Está en la página 1de 5

Actitud emprendedora.

Mónica Mamani Cereceda

EMPRENDIMIENTO Y PYMES

Instituto IACC

08 de abril de 2018
INSTRUCCIONES:

En los contenidos de la semana se señaló que la “actitud emprendedora” es un factor relevante

para enfrentar cualquier reto y, por lo mismo, debiese estar presente en nuestra forma de vivir y

actuar, pues adoptando esta manera de enfrentar la vida las dificultades pueden superarse más

rápido o hacerlas más amigables y las metas se cumplen más fácilmente. A partir de lo anterior,

de lo analizado en los contenidos y de su propia investigación en fuentes online, responda con

fundamentos a lo siguiente:

1. ¿Cómo puede desarrollarse la actitud emprendedora?

2. Describa dos ejemplos de situaciones reales donde el haber aplicado una actitud emprendedora

hizo la diferencia en el resultado y explique cuáles son las características que ha identificado en

la persona que ha tenido esa actitud (puede responder teniendo de referencia su propia

experiencia o lo que haya observado en los protagonistas de los ejemplos expuestos).

Desarrollo:

1. ¿Cómo puede desarrollarse la actitud emprendedora?

A la hora de montar un nuevo negocio tener una actitud emprendedora es básico para luchar y

conseguir tus sueños. Es una actitud que implica desear cambiar las cosas, ser una persona

observadora, luchadora y ante todo positiva. Un emprendedor no se queja, busca soluciones y

formas de mejorar. Una persona con ganas de emprender tiene una voluntad fuerte por construir

un proyecto propio personal.

Ser emprendedor no es sólo tener dinero para poder invertir en una idea de negocio. Está claro

que todo empieza por una idea que requiere inversión para poder materializarse. Para poder

empezar lo antes posible con tu proyecto personal debes ser organizado y muy racional para

elaborar un plan de negocios completo.


Una persona emprendedora debe saber hacer frente a las dificultades y obstáculos que se

presenten en el camino. Hay que saber seguir adelante y no perder la motivación ni el rumbo.

Para tener una buena actitud emprendedora es importante confiar en ti mismo, en tus

posibilidades y recursos.

Una buena forma de potenciar la actitud positiva de cara a emprender un negocio es centrarse en

pensamientos de ánimo y llenos de fuerza. Olvídate de sentimientos negativos, piensa en lo

buena que es tu idea de negocio y en tus capacidades para superar y conseguir todo lo que te

propongas.

Un buen emprendedor debe ser capaz de buscar nuevas oportunidades de negocio por si la idea

inicial no cuaja o tiene que diversificarse para que el negocio siga funcionando y creciendo.

2. Describa dos ejemplos de situaciones reales donde el haber aplicado una actitud

emprendedora hizo la diferencia en el resultado y explique cuáles son las características

que ha identificado en la persona que ha tenido esa actitud (puede responder teniendo de

referencia su propia experiencia o lo que haya observado en los protagonistas de los

ejemplos expuestos).

Ser madre es una gran responsabilidad, y no es una tarea sencilla. Para aquellos que

menosprecien su labor, una madre requiere de ganas, de aptitud para trabajar bajo presión y de

creatividad para hacer las cosas bien; todas estas cualidades que un líder debe tener. Ya sea que

trabajemos o no, todas somos modelos de mamás emprendedoras.

Ejemplo actitud emprendedora de las madres

Trabajar bajo presión. Los requerimientos de los hijos, sin importar la edad que tengan, son un

constante trabajo a presión por satisfacer. Que el hijo adolescente no se levante para ir al colegio,
que el otro más pequeño necesite ayuda para bañarse y, a la vez, tener que preparar el desayuno,

es un ejemplo de las situaciones que las madres tienen que vivir día a día.

Habilidad para negociar. Una de las labores más difíciles que tiene toda madre es negociar con

sus hijos. Esto, porque involucra dos factores: lograr que hagan lo que se pide, y que lo hagan

con buena gana. Las madres, de algún modo u otro, siempre triunfan con éxito en este papel.

Habilidad de resolución. El éxito de una empresa radica en la habilidad de sus autoridades por

satisfacer las demandas que se requiera. Pero en ocasiones, esto no resulta viable, y la empresa

tiene que dejarlas pasar. Una madre, por otro lado, hace todo lo posible por satisfacer las

necesidades más importantes de sus hijos, aún teniendo recursos limitados. Para ellas no existe

un “no se puede”, y con creatividad y destreza logran con éxito cualquier propósito con sus hijos.
Bibliografía

- Anzola, S. (2003). La actitud emprendedora. México: Editorial McGraw-Hill.

- Carril, J. (2014). Las 3 claves de la actitud emprendedora. Blog Execoach. España.

- De la Parra, E. y Madero, M. (2005). Actitudes para triunfar. México: Panorama.

- Flores, F. (2005). El espíritu emprendedor. www.fernandoflores.cl. Chile.

- Instituto Superior para el Desarrollo de Internet (ISDI). (2012). Documental emprendedores.


Capítulo 9. España.

- Jobs, S. (2005). Discurso en ceremonia de graduación en la Universidad de Stanford.


Recuperado de:
http://www.soyentrepreneur.com/25052-10-frases-de-grandes-emprendedores.html

- Lamenteesmaravillosa.com. Disponible en: http://lamenteesmaravillosa.com/claves-parar-


inspirarel-espiritu-emprendedor-en-jovenes-y-ninos

- Rodríguez, E. (2013). Claves parar inspirar el espíritu emprendedor. Recuperado de:


http://lamenteesmaravillosa.com/

- Sande, J. (2010). Manual de empresa e iniciativa emprendedora. España.

- Williams, P. y Denney, J. (2004). How to Be Like Walt: Capturing the Disney Magic Every
Day of Your Life. Florida: Health Communications, Inc.

- IACC (2014). Actitud emprendedora. Emprendimiento y Pymes. Semana 1.