Está en la página 1de 3

La película Detrás de la pizarra

La película Detrás de la pizarra trata de una joven que está en busca de


trabajo como docente, por lo que lleva su curriculum al director de las
escuelas de esa localidad, y este, a pesar de conocer su inexperiencia
por ser recién graduada, le asigna un lugar para dar clases y comenzar
a ejercer su profesión. Sin embargo dicho lugar no era lo que Stacy Bess
soñaba o esperaba; es un albergue en el cual hay un cuarto en muy
malas condiciones que es usado como salón de clases para los niños de
ese refugio. Aquellos niños con mala educación, malos hábitos,
rebeldes y desobedientes, sumados a las condiciones precarias de
dicho lugar hicieron los primeros días de Stacy frustrantes,
desesperantes y la hacían sentir decepcionada. Además los padres de
esos niños eran también personas que no daban buenos ejemplos a sus
hijos, ya que algunos eran borrachos, otros drogadictos y de mal
comportamiento, lo que tampoco contribuía a la formación de sus
hijos, haciendo esto el trabajo de la docente mucho más duro y difícil.

Sin embargo, con los días Satcy, gracias al amor que siente por lo que
hace, poco a poco se fue ganando el cariño de aquellos niños y la
confianza de ellos y sus padres, y en vista de las malas condiciones y
necesidades de ese lugar, para lo que no encontraba respuestas de las
autoridades escolares, decide utilizar sus propios recursos para
mejorar su lugar de trabajo y brindarles a esos niños una mejor
educación; por lo que arregló el salón pintándolo, usando nuevos
muebles, colocando un pizarrón y adornando el lugar con afiches
coloridos que llamaran la atención de los alumnos. Además de eso, ella
les lleva a cada uno de ellos desayuno, ya que llegaban a la escuela sin
desayunar y por lo tanto no ponían la debida atención a sus clases;
también se encargo de arreglarlos a ellos para que mejoraran su
aspecto físico y mientras tanto nunca desistió de seguir buscando el
apoyo de las autoridades escolares que les proporcionarían la ayuda
que ellos necesitaban, pupitres, libros y otros elementos necesarios
para impartir sus clases adecuadamente, hasta que lo logró y encontró
a la persona que, luego de haber escuchado la historia de cada niño y
de saber las condiciones de aquel lugar, se conmovió y decidió
ayudarles, proporcionándoles libros, butacas, materiales, un piano y
muchas otras cosas que les faltaban para que ese espacio quedara
convertido en una verdadera aula de clases.

Posteriormente, la maestra realizó por primera vez una junta de


padres para incorporarlos a ellos al proceso de enseñanza de sus hijos,
y debido a la actitud de ella que no le importaba trabajar hasta días
extras de la semana con tal de que los niños estuvieran bien, los padres
decidieron ayudarla y cambiar también su modo de vida por el bien de
sus hijos.
Finalmente, debido a su embarazo Stacy tuvo que ausentarse de la
escuela por un tiempo pero todos en ese lugar, aunque tristes, estaban
agradecidos con ella por no haber desistido de su trabajo allí
y por haber marcado la diferencia de no solo llegar a dar clases sino de
interesarse por los niños, sus padres y por la comunidad en general.
¿QUÉ ENSEÑANZA ME DEJA ESTA PELÍCULA?

Detrás de la pizarra me enseña que no solo es llegar al aula a impartir


una clase, sino que nuestro trabajo como docentes va mucho más allá
de eso, debemos interesarnos por el entorno que nos rodea, tanto en la
escuela como en la comunidad, para darnos cuenta de dónde vienen
los niños y qué problemas quizá tiene en sus hogares que no los dejan
progresar académicamente para así brindarles apoyo y que estos
puedan salir adelante a pesar de las adversidades que puedan
presentárseles en la vida.
Aprendí además que la actitud y disposición de enseñar del docente
es fundamental, debemos hacerlo con amor, siendo flexibles con los
niños, demostrándoles que pueden confiar en nosotros porque somos
más que sus maestros. Esta película me enseñó también que no
siempre encontramos el lugar ideal para trabajar pero depende de
nosotros mejorar ese espacio; que lo mas importante en este proceso es
la motivación y el entusiasmo con que hagamos las cosas para que
nuestro trabajo no se vuelva tedioso y para que a los estudiantes
también les guste lo que hacen en clases. Además, que es importante la
enseñanza de valores en el aula, y que el integrar a la familia y la
comunidad en el proceso de enseñanza y aprendizaje es fundamental
para que los niños avancen, pero sobre todas las cosas me enseñó que...