Está en la página 1de 3

La reacción del suelo se mide por la actividad de los iones hidrogeno, la cual se

expresa en términos de pH. El pH es el logaritmo negativo de la actividad de los


iones hidrogeno. El pH del suelo es uno de los parámetros más usados en el
análisis de los suelos por reflejar características fundamentales del suelo.
(Rodríguez- 2011).

La actividad que tienen en los suelos los otros doce o mas iones que intervienen
en la nutrición vegetal depende en gran medida de la del ión hidrogeno. La
cantidad de cal que necesitan los suelos depende del ajuste de la actividad de
los iones hidrogeno y de las actividades asociadas de los demás cationes
metálicos y de los aniones, aun cuando también incluya el ajuste de las
actividades de los iones calcio y algunas veces de las de los iones magnesio
como tales. (Jackson M.L. 1964)

CLASES DE ACIDEZ DEL SUELO


o Acidez activa o real: Expresa la actividad de los protones libres en la fase
liquida del suelo, por lo que es un valor muy próximo al pH al que esta
expuestas las raíces de las plantas en la rizósfera. Expresa una parte de
la acidez. (Porta-2010)

o Acidez intercambiable: Desde un punto de vista conceptual, expresa la


cantidad de capacidad de intercambio catiónico total que corresponde a
los H+ y, principalmente, de Al+3 fácilmente intercambiable que, al
hidrolizarse, genera protones. Se desplazan con una solución salina no
tamponada. (Porta-2010)

o Acidez residual: Expresa la acidez neutralizada con una solución salina


tamponada para alcanzar un valor determinado de pH, pero que puede ser
desplazada por una solución salina no tamponada. (Porta-2010)

o Acidez total: Incluye la acidez intercambiable y la acidez residual.

o Encalado: Constituye la practica de manejo mas común en suelos ácidos


para mejorar el crecimiento de las cultivos. (Porta-2010)

o pH: Se define como el logaritmo decimal negativo de la actividad de


protones en la fase liquida del suelo, de manera que, cuanto menor es el
valor del pH, mayor es la acidez o la actividad de los protones. (Porta-
2010).
METODOS PARA LA DETERMINACIONB DEL PH DEL SUELO

METODO COLORIMETRICO O DE LOS INDICADORES


Se basa en la propiedad de ciertos compuestos orgánicos, por lo general
ácidos o bases débiles,de cambiar de color cuando la concentración de iones H
+
(pH) aumenta o disminuye. Lasmezclas de tales indicadores proveen cambio de
color significativos sobre un amplio rango depH ( 3 a 8). Unas gotas de las
soluciones indicadoras se ponen en contacto con el suelo,usualmente en un
plato de porcelana blanca. Después de unos minutos, el color del indicadores
comparado con una carta de colores que indica el pH aproximado.En otra
variante, se impregnan cintas de papel poroso con los indicadores. Cuando se
pone encontacto con una mezcla de agua y suelo, el papel absorbe el agua y el
cambio de color indica elpH. Los métodos colorimétricos son aproximados
hasta cerca de 0.2 unidades de pH. Porta J. (2010)
METODO ELECTROMETRICO O POTENCIOMETRICO
El método más exacto para determinar el pH del suelo es con un
potenciómetro. En estemétodo se ponen en contacto dos electrodos, llamados
de vidrio o hidrogeno y el otroconocido como de calomel o de referencia, con la
mezcla suelo-agua que simula la solución del suelo. Porta J. (2010)

COMO MEDIR EL PH
1. Test de pH para suelo
Una manera bastante segura para medir el pH en el suelo es usar un test reactivo
como el Test Kit de HANNA HI-3895, compuesto de reactivos y tubos de ensayo
donde para hacer las mediciones. Para usar este método debemos obtener una
muestra del terreno que queremos analizar, diluir con agua y mezclar con polvos
para obtener asi una solución coloreada que debemos comparar con una escala
de color. Este test, además viene con reactivos para conocer el contenido de N-P-
K imprescindibles también para el buen desarrollo de los cultivos. Rodríguez H.
(2011)

2. Medidor de pH específico
En el mercado podemos encontrar diferentes modelos de medidores de pH
digitales con sondas específicas para hacer mediciones sobre el terreno, estos
equipos suelen tener un precio elevado pero dan una precisión exacta y aunque
existen en el mercado algunos modelos analógicos bastante económicos, estos no
son nada fiables Rodríguez H. (2011).

3. Disolución en Agua destilada


Para realizar esta medición vamos a extraer del suelo que queremos analizar una
muestra en varios puntos y a una profundidad de 15 0 20 cm. Para que la medición
sea lo más fiable posible podemos usar un colador para retirar las impurezas. A
continuación mezclamos con el doble de cantidad de agua destilada, removemos y
se deja reposar unos 10 minutos. A continuación con un medidor de pH para
líquidos o un test de gotas podemos analizar la solución resultante. Rodríguez H.
(2011)

4. Percolación
Este método es una aplicación del método anterior para hacer la medición en
macetas o grandes contenedores. Lo primero que haremos será regar
abundantemente con el agua que usamos habitualmente hasta que el agua salga
por los agujeros de drenaje. Esperaremos unas horas para hacer otro riego con
agua destilada, lento y por toda la superficie. Por último debemos recoger el agua
que salga por debajo de la maceta y hacer la medición de esta obteniendo una
medición aproximada. Rodríguez H. (2011)
BIBLIOGRAFÍA:
a. Jackson M.L. (1964) Análisis químico del suelo 2da edición
Ediciones Omega S.A. España 662 pg.
b. Porta J. (2010) Introducción a la edafología 2da edición
Ediciones Mundo Prensa España 535 pg
c. Rodríguez H. (2011) Métodos de análisis de suelos y
plantas: criterios de interpretación 2da edición Editorial
Trillas México 239 pg
d. Zavaleta A. (1992) Edafología, El suelo en relación con la
Producción 1ra edición CONCYTEC Perú 223pg