Está en la página 1de 7

INSTITUTO TECNOLOGICO SALESIANO ELOY VALENZUELA

"Educamos evangelizando al estilo de Don Bosco"


AREA DE CIENCIAS NATURALES Y EDUCACION AMBIENTAL
ASIGNATURA DE QUIMICA
DOC. Mónica Rodríguez González Fecha:
Nombre: Grado: 11 - Código:

Una reacción química es la manifestación de un cambio en la materia y la


representación de un fenómeno químico.

A su expresión escrita se le da el nombre de ecuación química, en la cual se expresa los reactivos a


la izquierda y los productos de la reacción a la derecha, ambos separados.

Más exactamente: a la izquierda del símbolo indicamos el contenido inicial del sistema en reacción
(reactivos), y a la derecha el contenido del sistema final (productos)

Cada sustancia se representa por su fórmula química, y posteriormente


debemos ajustar (equilibrar ó balancear) toda la ecuación.

Métodos

Para equilibrar o balancear ecuaciones químicas, existen diversos métodos. En todos, el objetivo
que se persigue es que la ecuación química cumpla con la ley de la conservación de la materia.

1. Método de tanteo

Consiste en que las dos ecuaciones tengan los átomos de cada elemento químico en igual
cantidad, aunque estén en moléculas distintas (en diferentes sustancias).

Para ello, recordaremos que...

En una molécula H2SO4 hay 2 Hidrógenos, 1 Azufre y 4 Oxígenos.

En 5 moléculas de H2SO4 habrá 10 Hidrógenos, 5 azufres y 20 Oxígenos.

Para equilibrar ecuaciones, solo se puede agregar coeficientes a las fórmulas que lo necesiten,
pero no se puede cambiar los subíndices.

 Ejemplo: Balancear la siguiente ecuación:

Agua + Óxido de nitrógeno(V) = Ácido nítrico

H2O + N2O5 → HNO3

Tal como se ha escrito, vemos que en el 1er. miembro hay 2 hidrógenos, mientras que en el 2º hay solo uno;

a la izquierda hay 2 nitrógenos líquidos y a la derecha hay uno; en el sistema inicial hay 6 oxígenos y al final

solamente hay 3.

Normalmente, el ajuste se inicia con el elemento menos "frecuente", en nuestro caso el nitrógeno.

Para ajustar el nitrógeno, podemos añadir otra molécula de HNO3 en el 2º miembro:

H2O + N2O5 → HNO3 + HNO3

Al contar el número de átomos de cada tipo, veremos que es igual al principio y al final. Para evitar tener que

"dibujar" las moléculas, se pone su número delante de su fórmula; aquí, se inserta un "2"(coeficiente) delante

de HNO3, y la ecuación queda equilibrada.

H2O + N2O5 → 2 HNO3


 Veamos otro ejemplo, secuenciado:

Nos piden ajustar el siguiente proceso químico: Cuando el sulfuro de hidrógeno reacciona con aluminio

metálico, se produce sulfuro de aluminio y se desprende hidrógeno gaseoso.

¡Es muy importante escribir correctamente las fórmulas químicas de las sustancias indicadas!

H2S + Al → Al2S3 + H2

1.- Empezamos por equilibrar el aluminio:

H2S + 2 Al → Al2S3 + H2

2.- Continuamos con el azufre:

3 H2S + 2 Al → Al2S3 + H2

3.- y por último, el hidrógeno:

3 H2S + 2 Al → Al2S3 + 3 H2

2. Existe otro método de igualación, que se conoce como METODO ALGEBRAICO

Usemos como ejemplo esta misma reacción. En la aplicación, se asigna a cada sustancia una letra como

coeficiente: A H2S + B Al → C Al2S3 + D H2

A continuación construimos una ecuación para cada elemento presente, usando los subíndices y la ley

de conservación de la masa:

Para el H : 2 A = 2 D

Para el Al : B = 2 C

Para el S : A = 3 C

Hemos conseguido tres ecuaciones, porque hay tres elementos químicos distintos.

Después, se asigna un valor numérico al coeficiente que se desee. Por ejemplo, demos a A el valor "1".

Entonces, según la 1ª ecuación, D también valdrá "1" y C valdrá "1/3".

Con ello, B tendrá un valor de "2/3".

Según esto, la ecuación quedará como...

1 H2S + 2/3 Al → 1/3 Al2S3 + 1 H2

Para evitar el uso de coeficientes fraccionarios, se multiplica todo por "3", con lo cual la reacción vuelve a

quedar como...

3 H2 + 2 Al → Al2S3 + 3 H2

3. Método de Redox: Método de Oxido-Reducción

Existen reacciones complejas, especialmente difíciles de ajustar por estos métodos. Un ejemplo
particular son los llamados procesos redox, donde una especie química gana electrones (se reduce)
mientras otra pierde electrones (se oxida).

En una reacción donde un elemento se oxida (reductor, pierde electrones) otro elemento se reduce
(oxidante, gana electrones).

Este método de balanceo es el más utilizado en el proceso químico. Para balancear este tipo de
ecuaciones hay varios métodos especiales, basados en el uso del llamado número de oxidación (en
adelante NO), que es un número no real, que nos indica la carga de un átomo -dentro de una
molécula-, imaginando que todos los enlaces de ésta fuesen iónicos. Para calcularlo, hay que aplicar
ciertas reglas:

1) Para un elemento no combinado, vale cero.


2) Para un ion mono-atómico, es la propia carga del ion.

3) Para el hidrógeno combinado vale +1, excepto en hidruros metálicos (donde vale -1).

4) Para el oxígeno combinado es -2, excepto en los peróxidos, en cuyo caso es -1.

5) En un compuesto covalente sin H ni O, se aplica NO negativo al elemento más


electronegativo (consultar concepto de electro-negatividad)

6) En un ión poliatómico, la suma de los NO es igual a la carga del ión.

7) Si se trata de una molécula, la suma de los NO vale cero.

Nosotros indicaremos el NO de cada elemento como un número en rojo.

Por vía de ejemplo vamos a calcular el número de oxidación del azufre (S) en la molécula de
sulfato ferroso.

El sulfato ferroso tiene la fórmula FeSO4 donde existen dos iones: el ión ferroso, Fe+++ y el ión
sulfato, (SO4)=.

El S está incluido dentro de un ión poliatómico, el ión sulfato. Por tanto, podemos aplicar la regla
nº 6, apoyándonos en la regla nº 4. Así tendríamos que...

1.(x) + 4.(-2) = -2

Lo que nos deja: x + 4(-2) = -2

Y esto nos da un valor de x = +6

No obstante, el cálculo también se podría hacer con la regla nº 7, y apoyándonos en la regla nº 2


(recordando que la valencia del ión ferroso es (+2)):

Para el FeSO4, se tendrá que...

1.(+2) + 1.(x) + 4.(-2) = 0

Que queda como... +2 + x + 4.(-2) = 0

Y de nuevo, x = +6

Veamos otro ejemplo algo más complicado: Nos piden el NO del cromo en el dicromato potásico,
K2Cr2O7.

Podemos aplicar la regla nº 7, sabiendo que el potasio, K, tiene valencia +1:

2.(+1) + 2.(x) + 7.(-2) = 0

Por lo cual,

2 + 2.x - 14 = 0 y el resultado es x = +6

Un caso especial es el cálculo del NO del nitrógeno en el nitrato amónico.

Aquí se presenta una complejidad, puesto que esta sustancia tiene por fórmula NH4NO3. Pero
debemos pensar que, al ser una sal, contiene dos iones: el amonio, (NH4)+, y el nitrato, (NO3)-.

En el primero, x + 4.(+1) = +1

x = +1 - 4 = -3

En el segundo ión, x + 3.(-2) = -1

x = -1 + 6 = +5

Es decir, que el nitrógeno, en el nitrato amónico, al estar en dos iones distintos, presenta dos
"estados de oxidación" diferentes.

Una vez sabido el número de oxidación, se puede usar el método de ajuste conocido
como método del ión-electrón, sobre todo para reacciones en disolución acuosa, porque presenta
varias ventajas: se puede operar solo con iones, da cierta idea del grado de acidez del fenómeno,
indica si el sistema se diluye ó no...
De nuevo hay una serie de reglas, que en este caso deben aplicarse correlativamente:

1). Se hallan los NO cambiantes.

2). Se escriben los iones donde estén los elementos cambiantes (o las moléculas, si no hay
iones), haciendo dos semirreacciones, una de oxidación y otra para la reducción.

3). Igualamos, en cada miembro de las semirreacciones, el número de átomos del


elemento cambiante.

4). Se expresa el cambio del NO, siempre sumando electrones, y teniendo en cuenta el
número de átomos.

5). Se igualan cargas eléctricas en ambos miembros...

A) En medio ácido se hace con iones H+

B) En medio alcalino, se hace con iones (OH)-

6). Igualamos la cantidad de H, sumando moléculas H2O en el miembro deficitario.

7). Multiplicamos por los números necesarios para simplificar los electrones al sumar las
dos semirreacciones.

8). Se termina de ajustar el proceso total, dejando para el final los coeficientes de H+ y
(OH)-

Pero lo mejor para aprender el método es realizar multitud de ejemplos. Veamos algunos...

Los iones permanganato reaccionan con los iones ferrosos, en medio ácido, produciendo una sal
manganosa e iones férricos. Se pide ajustar la reacción.

El primer paso es escribir la ecuación del fenómeno:

(MnO4)- + Fe++ + H+ → Mn++ + Fe+++

Al hallar los NO, vemos que el Mn pasa de +7 a +2, mientras que el Fe pasa de +2 a +3. Por eso
escribiremos...

(Mn+7O4)- → (Mn+2)++

(Fe+2)++ → (Fe+3)+++

Se observa que el número de átomos de Mn, y de Fe, se hallan igualados en ambos miembros, por
lo que saltamos el tercer paso.

Para el 4º paso, haremos...

(Mn+7O4)- + 5 e- → (Mn+2)++

(Fe+2)++ → (Fe+3)+++ + 1 e-

Hay una semirreacción de reducción (la del Mn), y otra de oxidación (porque el Fe pierde un
electrón).

En el 5º paso, como el medio es ácido (¡ya lo indica el icono H+!), debemos ajustar cargas eléctricas
con iones H+ :

(MnO4)- + 5 e- + 8 H+ → Mn++

Fe++ → Fe+++ + 1 e- , ¡que ya está equilibrada!

El 6º paso se refiere a hacer lo siguiente:

(MnO4)- + 5 e- + 8 H+ → Mn++ + 4 H2O

Fe++ → Fe+++ + 1 e-

Para aplicar el 7º paso, la segunda semirreacción debe multiplicarse por 5, con lo cual, al sumar
ambos procesos (eliminando los electrones), queda...

(MnO4)- + 8 H+ + 5 Fe++ → Mn++ + 5 Fe+++ + 4 H2O


Así vemos que el proceso se desarrolla en un medio ácido relativamente fuerte, y que a lo largo de
la reacción el sistema se diluye, porque se forma agua.

Si -posteriormente- se van a hacer cálculos estequiométricos con la reacción propuesta, conviene


escribir las sustancias completas, y terminar el ajuste, aunque es posible que se deban hacer
algunas mínimas modificaciones en los coeficientes.

En otro caso, el peróxido de hidrógeno reacciona con el cloruro de zinc (I), produciendo agua y
cloruro de zinc (II). ¿Cuáles son los coeficientes de cada fórmula?

La ecuación es H2O2 + ZnCl → H2O + ZnCl2

Rápidamente se observa que el NO del oxígeno pasa de -1 (¡es un peróxido!) a -2, mientras que el
zinc cambia de +1 a +2 (esto se sabe porque ambas sales presentan estos iones). Ni el hidrógeno ni
el cloro sufren variación.

Advertimos que el NO del O se hace más negativo, (se reduce) y el NO del Zn se hace más
positivo, (pierde electrones, se oxida). Así pues, escribimos:

H2O2-1 → H2O-2 y se escribe la molécula entera porque son sustancias covalentes

(Zn+1)+ → (Zn+2)++

3er. paso:

H2O2-1 → 2 H2O-2

(Zn+1)+ → (Zn+2)++

4º paso

H2O2-1 + 2 e- → 2 H2O-2 ¡porque en el peróxido hay dos O, y cada uno gana un


electrón!.............REDUCCIÓN

(Zn+1)+ → (Zn+2)++ + 1 e-..........................................................OXIDACIÓN

5º paso. Como no se indica la acidez del medio, tomaremos medio ácido:

H2O2-1 + 2 e- + 2 H+ → 2 H2O-2

(Zn+1)+ → (Zn+2)++ + 1 e- ; está equilibrada

6º paso:

Como el número de H está igualado, podemos saltarnos el 6º paso.

7º paso:

Multiplicamos por 2 el proceso de oxidación y sumamos, con lo cual el número de electrones se


anula (por estar en distinto miembro algebraico) y nos queda...

H2O2 + 2 H+ + 2 (Zn)+ → 2 H2O + 2 (Zn)++

8º paso:

Los coeficientes obtenidos se trasladan al proceso general:

H2O2 + 2 ZnCl + 2 H+ → 2 H2O + 2 ZnCl2

Existe una anomalía en el número de cloros. Se puede suponer que realmente los iones H+ han
sido suministrados por dos moléculas de HCl, con lo que todo queda correcto:

H2O2 + 2 ZnCl + 2 HCl → 2 H2O + 2 ZnCl2

Un ejemplo más: Cuando el sulfito potásico reacciona con permanganato potásico (en medio
alcalino) se produce sulfato potásico y bióxido de manganeso. Balancear la ecuación química
correspondiente.

El proceso es... K2SO3 + KMnO4 → K2SO4 + MnO2


Y después de estudiar la ecuación decidimos escribirla de esta forma:

(SO3)= + (MnO4)- → (SO4)= + MnO2

ya que el ión potásico no cambia su NO y además el MnO2 es covalente.

Calculamos los NO...

El azufre S pasa de +4 a +6 y el manganeso Mn pasa de +7 a +4. Y esto se expresa así:

(S+4O3)= → (S+6O4)=

(Mn+7O4)- → Mn+4O2

Como los átomos de S y de Mn están igualados, pasaremos a ajustar los cambios de NO:

(S+4O3)= → (S+6O4)= + 2 e-...............................OXIDACION

(Mn+7O4)- + 3 e- → Mn+4O2....................REDUCCION

Podemos decir que los iones sulfito (¡en medio básico!) reducen al permanganato (ó que el
permanganato oxida a los sulfitos)

Ajustamos las cargas eléctricas (¡en medio básico!)...

(SO3)= + 2 (OH)- → (SO4)= + 2 e-

(MnO4)- + 3 e- → MnO2 + 4 (OH)-

Bueno, ya estamos terminando; equilibramos la cantidad de H...

(SO3)= + 2 (OH)- → (SO4)= + 2 e- + H2O

(MnO4)- + 3 e- + 2 H2O → MnO2 + 4 (OH)-

Y ahora, para sumar y simplificar, multiplicamos la semirreacción superior por 3 y la de abajo por
2:

3 (SO3)= + 6 (OH)- → 3 (SO4)= + 6 e- + 3 H2O

2 (MnO4)- + 6 e- + 4 H2O → 2 MnO2 + 8 (OH)-

Con todo lo cual se queda así:

3 (SO3)= + 2 (MnO4)- + H2O → 3 (SO4)= + 2 MnO2 + 2 (OH)-

La ecuación ya está balanceada, pero puede interesarnos escribirla de este modo:

3 SO3K2 + 2 MnO4K + H2O → 3 SO4K2 + 2 MnO2 + 2 (OH)-

y observamos que hay una disparidad en el número de K. Bien, podemos pensar que la base
utilizada ha sido hidróxido potásico, pero que aparece en el 2º miembro de la ecuación:

3 SO3K2 + 2 MnO4K + H2O → 3 SO4K2 + 2 MnO2 + 2 K(OH)

Para terminar, proponemos el ajuste de estas ecuaciones redox:

(Cr2O7)= + I- +H+ → Cr+++ + I2

HCl + SnCl2 + H2O2 → SnCl4 + H2

Antes de iniciar el balance se tiene en cuenta lo siguiente:

 Determinar los diferentes números de oxidación que hay en la ecuación (tanto en los
reactivos como en el producto)

 En la mayoría de casos el Hidrogeno cuenta con +1 exceptuando los hidruros donde


trabaja con -1

 El oxígeno cuenta con -2 excepto cuando forma peróxidos (-1) y superoxidos (-1/2)
 Los elementos en estado basal (es decir sin ninguna relación con otro elemento tendrá
carga de 0)

Cuando ya se tengan los numeros de oxidación se realiza el siguiente proceso:

1) Comparamos cada elemento tanto en los reactivos como en el resultado y verificamos los
cambios.

Fe0+O2→Fe2+3O2-2

 Es decir, en la formula tenemos que: El Hierro (Fe) está en estado basal por tanto esta en
0, al finalizar la formula queda con +3 mientras que el oxígeno tendrá 0 como reactivo y en
el compuesto conseguirá -2. Esto significa que el Hierro se oxida mientras que el Oxigeno
se reduce

2) Si el elemento como reactivo está en estado basal (es decir con carga 0) se multiplica el número
de oxidación o reducción por el subíndice.

Fe= 3(estado de oxidación) X 1(subíndice)=3 O=2(estado de oxidación)X 2(subíndice)=4

Los resultados obtenidos se entrecruzan, es decir, si el resultado del Oxigeno es 4, pasara a hacer
de coeficiente para Fe.

4Fe+3O2

y tú?.......

ECOVIDA.