Está en la página 1de 9

2

UNIVERCIDAD PERUANA UNION


FACULTAD DE CIENCIAS DE LA SALUD

Escuela de Nutrición Humana

Monografía en mención a la clasificación de los alimentos por su función.

Docente:

Torres Pizarro Maribel

Alumna :

Cruz Quilla Milagros

Ñaña –Perú

2018
3

1 CLASIFICACION DE LOS ALIMENTOS POR SU FUNCION

Los alimentos son cualquier sustancia que es consumida por los


seres vivos con fines nutricionales y psicológicos, para satisfacer una
necesidad biológica, satisfacer la sensación de hambre.

Los alimentos que consumimos día a día son muy importantes


para el correcto desarrollo del cuerpo humano, además de mantenerlo
saludable y con una función metabólica excelente, para lograr todo
esto es importante consumir los tres grupos de alimentos, los cuales
son: alimentos reguladores, constructores y energéticos.
Manteniendo una dieta balanceada, el cuerpo absorberá todos los
nutrientes y vitaminas necesarias.

Estos pueden clasificarse de diferentes maneras, sea por su


función, origen, o composición química.

A lo largo del día gastamos una cantidad de lo que conocemos


en nutrición como kilo calorías, las cuales nos aportaran la energía
necesaria que utilizaremos en nuestro día. Cabe resaltar que no solo
necesitamos energía, sino otros elementos como alimentos protectores
y alimentos reguladores que tendrán que estar en nuestra dieta.

Estos mismos alimentos veremos en lo siguiente.

1.1 Alimentos Reguladores

Son aquellos que tienen la propiedad de regular el metabolismo


del cuerpo humano, provee gran cantidad de nutrientes, vitaminas y
minerales que el cuerpo no puede producir, y permite que el cuerpo
posea un balance natural en todos los importantes procesos que realiza
diariamente.

En su mayoría, estos alimentos son de origen vegetal y se


encuentran en frutas, verduras y hortalizas. Los expertos señalan que
debemos consumir tres piezas de fruta al día y mínimo dos. Estas se
clasifican en:
4

Verduras y hortalizas: Zanahorias, pimentones, tomates,


palta, brócoli, coliflor, berenjenas, ajo, rábanos, cebolla, pepino,
rábanos, entrecortas.

Frutas: Frutillas, naranjas, mandarinas, piña, uva, mango,


limón, papaya, plátano, sandía, etc.

Semillas: Maíz, chía, zapallo, amapola, porotos, garbanzos, etc.

Sus grandes beneficios son:

Fortalecen los huesos

Previenen el estreñimiento

Intervienen en la formación de hormonas

Mejoran el sistema nervioso y el aspecto de la piel

Incide directamente en la salud mental y el buen humor

Mejora el tránsito intestinal

Facilita el metabolismo

Mantiene la hidratación del cuerpo

1.2 ALIMENTOS CONSTRUCTORES

Estos son ricos en proteínas de origen animal o vegetal, y su


principal función es formar y reparar los tejidos del cuerpo ante
lesiones que se sufren en la vida cotidiana, los tejidos relacionados
5

son: tejido epitelial, tejido conectivo como cartílagos, huesos, sangre,


entre otros; también tejido muscular y tejido nervioso.

Es importante consumir al menos 15% de alimentos que


correspondan a proteínas, cabe destacar que no solamente se
requieren proteínas, también el cuerpo necesita minerales, vitaminas
y nutrientes que se obtienen de los vegetales y frutas frescas.

La principal fuente de alimentos constructores son los que


contiene proteína de origen animal, sin embargo, las proteínas de
origen vegetal son una excelente fuente y de fácil digestión.

Algunos alimentos constructores son: frijoles, lentejas,


garbanzos, habas, legumbres en general, verduras de todo tipo, frutas
frescas variadas, frutos secos y cereales en general, así como carnes,
pescados, mariscos, vísceras, huevos, leche y derivados lácteos como
yogurt y quesos.

1.3 ALIMENTOS ENERGÉTICOS

Además de brindar la energía que el cuerpo requiere para realizar


sus actividades diarias, los alimentos energéticos estimulan la
concentración, energía muscular y capacidad mental, además de
ofrecer vitalidad y fuerza.

Las principales fuentes de los alimentos energéticos son: los


carbohidratos y los lípidos o grasas, y deben consumirse con
moderación, adecuado al gasto de energía que se requiere diariamente
para cumplir con la rutina diaria, si el consumo es superior al gasto de
6

energía, ocurre un desbalance y esta energía adicional comienza a


acumularse en el cuerpo generando problemas de salud.

Algunos alimentos energéticos son: arroz, pasta, avena, habas,


espinacas, nueces, almendras, frutos secos en general, quinua, maca,
polen y jalea real, miel, aloe vera, noni, pasas, cambur, jengibre,
cerezas, cúrcuma, huevos, remolacha, aguacate, cacao crudo, aceite
de coco, pan, galletas, leche y derivados lácteos como la mantequilla.

Como se puede observar, los alimentos reguladores,


constructores y energéticos ofrecen todos los nutrientes y
vitaminas que necesita el cuerpo humano, solamente se requiere la
ingesta en las cantidades adecuadas, es decir, mantener una dieta
balanceada, de esta manera el organismo recibe sus requerimientos y
funcionar perfectamente, permitiendo sentir la vitalidad y buena salud
que todas las personas desean vivir.

2 VENTAJAS DE LA ALIMENTACION VEJETARIANA

Entre los beneficios que conlleva una dieta vegetariana se


incluye el bajo aporte de grasas saturadas que contienen los productos
de origen animal, así como el nulo aporte de colesterol que sólo se
encuentra en el reino animal. Además, con la dieta vegetariana
podemos incluir una mayor cantidad de fibra, y más aun si consumimos
sllevan una dieta vegetariana son un riesgo mayor de sufrir
7

carencias de algunos micronutrientes, ya que el alto consumo de


fibra puede impedir una correcta absorción de minerales y además,
algunos nutrientes son escasos o nulos en el reino vegetal.

Por ejemplo: la vitamina B12 se obtiene de productos


cárnicos únicamente, por lo tanto, los vegetarianos pueden tener
carencia de la misma y sufrir anemia como consecuencia de su
déficit. Para obtenerla se puede recurrir a suplementos o a la
incorporación de algas a la dieta diaria que adquieren vitamina B12
por síntesis bacteriana y por contaminación. Otro de los riesgos es
sufrir carencia de hierro, porque el hierro de origen vegetal no se
absorbe fácilmente y esto puede predisponer a anemias.

El ácido graso omega 3 es el gran destacado en los pescados,


por eso los vegetarianos deben tener alternativas para incorporar
este tipo de ácidos grasos buenos a su dieta, por ejemplo: por
medio de aceite de oliva o de frutos secos.

Por otro lado, las proteínas son siempre de origen vegetal y


se sabe que las más completas y de mejor calidad nutricional son
justamente de origen animal, por ello los vegetarianos deben
cuidar su ingesta combinando alimentos que se complementan por
carecer de aminoácidos esenciales algunos y otros no. Es el caso de
las legumbres con los cereales que forman una combinación
perfecta para obtener una proteína completa como la de la carne
si se consumen juntas.
8

2.1 CONCEJOS PARA LLEVAR UNA DIETA VEJETARIANA:

Como podemos ver, llevar una dieta vegetariana no siempre es


beneficiar al organismo, sino que para cuidar la salud comiendo sólo
alimentos de origen vegetal debemos prevenir las carencias
nutricionales tanto de macro como de micronutrientes y además,
debemos llevar una dieta variada, no sólo a base de cereales y
almidones. Es decir, si no incluimos frutas, verduras, legumbres y
demás alimentos de manera de diversificar el ingreso de nutrientes con
la dieta, los beneficios de la dieta vegetariana se reducirán y serán
mayores las carencias y los riesgos.

Para favorecer la salud llevando una dieta vegetariana, te


brindamos los siguientes consejos:

Consume a diario un puñado de frutos secos para obtener con


estos grasas buenas, antioxidantes, buena cantidad de vitaminas y
minerales y además, calcio de origen vegetal

Incluye semillas en tu dieta, porque estas pueden ofrecerte


cantidades enormes de calcio, por ejemplo: semillas de amapola, de
sésamo, de lino u otra.

Toma el sol al menos unos 30 minutos todos los días, de manera


de obtener vitamina D para favorecer la absorción del calcio de origen
9

vegetal. Además, la vitamina D se encuentra ampliamente en lácteos


y pescados que no se incluyen en la alimentación vegetariana.

Combina legumbres y cereales en una misma receta de manera


de lograr una proteína completa, por ejemplo: arroz con cereales,
hamburguesas rebozadas de lentejas, albóndigas de alubias y avena u
otra combinación e estos dos grupos de alimentos.

Incluye algas a tu alimentación para obtener vitamina


B12, puede emplearse alga en polvo o algas frescas para elaborar tus
platos.

Combina vegetales de hojas verdes o legumbres ricas


en hierro con una fuente de vitamina C para favorecer la absorción del
mineral., por ejemplo, lentejas con zumo de limón y pimiento,
espinacas o acelgas acompañadas con zumo de naranja.

Utiliza productos fortificados con hierro o vitaminas para


enriquecer con nutrientes tu dieta, por ejemplo harinas, tofu, zumos
de soja u otros.

Incluye a diario algo de frutas y verduras y utiliza aceite de oliva


para obtener más antioxidantes y nutrientes saludables que sumen
beneficios a la dieta vegetariana.
10