Está en la página 1de 2

Reflexiones Sobre El Pensamiento Evolucionista

Según la explicación Darwiniana clásica, son las mutaciones azarosas y la selección


natural los moldeadores principales de la transformación de las especies, como la creación
de nuevas especies. Posteriormente las aportaciones de la Genética, dieron a esas
mutaciones un azar más condicionado por las propias leyes de la genética.
Pero el paradigma darwiniano tiene muchos flecos en la explicación evolutiva. Si bien
fue un considerable avance en relación a la explicación Religiosa de la creación, hoy en
día a la luz de los avances de la Epigenética, el paradigma dominante darwiniano no nos
sirve para explicar algo tan complejo como la evolución de las especies en su conjunto.
El darwinismo es cada vez más insuficiente en la explicación científica.
Factores que originan la reflexión sobre la insuficiencia de la teoría darwiniana.
 La Sexualidad, las "herramientas de la evolución" no son solo las mutaciones y la
Selección Natural, sino formas de reproducción más sofisticadas, el sistema vivo
por factores innatos tiene la ambición de probar continuamente nuevas formas de
performance más complejas de especies en vez de las más simples ya probadas.
 La Encefalización, a lo largo de la evolución, hay un aumento progresivo en el
desarrollo de las redes neuronales ganglionares, hasta llegar a lo más avanzado
del encéfalo con una mayor área para el Neocortex Cerebral, EL CEREBRO.
En los mamíferos superiores, las señales pueden ser tratadas como signos y construyen
mensajes que pueden ser entendidos en una misma especie y a la vez reproducirlos.
Produciendo la existencia de esos nuevos tratamientos de la información un cambio
sustancial en la inteligencia y en la memoria de los sujetos, que son capaces, en los
mamíferos superiores, de establecer cierto grado de conocimientos transmisibles de
individuo a individuo y en nuestro caso a elaborar una cultura compleja con historia.
UN NUEVO FACTOR EN LA EVOLUCIÓN: EL CONOCIMIENTO.
Como vemos en el proceso de la Evolución Clásica, el manejo de la información a través
de redes neuronales complejas ha sido uno de las líneas evolutivas que más ha progresado
en las diferentes especies de manera notable. Pero ha habido una especie que su nivel de
integración de sus redes neuronales ha permitido pasar del tratamiento de las señales, a la
información más compleja que ha permitido el conocimiento y por ende la transmisión
del mismo a través de los tiempos que ha logrado desarrollar una cultura con su propia
evolución, fruto de la capacidad de esos conocimientos en poder ser transmitidos de
generación en generación. A través de las herramientas y la tecnología que se han
socializado.
Por tanto, la evolución tiene una base nueva para seguir su desarrollo, el conocimiento,
junto con las derivaciones del mismo: cultura (tecnológica, científica, social,
instrumental, etc.) y junto a esos desarrollos mantenemos el aspecto clásico darwiniano
de la Selección Natural por la Selección Social.
Pero este nuevo factor que se lleva desarrollando desde los inicios de la cuna de la
civilización, datado de forma aproximada hace más de 4000 años (aparece la escritura del
tipo cuneiforme), está ahora sufriendo en este nuevo Milenio grandes transformaciones
de todo tipo, algunas muy profundas que va a permitir un salto cualitativo a la evolución
misma. Transformaciones que deben permitir al hombre salir de la crisis evolutiva que
tiene.