Está en la página 1de 10

1.

Derecho a Vivir en un AMBIENTE SALUDABLE


El espacio geográfico en donde niñas y niños nacen puede determinar muchos aspectos de su
desarrollo1. Nacer en una ciudad en donde existen servicios e infraestructura, es distinto a nacer en
una comunidad apartada de difícil acceso, incluso dentro de las ciudades existen diferencias
dependiendo de las zonas en donde se viva, barrios céntricos vs. asentamientos urbanos ilegales.
Cientos de millones de niña y niños viven en ambientes físicos incapaces de favorecer su salud (OMS,
2003). Su pleno desarrollo y su bienestar En el mundo se calcula que el 24% de la carga de morbilidad
mundial y el 23% de todos los fallecimientos pueden estar relacionados con factores ambientales.
Se estima que el número de años de vida sana perdidos por habitante debido a factores de riesgo
ambientales es aproximadamente cinco veces mayor entre niñas y niños de 0 a 5 años que en la
población en general. Entre las enfermedades con la mayor carga absoluta atribuible a factores
ambientales modificables se encuentran: la diarrea, las infecciones de las vías respiratorias
inferiores, lesiones accidentales y el paludismo. La carga de morbilidad por diarrea está asociada en
aproximadamente un 94% a factores de riesgo ambientales tales como el consumo de agua no
potable y el saneamiento y la higiene insuficientes.2. Cada año mueren más de cinco millones de
niñas y niños de entre 0 y 14 años de edad resultado de enfermedades provocadas por las
condiciones del medio en el que viven y juegan.
La Convención sobre los Derechos del Niño (CDN) establece el derecho de niñas y niños sin excepción
a la vida, a la supervivencia y al desarrollo (artículo 6), así como también el derecho a un nivel de
vida adecuado (artículo 27). La realización de estos derechos depende de la existencia de
condiciones físicas favorables (ambientes saludables). Por ejemplo: el derecho al juego se ve
afectado sino existen lugares seguros para jugar, el derecho a la salud no se puede garantizar en un
entorno en donde el agua, el aire y el medio ambiente en general se encuentran contaminados.
En este sentido la Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que niñas y niños tienen
derecho a crecer en un ambiente saludable, esto es, vivir, estudiar y jugar en lugares sanos3. Sin
embargo, las condiciones desfavorables y peligrosas de vida son la violación más común de los
derechos de niñas y niños. La situación material en que se encuentran las familias, por ser capaz de
perjudicar la salud, el bienestar y las oportunidades de aprendizaje, constituye una de las
manifestaciones más preocupantes de la pobreza.
1.1. ¿Qué es un ambiente saludable?
Los ambientes saludables son aquellos que apoyan la salud y el bienestar de todas las personas, les
brindan protección contra las enfermedades y les ofrecen oportunidades de aprendizaje y
desarrollo. En el caso de los niños y las niñas, estos entornos comprenden las viviendas, las
comunidades, los espacios educativos, hogares infantiles y lugares de esparcimiento.
Los aspectos que hacen que el ambiente sea saludable son:
 Infraestructura adecuada y segura
 Disponibilidad y calidad de agua
 Higiene y saneamiento.

1 Bronfenbrenner (1999)1 explica en su modelo de desarrollo, como las dimensiones físicas del ambiente impactan en niñas y niños. Comenzando desde el
entorno más cercano al niño (el “microsistema”) y se extiende luego a las esferas más amplias; la escuela y el vecindario, cruzando además las prácticas
sociales y las convicciones dictadas por la cultura local. Las características físicas de los espacios igualmente determinantes son determinantes, por ejemplo:
la estrechez de los espacios hogareños, por ejemplo, puede frustrar las actividades de los niños y dar como resultado la aplicación de una disciplina más
restrictiva.
2 Prüss-Üstün, Annette. Ambientes saludables y prevención de enfermedades: hacia una estimación de la carga de morbilidad atribuible al medio

ambiente: resumen de orientación / A. Prüss-Üstün, C. Corvalán.


3 http://www.who.int/features/2003/04/es/
 Desagüe y la eliminación de residuos
 Calidad del aire (incluida la contaminación en interiores).
 Estrategias para el control de vectores.
 Manejo adecuado de materiales peligros de origen químico (por ejemplo el plomo o la
utilización peligrosa de plaguicidas).4
En este sentido los espacios en donde niños y niñas permanecen gran parte del tiempo deben ser
entornos construidos en terrenos y con materiales adecuados, con acceso a agua de buena calidad.
También deben tener acceso a un sistema de saneamiento básico, es decir disposición de excretas,
aguas residuales y residuos sólidos.
CASA: seguridad y adecuación de las instalaciones de suministro de agua, saneamiento y
preparación de los alimentos; buena higiene doméstica; seguridad de la cocina y el
combustible doméstico; uso y almacenamiento correctos de sustancias químicas; seguridad
del terreno, la estructura y el mobiliario de la vivienda.
ESCUELA: disponibilidad y calidad del agua corriente; servicios sanitarios culturalmente
adecuados y separadas para niños y niñas; buena calidad de los edificios; protección contra
la violencia, el ruido, el tráfico y las actividades industriales; seguridad de las áreas de recreo.
COMUNIDAD: calidad del aire y el agua; espacios públicos sin humo; calidad de los desagües
y la gestión de aguas residuales; manejo de residuos; seguridad del entorno y de las zonas
de recreo.
- Es fundamental promover su limpieza y mantenimiento.
- El manejo de las aguas sucias y excretas debe hacerse a través de mecanismos acorde con
las condiciones locales como letrinas, sistemas sépticos o alcantarillados con el fin de evitar
la contaminación, evitar la presencia de plagas como moscas, zancudos, ratones o
cucarachas y evitar las enfermedades.
Se requiere de un conjunto de estrategias individuales y colectivas que van desde desarrollar
relaciones familiares y sociales saludables, hasta contar con terrenos adecuados, materiales de
calidad, acceso a servicios públicos -en especial agua, alcantarillado- y servicios de salud adecuados.
Existe un amplio abanico de soluciones contra las amenazas ambientales para la salud de los niños
(en la fotogalería pueden verse algunos ejemplos). La mayoría de esas intervenciones se centran en
el terreno de las políticas, la educación, la sensibilización, el desarrollo de tecnologías y los cambios
de comportamiento.5
1.2. Prácticas que pueden provocar enfermedades
Un ambiente saludable se logra por medio de prácticas correctas de higiene y condiciones
adecuadas de agua y saneamiento; cuando éstas no se cumplen, pueden aparecer enfermedades
gastrointestinales que no solamente afectan la vida diaria de las personas, sino que, en promedio,
provocan la muerte de 6 mil niños y niñas al día pertenecientes a países en desarrollo; además,
existe una correlación entre el aumento de las condiciones de acceso al agua segura y la disminución
de enfermedades.6
En la vida diaria, es común que existan prácticas poco adecuadas de higiene que pueden llevar a
afectar la salud, por ejemplo: beber agua directa de la fuente (ríos, pozos, tambos de

4 http://www.who.int/world-health-day/previous/2003/files/WHD2003FinRep_Span.pdf?ua=1
5
http://www.who.int/features/2003/04/es/
6 Diciembre 2016, Numeragua México, pp. 7, pp. 73, http://201.116.60.25/publicaciones/Numeragua_2016.pdf
almacenamiento, etc.), pobre higiene personal (no lavarse las manos, no bañarse, etc.), manejo
inapropiado de alimentos (consumirlos sin lavar, cocinar sin higiene, etc.).
2. El AGUA es Sorprendente
El agua está presente en todo el planeta y es indispensable para la vida. Es una sustancia inodora,
incolora e insípida compuesta por moléculas que contienen dos átomos de hidrógeno y uno de
oxígeno, estas moléculas se unen en forma de cadenas, lo que permite que el agua exista en forma
líquida.
La conocemos en tres estados físicos: líquido, sólido y gaseoso. Dichos estados dependen de la
fuerza de cohesión de las moléculas: en estado gaseoso éstas se encuentran separadas, en estado
líquido se encuentran unidas pero en movimiento y en estado sólido la unión entre las moléculas es
firme.
2.1. ¿De dónde viene el agua?
El agua no aparece y desaparece, sino que se encuentra en un ciclo constante de renovación que
conocemos como el ciclo del agua. Ésta no se origina en un lugar específico, sino que está presente
en el ambiente en todo momento en cualquiera de sus tres estados físicos.

Fig.1 Diagrama del ciclo del agua

2.2. El agua es un DERECHO de todas y todos


En nuestro país, el artículo 4˚ de la Constitución que nos rige reconoce que toda persona tiene
derecho al acceso, la disposición y el saneamiento de agua para consumo personal y doméstico en
forma suficiente, aceptable y asequible y de calidad.7 El Estado tiene la responsabilidad de proveer
acceso al agua a todas las personas sin discriminación alguna, protegiendo el derecho a la misma.
Este derecho implica que todas las personas tendrán también la responsabilidad de cuidarla.

7
2017. Agua en México: Un prontuario para la toma de decisiones. Fondo para la Comunicación y la
Educación Ambiental, A. C. https://agua.org.mx/biblioteca/agua-en-mexico-prontuario-la-correcta-toma-
decisiones/
2.3. Contaminación del agua
El agua, como un recurso básico para la vida, se encuentra en permanente riesgo de contaminación.
Las fuentes de agua (ríos, lagos, pozos, etc.) están expuestas a la descarga de aguas residuales de
uso doméstico e industrial no tratadas adecuadamente, lo que pone en riesgo la salud de las
personas que la consumen.
El agua contaminada contiene sedimentos y microorganismos que no se perciben a simple vista y
pueden provocar enfermedades diarréicas como el cólera, parasitosis, salmonelosis, entre otras.
Para evitar estas enfermedades, las prácticas de higiene personal y durante el manejo e ingesta de
alimentos deben ser adecuadas, por ejemplo:
 Lavarse las manos antes y después de ir al baño, antes de manejar alimentos o comer y
antes y después del manejo de la higiene personal durante la menstruación.
 Purificar el agua cruda (es decir, la que viene directamente de la fuente) por medio del
método disponible (clorarla, hervirla, filtrarla, etc.)
 Lavar las frutas y verduras antes de consumirlos o cocinarlos, etc.
2.4. Hagamos que el agua sea SEGURA
Existen varios métodos para desinfectar el agua cruda y lograr que sea segura, los más comunes
son:
 Cloración o aplicación de plata coloidal: Se desinfecta el agua utilizando una gota de cloro
o plata coloidal por cada litro.
 Hervirla: El agua se hierve por 4 minutos.
 Energía solar: Se coloca el agua en botellas de PET y se expone a la luz directa del sol durante
mínimo 6 horas.
Estos métodos provocan que los microorganismos que provocan enfermedades no puedan dañar a
quien la consume. Es importante tomar en cuenta que los recipientes utilizados para la desinfección,
almacenamiento y consumo de agua deben estar limpios y conservarse cubiertos cuando no estén
en uso para evitar la contaminación posterior al proceso de desinfección. También, el agua cruda
que se utilice debe ser filtrada en caso de estar turbia o contener sedimentos como tierra o arena.
3. La HIGIENE salva vidas
3.1. ¿Por qué la HIGIENE es tan importante?
Tomar las medidas de higiene adecuadas permite lograr y mantener la salud personal. La falta de
medidas de higiene corporal puede causar enfermedades como la micosis (hongos), escabiasis o
sarna, permitir infestaciones parasitarias como los piojos y provocar enfermedades causadas por
infecciones bacterianas o por virus en diferentes áreas del cuerpo.
Entre las enfermedades más comunes provocadas por falta de higiene se encuentran las diarréicas,
que son provocadas por bacterias o virus esparcidos por nuestras manos sucias en objetos y
alimentos, insectos como las moscas en comida expuesta al aire libre o agua contaminada por heces
fecales.
3.2. Barreras contra la diarrea
Generalmente la diarrea se presenta por la ingestión de alimentos o agua potable contaminada
por excretas. Bebés lactantes pueden presentar diarrea cuando son alimentados por alguien con
las manos sucias o por haberse llevado objetos sucios a la boca, aunque también los cambios en la
alimentación la provocan. El siguiente diagrama muestra las formas más comunes de transmisión
de los gérmenes de la diarrea: a través de los dedos y uñas, insectos, campos de cultivo expuestos
a aguas negras o excrementos, líquidos o alimentos. La diarrea, en la mayoría de los casos, se
puede prevenir mediante prácticas adecuadas de higiene.

Fig.2 Esquema sobre la transmisión y control de enfermedades diarreicas

3.3. Herramientas para el LAVADO DE MANOS


El lavado de manos se refiere a la aplicación de una sustancia detergente, ya sea en forma de barra
o gel, sobre la piel húmeda de las manos y que junto a la fricción de las mismas por el tiempo de un
minuto provoca—desde 20 segundos—luego de su enjuague, la remoción mecánica (arrastre) de
componentes orgánicos y microorganismos de la superficie de la piel.
El gel o barra de jabón simple, sólo por el arrastre, disminuyen la carga bacteriana de las manos. El
jabón y el agua emulsifican los aceites y desintegran las partículas de suciedad para eliminarlas, ya
que con sólo agua no se logra el barrido de estas partículas y gérmenes. Lavarse las manos con agua
y jabón previene enfermedades como la diarrea y la neumonía, que causan la muerte de más de 3,5
millones de niñas y niños menores de 5 años en el mundo cada año.
El lavado de manos con jabón es una acción clave para cuidar la salud. Los resultados de
investigaciones realizadas en varios países en desarrollo muestran que la falta de jabón no suele ser
una barrera ya que cuentan con jabón en el hogar, sin embargo, este raramente se usa para lavarse
las manos, por lo que el problema recae en los hábitos de higiene y no en el acceso a los productos.
Los momentos críticos para el lavado de manos son:
• Antes de preparar alimentos.
• Antes de consumir alimentos.
• Después de manipular dinero.
• Después de usar el servicio higiénico.
• Después de toser o estornudar, cuando se ha tapado la boca con ellas.
• Después de cambiar pañales.
• Después de tocar a las mascotas o animales.
• Cuando las manos visiblemente se vean sucias o contaminadas.
Procedimiento para el lavado de manos con agua y jabón:
1. Mojar las manos con agua corriente.
2. Aplicar jabón líquido o en barra en las palmas.
3. Frotar las manos palma con palma.
4. Frotar la palma derecha con dorso izquierdo y entrecruce los dedos. Luego palma
izquierda con dorso derecho y entrecruce los dedos.
5. Frotar las manos palma con palma con los dedos entrecruzados.
6. Frotar las yemas de los dedos de la mano con las yemas de la mano opuesta.
7. Frotar el pulgar dentro de la palma de la mano opuesta con movimientos rotatorios y
viceversa.
8. Frotar de manera rotatoria la palma de la mano con la yema de la mano opuesta y
viceversa.
9. Enjuagar las manos con suficiente agua.
10. Secar las manos con una toalla desechable, paño limpio o al aire.
Gel Antibacterial
Se cuentan con muchos estudios donde el alcohol evidencia un efecto preventivo en la transferencia
de gérmenes asociados a infecciones. Las soluciones de alcohol (gel antibacterial) a concentraciones
entre 60-95% son más efectivas (es importante leer las etiquetas para conocer el % de
concentración) ya que concentraciones superiores han demostrado ser menos potentes.
El efecto germicida (eliminación de gérmenes) del alcohol es inmediato cuando se aplica en la piel,
pero el uso frecuente de lociones basadas en alcohol desencadena sequedad en la piel, la que puede
ser evitada con el uso de fórmulas que contengan glicerol.
3.4. El papel HIGIENICO
En la antigüedad, muchísimo tiempo antes de la creación del papel higiénico, las personas buscaron
mantenerse limpias de varias maneras:
• Los romanos tenían, tanto en los baños públicos como privados, esponjas naturales que
lavaban después de cada uso.
• En Egipto y otros países del medio oriente, se han encontrado viejísimos trozos de tela
que se piensa se utilizaban para mantener la higiene durante los largos viajes en
caravanas a través del desierto y barcos que cruzaban el mar.
• Se piensa que en China se utilizaba un papel delgado para el mismo propósito.
• Una leyenda urbana cuenta que la Reina Isabel I de Inglaterra utilizaba, para mantenerse
limpia, las hojas de libros que colgaba dentro del baño.
El papel higiénico es un invento de Joseph Gayetty, quien en 1857 logró confeccionar unas hojas de
papel que se vendían por caja; sin embargo, su uso no fue muy popular porque el tema de la higiene
personal en el baño era un tabú y se consideraba de mala educación hablar de ello. Walter Alcock,
en 1879, reinventó el papel higiénico y lo convirtió en lo que hoy conocemos manteniendo las hojas
unidas y enrollándolo a un cilindro de cartón. Poco a poco el uso del papel higiénico fue aceptado
en el uso doméstico.8

8
Septiembre 2017, Fernández-Veraud, Luis. El origen del papel higiénico. Algarabía. Disponible en:
http://algarabia.com/curiosidades/el-origen-del-papel-higienico/
En la actualidad, el uso del papel higiénico es indispensable en el baño, ya que ayuda a mantener
una higiene adecuada al limpiar los residuos de excretas, sin embargo, es importante hacer un uso
adecuado del mismo, poniendo atención en las siguientes recomendaciones:
• Utilizar la cantidad adecuada: 4 cuadritos de papel son suficientes, usar más puede
provocar que el sanitario no funcione correctamente.
• Tirar el papel en donde se indique: En algunos sanitarios el papel puede tirarse dentro
de la taza, en otros no, en ese caso debe tirarse en un bote de basura.
3.5. Salvando vidas con SUERO
Cuando las enfermedades diarréicas no se han podido prevenir, se pueden presentar los siguientes
síntomas:
• Diarrea
• Vómito
• Dolor de vientre y de cabeza
• Fiebre
La diarrea y el vómito provocan que el cuerpo se deshidrate, lo que puede llegar a ser muy grave e,
incluso, provocar la muerte si no se trata a tiempo. A veces, la deshidratación es muy rápida y la
ingesta de agua no es suficiente para lograr reestablecer el equilibrio hídrico del cuerpo; si ese es el
caso, debe administrarse suero.

El suero es una mezcla de sustancias que, mezcladas con el agua, ayudan a la reposición de líquidos
y electrolitos de manera muy rápida. Normalmente se puede encontrar en sobres en los centros de
salud y hospitales, pero si no está disponible también se puede preparar en casa.

Receta para preparar suero en casa


Ingredientes
• 1 litro de agua segura (hervida, clorada o embotellada)
• ½ cucharada de sal
• ½ cucharada de bicarbonato de sodio
• 2 cucharadas grandes de azúcar
• 1 taza de jugo de limón
Instrucciones
1. Colocar el agua en una botella o jarra de 1.5 o 2 litros.
2. Añadir el jugo de limón.
3. Incluir la sal, el bicarbonato de sodio, y el azúcar.
4. Mezclar bien.
Indicaciones
• Es importante que el agua que se use sea segura para evitar empeorar la enfermedad.
• La sal y el bicarbonato de sodio ayudan a que el cuerpo recupere los minerales perdidos.
• El limón aporta vitaminas y sabor a la preparación.
• El azúcar mejora el sabor y la recepción del suero. También puede utilizarse miel de
abeja pura.
• Administrar a la persona enferma a cucharadas según responda su cuerpo.
3.6. Cocina limpia y manejo adecuado de los alimentos
Para mantener una higiene adecuada y prevenir enfermedades es indispensable que la cocina que
usamos esté limpia. La cocina es el lugar donde almacenamos y preparamos los alimentos, también
muchas veces también es el lugar donde los consumimos.
Para mantener la cocina limpia y que nuestros alimentos sean seguros, deben seguirse las siguientes
recomendaciones9:

- El lugar o ambiente donde se preparan los alimentos debe ser ventilados y con iluminación
adecuada.
- El espacio debe ser seguro y organizado, por lo que se deben mantener los materiales de
limpieza, como detergentes y desinfectantes, bien guardados y alejados del lugar donde se
manipulan y prepararán alimentos.
- El lugar debe estar libre de animales (moscas, roedores, animales domésticos, etc.).
- Es indispensable mantener la limpieza diaria con agua y jabón del fregadero, las mesas,
llaves de grifos, superficies de trabajo, así como de los pisos y las paredes.
- Eliminación diaria de desperdicios o basura. Ubicación de los desperdicios o basura en
lugares apropiados y en recipientes tapados.
- Limpieza frecuente de los depósitos de almacenamiento y espacios donde se coloca la
basura.
- Es necesario lavar bien los utensilios y cualquier superficie donde se preparen alimentos,
antes y después de su manipulación.
- Es importante que al consumir alimentos procesados y envasados se tenga en cuenta que
las bolsas plásticas no estén rotas o que los envases no presenten abolladuras, no estén
abombados u oxidados.
- Consumir alimentos bien cocidos, sobre todo el pescado y las carnes rojas y blancas, ya que
las carnes crudas pueden ser una vía fácil para contraer enfermedades alimentarias.
Es necesario mantener la higiene de las instalaciones, equipos y materiales para preparar los
alimentos, para ello se recomienda:
- Lavar los utensilios con agua y jabón cada vez que sean utilizados y guardarlos en sitios
protegidos y seguros de insectos, roedores y polvo.
- Los utensilios que son usados para probar las preparaciones deben ser lavados antes de
usarlos nuevamente.
- Los paños de cocina hay que mantenerlos limpios y darles sólo un uso específico.
- Es necesario consumir los alimentos en el momento de su preparación, en caso contrario es
importante refrigerarlos.
- Entre las medidas de higiene necesarias para la preparación de alimentos, es importante
destacar las relacionadas con el personal que se encarga de la preparación de alimentos.
Entre ellas se recomiendan: mantener las uñas minuciosamente limpias y cortas, no toser o
estornudar sobre los alimentos, ni fumar en el área de la preparación.
4. Mi cuerpo LIMPIO
El cuidado del cuerpo comienza con la higiene, que se refiere al conjunto de las medidas para
prevenir y mantener un buen estado de salud. La práctica de las normas de higiene, con el transcurso

9
Más información en http://www.paho.org/disasters/index.php?option=com_content&view=article&id=552%3Awho-golden-rules-for-
safe-food-preparation&catid=814%3Afood-safety&Itemid=663&lang=es
del tiempo, se hace un hábito. La práctica diaria de normas de aseo personal es básica para lograr
salud individual y colectiva.10
Es común que debido a la falta de acceso a recursos, usos y costumbres o descuido las personas no
tengan hábitos de higiene, sin embargo, los hábitos se pueden formar en cualquier momento de la
vida mediante el conocimiento de la información adecuada y la repetición de las acciones
pertinentes.
4.1 Conozco mi cuerpo: Me baño y cambio (conocerse, baño, cabio de ropa piojos,
uñas
Conocer y cuidar el cuerpo es uno de los aspectos básicos para mantener la salud. La higiene
corporal adecuada debe incluir:
• La revisión de las condiciones del cuerpo para prevenir o tratar a tiempo
enfermedades: uñas (mugre, heridas), cuero cabelludo (piojos, hongos), piel (sarna,
sarpullido), etc.
• Bañarse diariamente, utilizando jabón.
• Secar bien todas las partes del cuerpo luego del baño.
• Cambiar a diario la ropa interior, camisas y otras prendas de vestir que estén en
contacto directo con la piel.
• Lavar la ropa de todo el grupo familiar con jabón.
• Lavar frecuentemente el cabello utilizando champú.
• Mantener las uñas limpias y cortas.
• Secar cuidadosamente los oídos, sin introducir objetos para limpiarlos.
• Acudir, en caso de enfermedad, al establecimiento de salud más cercano.
• Lavar los dientes después de cada comida.
3.6. Partes del cuerpo que necesitan mayor atención. (Niñas / niños)
Un aspecto importante de la higiene corporal es prestar atención especial a las partes del cuerpo
que no entran en contacto con el aire ya que, al permanecer húmedas y expuestas a constante calor,
son campo fértil para el desarrollo de hongos y posibles infecciones.
Los pies y las axilas deben lavarse bien con jabón y agua, y secarse totalmente antes de colocarse
calcetines y zapatos.
Los genitales de los niños deben lavarse también con agua y jabón, poniendo especial cuidado en
retirar la piel del prepucio para limpiar el pene, ya que de otra manera se pueden acumular fluidos.
Las niñas deben lavar solamente la vulva, sin introducir nada a la vagina, ya que los fluidos vaginales
normales se encargan de mantenerla limpia y en equilibrio. Durante la menstruación, es importante
mantener el área genital limpia, utilizar algún artículo para absorber el flujo menstrual (tela, toallas
sanitarias, tampones, etc.) y cambiarlo frecuentemente (cada 4 a 5 horas).
Elabora tu TOALLA SANITARIA
En muchos países en desarrollo, los artículos de higiene menstrual no son fáciles de conseguir. Los
tampones y toallas sanitarias desechables son cómodos pero en varios lugares no son asequibles
para la mayoría, por lo que muchas mujeres han optado por la elaboración casera de toallas
sanitarias reutilizables, lo que representa no solamente un impacto en la ecología de sus
comunidades sino también un importante ahorro económico en el gasto personal y del hogar.

10
2005. Los hábitos de higiene. UNICEF Venezuela. https://www.unicef.org/venezuela/spanish/HIGIENE.pdf
¿Cómo elaborar una toalla sanitaria en casa?
Materiales
• Tela de algodón limpia, puede ser estampada o lisa.
• Tela de toalla, puede ser de una toalla usada, pero debe estar limpia.
• Cartón o papel y lápiz.
• Tijeras.
• Aguja e hilo de cualquier color.
• Velcro o broches de presión.
Instrucciones
1. Usando una toalla sanitaria como guía, o el patrón presentado aquí, dibuja en el cartón un
molde de la toalla sanitaria con alas y uno sin alas.
2. Usando el molde de cartón con alas, corta la tela hasta obtener varios trozos iguales (dos
trozos formarán una toalla).
3. Para armar la cubierta de la toalla sanitaria, une dos trozos de tela juntos, dejando un
pequeño espacio para introducir y retirar la compresa, que será la que absorba el fluido
menstrual.
4. Para armar la compresa, utiliza el molde de cartón sin alas y recorta dos trozos de tela de
algodón y dos trozos de tela de toalla, cose todos juntos dejando la tela de toalla en el
medio.
5. En las alas de la cubierta, cose el velcro o el broche a presión que servirá para que la toalla
no se mueva de la ropa interior mientras se utiliza.
Indicaciones
• Para utilizar la toalla, introduce la compresa en la cubierta por el espacio que quedó
abierto.
• Para lavar la toalla, saca la compresa y remoja ambas partes en agua tibia durante unos
minutos, después lava normalmente con agua y jabón.
• De preferencia, las toallas reutilizables deben dejarse secar al sol y estar perfectamente
secas antes de volver a usarlas.
4.2 Higiene dental
Los dientes son una parte muy importante de nuestro cuerpo y ayudan a la nutrición al cortar y
triturar los alimentos para la adecuada digestión. La falta de cuidado de los dientes afecta la salud
bucal provocando caries, que dejan la puerta abierta para infecciones que pueden llevar a la pérdida
de piezas dentales. Para mantener una adecuada higiene dental, se recomienda:11
• Cepillar correctamente los dientes después de cada comida, al levantarse y antes de
dormir.
• Limpiar los dientes utilizando la técnica del barrido, para lo cual se coloca el cepillo con
las cerdas hacia arriba, se presiona suavemente hasta llevar las cerdas del cepillo hacia
abajo, con lo que se permitirá eliminar los restos de alimentos adheridos a los dientes.
• Usar el hilo dental para remover restos de alimentos que han quedado entre los dientes.
• No excederse en el consumo de golosinas ni hacerlo entre comidas.
• Visitar al dentista periódicamente, se recomienda hacerlo dos o tres veces al año.

11
2005. Los hábitos de higiene. UNICEF Venezuela. https://www.unicef.org/venezuela/spanish/HIGIENE.pdf