Está en la página 1de 101

4º TRIBUNAL DE JUICIO ORAL EN LO PENAL DE SANTIAGO

SENTENCIADOS: Jhorman Navoyan Micolta.


Yesenia Ortiz Naboyan.
Maribel Vallejos Hidalgo.
Senovia Seña Quispe.
Rolando Vallejos Hidalgo.
Joaquín Rodrigo Mollo Mamani.
DELITOS : Asociación ilícita, tráfico y elaboración ilícita de drogas y tráfico de
precursores.
RUC : 1600462665-K
RIT : 625-2017

Santiago, quince de marzo de dos mil dieciocho.


VISTOS Y CONSIDERANDO:
PRIMERO: Intervinientes: Con fecha uno, dos, cinco, seis, siete, ocho y
nueve de marzo del presente año, ante este Tribunal de Juicio Oral en lo
Penal, integrado por los jueces señora Geni Morales Espinoza, señora Laura
Assef Monsalve y señora Celia Catalán Romero, se llevó a efecto audiencia de
juicio oral en los autos R.I.T N°625- 2017, seguido en contra de JHORMAN
NAVOYAN MICOLTA, natural de Colombia, nacido el 03 de junio de 1993, 24
años, cédula de identidad para extranjeros N°23.563.691-3, soltero, operador
de bomba de hormigón, sin apodos, domiciliado en calle Cruchaga Montt
N°760, Torre A, departamento 1115, comuna de Quinta Normal; de YESENIA
ORTIZ NABOYAN, natural de Colombia, nacida el 26 de noviembre de 1972,
45 años, cédula de identidad para extranjeros N°22.724.528-K, soltera,
vendedora de ropa por internet, sin apodos, domiciliada en calle Conferencia
N°530, casa 4, comuna de Santiago; de MARIBEL VALLEJOS HIDALGO, natural
de Bolivia, nacida el 05 de abril de 1995, 22 años, cédula de identidad
N°14.853.257-5, soltera, labores de casa, sin apodo, sin domicilio en territorio
nacional; de SENOVIA SEÑA QUISPE, natural de Bolivia, nacida el 19 de marzo
de 1993, 24 años, cédula de identidad para extranjeros N°24.935.323-K,
soltera, labores de casa, sin apodos, sin domicilio en territorio nacional; de
ROLANDO VALLEJOS HIDALGO natural de Bolivia, nacido el 01 de agosto de
1990, 27 años, cédula de identidad para extranjeros N°24.935.279-9, soltero,
chofer, sin apodo, sin domicilio en territorio nacional y de JOAQUIN
RODRIGO MOLLO MAMANI, natural de Bolivia, nacido el 17 de julio de 1995,
22 años, cédula de identidad N°14.853.243-5, soltero, chofer, sin apodo, sin
domicilio conocido en territorio nacional.
La acción penal fue sostenida por el Ministerio Público, representado
por los fiscales Viviana Montenegro Ulloa y Alfredo Cerri Grilli, mientras que

1
la defensa de los acusados Jhorman Navoyan Micolta y Yesenia Ortiz
Naboyan estuvo a cargo del defensor penal público Néstor Pérez Aguayo; la
de las acusadas Maribel Vallejos Hidalgo y Senovia Seña Quispe estuvo a
cargo del defensor penal privado Daniel Célis Silva y, la de los acusados
Rolando Vallejos Hidalgo y Joaquín Rodrigo Mollo Mamani estuvo a cargo del
defensor penal privado Roberto Kong Monsalve, todos con domicilio y forma
de notificación ya registrados en el tribunal.
SEGUNDO: Acusación: Las imputaciones del Ministerio Público en
contra del acusado tuvo por fundamento la siguiente relación de los hechos
que se contienen en el auto de cargos de juicio oral:
“Los imputados JHORMAN NAVOYAN MICOLTA, ROLANDO VALLEJOS
HIDALGO, JOAQUIN RODRIGO MOLLO MAMANI, YESENIA ORTIZ NABOYAN,
MARIBEL VALLEJOS HIDALGO y SENOVIA SEÑA QUISPE constituyen una
asociación ilícita dedicada a la internación de sustancias ilícitas al país desde
Bolivia, la cual trasladan hacia el centro de Santiago, con la finalidad de
almacenar, elaborar y cocinar sustancias ilícitas en un laboratorio clandestino
ubicado en calle Conferencia N°530, comuna de Santiago, con la finalidad de
posteriormente ser distribuidas dichas sustancias a microtraficantes para su
comercialización en diferentes sectores de Santiago.
El funcionamiento de esta asociación ilícita se encuentra constituida
por el imputado JHORMAN NAVOYAN MICOLTA de nacionalidad colombiana,
uno de los líderes de la organización, quien es el dueño del laboratorio
ubicado en calle Conferencia N°530, comuna de Santiago y coordina las
labores en su interior aportando diferentes elementos para su operatividad
entre los que encuentran los vehículos PPU CCWW.69 y NW.1634 utilizados
para el ingreso de droga; el imputado ROLANDO VALLEJOS HIDALGO de
nacionalidad boliviana es el otro líder de esta organización, su función
consiste en coordinar el ingreso de droga desde Bolivia, ingresarla al norte de
Chile y traerla hacia el laboratorio para su almacenamiento, dedicándose
además a proveer insumos para el funcionamiento del laboratorio; la
imputada YESENIA ORTIZ NABOYAN de nacionalidad colombiana, vive en el
laboratorio del lugar anteriormente indicado y colabora en el funcionamiento
del inmueble; el imputado JOAQUIN RODRIGO MOLLO MAMANI de
nacionalidad boliviana, es un brazo operativo de la organización que colabora
al imputado Rolando Vallejos Hidalgo en la internación de droga al país;
finalmente las imputadas MARIBEL VALLEJOS HIDALGO y SENOVIA SEÑA
QUISPE, ambas de nacionalidad boliviana, son las encargadas de transportar
cargamentos de drogas desde Bolivia hacia el centro de Santiago, previa
coordinación y custodia de los imputados Rolando Vallejos Hidalgo y Joaquín
Mollo Mamani.

2
Al efecto, el imputado ROLANDO VALLEJOS HIDALGO, utilizando el
vehículo inscrito a nombre del imputado JHORMAN NAVOYAN MICOLTA,
marca HYUNDAY ACCENT PPU CCWW.69-5, con la finalidad de adquirir droga
desde el norte del país para traerla al centro de Santiago, fue controlado por
funcionarios policiales y detenido el día 7 de mayo de 2016 portando un
arma de fuego y manteniendo dentro de los ductos de ventilación dos trozos
de bolsas de nylon negro, en forma rectangular, envueltas con bandas
elásticas color blanco, contenedores cada uno de ellos de US 10.000 dólares,
desglosados en billetes de US100 dólares. Adicionalmente en los habitáculos
accesorios del sistema de ventilación emplazados en el motor del vehículo,
bajo el filtro de aire color amarillo fue hallado una bolsa de nylon, color
blanco, en forma rectangular, envuelto con bandas elásticas contenedor de
US30.000 dólares, desglosados en billetes de US100 dólares, dineros
destinados a adquirir sustancias ilícitas para su internación al país.
Según escuchas telefónicas de teléfonos interceptados en esta causa,
se logró determinar que el día 5 de junio de 2016 llegaría el imputado
ROLANDO VALLEJOS HIDALGO con un cargamento de droga al centro de
Santiago y que se trasladaría en el vehículo marca NISSAN V16, PPU
NW.1634-2, inscrito a nombre del imputado JHORMAN NAVOYAN MICOLTA.
En estas circunstancias, el imputado ROLANDO VALLEJOS HIDALGO es
detenido en dicho vehículo el día 4 de junio de 2016, a las 21:15 horas
aproximadamente, en el peaje Totoral, ubicado en el kilómetro 732, de la
ruta 5 norte, en la comuna de Copiapó, junto al imputado JOAQUÍN RODRIGO
MOLLO MAMANI quien conducía dicho vehículo, escoltando un cargamento
de 18 kilos, 580 gramos de pasta base de cocaína, que transportaban en el
bus de la empresa CONDOR BUS PPU HRKK.78, con dirección a Santiago,
siendo detenidas la imputada MARIBEL VALLEJOS HIDALGO, quien utilizaba el
asiento 23, y la imputada SENOVIA SEÑA QUISPE, quien utilizaba el asiento
41, manteniendo como equipaje la imputada VALLEJOS HIDALGO, una maleta
morada marca Vivaldi con la numeración 2674639 en la cual mantenía tres
paquetes rectangulares envueltos en cinta adhesiva color café, contenedores
de 9 kilos 300 gramos de pasta base de cocaína, y la imputada SEÑA QUISPE,
una maleta negra de la misma marca, con la numeración 2674640, en la cual
mantenía tres paquetes rectangulares envueltos en cinta adhesiva color café,
contenedores de 9 kilos 280 gramos de pasta base de cocaína. Paralelamente
se incautó en poder de los imputados ROLANDO VALLEJOS HIDALGO y
JOAQUÍN RODRIGO MOLLO MAMANI $281 pesos bolivianos, en billetes y
monedas de distinta denominación, $40.250 pesos chilenos, en billetes y
monedas de distinta denominación y una biblia con cubierta protectora de

3
color verde, la cual su interior portaba un pasaporte de nacionalidad
boliviana de la imputada SENOVIA SEÑA QUISPE.
Con esos antecedentes, el día 5 de junio de 2016, alrededor de las
14:20 horas, se ingresa al inmueble ubicado en calle CONFERENCIA N°530,
comuna de Santiago, donde mantenían el laboratorio, en ese momento a
cargo de la imputada YESENIA ORTIZ NABOYAN, incautando 2 kilos 118
gramos de Cannabis Sativa, precursores consistentes en una botella de
plástico, con la leyenda “ácido muriático”, una botella de plástico, con la
leyenda “ácido amoniaco”, una botella de plástico, con la leyenda “ácido
batería”, una botella de plástico, sin etiqueta, dos botellas de plástico, con la
leyenda “ácido de batería compuesto”, seis bolsas de plástico transparente,
contenedora de una sustancia blanca que sometida a la prueba de campo
arrojó siendo dubitada como “carbonato sódico” con un peso bruto de 5 kilos
414 gramos, además de especies consistentes en tres fuentes de plástico
floreada con residuos de una sustancia que dio coloración positiva a la
presencia de “cocaína, dos cucharas metálicas, color gris que mantiene
residuos de una sustancia color beige que arrojó coloración positiva para la
presencia de “cocaína”, una máquina contadora de billetes modelo
2089UV/MG, una pesa digital marca Electroluz color blanca, una maleta de
color azul, tres baldes de plástico color blanco, cuatro palos de madera color
café, una bolsa contenedora de elásticos color blanco, un martillo metálico,
todas destinadas a transformar droga. Así mismo, se incautó en este
domicilio a cargo de la imputada YESENIA ORTIZ NABOYAN, un revolver
marca SMITH AND WESSON, calibre 38, empuñadura color negro, número de
serie borrado, la cual se encuentra apta para el disparo.”
Calificación Jurídica, participación y grado de desarrollo: A juicio de la
Fiscalía, los hechos antes descritos constituyen el delito de asociación
Ilícita, previsto y sancionado en el artículo 16 de la Ley N°20.000; el delito de
elaboración y tráfico ilícito de drogas, previstos y sancionados en los artículos
1º y 3º de la Ley N°20.000; el delito de tráfico ilícito de precursores, previsto
y sancionado en el artículo 2º de la Ley N°20.000 y el delito de porte ilegal de
arma de fuego, previsto y sancionado en el artículo 9 inciso 1° en relación al
artículo 2º letra b) de la Ley N°17.798.
A juicio del Ministerio Público, a la acusada Yesenia Ortiz Naboyan le
ha correspondido participación en calidad de coautora en el delito de
asociación ilícita, en el delito de elaboración y tráfico ilícito de drogas; en el
de tráfico ilícito de precursores y, en el delito de porte ilegal de arma de
fuego.
A los acusados Jhorman Navoyan Micolta, Rolando Vallejos Hidalgo y
Joaquín Rodrigo Mollo Mamani, les ha correspondido participación en

4
calidad de coautores en el delito de asociación ilícita, en el delito de
elaboración y tráfico de drogas y en el de tráfico ilícito de precursores.
A las acusadas Senovia Seña Quispe y Maribel Vallejos Hidalgo les ha
correspondido participación en calidad de coautoras del delito de asociación
ilícita y del delito de tráfico ilícito de drogas.
Circunstancias modificatorias de responsabilidad penal: Indica la
Fiscalía que no existen circunstancias modificatorias de responsabilidad penal
que analizar respecto de los acusados.
Pena solicitada: El Ministerio Público solicita se imponga a:
- Yesenia Ortiz Naboyan como autora del delito de asociación ilícita
para el tráfico de drogas la pena de Trece años de presidio mayor en su
grado medio; como autora del delito de tráfico ilícito y elaboración de drogas
la pena de Trece años de presidio mayor en su grado medio y multa de
cuatrocientos unidades tributarias mensuales; como autora del delito de
tráfico de precursores la pena de Siete años de presidio mayor en su grado
mínimo y multa de cuatrocientos unidades tributarias mensuales y, como
autora del ilícito previsto y sancionado en el artículo 9 inciso 1° en relación al
artículo 2º letra b) de la ley 17.798 se le imponga la pena de Cinco años de
presidio menor en su grado máximo; todo ello con las accesorias legales,
comiso de las especies incautadas y costas de la causa,.
- Jhorman Navoyan Micolta, Rolando Vallejos Hidalgo y Joaquín Rodrigo
Mollo Mamani, solicitó se impusiera a cada uno de ellos, como co autores
del delito de asociación ilícita para el tráfico de drogas la pena de Dieciocho
años de presidio mayor en su grado máximo; como co autores del delito de
tráfico ilícito y elaboración de drogas la pena de Trece años de presidio
mayor en su grado medio y multa de cuatrocientos unidades tributarias
mensuales y como co autores del delito de tráfico de precursores la pena de
Siete años de presidio mayor en su grado mínimo y multa de cuatrocientos
unidades tributarias mensuales; todo ello con las accesorias legales, comiso
de las especies incautadas y costas de la causa.
- Senovia Seña Quispe y Maribel Vallejos Hidalgo, solicitó se impusiera a
cada una de ellas, como co autoras del delito de asociación ilícita para el
tráfico de drogas la pena de Trece años de presidio mayor en su grado
medio y como co autoras del delito de tráfico ilícito de drogas la pena de
Trece años de presidio mayor en su grado medio y multa de cuatrocientos
unidades tributarias mensuales; todo ello con las accesorias legales, comiso
de las especies incautadas y costas de la causa.
TERCERO: Alegatos de Apertura: El Ministerio Público señaló que este
juicio dice relación con las personas que ingresan droga a nuestro país, son
los proveedores de los microtraficantes. Esta investigación la llevaba la

5
Brigada Antinarcóticos Metropolitana con la Fiscalía Sur de Santiago, en la
cual mediante la interceptación de escuchas telefónicas se encuentran con la
información de que la droga que se distribuía al sector sur-norte-centro de
Santiago, provenía de un laboratorio ubicado en calle Conferencia, comuna
de Santiago, domicilio de Yesenia y Jhorman, este último mantenía además
varios domicilios paralelos. En tales circunstancias se concedieron escuchas
telefónicas y así se tomó conocimiento de toda la organización que se
mantenía montada para ingresar la droga al país, para proceder en este
laboratorio a elaborar esta droga, a “cocinarla”, a aumentarla para luego
distribuirla en la comuna de Santiago, regresando estos dineros a Bolivia.
En esta organización se logró determinar que el encargado de esta casa
era Jhorman Naboyan Micolta, quien tenía la función de líder junto con
Rolando Vallejos Hidalgo, ciudadano boliviano, quien estaba a cargo de
ingresar droga al país, mientras que el primero estaba a cargo del laboratorio
y ambos de generar remesas de dinero a Bolivia. Es una organización mayor,
la incautación en esta causa es de alrededor 18 kilos, sin embargo, por las
escuchas queda claro que ésta no sería la única internación de droga al país
que hicieron, sino que habría una permanencia en el tiempo de ello.
En tal sentido, se logró determinar que se produciría el ingreso a la
comuna de Santiago el 05 junio de 2016 y, en tales circunstancias, se
procedió a un procedimiento de entrega vigilada desde el norte de Chile con
el fin de lograr la detención de la mayor cantidad de implicados en estos
hechos, sin embargo por un control rutinario a cargo de funcionarios de la
Briant de Copiapó, con un perro se detecta en Copiapó, en un bus, el
cargamento que venía con destino a Santiago y por ello se tiene una primera
detención en este procedimiento en la comuna de Copiapó. Con esos
antecedentes y las escuchas, el Ministerio Público solicitó la entrada y
registro al domicilio de Conferencia 530 y la detención de Jhorman Navoyan,
respecto del cual se tenían antecedentes que participaba en esto y es el
dueño legal del vehículo, un Nissan V16 en el cual es detenido Rolando
Vallejos y Joaquín Mollo Mamani en la comuna de Copiapó, los que venían
custodiando la droga, como punta de lanza; además en dicha ocasión
detienen a las dos mujeres a bordo del bus, quienes traían la droga.
Al ingreso del domicilio de Conferencia, encontraron -ratificando las
escuchas- todos los elementos para aumentar la droga, para cocinarla, tales
como ácido, amoníaco, tarros, palos, además de dos kilos de marihuana, una
máquina contadora de billetes, lo que da luces de la gran entidad de esta
organización, además de un arma de fuego, ilícito por el cual es acusada
Yesenia Ortiz, quien se encontraba en el domicilio en el momento de la
entrada y registro por la policía.

6
Declararán los distintos funcionarios que participaron en este
procedimiento, tanto de la Briant Metropolitana como de la Briant de
Copiapó, además los primeros darán cuenta de la ratificación que hicieron
respecto de las escuchas, de que en una primera detención estos sujetos van
en dos vehículos -un Nissan 16 y un Hyundai Accent- al norte a buscar droga,
siendo detenidos en la comuna de Iquique por OS7 en un procedimiento por
flagrancia, en el cual también los perros marcaron droga, sin embargo al
revisar el Hyundai no encuentran droga, pero si un arma, siendo detenido su
conductor Rolando Vallejos, quien además andaba sin licencia, el auto
pertenecía a otra persona y este auto se mantuvo en los corrales municipales
y según las escuchas telefónicas mantenía bastante cantidad de dinero, lo
que refrendará el funcionario Gallardo, quien concurre a la comuna de
Iquique y encuentra estos US$50.000 dólares, muy ocultos en el vehículo
marca Hyundai; ni los funcionarios de la OS7 lo habían pesquisado, dinero
que corresponde a esta organización.
Todos los imputados declararon en Fiscalía, todos reconocen los
hechos en mayor o menor medida, la única que no reconoce estos hechos es
Yesenia Ortiz, quien señala que fue casi circunstancial que estuviere en
Conferencia el día de su detención.
Presentará la respectiva prueba pericial del arma para acreditar que el
arma incautada que mantenía en su domicilio Yesenia si corresponde a un
arma de fuego apta para funcionar como tal y el perito Alex Carraros Oros
dará cuenta de un peritaje de huellas para establecer la vinculación de las
detenidas en el bus con la droga incautada con los sujetos detenidos en el
auto. Presentará documental, escuchas, certificados del dinero, fotografías,
evidencia material. Por ello, solicita que los imputados sean condenados por
todos los ilícitos acusados, pidiendo tener la mayor atención en la asociación
ilícita respecto de los roles que cumple cada uno, la jerarquía, la permanencia
en el tiempo y la necesariedad que implicaba la participación de cada uno en
estos delitos, sin lo cual no se podría verificar este ingreso de droga al país.
Por su parte, la defensa de Jhorman Navoyan Micolta y Yesenia Ortiz
Navoyan señaló que en relación a su representada Yesenia Ortiz va a
cuestionar la participación en los delitos que fuere acusada, ya que a través
de su propio relato que ha sostenido desde el inicio de esta investigación,
explicará cuál es su relación de parentesco que tiene con Jhorman, por qué
se encontraba en Chile y en el lugar donde fue detenida. No le parece a esta
defensa que la circunstancia de visitarse entre familiares sea un tema a
debatir, ello es de común ocurrencia entre hermanos, ya que esta
comunicación o visitas no tienen necesariamente que ver con hechos
delictuales.

7
También cuestiona la existencia del porte de arma de fuego, tanto por
la prueba pericial del Ministerio Público consistente en una revisión del arma
y además apoyada por una pericia externa, ya que a su juicio, el arma por
definición debiera funcionar mecánicamente sin ningún tipo de apoyo y en
este caso, ambos peritos coinciden que para poder generar un disparo en
esta arma, es necesario tener un conocimiento para poder manipular y darle
firmeza o alinear el arma, de tal forma, que pueda de esa manera con alguna
precisión generarse un disparo.
Respecto de la existencia del delito de los precursores, Yesenia
explicará cual es la finalidad o el uso, como ella entendía las circunstancias de
los precursores dentro de la misma lógica de la falta de participación.
Respecto del delito de la asociación ilícita, en el cual también incluye
en su alegación a Jhorman, cuestionará la existencia de tal delito, porque
para que se genere alguna convicción en este tipo penal, es necesario que
concurran una serie de requisitos o elementos -así lo exigen la doctrina, la
jurisprudencia y la ley- penales y no solo numéricamente la coincidencia de
personas en un lugar donde exista algún tipo de emprendimiento delictual,
sino que debe existir una organización o estructura o diseño asimilable a una
organización empresarial, donde exista una clara determinación y definición
de funciones o roles al interior de la misma, cuestión que en este caso no se
da y se tiende a confundir con esta coincidencia de personas que trabajan
para un fin determinado buscando un resultado, por ello pide que no se
condene a sus representados por tal ilícito.
Señaló que Jhorman reconocerá el delito de tráfico, lo que ha hecho
desde un principio y así también lo declarará en esta audiencia, ha entregado
información y pide que se le condene solo por eso.
A su turno, la defensa de las acusadas Maribel Vallejos Hidalgo y
Senovia Seña Quispe señaló que en cuanto al delito de tráfico ilícito de droga
su actitud será colaborativa, tal como lo han hecho durante toda la
investigación y el proceso, buscando la atenuante de la colaboración
sustancial al esclarecimiento de los hechos, por ello sus representadas
declararán.
Se opone fuertemente a la pretensión del Ministerio Público de
condenar a sus representadas por el delito de asociación ilícita, le llama la
atención este sentido justiciero del Ministerio Público en el sentido de
utilizarlas como un punto de inflexión supuestamente del tráfico ocurrido en
la capital, solicitando elevadas penas a su respecto.
A su juicio, de la prueba que rendirá la fiscalía, el Tribunal se podrá dar
cuenta que no se cumplen con los requisitos establecidos por la
jurisprudencia respecto de la asociación ilícita; no se podrá acreditar la

8
existencia de dicho delito, los requisitos de la permanencia, jerarquía y
distribución de funciones. Las deducciones del tribunal son distintas de las
que hace la policía en el tema de las escuchas, ya que el estándar de
convicción es mucho más alto. La acusación indica que es una asociación
dedicada a la internación de droga y se dice que ingresaron cargamentos
(plural) y no solo uno, lo que no se acreditará.
Por último, la defensa de los acusados Rolando Vallejos Hidalgo y
Joaquín Mollo Mamani señaló que la pretensión del Ministerio Público en los
delitos por los cuales ha acusado es altísima y por ello se requiere un
estándar de prueba alto.
Respecto del delito de asociación ilícita, a su juicio, no se dan los
presupuestos fácticos establecidos por la doctrina y jurisprudencia, entiende
confusa la acusación, toda vez que en desarrollo de los hechos se establece
como dos líderes, Jhorman Navoyan y Rolando Vallejos y un brazo operativo
que sería Joaquín Rodrigo Mollo, Senovia, Maribel y Yesenia, pero cuando
acusa, acusa a Vallejos, Mollo y Jhorman por el articulo 16 Nº1, entonces hay
tres jefes, lo que es contradictorio con el relato de hechos de la acusación y
por ello, a su juicio, no se podrá probar esta asociación ilícita, por ello solicita
la absolución de sus representados por este delito, y se condene en costas.
Respecto del delito de tráfico de droga, sus representados han
declarado ante el ente persecutor, han reconocido los hechos por los cuales
han sido vinculados a esta causa, hay un tráfico que está probado, los otros
son meras conjeturas policiales, meras hipótesis de hechos contenidos en la
carpeta investigativa, son apreciaciones personales de la policía que no dicen
relación con estas entradas sucesivas de droga al país y solicita por ello su
condena.
Respecto del delito de la tenencia de precursores, la jurisprudencia lo
ha dicho reiteradamente, que para el tráfico se necesitan precursores y
normalmente este delito se subsume dentro del delito de tráfico de droga.
Pero a su juicio, como están descritos los hechos, a sus representados no les
cupo participación y por ello pide su rechazo a su respecto.
CUARTO: Autodefensa: 1.-El acusado Jhorman Navoyan Micolta
renunció a su derecho a guardar silencio, quien expuso que fechas claras no
tiene. Que él se encontraba sin trabajo y un primo le señaló trabajar con él en
la droga, ya que se iba a Colombia. Su primo le presentó a Irma y se juntaron
a comer en el Ajíseco en Santiago Centro con su primo, Irma y su marido,
después le presentó a Rolando Vallejos. Con Rolando hicieron un trabajo
saliendo de Santiago, en dos autos que están a su nombre, los compró él,
pero le pasó la plata la señora (Irma) porque tenía cédula chilena. Él no sabe

9
manejar, ni tiene licencia de conducir; sus documentos en Chile estaban en
regla.
Refirió que el laboratorio estaba en la calle Conferencia, él estaba a
cargo de la casa porque su hermana no estaba en Chile, le pide disculpas a
ella, ella no sabía lo que él hacía ni tampoco sabía del arma, ni de las cosas. Él
recibía órdenes de la señora (Irma), él no es jefe. Él le pagó la fianza a
Rolando Vallejos, la pagó con dinero de la señora Irma.
Que compró autos a su nombre, la señora Irma le pidió que facilitara
su carnet para la compra de dos vehículos, fue solo, lo compraron y fue un
chofer a buscarlos, era Rolando Vallejos.
Él pagó la fianza de Rolando Vallejos cuando lo detuvieron por un porte
de arma en un auto, en que iba él y el marido de Irma y cómo él les debía
plata entonces pagó, los detuvieron en Iquique, estaban en el Hyundai, color
gris.
Fue detenido el 05 de junio de 2016. Lo de Iquique fue menos un mes
antes.
En el restaurant acordaron hacer el trabajo de drogas y compraron los
autos. Esa reunión fue más o menos en febrero de 2016.
Irma tiene antecedentes en Chile, se cuidaba, le dijo que él se iba a
encargar de los vehículos y ella de traerle la droga, que él hablara con
Rolando y de vez en cuando Irma les daba órdenes.
Se dio la cosa aprovechando que su hermana no estaba en la casa,
aprovechó de cocinar una “roca” en esa casa. Él no vivía ahí, porque la
encargada de esa casa es su hermana, pero ella no estaba en el país. Él no
cocinaba, lo hacían unos muchachos que mandaba doña Irma, eran dos
bolivianos.
Antes de la detención de Orlando (Rolando) en Iquique ingresaron
droga por primera vez, no sabe cómo lo hicieron, le llevaron esa droga a la
casa y la cocinaron. Los bolivianos se los presentó un primo suyo, Julio
Gamboa.
Él prestó declaración ante la fiscal, le señaló que los cocineros los
llevaba el chofer Rolando, por encargo de Irma. Quien pagaba a los cocineros
era Irma y Rolando también.
En fiscalía dijo que no sabía quién sacaba el dinero del país, los autos
los manejaba Rolando, era él quien sacaba el dinero del país.
Él distribuyó droga en Santiago, también recibía el dinero de la venta
de la droga o iba a cobrar solo el dinero, ganando comisión por cada vez,
doscientos mil pesos, por cada venta de uno, dos o tres kilos de pasta base. El
kilo lo pagan a un millón ochocientos mil.

10
Cuando se cocinaba, de un kilo se hacían tres kilos a tres kilos
trescientos.
La finalidad de la compra de los vehículos era para no andar en taxi, ni
en vehículos públicos, los usaron de “punta de flecha”, esto es, para anticipar
a los buses.
El dinero sobrante después que descontaba sus doscientos mil pesos lo
cambiaba en dólares, él hacía un paquete de diez millones de dólares, se lo
pasaba a Rolando, quien se lo entregaba a doña Irma.
El “Chino”, es Rodrigo Mamani, cuando cayó Rolando preso, se lo
presentaron como otro chofer. No sabe quién iba en qué auto de los dos que
estaban a su nombre.
Cuando pagó la fianza viajó en avión a Iquique.
La encargada de la casa era Yesenia, pero ella no estaba cuando hizo el
laboratorio; ella no vivía ahí, ella vivía con su pareja y una nieta en otra parte.
No tiene más hermanos en Chile. La hija de su hermana se llama Valeri
Llanos.
Yesenia le consiguió la casa, por eso ella era la encargada, pero ella no
vivía ahí.
Antes de la detención no había visto a Maribel ni Senovia. Él supo que
las habían detenido, pero no las conocía.
Él fue detenido el año 2016, conociéndolos ese mismo año a Rolando
Vallejos y a Joaquín Mollo. En la reunión en la que estuvo con Irma, no estaba
Joaquín Mollo, a éste lo conoció meses después arreglando uno de los
vehículos.
Cocinaron droga una sola vez, fue el único día que quedaron los
materiales ahí, esa vez no estaba Joaquín, sí Rolando. En esa elaboración
llegaron dos muchachos, meten la “roca” a la cocina, él estaba viendo como
encargado de la casa, Rolando estaba ahí para comprar si necesitaban algo
más, nadie más participó.
Conoció a Rolando, a Joaquín, a Irma y su esposo Filiberto. No recuerda
la fecha de la detención de Iquique.
Cuando habla de la “roca” se refiere a clorhidrato de cocaína, la que
pesaba alrededor de un kilo.
2.- A su vez, la acusada Yesenia Ortiz Naboyan renunció a su derecho
a guardar silencio y, en síntesis, declaró que salió de Chile el 12 de abril de
2016 a Colombia, porque vende ropa por internet, con su nieta Monserrat
Fernanda Bustos Llanos, de 5 años a esa fecha, visitó a su mamá, compró la
ropa que necesitaba, vio a su exmarido. Ella tenía una pareja en Chile y
mientras estaba en Colombia pelearon, entonces habló con su hermano

11
Jhorman que necesitaba quedarse unos días en la casa de Conferencia
Nº530, ella regresó el 30 de mayo, le dijo que se iba a quedar de 5 a 8 días.
El domingo 5 de junio, entre las 14:30 y 15:00 horas, la PDI dice que
ella se encontraba en la casa, lo que no es cierto, ella andaba dejando una
ropa y comprando en el Santa Isabel de Estación Central, cuando ella llegó a
la casa, la PDI ya estaba ahí, ella no vio precursores, ella trajo mucha ropa en
cajas, no les tomaron fotos a esas cajas con ropa. La PDI le dijo que estaba
detenida por tráfico de droga.
Ella ingresó a la casa y de “maraca” no la bajaron los “Rati”, ella vende
ropa y había plata en un cajón, 150 mil pesos, que se la llevaron y nunca
apareció. Los PDI fueron muy groseros y desgraciados con ella, la detuvieron
y la llevaron a Pajaritos, le preguntaban dónde estaba su banda, que ella era
jefe, que era un brazo operativo de droga. Ella vive desde el año 2007 en
Chile, nunca ha trabajado con droga, nunca había tenido problemas con la
policía ni con nadie.
La PDI le pidió una declaración, les dijo que no tenía nada que ver, que
solo conocía a Jhorman porque es su hermano y no sabía qué hacía él, ella
tiene una nieta a la que cuidaba y no está con varones por tema de abuso
sexual que comienza en casa.
La PDI le preguntó quién más vivía ahí, dijo que ella, porque su
hermano Jhorman había sacado sus cosas y Valeri, pero cuando ella llegó el
30 de mayo como no soporta a la pareja de Valeri, ésta le dijo que se iba con
la Monse y que volvía el lunes, ella aceptó porque venía muy cansada y para
buscar casa donde irse.
Ella nunca ha tenido un arma, no sabe disparar y no tendría un arma de
fuego en una casa que hay una menor de edad.
Ella arrendó la casa de calle Conferencia el 2010, vivía con Jhorman, su
hija Valeri embarazada de su nieta Montserrat, pasó el tiempo, formó su
pareja, su hermano se quedó con su hija ahí y la pareja de ésta y ella se fue
con su nieta y su pareja. Se mudó de esa casa en marzo, pero luego se enteró
que su pareja le puso los cuernos, por lo que no volvió a esa casa y regresó a
la casa de Conferencia.
Los PDI dijeron que encontraron marihuana, cocaína, pasta base, un
arma, precursores para elaborar droga, pero ella nunca vio nada.
La casa es en un cité, casa 4, con 3 habitaciones y el living afuera, más
cocina y baño, no sabe dónde la PDI encontró las cosas, porque cuando ella
llegó tenía las cosas encima del comedor y muchas cosas en el baño
tomándole fotografías.
En su casa nunca había auto, por eso ella pagó un transporte desde el
aeropuerto para trasladar las cajas con ropa que traía.

12
3.- A su turno, la acusada Maribel Vallejos Hidalgo, renunció a su
derecho a guardar silencio y, en síntesis, expuso que vive en Bolivia, es madre
soltera, tiene su vida particular, con su hermano Rolando Vallejos no se veía
mucho en Bolivia, pero siempre iba a ver a su papá, que está mal de salud, y
en uno de esos días, su papá le dijo que Rolando había viajado a Chile, lo que
le pareció bueno ya que debían pagar los medicamentos de su papá, que
eran muy caros y ella trabajaba en el campo, igual que su papá y hermano. En
mayo de 2016, fue a ver a su papá y estaba su cuñada Senovia Seña y todos
estaban tristes, su papá le dijo que recibieron una llamada en la cual dijeron
que su hermano estaba preso en Iquique, pero no sabían por qué, que
llamaron al número de la llamada, pero no se comunicaron. Como a los tres o
cuatro días regresó a la casa de su papá y llegó su cuñada Senovia diciendo
que su hermano ya estaba en libertad, llamaron al teléfono, contestó un
amigo, luego habló su cuñada con su hermano, pero éste no le quiso decir
por qué estuvo preso y al final como su papá insistió dijo que fue por porte
ilegal de arma y que después les explicaría lo ocurrido. Cuando su hermano
llegó a Bolivia les contó que había estado trabajando con la señora Irma y
que cayó preso porque en el auto en que venían encontraron un arma.
Que su hermano les contó que habían pérdidas de plata y que la señora Irma
lo amenazó que debía devolver la plata y que si no lo hacía, se iba a pagar
con la familia, que vio cómo su hermano estaba muy desesperado y como es
su único hermano, sintió pena por él, por lo que le dijo a su papá que lo iba a
ayudar, pero su papá se negó, entonces por su propia voluntad decidió
ayudar a su hermano y le dijo a su cuñada que lo iban a ayudar con traer las
maletas hasta Iquique, que le preguntó a su hermano que contenían las
maletas y le contestó que era droga.
Que se comunicaron con la señora Irma, acordando juntarse en
Cochabamba en la calle San Carlos, lugar en que ella llegó en una camioneta
ploma y les pasó las maletas, una negra y otra morada, sin decirles nada.
Luego fueron a comprar pasajes a la terminal, dejando en custodia las
maletas hasta la hora de salida, 21:00 horas, viajando en bus desde
Cochabamba hasta la frontera, mientras que su hermano y su amigo Joaquín
Mollo Mamani viajaron por delante en un auto chico, ya que les dijeron que
las iban a cuidar, ellos pasaron la frontera por paso ilegal, ellas lo hicieron en
el bus y al llegar a Iquique, ellos las recogieron en la terminal, se fueron a un
alojamiento, pasaron todo el día, su finalidad era llegar con las maletas hasta
Iquique, pero su hermano estaba muy afligido y las convenció que lo
ayudaran y que viajaran hasta Santiago con las maletas, a lo cual ella y su
cuñada accedieron. En la noche viajaron en bus hasta Antofagasta,
descansaron en el día; en la noche viajaron en bus hasta Copiapó,

13
descansaron todo el día y cerca de las 21:00 horas partieron en un bus en
dirección a Santiago y como a la media hora, detuvieron el bus en un peaje y
subieron dos policías pidiendo los tickets de las maletas, y como ella sabía
que la droga venía en la maleta, le dio mucho miedo, escondió el ticket. La
policía se dio cuenta que ellas las únicas dos extranjeras en ese bus, las
bajaron y le preguntaron cuál era su maleta, la que tuvo que reconocer y
reconoció que contenía droga, abrieron la maleta y la vieron. Le preguntaron
si conocía a su cuñada, lo cual negó por miedo, pero después que su cuñada
reconoció su maleta, dijo que la conocía, que era su cuñada y que habían
traído droga, luego las detuvieron.
Que su hermano y amigo salieron delante de ellas, ya que debían
cuidarlas y les avisarían si pasaba cualquier cosa para que se bajaran del bus,
pero no sabe porque motivo llegaron después que ellas al peaje, y también
los detuvieron. Le preguntaron si conocía a su hermano y lo negó, después lo
reconoció y dijo que era su hermano; después los llevaron detenidos hasta la
fiscalía.
Recuerda que este hecho ocurrió el 01 o 02 de junio de 2016. En el
2015 había ingresado a Chile una vez, estando embarazada vino a buscar al
padre de su hijo a Calama, se quedó trabajando unos días en un restaurant y
le pidieron el permiso de trabajo, el cual para sacarlo debía tener su
pasaporte, el cual no tenía ya que entró sin él, solo ingresó a Chile con su
carnet, por lo que tuvo que devolverse a buscar su pasaporte. Nunca había
venido a Santiago.
Nunca antes había transportado droga, en Bolivia trabaja en el campo,
en las siembras de papas, habas y todas esas cosas.
Precisó que la señora Irma en su pueblo es conocida como persona que
trafica, no sabe adónde porque nunca conversó con ella, pero les pasó las
maletas con droga. La maleta debía transportarla a Iquique, donde se las
debía dar a su hermano, pero en el alojamiento su hermano las convenció de
ayudarlo y llevar las maletas a Santiago, y con su cuñada Senovia decidieron
ayudarlo, ya que su hermano las iba a cuidar viajando adelante, hasta llegar a
Santiago. Su hermano por este viaje no les prometió ningún tipo de pagos, lo
hicieron solo para ayudarlo.
Myriam Vallejos es su hermana chica, era la dueña de la Biblia que le
encontraron en la maleta que llevaba la droga.
4.- Asimismo, la acusada Senovia Seña Quispe, renunció a su derecho
a guardar silencio y, en síntesis, expuso que la primera vez que su pareja
Rolando Vallejos se vino a Chile a trabajar fue en enero o febrero de 2015,
trabajó en San Felipe en la cosecha de uva y como le iba bien le pidió que
viniera a trabajar a Chile. En abril de 2015, llegó a Chile a trabajar en la

14
cosecha de uva y el contratista les pidió el permiso de trabajo, el cual sacaron
junto con el rut chileno, estuvieron unos meses trabajando y luego se
devolvieron a Bolivia y al llegar, su suegro que vive en el campo estaba muy
mal de salud en el campo.
Que por la mala situación económica que tenían, en enero de 2016, su
pareja decidió volver a Chile a trabajar, pero no le contó en que, es el único
hombre de los hermanos y debía ayudar a su papá y al cabo de unos meses,
le dijo que volvía a Bolivia, y que al pasar la frontera le avisaba, que lo esperó
dos o tres días sin saber nada, no le volvió a llamar, no contestaba sus
llamadas; que fue hasta donde su suegro, quien tampoco tenía noticias. En
eso, recibió la llamada de un hombre que dijo ser amigo de Rolando Vallejo,
diciendo que éste estaba detenido y cortó, sin que después devolviera las
llamadas; que avisó a la familia que su marido estaba detenido, pero nadie
sabía por qué, como tampoco sabía en que trabajaba.
Que como tres días después volvió a llamar el mismo amigo
contándole que su marido ya estaba en libertad y como a la hora y media
éste la llamó diciendo que lo detuvieron porque en el auto que manejaba
había un arma y que cuando llegara a Bolivia les contaría a todos lo ocurrido.
Que cuando llegó su marido fueron a la casa de la mamá de éste y entonces
les contó que estaba trabajando con la señora Irma, que la ayudaba a
manejar autos, él estaba triste, En eso lo llamó la señora Irma, diciendo que
tenía que volver a Chile y que necesitaba a dos personas para que llevaran
dos maletas a Chile, ante lo cual su marido le pidió ayuda y con su cuñada
Maribel decidieron ayudarlo, aunque tenían miedo, ya que su marido les dijo
que en las dos maletas iba a ir droga, pero como es su señora tenía que
hacerlo sí o sí, además que estaba amenazado. Que se pusieron de acuerdo,
fueron a Cochabamba, San Carlos y se juntaron en una iglesia -como al
mediodía- con la señora, quien llegó en un auto plomo y bajó las dos maletas
y sin decirles nada se las entregó. Que se fueron rápidamente a la terminal
con su cuñada y marido, compraron pasaje a las 21:00 horas, dejaron las
maletas donde guardan equipaje. Su pareja les dijo que iba a ir en auto por
delante para cuidarlas, mientras ellas se fueron en el bus, llegaron a Iquique
como a las 10:00 u 11:00 de la mañana, las recibió su marido, las llevó a un
alojamiento, les contó de las amenazas de la señora Irma y les pidió que
llevaran las maletas hasta Santiago, que no les iba a pasar nada, que él iba a
ir por delante de ellas, él estaba triste, por lo cual su cuñada y ella accedieron
en ayudarlo hasta Santiago. En la tarde, ellas se fueron en bus hasta
Antofagasta, donde las esperaron su marido y su amigo en la terminal, fueron
a un alojamiento. En la tarde, ellas se fueron en bus a Copiapó, llegaron,
descansaron y en la tarde tomaron el bus en dirección a Santiago.

15
Que no alcanzaron a viajar ni una hora cuando el bus fue detenido en
un peaje; subieron dos policías que les pidieron los tickets, negaron tenerlos
y los escondieron, ya que sabían que en la maleta había droga y tenían
miedo. Las bajaron del bus ya que eran las dos únicas mujeres extranjeras y
les mostraron las dos maletas, y ellas admitieron que las maletas eran suyas,
le dijo que la maleta negra era de ella, que les preguntaron cuanto viene, que
es, y contestaron que era coca, pero no sabía cuanta droga era.
Que su suegro está enfermo del Mal de Chagas, su marido se hizo
responsable de su padre por ser el único hombre y el mayor. Cuando su
marido vino a trabajar a Chile en enero del 2016 no supo en que trabajaba;
supo que estaba trabajando con droga cuando su marido se perdió 2 o 3 días
y llamó el amigo diciendo que estaba preso.
Que conoce a la señora Irma, la conoce, ya que vive en el mismo sector
de su casa; todos saben que trafica droga, y ella no se podía negar a ayudar a
su marido porque es su pareja. Nunca había traído antes droga, nunca ha
trabajado con droga en Bolivia, ella trabajaba en el campo, en la agricultura.
Precisó que entró a Chile -cuando la detuvieron- con su documento
chileno temporal, ya vencido; tiene cédula boliviana y pasaporte; este último
al momento de la detención lo tenía su pareja, porque se le olvidó.
5.- Por su parte, el acusado Rolando Vallejos Hidalgo, renunció a su
derecho a guardar silencio y, en síntesis, expuso que quiere decir cómo ha
participado en este grupo y como comenzó. Por primera vez en el 2015 se
decidió a venir a Chile porque en Bolivia no hay mucha plata; llegó directo a
San Felipe ya que conocía a una señora, quien lo llamó y recogió. Al cabo de
un mes y tanto llamó a su señora para que se viniera a trabajar a Chile y al
llegar trabajaron juntos y como no podían hacerlo sin permiso de trabajo,
ambos tramitaron el carnet de identidad y así trabajaron como 6 a 7 meses,
luego ambos se devolvieron a Bolivia. Es el único hombre de la familia, él es
el responsable y apenas llegó sacó un préstamo en un Banco en Bolivia y así
estuvo trabajando a Iquique con autos ilegales o “autos chutos”, los que
ingresan a Bolivia, pero no se pasan por la aduana, los entran sin papeles,
aunque en Iquique ese auto es legal, en eso trabajó como 2 a 3 meses y así
conoció a Joaquín Mollo Mamani, ya que trabajaba en lo mismo, el cual vivía
en Oruro. Él venía casi cada semana a Iquique y llevaba autos a Bolivia,
ganaba como 200 - 300 dólares, pero perdía ya que si pillaban ese auto ilegal
en Bolivia se lo quitaban.
En ese momento, cuando estuvo en Iquique lo contactó la señora Irma,
a quien conocía de hace tiempo, porque vivía en el mismo sector que él, pero
en otro barrio; un día se juntaron a almorzar en un restaurant y ella le ofreció
trabajo de chofer en Santiago y, como él estaba ganando poco y ella le

16
ofreció pagar “altito”, dijo que sí, pero ella en ese momento no le indicó para
que quería chofer en Chile.
Que luego cuando llegó a Bolivia, la señora Irma fue a hablarle y le
pidió si podía venir a Santiago -como lo hacía a Iquique-, pero esa vez no
participó en nada, solo le dio 200 dólares, esto fue en enero de 2016. Él se
fue a Iquique, llegó hasta Tur bus de Santiago y como no conocía, la señora
Irma lo fue a recoger, en ese tiempo ella y su marido vivían en Renca -en el
cerro-. Después en la tarde lo invitaron a un restaurant colombiano y le
presentaron a Jhorman que estaba acompañado de su primo, a quienes la
señora Irma les indicó que él iba a trabajar para ella junto a su marido,
porque le parece que la señora Irma estuvo presa aquí y andaba ilegal en
Chile, venía con falso nombre, el marido estaba legal, pero éste no sabía
mucho manejar, la señora lo puso de chofer. Al día siguiente se fue a Iquique,
igual compró un auto y se fue a Bolivia; fue como si no hubiera estado en
Santiago ya que no le avisó ni a su señora de este viaje.
En marzo del 2016, cuando ya pensaba que no pasaba nada, la señora
Irma le volvió a hablar para que hiciera la pega de chofer, indicándole que se
consiguiera otra persona más y, por ello buscó a Joaquín Mollo, quien aceptó
ya que no tenía trabajo; después de una semana decidieron venir a Santiago;
se juntaron con Rodrigo en la frontera, pero como él tenía carnet de
identidad de Chile, nunca pasaba por la frontera, siempre lo hacía ilegal -por
atrás-, luego se encontraron con el marido de la señora Irma, llamado
Filiberto Arániz, el que los llevó hasta un garaje y les pasó un auto plomo -un
Hyndai- en el cual Joaquín y él debían llegar a Santiago, mientras que
Filiberto se vino en la mañana en bus, ellos partieron en la tarde, llegaron a
Iquique, Antofagasta, Copiapó, descansando entre medio -ya que no traían
nada- hasta que llegaron a Santiago como a las cuatro de la mañana.
Que Filiberto les había dado una dirección para llegar en Padre
Hurtado, Temuco, Estación Central, donde los esperaba y les dio una pieza
donde con Joaquín descansaron. En la mañana, Filiberto les pidió a ambos
que fueran en el auto Hyundai hasta la casa de Jhorman -les dio la dirección-
y junto con Jhorman y Joaquín fueron hasta el terminal San Borja, donde
recogieron a dos muchachos de nacionalidad boliviana que llegaron en bus,
luego se fueron a casa de Jhorman, los dejaron ahí y él se fue con Joaquín a la
casa de Temuco.
Que pasaron como seis a diez días, esto era en abril de 2016, lo llamó
Jhorman porque la señora Irma le había pedido que comprara otro auto más
y por ello junto a Joaquín y Jhorman fueron en el Hyundai hasta una
automotora a comprar otro auto -un Nissan- el cual estaba viejo, llantas

17
malas, faltaban muchos repuestos, pero igual lo trajeron y lo dejaron en la
puerta de la casa de Jhorman.
Que al día siguiente, Jhorman los llamó para ir a comprar llantas, les
dio la dirección y fue junto a Rodrigo a comprar, se perdieron, llegaron igual
al lugar, estacionaron afuera del taller, esperando que llegara Jhorman, quien
les dijo que estaba cambiando plata, cuando llegó Jhorman dejó el auto en el
taller y él con Rodrigo se fueron hasta la casa de Temuco y en la tarde
volvieron a recoger el auto y lo dejaron en la casa de Jhorman, en un garaje
cercano.
Que al día siguiente, Filiberto le hizo llamar a un tal “Gitano” -a quien
no conocía- porque le debía una plata, Filiberto no quería llamar porque
parece que no le había dado pega. Que él le dijo al “Gitano” que llamaba de
parte de doña Irma, para cobrar la plata que éste le debía, acordando
juntarse en Estación Central, en la bomba. Que se juntó con el “gitano” como
a las seis de la tarde, el cual llegó con una bolsa pequeña, se tomaron un café
en la cafetería y luego le pasó la bolsa y le dio un recado para Filiberto; luego
se fueron hasta la casa de Temuco y le pasaron el bolso a Filiberto. Al día
siguiente recibió un mensaje de texto del “gitano”, diciendo si había pega,
“necesito pintura amarilla o café”, que él le dijo que sí; después le preguntó
el “gitano” por mensaje de texto “yo puedo conseguir toda la plata que debo
a la señora, si no me dejan sin pega”, el “gitano” le preguntó “¿cuántas
piedras van a venir?, entonces él mintió porque no sabía nada de eso, y le
dijo “como 50 a 60 piedras” para que le pagara; entonces el “gitano” lo citó
para el día siguiente en el mismo lugar, donde les entregó una bolsa más, la
cual entregaron a Filiberto Araniba.
Que como a los dos días, Filiberto le dijo que ya estaba todo listo, que
se debían ir a Bolivia, que iban a llevar los autos hasta la frontera. El auto que
habían comprado ya estaba bien y Joaquín Mollo lo conducía.
Decidieron partir como a las tres de la tarde, él se fue conduciendo el
auto plomo -el Hyundai- junto a Filiberto, sabía que en ese auto iba plata,
pero no sabía cuánto, ni dónde; en el otro auto -un Nissan V16- iba Joaquín,
solo, detrás de ellos. Fueron revisados por Carabineros en casi todos los
peajes, pero no pasó nada, ya que él no se puso nervioso, puesto que
Filiberto le dijo que la plata venía bien escondida. Antes de llegar a Iquique,
lo controlaron, les pasó su licencia de conducir boliviana, los revisaron y
encontraron en el asiento trasero del auto cuatro teléfonos que llevaba
Filiberto, les pidieron las facturas, Filiberto dijo que no las tenía, entonces
pensaron que eran robados y por ello revisaron más y de repente le dijeron
“manos arriba” y le mostraron el arma, por lo que fue detenido junto a
Filiberto, llegaron a Iquique y en la unidad al registrarlos le encontraron a

18
Filiberto 12 o 14 balas en el bolsillo; Filiberto en el calabozo de la comisaria le
dijo que siempre anda con armas, que es para la seguridad; luego los llevaron
hasta la cárcel de Alto Hospicio, siendo liberados como a los tres o cuatro
días después.
Al salir de la cárcel los estaban esperando Jhorman y Joaquín Mollo, se
fueron hasta Iquique, luego de hablar con Jhorman y Filiberto, se fueron a
Bolivia en el auto Nissan mientras que Jhorman regresó a Santiago. Llegaron
hasta la frontera, donde dejaron el Nissan en un garaje, Joaquín se quedó en
Oruro, y él se fue a Cochabamba. Que cuando llegó a su casa no quiso decir
nada a nadie, ya que en Bolivia a nadie le gusta traficar, en su familia nadie
trafica, su papá está enfermo hace mucho tiempo y si sabía se iba a poner
más mal. Solo le avisó a su hermana Maribel y su señora Senovia.
Luego vino a su casa la señora Irma, quien le dijo “hemos perdido
mucha plata, encima tuve que pagar la fianza para que salgas en libertad,
tienes que ayudarme a recuperar esta plata sí o sí”, el marido es conocido
porque trabaja en esto y lo amenazó de que tenía que volver, él tuvo miedo y
decidió volver otra vez. Que habló con Joaquín, quien no quería pero como
estaba amenazado y es su amigo, accedió. A su señora y hermana les mintió,
ya que el trato con la señora Irma era llegar hasta Santiago, pero a su
hermana y señora les dijo que solo era hasta Iquique, ya que no querían venir
porque tenían miedo. Después les dio el contacto con la señora Irma y ellas
fueron hasta San Carlos a rescatar las maletas, como al mediodía; ellas se
fueron al terminal y él compró los pasajes para ellas a las 21:00 horas. Él se
fue con ellas hasta la frontera, donde se juntó con Joaquín Mollo -quien vive
cerca de la frontera- y pasaron por un lugar no habilitado; recogieron el auto
Nissan, mientras que su señora y hermana se fueron en bus, como llegaron
antes que ellas a Iquique, las esperaron, recogieron las maletas, buscaron
alojamiento. Allí otra vez convenció a su señora y hermana de seguir hasta
Santiago, porque ellas no querían, tenían miedo, pero les dijo que venían
delante de ellas, como “punta de lanza”, viendo si hay control o no, si había
algo las llamaría al instante para que pudieran bajarse del bus. Luego les
compró pasajes para las 21:00 horas, llegaron como a las 03:00 de la mañana
a Antofagasta, luego en la tarde viajaron a Copiapó, pero esa vez les falló el
auto en el camino, se retrasaron y llegaron a Copiapó como a las 09:00 de la
mañana y ellas habían llegado a las 04:00 de la mañana, buscaron
alojamiento y compraron pasajes para la tarde a Santiago.
Que él con Joaquín se vinieron en dirección a Santiago primero, pero
de nuevo el auto se echó a perder y el bus en que venía su señora y hermana
los pasó por delante y llegaron al control media hora más atrás que ellas,
donde fueron controlados por la PDI con perros y unas máquinas, pero ellos

19
no traían nada en el auto; le preguntaron si sabía algo del bus y dijo que no,
se negó, después identificaron a su hermana menor con la maleta, le
preguntaron su nombre, pero no lo quiso decir ya que había salido con fianza
de Iquique e inventó un nombre, pero la PDI se rió porque tenían su foto;
después le mostraron su foto en el teléfono y tuvo que decir la verdad, luego
fueron detenidos en el mismo lugar, siendo trasladados hasta Copiapó.
Precisó que la señora Irma le ofreció 3.500 dólares para venir a Chile,
eran 1.500 para Joaquín, el resto para él, pero no le alcanzaron a dar nada;
porque esa vez que vino a Santiago, cuando retornaron cayó preso en
Iquique y no le pagaron nada. A Joaquín solo le dieron viáticos para que
llevara el auto. El marido de la señora Irma es Filiberto, le apodaban “Puca”.
Indicó que cuando vino por primera vez a Santiago en el auto Hyundai
con Joaquín no trajo droga. Nunca había traído droga antes. No conoce a
ningún Oliver; que el día que llegó con Joaquín a Santiago -a las 4 de la
mañana-, Filiberto los mandó a buscar a dos sujetos bolivianos al terminal,
que fue a dejar a la casa de Jhorman en calle Conferencia y después regresó
con Joaquín a la casa de calle Temuco. No supo qué hacían estos muchachos
bolivianos o a qué vinieron a Chile.
Precisó que fue a la casa de Conferencia, cuando lo llamaba Jhorman a
recoger plata, pero la casa no era de piezas, era un pasillo que se entraba
adentro, vio como dos salas, él nunca entró donde estaba su gente;
precisando a la fiscal que había un pasillo, un living y otra puerta.
Señaló que nunca compró ácido o insumos, no lo mandaban a eso, solo
estaba encargado del auto, “donde le decían, él los llevaba”, nunca cocinó
droga, ni tampoco lo ha visto. El “gitano” era chileno, no sabe su nombre;
cuando se refirió a piedras hablaba de droga; él le mintió al “gitano, porque
no sabía cuanta droga iba a regresar; mintió con lo de las 50 o 60 piedras,
para que le pagara.
Cree que el dinero de la fianza en Iquique, la mandó a pagar la señora Irma,
cree que eran 3 millones, la señora Irma le dijo como 5 mil dólares, que le
debía esa plata.
Reiteró que en marzo de 2016, la señora Irma y su marido le pasaron el
auto Hyundai en la frontera para llegar hasta Santiago junto con Joaquín,
llegaron a calle Temuco. Fue junto a Joaquín varias veces a casa de Jhorman a
dejar cosas; en una de esas fueron a recoger a Jhorman a su casa, luego van
al terminal a recoger a dos muchachos bolivianos con maletas y regresaron a
casa de Jhorman, los dejaron allí y luego junto a Joaquín se fueron a calle
Temuco. Iba a dicha casa cuando lo llamaba Jhorman o lo mandaba Filiberto,
Jhorman le pasaba plata que le llevaba a Filiberto en calle Temuco, fue como
tres o cuatro veces, en abril de 2016.

20
Recuerda que solo una vez vio a la señora Yesenia, pero no sabía quién era.
La fiscal evidencia contradicción con su declaración prestada en Fiscalía el 16
de mayo de 2017 en la cual señaló “respecto de Yesenia Ortiz la vi un par de
veces en la casa...”, explicando el testigo que la vio solo una vez.
Reitera que él cobraba plata para Filiberto; que una vez le tocó pagar a dos
bolivianos 1.000 dólares a cada uno, por encargo de Filiberto, no supo si eran
transportistas o cocineros, esto fue a principios de abril de 2016; no eran los
mismos bolivianos que recogió en el terminal.
Precisó que cuando el “gitano” le preguntó cuántas “piedras”, se refería a
droga. El “gitano” le entregó una bolsa, imagina que era plata, porque no la
abrió, se la llevó a Filiberto.
Le pagaban la plata en chileno -el “gitano” así lo hizo- y el Jhorman la
cambiaba a dólares, y él se la entregaba a Filiberto.
Cuando llegó a Chile con Joaquín, la señora Irma le pidió a Jhorman
que comprara otro auto y lo pusiera a su nombre, pero éste no sabía manejar
y por eso los llamó y junto los tres fueron a comprar el auto, un Nissan V16
que dejaron en un garaje al lado de la casa de Jhorman y en el Hyundai lo
manejaba él y lo tenía él.
Los 3.500 dólares que les iban a pagar, era por ser chofer y ayudar al
marido de la señora Irma para colaborar en ese trabajo.
El arma que encontraron en el Hyundai estaba escondida atrás del
radio del auto.
La señora Irma le dijo que con el auto y la fianza perdió mucha plata, y
ahí le pidió dos personas más, el marido le dijo que los ayudara o si no iba a
hacer algo con la familia.
Aclaró que con su señora y hermana se fue a la frontera en bus, ya que
el Nissan V16 quedó en Chile en un garaje en la frontera, cuando regresó a
Chile ingresó por paso ilegal, se juntó con Joaquín y buscaron el auto. Él no
llevó las maletas, porque salió de Iquique con fianza y salió de Chile ilegal y
llegó de regreso ilegal. Ellos iban de “punta de lanza” para ver si había
controles. Sabía que en las maletas venía droga, pero no sabía que clase era.
Reitera que cuando cocinaban en casa de Jhorman no estuvo presente,
como éste dijera en audiencia.
No recuerda en qué fecha vio a la señora Yesenia.
6.- Por último, el acusado Joaquín Rodrigo Mollo Mamani, renunció a
su derecho a guardar silencio y, en síntesis, expresó que en el año 2015 vino
a Chile, a Iquique donde llevaba autos de Iquique a Bolivia, le pagaban 200
dólares por cada auto. En ese trabajo conoció a Rolando, quien también se
dedicaba a llevar autos a Bolivia, hicieron amistad, lo dejó de ver a fines
2015. A él se acabó la pega, por lo que llamó a principios de 2016 a Rolando

21
por trabajo, él tenía a su hijo recién nacido, a su esposa enferma, a principios
de abril o fines de marzo del 2016, Rolando lo llamó ofreciéndole trabajo de
chofer, aceptó, se encontraron en Oruro, se fueron a la frontera, él entró
normal con sus documentos, Rolando por el costado, en un pueblo del lado
chileno los esperaba un hombre que dijo llamarse Oliver, “Puca”, le entregó
el auto Hyundai a Rolando, el caballero se fue en el bus. En el trayecto desde
la frontera Rolando le contó que estaba trabajando para la señora Irma,
quien se dedica a entregar droga en Santiago, pero que él se quedara
tranquilo porque lo iba a ayudar a llevar autos, por lo que iba a cobrar. Al
llegar a Santiago, llamaron a Rolando y luego van a una dirección, una casa
ubicada en calle Temuco, estaba esperándolos el mismo hombre que les
había entregado el auto en la frontera, el “Puca”, quien les pasó una pieza
para descansar, luego Rolando lo despertó para que lo acompañara a buscar
a dos muchachos, antes de llegar al terminal Rolando se detuvo en la calle
Conferencia, donde salió un colombiano, el que se acercó al auto
presentándose como Jhorman, se dirigieron al terminal, recogen a dos
bolivianos, a los que dejan en casa de Jhorman y se van a calle Temuco.
Luego otro día, Rolando le dice que vayan a buscar otro auto, estaba muy
viejo ese auto, tenían que arreglarlo, en ese auto él tenía que llegar a la
frontera, llevaron el móvil a la casa de calle Conferencia, lo dejaron ahí, ellos
se fueron a calle Temuco en el Hyundai. Al día siguiente va con Rolando a
arreglar el auto Nissan, fueron al taller “Full Neumático”, lo arreglaron, en la
tarde lo recogieron y lo llevaron a la casa de calle Conferencia.
Que al día siguiente Rolando le pidió que lo acompañara a cobrar una
plata, fueron a Estación Central, llegaron dos personas, bajan de un auto y le
pasan a él un bolso negro, no sabe que tenía, pero cómo Rolando dijo que
iban a recoger plata, supuso eso, volvieron a la casa de calle Temuco y le
entregan ese bolso a Filiberto.
Que al día siguiente le pasan 400 mil pesos, para bencina y peaje.
Partieron, Rolando en el auto Hyundai con Filiberto y él solo en el auto Nissan
V16, negro; antes de llegar a Iquique, hacen un control rutinario y tomaron
detenido a Rolando y Filiberto, él pasó de largo, en Iquique dejó el auto en un
taller y se fue en bus a Bolivia. Allá se comunicó con la señora de Rolando,
explicándole que su marido estaba detenido pero no sabía por qué. Al día
siguiente lo contactó la señora Irma, le dijo que debía ir a Iquique a pagar la
fianza de los detenidos, que llegando tenía que llamar a Jhorman para que
fuera con la plata, él no quería volver, pero cómo ella le habló fuerte volvió,
llamó a Jhorman indicándole que Filiberto y Rolando estaban presos, él pagó
la fianza de Filiberto y Jhorman la de Rolando. Cuando salieron de la cárcel de
Alto Hospicio él los estaba esperando en el auto Nissan, se fueron a Bolivia,

22
dejando el auto negro en la frontera. Él pasó con su visa la frontera, los otros
dos de forma ilegal, él se fue a Oruro y los otros dos a Cochabamba. A los días
lo llamó Rolando asustado, le pidió que le hiciera un favor, que volviera a
Santiago, como le dijo que lo habían amenazado decidió aceptar volver a
Santiago. Se encontraron en Oruro y se vinieron a Chile, pasaron a Iquique en
el auto Nissan. Rolando le comentó que les había pedido a su hermana y a su
mujer que transportaran la droga, llegaron las dos chicas y las llevaron al
alojamiento, ellas no querían venir a Santiago, pero Rolando las convenció
que no les iba a pasar nada, porque ellos venían cuidando la droga que venía
en el bus, iban a ir de “punta de lanza” y ellas en bus con las maletas con
droga. Llegaron a Antofagasta descansaron todo el día, viajaron en la noche a
Copiapó, el auto se malogró, llegaron apenas a Copiapó, descansaron todo el
día, Rolando compró pasajes con destino a Santiago, iban en el auto Nissan,
se malogró antes del control de Totoral y el bus los adelantó, fueron detrás
de éste y ya habían detenido a las dos mujeres. A ellos les hicieron un
control, le preguntaron si sabía algo de las chicas, lo negó, que no las conocía,
pero un funcionario de la PDI trajo un documento que los relacionaba con
ellos, momento desde el que quedó preso.
Precisó que le ofrecieron por esto 1.500 dólares, pero no le pagaron
porque quedó preso. No ingresó nunca al domicilio de calle Conferencia.
Aclaró que “punta de lanza” significa escoltar la droga, prevenir que no
sean detectados por la policía, lo que hacen al ir adelante del bus y si ven que
hay control policial debían llamar a las chicas para que se bajen del bus.
Los acusados al hacer uso de su derecho contemplado en el artículo
338 del Código Procesal Penal, pidieron disculpas.
QUINTO: Convenciones probatorias: Los intervinientes no acordaron
convenciones preparatorias.
SEXTO: Prueba de cargo: El Ministerio Público presentó prueba de
testigos, pericial, documental, fotografías, cds, videos y evidencia material
incorporados legalmente a la audiencia, mediante las declaraciones y examen
de ellos, conforme a las normas contenidas en el Código Procesal Penal.
a) Prueba testimonial:
1. Declaración de Arturo Alejandro Guajardo Prado, 37 años,
Subcomisario de la Brigada Antinarcóticos Metropolitana de la Policía de
Investigaciones de Chile.
2. Declaración de Sebastián Alejandro Gallardo Ubilla, 31 años,
Inspector de la Brigada Antinarcóticos Metropolitana de la Policía de
Investigaciones de Chile.

23
3.- Declaración de Sebastián Italo Macías Torres, 28 años, Inspector de
la Brigada Antinarcóticos Metropolitana de la Policía de Investigaciones de
Chile.
4.- Declaración de Nicolás Enmanuel Tapia Quintana, 32 años,
Subcomisario de la Brigada Antinarcóticos Copiapó de la Policía de
Investigaciones de Chile.
5.- Declaración de Diego Luigi Bonmassar González, 33 años, Sub
Comisario de la Brigada Antinarcóticos Copiapó de la Policía de
Investigaciones de Chile.
6.- Declaración de Jorge Patricio Deik Morales, 33 años, Subcomisario
de la Brigada Antinarcóticos Copiapó de la Policía de Investigaciones de Chile.
b.- Prueba Pericial:
1. Declaración de Roberto Alejandro Jiménez Silva,59 años, perito
balístico, Laboratorio de Criminalística de la Policía de Investigaciones de
Chile.
2. Declaración de Alex Christian Carraro Oros, 44 años, Comisario de la
Policía de Investigaciones de Chile, perito en huellas dactilares, Laboratorio
de Criminalística Regional Copiapó, Sección Huellografía y/o Dactiloscopía.
C.- Prueba Documental:
1. Acta de Recepción N° 1315/2016 de 06-06-2016, de la Unidad de
decomisos del Servicio de Salud Metropolitano Central.
2. Oficio Reservado Nº 1315, de fecha 08-08-2016, del Servicio de
Salud Metropolitano Central, por medio del cual se remitió a la Fiscalía
Centro Norte protocolo de análisis, correspondientes a muestra NUE
4328857.
3. Informe confidencial n° 1315, emitido con fecha 04-08-2016, por la
perito bioquímico del Servicio de Salud Metropolitano Central, que concluye
que la sustancia analizada contiene cannabis sativa l.
4. Informe de efectos y peligrosidad para la salud pública de la
cannabis, anexa al Protocolo de análisis químico del código de muestra NUE
4328857, emitido por la perito bioquímica Maribel Contreras Mardones.
5. Acta de Recepción N° 3131-2016, de fecha 23-06-2016, del Instituto
de Salud Pública, el que da cuenta de haberse recibido en dicha repartición
las sustancia NUE 4328858 y NUE 4328864.
6. Oficio Reservado Nº 8422-2016, de fecha 21-07-2016, del Instituto
de Salud Pública por medio del cual se remitió a la Fiscalía Centro Norte
protocolo de análisis, correspondientes a NUE 4328858 y NUE 4328864.
7. Protocolo de análisis químico del código de muestra 8422-2016-M1-
11 NUE 4328858, emitido con fecha 21-07-2016, por el perito químico del

24
Instituto de Salud Pública Boris Duffau Garrido, que concluye que la sustancia
analizada corresponde a CARBONATO DE SODIO.
8. Protocolo de análisis químico del código de muestra 8422-2016-M2-
11 NUE 4328858, emitido con fecha 21-07-2016, por el perito químico del
Instituto de Salud Pública Boris Duffau Garrido, que concluye que la sustancia
analizada corresponde a CARBONATO DE SODIO.
9. Protocolo de análisis químico del código de muestra 8422-2016-M3-
11 NUE 4328858, emitido con fecha 21-07-2016, por el perito químico del del
Instituto de Salud Pública Boris Duffau Garrido, que concluye que la sustancia
analizada corresponde a CARBONATO DE SODIO.
10. Protocolo de análisis químico del código de muestra 8422-2016-
M4-11 NUE 4328858, emitido con fecha 21-07-2016, por el perito químico
del Instituto de Salud Pública Boris Duffau Garrido, que concluye que la
sustancia analizada corresponde a CARBONATO DE SODIO.
11. Protocolo de análisis químico del código de muestra 8422-2016-
M5-11 NUE 4328858, emitido con fecha 21-07-2016, por el perito químico
del Instituto de Salud Pública Boris Duffau Garrido, que concluye que la
sustancia analizada corresponde a CARBONATO DE SODIO.
12. Protocolo de análisis químico del código de muestra 8422-2016-
M6-11 NUE 4328858, emitido con fecha 21-07-2016, por el perito químico
del Instituto de Salud Pública Boris Duffau Garrido, que concluye que la
sustancia analizada corresponde a CARBONATO DE SODIO.
13. Protocolo de análisis químico del código de muestra 8422-2016-
M7-11 NUE 4328864, emitido con fecha 21-07-2016, por el perito químico
del Instituto de Salud Pública Boris Duffau Garrido, que concluye que la
sustancia analizada corresponde a No se Detectó Sustancias Estupefacientes
y/o sicotrópicas.
14. Protocolo de análisis químico del código de muestra 8422-2016-
M8-11 NUE 4328864, emitido con fecha 21-07-2016, por el perito químico
del Instituto de Salud Pública Boris Duffau Garrido, que concluye que la
sustancia analizada corresponde a No se Detectó Sustancias Estupefacientes
y/o sicotrópicas.
15. Protocolo de análisis químico del código de muestra 8422-2016-
M9-11 NUE 4328864, emitido con fecha 21-07-2016, por el perito químico
del Instituto de Salud Pública Boris Duffau Garrido, que concluye que la
sustancia analizada corresponde a ACIDO SULFÚRICO.
16. Protocolo de análisis químico del código de muestra 8422-2016-
M10-11 NUE 4328864, emitido con fecha 21-07-2016, por el perito químico
del Instituto de Salud Pública Boris Duffau Garrido, que concluye que la

25
sustancia analizada corresponde a No se Detectó Sustancias Estupefacientes
y/o sicotrópicas.
17. Protocolo de análisis químico del código de muestra 8422-2016-
M11-11 NUE 4328864, emitido con fecha 21-07-2016, por el perito químico
del Instituto de Salud Pública Boris Duffau Garrido, que concluye que la
sustancia analizada corresponde a ACIDO SULFÚRICO.
18. Informe de efectos y peligrosidad para la salud pública del ÁCIDO
SULFÚRICO, anexa al Protocolo de análisis químico de los NUE 4328858 y
NUE 4328864, emitido por el perito químico del Instituto de Salud Pública
Boris Duffau Garrido.
19. Informe de efectos y peligrosidad para la salud pública del
CARBONATO DE SODIO, anexa al Protocolo de análisis químico de los NUE
4328858 y NUE 4328864, emitido por el perito químico del Instituto de Salud
Pública Boris Duffau Garrido.
20. OFICIO ORD. N°378, de fecha 4 de junio de 2016, en el cual la
Brigada Antinarcóticos Copiapó remite las sustancias incautadas al Servicio
de Salud Atacama. Oficio firmado por Guillermo Puente Acosta, Comisario,
Jefe Brigada Antinarcóticos Copiapó.
21. INGRESO DE ESPECIE, DATO DEL CASO, RUC 1600534055-5, rif.
03011606504, Nro. Comprobante 1566715, fecha de movimiento: 06-06-
2016, persona que entrega: JORGE PATRICIO DEIK MORALES, cantidad: 18580
gramos, sustancia será remitida al Servicio de Salud Atacama, mediante oficio
N°378.
22. INGRESO DE ESPECIE, DATO DEL CASO, RUC 1600534055-5, rif.
03011606504, Nro. Comprobante 1566717, fecha: 06-06-2016, orden del
fiscal: “sustancias serán remitidas al Servicio de Salud atacama, mediante
oficio N°378.
23. Acta de Recepción N° 732, de fecha 07-06-2016, del Instituto de
Salud Pública de Copiapó, el que da cuenta de haberse recibido en dicha
repartición las sustancia remitidas mediante oficio N° 378, de fecha 04-06-
2016, remitidas por la BRIANT Copiapó.
24. Acta de Recepción N° 9112-2016 (9112-2016-DO-10), de fecha 11-
07-2016, del Instituto de Salud Pública, que da cuenta de haber recibido las
muestras remitidas desde el Servicio de Salud Pública de Copiapó mediante
oficio N° 367, de fecha 05-07-2016.
25. Oficio Reservado Nº 9112-2016, de fecha 05-08-2016, del Instituto
de Salud Pública por medio del cual se remitió a la Fiscalía Local Copiapó
protocolo de análisis, correspondientes a códigos de muestra números 9112-
2016-M1-10 al 9112-2016-M10-10.

26
26. Protocolo de análisis químico del código de muestra 9112-2016-
M1-10, emitido con fecha 04-08-2016, por la perito químico del Instituto de
Salud Pública Paula Fuentes Azocar, que concluye que la sustancia analizada
corresponde a COCAÍNA BASE 83%.
27. Protocolo de análisis químico del código de muestra 9112-2016-
M2-10, emitido con fecha 04-08-2016, por la perito químico del Instituto de
Salud Pública Paula Fuentes Azocar, que concluye que la sustancia analizada
corresponde a COCAÍNA BASE 83%.
28. Protocolo de análisis químico del código de muestra 9112-2016-
M3-10, emitido con fecha 04-08-2016, por la perito químico del Instituto de
Salud Pública Paula Fuentes Azocar, que concluye que la sustancia analizada
corresponde a COCAÍNA BASE 83%.
29. Protocolo de análisis químico del código de muestra 9112-2016-
M4-10, emitido con fecha 04-08-2016, por la perito químico del Instituto de
Salud Pública Paula Fuentes Azocar, que concluye que la sustancia analizada
corresponde a COCAÍNA BASE 83%.
30. Protocolo de análisis químico del código de muestra 9112-2016-
M5-10, emitido con fecha 04-08-2016, por la perito químico del Instituto de
Salud Pública Paula Fuentes Azocar, que concluye que la sustancia analizada
corresponde a COCAÍNA BASE 83%.
31. Protocolo de análisis químico del código de muestra 9112-2016-
M6-10, emitido con fecha 04-08-2016, por la perito químico del Instituto de
Salud Pública Paula Fuentes Azocar, que concluye que la sustancia analizada
corresponde a COCAÍNA BASE 83%.
32. Protocolo de análisis químico del código de muestra 9112-2016-
M7-10, emitido con fecha 04-08-2016, por la perito químico del Instituto de
Salud Pública Paula Fuentes Azocar, que concluye que la sustancia analizada
corresponde a COCAÍNA BASE 85%.
33. Protocolo de análisis químico del código de muestra 9112-2016-
M8-10, emitido con fecha 04-08-2016, por la perito químico del Instituto de
Salud Pública Paula Fuentes Azocar, que concluye que la sustancia analizada
corresponde a COCAÍNA BASE 81%.
34. Protocolo de análisis químico del código de muestra 9112-2016-
M9-10, emitido con fecha 04-08-2016, por la perito químico del Instituto de
Salud Pública Paula Fuentes Azocar, que concluye que la sustancia analizada
corresponde a COCAÍNA BASE 82%.
35. Protocolo de análisis químico del código de muestra 9112-2016-
M10-10, emitido con fecha 04-08-2016, por la perito químico del Instituto de
Salud Pública Paula Fuentes Azocar, que concluye que la sustancia analizada
corresponde a COCAÍNA BASE 83%.

27
36. Informe de efectos y peligrosidad para la salud pública de la
COCAÍNA BASE, emitido por la perito químico del Instituto de Salud Pública
Paula Fuentes Azocar.
39. Acta de Recepción N° 2824-2016, de fecha 06-06-2016, del Instituto
de Salud Pública, el que da cuenta de haberse recibido en dicha repartición
las sustancia NUE 4328863.
40. Oficio Reservado Nº 7344-2016, de fecha 14-06-2016, del Instituto
de Salud Pública por medio del cual se remitió a la Fiscalía Centro Norte
protocolo de análisis, correspondientes a NUE 4328863.
41. Protocolo de análisis químico del código de muestra 7344-2016-
M1-2 NUE 4328863, emitido con fecha 14-06-2016, por la perito químico del
Instituto de Salud Pública Paula Fuentes Azócar, que concluye que la
sustancia analizada corresponde a cocaína base.
42. Protocolo de análisis químico del código de muestra 7344-2016-
M2-2 NUE 4328863, emitido con fecha 14-06-2016, por la perito químico del
Instituto de Salud Pública Paula Fuentes Azócar, que concluye que la
sustancia analizada corresponde a cocaína.
43. Informe de efectos y peligrosidad para la salud pública de la
COCAÍNA BASE, emitido por la perito químico del Instituto de Salud Pública
Paula Fuentes Azocar.
44. MANIFIESTO DE TRIPULACIÓN Y PASAJERO, documento de la
empresa TUR BUS Internacional, Chile-Argentina, N° de chasis 2665, de fecha
04-06-2016.
45. CERTIFICADO DE INSCRIPCIÓN Y ANOTACIONES VIGENTES, respecto
del vehículo PPU: CCWW.69-5, documento emitido por el Servicio de Registro
Civil e Identificaciones.
46. CERTIFICADO DE INSCRIPCIÓN Y ANOTACIONES VIGENTES, respecto
del vehículo PPU: NW.1634, documento emitido por el Servicio de Registro
Civil e Identificaciones.
47. RESPUESTA CONSULTA DE ARMAS FOLIO 6-584, de fecha 5 de junio
del año 2016, del departamento de Asesoría Técnica de la Policía de
Investigaciones de Chile. Firmado por Pamela Concha Arias, Inspector, Policía
de Investigaciones de Chile.
48. CERTIFICADO DE DEPOSITO A PLAZO REAJUSTABLE EN UF, N° de
operación 00005679365, fecha de emisión 13-07-2016, monto depósito:
$420.000 pesos. Documento Emitido por Banco Estado. Fiscalía Regional
Metropolitana Centro Norte.
49. COMPROBANTE DE RECAUDACIÓN, Fiscalía Regional Copiapó, N°
Convenio 10608957, total: $40.250. Identificador 1: 03000301, Identificador
2: RUC 1600534055-5, Identificador 3: RUE 0002925757-4.

28
50. ACTA DE RECEPCIÓN DE DINERO, documento emitido por la Fiscalía
Local de Copiapó, fecha de recepción 14-06-2016, moneda nacional, total:
$40.250 pesos.
51. INGRESO DE ESPECIES, DATOS CASO, fecha de movimiento 16-06-
2016, N° de comprobante: 1568234, persona que entrega: Cristián Esteban
Navarrete Gallardo, funcionario de policía de Investigaciones de Chile. RUE:
0002925757-4, cantidad: $40.250, NUE 4322566. Dinero incautado a Rolando
Vallejos Hidalgo, billetes (nacional); RUE 0002925759-0, cantidad 281, NUE
4322566: dinero incautado a Joaquín Mollo Mamani, billetes (Extranjeros).
52. COMPROBANTE DE RECAUDACIÓN, Fiscalía Regional Copiapó, N°
Convenio 10608957, total: $23.000. Identificador 1: 0300301, Identificador 2:
RUC 1600534055-5, Identificador 3: RUE 0002925738-8.
53. ACTA DE RECEPCIÓN DE DINERO, documento emitido por la Fiscalía
Local de Copiapó, fecha de recepción 14-06-2016, moneda nacional, total:
$23.000 pesos.
54. INGRESO DE ESPECIES, DATOS CASO, fecha de movimiento 16-06-
2016, N° de comprobante: 1568227, persona que entrega: Cristián Esteban
Navarrete Gallardo, funcionario de Policía de Investigaciones de Chile. RUE:
0002925738-8, cantidad: $23.000, NUE 4322567. Dinero incautado a Maribel
Vallejos Hidalgo, billetes (nacional).
55. ACTA DE RECEPCIÓN DE DINERO INCAUTADO, Fiscalía Local de
Iquique, número de acta: 2168, NUE 2654918, fecha de recepción 22-06-
2016, total dinero incautado: 30.000 dólares americanos.
56. CUENTA CORRIENTE MONEDA EXTRANJERA DEPÓSITO, de fecha
22-06-2016, moneda: Dólares Americanos, monto: 17.900, cuenta:
01408022718, Ministerio Público I Región. NUE: 2654916.
57. CUENTA CORRIENTE MONEDA EXTRANJERA DEPÓSITO, de fecha
22-06-2016, moneda: Dólares Americanos, monto: 29.200, cuenta:
01408022718, Ministerio Público I Región. NUE: 2654919.
58. ACTA DE RECEPCIÓN DE DINERO INCAUTADO, Fiscalía Local de
Iquique, número de acta: 2167, NUE 2654916, fecha de recepción 22-06-
2016, total dinero incautado: 20.000 dólares americanos.
59. INGRESO DE ESPECIES, DATOS CASO, fecha de movimiento 22-06-
2016, N° de comprobante: 1758647, persona que entrega: Miguel Angel
Salomon Alvarez, funcionario de Policía de Investigaciones de Chile. RUE:
0002929114-4, cantidad: 800 dólares americanos, NUE 2654918 (billetes
extranjeros). RUE: 0002929118-7, cantidad: 2.100 dólares americanos, NUE
2654916 (billetes extranjeros). RUE: 0002929116-0, cantidad: 17.900 dólares
americanos, NUE 2654916 (billetes extranjeros). RUE: 0002929113-6,
cantidad: 29.200 dólares americanos, NUE 2654919 (billetes extranjeros).

29
60. CUENTA CORRIENTE MONEDA EXTRANJERA DEPÓSITO, de fecha
22-06-2016, moneda: Dólares Americanos, monto: 17.900, cuenta:
01408022718, Ministerio Público I Región. NUE: 2654916.
61. CUENTA CORRIENTE MONEDA EXTRANJERA DEPÓSITO, de fecha
22-06-2016, moneda: Dólares Americanos, monto: 29.200, cuenta:
01408022718, Ministerio Público I Región. NUE: 2654919.
62. ACTA DE RECEPCIÓN DE DINERO INCAUTADO, Fiscalía Local de
Iquique, número de acta: 2147, NUE 3610380, fecha de recepción 07-05-
2016, total dinero incautado: $500.000 pesos chilenos, 310 boliviano, 5.000
dólares americanos.
63. INGRESO DE ESPECIES, DATOS CASO, fecha de movimiento 11-05-
2016, N° de comprobante: 1749667, persona que entrega: DIEGO AEDO
ROCA, funcionario de Carabineros de Chile. RUE: 0002902083-3, cantidad:
5.000 dólares americanos, NUE 3610380 imputado: Rolando Vallejos Hidalgo
(billetes extranjeros). RUE: 0002902084-1, cantidad: 500.000 pesos, NUE
3610380 imputado: Rolando Vallejos (billetes nacional). RUE: 0002902088-4,
cantidad: 310 bolivianos, NUE 3610380 (billetes extranjeros).
64. CUENTA CORRIENTE COMPROBANTE DEPÓSITO EFECTIVO, de fecha
12-05-2016, moneda: pesos chilenos, monto: 500.000, cuenta: 1300151112,
Ministerio Público. NUE: 3610380.
65. CUENTA CORRIENTE MONEDA EXTRANJERA DEPÓSITO, de fecha
12-05-2016, moneda: Dólares Americanos, monto: 5.000, cuenta:
01408022718, Ministerio Público I Región. NUE: 3610380.
66. ADJUNTO COMPROBANTE DE PAGO/DEPÓSITO, presentado en el
Juzgado de Garantía de Iquique el 11 de mayo de 2016, en favor de Rolando
Vallejos Hidalgo. Se adjunta CUPÓN DE RECAUDACIÓN, PODER JUDICIAL N°
5000181748, de fecha 11-05-2016, por causa Ordinaria 4435-2016, Juzgado
de Garantía de Iquique, nombre demandado: Rolando Vallejos Hidalgo,
Nombre depositante: Jhorman Navoyan Micolta, motivo: CAUCIÓN. Monto:
$3.000.000. Forma de pago: Efectivo.
d) Prueba Material:
1. Evidencia NUE: 4328862: Un revólver marca Smith and Wesson,
calibre .38, con empuñadura de color negro, sin número de serie visible.
4. Evidencia NUE 4328865: 1 balanza digital marca Electronic, 1
contador de billetes.
e) Otros medios de prueba:
1. 5 CDs con grabaciones de las escuchas telefónicas (NUE: 4495456).
4. SET FOTOGRÁFICO, consistente en diecisiete (17) fotografías de la
incautación de especies, insumos químicos y sustancias ilícitas incautadas.

30
Fotografías contenidas en el anexo 15 del Informe Policial N°956/07007, de
fecha 5 de junio de 2016, de la BRIANT Metropolitana.
5. SET FOTOGRÁFICO, consistente en nueve (9) fotografías del
seguimiento realizado a los imputados Navoyan, Vallejos y Mollo. Fotografías
contenidas en Informe Policial N° 791/07007, de fecha 12 de mayo de 2016,
de la BRIANT Metropolitana.
6. 1 Fijación al sistema vigía del teléfono intervenido al imputado
Rolando Vallejos Hidalgo, N° +56982585410, Entel. Contenidas en Informe
Policial N° 791/07007, de fecha 12 de mayo de 2016, de la BRIANT
Metropolitana.
7. SET FOTOGRÁFICO, consistente en veintiséis (26) fotografías de la
diligencia de registro al vehículo P.P.U.: CCWW-69. Fotografías contenidas en
Informe Policial N° 1026/07007 de fecha 16 de junio de 2016, de la BRIANT
Metropolitana.
8. SET FOTOGRÁFICO, consistente en seis (6) fotografías del análisis de
las especies incautadas. Fotografías contenidas en Informe Pericial
Huellográfico y/o Dactiloscópico N° 75/2016, Laboratorio de Criminalística
Región de Copiapó. Realizadas por el perito Alex Carraro Oros.
9. SET FOTOGRÁFICO, consistente en treinta y dos (32) fotografías
contenedoras de tres (3) fotografías de la revisión del bus Cóndor, seis (6)
fotografías del equipaje, dos (2) fotografías del análisis de la sustancia
incautada, dos (2) fotografías del pesaje de la droga, dos (2) fotografías de los
tickets de las maletas mantenidos por las imputadas, dos (2) fotografías de
las vestimentas de las imputadas Vallejos y Seña, dos (2) fotografías de
especies y dinero incautado a la imputada Vallejos Hidalgo, tres (3)
fotografías de las especies incautadas a Seña Quispe, una (1) fotografía del
vehículo NW.1634, siete (7) fotografías de las especies incautadas a los
imputados Vallejos Hidalgo y Mollo Mamani, dos (2) fotografías de las
vestimentas de los imputados Vallejos Hidalgo y Mollo Mamani. Fotografías
contenidas en el anexo N° 33 del Informe Policial N°290/07007, de fecha 4 de
junio de 2016 de la BRIANT Copiapó.
10. Mensaje de textos de teléfono interceptado N° +56953436116, de
la empresa de comunicaciones MOVISTAR, correspondiente a veintiséis (26)
mensajes de textos obtenidos del día 20-04-2016 a las 12:05:25 hrs.,
12:04:46 hrs., 11:58:20 hrs., 11.58:19 hrs, 11.57.47 hrs., 11:50:52 hrs.,
11:50:51 hrs., 11:47:50 hrs., 11:43:56 hrs, 11.43:56 hrs., 11:43:23 hrs.,
11:39:00 hrs., 11:39:00 hrs., 11.37:04 hrs., 11:33:24 hrs., 11:33:10 hrs.,
11:33.06 hrs., 11:32:51 hrs., 11:31.55 hrs., 11:31.55 hrs., 11.31:36 hrs.,
11:31:23 hrs., 11:29.48 hrs., 11:27:21 hrs., 11.27:07 hrs., 11:25:32 hrs.

31
Documentos contenidos en Informe Policial N° 956/07007 de fecha 05-06-
2016, BRIANT Metropolitana.
11. Mensaje de textos de teléfono interceptado N° +56982585410, de
la empresa de comunicaciones ENTEL, correspondiente a cinco (5) mensajes
de textos obtenidos del día 02-05-2016 a las 19:46:21 hrs., 19:43.26 hrs.,
19:40:49 hrs., 19:40.37 hrs., 19:38:08 hrs. Documentos contenidos en el
Informe Policial N° 956/07007 de fecha 05-06-2016, BRIANT Metropolitana.
SÉPTIMO: Pruebas de las defensas. La Defensa Pública de Jhorman
Navoyan Micolta y de Yesenia Ortiz Navoyan no adhiere a la prueba del
Ministerio Público y presentó prueba propia, consistente la declaración de la
perito Gretty Shanon Hoffman Abarca, 29, cientista crimínalistica.
La Defensa Privada de Maribel Vallejos Hidalgo y Senovia Seña Quispe
adhiere a la prueba del Ministerio Público y no presenta prueba propia.
La Defensa Privada de Rolando Vallejos Hidalgo y Joaquín Rodrigo
Mollo Mamani adhiere a la prueba del Ministerio Público y no presenta
prueba propia.
OCTAVO: Alegatos de clausura. El Ministerio Público señaló que ha
logrado acreditar los hechos de la acusación. No ha sido cuestionada la
participación en el delito de tráfico ilícito del artículo 3º por ninguna de las
defensas, salvo por la de Yesenia Ortiz, el núcleo central de su alegato de
apertura se referirá al delito de asociación ilícita.
Respecto del delito de asociación ilícita para el tráfico de drogas, del
artículo 16 de la Ley 20.000, expresó que con la prueba presentada logró
acreditar que todos los involucrados presentes en la audiencia participaban
con el fin que no se obstaculizara el fin económico, que era el aseguramiento
máximo de este delito de tráfico de drogas, hay una puesta en escena, una
organización para que se llevara a cabo ese fin económico, hay un plan
controlado por Rolando Vallejos y Jhorman Navoya, respecto de quienes
solicita se les condene de acuerdo con el artículo16 regla Nº1, cambiando su
pretensión respecto de Joaquín Mollo Mamani en cuanto su conducta se
encuadra en la figura del artículo 16 Nº2, al igual que los demás. La actuación
de cada uno es necesaria para llevar a cabo el tráfico ilícito, Rolando y
Jhorman son los que coordinan en esta asociación, Joaquín sigue órdenes,
Maribel y Senovia se encargan de trasladar la droga en el caso de Copiapó
específicamente y Yesenia proporciona el inmueble en el cual esta droga es
acopiada, distribuida, y en el cual, además, se mantiene el laboratorio.
Respecto de los elementos de la asociación ilícita, los acreditó, los que
se refieren a pluralidad de sujetos, acuerdo previo, estadía o permanencia y
la organización.

32
Entiende que acá no se da una simple autoría, porque hay una
permanencia en el tiempo, una organización que no da para un hecho único,
hay varios hechos que se suceden en el tiempo, hay prueba suficiente para
acreditar algo más que una simple agravante del artículo 19 letra a). El delito
de asociación ilícita se configura igual, aun en el evento que no se hubiese
incautado droga, podría haberlo establecido, por las escuchas telefónicas y
los seguimientos que dan cuenta de cuál era la forma de participación de
cada una de las personas acusadas.
Referente a la pluralidad de sujetos, hay seis personas acusadas, y la
participación de cada una es la necesaria para llevar este emprendimiento.
En cuanto al acuerdo previo, claramente es una acción que está
concertada desde antes, adquirieron vehículos, se obtuvo dinero, se financió,
hubo traslado por distintas regiones, hubo distribución, no es un hecho
aislado, sino que existía un acuerdo para realizar esta acción, de las escuchas
telefónicas se puede establecer la participación de los líderes de esta
investigación, Rolando Vallejos, Jhorman Navoyan y Joaquín Mollo Mamani,
alias “el chino”, quien era el brazo operativo, que los ayudaba a coordinarse,
conforme colaboraba en los términos del Nº2 del artículo 16.
Con relación al requisito de permanencia, se acreditó que hay una
investigación desde abril de 2016, escuchas que dan cuenta de actividades
relacionadas al tráfico de drogas al menos del 17 de abril al 5 de junio, en que
se produce la detención de los acusados. De los registros de audio el 17 de
abril, disco Nº1, pista 6311, comunicación entre Navoyan y Vallejos, dan
cuenta que ellos ya habían hecho droga, Jhorman dice hicimos 9 y un poco
más. Hay una actividad antes de su detención relacionada con el tráfico de
drogas. La adquisición del auto, en que se detuvo a Rolando Vallejos en
Iquique el 7 de mayo con arma y dinero, este auto se adquirió el 23 de marzo
de 2016, lo que también da cuenta que hay una actividad previa en el
tiempo. En el disco Nº2, pista 11.637, escucha del 29 de abril de 2016, en la
cual Jhorman le pide a Rolando las llaves de a casa, o sea, ellos desde hacía
un tiempo estaban coordinados, también en este disco Nº2, la pista 12.971,
en la que Rolando Vallejos dice que lo que quedaba lo ha pasado así no más,
escucha de 2 de mayo de 2016. Importante resulta para acreditar la
permanencia en el tiempo, que fue incautado en el interior del domicilio de
Conferencia Nº530, que era su base de operaciones y laboratorio, la máquina
contadora de billetes que pudo observar el tribunal, la que estaba destinada
a reducir el dinero obtenido por la asociación, se hacían montones de varios
millones y se cobraban en dólares para obtener la droga en Bolivia.
El elemento organización, hay una división del trabajo, una
jerarquización, en las funciones de mando, en la elaboración del plan

33
delictivo y en la ejecución de este, hay una estructura piramidal, en los
términos exigidos por el artículo 16, porque el rasgo fundamental que
distingue este delito es la división de funciones, porque la misma norma
divide, los líderes en el Nº1 y los que colaboran en el Nº2. Ha acreditado que
poseían las calidades de líderes en la cúspide de esta estructura Rolando
Vallejos y Jhorman Navoyan, este último era el dueño encargado del
inmueble, adquiere los automóviles que están a su nombre en los cuales se
remesa el dinero y se distribuía la droga en la comuna de Santiago, coordina
distinto tipos de labores, lo que acredita además la prueba documental,
documento 45 da cuenta de la adquisición del Hyundai Accent el 23 de marzo
de 2016, documento Nº46 donde consta la adquisición del vehículo Nissan el
23 de mayo de 2016, en el cual son detenidos Rolando Vallejos y Joaquín
Mollo, administra el dinero, lo que acredita con las escuchas como por el
pago de la fianza que se realizó, disco Nº1, pista 7581, como Jhorman se
comunica con Rolando para que mande al “chino” a Rozas, claramente ahí
hay un mando, en el disco Nº5, pista 11.210, de 2 de junio, Jhorman realiza
coordinaciones para conseguir chilenos que viajen a Copiapó de punta de
lanza. Claramente son actuaciones de líderes de esta organización. Disco 5,
pistas 11.877 y 11.878 Jhorman coordina ingreso y distribución de droga a
Santiago. Prueba que manejaba dinero de esta organización la documental,
documento Nº48 da cuenta de dinero incautado a Jhorman el día de su
detención 5 de junio, $420.000 que manejaba en efectivo, en la vía pública,
teniendo claro que no realizaba ninguna labor lícita, documento Nº66, consta
que Jhorman pagó una fianza de tres millones de pesos para dejar en libertad
a Rolando Vallejos, que estaba privado de libertad en Iquique.
Rolando Vallejos, su participación también se acredita con las escuchas
telefónicas, disco Nº2, pista 12.528, de 1 de mayo de 2016, Rolando habla
con un sujeto “Puka” o “Tuca”, Filiberto, Olier, respecto de quien los
acusados en su declaración dijeron que tendría actividades de liderazgo, sin
embargo, en este audio Rolando habla con “Puka” y le ordena que pague mil
dólares, claramente Rolando no era mandado, ejercía labores de liderazgo en
esta organización. En los registros de los mensajes de texto Rolando Vallejos
señala que él entraría 50 o 60 rocas, siempre él está dirigiendo. Disco Nº5,
pista 2.527 y 2.787, Rolando manda a Joaquín Mollo para que pague la fianza
de cinco mil dólares en Iquique, pista 2.849, la conversación que mantiene
Jhorman con su pareja es absolutamente clara que quien mantenía la plata
en el auto era Rolando Vallejos, el peritaje del perito Carraro de Copiapó que
levantando huellas a los 18 kilos de droga incautados encontró una huella,
que cotejada coincide con la de Rolando Vallejos. La declaración del
funcionario Gallardo que relata como él se traslada a Iquique y en este auto,

34
que ellos por las escuchas sabían que Rolando Vallejos mantenía dinero,
logran incautar una gran cantidad de dinero, de que dan cuenta los
documentos 55 a 61, cincuenta mil dólares en billetes de 100 dólares, que se
vieron en las fotografías y documentos 62 a 64, dan cuenta además del
dinero que tenía al ser detenido en Iquique, portaba quinientos mil pesos
chilenos en dinero en efectivo. Disco Nº3, pista 381, en la que Rolando
Vallejos señala claramente que a su gente ya la ha mandado al norte en la
actividad previa de tráfico. Disco Nº2, pista 12.971, llama a un sujeto que
llama hermano, que le pague lo que le debe a él, no a otra persona.
Entonces, Rolando es quien ingresa la droga por el norte del país utilizando a
terceros, la adquiere con dólares que traslada en este vehículo, consigue las
personas que internan la droga al país y la trasladan a Santiago, consigue
quien escolta a estas personas en conjunto con Jhorman, lo que da cuenta
clarísima de su actividad de liderazgo en esta organización, por lo que solicitó
su condena de conformidad con el artículo 16 Nº1.
Joaquín Mollo Mamani, solicitó se le condene de conformidad con el
artículo 16 Nº2, porque las principales actividades que realizaba era manejar
los autos, llevar y traer dinero conforme las órdenes que se le daban, es una
actividad esencial para el delito de tráfico de drogas y que ha sido
permanente en el tiempo. Él pide instrucciones a Rolando, coordina la salida
de éste de la cárcel, en el disco 5, pista 2.527, de 10 de mayo de 2016,
cuando Rolando estaba preso en Iquique él llama a Jhorman y no le dice que
consiga dinero, sino que le indica que debe llevar cinco mil dólares, es una
persona que tiene claridad de lo que está pasando, que está inserto en esta
estructura, sabe de cuánto dinero disponían, sabe quiénes son necesarios
para que se siga manteniendo este emprendimiento económico de tipo
ilícito. Declaraciones de los funcionarios Deik y Tapia que señalan que era él
quien conducía el auto Nissan V16, que iba de punta de lanza al momento de
la incautación de los 18 kilos de droga en Copiapó, incautación de dinero a
Joaquín Mollo como a Rolando, $40.250, 281 bolivianos.
Participación de Maribel Vallejos y Senovia Seña, quienes
transportaban la droga, actividad necesaria para esta asociación ilícita,
colaboración en los términos del artículo 16 Nº2, ratificada por los
funcionarios Deik, Tapia y Bonmassar, en el documento 44 se les identifica a
ellas mediante el manifiesto de tripulación y pasajero; en el documento 54,
dinero incautado a Maribel Vallejos, hermana de Rolando Vallejos; en otros
medios de prueba Nº9, fotografías en las que se observaron la incautación de
lo que mantenían Maribel y Senovia, los 18 kilos de droga, que es la evidencia
material del delito de tráfico del artículo 3º; que se trataba de droga lo
acreditó con las pericias introducidas como documental del Nº20 al 36, en las

35
que se establece que son 18 kilos de cocaína, con una pureza superior al 80%,
para ser luego procesada en el laboratorio que se mantenía en la comuna de
Santiago.
La participación de Yesenia Ortiz en la asociación ilícita se da en los
términos del artículo 16 Nº2, ella prestaba el inmueble en el cual se mantenía
la droga. En su declaración ella señala que desconocía, que es la tesis que ha
sostenido su defensa, ha cuestionado que ella estuviera a cargo del
inmueble, sin embargo, Yesenia en su declaración no cuestiona haber estado
a cargo del inmueble, lo que cuestiona es que ella no sabía lo que había en el
inmueble. Ella señala nunca haber visto los precursores, sin embargo,
conforme a la declaración de los funcionarios Guajardo y Gallardo, quienes
ingresaron al inmueble de Conferencia Nº530, que estaban a simple vista, lo
que concuerda con las escuchas y las pruebas que mencionará a
continuación. Jesenia en todo momento indica que vivía ahí, se lo dijo a los
funcionarios, acá en el juicio, nunca negó esta situación. Respecto a que
Yesenia sí estaba a cargo de este inmueble, solicita se preste atención al
disco Nº4, pista 117, de 4 de mayo de 2016, donde se escucha a Valeri Llanos,
que sería la hija de Yesenia, en la que Valeri se refiere todo el rato a su
mamá, le habla a otra persona que sería su pareja “si mi mamá quiere guerra,
guerra le daré en Fiscalía”, “tomé foto de todo lo que tenía en la casa”,
señala que toma fotos a los tambores con químicos. Indica un conocimiento
previo de todo lo que sucedía, por cuanto, la persona que sería su pareja no
le pregunta por cosas poco específicas, le indica claramente “¿está el auto?”,
“¿está el plomo?” el Hyundai Accent, “¿están los fierros?”, sabía, entonces,
que había fierros (con fierros se refieren a armas), “¿hay ropa de tu mamá?”.
Claramente es la casa donde se mantenía normalmente Yesenia. En esa
escucha Valeri dice “está apestoso”, es bastante claro que ahí se mantenía un
laboratorio, no parece plausible la versión de Yesenia que ella vivía en esa
casa y no tenía idea que en esta se mantenían un laboratorio clandestino y
un centro de acopio. El novio de Valeri le señala, además, “trata de encontrar
barro”. Estos hechos ponen a Yesenia inserta dentro de esta asociación ilícita.
Están los dichos de Jhorman y Rolando Vallejos en cuanto a que ella era la
encargada, éste último dice en su declaración que la conocía, que la había
visto un par de veces, lo que fue antes del 5 de junio porque a esa fecha él
estaba en Copiapó.
Siendo Yesenia la encargada del lugar, solicitó se le condene por la
mantención del arma que fue incorporada como evidencia material Nº1,
documento 47, que refrenda que ella no mantenía permiso para mantener y
portar armas, la declaración del perito Roberto Jiménez al respecto y la
declaración de la perito Hoffman que fue muy clara respecto a que esta arma

36
si bien no se podía utilizar en condiciones manuales simples para el disparo
convencional, sí lo estaría realizando una operación adicional, por lo que es
apta para el disparo.
Respecto de la incautación que se realizó, está el set Nº4 respecto del
cual declararon los funcionarios Guajardo y Gallardo.
Para acreditar que todo lo incautado en este domicilio, era droga, se
tiene la prueba pericial, acompañada como documental de los Nº39 a 43, es
el análisis de los dos platos utilizados para cocinar, apreciados en las
fotografías, según los dichos de los dos funcionarios, tales instrumentos
señalan que dieron positivo para cocaína, incorporando los informes sobre la
peligrosidad de la cocaína. Los documentos 1 al 4, se refieren a la incautación
de los envoltorios de THC, que se remitieron al Servicio de Salud
Metropolitano Central, que dieron positivo a marihuana, con un pesaje alto,
que los circunscribe en la hipótesis del artículo 3º, incautados en el domicilio
a cargo de Yesenia Ortiz, documento 5 y 6, que reciben las incautaciones
enviadas por el Ministerio Público referente a los precursores, documentos 7
al 12, dan por acreditado que las muestras de 6 bolsas dieron resultado
positivo a carbonato de sodio, documento 15 y 17, dan cuenta que la
sustancia corresponde a ácido sulfúrico y los documentos 18 y 19, informan
que ambas sustancias son utilizadas como precursores de droga y están
sancionadas conforme al artículo 2º de la Ley 20.000 y están en el
Reglamento como precursores.
La incautación de marihuana, guarda relación con escuchas del 4 de
junio en la que Jhorman Navoyan, cuando un sujeto le pregunta si tiene, le
contesta que solamente tenía “maría”, que es el nombre que vulgarmente se
le da a la marihuana.
El testigo Macías practicó la detención de Jhorman Nagoyan en el
domicilio que él utilizaba para pernoctar, incautándole la gran cantidad de
dinero que él mantenía.
Están acreditados los ilícitos por los cuales el Ministerio Público acusó,
tráfico ilícito de drogas, tráfico ilícito de precursores, asociación ilícita y en el
caso de Yesenia Ortiz, también tenencia ilegal de arma de fuego, por el
revólver que mantenía en su domicilio.
Solicitó se condene a los acusados por todo esos ilícitos.
La elaboración está contenida como uno de los verbos rectores del
artículo 2º, habiendo hecho mención de ella a propósito de los precursores
químicos que fueron incautados en el inmueble.
A su turno, la defensa de los acusados Jhorman Navoyan Micolta y
Yesenia Ortiz Naboyan señaló que insiste que respecto de Yesenia Ortiz no
se puede establecer la existencia de ningún tipo penal por los cuales fuera

37
acusada y, respecto de su hermano Jhorman solo existe a su respecto el
delito de tráfico.
Reitera la absolución de Yesenia Ortiz, toda vez que ha sido abundante
y detallada la información en cuanto al origen de esta causa por diversos
policías, siendo relevante la entregada por Guajardo, Gallardo y Macías, ya
que a partir de ella, la vinculación de su representada es subjetiva,
discrecional, circunstancial y artificial. El procedimiento que da origen a la
detención de Yesenia se remonta al 05 de junio de 2016, pasadas las 14:00
horas, toda vez que los citados policías manejaban información respecto de
una investigación denominada “Operación Conferencia”, que se refiere a la
ubicación del domicilio de Conferencia 530, dando cuenta el funcionario
Gallardo nutrida información respecto de cuáles eran los blancos de esa
investigación, excluyendo desde el principio a la señora Ortiz, ello unido a
que a mediados de abril de 2016 se efectuaron muchas actividades
investigativas propias del delito de tráfico de droga, tales como
interceptación telefónica, vigilancias y seguimientos que dieron resultando
efectivamente en cuanto a la existencia de negociaciones; a vinculaciones
entre Rolando, Jhorman y Joaquín y, a partir de esas escuchas, se puede
descartar la intervención de su representada, ella nunca fue mencionada,
nunca fue escuchada; existen voces femeninas que se encuentran
identificadas por el policía, que corresponden a la pareja de Jhorman y a su
hermana.
Su impresión a partir de las escuchas es que Yesenia nunca tuvo interés
criminalístico para la investigación, resaltando además que las capturas
fotográficas de los seguimientos y de las vigilancias en el domicilio de
Conferencia 530 lograron identificar vehículos y rostros masculinos en
situaciones neutras, pero excluyen a la persona de Yesenia Ortiz. En ese
sentido, la vinculación a propósito de la entrada y registro es totalmente
circunstancial, ya que si bien tiene parentesco con Jhorman, ella venía
llegando de afuera, versión que entregó en la carpeta investigativa, la
detención se produce al ingreso del domicilio, así lo refirió el policía, que
inmediatamente lo asocian con Jhorman y la detienen.
Pero ella ingresa después de los policías, esa situación, unida al hecho
que es extranjera, que según dijeran los policías, ella les reconoce que vivía
ahí, que estaba a cargo de la casa, que tenía cosas allí; no le parece
vinculante, más aun si tales experimentados policías no le advirtieron a su
representada en la situación que estaba y que ella podía ser blanco de una
sospecha y que puede guardar silencio, ella es extranjera, desconoce la
legislación chilena, no le leyeron sus derechos, y de aquello se sujetan para
establecer que ella estaba a cargo, pero en este procedimiento no hubo

38
seguimiento ni vigilancia ni interceptaciones. Además, cuando fue detenida
no llevaba ningún elemento de los que fueren incautados, que diera cuenta
de alguna conexión con esa organización; no se levantó prueba fotográfica
sobre la existencia de vestimentas o pertenencias de su representada en la
casa.
A su juicio, el actuar de la policía en este procedimiento ha sido
deficiente, no se explica cómo ambos policías señalan haber levantado un
arma de fuego, se le dio NUE, se fotografió, pero no evidenciaron la
existencia de esa arma en sus respectivas declaraciones, lo que a su juicio,
debiera generar en el Tribunal la duda si las cosas son como las dice la policía.
A su entender, independiente que sostenga que el arma no era apta
para el disparo, su representada no era propietaria del lugar, no sabía, no
tenía idea de las cosas que había adentro y, por ello, a su juicio, debiera
primar la presunción de inocencia que ampara a su representada.
Respecto de Jhorman Navoyan, refiere que entiende que se justifica la
existencia del delito de tráfico, hay droga, hay vigilancias que vinculan a
Jhorman con otras personas, pero cuestiona la existencia de una asociación
ilícita en los términos que lo plantea la fiscalía.
Enfatiza que la condición de líder que se sostiene en la acusación
respecto de Jhorman junto con Rolando Vallejos, se contradice por completo
con lo que se verificó durante la investigación, ya que de las escuchas y de los
propios dichos de su representado recibió una comisión por la venta de
droga, lo que no está alineado con la asociación; existe diferencia entre el
dueño o accionista de la empresa, por así decirlo, y un comisionista; las
utilidades son bastantes distintas, y eso aparece mencionado en las escuchas.
En este juicio existe una relación de pareja y de consanguinidad entre
los hermanos Vallejos y entre Rolando y Senovia, lo que a su juicio,
parentesco que no le parece compatible con esta organización y jerarquía;
pero en este caso, por las escuchas y vigilancias no se da esa vinculación
donde existía un marcado rol respecto de cada uno.
De acuerdo a lo que refirió Gallardo, su representado recibía la droga,
la vendía, la cobraba y depositaba. A su entender, un líder delega funciones
menores en otro, un líder no conduce un vehículo al norte para arriesgarse a
que lo detengan portando un arma, delega funciones riesgosas. Una
asociación no tiene dos vehículos, bastantes antiguos, uno incluso tuvo que
ser reparado, no tiene solo un arma en las condiciones que estaba, no le
parece que se esté frente a una organización de la Ley 20.000. A su juicio,
para que funcionara este negocio es obvio que debe haber más de una
persona y lo que se da es una co autoría entre estas personas.

39
Su representado declaró desde el principio de la investigación, fue
detenido afuera de su domicilio, pasadas las 14:00 horas, de manera
tranquila y sin incidentes, así lo declaró Macías; lo que es importante ya que
de acuerdo a las escuchas telefónicas del 05 de junio de 2016, a las 10:30
horas, entre Jhorman y Olier, donde se aprecia el desánimo del primero al
enterarse que habían detenido a Rolando y su gente con la droga, no se da a
la fuga pese a que sabía lo que se venía, no hubo ningún atisbo de huir; al
contrario colaboró, entregó una versión al Tribunal, a la Fiscalía. En una
organización lo que se pacta es el silencio, un acuerdo de negar las cosas más
que admitirlas, por lo que, a su juicio, su representado no forma parte de
ninguna organización al igual que los demás acusados, por lo que debiera ser
absuelto por este delito.
Respecto de los precursores y elaboración, solicita su absolución,
porque el 29 de abril de 2016, a las 16:16 horas, se generó un conversación
en la cual Jhorman le solicita a Rolando las llaves de Conferencia para poder
ingresar, lo que significa que su representado no era el encargado del
inmueble ni tenía acceso, por lo que las especies que estaban en calle
Conferencia no eran de él, además no adquirió los elementos considerados
como precursores o en la elaboración de la droga.
A su vez, la defensa de Maribel Vallejos y Senovia Seña Quispe señaló
que sus representadas declararon en esta audiencia reconociendo su
participación en el delito de tráfico, establecieron elementos auto
inculpatorios e incluso algunos no conocidos por el Tribunal y Fiscalía,
colaborando al esclarecimiento de los hechos.
Sin embargo, cuestiona el delito de asociación ilícita y la cantidad de
años que se solicita, ello en relación a que el estándar de convicción debe ser
alto. La investigación gira en torno de Jhorman y Rolando, no de sus
representadas, según incluso dijera Gallardo.
En cuanto a la pluralidad de sujetos señala que el delito de tráfico es un
delito de emprendimiento, no se realiza por una sola persona y por ello, es
lógico que exista en este caso, pluralidad de sujetos a la hora de realizar un
tráfico. En cuanto a las funciones que podrían haber sido distribuidas, se está
en presencia de una asociación bastante pobre, porque el líder Rolando,
debe adquirir, transportar y llevar la droga, cargar el dinero, Jhorman
también distribuye la droga, no siendo esto lo normal, no se corresponde con
el estándar de convicción que exigen normalmente las asociaciones ilícitas en
las cuales existe condena.
Además, no existe un alto estándar para señalar las argumentaciones
dadas por el Ministerio Publico, en cuanto a jerarquía y organización y en tal
sentido a la luz del artículo 340 se hace cargo de la distinción entre los

40
elementos deductivos, inductivos y abdutivos para llegar a un resultado
respecto de una argumentación porque el Ministerio Público ha dado por
acreditado un delito de asociación ilícita a través de escuchas telefónicas. La
doctrina al respecto señala que si bien es cierto se puede condenar por
ciertos delitos, se necesita otro tipo de elementos de escuchas son
inductivos, ya que admiten hipótesis diversas; es así, que una de las escuchas
citadas por el Ministerio Público, del 02 de mayo de 2016, se dice “lo que
quedaba, lo he pasado, así no más”, lo que puede ser interpretado de
manera diferente, distinto sería si dijera “lo que queda de droga”, eso sería
un elemento deductivo y de acuerdo al estándar de convicción del artículo
340 no se puede acreditar un tráfico de droga desde ese punto de vista.
Además hay non bis in ídem, ya que el delito de tráfico es un delito de
emprendimiento y lo que el Ministerio Público pretende es sancionar un
mismo hecho dos veces, ya que dicho delito contiene varias etapas, como es
la distribución, cobro de dinero y ello constituye un tráfico y no debe ser
considerado como asociación ilícita. Sus representadas realizaron un tráfico;
no fueron nunca “blanco de investigación”, no se puede considerar que
formen parte de una asociación por solo haber realizado una actividad de
tráfico, ya que no hay ánimo de permanencia, ello unido a que incluso sin la
presencia de sus representadas se podría condenar o no por asociación ilícita
a los otros acusados. Solicita la absolución de ellas en la asociación ilícita.
Asimismo, no se han acreditado todos los supuestos fácticos de la
acusación, en la cual se señaló que todos participaron en las actividades de la
asociación; no existen varios traslados, hay un traslado específico; a sus
representadas solo se les puede atribuir un traslado, por lo que serán
acreedoras por el delito de tráfico, pero no por asociación y por ello, pide la
absolución por tal delito.
A su vez, la defensa de los acusados Rolando Vallejos Hidalgo y
Joaquín Mollo Mamani señaló que sus representados han colaborado en
esta audiencia, quedó clara su participación en el tráfico, no así respecto de
la elaboración, ya que a su entender, la acusación fiscal se aleja de la realidad
probatoria de lo que pasó en el juicio, nunca se acreditó que ellos fabricaran
drogas, más allá de los elementos que se hayan encontrado en la casa de
Conferencia, además que no hay claridad de donde aparecen esos tarros o
elementos, ya que no se probó que éstos estaban en el domicilio o los
llevaron, o si se “cocinó” la droga en otro lugar y esos restos fueron llevados
allí y en ese sentido, sale Yesenia del tema porque no tiene idea, ya que si se
ponen los baldes ahí, ella no tiene porqué saber que se “cocinó esa droga, ya
que Gallardo a su pregunta, señaló que no sabía cómo llegaron hasta dicho
lugar estos precursores químicos.

41
Además, solicita la absolución por el delito tráfico de precursores ya
que no hay claridad de donde aparecen los precursores; no se acreditó que
sus representados los compraron, trasladaron o llevaron a ese lugar, ni si se
referían a precursores químicos como tal o sustancia química esencial, ya que
son dos cosas distintas que el Ministerio Público no probó cuál de ellos.
A su juicio, existiendo una colusión en lo que el Ministerio Público
pretende, ya pide se condene por elaboración de droga y además por tráfico
de precursores, lo que no puede hacerse, lo que queda claro en las actas
constitucionales a propósito del artículo 2º se señala “cuando esos elementos
han sido comprados a efectos de poder trasladarlos para un evento
posterior”, pero estos elementos se encuentran a disposición de este
supuesto laboratorio y como dice la norma legal, para poder fabricar se
necesita un precursor y por ende, si se condena por tráfico no se puede
condenar por precursor, ya que afecta el principio non bis ídem y por ello
entiende que es equivocada la pretensión del Ministerio Público y por ello,
deben ser absueltos del delito de tráfico de precursores.
Respecto del delito de asociación ilícita, señaló que si bien esta es una
investigación compleja, pero el Ministerio Público tiene todos los medios
para hacerlo, máxime si pide penas tan altas. Tanto autores como
jurisprudencia refieren que la asociación ilícita es una empresa criminal, que
tiene un centro de decisiones, con niveles jerárquicos y con la posibilidad de
sustituir miembros y que la organización siga funcionando, lo que no se
condice con el hecho de que Rolando trajera la droga, la traslade y distribuya;
que el jefe de la organización maneje largas distancias, mientras que el otro
jefe, Joaquín, manejaba un auto que quedaba a cada rato en panne, el cual
tiene más de 20 años de uso. No se levantó información patrimonial de éstos,
ni a nivel nacional o extranjero; siquiera se sabe si Rolando Vallejos Hidalgo
es su identidad verdadera, se está hablando de unas personas que están en
una asociación ilícita, que están pernoctando en una casa ubicada en calle
Temuco y se les vigiló una vez; que tienen un laboratorio de droga y se le
vigila tres veces en un mes y medio. El Ministerio Público que esto se prueba
con las escuchas, pero éstas son interpretadas como se quiere, aquí no hay
elementos ni recursos humanos, materiales para poder determinar que hay
una asociación ilícita, solo se trata de una mera co autoría de personas que se
juntaron para traficar droga organización y esto se da en todos los tráficos, ya
que hay alguien que manda la droga, otro la interna, otro la traslada, otro la
recibe, otro la “cocina”, otro la embolsan, otro la distribuye y otro la cobra.
Nadie trafica solo, necesita al menos un contacto de alguien que le traiga
droga.

42
Castigarlos por este delito, en circunstancia que no es jurídicamente
posible que se entienda esta conducta como tal, sería violar el principio del
non bis in ídem, así además lo han fallado los Tribunales, indicando las
causas.
No hay una jerarquía, no hay una organización, no es cierto que
Rolando llame a Joaquín para que pague la fianza, él no puede, estaba
detenido.
Faltó investigación respecto de Filiberto Araniba Sola, era el copiloto
de Rolando en Iquique, se pasea por Santiago, vive en la casa de Temuco, no
se investigó pese a que él también iba a comprar droga; si estuvo preso al
menos 5 días en Iquique; no se sabe quién es, tampoco verificaron
información de los celulares incautados en Iquique, no se puede determinar
que hay asociación; ni siquiera con la cuarta de huella digital encontrada en
un paquete de droga en Copiapó, ya que el perito señaló que pudo ser con el
roce al guardar zapatos al interior de la maleta, y eso no significa Rolando
puso aquel paquete, aunque es evidente que tenía conocimiento; así lo
dijeron Maribel y Senovia que pusieron las maletas previo a que se las pasara
la señora Irma, mujer que tampoco fue investigada y que habla con Jhorman
respecto de un dinero que le iban a entregar. Dijeron en principio que eran
tres líderes, lo que no se condice con la jerarquía de una organización, no hay
mandos medios, ellos hacían todo, aquí solo hay un tráfico, debiendo
absolverse a sus representados por todos los demás delitos que fueren
acusados.
Al replicar el Ministerio Público señaló, respecto de las alegaciones de
la defensa de Jhorman Navoyan, en cuanto cuestiona elementos de la
asociación ilícita, tales como que es incompatible que se presente el
elemento jerarquía de la asociación ilícita con el parentesco, no entiende de
donde deduce eso, ni entiende que se haga cargo del caso de Joaquín Mollo
que claramente no es pariente de esas personas, ni de Maribel ni Senovia, en
el sentido que a su parecer sí se da la asociación ilícita.
Tampoco entiende para dónde va la defensa de Jhorman, al aseverar
que pese a que sabía lo que se venía no pone problemas con su detención,
porque no era la primera vez que habían sido detenidos algunos miembros
de esta asociación, cómo sabía que lo iban a detener si no estaba en el
inmueble de Conferencia, que era la base de operaciones de esta asociación.
Referente a la absolución que solicita por los precursores y por la
elaboración de droga, señala como elemento exculpatorio la escucha del 29
de abril, en donde Jhorman le pide la llave a Rolando, entiende que esto es
una tema meramente circunstancial, puesto que ambos mantenían en esos
momentos el control del inmueble para laboratorio, además, que en este

43
sentido se desentiende de la propia declaración de Jhorman Navoyan, pues
éste señaló en su declaración que llegaron a cocinar una roca, se ubica
participando en el laboratorio, que estaba en calle Conferencia Nº530, por lo
que claramente participa en la elaboración de drogas, por lo que reiteró su
petición de condena por el artículo 2º.
En lo tocante a lo sostenido por la defensa de Maribel Vallejos y
Senovia Seña, señala que éste es un delito de emprendimiento, por lo que
siempre se necesitan varias personas, pero como ya señaló, una simple
coautoría no está destinada a la comisión de uno o varios delitos, ya que en
este caso había una orgánica ya instalada para la comisión de varios delitos.
Indica que acá no habría jerarquía, organización, asevera que cómo
una persona que era líder como Rolando, llevaba la droga, sin embargo, de la
investigación se desprende que la droga la portaban estas otras personas
inferiores, fungibles, lo que también da carácter a la jerarquía en la
asociación ilícita, en este caso eran Maribel y Senovia las encargadas del
traslado, manteniéndose Rolando en otro vehículo, prestando cobertura.
Respecto al cuestionamiento de las escuchas, hay conocimiento común
de cuáles son los términos por los que se habla de droga, pintura, roca, la
blanca, la negra, la white, son todos elementos que se refieren a droga, nadie
dice véndeme cocaína, pasta base, se habla, en otros términos, pero en el
contexto que acá hay una incautación de droga, hay un laboratorio, lo que los
detectives tenían en su momento como una inducción, corresponde a
conversaciones relativas al delito de tráfico de drogas.
Respecto del ánimo de permanencia, está bastante claro, hay varias
actividades, hay una primera elaboración de droga en el mes de abril, se les
acaba, van a buscar, están buscando casa, viendo donde comprar para seguir
produciendo esa droga.
Referente al nos bis in ídem entiende que lo que solicita es que no se
sancione a título doble la asociación y el tráfico de droga, regla expresa en el
artículo 16, aplicación del artículo 74 del Código Penal. En el caso de la
asociación ilícita, la podría haber perseguido incluso si no se hubiese
incautado la droga, y en el evento que se acrediten los otros delitos, se
sancionan ambas conductas y no solo una.
En cuanto a la exculpación que solicita la defensa de Rolando Vallejos Y
Joaquín Mamani por los precursores, ya que no se prueba que ellos
fabricaban porque no estaban ahí, lo cierto es que toda la investigación, las
escuchas, los seguimientos, las declaraciones de los propios imputados, dan
cuenta que ellos estaban a cargo del laboratorio y que formaban parte de la
asociación.

44
Se cuestiona que los autos estaban bastante malos, las normas de la
lógica y la experiencia indican que estas personas extranjeras, de
nacionalidad boliviana, no iban a tener grandes camionetas, vehículos muy
vistosos, porque iba a ser mucho más sospechoso de lo que fue, pues pese a
que iban en vehículos que no eran tan vistosos, igualmente son controlados
en dos ocasiones por distintas policías, en Iquique por carabineros y en
Copiapó por PDI.
Sostiene que su parte habría dicho que Rolando llama a Joaquín, en
ningún caso, lo que sostuvo es que Joaquín llama a Jhorman para que vaya a
pagar la fianza de Rolando, ignora cómo se comunicaron, en ningún caso
aseveró que estuvieran hablando por teléfono.
En cuanto a que debió investigarse al tal Filiberto, la verdad es que no
se hizo ninguna pregunta a los funcionarios policiales sobre tal circunstancia,
habiendo quedado claramente establecido en la investigación que este
ciudadano habría sido detenido por carabineros, entonces, no entiende por
qué está diciendo como que se le dejó ir. Al ser detenidas estas personas por
el porte de arma de fuego en el Hyundai plomo, no estaba en conocimiento
de los policías de la PDI qué estaba sucediendo, ellos estaban en viaje a
Bolivia no trasladando droga, ya que ésta la trasladan otras personas.
La actuación de Rolando es de liderazgo, de jerarca, por todo lo que ya
ha expresado.
Reiteró la petición de condena.
En su réplica, la defensa de Yesenia y Jhorman señaló que en la
acusación se le indica como dueño de un laboratorio y que habría aportado
diferentes elementos para su operatividad y solo cuando se pide la pena
recién aparece lo del tráfico de precursores. Durante los casi tres meses de
investigación y con fotografías y escuchas se puede descartar que por ese
medio se puede establecer que su representado tomó contacto, portó o
adquirió estos elementos para poder entregarlos o llevarlos a ese lugar.
Resulta ilógico que si su representado fuera el dueño del laboratorio pida
permiso o que le abran para entrar a ese lugar y, en tal sentido, la escucha
del 29 de abril de 2016 da cuenta que Jhorman dialoga con otro imputado
porque necesitaba ingresar; no hay compatibilidad entre ingresar al inmueble
y traficar precursores.
Al replicar, la defensa de las acusadas Maribel Vallejos y Senovia Seña
Quispe señaló que a su juicio, no están acreditados varios delitos de
conformidad al estado de convicción que debe ser muy alto por las penas
que se pide, aquí solo hay un tráfico acreditado y que lo hay hacia atrás no se
encuentra probado; además el guardar cobertura de acuerdo a lo que se
conoce no es símbolo de una asociación ilícita, haciendo referencia al tipo

45
penal de tráfico, el cual tiene la mayor cantidad de verbos rectores que existe
en el ordenamiento jurídico y, por ello piensa que se atenta al principio non
bis ídem al intentar sancionar a estas personas por asociación ilícita y tráfico
de droga.
Aclara, además, que el ánimo de permanencia lo señaló respecto de
sus representadas, no respecto de los demás y en tal sentido respecto de
ellas no fue probado.
La inducción para el tipo en el proceso penal no permite condena, así
lo dice el profesor Atiensa.
Al replicar, la defensa de los acusados Rolando Vallejos Hidalgo y
Joaquín Mollo Mamani, señaló fue él quien le preguntó sobre Filiberto al
policía Gallardo, a propósito del porque no se investigó a dicha persona, ya
que éste sabía de su existencia ya que hizo el informe policial respecto a lo
incautado en Iquique, por tanto sabía quién era Filiberto, independiente de
quien lo detuvo, siendo deficiente en este punto la investigación. Sus
representados nunca dijeron que fueron a Conferencia 530 a “cocinar” droga,
como lo afirma el Ministerio Publico. Los precursores químicos no se
elaboran, existen y, por último, no hay asociación ilícita, no se cumplen los
requisitos doctrinales ni jurisprudenciales al respecto.
NOVENO: Análisis y valoración de la prueba rendida: Cabe señalar
que de la prueba presentada por el Ministerio Público, analizada en
conformidad al artículo 297 del Código Procesal Penal, el Tribunal considera
que el órgano persecutor ha logrado acreditar, de acuerdo al estándar
exigido por la ley, más allá de toda duda razonable, cada uno de los
supuestos fácticos de la acusación fiscal.
Sin embargo, previo a analizar cada uno de los delitos investigados, es
necesario contextualizar las circunstancias que dieron origen a esta
investigación y como se fueron desencadenando cada uno de los hechos de
esta causa.
En tal sentido, se contó con la declaración del oficial de caso, el
Inspector de la Policía de Investigaciones, Sebastián Alejandro Gallardo
Ubilla, quien en síntesis expuso que se desempeñaba en la Briant
Metropolitana desde el año 2012 a la fecha, integrando la agrupación
liderada por el Comisario Cristian Sepúlveda Valdebenito y formando parte
de la agrupación operativa junto con el Sub Comisario Fernando Díaz Candia
y el Inspector Ayala Soto. Que esta arista de investigación nació en el RUC
1500770894-4 de la Fiscalía Metropolitana Sur, ya que a través de
monitoreos telefónicos se logró establecer que en la comuna de Santiago,
una agrupación de personas de nacionalidad extranjera, principalmente
colombianos y bolivianos, efectuaban delitos de tráfico de droga y mantenían

46
un laboratorio en el domicilio investigado, motivos por los cuales se
realizaron las coordinaciones respectivas y se inició una nueva investigación
con la Fiscalía que correspondía al lugar de origen de los delitos, la cual
llamaron “Operación Conferencia”.
En virtud de los antecedentes que ya manejaban, dentro de las
primeras diligencias realizadas, se solicitó y obtuvo las interceptaciones
telefónicas de un sujeto de nacionalidad colombiana que durante la
investigación se identificó como Jhorman Navoyan Micolta, cuyo número
telefónico era 53436116 de la empresa Movistar, pudiendo recuperar a partir
de abril del 2016, registros de audio que daban cuenta de tratativas
vinculadas al tráfico de droga en la comuna de Santiago, que mantenía con
un ciudadano de nacionalidad boliviana, que fuera identificado a posteriori a
través de las redes sociales de Jhorman, como Rolando Vallejos Hidalgo,
quien era el encargado de realizar -en coordinación operativa con Jhorman
Navoyan- la importación de droga desde Bolivia hacia Santiago, cuyo modo
de operar era internar la droga hasta Iquique para luego utilizar vehículos -a
lo menos dos- para realizar el transporte de esa droga ya internada en
territorio chileno hacia Santiago, lugar donde se mantenía un centro de
operaciones que de acuerdo a los antecedentes existentes era un laboratorio
emplazado en la comuna de Santiago, que posteriormente se ubicó en
Conferencia 530 casa 4, donde se acopiaba la droga y se transformaba y
abultaba para luego distribuirla. Luego de las primeras conversaciones
telefónicas, se interceptó el teléfono número 82585410 de la empresa Entel,
utilizado por Rolando Vallejos Hidalgo, pudiendo establecerse a través de
dichas escuchas nuevas tratativas de droga y que los dineros obtenidos como
consecuencia del tráfico de droga en moneda chilena, eran canjeados a
dólares; de esta actividad participaban Jhorman Navoyan y Rolando Vallejos.
Establecido lo anterior, nos avocaremos a analizar cronológicamente
los hechos descritos en la acusación, comenzando con:
I) Actividades relacionadas con tráfico de droga efectuadas antes del
17 de abril de 2016 y entre el 17 de abril al 07 mayo del 2016.
a) Si bien es cierto, no hubo ninguna incautación de droga en los
periodos citados, existen antecedentes probatorios suficientes que dan
cuenta que hubo al menos una internación de droga desde Bolivia hasta
Santiago, antes del 17 de abril, en la cual participaron Rolando Vallejos
Hidalgo y Jhorman Navoyan Micolta.
b) En tal sentido, el oficial de caso, Sebastián Gallardo refirió que en
virtud de información que ya manejaban tenía conocimiento que ya había
ocurrido la internación de droga antes de comenzar con las interceptaciones
telefónicas de los blancos investigativos -abril de 2016- lo que corroboraron a

47
través de las escuchas, mensajes de texto, vigilancias, y seguimientos,
vigilancias, que daban cuenta que se estaban recolectando los dineros
productos de dicha comercialización.
Es así, que el 20 de abril de 2016, a través de la interceptación
telefónica de Jhorman Navoyan, supieron que éste se encontraba en calle
Rosas 2097, sector utilizado para el canje de moneda extranjera, ante lo cual
parte del equipo investigativo -en el cual se incluye -se trasladaron a dicho
sector, logrando detectar a Jhorman Navoyan, el cual abordó un vehículo
Hyundai modelo Accent, color gris, placa patente CCWW69- registrado a
nombre de Jhorman Navoyan, según consta del documento Nº45, el cual era
conducido por un sujeto con rasgos altiplánicos -que posteriormente fue
identificado como Rolando Vallejos Hidalgo-, a los cuales siguieron hasta
llegar a la casa de calle Conferencia 530 -logrando así establecer tal domicilio-
lugar de ocultamiento de la droga. En esa vigilancia, observaron que Jhorman
y Rolando descendieron del móvil e ingresaron al citado domicilio, para luego
retirarse del lugar Jhorman en dirección al poniente, finalizando en ese
momento la vigilancia.
Relató, el Inspector Gallardo, que luego se generan nuevas
conversaciones telefónicas entre Jhorman y Rolando, como asimismo con
receptores de drogas, las cuales tenían como objeto establecer en qué fecha
sería entregada la droga que les quedaba, de la recolección de dineros, como
también dar instrucciones del pago de dinero a transportistas que ya estaban
en la Región Metropolitana, acordar reuniones entre ellos que tenían por
objeto coordinar actividades de tráfico o coordinar la entrega de dinero ya
canjeado en dólares.
c) Lo anterior se encuentra corroborado con las siguientes escuchas
incorporadas a través del oficial de caso:
1) CD Nº1, teléfono 5343116 de Jhorman Navoyan, registro Nº6311 de
fecha 17 de abril de 2016. Rolando - Jhorman. Rolando le comenta a Jhorman
que “ya terminaron”, “que hicieron alrededor de 9 kilos y 270”, que “quedó
del “negro” como “800”, que “el “negrito no concurrió”, que se va a la
“pieza”; explica el policía Gallardo, que Rolando le informa a Jhorman que ya
efectuó el proceso de transformación de droga y obtuvo 9 kilos y fracción, y
por ello necesitaba coordinar la entrega de esta droga a objeto de ser
comercializada. Habla de un receptor de droga -“el negrito”- que no
concurrió a calle Conferencia 530. Cuando Rolando habla de “pieza”, se
refiere a calle Temuco 1139, lugar de seguridad de Rolando. Cuando Jhorman
pregunta ¿cuánto hicieron? se refiere a la cantidad de droga obtenida y
Rolando dice que fue de 9 y fracción. El proceso de transformación en este
caso es liderado por Rolando Vallejos. ¿Cuánto quedó del negro, blanco y

48
amarillo?, se refiere al tipo de droga obtenida dentro de la transformación de
droga, cocaína base es negro y blanco es clorhidrato, del amarillo puede ser
otro tipo.
2.- CD N°1, registro 6860 mismo teléfono, 18 de abril de 2016, 21:24
horas, Jhorman y Rolando. Jhorman le cuenta a este último que hizo la
comercialización de 3 kilos de droga, recibió el pago de dinero, el cual
entregará a Rolando Vallejos.
3.- CD N°1, registro 6887, mismo teléfono, 18 de abril 2016, 22:50
horas: Jhorman -Rolando. Jhorman le pregunta a Rolando si llegó el “Chino” y
si “le entregó la plata”, confirmando Rolando la recepción del dinero de parte
de éste.
4.-CD N°1, registro 6961, mismo teléfono, 19 abril 2016 a las 09:40
horas, Jhormam y NN, en la cual Jhorman toma contacto con un sujeto de
nacionalidad boliviana NN, a objeto de coordinar una reunión con una
persona -que trabajaría con NN- para entregar dinero.
5.- CD N°1, registro 7143, mismo teléfono, 19 de abril 2016, 17:57
horas: Jhorman realiza una tratativa de droga de Jhorman con un receptor
NN, en la cual éste le solicita que le traiga de lo mismo, y que le complete 5
kilos de la White (cocaína).
6.- CD N°1, registro 7547, mismo teléfono, 20 de abril 2016, 12:06
horas: Jhorman concierta una reunión con una ciudadana boliviana (registro
6961) en un punto ya acordado y conocido a objeto de hacer entrega de
dinero; explica el policía que el lugar corresponde a la bomba Shell de calle
Ruiz Tagle, usado habitualmente por esta agrupación.
7.- CD Nº1, registro 7581, mismo teléfono, 20 abril 2016, 13:49 horas:
Jhorman. Rolando. Jhorman le pregunta a Rolando por el “Chino” para que lo
vaya a buscar a Rozas; explica el policía que este último fue identificado
posteriormente como Joaquín Mollo Mamani, a través de las redes sociales
de los otros dos imputados y, que este registro es previo al primer
seguimiento a Jhorman cuando estaba haciendo cambio de dinero en el
sector de Rozas, donde cambiaba habitualmente dinero chileno.
8.- CD N°1, registro 8339, mismo teléfono, 22 de abril, 11:09 horas:
Jhorman coordina entrega de dinero en efectivo -$2.600.000- por parte de
uno de sus receptores, que utiliza a su pareja o familiar para ello.
9.- CD N°2, registro 11.250, número 82585410 de Rolando Vallejos, 28
de abril de 2016, 17:24 horas. Jhorman le pide a Rolando que lo vaya a buscar
a un punto ya acordado.
10.- CD N°2, registro 11637, mismo teléfono, 29 de abril de 2016, a las
16: 16 horas. Jhorman le dice a Rolando que ya va a la casa y que no tiene
llave, Rolando le dice que mandaría al “Chino” (Joaquín Mollo) con éstas.

49
11.-CD N°2, registro 12.528, mismo teléfono, 01 de mayo de 2016,
13:14 horas. Rolando y un sujeto apodado “El Tuca”. Rolando le dice al
“Tuca” que le pague mil a cada uno de los “changos”, en caso que quisieran
irse de Santiago; explica el testigo Gallardo, que Rolando instruye al “Tuca”
para que le pague mil dólares a cada transportista de droga.
12.- CD N°2, pista 12.971, mismo teléfono, 02 de mayo a las 19:28
horas. Rolando y uno de los receptores de droga, que apoda “hermano”, en
la cual el primero le cobra al segundo los $2.500.000 que le debe de una
venta de droga ya materializada, coordinando su pago para el viernes en la
mañana ya que regresa ese día en la tarde y vuelve con más “pintura” la
próxima semana y que parte de la droga anterior la debió vender en “roca”
ya que no pudo cocinar en la casa; explica el policía Gallardo, que Rolando
dice que debido a la dificultad con el inmueble utilizado normalmente como
Laboratorio tuvo que comercializar la droga como sustancia bruta, lo que
merma la rentabilidad a obtener en el delito de tráfico; ya que de un kilo de
droga transformada puede obtener más de tres kilos de cocaína base.
Rolando le requiere a “hermano” rápidamente el dinero de la droga
entregada a objeto de volver a Bolivia e internar de nuevo más droga y el
“hermano” le dice que si quiere que le facilite un lugar puede coordinarlo.
“Hermano” le pregunta a Rolando si ha trabajado en “pinturas”, refiriéndose
si ha trabajado la cocaína y Rolando dijo que no, que la tuvo que entregar así.
13.- CD N°2, registro 12.973, mismo teléfono, 02 de mayo de 2016 a las
19:34 horas: “Hermano” le dice a Rolando que le enviará un mensaje.
14.- CD N°2, registro 12.979, mismo teléfono, 02 de mayo a las 19:46
horas: Rolando y “Hermano”, este último le dice al primero que buscará una
“bodega para guardar las pinturas”; explica el policía, que “Hermano” le
ofreció buscar un lugar para hacer el tratamiento de la droga y luego
comercializarla.
15.- CD N°3, registro 118, mismo teléfono, 04 de mayo 2016. Rolando-
Jhorman. Jhorman dice que está llegando a la casa y el primero precisa que
están recaudando dinero para que pueda Jhorman cambiar al día siguiente,
pero que faltan como 320 para completar 10 millones de pesos y que
debieran ir a cambiarlo al día siguiente; explica el policía que este dinero
tiene su origen en el tráfico de droga ocurrido antes de la detención de
Iquique.
- De las escuchas se puede inferir que Rolando Vallejos, Jhorman
Navoyan y Joaquín Mollo realizaron constantes actividades relacionadas con
el tráfico de droga, ya sea internando droga, vendiendo, comprándola o
“cocinándola”, cobrando y recaudando los dineros, cambiando el dinero

50
recaudado a dólares para poder llevarlo hasta Bolivia, entre las fechas de las
mencionadas escuchas.
d) Concatenado a lo anterior, se encuentran los mensajes de texto,
recibidos o enviados desde los números intervenidos, en este caso de
Jhorman y Rolando con receptadores de droga, que dan cuenta de
actividades relacionadas con tráfico de droga, en especial con el cobro de
dinero por droga ya entregada.
e) En tal sentido, se incorporaron a través del oficial de caso, los
mensajes de texto obtenidos del teléfono 54346116 intervenido a Jhorman
Navoyan, contenidos en el N°10 de otros medios de prueba, el cual se
comunica con un sujeto NN, usuario del Nº999571747, de fecha 20 de abril
de 2016, mensajes que se inician a las 11:25:31 horas y que señalan: Lámina
3: NN: “necesito lo que me debes para traer las cosas, está en camino, me
falta para combustible, llámame, aquí estoy esperando”; Jhorman: “mira eso
no se vendió, yo lo estoy buscando para su (sic)me devuelva mi plata”; NN:
“tu me tenías que llamar al día siguiente si no se vendía, que paso”; Jhorman:
“me detuvieron”; “pero con marihuana y yo tengo eso guardado”. Lámina 2:
Jhorman: “a nadie le gusto”; “y eso yo lo pague con mi plata”; NN: “y ahora
que acemos (sic) porque tengo en camino mariguana(sic) para hacer llegar,
para eso necesitaba la plata”; Jhorman: “mire agala(sic) llegar y yo le compro
con mi plata y le devuelvo lo suyo”; NN: mira ahorita necesito para
combustible, por falta de plata no puedo hacer llegar, por eso te decía q
(sic)me facilitaras la plata; Jhorman: “cuanto”; NN: por lo menos un millón
porque estoy también con mi gente; Jhorman:”toda esta plata yo no puedo,
porque fuera de eso usted me tiene que devolver, puedo mandar plata
500.000”. Lámina 1. NN: “ya está bien, mira tengo ganas de trabajar con
usted, cuando llega las cosas arreglamos, ahora no tengo plata, por eso te
estoy pidiendo el favor”; Jhorman: “donde te envió la plata”; NN: “yo ya
estoy aquí, bine (sic) a buscar plata donde nos ubicamos”; Jhorman: “en la
Copec donde nos vimos la otra vez”; explica el policía que el sujeto NN
también es un proveedor de droga que en ese momento tiene dificultad y le
pide como favor dinero a Jhorman para financiar el transporte de droga hacia
Santiago; Jhorman le señala que la droga que NN le pasó no pudo venderla
porque a nadie le gustó y que la pagó con su dinero, que solo le puede
prestar $500.000 -ya que este sujeto también le debe- y que le compraría
marihuana.
Del análisis de estos mensajes queda de manifiesto que Jhorman se
dedicaba a la venta y compra de droga, y a recaudar los dineros producto de
las ventas.

51
f) En el mismo orden de ideas, se incorporaron a través del oficial de
caso, los mensajes de texto obtenidos del teléfono 982585410 intervenido a
Rolando Vallejos Hidalgo, contenidos en el N°11 de otros medios de prueba,
el cual se comunica con un sujeto apodado “hermano”, usuario del
Nº957622092, de fecha 02 de mayo de 2016, mensajes que se inician a las
19:38:08 horas y que señalan: Lámina 6: Hermano: “cuantaspiebaatraer”
(sic); Rolando: “como con cuantas piedras boy (sic) a venir”; “no te entendi”;
Hermano:”si”. Lamina 5; Rolando: “a ya, boy a entrar como 50 a 60 piedras”;
explica el policía Gallardo que estos mensajes se vinculan con las escuchas
12, 13 y 14, se trata del mismo receptador de droga con el que coordina la
entrega de los 2,5 millones de pesos y Rolando le dice que ingresara droga
desde Bolivia entre 50 a 60 piedras, (droga).
-Del análisis de tales mensajes de texto se puede inferir que Rolando
Vallejos se dedicaba al ingreso de grandes cantidades de droga, si se tiene
presente que una “roca o piedra” pesa alrededor de un kilo, de la cual
mediante su transformación se puede obtener alrededor de tres kilos y algo
de cocaína base.
g) Siguiendo con la secuencia de estos hechos, refiere el Inspector
Gallardo, que el 05 de mayo del 2016, en horas de la mañana efectúan una
nueva vigilancia al domicilio de Conferencia 530, observando que Rolando
salió desde dicho inmueble en compañía de un sujeto de rasgos altiplánicos,
que fuera identificado posteriormente como Joaquín Mollo Mamani y que
mientras Rolando aborda y conduce el Hyundai Accent, Mollo conduce un
automóvil Nissan V16, color negro, placa patente NW1634, inscrito a nombre
de Jhorman Navoyan Micolta según consta del documento Nº46,
trasladándose ambos móviles al sector de 10 de Julio, siendo monitoreados
en todo momento por ellos, estableciendo que el Nissan V16 ingresó a un
centro comercial para refaccionar los neumáticos, lo cual fue fijado
fotográficamente. Durante el trayecto de Conferencia -10 de Julio se
produjeron conversaciones telefónicas entre ambos conductores, según da
cuenta la escucha Nº16 contenida en el CD Nº3 registro 374, teléfono de
Vallejos, 05 de mayo de 2016, 10:39 horas; logrando establecerse además
que Joaquín Mollo usaba el número 82581339 de la compañía Entel, el cual
fue a posteriori intervenido por la Briant. Asimismo, la escucha Nº18 CD N°3,
registro 384, teléfono de Rolando, 05 de mayo, 11:55 horas, Rolando-
Jhorman. Rolando llama al segundo, quien le dice que está cambiando unos
dólares; Rolando contesta que está cambiando unas llantas; conversan y,
Rolando le pide que una vez que salga lo llame.
Refiere el testigo, que siguieron con la vigilancia y horas más tarde, en
el mismo sector, observaron que llegó Jhorman al lugar, tomando contacto

52
con Joaquín Mollo, quien le indicó que Rolando estaba al interior del auto
Hyundai Accent; ambos sujetos se reúnen al interior del vehículo y observan
que Jhorman le entregó un bolso de mano -30 x 30 cms.- que portaba al
subir, para luego ambos -Jhorman y Rolando- descender de dicho móvil,
constatando que Jhorman ya no mantenía ese bolso en su poder, luego estos
sujetos se mantuvieron en un sector cercano del lugar donde se reparaba el
Nissan V16 y después de un rato, Jhorman y Rolando abordan el Hyundai y
Joaquín sube al Nissan V16, trasladándose ambos móviles hasta el domicilio
de calle Conferencia, donde bajan los tres, ingresan a la casa y
posteriormente se va en primer lugar Jhorman en dirección al norte por calle
Conferencia. Se mantiene la vigilancia en ese sector, observando que salen
Joaquín y Rolando, abordan el Hyundai -dejando estacionado el Nissan en las
afueras de Conferencia- y se trasladan a calle Temuco 1139, lugar de
pernocta o de seguridad usado por estos dos últimos, finalizando la vigilancia,
circunstancias que fueron reforzadas a través de las fotos 1 a 5 del set
fotográfico N°5.
Continúa el policía Gallardo relatando que, a través del teléfono
intervenido de Rolando, se tomó conocimiento que éste concertó una
reunión con uno de sus receptores de droga, apodado “el gitano” o el
“hermano”, según da cuenta la escucha Nº17 contenida en el CD Nº3 registro
381, teléfono de Vallejos, 05 de mayo de 2016, 11:05 horas, en la cual el
“gitano” le dice a Rolando que se junten para pasarle la mercadería, Rolando
le pide que sea en la mañana, ya que se estaba yendo a las 12:00 horas con
uno de sus amigos, explicando el policía que el objeto de la reunión era hacer
la entrega de dinero o coordinar una nueva actividad de tráfico y que
Rolando debe recaudar el dinero, ya que debe abandonar Santiago e ir a
Bolivia, llevando el dinero; tomando contacto al día siguiente ambos sujetos
a fin de confirmar dicha reunión, según dio cuenta la escucha Nº19, CD N°3,
registro 717, mismo teléfono, 06 de mayo, a las 09:42 horas, en la cual
Rolando y el “Gitano”, acordando juntarse, en la bomba a las 10:30 horas.
A raíz de tal información, el 06 de mayo de 2016 inició junto al
Inspector Fabián Ayala, una nueva vigilancia, en la cual observan que
Rolando y Joaquín salen del inmueble de calle Temuco y abordan el Hyundai
Accent, trasladándose a una calle que está en la vereda norte de la Alameda,
al poniente de calle Ruiz Tagle -lugar habitual de reunión-, donde toman
contacto con un receptor de droga y otro sujeto que ya estaban en el lugar;
circunstancias que fueron reforzadas por las fotografías Nº6 y 7 del set
fotográfico N°5; agregando que a través de esta vigilancia, redes sociales de
Jhorman y la comparación de las fotos del seguimiento, se logra establecer
las identidades.

53
h) Relata el oficial de caso, Inspector Gallardo, que posterior a dicha
reunión, Rolando manifiesta a través de su interceptación telefónica que
haría abandono de la capital, precisando que en horas de la tarde saldría en
dirección a la ciudad de Iquique, lo que pudieron confirmar a través de la
escucha Nº20 CD N°3, registro 916, mismo teléfono, 06 de mayo, 18:36
horas. Rolando y Joaquín, en la cual este último le dice a Rolando que se le
está acabando la gasolina; explicando el policia que Joaquín y Rolando
viajaron al norte al norte, en ambos vehículos -Hyundai gris y Nissan V16-, lo
cual era concordante con su modus operandi ya establecido, en el que estos
sujetos utilizaban estos vehículos para trasladar la droga desde Iquique a
Santiago, circunstancias que fue ratificado con la imagen 1 del set fotográfico
N°6, que corresponde a la georeferenciación del número interceptado de
Vallejos, que lo ubica en una Copec en las cercanías de Soco, sector de La
Serena.
i) Continúa Gallardo relatando que a través de las escuchas tomaron
conocimiento que el 07 de mayo de 2016, Rolando Vallejos fue controlado al
ingreso sur de Iquique, por personal de Carabineros y es detenido por el
porte de arma de fuego junto a otro sujeto de nombre Filiberto Alaniba Sola,
reteniéndose el vehículo Hyundai, el que fuera trasladado al aparcadero
municipal Los Verdes, en Iquique. Que según consta de la escucha Nº 22, CD
5, número 6120155, (nuevo teléfono de Jhorman) registro 2527, de fecha 10
de mayo 2016, a las 15:14 horas, Joaquín llamó a Jhorman pidiéndole que
viaje a Iquique y lleve 5 mil dólares para pagar fianza a Rolando Vallejos. Que
Jhorman viajó en avión hasta Iquique, y al llegar se comunica con Joaquín a
objeto de hacer el depósito y lograr la libertad de Vallejos, según consta de la
escucha Nº 23, CD N°5, mismo número, registro 2787, de fecha 11 de mayo
de 2016, a las 08:24 horas, constando del del documento 66 que Jhorman es
quien pagó la fianza de Rolando, quien luego de quedar en libertad se fue a
Bolivia.
j) Explica el Inspector Gallardo, que a través del monitoreo del celular
de Jhorman toman conocimiento que en el auto Hyundai incautado a
Rolando por Carabineros de Iquique, se encontraba oculto una gran cantidad
de dinero, segun da cuenta la escucha Nº 24, CD N°5, mismo número,
registro 2849, de fecha 11 de mayo de 2016, a las 13:30 horas, en la cual
Jhorman le dice a su pareja -identificada como Paola López por la policía- que
ya había sido liberado Rolando, quien le contó que en el auto venía con
$80.000 millones ocultos; el cual fue incautado por Carabineros, que el
vehículo fue observado por otro sujeto para ver si había sido desarmado o
intervenido, lo que no había pasado, pero que tenía que apurarse en
recuperarlo para evitar ello; esta preocupado pero tenía coartada, que iba a

54
contratar un abogado para no dar la cara. Que nada supo antes de este
transporte de dinero, que era mucha plata, casi 200 millones de pesos y que
él pensó que Rolando la había mandado con su señora, pero ahora se enteró
que mandó solo una parte y otra la ocultó en el auto; que por eso tanto
misterio; que ahora entiende porque tanta insistencia en que viajara a
Iquique, que el motivo del viaje no solo era pagar la fianza de Vallejos sino
poder recuperar el vehículo; explicando el policía Gallardo, que esta
información fue puesta en conocimiento de la Fiscal a cargo de la
investigación, coordinando con la Fiscalía de Iquique el registro del auto
Hyundai en el aparcadero Los Verdes de Iquique, diligencia en la cual
participó junto al funcionario Ayala Soto,encontrando en los ductos de
ventilación -panel central del móvil- dos bolsas de color negro, con
US$10.000 cada una, en billetes de US$ 100 (NUE 2654916) y en el habitáculo
destinado al filtro de aire, una bolsa de color blanco con US$30.000 en
billetes de US$100 (NUE 2654918); dinero que fueron remitidos a la Fiscalía
de Iquique, informando además a la fiscal del caso; registro que el Tribunal
pudo apreciar en las 26 imágenes del set fotográfico N°7, incorporado a
través de Gallardo; dineros de los cuales dan cuenta los documentos Nº55,
56, 58, 59, 60, 61.
- Del analisis del oficial de caso, corroborado con las escuchas,
fotografías y documentos, quedó acreditado que Rolando y Jhorman
manejaban grandes sumas de dinero obtenidas de la comercialización de
droga, actividad a la que habitualmente se dedicaban, en la cual eran
ayudados por Joaquín Mollo.
II.- En relación al tráfico ilícito de droga ocurrido el 04 de junio de
2016:
a) Siguiendo con la secuencia de hechos y, en relación a este ilícito,
como cuestión previa, cabe señalar que el funcionario de la Briant, Inspector
Sebastián Gallardo, refirió que en el contexto de esta investigación, como a
fines de mayo del 2016, a través de las intervenciones telefónicas del celular
de Jhorman se tomó conocimiento que Rolando estaría próximo a realizar
una internación de droga al país, según se desprende de las siguientes
escuchas:
-Nº25, CD N°5, registro 10.184, teléfono de Jhorman, 29 de mayo de
2016, 18:14 horas. Jhorman conversa con un sujeto NN, a quien le dice que
es amigo de Rolando, que andaba recolectando plata, acordando juntarse en
Estación Central para pasarle la plata, el NN dice que vive por San Alberto
Hurtado y que se junten en media hora; explica el policía Gallardo, que NN es
un brazo operativo de Rolando Vallejos.

55
-Nº26, CD N°5, registro 11.167, mismo teléfono, fecha 02 de junio
2016, a las 13:52 horas. Jhorman le dice a su pareja -Paola López- que está
haciendo una transferencia de dinero a Rolando, ella le pregunta si le pasó a
Jhonmenor y Jhorman contesta que sí.
-Nº27, CD N°5, registro 11.210, mismo teléfono, fecha 02 de junio de
2016, 16:03 horas, Jhorman recibe una llamada de un sujeto NN (chileno
maldito), preguntándole para que lo llamó; Jhorman le contesta que para
pedirle plata porque los “bolitas” se quedaron sin plata, pero ya se la
consiguió; confirmándole a NN que ya vienen en camino y que como está
para viajar a Copiapó, respondiendo NN que sí, pero que no traen nada y
Jhorman le dice que solo es para ver si hay control policial; explica el policía
que NN es de sus receptores de droga, a quien le iba a pedir dinero para
enviarle a Rolando y, manifiesta su interés en participar en el traslado de la
droga como punta de lanza, el receptor no quería participar como
transportista, sino como punta de lanza, financiando a un conductor para
ello.
- Nº28, CD N°5, registro 11.517, mismo teléfono, de fecha 03 de junio
de 2016, 17:03 horas. Rolando (guaga) llama a Jhorman para comunicarle su
nuevo número para que lo llame, que llegara a Santiago el domingo en la
mañana, respondiendo Jhorman que lo pase a buscar a su departamento
cuando llegue a Santiago; explica el policía, que a través de esta escucha
confirmaron que Rolando ya estaba en territorio nacional.
-Nº29, CD N°5, registro 11.874, mismo teléfono, fecha 04 de junio
2016, 11:12 horas, Jhorman y un sujeto NN (amigo mio) el cual le pregunta
que tiene y el primero le contesta que solo tiene “maría” y que “mañana
habrá de lo otro”, explica el testigo, que “maría” es marihuana, lo que es
coincidente con la cannabis incautada en esta causa y que el día 05
mantendrá en su poder “de lo otro” (cocaína base), y el receptor le dice que
lo llamará para coordinar la entrega.
- Nº 30, CD N°5, registro 11.877, mismo número, fecha 04 de junio, a
las 11:13 horas, Jhorman llama a un amigo de Rolando, apodado “Olier”,
identificándose como el colombiano; para saber cómo van, ya que Rolando
no le contesta. Olier responde que se vinieron en bus hasta Copiapó, pero
que aun no llega Rolando con el “Chino” (Joaquín Mollo), que no contestan
las llamadas, que no sabe si ellos vienen con algo o no; que puede que les
haya fallado vehículo Nissan V16 ya que está malo.
- Nº 31, CD N°5, registro 11.878, mismo número, fecha 04 de junio de
2016, 11: 17 horas, Jhorman con NN, que se identifica como el muchacho de
las monedas, quien le dice que Olier no viene con Rolando, el cual viajó en
auto con el “Chino”, que él llegó en bus a Copiapó y está esperando a

56
Rolando, explica el testigo que este NN es el mismo de la escucha Nº 25, a
quien le pasó la plata para Rolando y que Jhorman está preocupado porque
no ha podido comunicarse con Rolando.
- De tales escuchas se puede inferir que Rolando ingresó al país junto a
Joaquín Mollo desde Bolivia, llegando a Iquique, a cargo de la internación de
droga, para luego trasladarse hasta Copiapó y de ahí a Santiago, siendo
financiado en tal actividad por Jhorman, ilícito que será analizado
pormenorizadamente a continuación.
b) En tal sentido, se contó con los testimonios de los funcionarios de la
Policía de Investigaciones, los Sub comisarios Nicolás Enmanuel Tapia
Quintana, Jorge Patricio Deik Morales y Diego Luigi Bonmassar González,
quienes participaron en el procedimiento policial y dieron cuenta en forma
pormenorizada de los motivos que habilitaron su intervención, las
circunstancias en que ocurrió la detención de los acusados y la droga
incautada en su poder, ello unido a la prueba documental, pericial y
fotografías incorporadas al efecto.
c) Es así, que Tapia, Deik y Bonmassar manifestaron en forma conteste
al Tribunal, que a la época de estos hechos se desempeñaban en la Brigada
Antinarcóticos de Copiapó y que el 04 de junio de 2016, participaron junto al
Sub Comisario Cristián Navarrete y los guías caninos Ricardo Echeverria López
y Freddy Corral -cada uno con su respectivo can detector de drogas- en un
control terrestre antinarcóticos en el peaje Totoral, ubicado en el kilómetro
732 de la Ruta 5 Norte.
Refieren dichos policías, que alrededor de las 21:00 horas, Bonmassar,
Tapia y Echeverría controlaron a un bus de la empresa Cóndor, patente HRKK
78, recorrido Copiapó-Santiago -fotos 1 y 2 del set Nº9-, y que luego de
identificarse como policías solicitaron al chofer que abriera el portamaletero
-foto 3 del set Nº9- al cual ingresó un can detector de drogas, el cual a la
revisión de los bolsos, alertó sobre la presencia de algún tipo de sustancia
ilícita en dos maletas que venían en el bus, de similares características, una
morada y otra, casi nuevas, marca Vivaldi, cuyos tickets eran correlativos,
Nº2674639 y 2674640 -fotos 4, 5, 6 y 7 del set Nº 9-. Que sacaron dichas
maletas y le preguntaron al chofer y auxiliar del bus si recordaban de quien
eran las maletas, manifestando que eran de dos mujeres que subieron en
Copiapó. Que subieron al bus y les pidieron a los pasajeros los tickets de
equipajes y solo dos mujeres de nacionalidad boliviana manifestaron no
tenerlos, lo que les hizo pensar que podían tener alguna vinculación con las
citadas maletas, por lo que las bajaron del bus a fin de realizarles un control
de identidad.

57
Indican Bonmassar y Tapia que entrevistaron en forma separada a las
mujeres bolivianas que se identificaron como Maribel Vallejos Hidalgo y
Senovia Seña Quispe y, pese a que ambas dijeron ir rumbo a la ciudad de San
Felipe y sus pasajes eran numéricamente correlativos -fotos 19 y 20 del set
Nº9- viajaban en asientos distintos -23 y 41-, según consta del documento
Nº44, acotando el Sub Comisario Bonmassar que ambas mujeres dijeron no
conocerse, pese a que entre las pertenencias de Senovia se encontró una
boleta a nombre de Maribel -foto 20 del set Nº9-.
Prosiguen dichos policías relatando que al registro de dichas mujeres
bolivianas encontraron los tickets de equipaje en sus bolsos, los cuales se
correspondían con la serie de los tickets que presentaban las citadas maletas
-fotos 14 y 15 del set 9-. Que ante ello, procedieron a abrir las maletas y
encontraron en cada una, alrededor de nueve kilos trescientos gramos de
droga que venía distribuida -en cada maleta- en tres paquetes de
dimensiones importantes envueltos con cinta adhesiva, que a su vez
contenían tres paquetes más pequeños, -fotos 8 y 9 del set 9-, al hacer las
pruebas de campo correspondientes se estableció que la sustancia que
estaba al interior de los envoltorios era cocaína base, - fotos 10 y 11 del set
Nº9- procediendo a la detención flagrante de dichas mujeres por infracción al
artículo 3º de la Ley 20.000, incautándoles además a Maribel Vallejos dinero
y pasaje -fotos 18 y 19 del set Nº9 y documentos 52, 53 y 54 - y a Senovia
Seña Quispe dinero, pasajes, boleta de comercio a nombre de Maribel
Vallejos Hidalgo y documentos a nombre de Rolando Vallejos Hidalgo -foto
20 del set Nº9-.
Explicaron los funcionarios que en forma paralela al control del bus, el
resto del equipo conformado por Deik, Navarrete y Corral realizaron un
control al vehículo particular, Nissan V16 patente NW1634 -fotos 23 del set
Nº9- que circulaba a muy baja velocidad -con evidentes problemas técnicos,
según precisara Deik- el que se detuvo unos metros más adelante para dicho
control, en cuyo interior viajaban dos hombres de nacionalidad boliviana,
cuyo piloto se identificó como Joaquín Mollo Mamani, sin embargo el
copiloto no pudo ser identificado porque no portaba documentación y dijo
llamarse Juanito López, manifestando ambos que se dirigían a Santiago, que
no eran dueños del vehículo, el cual era de un amigo. Que al realizar la
revisión del móvil con el can detector de droga, éste alertó la presencia de
algún tipo de sustancia ilícita en el asiento del copiloto, en el panel del auto y
asiento trasero -según precisó Deik-, por lo que se procedió a la revisión de
una mochila que estaba al interior del auto -de propiedad del copiloto-, en la
cual había una Biblia con el pasaporte de una mujer boliviana de nombre

58
Senovia Seña Quispe -fotos 24, 25 y 26 del set Nº9-, acotando dichos policías
que no encontraron droga en dicho móvil.
Precisó el Sub Comisario Deik que con estos antecedentes se acercó al
jefe del equipo, el Sub Comisario Bonmassar -que participaba en el control
del bus- y le dio cuenta de tales hallazgos -la alerta de droga detectada por el
can y el pasaporte de la mujer boliviana-, siendo informado por este último
que una de las mujeres que, resultó ser la dueña de una de las maletas con
droga incautada en el bus, se llamaba Senovia Seña Quispe, la cual traía
además al interior de dicha maleta documentos a nombre del ciudadano
boliviano Rolando Vallejos Hidalgo, tales como la fotocopia de la cédula de
identidad y un certificado de sufragio -fotos 21 y 22 del set Nº 9-, pudiendo
comprobar que el rostro que aparecía en las fotos de dichos documentos
correspondía al sujeto boliviano que viajaba como copiloto del auto Nissan
V16 controlado en forma paralela al bus, estableciendo así que su nombre
era Rolando Vallejos Hidalgo, que resultó ser pareja de Senovia Seña Quispe y
hermano de Maribel Vallejos Hidalgo, mujeres que transportaban la droga en
las citadas maletas; circunstancias todas que corroboraron en esta audiencia
en términos similares los Sub Comisarios Tapia y Bonmassar.
Relatan dichos funcionarios que de inmediato mediante esta
correlación de datos establecieron que había una vinculación entre ambos
procedimientos, entendiendo -de acuerdo a su experiencia policial- que los
sujetos del automóvil Nissan V16 venían prestando labores de cobertura a las
mujeres dueñas de las maletas, ya que es común en este tipo de delitos que
un vehículo resguarde la droga y vaya de avanzada o “punta de lanza” a fin
de detectar controles policiales, lo que en este caso falló al parecer por los
problemas mecánicos del auto, según precisó Deik; motivos por los cuales se
procedió también a la detención en flagrancia por el delito de tráfico de
droga de Rolando Vallejos Hidalgo y Joaquín Mollo Mamani; acusados que
fueran reconocidos en esta audiencia por el Sub Comisario Deik como los dos
sujetos bolivianos que iban en el auto Nissan V16 que controlaron en el peaje
Totoral, a quienes se les incautó dinero y teléfonos celulares -fotos 27, 28, 29
y 30, del set Nº9 y documentos 49, 50 y 51-, instruyendo el Fiscal de Turno
de Copiapó que los cuatro detenidos pasaran a control de detención al día
siguiente.
Precisó el policía Tapia, que la droga incautada correspondió a 18
paquetes con un peso total de 18 kilos 580 gramos -fotos 12 y 13 del set Nº9-
, la que fuera derivada al Servicio de Salud Atacama mediante el oficio 378
con las cadenas de custodia N°4322560 y 4322561, respectivamente, según
consta de los documentos 20, 21, 22 y 23.

59
Acotó el Sub Comisario Deik, que en la unidad se solicitó al Lacrim de
Copiapó, que asistiera un perito para establecer si en los paquetes de droga
existía alguna huella de alguno de los detenidos, peritaje que realizó el
Comisario Alex Carraro, quien encontró una huella de Rolando Vallejos
Hidalgo.
- Cabe señalar que los testimonios de los funcionarios de la Briant de
Copiapó fueron contestes en la secuencia del procedimento llevado a cabo,
pasadas las 21:00 del 04 de junio de 2016, detallando cual fue la participación
de cada cual en las diligencias realizadas y, como el cruce de datos de ambos
controles, que en paralelo realizaron en el peaje El Totoral, permitieron
vincular a los involucrados de ambos procedimientos con la droga incautada
al interior de las maletas que estaban en el porta equipaje del bus fiscalizado
y, que pertenecían a las imputadas Maribel Vallejos y Senovia Seña, las que
eran escoltadas por Rolando Vallejosy Joaquín Mollo que viajaban en el
automóvil Nissan V16 patente NW.1634-2.
d) Concatenado al relato de tales policías, se encuentra el testimonio
del perito en huellas del Lacrim de Copiapó, Alex Christian Carraro Oros,
quien dio cuenta que el día 04 de junio de 2015, se constituyó en las
dependencias de la Briant de Copiapó, con la finalidad de examinar 6
contenedores de droga, envueltos con cinta adhesiva color café, de forma
rectangular, dispuestos en dos maletas (tres en cada una) a fin de detectar
huellas dactilares, revelando en un contenedor 3 trozos de huellas dactilares,
siendo uno solo de ellos útil para identificación dactiloscópica, el que
comparó con las impresiones dactilares tomadas -el mismo día- a los
ciudadanos bolivianos imputados en este procedimiento, concluyendo que
ese trozo de huella dactilar correspondía al dedo meñique izquierdo de
Rolando Vallejos Hidalgo, ciudadano boliviano, lo que informó en el informe
pericial N°75 del 5 de junio de 2016 y que ilustró en el set fotográfico N°8,
cuyas imágenes (Nº1 a 6) explicó en audiencia; agregando que no sabe de
quién era la maleta en que se encontró la huella, ni en qué momento llegó el
trozo de huella a ese paquete, que puede ocurrir que al pasar a llevar uno de
esos paquetes quede la huella dactilar grabada.
e) Refuerza la versión dada por los funcionarios de la Briant de
Copiapó, las fotografías del set N°9 y la documental 20, 23, y 44
incorporadas a través de sus relatos, las que dan cuenta de los vehículos
controlados, de las sustancias y especies incautadas en poder de los
detenidos, de las prueba de campo y peso realizado a las sustancias
incautadas; de la remisión y recepción de la droga en el servicio de salud
respectivo y del manifiesto de pasajeros en el cual aparecen registradas las
acusadas Vallejos y Seña.

60
f) En otro orden de ideas la existencia, cantidad y naturaleza de las
sustancias ilícitas incautada en este procedimiento, quedó acreditada con los
informes periciales incorporados por la Fiscalía de conformidad al artículo
315 inciso segundo del Código Procesal Penal.
Es así, que el Acta de Recepción Nº732 (documento 23) dio cuenta que
el Servicio de Salud Atacama recibió mediante el oficio 378 de fecha 04 de
junio de 2016, parte Nº 290 de la Briant Copiapó, 18 contenedores con forma
de ladrillo, forrados con huincha adhesiva café, todos contienen sustancia de
color amarillo prensado, con un peso bruto total de 18 kilos 523, 83 gramos.
A su vez, el Acta de Recepción Nº9112/2016 (documento 24) dio cuenta que
el Instituto de Salud Pública recibió mediante el oficio 367 de fecha 05 de
julio de 2016 del Servicio de Salud Atacama, parte Nº 290 de la Briant
Copiapó, un sobre con 10 muestras de trozos sólidos color beige. Por su
parte, el Reservado 9112/2016 (documento 25) dio cuenta de los protocolos
de análisis químicos (documentos 26 al 35) realizados por dicho Instituto a
las citadas muestras, (Códigos de Muestra 9112- 29016 M1 a 10), indican que
todas las muestras dieron positivo a cocaína base con una pureza de 83% (
M1,M2, M3, M4, M5 y M10), de 85% ( M7), de 81% (M8) y 82 % (M9) y, por
último, el informe que da cuenta de los efectos y peligrosidad de la cocaína
base en el organismo (documento 36).
Documentos todos que por emanar de personal experto del referido
servicio y al no haber sido objetados de falta de autenticidad o integridad por
parte de la defensa, el tribunal les dará pleno valor probatorio.
-Del mérito de dicha prueba quedó acreditado que la droga incautada el
04 de junio de 2016, arrojó un peso bruto de 18 kilos y fracción y a su análisis
químico dio positivo a pasta base de cocaína, con una pureza entre el 81 al
85%.
g) Volviendo con el oficial de caso de esta investigación llamada
“Operación Conferencia”, el Inspector de la Briant Metrolitana, Sebastián
Gallardo relató que su agrupación tuvo conocimiento de esta detención e
incautación de droga a través de la escucha Nº 32, CD N° 5, registro 12.246,
teléfono de Jhorman, 05 de junio de 2016, a las 10:30 horas, en la cual
Jhorman conversa con “Olier”, quien le cuenta que iba a bordo del bus con
las ciudadanas bolivianas que transportaban la droga - mujer y hermana de
Rolando -; que están todos detenidos, que encontraron la droga y se incautó
el auto Nissan y, que él se salvó porque tenía carnet chileno explicando el
policía que se trata de un brazo operativo de Rolando.
- El análisis de esta escucha confirma una vez más el conocimiento que
Jhorman tenía de esta internación de droga.

61
h) Sobre este último punto, cabe señalar que según consta del
documento Nº 46, el automóvil Nissan V16 se encuentra inscrito a nombre
de Jhorman Navoyan Micolta.
i) En consecuencia, a través del análisis de los testimonios de los
policías, del perito, documentos, fotografías y escuchas, se acreditó que el 04
de junio del 2016, cerca de las 21:00 en el Peaje El Totoral del kilómetro 732
de la Ruta 5 Norte, funcionarios de la Briant de Copiapó en el marco de un
control terrestre antinarcóticos, controlaron el bus de la empresa Cóndor,
patente HRKK78, en el cual viajaban las acusadas Maribel Vallejos Hidalgo y
Senovia Seña Quispe, ambas de nacionalidad boliviana, desde Copiapó a
Santiago, alertando el can detector de droga la presencia de ésta en dos
maletas en el portaequipaje de dicho bus, que resultaron ser de dichas
acusadas, conteniendo cada una de ellas más de 9 kilos de cocaína base,
según dio cuenta la prueba de campo realizada en el lugar.
De igual modo, se acreditó que en el mismo lugar, minutos más tarde,
en forma paralela al procedimiento anterior, otros funcionarios del mismo
equipo de la Briant de Copiapó controlaron al vehículo Nissan V16 patente
NW 1634, en el cual viajaban el acusado Joaquín Mollo Mamami, como
conductor y, Rolando Vallejos Hidalgo como copiloto, ambos de nacionalidad
boliviana, identificándose este último, en primera instancia, con otro
nombre, y que a la revisión del móvil por el can detector de droga dio alerta
positiva a ésta, sin embargo, al registro de dicho auto no encontraron droga,
hallando al interior de una mochila que resultó ser de propiedad de Vallejos,
una Biblia que contenía un pasaporte boliviano a nombre de Senovia Seña
Quispe.
Se acreditó además que los policías que participaron en ambos
procedimientos realizaron intercambio de información obtenida en éstos,
percatándose que existía vinculación entre las mujeres del bus -dueñas de las
maletas con droga- con los hombres del auto Nissan V16, puesto que al
interior de la maleta de Senovia Seña encontraron documentos a nombre de
Rolando Vallejos Hidalgo, cuyas fotos correspondían al rostro del sujeto que
viajaba de copiloto en el Nissan y que fuera identificado posteriormente
como Rolando Vallejos Hidalgo y que resultó ser pareja de Senovia Seña y
hermano de Maribel, pudiendo establecerse que los sujetos que viajaban en
dicho auto -Mollo y Vallejos- debían prestar cobertura y seguridad a las
mujeres -Senovia y Maribel- en el transporte de la droga, siendo su función ir
de avanzada a fin de detectar eventuales controles policiales en el trayecto,
motivos por los cuales se detuvo a estas cuatro personas por tráfico de
droga, en flagrancia.

62
Asimismo, a través de dichos policías, se acreditó que en este
procedimiento se incautó alrededor de 18 kilos y fracción, de pasta base de
cocaína, según dio cuenta la prueba de campo y analisis químico realizado a
la sustancia incautada.
Por último, quedó acreditado además que Jhorman tenía pleno
conocimimiento de la internación de esta droga, la que ayudó a financiarla y
además facilitó el vehículo Nissan V16 patente NW 1634-2 -inscrito a su
nombre- en que Rolando y Joaquín le prestaban cobertura a Maribel y
Senovia.
III.- En relación al tráfico ilícito de droga ocurrido el 05 de junio de
2016.-
a)Siguiendo con la cronología de los hechos descritos en la acusación y,
a fin de acreditar este ilícito, se contó con la declaración del oficial de caso,
Sebastián Gallardo, quien refirió que al tener conocimiento a fines de mayo
del 2016, que Rolando estaba próximo a traer una nuevo cargamento de
droga al país y, con el mérito de las escuchas relacionadas en la letra a) del
numeral II, con fecha 03 de junio de 2016, obtuvieron una orden judicial de
entrada y registro de los domicilios establecidos durante la investigación
(Conferencia 530 y Cruchaga Montt 760) y una orden de detención para
Jhorman Navoyan Micolta y que, a raíz de la detención, ocurrida el 04 de
junio de 2016, de Rolando Vallejos junto a sus tres acompañantes y la
incautación de la droga en Copiapó, se tomó la decisión el 05 de junio de
2016, de ejecutar dichas órdenes judiciales.
b) En en ese orden de ideas, el Sub Comisario de la Briant, Arturo
Alejandro Guajardo Prado y el Inspector Sebastián Gallardo Pradoi, de
manera conteste relataron que el 05 de junio de 2016, alrededor de las 14:20
horas, en el marco de esta investigación, materializaron la orden judicial de
entrada y registro del domicilio ubicado en Conferencia N°530 casa 4,
comuna de Santiago, al cual ingresaron percatándose que no había
moradores.
Refieren ambos policías que al entrar al inmueble, de inmediato se
encontraban con una pieza que no tenía separaciones, que servía de living,
comedor y cocina y, al frente de ella había un baño y dos habitaciones. Que
en la esquina de la pieza usada como living encontraron diversas especies,
entre ellas, en el suelo 3 contenedores de diversos tamaños y formas, (foto 3
del set Nº 4) envueltos en cinta adhesiva color café y su contenido -seis
trozos de diferentes tamaños- se apreciaba a simple vista una sustancia
vegetal color café, que al realizar la prueba de orientación arrojó positivo a la
presencia de cannabis sativa, la cual al ser pesada en la unidad arrojó un peso
bruto de 2 kilos y fracción (fotos 12 a 17 del set fotográfico Nº4 ), la que

63
fuera remitida al Servicio de Salud respectivamente mediante el NUE
4328857, según precisa el Inspector Gallardo. Que en esa misma pieza, junto
con la marihuana estaban -entre otras cosas- una balanza digital, una bolsa
con ligas para amarrar billetes, dos mochilas (foto Nº 3 del set fotográfico Nº
4) y una contadora de billetes que el Inspector Gallardo reconoce como la
evidencia material Nº4.
Continúan los policías que mientras revisaban dicho domicilio llegó la
ciudadana de nacionalidad colombiana, Yesenia Ortiz Navoyán, quien entró
con llave, señalando que vivía en el domicilio, que pernoctaba desde hace un
par de días en el inmueble -según precisó Gallardo-. Que ellos se
identificaron como policías, le explicaron porque estaban allí, le mostraron la
droga encontrada y la mujer firmó el acta de incautación, el acta de entrada y
de registro sin problemas y presenció las pruebas de campo. Que en virtud
de la flagrancia del hallazgo de la droga, detuvieron a Ortiz Naboyan,
leyéndole sus derechos, siendo trasladada a la unidad.
Precisa Guajardo, que no recuerda si al ingresar Yesenia llevaba algo en
las manos. No recuerda si en ese domicilio encontró algún tipo de
documentación que vinculara a la mujer con dicho domicilio, más que su
cédula de identidad y ropa que allí tenía, circunstancia última que confirma
Gallardo.
Acota el funcionario Gallardo, que esta droga incautada en Conferencia
530 se relaciona con la conversación de 04 de junio entre Jhorman y receptor
NN, (escucha 29), donde indica que solo tenía “maría” (marihuana).
c) En este mismo orden de ideas, el Inspector de la Briant
Metropolitana, Sebastián Ítalo Macías Torres, manifestó que el día 05 de
junio de 2016, en virtud de una orden de detención por el delito de drogas,
participó junto al Sub Comisario Fernando Díaz -a cargo de esta investigación-
en la detención del ciudadano de nacionalidad colombiana, Jhorman
Navoyan Micolta, a quien detuvo a las 14:15 horas en la intersección de las
calles Compañía con Cruchaga Montt, comuna de Quinta Normal, a quien
incautaron $420.000 en dinero en efectivo - en billetes de $10.000 y $20.000
(documento Nº48) y, un teléfono celular, marca Samsung, modelo S7, color
negro, los que reconoce en las fotos Nº 1 y 2 del set fotográfico Nº 4.
Posteriormente, a las 14:30 horas, con una orden judicial de entrada y
registro ingresaron al inmueble ubicado en Cruchaga Montt Nº760,
departamento 1115 A, en la misma comuna, sin encontrar nada de relevancia
para la investigación, luego trasladaron al detenido a la unidad.
-Del análisis de tales testimonios, quedó acreditado que al interior del
inmueble de calle Conferencia 530 casa 4, en una sala ubicada al ingreso, que
sirve de living, cocina y comedor, se incautaron más de dos kilos y medio de

64
cannabis sativa, la cual podía ser apreciada a simple vista desde el ingreso de
dicha casa; que en dicha casa vivía Yesenia Ortiz Naboyan y, que esa droga se
relaciona con la escucha en la que Jhorman reconoce que solo tiene
marihuana para su venta.
d) En otro orden de ideas, la existencia, cantidad y naturaleza de las
sustancias ilícitas incautada en este procedimiento, quedó acreditada con los
informes periciales incorporados por la Fiscalía de conformidad al artículo
315 inciso segundo del Código Procesal Penal.
Es así, que el Acta de Recepción Nº1315 (documento 1) dio cuenta que
el Servicio de Salud Metropolitano Central recibió mediante el oficio 1015 de
fecha 05 de junio de 2016, parte Nº 956 de la Briant Metropolitana, cuatro
envoltorios de cinta adhesiva color café más dos trozos contenedores de
sustancia vegetal seca prensada, color café NUE 4328857. Peso bruto: 2.150
gramos. Peso neto: 2.050 gramos. Por su parte, el Reservado 1315
(documento 2) dio cuenta del protocolo de análisis químico (documento 3)
realizado por dicho Instituto a la muestra, indicando que ésta contiene
cannabis sativa (marihuana) y, por último, el informe que da cuenta de los
efectos y peligrosidad de la marihuana en el organismo (documento 4).
Documentos todos que por emanar de personal experto del referido
servicio y al no haber sido objetados de falta de autenticidad o integridad por
parte de la defensa, el tribunal les dará pleno valor probatorio.
e) En consecuencia, a través del análisis de los testimonios de los
policías, documentos, fotografías, evidencia material y escuchas, se acreditó
que el 05 de junio de 2016, los funcionarios de la Briant Metropolitana
ejecutando una orden judicial de entrada y registro al inmueble de
Conferencia 530, dada en el contexto de esta investigación, incautaron desde
el domicilio en que vivía la acusada Yesenia Ortiz Navoyan, la cantidad de dos
kilos y fracción de cannabis sativa, dispuesta en seis contenedores, que se
encontraban al ingreso de dicho inmueble, en una pieza que servía de living,
comedor y cocina, que según se desprende de las escuchas estaba en dicho
inmueble, a lo menos desde la mañana del día anterior; droga que según
expresaren los policías Guajardo y Gallardo era visible a simple vista, tal
como además se apreciare en las fotografías.
IV.- En relación a los delitos de elaboración de droga y tráfico ilícito de
precursores
a) Cabe señalar, que al efecto, se contó con las declaraciones del
SubComisario Arturo Alejandro Guajardo y del Inspector Sebastián
Gallardo, quienes en forma conteste relataron que el 05 de junio del 2016,
en el marco de la “Operación Conferencia”, en la cual se incautó alrededor de
18 kilos de droga en Copiapó el día anterior, les correspondió materializar la

65
orden judicial de entrada y registro al domicilio de calle Conferencia N° 530
casa 4, comuna de Santiago, el cual se encontraba sin moradores.
Refieren ambos funcionarios, que al ingresar a dicho inmueble de inmediato
se hallaba una pieza que servía de living, comedor y cocina, sin separaciones,
al frente había un baño y dos habitaciones. En una esquina de la pieza usada
como living encontraron diversas especies junto a la droga incautada (dos
kilos de marihuana) que estaba en el suelo. A su lado se encontraban tres
cubetas o fuentes plásticas con diseño floreado, con restos de una sustancia
húmeda color beige, que a la prueba de orientación arrojó coloración positiva
a cocaína. También al lado de la marihuana, se encontraban 6 bolsas plásticas
transparentes contenedoras de una sustancia en polvo de color blanco, que a
la prueba de orientación arrojó negativo, pero en la unidad realizaron otra
prueba de orientación y arrojó que era carbonato de sodio. En el mismo
lugar, encontraron 2 cucharas metálicas con restos de una sustancia húmeda
adherida, de color beige, que a la prueba de orientación arrojó positivo a
cocaína, un martillo con restos de una sustancia beige que dio positiva a
cocaína, una sábana incautada con restos de cocaína,
Continúan dichos policías, relatando que en la misma habitación
encontraron 3 tambores o tarros plásticos de color blanco y uno de color
azul, al interior de uno encontraron cuatro palos de madera con restos de
una sustancia color beige, que a la prueba de campo dio positivo a cocaína.
Después se dirigieron a otro sector de la misma habitación e incautaron un
tarro plástico con leyenda de “ácido de batería” de aproximadamente un
litro, otro con “ácido muriático” y otro de “amoniaco”. En esa misma pieza se
incautó una balanza digital, una contadora de billetes, una bolsa con ligas
para amarrar billetes, una maleta con unas sabanas en su interior, dos
mochilas.
Refieren Gallardo y Guajardo que durante el registro del citado
domicilio, llegó la ciudadana colombiana, Yesenia Ortiz Navoyán, señalando
que vivía en el domicilio, ellos se identificaron como policías, le explicaron
porque estaban allí y en virtud de la flagrancia del hallazgo de la marihuana,
detuvieron a Yesenia, leyéndole sus derechos, siendo trasladada a la unidad.
Explicó el Sub Comisario Guajardo, que por su experiencia policial, este
domicilio era un pequeño laboratorio clandestino, donde “cocinaban”,
transformaban o abultaban, pudiendo de un kilo obtener alrededor de 3 kilos
y fracción de cocaína base al 30 %. Allí la guardaban para luego distribuirla a
los traficantes. La droga llega en forma de ladrillo de cera, -cristalizada- se
rompe o muele con martillo, se vierten los químicos precursores dentro de
los baldes con la droga y se revuelven con palos de madera -de lo contrario
habría una reacción química. La sábana se coloca sobre otro balde, luego se

66
vierte la droga ya revuelta -con los químicos-sobre la sábana, decantando el
líquido en el balde y la droga a procesar queda sobre la sábana y eso se vierte
sobre la centrifuga o sobre un contenedor al microondas, o cerca de la estufa
en cubetas plásticas como era en este caso, después se mezcla con carbonato
de sodio, esto es, en caso de cocaína base. Hay que tener conocimiento para
preparar o cocinar la droga, por el tema de los elementos a utilizar y las
cantidades, porque sino, podría haber una explosión, y en este caso, todos
los elementos dan cuenta de una preparación que ya había sido usada en una
preparación anterior.
b) Refuerza tales testimonios las imágenes del set fotográfico Nº 4
incorporados a través de dichos policías, observando en la Nº3: la marihuana
incautada, una mochila, tres bolsas plásticas transparentes con una sustancia
blanca que resultó ser carbonato de sodio; N°4 la totalidad de las bolsas de
carbonato de sodio (6), una fuente floreada con dos cucharas plásticas con
restos de una sustancia beige; N°5, tres fuentes floreadas con cucharas con
restos de una sustancia humeda cercanas a una estufa; se ve el test de la
prueba de campo que dio positivo a cocaína y que se hizo a uno de esas
fuentes, un martillo con restos de cocaína, una sábana incautada con restos
de cocaína; Nº6, una maleta que contenia dos sábanas, una color verde y
otra azul con amarillo, las que tenían restos de cocaína; N°7, el martillo
incautado con restos de una sustancia beige y 2 botellas plásticas que tenían
la leyenda “ácido de batería”; N° 8, tres baldes (dos blancos y uno azul) y
cuatro palos de madera en uno de ellos; N°9, sobre un balde cuatro botellas
plásticas: uno con la leyenda “ácido muriático”, otro que no tiene nombre,
uno que dice “amoniaco”, otro que dice ácido para batería, N°10, un
microondas y N°11, sábanas con restos de cocaína base.
c) Concatenado con lo anterior, cabe tener presente las escuchas
Nº1(registro 6311) en la cual Rolando dice a Jhorman que “obtuvo 9 y un
poco más, quue le quedo del negro 800 y del blanco 500”; Nº12 (registro
12.971) en la cual le señala al “ hermnano o gitano” que “no ha trabajado en
“pinturas” ya que no había casa para “cocinar” y tuvo que pasar así la “roca”
no más”; Nº14 (registro 12.979) en la cual “ el gitano” le dice a Rolando que
le va a buscar una bodega para las “pinturas” y, en especial, la escucha Nº21,
registro 117, teléfono de Valery Llanos Ortiz, de fecha 04 de mayo de 2016,
13:36 horas, en la cual Valery, hija de Yesenia y sobrina de Jhorman, se
comunica con su pareja y le comenta que está en la casa de Conferencia, ya
que fue a retirar sus cosas, y que la casa esta “apestosa”, que está todo
tirado, que están los tambores sucios, los químicos, que no quedan bolsas
con pasta, que se lo llevaron todo, que no está el auto plomo de los
“weones” afuera y que como hay ropa mojada deben estar “los weones”;

67
escuchas todas que dan cuenta que en dicho inmueble funcionó un
laboratorio para transformar la droga; insistiendo la pareja que busque
“barro “ y se la lleve.
d) En otro orden de ideas, la existencia, cantidad y naturaleza de las
sustancias ilícitas incautadas en este procedimiento, quedó acreditada con
los informes periciales incorporados por la Fiscalía de conformidad al artículo
315 inciso segundo del Código Procesal Penal.
Es así, que el Acta de Recepción Nº3131-2016 (documento 5) dio cuenta
que el Servicio de Salud Metropolitano Oriente recibió mediante el oficio
1106 de fecha 13 de junio de 2016, parte Nº 956 de la Briant Metropolitana:
M1 a M6: 1 bolsa c/u con polvo blanco no determinado; M7: 1 botella
plástica rotulada como ácido muriático (líquido transparente); M8: 1 botella
plástica rotulada como Amoniaco (líquido transparente); M9: 1 botella
plástica rotulada como ácido para batería (líquido transparente); M10: 1
botella plástica sin rotulo (líquido amarillo); M 11: 2 botellas plásticas rojas
rotuladas como ácido de batería compuesto (líquido transparente). Por su
parte, el Reservado 8422 (documento 6) dio cuenta de los protocolos de
análisis químicos (documento 7 a 17) realizado por dicho Instituto a las
muestras, indicando que las Muestras 1 a 6 corresponde a carbonato de
sodio, sustancia sujeta a la Ley 20.000. Que las Muestras 9 y 11
corresponden a ácido sulfúrico, sustancia sujeta a la Ley 20.000. Las
Muestras 7, 8, y 10 no se detectó sustancia estupefaciente y/o sicotrópicas y,
por último, los informes que dan cuenta de los efectos y peligrosidad para la
salud pública del ácido sulfúrico y carbonato de sodio en el organismo
(documentos 18 y 19).
De igual modo, el Acta de Recepción Nº2824-2016 (documento 39) dio
cuenta que el Servicio de Salud Metropolitano Oriente recibió mediante el
oficio 1016 de fecha 05 de junio de 2016, parte Nº 956 de la Briant
Metropolitana: NUE 4328863 M1: 3 bandejas con residuos, M2: 2 cucharas
metálicas con residuos. Por su parte, el Reservado 7344 - 2016 (documento
40) dio cuenta de los protocolos de análisis químicos (documentos 41 y 42)
realizado por dicho Instituto a las muestras, indicando que las Muestra 1
corresponde a cocaína base y, la Muestra 2 corresponde a cocaína (cantidad
insuficiente psra valorar) sustancias sujetas a la Ley 20.000 y, por último,
informe que da cuenta de los efectos y peligrosidad para la salud pública de
la cocaína base en el organismo (documento 43).
Documentos todos que por emanar de personal experto del referido
servicio y al no haber sido objetados de falta de autenticidad o integridad por
parte de la defensa, el tribunal les dará pleno valor probatorio.

68
e) Lo anterior se vio corroborado con la declaración del acusado
Jhorman Navoyan, quien reconoció que el laboratorio funcionaba en
Conferencia 530, donde “cocinaron” droga dos ciudadanos bolivianos, que
eran llevados y pagados por Rolando, quien además era el encargado de que
nada les faltara para “cocinar”, quien además presenció cuando cocinaron ya
que estaba a cargo que nada les faltara y que junto a Rolando y Joaquín
fueron a buscar a estos cocineros al terminal.
f) En consecuencia, a través del análisis de los testimonios de los
policías Guajardo y Gallardo, documentos, fotografías y escuchas, se acreditó
que el 05 de junio de 2016, funcionarios de la Briant Metropolitana
ejecutando una orden judicial de entrada y registro al inmueble de
Conferencia 530, dada en el contexto de esta investigación, incautaron desde
el domicilio en que vivía la acusada Yesenia Ortiz Navoyan, se pudo
establecer que el inmueble de Conferencia 530 fue ocupado como
laboratorio para elaborar o transformar la droga traída desde el norte, para
luego abultarla y proceder a su distribución y comercialización a diversos
traficantes, prueba de ello, que en el lugar se incautaron diversos elementos
destinados a la elaboración, como un martillo para romper la droga
cristalizada o “roca”, fuentes plásticas, cucharas, sábanas para decantar la
droga durante el proceso de transformación, baldes con palos utilizados para
“revolver” la droga, elementos todos que contenían restos de cocaína base,
además, de una estufa para el secado de la droga; ello unido a que se
incautaron en el mismo lugar, diversos líquidos que a su análisis químico
resultaron ser precursores químicos tales como el ácido sulfúrico y carbonato
de sodio, sustancias sujetas a la Ley 20.000. Siendo necesario señalar que, si
bien, se encuentra acreditado el tipo penal de ambos ilícitos, no es menos
cierto que éstos son absorbidos por la figura del tráfico -al momento de su
penalidad-, desde que aquellos, en el contexto que se llevaron a cabo, son el
medio para que la droga quede en estado de ser comercializada y distribuida,
o sea, son necesarios para completar el ciclo del delito de tráfico de droga.
V.- En relación al delito de porte ilegal de arma de fuego.
a) Cabe señalar que al efecto se contó con las declaraciones del
SubComisario Arturo Alejandro Guajardo Prado y del Inspector Sebastián
Gallardo, quienes en forma conteste relataron que el 05 de junio del 2016,
en el marco de la “Operación Conferencia”, les correspondió materializar la
orden judicial de entrada y registro al domicilio de calle Conferencia N° 530
casa 4, comuna de Santiago, el cual se encontraba sin moradores. Que en una
pieza a la cual se accedía de inmediato al ingresar a dicho inmueble que
servía de living, comedor y cocina, sin separaciones, encontraron droga,

69
elementos para elaborar droga y precursores químicos - como se estableciera
en los numerales anteriores.
Relatan ambos funcionarios que, además, en esa misma pieza, encontraron
un revólver marca Smith & Wesson, sin número visible que estaba al interior
del cajón de un mueble tipo velador, ubicado en el ingreso al inmueble, al
costado de un microondas y que lo fotografiaron sobre el paño amarillo
arriba del mueble, tal como aparece en la foto 10 del set fotográfico Nº4, ya
que el cajón del mueble no se podía abrir bien; indicando Guajardo, que el
cajón estaba medio abierto y se veía parcialmente la empuñadura del arma,
mientras que Gallardo dice que estaba escondida; indicando ambos que
durante el regfustro llegi la acusada Yesenua Ortiz Naboyan ante la cual se
identificaron como polícias, explicándole el motivo de su presencia en el
lugar, quien les manifestó que ella vivía allí.
b) Concatenado a tales testimonios se encuentra la declaración del perito
armero del Lacrim, el Sub Inspector Roberto Alejandro Jiménez Silva, quien
en síntesis refirió que peritó un arma de fuego, tipo revólver, marca Smith &
Wesson, número de serie no visible, NUE 4328862, concluyendo que
corresponde a un arma de fuego, tipo revólver, marca Smith and Wesson,
calibre .38 corto, el cual presenta su número de serie borrada mediante una
acción mecánica y en las condiciones que fue periciada, de acuerdo a las
operaciones practicadas, está apta como arma de fuego, la que reconoce
como la evidencia material Nº 1. Explicó que dicha arma presentaba
problemas de alineación entre el eje cañón y recámara, por lo que se alineó
en forma manual, para ello introdujo un cartucho en uno de los alveolos de la
recámara y alineó manualmente la recámara y el cañón, posteriormente llevó
hacia atrás el martillo -a la posición más extrema- y soltando a voluntad se
obtuvo un proceso de percusión y disparo, operación que graficó en la
audiencia con misma evidencia material.
Cabe señalar que lo expuesto por la perito de la defensa, Gretty Shanon
Hoffnan Abarca, no desvirtúa lo expuesto por el perito del Lacrim, ya que
ambos profesionales arriban a la misma conclusión que es un arma de fuego,
que puede ser disparada, pero para ello necesita ser alineada manualmente y
la circunstancia de ser peligroso realizar un disparo no le quita su caracter de
arma de fuego apta para el disparo.
c) Oficio Respuesta consulta de armas Folio 6-584, mediante el cual el
Departamento de Asesoria Técnica de la Policía de Investigaciones, informa
que consultado el Registro Nacional de Armas de la D.G.M.N., Departamento
de Control de Armas registra que Yesenia Ortiz Naboyan, C.I. 22724528-K y
Jhorman Navoyan Micolta, C.I. 23563691-3 no registran permiso para porte
y/ o tenencia de armas de fuego ni armas de fuego inscritas a su nombre.

70
d) Por último, cobra importancia, en el contexto de esta investigación
y, en relación a este hecho, la escucha Nº21, registro 117, teléfono de Valery
Llanos Ortiz, de fecha 04 de mayo de 2016, 13:36 horas, en la cual Valery,
hija de Yesenia y sobrina de Jhorman se comunica con su pareja y le comenta
que está en la casa de Conferencia, y que no está el fierro (pistola), pero que
ella tiene fotos, insistiendo su pareja que lo busque y se lo lleve; escucha que
da cuenta que en dicho inmueble se encontraba un arma de fuego.
e) En consecuencia, a través del análisis de los testimonios de los
policías Guajardo y Gallardo, documentos, fotografías y escuchas, se acreditó
que el 05 de junio de 2016, funcionarios de la Briant Metropolitana
ejecutando una orden judicial de entrada y registro al inmueble de
Conferencia 530, dada en el contexto de esta investigación, incautaron desde
el domicilio en que vivía la acusada Yesenia Ortiz Navoyan, un revólver
Smith&Wesson, el cual al ser peritado resultó ser un arma de fuego apta para
el disparo y que ni los acusados Yesenia Ortiz ni Jhorman Navoyan tenían
permiso para portarla o tenerla.
VI. En relación a la asociación ilícita para el tráfico de droga.
a)Al respecto, cabe señalar que a través del testimonio del oficial de
caso, Sebastián Gallardo - el cual se analizó en extenso en el numeral I de
este fallo - nos impusimos que esta investigación se inició en abril del 2016, a
raíz que la policía -en el contexto de otra investigación- tomó conocimiento
que desde hace un tiempo un grupo de personas de nacionalidad extranjera
estaban realizando delitos de tráfico de droga en la comuna de Santiago,
cuyo modus operandi era internar la droga desde Bolivia, transportarla en
vehículos desde Iquique a Santiago, lugar donde se mantenía un centro de
operaciones, en el cual se acopiaba la droga, la transformaban y abultaban,
para luego distribuirla; todo lo cual fue corroborado por las escuchas,
seguimientos y vigilancias de los policías, según se analizare latamente en el
numeral I.
b) Relató el Inspector Gallardo, que a abril de 2016, dichos sujetos
estaban vendiendo el resto de la droga que les quedaba y recolectando el
dinero de la ya vendida a fin de poder regresar a Bolivia a comprar más
droga, lo que quedó de manifiesto en las escuchas Nº2, 3, 5, 8, 12 y 17 y
mensaje de texto Nº 10 , ya relacionados en el numeral I, de las cuales se
desprende que tanto Jhorman Navoyan como Rolando Vallejos
comercializaban la droga a terceros y que ambos estaban a cargo del cobro
de dineros.
c) Asimismo, de las escuchas Nº6, 7, 9, 15, 18 y vigilancia del 20 de abril
de 2016 -ya relacionadas en el numeral I- se estableció que Jhorman era el
encargado de cambiar a dólares el dinero producto de la venta de droga, el

71
cual le entregaba a Rolando para que regresara a Bolivia a comprar más
droga y proporcionar los vehículos de su propiedad que utilizaban en sus
actividades de tráfico.
d) De igual modo, se estableció que Rolando era el encargado de
internar la droga desde Bolivia y prestar cobertura en su traslado hasta su
lugar de acopio en Santiago; como también de regresar con el dinero a
Bolivia, lo que se acreditó con las escuchas 12,17, 24, mensaje de texto Nº
11, documentos 55, 56, 58, 59, 60, 62, 63, 64, 65 (relacionados en el
numeral I) y testimonios de los funcionarios policiales que dieron cuenta de
la investigacion, del procedimiento de Iquique, Copiapó y Santiago.
e) Asimismo, se estableció a través de la prueba de cargo, que esta
asociación internaba y comercializaba grandes cantidades de droga y, por
consiguiente, manejaba grandes sumas de dinero.
Basta recordar que producto del tráfico de droga realizado antes del 17
de abril del 2016, obtuvieron sumas de dinero de alrededor de 200 millones
de pesos, así se desprende de la escucha 24, sostenida entre Jhorman y su
pareja - analizada en la letra c) del numeral I-, lo que fue corroborado con el
hallazgo de los US$50.000 ocultos en el auto que Rolando viajaba al norte,
toda vez que el resto ya lo había enviado a Bolivia, según dijera el propio
Jhorman. Además, cabe tener presente que se acreditó que Rolando al
momento de su detención en Iquique, portaba US$5.000, $500.000 y 310
pesos bolivianos, según da cuenta el documento 62.
Por su parte Jhorman fue detenido el 05 de junio de 2016 portando algo
más de $ 400.000 (documento 48) y no tuvo problemas de ningún tipo para
viajar de inmediato a Iquique a pagar la fianza de Rolando que ascendió a
$3.000.000 y, que ademas, al parecer, según los dichos de Jhorman y
Joaquin, debió pagar la fianza del sujeto que acompañaba a Rolando en ese
viaje.
Por otra parte, la incautación de droga ocurrida en Copiapó es de un
volumen considerable, ya que si bien son 18 hilos y fracción, tiene una alta
pureza, (81, 83, 85 %), droga que al ser transformada podría obtenerse más
de 50 kilos kilos de cocaína base al 30 %, - como dijera el Sub Comisario
Guajardo y Jhorman, lo que obviamente implica grandes cantidades de
dinero, si se tiene en consideración que un kilo - según Jhorman - se vende a
$ 1.800. 000.
Lo que además se vió corroborado al incautarse desde la casa utilizada
como acopio de la droga una máquina contadora de billetes - de las que usan
los Bancos- , lo que da cuenta que era alta la circulación de dinero al interior
de esta organización.

72
f) De igual modo se estableció que las instrucciones o directrices de las
actividades de tráfico eran tomadas de acuerdo entre Jhorman y Rolando o
con pleno conocimiento del otro, asi se desprende de las escuchas Nº 27, 28,
30, 31, 32, en las cuales Jhormam se encarga de enviar dinero a Rolando para
que continúe con el traslado de la droga, acordando que lo pase a buscar a su
casa, una vez que llegue a Santiago, como asimismo su preocupación al no
tener noticias de Rolando durante el traslado de la droga a Copiapó.
g) Asimismo, de las monitoreos, vigilancias y seguimientos ya
relacionados en el numeral I, quedó establecido que en estas actividades
ilícitas de droga llevadas a cabo por Rolando y Jhorman eran ayudados por
uno de sus brazos operativos, Joaquín Mollo Mamani, apodado “El Chino”
quien se desempeñaba como chofer de uno de los vehículos que utilizaban
para sus actividades relacionadas con droga, de lo cual tenía pleno
conocimiento, pudiendo ser observado por la policía durante todo el tiempo
que duró esta investigación junto a estos dos lideres, prestando
colaboración, incluso en el cobro de dineros (escucha Nº3); o la reunión en
que acompañó a Rolando a cobrar el dinero al “gitano”, (vigilancia del 06 de
mayo), trasladando a Jhorman cuando canjea plata (escucha Nº7), o cuando
Jhorman necesita las llaves de Conferencia (escucha Nº 10), escoltando el
dinero producto de la droga, como ocurrió el 07 de mayo en Iquique; o
escoltando la droga como “punta de lanza “ como ocurrió el 04 de junio de
2016.
h) De igual modo, se estableció que Rolando tenía otros brazos
operativos - de menor rango- que lo ayudaban a realizar sus actividades
ilícitas de droga; como se desprende de la escucha Nº 11 en la cual Rolando
instruye a un sujeto apodado “el tuca” para que le pague a los “changos” mil
dólares a cada uno; lo que prueba además que contrató estos “changos” para
el transporte de la droga. De la escucha 25, se infiere que el sujeto a quien
contacta Jhorman, es “ amigo” de Rolando y era el encargado de llevarle
dinero; mismo “ amigo” que aparece en la escucha Nº 31 y que conversa con
Jhorman el 04 de junio, diciéndole que viene en el bus y que está en Copiapó
esperando a Rolando. Asimismo, de las escuchas 30 y 32, se toma
conocimiento de la existencia del tal “Olier”, quien le cuenta a Jhorman que
viene en el bus, que está en Copiapó esperando a Rolando y, que el 05 de
junio le confirma Jhorman que Rolando y sus acompañantes fueron
detenidos y que incautaron la droga y el auto.
i) También se estableció que esta organización contaba con un pequeño
laboratorio para elaborar o transformar y abultar la droga a través de la
utilización de precursores químicos, como se estableciera en el numeral IV de
este fallo, lo que da cuenta que contaba con los medios materiales y

73
económicos para llevar a cabo tal actividad, utilizando a otras personas para
ello, bajo la vigilancia de Rolando y Jhorman; asi quedó establecido de la
escucha 1, en la cual Rolando señala a Jhorman que “obtuvo 9 y algo más,
que quedó de negro y del blanco, que los pase a buscar”; como también de la
escucha 12 en la cual le cuenta a su receptor de droga, (hermano o gitano)
“que no ha trabajado en “pinturas” porque no tiene casa para cocinar y lo
que quedó lo vendió como roca” . Ello unido a la declaración de Jhorman que
reconoce que la casa de Conferencia fue utilizada como laboratorio en el cual
se “cocinaba droga”, lo cual fue presenciado por Rolando, quien estaba a
cargo de las compras de los insumos y que los tres – Jhorman, Rolando y
Joaquín fueron a buscar a los “cocineros” -ciudadanos bolivianos- al terminal
de buses. Lo anterior se ve corroborado con la escucha Nº 21 en la cual Valeri
le cuenta a su pareja que en dicha casa estan los tambores sucios, los
químicos, pero que no están las bolsas de la pasta base y tampoco hay
“barro” y, con las fotografías de dicho inmueble donde se pudo apreciar los
elementos y precursores utilizados para transformar la droga.
j) Ademas, se estableció que esta organización se dedicaba a la comisión
de diversos delitos contemplados en la ley 20.000, tal como se analizara en
los numerales I a V; teniendo presente que incluso la marihuana que Yesenia
guardaba en su domicilio, se enmarca al interior de esta asociación; primero,
porque dicho inmueble era donde por regla general acopiaban la droga y
además en la escucha 29 Jhorman hace referencia a la marihuana, sin
embargo, no hay plena certeza que sea su dueño, puesto que su declaración
fue vaga al respecto, reconociendo el tráfico y la droga, sin especificar cual y,
por ello, solo se le atribuirá responsabilidad a quien estaba el día del registro
a cargo de esa casa y vivía en ella, como era doña Yesenia Ortiz.
k) Por último, también se estableció la existencia de armas de fuego al
interior de esta organización, puesto que cabe recordar que en mayo de 2016
Rolando fue detenido en Iquique por porte y tenencia de arma de fuego; lo
que además debe unirse a que en el interior del inmueble de Conferencia se
encontró un revólver, al cual Jhorman hizo referencia en su declaración en
cuanto a conocer de su existencia, sin admitir su pertenencia en forma clara,
circunstancia que se ve corroborada con la escucha 21, en la cual la pareja de
Valery le pregunta a ésta si encontró “la pistola o fierro”, quien le contesta
que no, pero que tenía fotos de éste; tenencia que es común en este tipo de
organizaciones dedicadas al narcotráfico a fin de resguardar la seguridad de
sus integrantes y de la droga.
l) En consecuencia, cabe señalar que se acreditó con la prueba de
cargo, especialmente con las declaraciones de los policías que estaban a
cargo de esta investigación denominada “Operación Conferencia” y las

74
escuchas telefónicas, que Rolando Vallejos Hidalgo, Jhorman Navoyan
Micolta y Joaquín Mollo Mamami formaban parte desde hace un tiempo de
una organización criminal, liderada por los dos primeros, destinada a
cometer diversos ilícitos contemplados en la Ley 20.000, como lo son: el
tráfico de droga ocurrido en marzo del 2016, (la droga en aquella
oportunidad fue cocinada por dos sujetos bolivianos, a quienes estos tres
acusados fueron a buscar al terminal, siendo incautado el producto de su
venta en Iquique en mayo del 2016); el tráfico de droga del 04 de junio del
2016 en el cual se incautaron alrededor de 18 kilos y fracción de cocaína
base, con una pureza superior al 80%; el tráfico de droga ocurrido el 05 de
junio de 2016 en que fue incautado alrededor de 2 kilos de cannabis sativa al
interior del inmueble de Conferencia 530, lugar de acopio de la droga de esta
asociación; el delito de elaboración de droga y tráfico ilícito de precursores,
según se desprende de las escuchas y de los dichos del acusado Jhorman, de
los cuales se puede inferir que en dicho laboratorio en más de una
oportunidad se elaboró o transformó la droga, utilizando para ello
precursores químicos sujetos a la Ley 20.0000; pudiendo advertirse en esta
organización cada uno de los presupuestos o requisitos de existencia que
exige la doctrina y jurisprudencia.
DÉCIMO: Hechos establecidos: Del análisis de los medios de prueba
realizado precedentemente y valorados de conformidad a lo establecido en
el artículo 297 del Código Procesal Penal, sin contradecir los principios de la
lógica, las máximas de la experiencia y los conocimientos científicamente
afianzados, permiten al Tribunal adquirir convicción, más allá de toda duda
razonable, que se encuentran acreditados los siguientes hechos:
“Que desde inicios del año 2016 hasta principios de junio del mismo
año, Jhorman Navoyan Micolta, Rolando Vallejos Hidalgo y Joaquín Rodrigo
Mollo Mamani constituyeron una asociación ilícita dedicada a la internación
de sustancias ilícitas al país desde Bolivia, las cuales trasladaban hacia el
centro de Santiago, con la finalidad de almacenar, elaborar y “cocinar” dichas
sustancias en un laboratorio clandestino, ubicado en calle Conferencia N°
530, comuna de Santiago, a fin de distribuir -a posteriori- dichos alcaloides a
microtraficantes para su comercialización en diferentes sectores de Santiago.
Es así, que se estableció que dentro del funcionamiento de esta
asociación ilícita, uno de sus líderes, el ciudadano de nacionalidad
colombiana, Jhorman Navoyan Micolta, estuvo a cargo del inmueble ubicado
en calle Conferencia N°530, comuna de Santiago, donde funcionaba un
laboratorio clandestino en cual se elaboraba la droga, siendo el encargado de
coordinar y realizar diversas labores para concretar tal actividad; aportando
diferentes elementos para la operatividad de esta asociación, entre los que

75
se encuentran los vehículos PPU CCWW.69 y NW.1634 utilizados para el
ingreso y traslado de la droga desde Bolivia a Santiago y al interior de la
ciudad; recibiendo y distribuyendo la droga, cobrando el dinero obtenido de
dichas ventas y cambiándolo a moneda extranjera, además de otras
actividades relacionadas con el tráfico de droga.
A su vez, el otro líder de esta organización, el ciudadano boliviano
Rolando Vallejos Hidalgo tuvo como función coordinar la internación de
droga desde Bolivia, ingresarla al norte de Chile y traerla hacia el laboratorio
para su almacenamiento y transformación, dedicándose además, a proveer
insumos para el funcionamiento del laboratorio, para luego comercializarla a
diferentes traficantes de la capital, encargándose, asimismo, de pagar a los
transportistas y “cocineros” de la droga, recolectando también los dineros
obtenidos de dichas ventas a fin de regresar a Bolivia con éste y poder
adquirir más droga.
Por su parte, el ciudadano boliviano Joaquín Rodrigo Mollo Mamani, es
un brazo operativo de dicha organización que colabora con Rolando Vallejos
Hidalgo en la internación de droga al país y en las demás actividades
relacionadas con el tráfico.
Con la misma prueba de cargo se logró establecer que el 07 de mayo
de 2016, Rolando Vallejos Hidalgo, utilizando el vehículo Hyundai Accent PPU
CCWW.69-5, inscrito a nombre de Jhorman Navoyan Micolta, con la finalidad
de adquirir droga desde el norte del país para traerla al centro de Santiago,
fue controlado por funcionarios policiales de Iquique, siendo detenido
portando un arma de fuego, manteniendo dentro de los ductos de
ventilación de dicho móvil, dos trozos de bolsas de nylon negro, en forma
rectangular, envueltas con bandas elásticas color blanco, contenedoras cada
una de ellas de US$10.000 dólares, desglosados en billetes de US$100
dólares; además de encontrar en los habitáculos del sistema de ventilación
emplazados en el motor del vehículo, bajo el filtro de aire color amarillo, una
bolsa de nylon, color blanco, en forma rectangular, envuelta con bandas
elásticas contenedora de US$30.000 dólares, desglosados en billetes de
US$100 dólares, dineros destinados a adquirir sustancias ilícitas para su
internación al país.
De igual modo, según escuchas de teléfonos interceptados en esta
causa, se logró determinar que el día 05 de junio de 2016, llegaría Rolando
Vallejos Hidalgo con un cargamento de droga al centro de Santiago y que se
trasladaría en el vehículo marca Nissan V16, PPU NW.1634-2, inscrito a
nombre de Jhorman Navoyan Micolta, conducido por Joaquín Rodrigo Mollo
Mamani.

76
En tales circunstancias, Rolando Vallejos Hidalgo es detenido en dicho
vehículo el 04 de junio de 2016, a las 21:15 horas aproximadamente, en el
peaje Totoral, ubicado en el kilómetro 732, de la Ruta 5 Norte, en la comuna
de Copiapó, junto a Joaquín Rodrigo Mollo Mamani, escoltando un
cargamento de 18 kilos, 580 gramos de pasta base de cocaína, con un alto
porcentaje de pureza; que transportaban en el bus de la empresa Cóndor Bus
PPU HRKK.78, con dirección a Santiago, siendo detenidas Maribel Vallejos
Hidalgo, quien utilizaba el asiento 23 y, Senovia Seña Quispe, quien utilizaba
el asiento 41, manteniendo como equipaje la primera una maleta morada,
marca Vivaldi, con la numeración 2674639 que contenía tres paquetes
rectangulares envueltos en cinta adhesiva color café, contenedores de 9 kilos
300 gramos de pasta base de cocaína y, la segunda, una maleta negra de la
misma marca, con la numeración 2674640, en la cual mantenía tres paquetes
rectangulares envueltos en cinta adhesiva color café, contenedores de 9 kilos
280 gramos de pasta base de cocaína. Paralelamente se incautó en poder de
Rolando Vallejos Hidalgo y Joaquín Rodrigo Mollo Mamani, $281 pesos
bolivianos y $40.250 pesos chilenos, en billetes y monedas de distinta
denominación y una Biblia con cubierta protectora de color verde, la cual su
interior mantenía un pasaporte de nacionalidad boliviana a nombre de
Senovia Seña Quispe.
De igual modo, quedó acreditado que, a consecuencia de lo anterior, el
05 de junio de 2016, alrededor de las 14:20 horas, funcionarios de la Briant
Metropolitana ingresaron al inmueble ubicado en calle Conferencia N°530,
comuna de Santiago, donde mantenían el laboratorio y vivía además Yesenia
Ortiz Naboyan, incautando 2 kilos 118 gramos de Cannabis Sativa, además de
precursores consistentes en una botella de plástico con la leyenda “ácido
batería”, dos botellas de plástico con la leyenda “ácido de batería
compuesto”, que a su análisis dieron positivo para ácido sulfúrico y seis
bolsas de plástico transparente, contenedora de una sustancia blanca que a
su análisis dieron positivo a “carbonato de sodio sódico” con un peso bruto
de 5 kilos 414 gramos, además de especies consistentes en tres fuentes de
plástico floreadas con residuos de una sustancia que dio coloración positiva a
la presencia de “cocaína base”, dos cucharas metálicas, color gris con
residuos de una sustancia color beige que arrojó coloración positiva para la
presencia de “cocaína”, una máquina contadora de billetes modelo
2089UV/MG, una pesa digital marca Electrolux color blanca, una maleta de
color azul, una sábana color azul, tres baldes de plástico de color blanco y
azul, cuatro palos de madera color café, una bolsa contenedora de elásticos
color blanco y un martillo metálico, todas destinadas a transformar droga.

77
Asimismo, se incautó en este domicilio, un revólver marca Smith &
Wesson, calibre 38, empuñadura color negro, número de serie borrado, el
cual se encuentra apta para el disparo”.
UNDÉCIMO: Calificación jurídica: Que los hechos descritos
anteriormente, son constitutivos del delito de asociación ilícita, previsto y
sancionado en el artículo 16 de la Ley 20.000; de los delitos de elaboración y
tráfico ilícito de drogas, previstos y sancionados en el artículo 3º en relación
con el artículo 1º, ambos de Ley Nº 20.000; del delito de tráfico ilícito de
precursores, previsto y sancionado en el artículo 2º de la citada Ley y del
delito de tenencia ilegal de arma de fuego, previsto en el artículo 9º inciso 1º
en relación con el artículo 2º letra b), ambos de la Ley Nº 17.798, todos en
grado de consumado
I.- En relación a la asociación ilícita. Cabe señalar, tal como se analizare
en el numeral VI del considerando noveno de este fallo, a juicio de este
Tribunal se encuentran presente cada uno de los requisitos de la asociación
ilicita, a saber: la pluralidad de sujetos, la permanencia en el tiempo, el
objetivo común, la organización o jerarquía.
En cuanto al primer requisito, la pluralidad de sujetos, quedó
acreditado que estamos en presencia de un grupo de personas que
concertadas coordinan las actividades ilícitas tendientes a la comisión de un
número indeterminado de delitos, se vislumbra como participes Jhorman
Navoyan y Rolando Vallejos como líderes de esta organización, siendo uno de
sus brazos operativos Joaquín Mollo, junto a otros sujetos como “Olier”, o “el
sujeto que mandó a pagar a los changos” o “el sujeto de las monedas” o el
“sujeto que viajaba junto a Rolando al momento de ser detenido en Iquique”;
bastando según el profesor Etcheverry que existan dos personas para que se
dé este tipo de ilicitos.
En cuanto a la permanencia en el tiempo. Con la prueba de cargo
rendida se acreditó, que esta organización criminal estaba operando como
tal, desde antes del inicio de esta investigación -abril del 2016 - ya que fue en
en el contexto de otra investigación que se detectó que los acusados habían
internado droga y la estaban traficando, lo que se corroboró desde el inicio
de las escuchas; sin que durante toda la investigación dejaran tales sujetos de
realizar actividades vinculadas al tráfico de droga. Ello además se desprende
de los dichos de Jhorman que reconoce que hubo un ingreso de droga antes
de los establecidos en esta causa; mientras que Rolando señala conocer a
Jhorman en enero de 2016, que se reúnen y que luego se va a Boliva y que
regresa en Marzo de 2018, pero nada hicieron relacionado con droga. Lo
cierto es que hay certeza que desde enero hasta junio de 2016, esta

78
organización funcionó como tal, tiempo durante el cual en forma sistemática
se concertaron para llevar a cabo su plan delictual.
En cuanto al objetivo común. Quedó plenamente acreditado con la
contundente prueba de cargo ya analizada, que los acusados Navoyan
Micolta, Vallejos Hidalgo y Mollo Mamani tenían un solo objetivo para el cual
estan concertados, esto es: el tráfico de droga; dirigiendo todos sus esfuerzos
en tal sentido; por ello, establecieron un laboratorio, conseguían
transportistas para el traslado de la droga; contrataban gente para que les
prestara cobertura en los traslados, servían de “punta de lanza” para mayor
seguridad; contrataban “cocineros”, compraban los precursores para
transformar la droga, se proveían de los elementos necesarios para dicha
elaboración; adquirían vehículos para facilitar tales actividades, recaudaban
el dinero, para luego canjearlo a dólares y regresar a Bolivia a comprar más
droga y repetir así el ciclo del tráfico de droga.
Organización y Jerarquía. Quedó acreditado que, en este caso, existe un
“centro de poder” o “de estructuras jerarquizadas, de comunicaciones y/o
instrucciones”, lo que dice relación con quien toma las decisiones y distribuye
funciones al resto, lo cual está en manos de Rolando y Jhorman, existiendo
un plano de igualdad y “necesariedad entre ellos”, dando las instrucciones a
sus brazos operativos a fin de concretar las actividades relacionadas con la
droga, entre estos, a Joaquín Mollo Mamami que acata las órdenes de tales
lideres y colabora en forma activa y permanente en todas las actividades
relacionadas con el tráfico de droga. Ademá se pudieron distinguir los brazos
operativos que cumplen las ordenes de los líderes, sin manejar mayor
información como son “el tuca” (escucha 11), el “amigo de Rolando o el de
las moneda” (escuchas 25 y 31); el Olier (escuchas 30 y 32).
De igual modo, entre los miembros de esta organización hay una
distribución de funciones, tal como se analizó en el numeral VI, y si bien es
cierto, además existen funciones compartidas como sería cobro de dinero,
ello solo da cuenta de una organización mas dinámica o menos compleja,
pero no altera el plan delictivo de esta organización criminal, para lo cual se
concertaron sus integrantes.
Se rechazan las alegaciones de las defensas en cuanto a que no estamos
en presencia de una asociación ilícita, por cuanto no existe una jerarquia y
distribución de funciones presente, ya que todos cumplen las mismas
funciones; ya a que juicio del Tribunal, ello fue desvirtuado con la prueba de
cargo, puesto que existen claramente dos líderes que adoptan las decisiones
a fin de llevar a cabo el plan criminal y los demás siguen sus instrucciones. El
hecho que realicen labores como manejar o cobrar solo da cuenta que dicha

79
organización es menos compleja, pero ello no impide considerarla una
asociación ilícita.
- Cabe señalar, que se rechaza la alegación de la defensa de Rolando y
Joaquín, en cuanto a que la investigación es deficiente y, por ende, la prueba
de cargo no es suficiente para acreditar este ilícito, ya que por ejemplo no se
investigó al sujeto con el cual fuera detenido Rolando en Iquique; sin
embargo, aquello no le resta verosimilitud a los testimonios del oficial de
caso, ni fuerza a la contundente prueba de cargo, puesto que tal como dijera
aquel, dicho sujeto no era blanco investigativo y, tampoco, de la
investigación se derivan antecedentes para considerarlo como tal; no hay
ninguna escucha, vigilancia o seguimiento en que aparezca o sea
mencionado, mismas razones respecto de la supuesta Irma; personas que
solo los acusados las nombran como cabecillas, pero no hay prueba alguna
que los vincule a esta organización.
De igual modo, Rolando señaló que solo contactó a su mujer y hermana
con la tal Irma para que fueran a buscar la maleta con droga, dando a
entender que no tuvo ningún contacto con la droga, circunstancia última que
fuera desvirtuada por el perito Carraro que encontró parte de huellas
dactilares en tres contenedores, pero que solo una de ellas fue útil, la que
coincidía con la de Rolando; lo que constituye un indicio más que Rolando es
quien coordinó tal cargamento y lo dispuso en la maleta peritada; sin que
haya quedado demostrado que el contenedor cuya huella resultara positiva a
Rolando, fuera en la que venía un par de zapatillas masculinas como alegare
su defensa, ello unido, a que las propias Maribel y Senovia dicen que
recibieron las maletas y las llevaron directamente al terminal y las dejaron en
custodia mientras esperaban el bus en dirección a Iquique.
De igual modo, se rechaza la alegación de la defensas de Jhorman Y
Rolando, en el sentido que éstos eran meros empleados, que cumplían
órdenes, ya que ello fue desvirtuado por las escuchas y el oficial de caso,
nadie los instruyó de hacer algo, nunca se habló de comisión como dijera
Jhorman, siempre eran estos dos acusados - Jhorman y Rolando-, quienes
coordinaban todas las actividades que decían relación con el tráfico de droga.
II.- En relación a los tráficos ilícitos de droga establecidos en esta
causa, cabe señalar que el artículo 3° de la Ley 20.000; señala “Las penas
establecidas en el artículo 1º se aplicarán también a quienes trafiquen, bajo
cualquier título, con las sustancias a que dicha disposición se refiere, o con
las materias primas que sirvan para obtenerlas y a quienes, por cualquier
medio, induzcan, promuevan o faciliten el uso o consumo de tales sustancias.
Se entenderá que trafican los que, sin contar con la autorización
competente, importen, exporten, transporten, adquieran, transfieran,

80
sustraigan, posean, suministren, guarden o porten tales sustancias o materias
primas.”
Por su parte, el Reglamento de la Ley 20.000 señala entre las sustancias
o drogas estupefacientes productoras de dependencia física o síquica
capaces de provocar graves efectos tóxicos o daños considerables a la salud
pública, a que se refiere el inciso primero del artículo 1° de la Ley 20.000, a la
cocaína base y a la marihuana.
a) En ese orden de ideas, cabe señalar que de la prueba de cargo
rendida quedó acreditado, en relación al tráfico del día 04 de junio de 2016,
que estamos frente a la hipótesis de los verbos rectores de traficar,
transportar, poseer y guardar, toda vez que los testimonios de los policías, las
fotografías y la documental dan cuenta del transporte, posesión y guarda de
la droga, de la forma en que ésta se encontraba dispuesta, esto es, en 3
paquetes envueltos en cinta adhesiva contenedores de otros paquetes de
cocaína base,tipo ladrillo, dispuestos en cada una de las maletas, lo que
concuerda con el análisis químico a ella realizada, pudiendo advertirse que la
cocaína base incautada arrojó un peso superior a los 18 kilos con un gran
porcentaje de pureza, a saber, al 81, 83, y 85 %; cantidad de la entidad
suficiente para estimar que estamos frente a un tráfico ilícito de droga.
b) Asimismo, de la prueba de cargo rendida, quedó acreditado, en
relación al tráfico del día 05 de junio de 2016, que estamos frente a la
hipótesis de los verbos rectores, poseer y guardar, toda vez que los
testimonios de los policías, las fotografías y la documental dan cuenta de la
posesión y guarda de la droga, de la forma en que se encontraba dispuesta la
droga, esto es, a simple vista, en 1 paquete envuelto en cinta adhesiva
contenedor de cuatro paquetes y dos trozos envueltos en cinta adhesiva
café, contenedora de una sustancia vegetal café prensada, lo que concuerda
con el análisis químico a ella realizada, pudiendo advertirse que dicha
marihuana incautada arrojó un peso superior a los 2 kilos, cantidad de la
entidad suficiente para estimar que estamos frente a un tráfico ilícito de
droga.
III.- En relación a la elaboración de droga y tráfico ilícito de precursores.
a) Al respecto cabe señalar, que estamos frente a la hipótesis del
artículo 1º en su inciso tercero, que señala que incurren también en la
elaboración de droga “quienes tengan en su poder elementos, instrumentos,
materiales o equipos comúnmente destinados a la elaboración, fabricación,
preparación, transformación o extracción de las sustancias o drogas a que se
refieren los incisos anteriores”
En tal sentido, quedó acreditado que Jhorman, Rolando, ayudados por
Joaquín, estaban a cargo del laboratorio ubicado al interior del inmueble de

81
Conferencia 530, quienes mantenían elementos cuyo uso desviaban del uso
original o común, como ocurrió con las fuentes floreadas, las cucharas, el
martillo, los baldes o tambores, los palos de madera, elementos todos que
presentaban residuos o restos de pasta base, como se pudo advertir en los
test aplicados en el sitio del suceso y en el análisis químico realizado a alguno
de tales objetos -fuentes y cucharas- que dieron positivo a cocaina, lo que
desmuestra que su uso era para la transformación de droga, máxime si se
tiene presente que también se incautaron precursores químicos.
b) De igual modo, en relación con el tráfico ilícito de precursores, cabe
señalar que estamos ante la hipótesis del que mantenga en su poder,
precursores o sustancias químicas esenciales, con el objetivo de destinarlos a
la preparación de drogas estupefacientes que posteriormente serían
comercializadas.
En efecto, quedó acreditado, que los acusados Jhorman y Rolando
asistidos por Joaquín mantenían al interior del laboratorio ubicado en
Conferencia 530, que utilizaban para trasformar la droga, diversas sustancias
químicas como ácido sulfúrico y carbonato de sodio, sustancias que se
encuentran sujetas a control por la ley 20.000 en relación con el DL 1358, que
en su artculo 2º califica al ácido sulfúrico y al carbonato de sodio como
sustancias químicas controladas. Asimismo, quedó acreditado que tales
precursores fueron usados en la elaboración de droga como quedó
demostrado de los objetos utilizados en ello y, que dicha droga ya elaborada
se comercializó, como quedó establecido con la prueba de cargo, en especial
de las escuchas incoporadas ya analizadas en el numeral I.
Teniendo en consideración que el delito de tráfico ilícito de precursores
se encuentra en intima relación con el de elaboración, ya que sin precursores
no hay elaboración por lo que uno absorbe al otro, pero a su vez, estas
sentenciadoras estiman que tales ilícitos -al momento de su penalidad- serán
considerados como parte del ciclo del tráfico, ya que son los medios
necesarios para se lleve a cabo la comercialización de la droga, como último
paso de este ilícito y por ende, se castigará solo con la pena asignada al
tráfico de droga.
IV.- En cuanto a la tenencia ilegal de arma de fuego, cabe señalar en
primer lugar, que este Tribunal estima que no se está en presencia de un
porte ilegal, como acusare la Fiscalía, toda vez, que de los hechos descritos
en la letra e) del numeral V del considerando noveno, se desprende que
dicha arma fue hallada oculta al interior del cajón de un mueble y, no en
poder de alguna persona al momento de su hallazgo, por lo que se recalifican
tales hechos al delito tenencia ilegal de arma de fuego.

82
En tal sentido, quedó acreditado que estamos en presencia de un arma
de fuego, la que que se encuentra apta como tal, según se analizare en su
oportunidad; y que los ocupantes del inmueble donde fue hallada no tenían
permiso de porte o tenencia y, tampoco tenían armas inscritas a su nombre,
por lo que concurren los requisitos del tipo penal recalificado.
DUODÉCIMO: Participación de los acusados Jhorman Navoyan Micolta,
Rolando Vallejos Hidalgo y Joaquín Rodrigo Mollo Mamani en el delito de
asociación ilícita para el tráfico de droga. El tribunal estima que le cupo a
estos acusados participación de autores ejecutores en el delito de asociación
ilícita, en grado consumado, en los términos del artículo 15 N°1 del Código
Penal, por haber tomado parte en la ejecución de los hechos de una manera
inmediata y directa.
Para así decidirlo, se tuvo en consideración la prueba de cargo ya
relacionada y analizada en los numerales l y VI del considerando noveno y los
fundamentos vertidos en el numeral I del considerando undécimo de este
fallo, todos los cuales se dan por reproducidos, señalando que en virtud de la
jerarquía ya establecida se sancionará a Jhorman Naboyan Micolta y Rolando
Vallejos Hidalgo como autores del Nº1 del artículo 16 de la Ley 20.000 y a
Joaquín Rodrigo Mollo Mamani como autor del Nº 2 del articulo 16 de la
misma ley.
DÉCIMO TERCERO: Decisión de absolución respecto de las acusadas
Yesenia Ortiz Naboyan, Maribel Vallejos Hidalgo y Senovia Seña Quispe en
el delito de asociación ilícita para el tráfico de droga: Tal como se
adelantara en el veredicto, la prueba de cargo no fue suficiente para
establecer la participación de estas acusadas en el delito de asociación ilícita.
En efecto, quedó acreditado en esta causa que no existen antecedentes
probatorios que vinculen a las citadas acusadas con esta organización
criminal, en términos de permanencia o sentido de pertenencia a dicha
organización o estar concertadas a fin de llevar a cabo un plan criminal para
cometer una serie de indeterminados delitos, prueba de ello, es que los
mismos policías a cargo de esta investigación fueron categóricos en señalar
que no eran “blancos investigativos”; tampoco fueron mencionadas en los
monitoreos telefónicos o avistadas en las vigilancias y seguimientos
realizados durante la investigación; encontrándose acotada su participación
solo a los ilícitos de tráfico por los cuales se les ha condenado; motivos por
los cuales se dictará sentencia absolutoria respecto de Yesenia Ortiz, Maribel
Vallejos y Senovia Seña por este ilícito.
DÉCIMO CUARTO: Participación de los acusados Jhorman Navoyan
Micolta, Rolando Vallejos Hidalgo, Joaquín Mollo Mamani, Maribel Vallejos
Hidalgo y Senovia Seña Quispe, en el delito de tráfico de droga ocurrido el

83
04 de junio de 2016. El tribunal estima que les cupo a dichos acusados
participación de autores ejecutores en este delito de tráfico ilícito sustancias
o drogas estupefacientes o psicotrópicas, en grado consumado, en los
términos del artículo 15 N°1 del Código Penal, por haber tomado parte en la
ejecución de los hechos de una manera inmediata y directa.
Al efecto, con la prueba de cargo descrita y analizada en los numerales II
de los considerandos noveno y undécimo quedó acreditado que los citados
acusados se concertaron en el ingreso y transporte de la droga incautada
desde Bolivia hasta Santiago, la cual fue trasladada vía terrestre por Senovia y
Maribel en dos maletas a su cargo, siendo custodiado dicho transporte por
Rolando y Joaquín, encargados de ir de avanzada en un móvil para detectar
controles policiales en el trayecto, siendo sorprendidos en tales conductas
por funcionarios de la Briant de Copiapó al realizar un control aleatorio en el
peaje El Totoral, kilómetro 732 de la Ruta 5 Norte, incautando en tal
procedimiento alrededor de 18 kilos y fracción de pasta de cocaína con un
alto porcentaje de pureza.
Lo anterior, se ve corroborado con las declaraciones de los acusados
Rolando, Joaquín, Maribel y Senovia, quienes reconocieron tal concierto en el
ingreso y transporte de la droga incautada desde Bolivia hacia Santiago al
interior de dos maletas a cargo de las acusadas Senovia y Maribel, mientras
que Rolando y Joaquín les prestaban cobertura y seguridad en tal transporte.
Por su parte, Jhorman reconoció tal tráfico sin dar mayores detalles,
pero su participación se corrobora con la declaración del oficial de caso
Gallardo y las escuchas relacionadas en la letra a) del numeral II del
considerando noveno, de las cuales se desprende que estaba en pleno
conocimiento de esta internación de droga, que le envió dinero a Rolando
para su traslado y que ademas prestó su vehículo para ello.
Motivos por los cuales se dictará sentencia condenatoria en contra de
Rolando Vallejos Hidalgo, Joaquín Mollo Mamani, Maribel Vallejos Hidalgo,
Senovia Seña Quispe y Jhorman Navoyan Micolta como autores ejecutores
del artículo 3º de la Ley 20.000, ocurrido el 04 de junio de 2016.
DÉCIMO QUINTO: Participación de la acusada Yesenia Ortiz Naboyan
en el delito de tráfico de droga ocurrido el 05 de junio de 2016. El tribunal
estima que le cupo a dicha acusada participación de autora ejecutora en este
delito de tráfico ilícito sustancias o drogas estupefacientes o psicotrópicas, en
grado consumado, en los términos del artículo 15 N°1 del Código Penal, por
haber tomado parte en la ejecución de los hechos de una manera inmediata
y directa.
Al efecto, con la prueba de cargo descrita y analizada precedentemente
quedó acreditado que Yesenia vivía en la casa de Conferencia Nº530 no solo

84
a la fecha de su detención, sino que antes que viajara a su país, de hecho, su
hija Valeri en la escucha Nº 21, de fecha 04 de mayo de 2015 se refiere a “la
pieza de su mamá”, no siendo creíble su versión que estuviera en forma
temporal en esa casa después de su regreso al país. Por ende, a este Tribunal
no le cabe duda que es la guardadora y poseedora de dicha droga, desde el
momento que permite que esté en dicho lugar, resultando inverosímil su
versión de que no sabía qué era, que no la vio, ya que dicha droga estaba a la
vista de cualquiera que ingresare a dicho inmueble. La sala o pieza en que
estaba no tiene divisiones, era living, comedor y cocina y ella misma aseveró
a los funcionarios que vivía allí, que volvía de comprar en un supermercado,
es decir, de todas manera debió ver la droga aquella mañana, se veía a
simple vista; droga que estaba dispuesta en tres contenedores enhuinchado
con cinta café - típicos de envoltorios de droga- junto a una pesa digital y
otros utensilios con restos de otra droga, todo lo cual solo lleva a concluir
que no podía menos que representarse la ilicitud de la sustancia incautada;
rechazándose por ende la petición de absolución de su defensa.
Motivos por los cuales se dictará sentencia condenatoria en contra de
Yesenia Ortiz Vallejos como autora ejecutora del artículo 3º de la Ley 20.000,
ocurrido el 05 de junio de 2016.
DÉCIMO SEXTO: Participación de los acusados Jhorman Navoyan
Micolta, Rolando Vallejos Hidalgo y Joaquín Mollo en el delito de
elaboración de droga y tráfico ilícito de precursores. El tribunal estima que
les cupo a dichos acusados participación de autores ejecutores en estos
ilicitos, en grado consumado, en los términos del artículo 15 N°1 del Código
Penal, por haber tomado parte en la ejecución de los hechos de una manera
inmediata y directa.
Al efecto, con la prueba de cargo descrita y analizada en el numeral IV
del considerando noveno y numeral III del considerando undécimo del
presente fallo, los que se tienen por reproducidos quedó acreditado que
dichos acusados realizaron algunas de las conductas tendientes a su
comisión.
Ello unido a la declaración de Jhorman que reconoció la existencia del
laboratorio en el inmueble de Conferencia y de los precursores, admitiendo
que se “cocinó” droga en dicha casa en presencia de Rolando, quien además
estaba a cargo que nada faltara y que junto a este último y Joaquín fueron a
buscar a “los cocineros” al terminal.
Por otra parte, se rechazan las alegaciones de la defensa de Rolando y
Joaquín, en el sentido que sus defendidos no estaban a cargo de dicho
laboratorio, que no tenían como saber de la existencia de tales elementos o
precursores destinados a la elaboración porque no estuvieron allí; toda vez

85
que quedó acreditado que tanto Joaquín como Rolando estuvieron en dicha
casa en varias oportunidades y que además pernoctaron en ella.
Aquello se infiere de las vigilancias y seguimiento efectuados por los
funcionarios a cargo de esta investigación, y es así que, según relató el oficial
de caso, el 20 de abril del 2016, Rolando fue a buscar a calle Rozas a Jhorman
en el Hyundai y juntos se dirigen hasta el domicilio de calle Conferencia 530,
se bajan del móvil e ingresan a la casa 4 de dicha dirección y al cabo de un
rato solo se retiró Jhorman, quedándose Rolando al interior de dicha casa. De
igual modo, señaló este policía que en la vigilancia y seguimiento del 05 de
mayo del 2016, vieron salir en horas de la mañana desde el inmueble de
Conferencia 530 casa 4, a Rolando junto a Joaquín, los que abordaron los
vehículos Hyundai y Nissan respectivamente y se dirigieron hasta el sector de
10 de julio; y que horas más tarde regresaron junto a Jhorman en ambos
vehículos e ingresaron nuevamente a dicho domicilio, retirándose
posteriormente Jhorman y luego lo hacen Rolando y Joaquín en el Huyndai,
dejando el Nissan estacionado en las afueras de dicho inmueble, para
dirigirse al domicilio de calle Temuco.
Lo mismo se desprende de la escucha Nº10, de fecha 29 de abril de
2016, en que Jhorman le pide las llaves de Conferencia a Rolando, quien
contesta que se las enviara con el “Chino” (Joaquín Mollo); entonces cabe
preguntarse porque tenía Rolando esas llaves, si según sus dichos nunca ha
ingresado más allá del pasillo a esa casa.
En igual sentido, la escucha Nº21 de fecha 04 de mayo de 2016, da
cuenta que Valery le comenta a su pareja que está en la casa para retirar sus
cosas, que esta todo apestoso, que están los tambores sucios y los químicos,
que no están las bolsas de la pasta base, que no hay “barro”, que no está el
“fierro”; que no están “los weones”, ni tampoco está afuera el auto plomo de
los “weones”, pero que está su ropa mojada, así que están acá; de lo que se
desprende que está en calle Conferencia a retirar sus cosas -ya que vivió allí,
según dijera Yesenia y Jhorman - y los elementos que ve o encuentra concide
con las fotografías del sitio del suceso, tomadas el 05 de junio en ese
inmueble, y que al 04 de mayo están viviendo los sujetos que utilizan el auto
plomo, lo que coincide con que Rolando y Joaquín se movilizan por regla
general en el Hyundai, que siempre maneja el primero; vehículo que además
es de color plomo o gris; antecedentes probatorios que unidos a los dichos
de Jhorman solo permiten concluir que tanto Rolando como Joaquín
utilizaron este inmueble como laboratorio y tenían conocimiento de la
existencia de los elementos y precursores destinados para elaborar droga.

86
Motivos por los cuales se dictará sentencia condenatoria en contra de
Jhorman Navoyan Micolta, Rolando Vallejos Hidalgo y Joaquín Mollo como
autores de los delitos de elaboración de droga y tráfico ilícito de precursores.
Siendo necesario señalar que, si bien, se encuentra acreditado el tipo
penal de ambos ilícitos, no es menos cierto que éstos son absorbidos por la
figura del tráfico -al momento de su penalidad-, desde que aquellos, en el
contexto que se llevaron a cabo, son el medio para que la droga quede en
estado de ser comercializada y distribuida, o sea, son necesarios para
completar el ciclo del delito de tráfico de droga.
DÉCIMO SÉPTIMO: Decisión de absolución respecto de la acusada
Yesenia Ortiz Naboyan en delito de elaboración de droga y tráfico ilícito de
precursores. Tal como se adelantara en el veredicto, la prueba de cargo no
fue suficiente para establecer su participación en tal ilícito.
En efecto, la evidencia incriminatoria es insuficiente para tener por
establecido que Yesenia Ortiz haya participado del proceso de elaboración o
transformación de la droga cocaína, toda vez que de acuerdo con lo referido
por los funcionarios policiales, lo evidenciado por las escuchas telefónicas y
seguimientos efectuados en abril y mayo de 2016, época en que ello se
realizó, solo fueron vistos ingresando y saliendo del domicilio de Conferencia
Nº530, Jhorman Navoyan, Rolando Vallejos y Joaquín Mollo y las personas
que éstos llevaban hasta tal inmueble, sin que exista ningún antecedente que
permita fehacientemente sostener que Yesenia Ortiz estaba en ese lugar,
máxime si ésta y Jhorman sostienen que en ese periodo ella había salido del
país, retornando a fines de mayo. Reafirma tal convencimiento la
conversación telefónica que mantiene Valeri Llanos Ortiz con su pareja, en
mayo de 2016, en la que indica que se encuentra en la casa, -se entiende que
es la de calle Conferencia Nº530-, refiriendo que hay ropa de su mamá, que
solo esta la ropa mojada de los “weones”, pero agrega que no hay nadie en el
inmueble. De este modo, resulta acreditado que Yesenia Ortiz, tal como ella
lo sostuvo, vivía en esa propiedad, pero no hay ninguna evidencia que la
ubique físicamente en el tiempo que funcionó el laboratorio clandestino en el
que se “cocinó” la droga cocaína, tarea para la cual Jhorman y Rolando
contrataron a dos ciudadanos extranjeros.
De esta forma, no es posible atribuir a Yesenia Ortiz ninguna de las
conductas que el artículo 1º de la ley 20.000 sanciona como punibles,
procediendo dictar sentencia a su respecto por falta de participación.
En el mismo sentido, la circunstancia que hayan estado en el interior
de ese domicilio los diversos elementos que se utilizaban para elaborar y
transformar la droga en los días previos a la detención de Yesenia Ortiz, lo
que, si bien es indiciario que ella tenía conocimiento que estaban ahí, tal

87
conocimiento no conlleva que fuera ella la que los mantenía con el objetivo
de destinarlos a la preparación de drogas estupefacientes, toda vez que no se
allegó ningún antecedente que permita atribuirle tal conducta, por el
contrario, resultó fehacientemente probado que quienes mantenían y
poseían tales precursores o sustancias químicas esenciales eran Jhorman
Navoyan y Rolando Vallejos junto a Joaquín Mollo, quienes si los habían
utilizado para elaborar y transformar droga cocaína que tiempo antes habían
llevado hasta ese domicilio.
Así las cosas, también debe absolverse a Yesenia Ortiz de la acusación
fiscal de ser autora del delito de tráfico de precursores del artículo 2º de la
ley 20.000.
DÉCIMO OCTAVO: Decisión de absolución respecto de la acusada
Yesenia Ortiz Naboyan respecto del delito de tenencia ilegal de arma de
fuego. Tal como se adelantara en el veredicto, la prueba de cargo no fue
suficiente para acreditar la partcipación de esta acusada en este delito.
En primer lugar, porque no la portaba y en segundo lugar, porque dicha
arma estaba oculta en un cajón de un mueble, que incluso costaba abrirlo -
según dijera uno de los policías-lo que implica que existe la posibilidad que
no fuera advertida dicha arma por Yesenia a simple vista - a diferencia de lo
que ocurrió con la marihuana- y, tampoco existen antecedentes serios para
dar por probado el conocimiento de su existencia, teniendo además en
cuenta que dicha casa era frecuentada en forma habitual por los acusados
Jhorman, Rolando y Joaquín, como se estableciera en el presente fallo.
DÉCIMO NOVENO: Audiencia especial de determinación de Pena: Que
habiéndose abierto debate sobre determinación de pena, el Ministerio
Público señaló en relación a Yesenia Ortiz Naboyan que ha sido condenada
por el delito del artículo 3º de la Ley 20.000, le reconoce el Nº 6 del artículo
11, para lo cual incorpora su extracto de filiación sin anotaciones penales y
solicita la pena de 5 años y 1día de presidio mayor en su grado mínimo y
multa de 20 UTM.
Respecto de Jhorman Navoyan Micolta, señala en relación al delito de
asociación ilícita, que le favorece la atenuante del artículo 11Nº6,
incorporando su extracto de filiación exento de anotaciones penales y pide la
pena de 15 años de presidio mayor en su grado medio. En el delito de tráfico
de droga (artículo 1, 2 y 3 de la Ley 20.000) a que fuere condenado le
reconoce además la atenuante del artículo 11 Nº9, solicitando la pena de 5
años de presidio menor en su grado máximo y multa de 100 UTM.
Respecto de Rolando Vallejos Hidalgo, le reconoce la atenuante del
artículo 11 Nº 6, ya que la condena que figura en su extracto de filiación es
posterior a estos hechos, solicitando se le condene por el delito de asociación

88
ilícita del articulo 16 Nº 1 a la pena de 15 años de presidio mayor en su grado
medio y por el delito de tráfico de droga (artículo 1, 2 y 3 de la Ley 20.000) se
le condene a la pena de 10 años y una multa de 100 UTM.
Respecto de Joaquín Mollo Mamani le reconoce la atenuante del
artículo 11 Nº 6, según consta de su extracto de filiación que incorpora;
solicitando se le condene por el delito de asociación ilícita del articulo 16 Nº2
a la pena de 7 años de presidio mayor en su grado mínimo y por el delito de
tráfico de droga (artículo 1, 2 y 3 de la Ley 20.000) se le condene a la pena de
10 años de presidio mayor en su grado mínimo y una multa de 100 UTM.
Respecto de Maribel Vallejos Hidalgo y Senovia Seña Quispe les
reconoce las atenuantes del artículo 11 Nº 6 y 9, incorporando sus extractos
de filiación sin anotaciones penales, solicitando una pena para cada uno por
el tráfico de droga al que fueren condenados de 5 años de presidio menor en
su grado máximo y multa de 50 UTM.
Además del comiso de todas las especies.
A su turno, la defensa de Jhorman Navoyan Hidalgo y Yesenia Ortiz
Naboyan, señaló que favorece a Yesenia la atenuante del articulo 11 Nº 6 y
demás la del artículo 11 Nº 9, esto es, colaboración sustancial, ya que si bien
sus dichos no coinciden de manera textual con lo señalado en la acusación,
debe tenerse en cuenta que no existía información que diere cuenta que ella
vivía en el lugar, más allá de sus propios dichos y los propios policías así lo
dicen, ya que en el contexto de una detención por flagrancia, sostienen una
conversación con Yesenia y de esa manera se establece su vinculación con
estos hechos y tratándose de un único delito le parece razonable que se le
reconozca tal atenuante y así, con dos atenuantes llegar a un tramo de
condena de 3 años y 1 día, pudiendo así no tener una condena de
cumplimiento efectivo y obtener la expulsión o la libertad vigilada. Que la
multa se dé por cumplida con parte del tiempo que ha estado privada de
libertad o rebajada prudencialmente, ya que no tiene medios, está presa y es
defendida por la Defensoría Penal Pública.
En relación a Jhorman Navoyan Micolta, pide hacer extensiva la
atenuante del artículo 11Nº 9 -reconocida en el tráfico- al delito de la
asociación ilícita, porque colaboró con la investigación en ambos delitos y al
beneficiarle además la atenuante del artículo 11 Nº 6 pide 3 años y 1 día por
el tráfico y que multa se dé por cumplida con parte del tiempo que ha estado
privado de libertad o rebajada prudencialmente, atendidas las mismas
circunstancias que refirió respecto de su hermana. En relación a la asociación
ilícita del 16 Nº1, señala que le favorece 2 atenuantes (11Nº6 y 9), que debe
considerarse que la extensión del mal causado no fue mayor, la droga fue
incautada, no alcanzó a ser distribuida y por ello pide rebajar la pena en dos

89
grados y se le impongan 5 años por este ilícito. Para ambas penas que pide
por separada solicita beneficios.
Al efecto incorporó informe social elaborado por la profesional Blanca
Medina, en el cual se evidencia que cuenta con red social y familiar.
Por su parte, la defensa de Maribel Vallejos y Senovia Seña solicitó
que se acojan las atenuantes del artículo 11 Nº 6 y 9, ya que de sus extractos
constan que no tienen antecedentes y que hubo un reconocimiento de los
hechos y participación y un esclarecimiento de los mismos, como su actuar al
ingresar la droga y en tal sentido solicita la pena de 3 años y 1 día, la cual
pide sustituir por el artículo 34 de la Ley 18.216, solicitando la expulsión de
ambas del territorio nacional con la prohibición de ingresar al país por 10
años, ya que se dan los requisitos, solicitando se cite al Ministerio Exterior o,
emita informe para estos efectos antes de la dictación de la sentencia.
Pide que la multa se rebaje en virtud de las facultades del artículo 70
del Código Penal, a 5 UTM y se otorguen parcialidades de 1 UTM para su
pago, sin costas, ya que fueron absueltas de uno de los delitos por el cual se
les acusaba.
A su turno, la defensa de los acusados Rolando Vallejos y Joaquín
Mollo, señaló que ambos les favorece la atenuante del artículo 11 Nº6,
solicitando se acoja respecto de ambos atenuante del 11Nº9, ya que
prestaron declaración hace más de un año en la investigación, reconociendo
los hechos hace un año atrás.
Por ello, en relación a Rolando Vallejos pide por la asociación ilícita del
articulo 16 Nº1, que en virtud del artículo 68 inciso 3 se rebaje dos grados la
pena a aplicar y se le imponga la pena de 4 años de presidio menor en su
grado máximo.
Por el tráfico de droga (artículo 1, 2 y 3), al favorecerle dos atenuantes
y ninguna agravante se rebaje en dos grados la pena a aplicar de
conformidad a lo dispuesto en el artículo 68 inciso 3 y se le imponga la pena
de 4 años de presidio menor en su grado máximo.
En cuanto a la multa, pide que de conformidad a lo dispuesto en el
artículo 70 del Código Penal se rebaje del mínimo y se imponga 10 UTM,
concediendo parcialidades para el pago, comiso y sin costas por llevar 24
meses privado de libertad, sin recursos.
A su entender, las penas solicitadas pueden ser sustituidas por la
medida de expulsión contemplada en el artículo 34 de la Ley 18.216 y por ello
solicita se cite al Ministerio del Interior a fin que exponga la situación
migratoria de los condenados y se le sustituya por la expulsión y prohibición
de ingresar al país por 10 años.

90
En relación a Joaquín Mollo Mamani señala que le favorecen las
atenuantes del artículo 11 Nº 6 y 9, reiterando las alegaciones expuestas en
relación a su otro representado, por lo que solicita que en el delito de
asociación ilícita se rebaje un grado la pena y se le aplique 3 años y 1 día de
presidio menor en su grado máximo; por el delito de tráfico (artículo 1, 2 y 3
de la Ley 20.000) solicita que por beneficiarle dos atenuantes, se rebaje la
pena en un grado y se le condene a la pena de 3 años y 1 día de presidio
menor en su grado máximo.
En cuanto a la multa, comiso, costas y sustitución de pena, reitera las
mismas alegaciones realizadas respecto de Vallejos.
Al replicar el Ministerio Público pidió que se rechacen las alegaciones
de los tres condenados por asociación ilícita, en cuanto a que se le concedan
beneficios por ellos, ya que al exceder las dos penas el marco de la libertad
vigilada, aquello no procede; manteniendo su solicitud de pena.
VIGÉSIMO: Modificatorias:
- Que se acoge la atenuante contemplada en el Nº 6 del artículo 11 del
Código Penal respecto de todos los sentenciados, toda vez que de sus
extractos de filiación consta que no tienen antecedentes penales y en el caso
del acusado Rolando Vallejos, la condena que registra es posterior a estos
hechos, por lo que le favorece la citada atenuante.
- Que, se acoge la atenuante contemplada en el artículo 11 Nº9 del
Código Penal, respecto del acusado Jhorman Navoyan Micolta solo en
relación a los delitos de elaboración de droga, tráfico de droga y tráfico de
precursores, -reconocida por el Ministerio Público en el mismo sentido-,
puesto que dicho acusado reconoció la existencia del laboratorio y de la
droga incautada junto a los elementos y sustancias destinadas a transformar
la droga, el 05 de junio de 2016, en el inmueble de Conferencia; admitió que
en compañía de Rolando presenció cómo se “cocinaba” la droga, indicando
que este último era el encargado de proveer los insumos para tal actividad;
admitió que hubo un tráfico antes de mayo del 2015 y que parte del
producto de su comercialización fue incautado al ser descubierto al interior
del automóvil de su propiedad en la ciudad de Iquique, cuyo conductor era
Rolando.
Sin embargo, no se acogerá dicha atenuante en lo que dice relación con
el delito de asociación ilícita, puesto que a ese respecto sus dichos fueron
confusos y erráticos en cuanto a fechas, identidad de otros partícipes,
destinatarios de la droga, señaló no saber quién era Olier, en circunstancias
que él mismo lo llamó por teléfono para saber noticias de Rolando, por lo
que a juicio del Tribunal, en lo que respecta a este delito no aportó

91
antecedentes suficientes o de relevancia que permitieran esclarecer estos
hechos.
- Que, se acoge la atenuante contemplada en el artículo 11 Nº9 del
Código Penal, -invocada por su defensa y reconocida por el Ministerio
Público- respecto de las acusadas Maribel Vallejos Hidalgo y Senovia Seña
Quispe, toda vez que sus declaraciones no solo constituyeron un
reconocimiento puro y simple como autoras del delito de tráfico ocurrido el
04 de junio de 2016, sino que además dieron cuenta detalladamente de las
conductas realizadas en forma previa a ser descubiertas.
- Que, no se acogerá la atenuante contemplada en el artículo 11 Nº9 del
Código Penal respecto de los sentenciados Rolando Vallejos Hidalgo y Joaquín
Mollo Mamani, en relación a ninguno de los delitos a que fueron
condenados, toda vez que sus declaraciones, a juicio de este tribunal, fueron
confusos, dando explicaciones erráticas y poco creíbles, tratando más bien de
minimizar su participación en estos hechos y, si bien, reconocieron el tráfico
de droga del 04 de junio, no lo hicieron respecto del ocurrido antes de mayo
de 2016, ni tampoco admitieron la existencia del laboratorio, de haber sabido
y presenciado que se “cocinaba” la droga en dicho inmueble; desconocieron
haber estado en dicha casa más allá de su puerta de ingreso, circunstancia
que fue plenamente desvirtuado por las vigilancias policiales y escuchas.
Desconocieron la existencia de los elementos para elaborar y transformar la
droga y demás objetos incautados en dicho inmueble. Desconocieron formar
parte de una asociación ilícita y de ejecutar ciertos roles en su interior;
razones por las cuales estas sentenciadoras estiman que los antecedentes
expuestos en esta audiencia, por los referidos acusados, no fueron de la
relevancia suficiente que permitieran esclarecer estos hechos, los que fueran
acreditados con la contundente prueba de cargo del ente persecutor.
VIGÉSIMO PRIMERO: Determinación de Pena: Que al efecto, cabe tener
presente:
a) que el delito de asociación ilícita para el tráfico ilícito de
estupefacientes, previsto y sancionado en el artículo 16 de la Ley 20.000, es
la de presidio mayor en sus grados medio a máximo en el caso del Nº1 y de
presidio mayor en sus grados mínimo a medio en el caso del Nº 2.
b) que el delito de elaboración y tráfico ilícito de estupefacientes,
previsto y sancionado en los artículos 3º en relación con el 1º , ambos de la
Ley 20.000, es la de presidio mayor en sus grados mínimo a medio y multa de
cuarenta a cuatrocientas unidades tributarias mensuales.
c) que el delito de tráfico ilícito de precursores, previsto y sancionado
en el artículo 2º de la Ley 20.000, es la de presidio menor en su grado

92
máximo a presidio mayor en su grado mínimo y multa de cuarenta a
cuatrocientas unidades tributarias mensuales.
d) Que tal como se adelantara en el veredicto, el Tribunal estima que
los delitos de elaboración de droga y tráfico ilícito de precursores, previstos
en los artículos 1º y 2º de la ley 20.000, en el contexto que se desarrollaron
los hechos en este caso - como ya se analizara-, resultaron ser los medios
para cometer el delito de tráfico ilícito de sustancias estupefacientes,
previsto en el artículo 3° de la ley antes citada, entendiendo que forman
parte del ciclo de la droga y por ende, de conformidad al artículo 75 del
Código Penal, se aplicará la pena correspondiente al hecho más grave como
sanción única, esto es, la contemplada en el artículo 3 ° de la ley N° 20.000.
e) Que así las cosas, cabe señalar que beneficia a los acusados Jhorman
Navoyan Micolta y Rolando Vallejos Hidalgo en el delito de asociación ilícita
previsto en el Nº 1 del artículo 16 de la Ley 20.000, una atenuante de
responsabilidad penal y no le perjudica agravante alguna, motivos por los
cuales de conformidad a lo dispuesto en el inciso segundo del artículo 68 del
Código Penal, la pena asignada al delito no se impondrá en su máximo,
quedando por ende, el rango a imponer en presidio mayor en su grado
medio.
f) Que beneficia al acusado Joaquín Rodrigo Mollo Mamani en el delito
de asociación ilícita prevista en el Nº 2 del artículo 16 del Código Penal, una
atenuante de responsabilidad penal y no le perjudica agravante alguna,
motivos por los cuales de conformidad a lo dispuesto en el inciso segundo del
artículo 68 del Código Penal, la pena asignada al delito no se impondrá en su
máximo, quedando por ende, el rango a imponer en presidio mayor en su
grado mínimo.
g) Que beneficia al acusado Jhorman Navoyan Micolta en el delito de
tráfico de droga (artículos 1, 2 y 3 de la Ley 20.000) dos atenuantes de
responsabilidad penal, sin que le perjudique agravante alguna, motivos por
los cuales de conformidad a lo dispuesto en el inciso tercero del artículo 68
del Código Penal, la pena asignada al delito se rebajará en un grado del
mínimo señalado por la ley, quedando por ende, el rango a imponer en
presidio menor en su grado máximo.
h) Que beneficia a los acusados Rolando Vallejos Hidalgo y Joaquín
Mollo Mamani en el delito de tráfico de droga (artículos 1, 2 y 3 de la Ley
20.000), una atenuante de responsabilidad penal y no le perjudica agravante
alguna, motivos por los cuales de conformidad a lo dispuesto en el inciso
segundo del artículo 68 del Código Penal, la pena asignada al delito no se
impondrá en su máximo, quedando por ende, el rango a imponer en presidio
mayor en su grado mínimo.

93
i) Que beneficia a la acusada Yesenia Ortiz Naboyan en el delito de
tráfico de droga, una atenuante de responsabilidad penal, sin que le
perjudique agravante alguna, motivos por los cuales de conformidad a lo
dispuesto en el inciso segundo del artículo 68 del Código Penal, la pena
asignada al delito no se impondrá en su máximo, quedando por ende, el
rango a imponer en presidio mayor en su grado mínimo.
j) Que beneficia a las acusadas Maribel Vallejos Hidalgo en el delito de
tráfico de droga, dos atenuantes de responsabilidad penal, sin que les
perjudique agravante alguna, motivos por los cuales de conformidad a lo
dispuesto en el inciso tercero del artículo 68 del Código Penal, la pena
asignada al delito se rebajará en un grado del mínimo señalado por la ley,
quedando por ende, el rango a imponer en presidio menor en su grado
máximo.
k) Cabe señalar que al momento de determinar el quantum de las
penas a aplicar, se tendrá presente la extensión del mal causado, el hecho de
haberse recuperado parte del dinero de uno de los tráficos realizados, que la
droga incautada no alcanzó a circular, el hecho de haber participado en más
de un delito de tráfico.
VIGÉSIMO SEGUNDO: Penas Sustitutivas y audiencia del artículo 34
de la Ley Nº 18.216 modificada por Ley Nº 20.603.
a) Que atendido que los sentenciados Maribel Vallejos Hidalgo, Senovia
Seña Quispe, Yesenia Ortiz Naboyan, Rolando Vallejos Hidalgo y Joaquín
Rodrigo Mollo Mamani son de nacionalidad boliviana y que, según sus
defensas se darían los requisitos para sustituir las penas a imponer por la de
expulsión y prohibición de ingresar al país por 10 años; a solicitud de éstas, se
determinó realizar la audiencia contemplada en el artículo 34 de la Ley Nº
18.216, modificada por la Ley Nº 20.603, con la asistencia de tales imputados,
todos los intervinientes interesados, incluida la abogada representante del
Ministerio Interior, María Fernanda Barrientos Brahm.
b) En dicha audiencia, la abogado del Ministerio del Interior, informó
en relación: a) Maribel Vallejos Hidalgo: que por Resolución Nº448, de fecha
09 de mayo de 2017, de la Intendencia de Atacama, se impuso a dicha
extranjera la medida de expulsión del país por encontrarse residiendo en
forma irregular en el país, una vez vencido su permiso de turismo; b)Joaquín
Rodrigo Mollo Mamani: que por Resolución Nº450, de fecha 09 de mayo de
2017, de la Intendencia de Atacama, se impuso a dicho extranjero la medida
de expulsión del país por encontrarse residiendo en forma irregular en el
país, una vez vencido su permiso de turismo;c) Rolando Vallejos Hidalgo: que
mediante Resolución Exenta Nº 127, de fecha 09 de febrero de 2015, de la
Gobernación Provincial de Los Andes, se otorgó a dicho extranjero una visa

94
temporaria en el marco del acuerdo Mercosur, por el plazo de un año, la que
se encontraba vigente hasta el 16 de marzo de 2016, sin que a la fecha se
haya presentado solicitud alguna tendiente a renovar dicho permiso u
obtener uno distinto, por lo que se encuentra residiendo en forma irregular
en el país. Adicionalmente, según lo informado por Policía de Investigaciones,
dicho extranjero registra en causa RUC Nº 1600437674-2 RIT 4-2017 del
Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Iquique, una condena de fecha 13 de
abril de 2017, de 3 años y un día de presidio menor en su grado máximo, en
calidad de autor del delito de porte ilegal de arma de fuego y municiones; d)
Senovia Seña Quispe: que mediante Resolución Exenta Nº 126, de fecha 09
de febrero de 2015, de la Gobernación Provincial de Los Andes, se otorgó a
dicha extranjera una visa temporaria en el marco del acuerdo Mercosur, por
el plazo de un año, la que se encontraba vigente hasta el 16 de marzo de
2016, sin que a la fecha se haya presentado solicitud alguna tendiente a
renovar dicho permiso u obtener uno distinto, por lo que se encuentra
residiendo en forma irregular en el país; e) Yesenia Ortiz Naboyan: que
mediante Resolución Exenta Nº 82.765, de fecha 28 de diciembre de 2009,
del Ministerio del Interior, se otorgó a dicha extranjera permiso de
permanencia definitiva, el que, según lo informado por el Oficial de Enlace de
Policía Internacional en el Departamento de Extranjería, se encuentra
vigente.
En tal sentido, estima que concurren respecto de los extranjeros
Maribel Vallejos Hidalgo, Joaquín Rodrigo Mollo Mamani y Senovia Seña
Quispe el requisito objetivo establecido en el artículo 34 de la Ley 18.216, de
no mantener residencia legal en el país.
Respecto del extranjero Rolando Vallejos Hidalgo, si bien concurre el
requisito objetivo establecido en el artículo 34, no sería posible materializar
la medida de expulsión, por cuanto se encuentra cumpliendo condena de 3
años y un día de presidio menor en su grado máximo, en calidad de autor del
delito de porte ilegal de arma de fuego y municiones, dictada por el Tribunal
de Juicio Oral en lo Penal de Iquique en la causa ya citada.
Hace presente que, conforme a lo dispuesto en el artículo 63 Nº2, en
relación al artículo 15 Nº 2, ambos del D.L. 1094 de 1975, Ley de Extranjería,
deben rechazarse los permisos de residencia de aquellos extranjeros que se
dediquen al tráfico ilícito de drogas. En consecuencia, de sustituirse la pena
por una distinta a la de expulsión, los extranjeros no podrán obtener permiso
de residencia que les permita cumplir satisfactoriamente la pena impuesta.
En el evento que el Tribunal acceda a la sustitución de pena, solicita se
otorgue un plazo de 60 días desde que la sentencia se encuentre
ejecutoriada, con el objeto de dar cumplimiento a la medida de expulsión.

95
Dicho plazo dice relación con los trámites de verificación de la identidad de
los extranjeros, asi como las gestiones necesarias para el viaje de los mismos
hacia su país de origen y el de sus escoltas policiales.
Además, solicitó que los citados extranjeros queden en internación en
dependencias de Gendarmería hasta el momento en que se materialice la
medida y en custodia de dicha institución, conforme lo establecido el inciso
2º del artículo 34 de la Ley 18.216.
Tanto la Fiscalía como la defensa de Yesenia Ortiz nada tienen que
agregar, señalando esta última que su defendida no quiere la medida de
expulsión.
A su vez, la defensa de Maribel y Senovia reitera su solicitud planteada
en la audiencia del artículo 343 del Código Procesal Penal, esto es, se le
sustituya la pena corporal a aplicar por la de expulsión, ya que a su juicio se
cumple el requisito objetivo del artículo 34 y cree que también se daría el
relativo al quantum de la pena
A su vez, la defensa de Rolando y Joaquín reitera su solicitud, haciendo
suyos los argumentos vertidos por la defensa; remitiéndose a lo expresado
en la audiencia del artículo 343 del Código Procesal Penal y de acuerdo a su
petición de penas, en relación a Joaquín se cumplirían los requisitos objetivos
para decretar su expulsión. Y respecto de Rolando, no obstante tener una
condena pretérita que cumplir, estima que la medida de expulsión decretada
puede quedar en suspenso mientras cumple dicha condena.
c) A juicio del Tribunal, se reúnen respecto de las sentenciadas Maribel
Vallejos Hidalgo y Senovia Seña Quispe, los requisitos establecidos en la Ley
18.216, en cuanto a la residencia ilegal y el rango de la pena a aplicar, por lo
que se sustituirá la pena impuesta a dichas acusadas por la de expulsión del
país territorio nacional y prohibición de ingresar al país por un plazo de diez
años.
d) Sin embargo, en relación a Joaquín Mollo Mamani y Rolando Vallejos
Hidalgo, si bien se da el requisito objetivo del artículo 34 de la Ley 18.216, el
de residencia ilegal, no sucede lo mismo con los rangos de las penas a
imponer, según se estableciera en el considerando 21º de este fallo; sin
perjuicio que Rolando Vallejos se encuentra cumpliendo una condena por
otra causa.
e) En cuanto a Yesenia Ortiz Naboyan, cabe decir que no procede la
aplicación de tal medida de expulsión, por cuanto tiene residencia
permanente y además por el rango de la pena a aplicar, según se estableciere
en el considerando 21º de este fallo.
VIGÉSIMO TERCERO: Forma de cumplimiento de los sentenciados
Jhorman Navoyan, RolandoVallejos, Joaquín Mollo y Yesenia Ortiz: Que

96
atendido la entidad de las penas a aplicar a los sentenciados Jhorman
Navoyan Micolta, Rolando Vallejos Hidalgo, Joaquín Rodrigo Mollo Mamani y
Yesenia Ortiz Naboyan no se les concede ninguna de las penas sustitutivas de
la Ley 18.216, debiendo cumplir las penas corporales impuestas real y
efectivamente, sirviéndole de abono el tiempo que han estado privados de
libertad por esta causa, según se establecerá en lo resolutivo de este fallo.
VIGÉSIMO CUARTO: Multa: Que se acogerá la petición de las defensas
de los acusados de rebajar la multa bajo el mínimo legal, atendida las
facultades que entrega el artículo 52 de la Ley 20.000, teniendo en
consideración que están privados de libertad desde el día de los hechos y por
ende, sus facultades económicas han disminuido ostensiblemente, como da
cuenta en el caso de Jhorman Navoyan Micolta lo expuesto en el informe
social incorporado por la defensa, fijándose la multa para los acusados
Jhorman Navoyan Micolta, Rolando Vallejos Hidalgo y Joaquín Rodrigo Mollo
Mamani en diez unidades tributarias mensuales y para las acusadas Yesenia
Ortiz Vallejos, Maribel Vallejos Hidalgo y Senovia Seña Quispe en cinco
unidades tributarias mensuales.
Atendida la pena sustitutiva de expulsión decretada respecto de las
sentenciadas Maribel Vallejos Hidalgo y Senovia Seña Quispe, las multas
impuestas se les tendrá por cumplidas con cargo al tiempo que han estado
privadas de libertad por esta causa, debiendo descontarse 15 días en ambos
casos.
Que se autoriza el pago de la multa en diez parcialidades respecto del
resto de los sentenciados.
VIGÉSIMO QUINTO: Comiso: Que se ordena el comiso de las especies
incautadas, de los automóviles patentes CCWW.69-5 y NW 1634 y del dinero
incautado en esta investigación, según dan cuenta los comprobantes de
depósito incorporados por la Fiscalía.
VIGÉSIMO SEXTO: Costas: Que se exime a los sentenciados del pago de
las costas de la causa, por estar privados de libertad desde el día de estos
hechos y además en el caso de Yesenia Ortiz Naboyan y Jhorman Navoyan
Micolta por estar asistidos por la Defensoría Penal Pública.
De igual modo, no se condena en costas al Ministerio Público por las
absoluciones establecidas en esta audiencia respecto de las acusadas Ortiz,
Vallejos y Seña, por cuanto existían motivos plausibles para sostener la
acusación respecto de ellas en los delitos en los cuales fueron absueltas.
Por estas consideraciones y lo dispuesto en los artículos 1,7, 11 Nº6, 9,
14, 15, 21, 24, 28, 29, 47, 49, 50, 68, 69 y 70 del Código Penal; artículos 1,2, 3,
16, 41, 43, 45, 46 y 52 de la Ley 20.000; artículo 2 y 9 de la Ley 17.798;
artículos 1, 4, 45, 46, 47, 52, 295, 296, 297, 306, 307, 309, 323, 339, 340, 341,

97
342, 343, 344, 346, 347 y 348 del Código Procesal Penal, artículo 600 del
Código Orgánico de Tribunales y Ley 18.216, se declara:
I.- Que se condena al sentenciado Jhorman Navoyan Micolta, ya
individualizado, como:
a) autor del delito de asociación ilícita para el tráfico de drogas,
previsto en el artículo 16 Nº 1 de la Ley 20.000, a la pena de Diez años y un
día de presidio mayor en su grado medio, accesorias de inhabilitación
absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos y la de
inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras dure la condena,
cometido entre los meses de enero a junio de 2016.
b) como autor del delito de tráfico ilícito de drogas, elaboración de
droga y tráfico ilícito de precursores, a la pena única de cinco años de
presidio menor en su grado máximo, multa de diez unidades tributarias
mensuales y, accesorias de inhabilitación absoluta perpetua para derechos
políticos y la de inhabilitación absoluta para cargos y oficios públicos
mientras dure la condena, cometidos entre los meses de enero a junio del
2016.
II.- Que se condena al sentenciado Rolando Vallejos Hidalgo, ya
individualizado como:
a) autor del delito de asociación ilícita para el tráfico de drogas,
previsto en el Nº 1 de la Ley 20.000, a la pena de Diez años y un día de
presidio mayor en su grado medio, accesorias de inhabilitación absoluta
perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos y la de
inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras dure la condena,
cometido entre los meses de enero a junio de 2016.
b) como autor del delito de tráfico ilícito de drogas, elaboración de
droga y tráfico ilícito de precursores, a la pena única de Ocho años de
presidio mayor en su grado mínimo, multa de diez unidades tributarias
mensuales y, accesorias de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y
oficios públicos y derechos políticos y la de inhabilitación absoluta para
profesiones titulares mientras dure la condena, cometidos entre los meses de
enero a junio del 2016.
III.- Que se condena al sentenciado Joaquín Rodrigo Mollo
Mamani, ya individualizado como:
a) autor del delito de asociación ilícita para el tráfico de drogas,
previsto en el artículo 16 Nº 2 de la Ley 20.000, a la pena de Siete años de
presidio mayor en su grado mínimo, accesorias de inhabilitación absoluta
perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos y la de
inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras dure la condena,
cometido entre los meses de enero a junio de 2016.

98
b) como autor del delito de tráfico ilícito de drogas, elaboración de
droga y tráfico ilícito de precursores, a la pena única de Ocho años de
presidio mayor en su grado mínimo, multa de diez unidades tributarias
mensuales y, accesorias de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y
oficios públicos y derechos políticos y la de inhabilitación absoluta para
profesiones titulares mientras dure la condena, cometidos entre los meses de
enero a junio del 2016.
IV.- Que se condena a la sentenciada Yesenia Ortiz Naboyan como
autora del delito de tráfico ilícito de drogas a la pena de Cinco años y un día
de presidio mayor en su grado mínimo y multa de cinco unidades
tributarias mensuales; accesorias de inhabilitación absoluta perpetua para
cargos y oficios públicos y derechos políticos y la de inhabilitación absoluta
para profesiones titulares mientras dure la condena, cometido el 05 de junio
del 2016.
V.- Que se condena a la sentenciada Maribel Vallejos Hidalgo, ya
individualizada, como autora del delito de delito de tráfico ilícito de drogas a
la pena de Cinco años de presidio menor en su grado máximo, multa de
cinco unidades tributarias mensuales y, accesorias de inhabilitación absoluta
perpetua para derechos políticos y la de inhabilitación absoluta para cargos y
oficios públicos mientras dure la condena, cometido el 04 de junio del 2016.
VI.- Que se condena a la sentenciada Senovia Seña Quispe, ya
individualizada, como autora del delito de delito de tráfico ilícito de drogas a
la pena de Cinco años de presidio menor en su grado máximo, multa de
cinco unidades tributarias mensuales y, accesorias de inhabilitación absoluta
perpetua para derechos políticos y la de inhabilitación absoluta para cargos y
oficios públicos mientras dure la condena, cometido el 04 de junio del 2016.
VII.- Que se absuelve a las sentenciadas Yesenia Ortiz Naboyan,
Maribel Vallejos Hidalgo y Senovia Seña Quispe, ya individualizadas, de ser
autoras del delito de asociación ilícita para el tráfico de drogas, que habría
ocurrido entre los meses de enero a junio de 2016.
VIII.- Que se absuelve a la sentenciada Yesenia Ortiz Naboyan, ya
individualizada, de ser autora de los delitos de elaboración de droga y tráfico
ilícito de precursores que habría ocurrido entre los meses de enero a junio de
2016.
IX.- Que se absuelve a la sentenciada Yesenia Ortiz Naboyan, ya
individualizada, de ser autora del delito de porte ilegal de arma de fuego, que
habría ocurrido el 05 de junio de 2016.
X.- Que atendida la pena sustitutiva de expulsión decretada respecto
de las sentenciadas Maribel Vallejos Hidalgo y Senovia Seña Quispe, las
multas impuestas se les tendrá por cumplidas con cargo al tiempo que han

99
estado privadas de libertad por esta causa, esto es, desde el 04 de junio del
2016 a la fecha, (650 días), debiendo descontarse 15 días de dicho abono
para dicho pago, en ambos casos.
Que se autoriza a los sentenciados Rolando Vallejos, Jhorman
Navoyan, Joaquin Mollo y Yesenia Ortiz, a pagar las multas impuestas en diez
parcialidades. Si los sentenciados no pagaren la multa impuesta, para su
conversión, se estará a lo previsto en el artículo 49 del Código Penal, si
resultare más favorable para los acusados, según lo determine en la
oportunidad correspondiente el respectivo juez de ejecución de la sentencia.
XI.- Que atendido la extensión de las penas corporales impuestas a
los sentenciados Jhorman Naboyan Micolta, Rolando Vallejos Hidalgo,
Joaquín Rodrigo Mollo Mamani y Yesenia Ortiz Naboyan no se les sustituye
las penas impuestas por alguna de las establecidas en la ley 18.216, debiendo
cumplirlas real y efectivamente, sirviéndoles de abono el tiempo que han
estado privado de libertad con motivo de esta causa, según certificado del
Jefe de Unidad de Causa de este Tribunal, a saber:
a) respecto de Jhorman Navoyan Micolta desde el 06 de junio de 2016 a la
fecha de esta sentencia, (648 días), debiendo cumplir las penas corporales
impuestas en esta sentencia, una en pos de la otra, comenzando por la de
mayor gravedad.
b) respecto de Rolando Vallejos Hidalgo, desde el 04 de junio del 2016 al 27
de abril de 2017, (327 días), fecha en que empezó a cumplir la condena
impuesta en la causa RIT 4435-2016 RUC 1600437674-2 del Juzgado de
Garantía de Iquique, la que termina de cumplir el 24 de abril de 2020;
debiendo cumplir a continuación de dicha condena, las penas corporales
impuestas en esta sentencia, una en pos de la otra, comenzando por la de
mayor gravedad.
c)respecto de Joaquín Rodrigo Mollo Mamani desde el 04 de junio de 2016 a
la fecha de esta sentencia, (650 días), debiendo cumplir las penas corporales
impuestas en esta sentencia, una en pos de la otra, comenzando por la de
mayor gravedad.
d)respecto de Yesenia Ortiz Naboyan desde el 06 de junio de 2016 a la fecha
de esta sentencia, (648 días).
XII.- Que reuniéndose los requisitos del artículo 34 de la Ley 18.216, se
sustituye la pena privativa de libertad impuesta a las sentenciadas Maribel
Vallejos Hidalgo y Senovia Seña Quispe, por la de expulsión del territorio
nacional y prohibición de ingresar al país por un plazo de diez años, la que
se ejecutará en el plazo de 60 días, a contar que la presente sentencia quede
firme o ejecutoriada, ordenándose la internación de las condenadas hasta el
efectivo cumplimiento de la misma.

100
XIII.- Se decreta el comiso de las especies y dinero incautado en este
procedimiento, conforme lo resuelto en el motivo 25 de esta sentencia. En
relación al destino de esas especies, deberá procederse de conformidad a lo
dispuesto en el artículo 46 de la Ley 20.000.
XIV.- Que no se condena en costas a los sentenciados, ni al Ministerio
Publico, de acuerdo a lo razonado en el considerando 26 de este fallo.
XV.- Dese cumplimiento a lo dispuesto en el artículo 17 de la Ley 19.970,
para lo cual se tomará a los condenados Yesenia Ortiz Naboyan, Jhorman
Navoyan Micolta, Rolando Vallejos Hidalgo, Joaquín Rodrigo Mollo Mamani,
Senovia Seña Quispe y Maribel Vallejos Hidalgo, las muestras biológicas
necesarias para determinar su huella genética e incluirla en el registro de
condenados.
Ejecutoriada que sea la presente sentencia, remítanse los antecedentes
al 7º Juzgado de Garantía de Santiago para su cumplimiento.
Devuélvase la prueba acompañada por los intervinientes, en su
oportunidad.
Redactada por la magistrado doña Celia Catalán Romero.
RUC N°1600462665-K
RIT N°625-2017

Pronunciada por los Jueces Titulares de este Cuarto Tribunal Oral en lo


Penal de Santiago, señora Geni Morales Espinoza, señora Laura Assef
Monsalve y señora Celia Catalán Romero.

101