Está en la página 1de 3

 

Los primeros seres vivos

Antonio Lazcano Araujo


Facultad de Ciencias
Universidad Nacional Autónoma de México

¿Cómo fue que surgió la vida en la Tierra? ¿Cuándo aparecieron los primeros
seres vivos en nuestro planeta? Aunque no sabemos a ciencia cierta cuál es la
respuesta a estas preguntas, todo indica que hace unos 3.5 mil millones de años
la biosfera estaba formada por una enorme variedad de microorganismos.
Desafortunadamente, no se han encontrado rocas sedimentarias más antiguas,
lo que nos impide reconstruir en detalle las condiciones ambientales que tenia la
Tierra cuando apareció la vida. Es decir, no conocemos cuál es era la
composición de la atmósfera terrestre, la temperatura de la superficie de nuestro
planeta, o la extensión de los mares primitivos. A pesar de tales incertidumbres,
una serie de evidencias que van desde la observación y estudio de las nubes de
material interestelar en donde se están formando estrellas y planetas, hasta la
simulación experimental de las condiciones de la Tierra primitiva, sugieren que la
vida surgió en nuestro planeta como resultado de la evolución de sistemas de
compuestos orgánicos que se acumularon en la superficie de nuestro planeta
como resultado de síntesis abióticas y de choques con cometas y meteoritos.
Esta idea, que hoy es conocida como la hipótesis heterótrofa del origen de la
vida, fue propuesta en 1924 por un joven bioquímico ruso, Alexander I. Oparin, y
lentamente fue ganando impulso hasta transformarse en la mejor explicación
sobre la aparición de la vida en la Tierra.

Oparin publicó en 1936 una versión ampliada de su teoría, pero no fue sino hasta
1952 cuando Stanley L. Miller, un joven estudiante que había comenzado sus
estudios de doctorado en la Universidad de Chicago, escuchó a Urey hablar de
sus modelos de la Tierra primitiva, y al cabo de unas cuantas semanas se le
acercó y le pidió que lo asesorara para llevar a cabo una simulación de los
procesos químicos que habían llevado a la síntesis de compuestos orgánicos

Unidad  1.  Origen  de  la  Vida 1


 
 

necesarios, según las ideas de Oparin, para la aparición de la vida. Para lograr su
objetivo, Miller diseñó un aparato en donde buscó simular las condiciones de
Tierra primitiva, con una mezcla de gases que incluía metano, amoniaco,
hidrógeno y vapor de agua, a la que sometió a la acción de descargas eléctricas.
Al cabo de una semana, Miller pudo observar cómo se formaban aminoácidos,
hidroácidos, urea y otras moléculas de interés bioquímico.

Miller publicó los resultados de su trabajo en 1953, y multitud de experimentos


hechos desde entonces han corroborado sus descubrimientos. A lo largo de los
últimos cincuenta años se ha podido demostrar la facilidad con la que podemos
sintetizar las purinas y las pirimidinas, que son bases nitrogenadas que
encontramos en el DNA y el RNA, así como azúcares, lípidos y muchas otras
moléculas de interés biológico. Podemos obtener compuestos catalíticos que
ayudan a unir aminoácidos, cadenas de nucleótidos, y hasta moléculas lipídicas,
que en contacto con el agua forman sistemas conocidos como las micelas y los
liposomas, que poseen en su interior un medio acuoso y que pueden haber sido
precursores de las células actuales. Todo ello apoya, por supuesto, la idea de que
en la Tierra primitiva hubo una sopa primitiva.

¿Cómo se dio la evolución de la vida a partir de ese caldo primitivo? El


descubrimiento de la existencia de moléculas de RNA catalítico, también
llamadas ribozimas, nos ha permitido asomarnos a etapas muy tempranas de la
evolución. Ello ha llevado a varios a proponer la existencia del llamado mundo
del RNA, que se puede definir como una etapa en donde esta molécula jugaba un
papel muy conspicuo en el metabolismo y la reproducción de organismo
ancestrales. Sin embargo, también sabemos que el RNA es una molécula
extraordinariamente inestable, y que sus propiedades catalíticas y replicativas
difícilmente pudieron haber aparecido repentinamente en los mares primitivos.
¿De dónde surgió el mundo del RNA? Aunque es posible que existan procesos
químicos aún desconocidos que faciliten la formación de moléculas de RNA y que
lo estabilicen, una idea que ha comenzado a extenderse entre muchos de
quienes se dedican al estudio del origen de la vida es la de que el RNA pudo

Unidad  1.  Origen  de  la  Vida 2


 
 
 

haber sido precedido por mundos mas sencillos, es decir, que el RNA mismo sea
el producto de la evolución de biosferas basadas en mundos de pre- RNA que
dependían de moléculas catalíticas formadas por compuestos que podían
almacenar información genética pero que no eran ni DNA ni RNA. Aunque no
sabemos si esta posibilidad es correcta, el poder plantearla es un ejercicio
intelectual extraordinario que puede tener consecuencias científicas (y prácticas)
de enorme importancia. Y, por supuesto, este tipo de ejercicios son precisamente
uno de los factores que vuelven tan atractivo el aproximarse a problemas
centrales de la ciencia como el del origen de la vida.

Unidad  1.  Origen  de  la  Vida 3