Está en la página 1de 4

Mapa mental del Tema

Señales, sistemas y tratamiento de señales


Una señal se define como cualquier magnitud física que varía con el tiempo, el espacio o cualquier
otra variable o variables independientes. Matemáticamente, describimos una señal como una
función de una o más variables independientes. Por ejemplo, las funciones

s1(t) = 5t

s2(t) = 20t

2 (1.1.1)

describen dos señales, una que varía linealmente con la variable independiente t (tiempo) y una
segunda que varía cuadráticamente con t. Veamos otro ejemplo, considere la función

s(x,y) = 3x+2xy+10y2 (1.1.2)

Esta función describe una señal de dos variables independientes x e y que podrían representar las
dos coordenadas espaciales de un plano.

Las señales descritas por las Ecuaciones (1.1.1) y (1.1.2) pertenecen a una clase de señales que se
definen de forma precisa especificando la dependencia funcional de la variable independiente. Sin
embargo, existen casos en los que tal relación funcional es desconocida o extremadamente
compleja como para tener ninguna utilidad práctica.

Por ejemplo, una señal de voz (véase la Figura 1.1.1) no se puede describir funcionalmente mediante
expresiones como la Ecuación (1.1.1). En general, un segmento de voz se puede representar con un
alto grado de precisión como la suma de varias señales sinusoidales de diferentes amplitudes y
frecuencias, es decir, como

N ∑ i=1 Ai(t)sen[2πFi(t)t +θi(t)]

Elementos básicos de un sistema de tratamiento digital de señales

La mayor parte de las señales con las que se trabaja en los distintos campos de la ciencia y la
ingeniería son analógicas por naturaleza. Es decir, las señales son funciones de una variable
continua, como por ejemplo, el tiempo o el espacio, y normalmente toman valores en un rango
continuo. Tales señales pueden procesarse directamente mediante sistemas analógicos apropiados
(como filtros, analizadores de frecuencias o multiplicadores de frecuencia), con el fin de cambiar sus
características o de extraer la información deseada. En tal caso, podemos decir que la señal se ha
procesado de forma directa en su forma analógica, como se ilustra en la Figura 1.1.2. Tanto la señal
de entrada como la señal de salida son analógicas.

El tratamiento digital de señales proporciona un método alternativo de procesar una señal


analógica, como se ilustra en la Figura 1.1.3. Para poder realizar un tratamiento digital, es necesario
disponer de una interfaz entre la señal analógica y el procesador digital. Esta interfaz se denomina
convertidor analógico-digital (A/D). La salida del convertidor A/D es una señal digital que es
adecuada como entrada del procesador digital.
Ventajas del tratamiento digital de señales sobre el analógico

existen muchas razones por las que el tratamiento digital de señales analógicas es preferible
a procesar dichas señales analógicas directamente en el dominio analógico. En primer lugar,
un sistema digital programable proporciona la flexibilidad de reconfigurar las operaciones
del tratamiento digital de la señal simplemente modificando el programa. Sin embargo,
normalmente, la reconfiguración de un sistema analógico implica un rediseño del hardware
seguido de los procesos de realización de pruebas y de verificación que permiten
comprobar que todo funciona correctamente

Clasificación de las señales


Los métodos que utilicemos para procesar una señal o para analizar la respuesta de un
sistema dependerán enormemente de los atributos caraterísticos de la señal especificada.
Existen técnicas que sólo se aplican a familias específicas de señales. En consecuencia,
cualquier investigación que hagamos sobre el procesamiento de señales deberá comenzar
por la clasificación de las señales implicadas en la aplicación concreta.

Señales multicanal y multidimensionales


Como se ha explicado en la Sección 1.1, una señal se describe mediante una función de una
o más variables independientes. El valor de la función (es decir, de la variable dependiente)
puede ser una magnitud escalar real, una magnitud compleja o incluso un vector. Por
ejemplo, la señal
s1(t) = Asen3πt
es una señal real. Sin embargo, la señal
s2(t) = Ae j3πt = Acos3πt + jAsen3πt
es compleja.
Señales continuas y discretas en el dominio del tiempo
Las señales se pueden clasificar en cuatro categorías diferentes dependiendo de las
características de la variable independiente tiempo y de los valores que éstas tomen. Las
señales continuas en el tiempo o señales analógicas están definidas para cada instante de
tiempo y toman sus valores en el intervalo continuo (a,b), donde a puede ser −∞ y b puede
ser ∞. Matemáticamente, estas señales pueden describirse mediante funciones de una
variable continua.
Señales continuas y señales discretas
Los valores de una señal continua o discreta en el dominio del tiempo pueden ser continuos
o discretos. Si una señal toma todos los valores posibles en un rango finito o infinito, se dice
que es una señal continua. Alternativamente, si la señal toma valores dentro un conjunto
finito de posibles valores, se dice que la señal es discreta. Normalmente, estos valores son
equidistantes y, por tanto, pueden expresarse como un múltiplo entero de la distancia entre
dos valores sucesivos
Señales deterministas y señales aleatorias
El procesamiento y análisis matemático de señales requiere disponer de una descripción
matemática para la propia señal. Esta descripción matemática, a menudo denominada
modelo de señal, lleva a otra importante clasificación de las señales. Cualquier señal que se
pueda describir unívocamente mediante una expresión matemática explícita, una tabla de
datos o una regla bien definida se dice que es determinista. Este término se emplea para
destacar el hecho de que todos los valores pasados, presentes y futuros de la señal se
conocen de forma precisa, sin incertidumbre.

El marco de trabajo matemático para llevar a cabo el análisis teórico de las señales
aleatorias lo proporciona la teoría de la probabilidad y los procesos estocásticos. En la
Sección 12.1 se presentan algunos de los elementos básicos de este enfoque adaptados a
las necesidades del libro. Debemos insistir en que la clasificación de una señal real como
determinista o aleatoria no siempre es clara. En ocasiones, ambos enfoques llevan a
resultados significativos que ayudan a clarificar el comportamiento de la señal. En otros
casos, una clasificación errónea puede llevar a resultados erróneos, ya que algunas
herramientas matemáticas sólo pueden aplicarse a señales deterministas mientras que
otras sólo pueden aplicarse a señales aleatorias. Verá esto más claramente cuando
examinemos herramientas matemáticas específicas.

También podría gustarte