Está en la página 1de 8

UNIVERSIDAD ABIERTA PARA ADULTOS

UAPA

Escuela de Psicología
Asignatura:
Sexualidad humana
TEMA: I
FACILITADORA:
ILUSION GRACIA
PARTICIPANTE:
MATRICULA:
SANTIAGO REPUBLICA DOMINICANA
FECHA: 24/03 /2018

Introducción
En lo adelante hablaremos de la sexualidad humana, su historia y algunos
tabúes que se desarrollaban en aquella época, también veremos las
consideraciones de la religión, y cuales religiones en la actualidad, permiten
que el hombre tenga más de una esposa, y que si la esposa comete adulterio
la apedrean y hasta la matan.
Lectura del libro de texto, de los autores: Shibley Janet y Delamater Hyde John
D. (2006). Sexualidad Humana. Mexico: Mc Graw Hill.
1. Elaboración de un resumen que contenga
a. Conceptos, historia, religión y ciencia de la sexualidad.
Sexualidad: Es una cualidad única del ser humano.
La podemos definir como el conjunto de las condiciones anatómicas,
fisiológicas y psicológicas que caracterizan cada a cada sexo.
Dicho término también hace referencia al apetito sexual (como una propensión
al placer carnal) y al conjunto de los fenómenos emocionales y conductuales
vinculados al sexo.
Historia:
La sexualidad varía de una cultura a otra y en el contexto socio-histórico en que
se desarrolle. Durante la prehistoria existieron dos etapas: la monogamia
natural y la monogamia que tenía como finalidad asegurar el patrimonio familiar
La sexualidad ha ido evolucionando junto con la mentalidad del ser humano.
En la Prehistoria era una simple satisfacción del impulso reproductivo. Es
probable que la preocupación por la sexualidad no contara demasiado en las
primeras comunidades cavernarias debido a la vida totalmente insegura de los
primeros hombres. La persecución de la caza y la búsqueda de frutos
obligaban a un constante cambio de refugios.
La sexualidad pasa a ocupar un lugar importante en la civilización con el
descubrimiento de la agricultura, pues permitió a las tribus establecerse por
períodos prolongados en territorios fijos, con lo que hombres y mujeres
pudieron por fin conocer el placer de reproducirse. En ese momento, la
humanidad identifica a la mujer (da vida) con la tierra (da frutos). Así nace un
culto a la sexualidad femenina que sólo relegarían, las religiones judaica,
cristiana e islámica.
En las culturas helénica y latina el acto sexual llegó a ser una manifestación
religiosa. Las orgías dedicadas a Dionisio o Baco, divinidad masculina de la
sexualidad, fueron al principio verdaderos rituales del amor. En ellos se ofrecía
a los dioses un presente para propiciar sus favores, en forma de fertilidad
femenina y terrestre. Con el correr del tiempo esta creencia perdió su base
religiosa y se transformó en exceso hedonista. Es especialmente famoso el
caso de las orgías romanas, que llegaron a dimensiones monstruosas durante
ciertos períodos de su historia imperial.
Una costumbre de aquellos tiempos, fue la prostitución sagrada. Con la que las
mujeres atraían favores de las diosas protectoras de su pueblo. La mujer debía
ofrecer su virginidad y fertilidad a la diosa Venus o a algún de sus equivalentes,
a través de la unión con un sacerdote o un extranjero; el forastero, en este
caso, debía pagar a su vez con una ofrenda en especie o en metálico para
costear los cuidados del templo de la diosa. Esa costumbre ritual degeneró en
la simple venta del cuerpo femenino. Era natural que estos excesos ocurran en
pueblos dominados por las concepciones helénicas y latinas, cuando las
guerras o el desgaste de la sociedad alteraban las costumbres y causaban una
profunda ansiedad por disfrutar placeres. Entre los múltiples descubrimientos e
invenciones de estas culturas no podía faltar la educación sexual.
Griegos y latinos conocían la importancia de desarrollar una sexualidad plena;
buscaban, por lo tanto, cumplir el ideal de la vida sexual. Educaban a sus niños
en el conocimiento de las funciones sexuales. Procuraban exaltar el erotismo.
Las consideraciones grecolatinas sobre la sexualidad permitían, asimismo,
conductas que otras culturas condenarían y perseguirían como por ejemplo, la
noción de hombría que se manejaba en la época grecolatina no excluía las
conductas homosexuales que no constituían gran menoscabo para la virilidad.
Las historias cuentan ejemplos de homosexualismo desde los dioses
mitológicos, como Zeus, hasta los grandes guerreros, como Alejandro Magno.
En la sociedad helénica estas conductas recibían poca censura. Nadie
pensaba tampoco que la virilidad de estos personajes disminuyera por sus
prácticas, siempre y cuando no afectaran su desempeño en las continuas
guerras. La cultura romana no cambió esta visión pues muchos romanos la
adoptaron gozosamente para excitar sus rutinarios placeres. Pero la
introducción de la moral estoica, en plena época del Imperio, condujo a varios
pensadores y gobernantes a condenar las conductas homosexuales. Las
imágenes de desenfreno y perversión sexual con que se identifica a griegos y
romanos sin embargo, resultan exageradas.
Religión: en el antiguo testamento se señalan las normas que regulaban la
conducta sexual de la época, en el judaísmo, el matrimonio tenía por finalidad
la descendencia, y la esposa hebrea tenia a lo que ellos le llamaban el
privilegio de compartir los favores del esposo con otras esposas segundarias,
pero si ellas eran infiel, eran apedreadas, lo que aún se mantiene en la religión
musulmana, donde el hombre puede tener más de una esposa.
La religión judía fue de las primeras en reprimir la sexualidad, particularmente
la de las mujeres que eran consideradas simples objetos sexuales. En el
Antiguo Testamento, la función de la mujer era procrear, perpetuar, y servir a
los hijos. El cristianismo cambió esta visión pero al pasar a ser religión oficial
del imperio romano se convirtió en una fuerza política y represiva. El
cristianismo designó la sexualidad como algo impuro. El islamismo reprimió aún
más ferozmente a las mujeres, y continúa esa injusta práctica hasta nuestros
días. Lo prueban los velos y pesados rodajes que les obligan a llevar en los
países donde es la religión oficial. En el Oriente, la sociedad buscaba el
conocimiento y el desarrollo de las funciones sexuales. En la India son famosos
los libros sagrados del erotismo hindú, como el Kama Sutra, que enseñan las
maneras de convertir el goce de la sexualidad en una experiencia casi mística.
Esto no quiere decir que en estas culturas el desarrollo de la sexualidad
triunfara. Las conveniencias políticas y las concepciones machistas mantenían
gran número de costumbres atroces y represivas contra las mujeres y las
clases más humildes. Entre los peores aspectos de sus ideas sexuales, por
ejemplo, se encuentra la costumbre del suti. Por ella, la viuda de un hombre
debe incinerarse viva en la pira funeraria de su esposo. Esta práctica,
afortunadamente, fue virtualmente erradicada por los cambios sociales que ese
país experimentó en este siglo. En Occidente, la represión político-religiosa de
la sexualidad y sus manifestaciones se mantuvo hasta bien entrado el siglo XX.
Sin embargo, entre el siglo XVIII y el actual se dieron diferentes cambios en la
mentalidad social. Algunos fueron espectaculares y otros poco perceptibles.
Pero todos marcaron el camino hacia la revolución sexual, que ocurrió en la
década de 1960 y desembocó en las actuales concepciones sobre este tema.
Ciencia: La sexología, como ciencia y como profesión, implica, desdelo
multidisciplinar y/o lo interdisciplinar, a un gran número de disciplinas y
especialidades médicas y humanísticas, abarcando así todos los aspectos de
la sexualidad.
Ciencia de la sexualidad.
Es el conjunto de las condiciones anatómicas, fisiológicas y psicológicas que
caracterizan a cada sexo. El término también hace referencia al apetito sexual
(como una propensión al placer carnal) y al conjunto de los fenómenos
emocionales y conductuales vinculados al sexo
El micros copista holandés Anton van Leeuwenhoek (1632-1723) y su alumno
John Ham habían descubierto espermatozoides que nadaban en el semen
humano. Oskar Hertwig (1849-1922) fue el primero en observar la fertilización
del espermatozoide en un óvulo de erizo de mar, aunque en los humanos el
óvulo no se observó directamente hasta el siglo veinte. Uno de los principales
avances en la comprensión científico de los aspectos psicológicos de la
sexualidad humana provino del trabajo del médico vienés Sigmund Freud
(1856-1939), fundador de la psiquiatría y del psicoanálisis
Es importante reconocer el contexto cultural en el que Freud y los demás
primeros investigadores diseñaron sus investigaciones y escritos. Comenzaron
su trabajo en la época victoriana, al final del siglo diecinueve, tanto en Estados
Unidos como en Europa. Las normas sobre la sexualidad eran
extraordinariamente rígidas y opresivas. El historiador Peter Gay cataloga a
este aspecto represivo de las normas culturales victorianas como un mundo
engañoso e hipócrita en el que los maridos de clase media aplacaban su lujuria
teniendo amantes, frecuentemente prostitutas, o abusando de los niños,
mientras que sus esposas, tímidas,
diligentes y obedientes, estaban anestesiadas en sentido sexual y vertían toda
su capacidad de amar en sus deberes hogareños y en crianza de sus hijos
Además, las bases de una comprensión de los aspectos biológicos de la
sexualidad se habían establecido antes a través de la investigación de médicos
y biólogos.
2. Realización de un análisis crítico acerca de:
b. Perspectiva transculturales sobre la sexualidad y diga la influencia e
importancia de conocer acerca de este tema para la sexualidad.
El etnocentrismo tendencia a considerar al propio grupo étnico y cultural como
superiores a los demás y a considerar que sus costumbres y modo de vida son
la norma por la que se debería juzgar a las otras culturas
La Cultura se refiere a las ideas y valores tradicionales (es decir, transmitidos
de generación en generación) que se comunican a los miembros del grupo a
través de símbolos (como el lenguaje).
Los Tabúes sobre el incesto: Son casi universales, el sexo se regula en
cuanto el coito entre familiares consanguíneos está prohibido. La mayoría de
las sociedades también condenas las relaciones sexuales forzadas, como la
violación.
Masturbación: Las actitudes hacia la masturbación o auto estimulación de los
propios genitales, varían ampliamente entre las culturas. Algunas sociedades
toleran o incluso alientan la masturbación durante la niñez y adolescencia,
mientras que otras condenan la práctica a cualquier edad.
Sexo premarital y extramarital
Las sociedades difieren considerablemente en cuanto a sus reglas
relacionadas con el sexo premarital. Según un estudio, 90 por ciento de las
sociedades de las islas del Pacífico permiten el sexo premarital, al igual que
el88 por ciento de las sociedades africanas y el 82 por ciento de las sociedades
eurasiáticas; sin embargo 73 por ciento de las sociedades alrededor del
Mediterráneo prohíben el sexo prematrimonial. El sexo extramatrimonial se
coloca en segundo lugar únicamente por debajo o del incesto como el tipo de
contacto sexual prohibido de manera más estricta.
Estándares de atractivo: En todas las sociedades humanas las
características físicas son importantes para determinar a quién se elige como
pareja sexual. No obstante, aquello que se considera atractivo varía
considerablemente. Por ejemplo, la región corporal en la que se juzga el
atractivo varía de una cultura a otra. Para algunos pueblos, la forma y color de
los ojos son especialmente significativos. Para otros, la forma de las orejas es
lo más importante. Algunas sociedades van directamente al corazón del asunto
y juzgan el atractivo por la apariencia de los genitales externos.
Porque es importante la sexualidad?
La educación permite un espacio de realizaciones trascendentes,
indiscutiblemente importante para el logro de objetivos en todas las áreas.
Según la OMS la Salud Sexual y Reproductiva es la integración de todos los
aspectos somáticos, emocionales, intelectuales y sociales del ser humano
sexual, en formas que sean enriquecedoras y que realcen la personalidad, la
comunicación y el amor.
La importancia de la sexualidad ha trascendido las fronteras de la biología y la
salud humana, para convertirse en realidad en un verdadero objeto de estudio
de distintas disciplinas científicas. Desde un punto de vista del análisis teórico,
podría definirse a la sexualidad como la sumatoria de los distintos factores
(anatómicos y fisiológicos en la mayoría de las especies, con la incorporación
de variables psicológicas, sociales y afectivas en los seres humanos) que dan
conformación al sexo de cada individuo.
c. Perspectiva trans-especie acerca de la sexualidad.
Los seres humanos son sólo una de las muchas especies animales y todas
ellas presentan conducta sexual. Colocar la propia conducta sexual en una
perspectiva evolutiva es útil para explorar las semejanzas y diferencias entre
nuestra propia sexualidad y aquella de las demás especies.
La sexualidad es un tema que despertó el interés de hombres y mujeres desde
los tiempos primitivos hasta nuestros días. Todos los individuos tienen
sentimientos, actitudes y convicciones en materia sexual, pero cada persona
experimenta la sexualidad de distinta forma, porque viene manifiesta por una
perspectiva sumamente individualizada. Dicha perspectiva proviene tanto de
experiencias personales y privadas como de causas públicas y sociales. Es en
ese sentido que no se puede comprender la sexualidad humana sin reconocer
de antemano su carácter pluridimensional.

Conclusión
La educación permite un espacio de realizaciones trascendentes,
indiscutiblemente importante para el logro de objetivos en todas las áreas.
La sexualidad humana es muy importante, y ha traspasado muchas fronteras,
tanto las biológicas como las de la salud humana, la cual se ha convertido en
objeto de estudios de distintas disciplinas, en la actualidad la sexualidad, ha ido
perdiendo aquellos tabúes que antes la frenaban, hoy día la gente trata de
disfrutarla más.