Está en la página 1de 5

Introducción

El Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) concibe a la


vulnerabilidad como un fenómeno de desajustes sociales que ha crecido y se ha arraigado en
nuestras sociedades.
La vulnerabilidad coloca a quien la padece en una situación de desventaja en el
ejercicio pleno de sus derechos y libertades. Fracciona y, por lo tanto, anula el conjunto de
derechos y libertades fundamentales, de tal suerte que las personas, grupos y comunidades
vulnerables tienen estos derechos únicamente a nivel formal, ya que en los hechos no se dan
las condiciones necesarias para su ejercicio.
La vulnerabilidad viola los derechos de los miembros más débiles de la sociedad y
los margina, razón por la cual el Estado tiene la responsabilidad de reconocer, proteger y
hacer efectivos los derechos de quienes se encuentran en eta condición
Quienes son vulnerables frecuentemente desconocen cuáles son sus derechos, ignoran
los medios para hacerlos valer y carecen de los recursos necesarios para acudir ante los
sistemas de justicia.
Los derechos humanos más afectados por causa de la vulnerabilidad son el derecho a
la vida y los derechos económicos, sociales y culturales, específicamente el derecho a la
igualdad de oportunidades y el derecho al desarrollo.
Con base en lo anterior, se puede afirmar que la vulnerabilidad atenta contra la
indivisibilidad de los derechos humanos, dado que éstos deben ser entendidos en forma
integral; la ausencia de determinados derechos anula sistemáticamente a los demás, por lo
tanto, la vulnerabilidad afecta la dignidad y los derechos fundamentales de personas, grupos
y comunidades.
Por medio de este trabajo se demuestra el gran paso que ha dado Venezuela para
garantizar a todos sus habitantes un mundo de justicia social, igualdad y hermandad por
medio del socialismo.

“Igualdad y libertad: raíces del socialismo que estamos planteando al mundo”.


Hugo Chávez Frías
Conclusión
El concepto de vulnerabilidad se aplica a aquellos sectores o grupos de la población
que por su condición de edad, sexo, estado civil y origen étnico se encuentran en condición
de riesgo que les impide incorporarse al desarrollo y acceder a mejores condiciones de
bienestar
La vulnerabilidad, hace referencia al carácter de las estructuras e instituciones
económico-sociales y al impacto que éstas provocan en comunidades, familias y personas en
distintas dimensiones de la vida social. La vulnerabilidad es una instancia intermedia, cuya
acumulación puede conducir a la exclusión, en donde se generan situaciones de precariedad,
fragilidad y debilidad que impiden a un individuo o grupo particular lograr la satisfacción
plena o parcial de una necesidad o al acceso a un bien social. Así el desempleo y el bajo nivel
de educación, favorecen la creación del círculo vicioso de la pobreza, que termina en la
exclusión .El uso del concepto de vulnerabilidad parece ser relevante, para entender el
impacto psico-social que ha producido en los habitantes de América Latina el nuevo patrón
de desarrollo.
Se consideran como grupos vulnerables:  Niños, niñas y adultos
mayores Personas con discapacidades  Personas con enfermedades mentales  Pueblos
indígenas Personas en estado de pobreza extrema  Personas con
VIH/SIDA  Trabajadores migrantes Personas detenidas o privadas de libertad, pueblos
afro venezolanos.
La vulnerabilidad es la condición de una mayor indefensión en la que se puede
encontrar una persona, un grupo o una comunidad. Es un fenómeno social que afectan al ser
humano, al hombre en su desarrollo personal, psíquico, profesional y social.
En Venezuela por décadas estos grupos fueron maltratados Así, la vulnerabilidad se
manifestó, en los años noventa, en las distintas dimensiones de la vida social: en el trabajo,
en el capital humano, en el capital físico del sector informal, y en las relaciones sociales
La Constitución de 1961 fue redactada, discutida y aprobada, básicamente, por los
representantes de los partidos políticos del Pacto de Punto Fijo en el extinto Congreso
Nacional. Fue una Constitución fabricada a la medida de los intereses de los grupos
económicos de poder (nacionales y transnacionales) y de las cúpulas de los partidos
dominantes de la época, AD y Copei.
El pueblo venezolano no tuvo oportunidad de participar directamente en su
elaboración. En ella se definió al sistema de gobierno como democracia representativa,
reduciendo el ejercicio de la soberanía sólo al voto y limitando la participación al clientelismo
en los partidos políticos.
En ninguno de sus artículos se establecía como fin esencial del Estado la defensa y el
desarrollo del ser humano y el respeto a su dignidad; aun cuando enunciaba un conjunto de
derechos fundamentales estos no fueron respetados. Inmediatamente después de haber sido
aprobada, el gobierno de la época suspendió las garantías constitucionales; convirtiéndose en
una práctica que caracterizó a los gobiernos cuarto republicanos.
En cuanto a los derechos sociales, fue excluyente aunque el texto garantizaba el
derecho a la educación y la salud, se condicionó su ejercicio y con ello se abrió la puerta para
que la corriente neoliberal consolidara la privatización de buena parte de tales servicios;
haciendo aún más precaria la vida del pueblo venezolano.
Los pueblos indígenas y sus lenguas no fueron reconocidos, y en su articulado no se
consideró jamás a las amas de casa, los niños, niñas y adolescentes, las personas con
discapacidad y otros grupos minoritarios.
Es así como en los últimos años de la democracia puntofijista, especialmente luego
de 1989, nunca fue escuchado el clamor popular que exigía cambios profundos en la forma
de conducir el Estado y la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente para
elaborar una Constitución que permitiera iniciarlos.
Los cambios que el pueblo exigía pudieron materializarse gracias al triunfo del Presidente
Hugo Chávez Frías en las elecciones de 1998.
La refundación de la patria es el resultado del proceso histórico de insurgencia
popular, que se produce como respuesta a la crisis del modelo cuarto republicano de
democracia representativa, que con sus vicios, corruptelas y desviaciones de todo tipo,
pretendió mantenerse en el poder a pesar del reclamo de participación que el pueblo venía
realizando.
La convocatoria a una Asamblea Constituyente, que realizó el Presidente Chávez
cuando tomaba posesión del cargo en 1999, abrió las puertas a ese proceso de participación
popular y marcó el inicio de la transformación del Estado, así como el cambio en la relación
entre el pueblo y las autoridades electas y designadas.
La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela pone el énfasis
fundamentalmente en el desarrollo integral de la persona y el respeto a su dignidad como
primer fin del Estado.
Partiendo de esta premisa, desarrolla en su articulado el marco jurídico y
programático para la construcción de una democracia participativa y protagónica, en la cual
los ciudadanos y ciudadanas, mediante múltiples formas y mecanismos de participación en
todos los ámbitos de la vida construyen cotidianamente las relaciones del nuevo Estado;
asumiendo con ello el principio de corresponsabilidad en la gestión de gobierno.
En Venezuela se esta construyendo el Socialismo Bolivariano y este se
concreta restituyendo el Poder Popular a través de la participación colectiva del pueblo
venezolano con el autogobierno y la corresponsabilidad.
La Constitución de 1999 establece las bases para la inclusión de toda la población en
los sistemas educativo, de salud y de seguridad social, garantizando su gratuidad.
Aquí se establecen avances extraordinarios como: el reconocimiento del valor
económico del trabajo de las amas de casa, la caracterización de la seguridad social como un
servicio público no lucrativo y la garantía del derecho a la salud como parte del derecho a la
vida y obligación indeclinable del Estado.
Los niños, las niñas y adolescentes se convierten en sujetos de derecho, abandonando
el paradigma de la tutela que los convertía en objetos. (Art 79)
A nuestros adultos y adultas mayores se les reconoce el esfuerzo de una vida de
trabajo y se les garantiza que sus pensiones y jubilaciones sean dignas y nunca inferiores al
salario mínimo. (Art 80)
Los pueblos originarios se ven al fin como parte de la identidad cultural y política de
la nación y son incorporados al desarrollo nacional, respetando su cosmovisión y costumbres.
Tienen una mayor inclusión social y reconocimiento de la Diversidad Cultural y se valoran
las raíces indígenas, europeas y afro descendientes de los valores culturales étnicos
aborígenes, africanos y europeos (Art.100).
Se reconocen las garantías sociales en seguridad, alimentación, derechos laborales
de los trabajadores y trabajadoras (reducción de la jornada laboral e incorporación de los
trabajadores por cuenta propia a la seguridad social), Incorporación de los trabajadores por
cuenta propia a la seguridad social (taxistas, amas de casa, trabajadores domésticos,
economía informal, comerciantes, artesanos, entre otros).
Se crea un Fondo de estabilidad social para trabajadores y trabajadoras por cuenta
propia, con el fin de garantizar los derechos laborales fundamentales como jubilaciones,
pensiones, vacaciones, reposos, entre otros (Art.87).
Se prohíben discriminaciones fundadas en la orientación sexual, la orientación
política o por causas de salud (Art. 21).
Se democratiza aún más el derecho a la educación en igualdad de condiciones y
oportunidades; al establecer el respeto a las aptitudes, vocación y aspiraciones de las personas
y al eliminar todo tipo de limitaciones para el ejercicio de este derecho (Art. 103).
No serán objeto de privatización los centros penitenciarios (Art. 272).
Se proclama la salud como parte del derecho a la vida, un derecho social fundamental
y, por tanto, obligación del Estado, el cual debe promover y desarrollar “políticas orientadas
a elevar la calidad de vida, el bienestar colectivo y el acceso a los servicios”. (Art. 83). Exige
la creación de un Sistema Público Nacional de Salud intersectorial, descentralizado y
participativo; gratuito, universal, integral, equitativo y solidario, cuya rectoría sea ejercida
por el Ministerio de Salud y Desarrollo Social, sin dar cabida a la privatización en las
instalaciones destinadas a la salud. (Art.84)
Se promueve las condiciones para el desarrollo rural integral, con el propósito de
generar empleo y garantizar a la población campesina un nivel adecuado de bienestar, así
como su incorporación al desarrollo nacional. Igualmente, fomentará la actividad agrícola y
el uso óptimo de la tierra, mediante la dotación de obras de infraestructura, insumos, créditos,
servicios de capacitación y asistencia técnica. (Art.306)
Toda persona con discapacidad o necesidades especiales tiene derecho al ejercicio
pleno y autónomo de sus capacidades y a su integración familiar y comunitaria. El Estado,
con la participación solidaria de las familias y la sociedad, le garantizara el respeto a su
dignidad humana, la equiparación de oportunidades, condiciones laborales satisfactorias y
promoverá su formación, capacitación y acceso al empleo acorde con sus condiciones, de
conformidad con la Ley, Se les reconoce a las personas sordas o mudas el derecho a
expresarse y comunicarse a través de la lengua de señas venezolana”. (Art 81).
Con todos estos derechos otorgados al pueblo, se llega a la ampliación y
profundización de los valores y las libertades democráticas; la lucha por un mundo multipolar
y el establecimiento de los parámetros para construir una sociedad con equidad y con justicia
social para afianzar el espíritu socialista, anti neoliberal y antiimperialista.