Está en la página 1de 7

Hola, lectores de esta edición del boletín de

artículos de estudiantes destacados del ITESM, me


es grato presentarles el consensado de estos pocos
artículos que espero encuentren interesantes, de
igual manera que yo al editarlos, disfrute de su
lectura. Y quiero aprovechar para informarles que
todos los datos, así como la información de
cualquier área académica que leerán en los
artículos, son verídicos y comprobables. Además
déjenme presumirles, que esta edición tenemos un
nuevo colaborador, que prefiere mantener su identidad en anonimato, por lo que solo leerán su
pseudónimo, ustedes juzguen su trabajo.

José Ramón J. Muñoz

Vicepresidente de Investigación IMEF Laguna

Contenido

El desempleo……………………………………………………………………… 2
Iván de Luna Aldape

Triple Play………………………………………………………………………………………4
El buen Facu

Banco de México e Inflación…………………………………………………………7


Luis Montoya Gallegos
El Desempleo
Iván de Luna Aldape

Con las cifras tan alarmantes publicadas recientemente, el desempleo ha llegado a ser el tema del
día y probablemente de la semana, incluida la que sigue.

Para saber cómo se define el empleo se tiene que contar con lo que se llama la Población
Económicamente Activa, en dicha etiqueta se incluye a las personas aptas para trabajar y que lo
hace dentro de los parámetros que dicta la ley del trabajo.

Para definir a un desempleado, se toma una suposición bastante concreta; un desempleado es aquel
que busca trabajo y no lo encuentra, de esta forma, en México existe aproximadamente 3 millones
de personas desempleadas.

El problema del desempleo en este año surge de los golpes que ha recibido el sector privado debido
a la crisis financiera, a las no muy oportunas medidas de prevención de la influenza y a razones más
estructurales como lo es la tasa impositiva que se aplica en el país así como las trabas y problemas
que surgen de la protección al trabajador y lo que pide el gobierno.

La excesiva carga fiscal, aunada a las bajas ventas, hace que las empresas busquen ya no obtener
utilidades, sino seguir existiendo, lo cual se traduce a recortar personal o recurrir a los conocidos
paros técnicos; por si fuera poco, las empresas que tienen que lidiar con sindicatos cada año
necesitan renegociar el contrato sobre los salarios y beneficios que en esta ocasión es fatal para las
empresas.

¿Qué nos depara el destino? Sinceramente nada fuera de lo que ya se ha vivido, crisis tras crisis es
lo mismo y probablemente siga así, lo único que queda es ir hacia adelante y razonar las actitudes
de los participantes en la economía.

Es un juego de estirar la cuerda cuando se impuestos se trata; Hacienda busca recaudar más fondos
para el presupuesto federal, pero lo hace a través de una mayor carga fiscal, a lo cual las empresas
responden evadiéndola y el circulo vicioso puede seguir infinitamente hasta que alguien ceda.

Para saber más recomiendo leer estos artículos y noticias:

El Universal (2009) Cifras de empleo tocan su peor nivel

http://www.eluniversal.com.mx/notas/622518.html
El Universal (2009) Deben quitar barreras para impulsar la inversión: IP

http://www.eluniversal.com.mx/finanzas/73158.html

El Universal (2009) En riesgo, calificación del país por mayor déficit: Amcham

http://www.eluniversal.com.mx/finanzas/73151.html

El Siglo de Torreón (2009) Desocupación alcanza su mayor nivel en 13 años

http://elsiglodetorreon.com.mx/noticia/456625.desocupacion-alcanza-su-mayor-nivel-en-13-ano.html
Triple PLAY
El buen Facu

Me encuentro, escribiendo este artículo desde la comodidad de la computadora 18 a las 7:25 del
café internet más cercano a mi casa.

Es curioso como la vida te da las señales y llegan al medio adecuado. Hasta hoy en la mañana no
sabía de qué tema escribiría mi artículo para el boletín de este mes, pensé en hacerlo de la teoría
Marxisista del capitalismo y su disfuncionalidad actual. Pero hoy, me dieron material para
explayarme por párrafos y párrafos.

De donde nací, y desde que vi mi primera caricatura en mi niñez, el servicio de televisión por cable,
siempre había sido provisto por la misma compañía, de la cual omito su nombre solo por ética
profesional. Tengo alrededor de 19 años y según mis papas ellos tampoco vieron nuca otra
compañía en la ciudad.

Todo parecía ir bien, pequeña ciudad pequeño servicio, tarifas justas, servicio atento, un acuerdo
ganar-ganar, ¿monopolio? A quien le importa, siempre que los consumidores estén contentos.

Pero fue hace algunos cinco años cuando el demonio de la mediocridad llego a la par con el servicio
triple play que saco al mercado esta compañía X.

Para aquellos que no saben, el servicio triple play, consiste en que una misma compañía te brinde el
servicio de telefonía, internet y entretenimiento digital (tv) por un precio que pretende ser más
competitivo que si contrataras los servicios en empresas separadas.

Este cambio estratégico se debió entre otros factores de estrategia a la venta de la empresa por
parte de su antiguo dueño y el cambio de nombre comercial, así como a una nueva visión y misión a
la cual pretenden llegar.

Para comenzar a desarrollar esta intriga de historias, les voy describir como llegue a aquí a donde
estoy sentado escribiendo lo que están leyendo.

En mi casa, de toda la vida hemos contratado los servicios de televisión digital de esta empresa,
pero fue hasta que ingrese a la universidad que fue necesario contar con la maravillosa herramienta
del internet inalámbrico.

El servicio tenía sus altibajos, a veces fallaba, pero era atendido con interés por parte de algún
técnico, sin embargo, era bien sabido, como posicionamiento negativo, que el servicio triple play era
causante de roses constantes entre clientes y proveedores de servicio.

Esos roces que el señor Adrian H. describiera desde la ventanilla dos de la sucursal x como:

–“Ustedes se están pareciendo cada día más a los bancos, puros corajes”

Todo esto lo escuche, lo vi con mis ojos y hasta compartí el sentimiento de impotencia y coraje
desde el sillón negro donde de espaldas a las cajas y a la fila de la sucursal de la compañía más
cercana a mi casa, esperaba al teléfono que amablemente me prestaron en el lugar para que alguna
persona de atención a clientes resolviera mi inquietud de remplazar mi enrutador.

En el plazo de 30 minutos que estuve escuchando la publicidad de la compañía seguida de la frase


“Su llamada es muy importante para nosotros” por el auricular del teléfono, fue cuando me percate
de lo deplorable del servicio, de la deficiencia del mercado de TRIPLE PLAY, no hay competencia
perfecta, y hasta de la poca calidad de consumidores que forman este mercado.

De la población de 20 personas que desfilaron por la puerta de entrada y de salida, mientras duro mi
examen mercadológico, mínimo 40% salía de la sucursal molesto, en diferentes grados, pero con la
misma idea de desacuerdo y insatisfacción. Y algunos clientes, hasta alguna de esas palabrotas que
nos prohibían nuestros papas cuando éramos unos infantes, cantaron al aire.

Era señal tras señal, que el semestre que analizo la mercadotecnia de servicio en mi carrera, el día
que no sirvió mi internet en mi casa ese mismo día que pensaba escribir mi artículo en la noche, me
pase esto. ¿No creen?

Y por eso aquí les comparto esta oportunidad de mercado, este nicho de mercado inconforme,
frustrado, cansado de vivir lo mismo. Le apuesto a cualquier pesimista que con una inversión fuerte,
que desencadene una pequeña empresa, que desde los talones de esta compañía X, grite que
ofrece los mismo pero no es igual. El éxito estaría asegurado.

Lastimosamente estos factores mercadológicos no se consideran al evaluar proyectos, no existe una


TIR, que te muestre lo felices o infelices que se encuentran los consumidores de tu competencia.

Y hay que aclarar algo, si hay otras compañías muy conocida a nivel nacional e internacional que
ofrece servicios de televisión vía satélite, internet inalámbrico de banda ancha y servicios de
telefonía en la ciudad, pero ninguna junta los tres, ninguna tiene el tan mencionado TRIPLE PLAY,
ninguna más que ellos.

Es injusta la comparación de precios. Simplemente no se puede competir contra una empresa que
tiene cautivo al mercado por los precios bajos.

No se puede entrar a este mercado. Para aquellos afortunados que hayan tenido alguna clase de
microeconomía, entenderán que en este caso hay un “monopolio natural” el mercado solo da para
una empresa, y la afortunada que entra primero se queda con todo el pastel, o como dirían por ahí
“el que pega primero, pega dos veces”. Situación totalmente alejada de lo que es un mercado de
competencia perfecta, donde los consumidores tienen una gama de opciones e información, que les
permite cambiar de compañía en compañía si alguna de éstas no cumple con sus expectativitas, a
esto se le puede decir que tiende a monopsonio.
COMPETENCIA

PERFECTA
MONOPOLIO MONOPSONIO

El productor hace y El consumidor es


deshace el mercado el mandamás en el
a su antojo mercado

Finalmente, y antes de concluir este trabajo, quiero que sepan que no porque mi forma de escribir
este influenciada por Jeremy Clarckson, me adelante a culpar a los consumidores también, así por
que si, con razón critico al consumidor promedio mexicano, que el 10 de Mayo que encuentra los
restaurantes llenos y con la mesas que acaban de desocupar sucias por el exceso de demanda de
comensales que hay ese día y la falta de previsión de aumentar la oferta de meseros por parte del
administrador del restaurante, se esfuerzan por ir a sentarse en la mesa sucia a espera 10 minutos a
que los voltee a ver un mesero para que retire los platos sucios.

Con esa terquedad de no exigir un mejor servicio, de no cambiar de restaurante, por el maternalita
sentimiento de, -pobrecitos tienen mucha gente, no es su culpa.

Si es su culpa y no tiene por qué esperar, o conformarse con una experiencia de servicio menos
grata que la que esperan. Pero ese tema será titulo de otro artículo que no voy a escribir. Por lo
pronto esta es la situación.

Así que ya saben, les comparto mi experiencia esto fue lo que yo viví, las deficiencias que encontré y
podemos regresar cualquier día a sentarnos en el sillón negro a que vivan lo que les platico, y hagan
sus conclusiones.
Banco de México e Inflación
Luis Eduardo Montoya Gallegos

Debido a que a lo largo del tiempo se ha visto todo lo que puede llegar a afectar la inflación a un
país, la principal función del banco central es mantener un entorno económicamente estable de tal
forma que las decisiones de las personas no cambien drásticamente.

El primero de abril de 1994, el Banco de México se convirtió en una institución autónoma con la
principal finalidad de mantener la estabilidad del poder adquisitivo de la moneda nacional y se tiene
gran atención en la inflación ya que indudablemente perjudica a los salarios reales, a la distribución
del ingreso y al crecimiento económico.

Por todo lo que afecta la inflación la vuelve de interés público y es precisamente por eso que el
Banco Central debe estar en coordinación con lo fiscal y la creación de un verdadero consenso
social sobre la urgente necesidad de disminuir la inflación.

La inflación afecta el crecimiento económico porque produce una gran volatilidad en los precios y
esto distorsiona las señales hacia los productores y consumidores, además esto provoca que la
rentabilidad de las inversiones se afecte y a su vez que la gente quiera protegerse afectando aún
más.

También en las tasas de interés se ve reflejada la inflación, ya que estas deben compensar la
pérdida de valor real sobre su crédito o inversión y como la inflación es una interrogante hace que
esta sea todavía más alta como una forma de protección; las mayores tasas de interés y los menores
plazos afectan los nuevos proyectos y la capacidad de gasto familiar.

En cuanto a los salarios reales, la inflación los afecta porque el aumento de precios es más rápido
que el de los salarios que son fijos y todo esto provoca un círculo vicioso donde los empleados piden
un aumento de sueldo y las empresas para poderlo otorgar tienen que aumentar el precio de sus
productos y esto a su vez causaría más inflación, mayores tasas de interés, menor inversión y por lo
tanto menor demanda de trabajo, lo cual viene siendo un mayor problema para el trabajador que
buscaba una solución.

Otro efecto negativo de la inflación es que afecta la distribución del ingreso y esto se da porque las
personas de muy bajos recursos simplemente tienen billetes y monedas, es decir, no tienen opción
de protegerse con algún instrumento financiero o alguna otra forma, mientras que las personas de
mayores recursos sí tienen la posibilidad de hacer algo para que no baje mucho su capital o incluso
que aumente, entonces mientras unos pierden mucho irremediablemente, otros pierden poco o hasta
ganan aumentando así aún más la brecha.

En conclusión, a pesar que no se puede controlar la inflación en su totalidad, el Banco de México con
una política monetaria adecuada busca cuidar que no se dispare la inflación por los efectos malos
que esta provoca hacia el país, de hecho se dice que una inflación baja está bien hasta cierto punto
porque llegar a una deflación provocaría que tal vez ya no haya incentivo para los productores a
hacer cosas, pero esa es otra historia.