Está en la página 1de 3

Gingivitis crónica descamativa

Gingivitis crónica descamativa


Dermatosis
Liquen plano
Pénfigo
Penfigoide buloso
Penfigoide de las membranas mucosas
Eritema multiforme
Lupus eritematoso

Se caracteriza por enrojecimiento intenso y descamación del epitelio superficial de la encía


insertada. En el principio de desconocía cuál era su causa, y se surgieron diversas influencias
etiológicas. Se sospechó en particular de cierta forma de desequilibrio endocrino, ya que la mayor
parte de los casos fueron descritos en posmenopáusicas. Sin embargo, en 1960, McCarthy y cols,
en un estudio de 40 casos, aclararon que la gingivitis descamativa no era entidad patológica
determinada sino una manifestación gingival inespecífica de una variedad de alteraciones
sistemáticas. Otros estudios sobre los padecimientos de la membrana mucosa de la boca y su
diagnóstico mediante técnicas inmunopatologicas confirmaron el concepto de la gingivitis
descamada como manifestación inespecífica pero inusual de una variedad de enfermedades, más
que una entidad patológica especifica.
Los cambios microscópicos descritos en la llamada gingivitis descamativa son compatibles con los
del liquen o el penfigoide de las membranas mucosas. Todos los casos de este y el penfigoide
buloso con alteración bucal exhiben gingivitis crosiva o descamativa. No obstante, dado que el
penfigoide de las membranas mucosas es una enfermedad relativamente rara, es probable que la
mayor parte de los casos de la llamada gingivitis descamativa sean de hecho liquen plano. La
gingivitis descamativa es una manifestación rara del liquen plano ( 10 a 20% de los casos). No
obstante, el liquen plano es un padecimiento bucal un tanto frecuente. En consecuencia, la
incidencia del liquen plano gingival tiene que exceder la del penfigoide de las membranas
mucosas.

Un examen bucal cuidadoso de los pacientes con liquen plano ha de revelar otras manifestaciones
del mismo, como las lesiones reticuladas de la mucosa vestibular. Sin embargo, ciertos casos
empiezan con afección gingival. Otras lesiones pueden aparecer a medida que la enfermedad
progresa. El diagnostico puede ser asequible mediante estudios histológicos.

En el penfigoide de las membranas mucosas, pueden aparecer lesiones de la conjuntiva así como
afección de otros sino con membranas mucosas, como la nariz, la vagina, el recto y la uretra.

No obstante, la alteración puede confinarse a la encía en las etapas iniciales de padecimiento, y las
lesiones bucales pueden aparecer enseguida. Los estudios biopsia puedes revelar la impecable
separación característica del epitelio y el tejido conectivo subyacente.

Rasgos clínicos. Las características clínicas de la llamada gingivitis descamativa varian en gravedad
y se describen formas ligeras, moderadas y graves.
Forma leve. En su variedad más ligera hay eritema difuso de las encías marginal, interdental e
insertada. Por lo general, el estado es indoloro y llama la atención del paciente o del dentista
debido a la pigmentación general. La forma leve ocurre más a menudo en mujeres entre 17 y 23
años de edad.

Variedad moderada. Se trata de una forma más avanzada que aparece como una distribución
irregular de zonas grises y rojo brillante que abarcan la encía marginal y la encía resiliente

Terapéutica.

Tratamiento local. Es fundamental para todas las formas de la gingivitis descamativa. Es necesario
instruir cuidadosamente al paciente para que controle la placa mediante un cepillo dental de
cerdas blandas. Esto, dado que con el de cerdas duras la superficie gingival sufre abrasión con
facilidad. Los enjuagues bucales oxidantes (peróxido de hidrogeno a 3% diluido como una parte de
peróxido y de dos de agua caliente) se han de usar dos veces diarias.

Una mengua en la gingivitis marginal motiva menos inflamación y descamación de la encía


insertada. Los corticosteroides en ungüentos y cremas tópicos pueden emplearse aunque su éxito
es limitado. Con una gasa estéril se seca con cuidado el tejido gingival y se aplica un ungüento o
una crema como triamcinoloma (Kenalog, Aristocort) a 0.1%, fluocinonida (Lidex) a 0.05% o
desunidamente en la encía varias veces al dia.

Régimen parenteral. Puede usarse en casos de afección gingival grave. El tratamiento parenteral
con corticosteroides no debe considerarse a la ligera, dado que es factible que surja una variedad
de efectos secundarios. Antes de usar los corticosteroides parentales es preciso analizar la salud
general del paciente con su médico. Si se considera un diagnóstico de penfigoide en las
membranas mucosas, las dosis moderadas de corticosteroides son a menudo útiles para aliviar la
molestia y mejorar la reacción histica. Se puede usar prednisona en una dosis de 30 a 40mg, diaria
o de cada tercer dia, y se reduce gradualmente hasta alcanzar dosis de tratamiento diaria, de 5 a
10 mg, o una cada tercer dia, de 10 a 20mg. Es posible usar otros esteroides en dosis comparables.
En el liquen plano, el tratamiento parenteral con esteroides es útil solo en casos raros.
Dermatosis

Muchas enfermedades dermatológicas pueden acompañarme de una afección en la membrana


mucosa de la boca, asi como de otros sitios mucosos. Si bien las lesiones bucales y de la piel
ocurren a menudo juntas en la enfermedad dermatológica, los cambios en la boca pueden marcar
el inicio de la enfermedad y anteceder por meses o años a las lesiones cutáneas. En muchos estos,
las lesiones bucales pueden constituir la única manifestación. Las manifestaciones bucales, en
ausencia de afección cutánea, surgen a menudo de los medicamentos con capacidad para causar
dermatosis. La afección gingival en los trastornos dermatológicos y en las reacciones
farmacológicas plantea un problema diagnóstico y terapéutico desafiante.

La Lamina X ilustra algunas lesiones descamativas frecuentes de la mucosa bucal.