Está en la página 1de 5

PROCESO DE CRISTALIZACION DEL SAL

(Cloruro de sodio)

OBJETIVO:

Conocer la formación de cristales a través del proceso de fusión y sublimación


Conocer el proceso en donde los iones, átomos o moléculas que constituyen la red cristalina crean
enlaces hasta formar cristales

PROCEDIMIENTO:
Para cristalizar el cloruro de sodio o sal se deben disolver una media libra de sal en un litro de
agua, la misma que se deposita en un recipiente de mayor volumen. Se obtiene una solución
concentrada, se lo lleva a ebullición y se le evapora hasta alcanzar los cuatro quintos de litro de la
solución concentrada. A esta se la deja descansa para luego filtrarla.
A la solución filtrada se la coloca en recipientes de superficie amplia como charoles, bandejas,
platos, etc., hasta una altura de 1 a 1,5cm, a esta solución se la deja en completo reposo para que
se evapore lentamente a la temperatura ambiental, se debe poner en sitios que reúnan las
siguientes condiciones:
a.- Que haya incidencia de energía solar, a la falta de esto se utilizara lámparas o calefactores
eléctricos.
b.- Que no se produzcan movimientos o por el aire o por personas, debe mantenerse en quietitud.
Pasado unos tres o cuatro días se observa la formación de una costra solida que contiene a los
cristales de forma cubica, los mismos que se agrupan a veces formando pirámides huecas,
llamadas tolvas. Dichos cristales se los separa cuidadosamente para colocarlos sobre papel filtro o
papel higiénico.
De acuerdo a este

Procedimiento pueden reunirse unos cuarenta gramos de cristales y con arista de seis a tres
milímetros.
MATERIALES:

- Cloruro de sodio
- Agua
- Papel filtro
- Olla
- Bandeja

MARCO TEORICO:

La operación de cristalización es aquella por media de la cual se separa un componente de una


solución liquida transfiriéndolo a la fase sólida en forma de cristales que precipitan. Es una
operación necesaria para todo producto químico que se presenta comercialmente en forma de
polvos o cristales, ya sea el azúcar o sacarosa, la sal común o cloruro de sodio.
En la cadena de operaciones unitarias de los procesos de fabricación se ubica después de la
evaporación y antes de la operación de secado de los cristales y envasado.
Toda sal o compuesto químico disuelto en algún solvente en fase liquida puede ser precipitada por
cristalización bajo ciertas condiciones de concentración y temperatura que el ingeniero químico
debe establecer dependiendo de las características y propiedades de la solución, principalmente la
solubilidad o concentración de saturación, la viscosidad de la solución, etc.
Para poder ser transferido a la fase sólida, es decir, cristalizar, un soluto cualquiera debe eliminar
su calor latente o entalpía de fusión, por lo que el estado cristalino además de ser el más puro, es
el de menor nivel energético de los tres estados físicos de la materia, en el que las moléculas
permanecen inmóviles unas respecto a otras,

Formando estructuras en el espacio, con la misma geometría, sin importar la dimensión del cristal.

Tipo de cristales
Un cristal puede ser definido como un sólido compuesto de átomos arreglados en orden, en un
modelo de tipo repetitivo. La distancia interatómica en un cristal de cualquier material definido es
constante y es una característica del material. Debido a que el patrón o arreglo de los átomos es
repetido en todas direcciones, existen restricciones definidas en el tipo de simetría que el cristal
posee.
La forma geométrica de los cristales

es una de las características de cada sal pura o compuesto químico, por lo que la ciencia que
estudia los cristales en general, la cristalografía, los ha clasificado en siete sistemas universales de
cristalización:
Sistema Cúbico
Las sustancias que cristalizan bajo este sistema forman cristales de forma cúbica, los cuales se
pueden definir como cuerpos en el espacio que manifiestan tres ejes en ángulo recto, con
“segmentos”, “látices”, ó aristas” de igual magnitud, que forman seis caras o lados del cubo. A esta
familia pertenecen los cristales de oro, plata, diamante, cloruro de sodio, etc.
Sistema Tetragonal
Estos cristales forman cuerpos con tres ejes en el espacio en ángulo recto, con dos de sus
segmentos de igual magnitud, hexaedros con cuatro caras iguales, representados por los cristales
de oxido de estaño.
Sistema Ortorrómbico
Presentan tres ejes en ángulo recto pero ninguno de sus

Lados o segmentos son iguales, formando hexaedros con tres pares de caras iguales pero
diferentes entre par y par, representados por los cristales de azufre, nitrato de potasio, sulfato de
bario, etc.
Sistema Monoclínico
Presentan tres ejes en el espacio, pero sólo dos en ángulo recto, con ningún segmento igual, como
es el caso del bórax y de la sacarosa.
Sistema Triclínico
Presentan tres ejes en el espacio, ninguno en ángulo recto, con ningún segmento igual, formando
cristales ahusados como agujas, como es el caso de la cafeína.
Sistema Hexagonal
Presentan cuatro ejes en el espacio, tres de los cuales son coplanares en ángulo de 60°, formando
un hexágono bencénico y el cuarto en ángulo recto, como son los cristales de zinc, cuarzo,
magnesio, cadmio, etc.
Sistema Romboédrico
Presentan tres ejes de similar ángulo entre sí, pero ninguno es recto, y segmentos iguales, como
son los cristales de arsénico, bismuto y carbonato de calcio y mármol.
Importancia de la cristalización en la industria
En muchos casos, el producto que sale para la venta de una planta, tiene que estar bajo la forma
de cristales. Los cristales se han producido mediante diversos métodos de cristalización que van
desde los más sencillos que consisten en dejar reposar recipientes que se llenan originalmente con
soluciones calientes y concentradas, hasta procesos continuos rigurosamente controlados y otros
con muchos pasos o etapas diseñados para proporcionar un producto que tenga uniformidad en la
forma, tamaño de la partícula, contenido de humedad y pureza. Las demandas cada vez mas
crecientes de los clientes hacen que los cristalizadores sencillos por lotes se estén retirando del
uso, ya que las especificaciones de los productos son cada vez más rígidas.
La cristalización es importante como proceso industrial por los diferentes materiales que son y
pueden ser comercializados en forma de cristales. Su empleo tan difundido se debe
probablemente a la gran pureza y la forma atractiva del producto químico sólido, que se puede
obtener a partir de soluciones relativamente impuras en un solo paso de procesamiento. En
términos de los requerimientos de energía, la cristalización requiere mucho menos para la
separación que lo que requiere la destilación y otros métodos de purificación utilizados
comúnmente. Además se puede realizar a temperaturas relativamente bajas y a una escala que
varía desde unos cuantos gramos hasta miles de toneladas diarias. La cristalización se puede
realizar a partir de un vapor, una fusión o una solución. La mayor parte de las aplicaciones
industriales de la operación incluyen la cristalización a partir de soluciones. Sin embargo, la
solidificación cristalina de los metales es básicamente un proceso de cristalización y se ha
desarrollado gran cantidad de teoría en relación con la cristalización de los metales.
La cristalización

Consiste en la formación de partículas sólidas en el seno de una fase homogénea.


Las partículas se pueden formar en una fase gaseosa como en el caso de la nueve, mediante
solidificación a partir de un líquido como en la congelación de agua para formar hielo o en la
manufactura de mono cristales, o bien por cristalización de soluciones líquidas.
Se puede decir que la cristalización es un arte, dando a entender que la realidad técnica es
sobrepasada en ocasiones por todos los factores empíricos que están involucrados en la
operación.
Estos sistemas geométricos son constantes para los cristales del mismo compuesto químico,
independientemente de su tamaño. Los cristales son la forma más pura de la materia, su bien
sucede que precipitan simultáneamente cristales de varias sustancias formando soluciones sólidas
de varios colores como son los minerales como el mármol veteado, el jade, ónix, turquesas, etc.,
en los cuales cada color es de cristales de una sal diferente. Sin embargo cuando cristaliza
solamente un solo compuesto químico, los cristales son 100% puros.
Además de su forma geométrica, los cristales son caracterizados por su densidad, su índice de
refracción, color y dureza.

CONCLUSIONES

- En el trascurso de los primeros días se podía notar que al secarse pequeños cristales se acoplan a
otros.
- Al transcurso de 4 días se noto la formación de los cristales en una ligera capa.
BIBLIOGRAFIA:

- Química de Morris Hein


- http://bibliotecadigital.ilce.edu.mx
- http://es.wikipedia.org