ejemplo:
Una masa puntual de 0.2 𝑘𝑔 se mueve dentro del vertical 𝑦 −
𝑧 (z vertical, y horizontal) bajo la acción de su propio peso y de
una fuerza F que varia con el tiempo. Su cantidad de
3
movimiento, en 𝑘𝑔. 𝑚/𝑠, esta dada por 𝐺 = 2 (𝑡 2 + 3)𝑗 −
2 3
(𝑡 − 4)𝑘, donde 𝑡 es el tiempo en segundos. Determinar 𝐹
3
para 𝑡 = 2𝑠 .

Solución: el peso expresado vectorialmente es−0.2(9.81)𝑘 𝑁. La ecuacion que relacion las


fuerzas con la cantidad de movimiento queda:

𝑑 3 2 2
| ∑ 𝐹 = 𝐺̇ | 𝐹 − 0.2(9.81)𝑘 = [ (𝑡
𝑑𝑡 2
+ 3)𝑗 − 3 (𝑡 3 − 4)𝑘] = 𝟑𝒕𝒋 − 𝟐𝒕𝟐 𝒌

Para 𝑡 = 2 𝑠 𝐹 − 0.2(9.81)𝑘 + 3(2)𝑗 − 2(2)2 𝑘 = 𝟔𝒋 − 𝟔. 𝟎𝟒𝒌

Entonces 𝑭 = √𝟔𝟐 + (𝟔. 𝟎𝟒)𝟐 = 𝟖. 𝟓𝟏 𝑵