Está en la página 1de 15

AÑO LITURGICO:

Se llama Año Litúrgico o año cristiano al tiempo


que media entre las primeras vísperas de
Adviento y la hora nona de la última semana
del tiempo ordinario, durante el cual la Iglesia
celebra el entero misterio de Cristo, desde su
nacimiento hasta su última y definitiva venida,
llamada la Parusía. Por tanto, el año litúrgico es una realidad salvífica, es decir,
recorriéndolo con fe y amor, Dios sale a nuestro paso ofreciéndonos la salvación a
través de su Hijo Jesucristo, único Mediador entre Dios y los hombres. El Año Litúrgico
tiene dos funciones o finalidades: a) Una finalidad catequética, b) Una finalidad
salvífica.

¿Que aprendí?

Que es el año del señor.

¿Cómo lo aprendí?

Lo aprendí en la iglesia.

¿De qué me sirve?

Nos ofrece la posibilidad de vivir más cerca de Jesús y crecer en nuestra fe.

SEMANA SANTA:

La Semana Santa es el momento litúrgico


más intenso de todo el año. Sin embargo,
para muchos católicos se ha convertido
sólo en una ocasión de descanso y
diversión. Se olvidan de lo esencial: esta
semana la debemos dedicar a la oración
y la reflexión en los misterios de la Pasión y Muerte de Jesús para aprovechar todas las
gracias que esto nos trae. Se celebra: Domingo de Ramos, Jueves Santo, Viernes Santo,
Sábado Santo o Sábado de Gloria, Domingo de Resurrección o Domingo de Pascua.

¿Que aprendí?

Aprendí a querer y donde nadie pone límites a nuestro aprendizaje. Semana para
considerar nuestro valor: mucho tenemos que valer, mucho tenemos que importar a
Dios para que hiciera, por nosotros, lo que hizo.
¿Cómo lo aprendí?

Asistiendo a la iglesia.

¿De qué me sirve?

Que esta semana la debemos dedicar a la oración y la reflexión en los misterios de la


Pasión y Muerte de Jesús.

IDEOLOGÍAS MODERNAS:

Son:

 El Racionalismo: Es
Racionalista todo aquel que
cree que el fundamento es la
razón.
 El Positivismo: El positivismo
niega la existencia de un Dios personal y toma la humanidad, el “Gran Ser”,
como objeto de su veneración y culto.
 El Liberalismo: Es un humanismo ateo, niega la existencia de todo lo
sobrenatural, por ende niega la existencia de Dios.
 El Materialismo: Es un sistema filosófico que considera a la materia como la
única realidad en el mundo y que, en consecuencia, niega la existencia de Dios
y del alma.
 El Relativismo: Es cualquier doctrina que niegue la solamente existencia de
valores absolutos, ya sea totalmente, o a cierta esfera del ser.
 El Ateísmo: Es la doctrina, opinión o actitud que niega la existencia de
cualquier ser superior y sobrenatural, de cualquier dios.
 El Agnosticismo: Es una postura filosófica según la cual Dios y las cuestiones
religiosas están más allá de la capacidad humana de conocer, es decir, estima
que la razón humana no puede saber si Dios existe o no.

¿Que aprendí?

Las ideologías se consideran "sistemas de valores", o un conjunto de valoraciones


ordenadas para la formulación de cierta doctrina acerca de "como es" y "como debe
ser" la realidad.
¿Cómo lo aprendí?

Para entenderlo, primero hay que definir "Valor": Este sería algo similar a una
valoración subjetiva de "algo" (abstracto o no) que puede ser negativa o positiva y que
puede determinar una idea de cómo son las cosas.

¿De qué me sirve?

La ideología es central en la vida humana ya que es lo que nos diferencia del resto de
los animales al poder entender la vida desde un punto de vista teórico y no sólo
práctico.

CARTAS CATÓLITICAS:

Se denominan así porque no están


dirigidas a una comunidad determinada.
Son las cartas de Santiago, las 1-2 de
Pedro, las 1-2-3 de Juan y la de Judas.
Por lo general, estas cartas suelen
fecharse hacia el final del siglo I.

SANTIAGO:

Autor desconocido, que usó el nombre de Santiago por el prestigio que tenía como
"hermano del Señor". Tiene forma de carta, pero en realidad es una colección
homelética de consejos prácticos de tipo sapiencial. Su finalidad es promover la
santidad entre los cristianos. Como los antiguos profetas, denuncia los abusos de los
poderosos, que empezaban a darse en las jóvenes comunidades.

1-2 PEDRO:

Tradicionalmente se atribuyen al apóstol Pedro. Desde el siglo XIX se dice que


pertenece a un cristiano que utilizó el nombre de Pedro.

El tema de la carta Primera es una exposición de la vida cristiana iniciada en el


bautismo. Alienta a los cristianos que viven en un ambiente hostil. Aconseja la firmeza,
la paciencia, la sumisión. La fe y la esperanza deben caracterizar a los cristianos.

El tema de la carta Segunda es la escatología. Algunos, al no verse cumplida la vuelta


del Señor, empiezan a dudar. El autor dice que mil años para el Señor es como un día
para nosotros. El Señor vendrá como ladrón.
1-2 y 3 JUAN:

Tres cartas atribuidas tradicionalmente al apóstol Juan, como se le atribuye el 4°


evangelio y el libro de la Apocalipsis. Sin embargo, su autor o autores nos son
desconocidos, La Primera carece de nombre de autor y de destinatario; el autor de la
Segunda es "el Anciano” y el destinatario, la "Señora Elegida"; el autor de la Tercera
es también "el Anciano" y su destinatario "Gayo".

Las cartas Segunda y Tercera son muy cortas; en ellas se insiste en el precepto del
amor (Segunda) y sobre la hospitalidad (Tercera).

JUDAS:

Es un escrito breve que se presenta como carta y suele fecharse hacia fin del s.I. Su
autor dice ser "Judas, siervo de Jesucristo, y hermano de Santiago", pero un conjunto
de datos, sobre todo que no se haga referencia a Jesús, siendo su pariente, hacen que
la mayoría nieguen que sea su autor.

¿Qué aprendí?

Estas cartas no tienen carácter epistolar, son más bien “homilías”, breves exposiciones
y juicios doctrinales seguidas de algunas normas prácticas.

¿Cómo lo aprendí?

En ellas se anima a permanecer en la Sana Doctrina y se desenmascara a los falsos


maestros.

¿De qué me sirve?

También se invita a hacer vida y obrar la fe, practicando las virtudes cristianas. Las
cartas Católicas son siete: Santiago 1ª y 2ª; Pedro 1ª, 2ª y 3ª de Juan y Judas

MARÍA DISCÍPULA Y MISIONERA:

María Discípula:

 En el camino del discipulado de la


Iglesia, María aparece como discípula,
hermana y compañera nuestra.
 La Virgen María por su fe y obediencia
a la voluntad de Dios, es la discípula
más perfecta del señor.
María Misionera:

 María inspira a los creyentes a imitarla en la actividad misionera.


 Ella está presente dondequiera que la Iglesia lleva a cabo la actividad misionera
entre los pueblos.

¿Qué aprendí?

María nos muestra el camino al servicio, cuando durante la anunciación el ángel Gabriel
le hace saber del embarazo de su prima Isabel y sin dudarlo se pone en camino para
servir a Isabel.

¿Cómo lo aprendí?

Nos muestra también el camino a la humildad cuando sin medir consecuencias


responde al ángel Gabriel.

¿De qué me sirve?

Entender que María fue el Instrumento bendito usado por Dios padre para enviar su
Mesías, nuestro salvador y El hijo único de Dios

ORACIÓN:

La oración es hablar con Dios;


conversar con nuestro Padre del Cielo,
con Jesús, con el Espíritu Santo;
conversar con nuestra Madre la Virgen
María, con el ángel custodio con los
santos.

En este diálogo lo más natural es que digamos alabanzas, demos gracias, pidamos
perdón o imploremos lo que necesitamos.

Para un cristiano orar es un deber. Si lo consideramos bien; ¡qué tal suerte la nuestra:
poder hablar con Dios o con la Virgen, con la sencillez y confianza de un hijo con su
papá, con su mamá! Porque esto son para nosotros; y sabemos que nos aman y que
todo lo pueden.

¿Qué aprendí?

La oración es vital en la vida de cualquier persona que conoce a Dios.

¿Cómo lo aprendí?
De los propios labios de Cristo, aprendemos cómo orar, con Él aprendimos que Dios es
nuestro Papá y nos ama.

¿De qué me sirve?

Las oraciones no solo nos ayudan espiritualmente, sino también en sentido emocional
y físico.

OBRAS DE MISERICORDIA:

Las obras de misericordia son acciones


caritativas mediante las cuales
ayudamos a nuestro prójimo en sus
necesidades corporales y espirituales.
Instruir, aconsejar, consolar, confortar,
son obras espirituales de misericordia,
como también lo son perdonar y sufrir
con paciencia.

Hay catorce obras de misericordia: siete


corporales y siete espirituales.

Obras de Misericordia Corporales:

1) Visitar a los enfermos


2) Dar de comer al hambriento
3) Dar de beber al sediento
4) Dar posada al peregrino
5) Vestir al desnudo
6) Visitar a los presos
7) Enterrar a los difuntos

Obras de Misericordia Espirituales:

1) Enseñar al que no sabe


2) Dar buen consejo al que lo necesita
3) Corregir al que se equivoca
4) Perdonar al que nos ofende
5) Consolar al triste
6) Sufrir con paciencia los defectos del prójimo
7) Rezar a Dios por los vivos y por los difuntos.
¿Qué aprendí?

Obras de misericordia son acciones caritativas mediante las cuales ayudamos a


nuestros prójimos en sus necesidades corporales y espirituales.

¿Cómo lo aprendí?

Mediante la iglesia que ha manifestado siempre un amor de predilección por los pobres,
los enfermos, los desamparados, las personas que carecen de hogar...

¿De qué me sirve?

Obremos el amor por sí mismo y no por la espera de recompensa.

BIENAVENTURANZAS:

Las bienaventuranzas son un pasaje


literario en el libro de la Biblia, es
visible tanto en el Antiguo como en
el Nuevo Testamento. A lo largo de
la biblia cuenta con multitud de
ejemplos. Es común recurrir a las
bienaventuranzas para dar fe de
una felicitación a aquellas personas que, por mantener una buena conducta, o por
tener una determinada cualidad, están relacionadas con Dios, quién es considerado
por la Biblia como aquel que otorga felicidad y vida.

Las bienaventuranzas, que Jesús dijo en el Monte de las Bienaventuranzas. Están


recogidas en Mateo 5, versículos del 3 al 12, y son las siguientes:

1. Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los cielos.


2. Bienaventurados los mansos, porque ellos poseerán en herencia la tierra.
3. Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados.
4. Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán
saciados.
5. Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.
6. Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios.
7. Bienaventurados los que buscan la paz, porque ellos serán llamados hijos de
Dios.
8. Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el
Reino de los cielos.
9. Bienaventurados seréis cuando os injurien, os persigan y digan con mentira toda
clase de mal contra vosotros por mi causa.
10. Alegraos y regocijaos porque vuestra recompensa será grande en los cielos.

¿Qué aprendí?

Las bienaventuranzas no presentan el problema de escoger entre los bienes presentes


y los futuros, sino entre los bienes verdaderos y los falsos

¿Cómo lo aprendí?

Leyendo el Catequismo para Católicos.

¿De qué me sirve?

Las Bienaventuranzas nos ayudan a darnos cuenta de las bendiciones que hemos
recibido.

MANDAMIENTOS:

Los Mandamientos de Dios y de la Iglesia


contienen, en resumen, las enseñanzas que
Jesucristo nos dio para nuestra salvación
eterna.

Los Diez Mandamientos de la Ley de Dios


son:

1. Amarás a Dios sobre todas las cosas.


2. No tomarás el Nombre de Dios en vano.
3. Santificarás las fiestas.
4. Honrarás a tu padre y a tu madre.
5. No matarás.
6. No cometerás actos impuros.
7. No robarás.
8. No dirás falso testimonio ni mentirás.
9. No consentirás pensamientos ni deseos impuros.
10. No codiciarás los bienes ajenos.

¿Qué aprendí?

Los mandamientos son instrucciones de un amoroso Padre Celestial para ayudarnos a


llegar a ser más como Él.
¿Cómo lo aprendí?

En el curso de Religión.

¿De qué me sirve?

El Padre Celestial nos enseña Su voluntad para con nosotros y nos muestra cómo
amarnos los unos a los otros y a vencer al hombre natural.

HUMANISMO:

El humanismo religioso es una corriente


religiosa que busca integrar la filosofía
del humanismo con rituales religiosos y
creencias centradas en la ética, el
avance científico y las necesidades y
aspiraciones humanas, rechazando toda
referencia a entidades o principios
sobrenaturales. El humanismo religioso, tal como se entiende a partir del siglo XX,
rechaza toda revelación, la moralidad basada en normas dictadas por una divinidad y
todo aquello que pueda calificarse de sobrenatural. Se distingue del llamado
humanismo secular en que mantiene formas de organización y prácticas similares a las
de las religiones convencionales, aunque desprovistas de todo contenido milagroso o
sobrenatural.

Aunque los practicantes del humanismo religioso no han llegado organizarse bajo este
nombre, existen algunas asociaciones filosófico-religiosas, así como corrientes internas
dentro de algunas iglesias liberales, que defienden los valores y los principios del
humanismo religioso.

¿Qué aprendí?

El Humanismo es un movimiento intelectual que se extendió por Europa a partir del


siglo XV. Viene de la palabra latina homo (hombre).

¿Cómo lo aprendí?

Leyendo artículos relacionados a la Iglesia.

¿De qué me sirve?

Conocer la evolución de este movimiento y su revolución dentro de la iglesia católica.


SACRAMENTOS DE SERVICIO A LACOMUNIDAD:

El Bautismo, la Confirmación y la
Eucaristía son los sacramentos de la
iniciación cristiana. Fundamentan la
vocación común de todos los discípulos
de Cristo, que es vocación a la santidad
y a la misión de evangelizar el mundo.
Confieren las gracias necesarias para
vivir según el Espíritu en esta vida de
peregrinos en marcha hacia la patria.

Otros dos sacramentos, el Orden y el Matrimonio, están ordenados a la salvación de los


demás. Contribuyen ciertamente a la propia salvación, pero esto lo hacen mediante el
servicio que prestan a los demás. Confieren una misión particular en la Iglesia y sirven
a la edificación del Pueblo de Dios.

¿Qué aprendí?

Todos los que somos discípulos de Jesús estamos llamados a ser SANTOS y cumplir con
la misión de evangelizar el mundo.

¿Cómo lo aprendí?

Por estos sacramentos cada uno recibe su misión particular en la Iglesia.

¿De qué me sirve?

Ayudamos a otros en su camino de santidad, también nosotros estamos creciendo en


la nuestra.

PADRE NUESTRO:

Es la oración cristiana por excelencia y elaborada por Jesús


de Nazaret según relatan el Evangelio de Mateo (Mt 6, 9-
13) y el Evangelio de Lucas (Lc 11, 1-4). Aunque haya
diferencia en la descripción de las circunstancias y en el
estilo del texto de la oración en ambos autores suelen
coincidir en las premisas de las peticiones.

El padre nuestro es considerado la oración cristiana común por excelencia por las
confesiones mayoritarias; para las Iglesias católica, ortodoxa, anglicana y
protestantes, es el modelo de oración cristiana.
Padre nuestro, que estás en los cielos,

santificado sea tu nombre;

venga a nosotros tu reino;

hágase tu voluntad

así en la tierra como en el cielo.

El pan nuestro de cada día dánosle hoy;

perdona nuestras deudas

como también nosotros perdonamos a nuestros deudores;

y no nos dejes caer en la tentación,

mas líbranos del mal.

¿Qué aprendí?

Podemos llamar a Dios PADRE, porque Jesucristo cuando nos redimió con su muerte en
la cruz, nos dio ese regalo, nos consiguió el derecho de ser nosotros también hijos de
Dios.

¿Cómo lo aprendí?

Leyendo y viendo videos sobre la vida de Jesucristo.

¿De qué me sirve?

Nos hace ser agradecidos y corresponsables también en el servicio misericordioso al


prójimo.

JESÚS PRESENTE EN EL MUNDO Y EN LA HISTORIA DE LA HUMANIDAD AYER HOY Y


SIEMPRE:

Cristo vive. Esta es la gran verdad que


llena de contenido nuestra fe. Jesús,
que murió en la Cruz, ha resucitado, ha
triunfado de la muerte, del poder de las
tinieblas, del dolor y de la angustia.

Jesús está presente en nuestra vida


personal de fe. Cristo es el centro de nuestra vida. Hemos escuchado su llamada
personal e intransferible a ser sus discípulos. Por el bautismo hemos sido incorporados
a su persona y a su destino.

Jesús está presente en su Iglesia. La Iglesia es el lugar donde los bautizados


experimentamos y vivimos juntos la presencia de Jesús.

Jesús está presente en los pobres. Cada vez que un hambriento o desnudo, un
perseguido o marginado, solicita nuestra atención y ayuda, es Cristo quien nos viene
al encuentro pidiendo nuestro amor y ofreciéndonos la posibilidad de encontrar la
verdadera vida y superar la falsa vida del egoísmo y la cerrazón.

Jesús está presente en todo hombre y mujer. Por eso Cristo murió por todos y ofrece
a todos la posibilidad de que alcancen la salvación mediante la obediencia a una
conciencia recta, obrando bien y evitando el mal. Por todo esto es que Cristo está
presente en toda vida humana, y en toda vida humana ha de ser reconocido y amado.

¿Qué aprendí?

Jesús está presente en el mundo y en la historia también hoy, porque él es el Señor de


la vida, por lo tanto quién se ecuentra con él tiene la plenitud de la vida.

¿Cómo lo aprendí?

Leyendo

¿De qué me sirve?

Saber que Jesús ha entrado definitivamente en la gloria de Dios con toda su humanidad

ECUMENISMO CATÓLICO:

Por Ecumenismo se entiende


el movimiento surgido, por la
gracia del Espíritu Santo, para
restablecer la unidad de
todos los cristianos.
Participan en él los que
invocan al Dios Uno y Trino y
confiesan que Jesús es el
Señor y Salvador. Casi todos, aunque de distinta manera, aspiran a una Iglesia de Dios
única y visible. El Movimiento Ecuménico comenzó oficialmente con el Congreso
Misionero de Edimburgo (Escocia) en 1910. Surgió en un ambiente protestante y en un
contexto misionero, por la necesidad de presentar un frente unido en los países
paganos. Existe un único movimiento ecuménico en el que cada Iglesia y Comunidad
cristiana participa desde su propia identidad. No existe un "ecumenismo católico", sino
unos principios católicos sobre el ecumenismo que versan sobre: 1) la unidad y unicidad
de la Iglesia, 2) la valoración teológica de los demás comunidades cristianas, y 3) la
comprensión del Ecumenismo a la luz de esos presupuestos.

¿Qué aprendí?

Ecumenismo se refiere, únicamente, a la relación entre la Iglesia Católica y las demás


Iglesias Cristianas.

¿Cómo lo aprendí?

Informes y noticias sobre la iglesia católica.

¿De qué me sirve?

El ecumenismo es necesario para ayudarnos, sin comprometer los principios católicos,


a pasar de la comunión real aunque imperfecta que con dividimos con las otras
comunidades cristianas a una comunión plena que ciertamente buscamos.

LA IGLESIA CATÓLICA, EN DIÁLOGO CON LAS GRANDES RELIGIONES DEL MUNDO:

El diálogo interreligioso
exige dos cosas
fundamentales: tener algo
propio por comunicar, de la
misma manera sostener que
también los demás tengan
algo bueno por enseñarnos;
ambos aspectos deben estar
unidos y dirigidos al mutuo entendimiento y enriquecimiento.

El cristiano debe estar convencido de que tiene una gran verdad por anunciar a los
demás y que éste es un deber preciso; pero también debe estar convencido de que
podrá y deberá aprender mucho de los demás: por ejemplo para no caer en el
activismo, en el ajetreo de la vida diaria, los monjes budistas dan testimonio del
espíritu de oración; o las tendencias individualistas y antiecológicas reciben correctivo
de la solidaridad y armonía con la naturaleza de las poblaciones animistas; es muy
conocido el influjo ejercitado por Gandhi sobre los cristianos con la doctrina y la
práctica de la no-violencia. Pero también es posible el “diálogo formal”: personas de
religiones diversas que se encuentran para afrontar juntos problemas comunes de
carácter social, moral, político, etc; cada uno tomando inspiración de la propia religión
y buscando encontrar soluciones aceptables para todos. Por ejemplo cómo afrontar
problemas de la familia y la vida humana, de la instrucción, de la emigración, de la
paz y de la libertad, particularmente la libertad religiosa.

¿Qué aprendí?

La Iglesia católica nada rechaza de lo que en estas religiones hay de verdadero y santo.

¿Cómo lo aprendí?

De la actualidad de la iglesia por el mundo, noticias e informes del vaticano.

¿De qué me sirve?

Ciertamente, las diferentes tradiciones religiosas contienen y ofrecen elementos de


religiosidad que proceden de Dios y que forman parte de todo lo que el Espíritu obra
en los hombres y en la historia de los pueblos, así como en las culturas y religiones.

DEFENSA Y PROMOCIÓN DE TODA FORMA DE VIDA EN SU ENTORNO:

LA VIDA humana debe ser respetada


porque es sagrada. Desde el comienzo
supone la acción creadora de Dios y
permanece para siempre en una
relación especial con el Creador, su
único fin. A nadie le es lícito destruir
directamente a un ser humano
inocente, porque es gravemente
contrario a la dignidad de la persona
y a la santidad del Creador.

 ABORTO: Es provocar la interrupción prematura del desarrollo vital del embrión


o feto para su posterior eliminación, con o sin asistencia médica, y en cualquier
circunstancia social o legal. La Iglesia Católica se opone al aborto desde los
primeros siglos del cristianismo hasta nuestros días. Considera al ser humano
vivo desde el momento de la concepción.
 EUTANASIA: Es la acción u omisión que, para evitar sufrimientos a los pacientes
enfermos o terminales, acelera su muerte con consentimiento o sin él. La
postura de las iglesias cristianas en tanto, a nivel mundial, es mayoritariamente
contraria a la eutanasia y al suicidio asistido: es el caso de la Iglesia Católica
Romana y de las Iglesias evangélicas y pentecostales.
 MANIPULACIÓN GENÉTICA: Es modificar el caudal hereditario, de alguna
especie, con fines variables, desde la superación de enfermedades de origen
genético o con finalidad de conseguir un individuo con características no
existentes. La Iglesia Católica está a favor del hombre y no acepta que se
fabriquen hombres en serie para luego destruirlos cuando ya no interesen.

¿Qué aprendí?

LA VIDA humana debe ser respetada porque es sagrada.

¿Cómo lo aprendí?

Uno de los aspectos de esta tarea es la defensa y promoción de la vida humana desde
la concepción hasta la muerte natural

¿De qué me sirve?

Saber que la vida humana posee un carácter sagrado e intangible por ello es un deber
de todo hombre de buena voluntad el defender la vida, en especial la del niño por
nacer