Está en la página 1de 11

COLOMBIANA DE SALUD S.A.

MANUAL DE CALIDAD
GUIA CLÍNICA PARA MANEJO DE Página 1 de 11 CDS-IDM 2P-08
PROBLEMAS DE RELACIÓN
Revisión 00 Febrero 2009

GUIA DE MANEJO
PROBLEMAS DE RELACIÓN

CIE 10-
10- Z 63.0

FEBRERO 2009

No de Revisión Fecha Elaboró Aprobó


00 Febrero 2009 Psicólogas Dirección Prestación
COLOMBIANA DE SALUD S.A. MANUAL DE CALIDAD
GUIA CLÍNICA PARA MANEJO DE Página 2 de 11 CDS-IDM 2P-08
PROBLEMAS DE RELACIÓN
Revisión 00 Febrero 2009

PRESENTACIÓN

En la actualidad existe un extenso número de técnicas psicológicas y enfoques


teóricos sobre orientación, psicoterapia y resolución de problemas de la pareja y
de la familia.

JUSTIFICACIÓN

En busca del desarrollo integral del individuo se hace indispensable mantener una
adecuada estabilidad emocional y mental que le contribuya para asumir y ejecutar
cada una de sus funciones dentro de las diferentes áreas que hacen parte de su
vida, a saber, personal, afectiva, familiar, social y laboral, siendo estas el objeto de
atención del desarrollo del trabajo de intervención ejecutado dentro del programa
de atención especializada el área de psicología, el cual busca brindar
herramientas al docente para el manejo y afrontamiento de las diferentes
situaciones de riesgo que se puedan presentar dentro de sus áreas de ajuste que
generen como consecuencia algún tipo de patología a nivel mental.

POBLACIÓN OBJETO

Docentes y beneficiarios activos afiliados al régimen especial de prestaciones en


salud del magisterio de Boyacá.

OBJETIVO GENERAL

Brindar herramientas de manejo para pacientes que presenten algún tipo de


problemas de relación, brindando una atención integral a los docentes y
beneficiarios activos pertenecientes al régimen especial de salud con el fin de
lograr un desempeño adecuado e sus áreas de ajuste.

No de Revisión Fecha Elaboró Aprobó


00 Febrero 2009 Psicólogas Dirección Prestación
COLOMBIANA DE SALUD S.A. MANUAL DE CALIDAD
GUIA CLÍNICA PARA MANEJO DE Página 3 de 11 CDS-IDM 2P-08
PROBLEMAS DE RELACIÓN
Revisión 00 Febrero 2009

MARCO CONCEPTUAL

PSICOLOGIA

Estudio científico de la conducta y la experiencia, de cómo los seres humanos sienten,


piensan, aprenden y conocen para adaptarse al medio que les rodea. La psicología
moderna se ha dedicado a recoger hechos sobre la conducta y la experiencia, y a
organizarlos sistemáticamente, elaborando teorías para su comprensión. Estas teorías
ayudan a conocer y explicar el comportamiento de los seres humanos y en alguna
ocasión incluso a predecir sus acciones futuras, pudiendo intervenir sobre ellas.

PSICOLOGIA CLINICA

Es la rama de la ciencia psicológica que se encarga de la investigación de todos los


factores, evaluación, diagnóstico psicológico, apoyo a la recuperación y prevención que
afecten a la (salud mental) en las condiciones que puedan generar malestar y sufrimiento
al individuo humano.

ALTERACIONES DE ORDEN MENTAL PRESENTADOS DE MAYOR A


MENOR INCIDENCIA

1. Trastorno Adaptativos
2. Trastorno de Ansiedad Generalizada
3. Trastorno depresivo
4. Trastornos de Elaboración de duelo
5. Problemas de relación
6. Trastornos del sueño
7. Trastorno de ansiedad por separación
8. Trastornos Somatomorfos (hipocondriasis)
9. Trastorno afectivo Bipolar
10. Trastorno por estrés postraumático
11. Trastorno por eliminación
No de Revisión Fecha Elaboró Aprobó
00 Febrero 2009 Psicólogas Dirección Prestación
COLOMBIANA DE SALUD S.A. MANUAL DE CALIDAD
GUIA CLÍNICA PARA MANEJO DE Página 4 de 11 CDS-IDM 2P-08
PROBLEMAS DE RELACIÓN
Revisión 00 Febrero 2009

DEFINICIÓN

Los problemas de relación incluyen patrones de interacción entre miembros de


una unidad relacional que están asociados a un deterioro de la actividad
clínicamente significativa, o a síntomas de uno o más miembros de una unidad
relacional, o a deterioro de la unidad relacional misma. Se incluyen los siguientes
problemas de relación, porque con frecuencia son objeto de atención clínica por
parte de los profesionales de la salud. Estos problemas pueden exacerbar o
complicar el tratamiento de un trastorno mental o de una enfermedad médica en
uno o más miembros de la unidad relacional, pueden ser el resultado de un
trastorno mental o de una enfermedad médica, pueden ser independientes de
otros trastornos presentes o pueden aparecer en ausencia de cualquier otro
trastorno.

CLASIFICACIÓN Y CRITERIOS DIAGNÓSTICOS

Z63.7 Problema de relación asociado a un trastorno mental o a una


enfermedad médica

El objeto de atención clínica es un patrón de deterioro en la interacción que está


asociado a un trastorno mental o a una enfermedad médica de un miembro de la
familia.
Z63.8 Problemas paterno-fíliales

El objeto de atención clínica es el patrón de interacción entre padres e hijos (p. ej.,
deterioro de la comunicación, sobreprotección, disciplina inadecuada) que está
asociado a un deterioro clínicamente significativo de la actividad individual o familiar
o a la aparición de síntomas clínicamente significativos en los padres o hijos.
Z63.0 Problemas conyugales

El objeto de atención clínica es un patrón de interacción entre cónyuges o

No de Revisión Fecha Elaboró Aprobó


00 Febrero 2009 Psicólogas Dirección Prestación
COLOMBIANA DE SALUD S.A. MANUAL DE CALIDAD
GUIA CLÍNICA PARA MANEJO DE Página 5 de 11 CDS-IDM 2P-08
PROBLEMAS DE RELACIÓN
Revisión 00 Febrero 2009

compañeros caracterizado por una comunicación negativa (p. ej., críticas), una
comunicación distorsionada (p. ej., expectativas poco realistas) o una ausencia de
comunicación (p. ej., aislamiento), que está asociado a un deterioro clínicamente
significativo de la actividad individual o familiar o a la aparición de síntomas en uno
o ambos cónyuges.
F93.3 Problema de relación entre hermanos

El objeto de atención clínica es un patrón de interacción entre hermanos que está


asociado a un deterioro clínicamente significativo de la actividad individual o familiar
o a la aparición de síntomas en uno o más hermanos.
Z63.9 Problema de relación no especificado

El objeto de atención clínica se centra en los problemas de relación que no son


clasificables en ninguno de los problemas específicos mencionados antes (p. ej.,
dificultades con los colaboradores).

EL TRATAMIENTO

1. PROCESO DE PSICOTERAPIA (Psicología)

Problemas paterno-fíliales
1) En primer lugar tratamos de restablecer nítidamente los subsistemas que deben
funcionar en toda unidad familiar.

El subsistema parental en el cual tanto el padre como la madre deben


desempeñar con claridad sus roles como adultos y como padres. Conocer los
propios recursos y aprender otros nuevos para reconducir la relación que
mantienen con el niño.

No de Revisión Fecha Elaboró Aprobó


00 Febrero 2009 Psicólogas Dirección Prestación
COLOMBIANA DE SALUD S.A. MANUAL DE CALIDAD
GUIA CLÍNICA PARA MANEJO DE Página 6 de 11 CDS-IDM 2P-08
PROBLEMAS DE RELACIÓN
Revisión 00 Febrero 2009

El subsistema fraterno en el cual los hermanos deben ser capaces de relacionarse


entre ellos, horizontalmente, con los padres en su conjunto y también de forma
individual, con la madre y con el padre.

Se busca que cada hijo reciba una atención personal por parte de los padres, que
se potencie la diferenciación y el consiguiente desarrollo de la identidad personal.
Cada hermano precisa sentir, en determinados momentos, que son exclusivos y
que son tenidos en cuenta por sus padres de una forma particular y diferenciada,
en función de sus características y de sus necesidades personales.

Hay familias en las que también es preciso resaltar el papel que han adoptado los
abuelos u otros familiares cercanos de manera que su actuación sea una
colaboración en lugar de mantener la problemática que abordamos.

2) El segundo aspecto sobre el que trabajamos es la consecución de los acuerdos


educativos que deben dotar al funcionamiento familiar de coherencia y claridad.

La actuación de los padres debe estar basada en unos principios fáciles de


exponer y debe tener una estabilidad que haga que los niños se sientan seguros y
sepan en todo momento las consecuencias que van a tener sus conductas.

Para ello es preciso revisar los estilos educativos de ambos padres con el fin de
establecer las pautas comunes de actuación educativa que hagan que la
convivencia familiar se establezca en unos términos que favorezcan la convivencia
distinguiendo los objetivos que se consideran fundamentales de aquellos más
accesorios y que por lo tanto no deben consumir la energía de los adultos en
exceso.

No de Revisión Fecha Elaboró Aprobó


00 Febrero 2009 Psicólogas Dirección Prestación
COLOMBIANA DE SALUD S.A. MANUAL DE CALIDAD
GUIA CLÍNICA PARA MANEJO DE Página 7 de 11 CDS-IDM 2P-08
PROBLEMAS DE RELACIÓN
Revisión 00 Febrero 2009

Junto con este trato personalizado los hermanos también deben aprender el valor
de la renuncia en aras de la necesaria convivencia con los demás miembros de
cada familia.

3) En tercer lugar tratamos de ayudar a los padres a entender el temperamento del


hijo por el que sienten preocupación, sus motivos y sus causas.

Es frecuente que el niño que los padres viven como difíciles, junto con un carácter
inquieto, curioso e impulsivo, sea también el que más se parece a uno de los dos
padres sobre todo en los aspectos que son vividos por el progenitor como defectos
de su persona que no le gustan pero que no puede cambiar.

En otras ocasiones el hijo percibido como problema es aquel que contradice o que
no se ajusta a los mitos que toda familia mantiene de forma tácita, que no se
ajusta a la cultura de funcionamiento familiar, a sus expectativas, al estilo de vida
que consideran el más apropiado.

Se produzca una u otra circunstancia es preciso que tanto padres como también el
resto de los hermanos (en función del grado de madurez que tengan estos
últimos) realicen una labor para modificar la comunicación que han ido
estableciendo con el niño considerado como problemático.

Es un proceso lento en el cual los padres deben aprender, en muchas ocasiones,


un lenguaje y un esquema de valores y principios diferentes a los que ya tenían
como propios y adecuados. Deben aprender a apreciar cualidades en sus hijos
hasta entonces consideradas como negativas, la inquietud puede traducirse en
curiosidad, la obstinación puede ser considerada fuerza de voluntad, el afán de
protagonismo puede ser también un deseo constante de colaboración… Se trata
de modificar la idea que la familia tiene del miembro que preocupa y al mismo
tiempo que este niño modifique la imagen que tiene de sí mismo.
No de Revisión Fecha Elaboró Aprobó
00 Febrero 2009 Psicólogas Dirección Prestación
COLOMBIANA DE SALUD S.A. MANUAL DE CALIDAD
GUIA CLÍNICA PARA MANEJO DE Página 8 de 11 CDS-IDM 2P-08
PROBLEMAS DE RELACIÓN
Revisión 00 Febrero 2009

4) A medida que se trabajan los puntos anteriores los padres deben ir ayudando a
su hijo a desarrollar tolerancia a la frustración. Es muy importante que los niños
aprendan a diferir la obtención de sus deseos e incluso a saber renunciar en
determinadas ocasiones sin convertir este hecho en drama.

La capacidad de espera, la no obtención inmediata de que aquello que se


pretende son elementos de maduración imprescindibles pero que llevan
aparejados unas situaciones de conflictividad que no todos los padres son
capaces de soportar con la tranquilidad y convicción suficientes. Cuando los niños
advierten debilidad en sus padres, primeras figuras de autoridad, pueden llegar a
convertirse en pequeños tiranos sin la resistencia suficiente como para emplear
sus esfuerzos en el aprendizaje y con una limitada capacidad para establecer
relaciones con los compañeros de igual a igual.

Cuando la familia se implica en un proceso de trabajo para identificar los aspectos


que no funcionan y poner en práctica soluciones adecuadas todo el sistema que
forman se reformula y se entra en un período beneficioso de reflexión, diálogo y
revisión que trae como consecuencia, cuando se pone voluntad en aplicar lo que
en la consulta se establece, la mejora de la comunicación, la puesta en práctica de
pautas de convivencia más sanas, en definitiva, con más o menos esfuerzo, se
logra que cada uno de los miembros perciba la importancia de su colaboración y
se sienta más tenido en cuenta y más respetado en su individualidad.

Es frecuente que aquel al que denominamos paciente designado deje de


preocupar, al menos de forma exclusiva y que modificando ciertas ideas,
actitudes, y prácticas, se consiga una sensación de mejora que repercuta en todos
los miembros de la familia que acude a las sesiones. En ocasiones podemos decir
que ésta es la contribución que el niño o la niña problemáticos realiza para la
mejora de todos los miembros de su familia.
No de Revisión Fecha Elaboró Aprobó
00 Febrero 2009 Psicólogas Dirección Prestación
COLOMBIANA DE SALUD S.A. MANUAL DE CALIDAD
GUIA CLÍNICA PARA MANEJO DE Página 9 de 11 CDS-IDM 2P-08
PROBLEMAS DE RELACIÓN
Revisión 00 Febrero 2009

Problemas conyugales
La intervención, ésta se plantea también otros objetivos con la familia, promoción
de los mejores recursos del grupo familiar, la ayuda y apoyo a la resolución de los
conflictos que amenazan a los hijos, etc. Aunque dependientes de los problemas
específicos que presenta cada familia podemos señalar una serie de objetivos
generales que trascienden la realización de un informe pericial psicológico:
 Favorecer las informaciones y comunicaciones de padres a hijos sobre la
separación y sobre los planes y expectativas de futuro para éstos a fin de
que el futuro sea más previsible para los hijos.
 Ayudar a los hijos a entender, comprender y soportar mejor los cambios
que acontecen, su presencia en el Juzgado, dimensión del proceso y
momento en el que se encuentra, etc.
 Apoyar las actitudes y conductas de autonomía e independencia de los
hijos frente a los conflictos de los esposos.
 Disminuir los riesgos de las alianzas entre un padre y unos hijos que
abocan a enfrentarlos con el otro padre o en su caso encontrar vías de
acercamiento.
 Ayudar a diferenciar y a esclarecer qué tensiones conyugales se hallan más
allá de los hijos pero se expresan a través de ellos.
 Favorecer los comportamientos de tolerancia a las separaciones parciales
entre padres e hijos evitando que se convierta a los hijos en sustitutos
emocionales.
 Promocionar la comunicación adecua da entre padres e hijos cuando con
uno solo se expresan los conflictos eludiendo la comunicación.
 Ayudar a los padres a discriminar entre las normales alteraciones
coyunturales que presentan los hijos de las que presentan un carisma más
permanente.
 Ayudar a los padres a entender como normales y a soportar las
expresiones de rabia, contrariedad, etc., de los hijos.

No de Revisión Fecha Elaboró Aprobó


00 Febrero 2009 Psicólogas Dirección Prestación
COLOMBIANA DE SALUD S.A. MANUAL DE CALIDAD
GUIA CLÍNICA PARA MANEJO DE Página 10 de 11 CDS-IDM 2P-08
PROBLEMAS DE RELACIÓN
Revisión 00 Febrero 2009

METODOLOGÍA

Para el proceso se realiza en las siguientes fases:

1. Fase de valoración individual por el medico (detección de la patología)


2. Fase de remisión para el área de Psicología
3. Fase de intervención dependiendo del estado de la patología (aguda o
crónica).
Aguda

Intervención en psicoterapia individual y/o familiar de 9 a 12 sesiones


dependiendo del caso (rehabilitación)

Crónica

Intervención en psicoterapia individual y/o familiar de 10 a 13 sesiones


dependiendo del caso

CODIFICACION POR CIE- 10

Z63.7 Problema de relación asociado a un trastorno mental o a una


enfermedad médica

Z63.8 Problemas paterno-fíliales

Z63.0 Problemas conyugales

F93.3 Problema de relación entre hermanos

Z63.9 Problema de relación no especificado

No de Revisión Fecha Elaboró Aprobó


00 Febrero 2009 Psicólogas Dirección Prestación
COLOMBIANA DE SALUD S.A. MANUAL DE CALIDAD
GUIA CLÍNICA PARA MANEJO DE Página 11 de 11 CDS-IDM 2P-08
PROBLEMAS DE RELACIÓN
Revisión 00 Febrero 2009

BIBLIOGRAFIA

American Psychiatric Association (APA). Manual Diagnóstico y Estadístico de los


Trastornos Mentales (DSM-IV). Barcelona: Masson; 1995.

Fernández A, Rodríguez B. Intervención en crisis. Madrid: Editorial Síntesis; 2002.

Huber y Baruth : Terapia familiar racional emotiva. Herder, 1996

Selekman, M : Abrir caminos para el cambio. Gedisa Editorial, 1996

Gelfand, D.M y Hartmann, D.P : Análisis y terapia de la conducta infantil. Pirámide,


1989.

No de Revisión Fecha Elaboró Aprobó


00 Febrero 2009 Psicólogas Dirección Prestación